Este artículo trata sobre un tema considerado Canon.
Este artículo cubre la versión Canon.  Clic aquí para la versión del artículo de las Leyendas. 

Adi Gallia, una tholothiana sensible a la Fuerza, fue una Maestra Jedi y miembro del Alto Consejo Jedi durante los últimos años de la República Galáctica. Durante las Guerras Clon, Gallia sirvió como General Jedi en el Gran Ejército de la República y luchó en numerosas batallas a lo largo del conflicto.

En el 21 ABY, Gallia rescató a Eeth Koth—un Maestro Jedi que había sido capturado por el general Grievous—con la ayuda de Obi-Wan Kenobi y el Caballero Jedi Anakin Skywalker durante la Batalla de Saleucami. Pasado un tiempo, Gallia y Kenobi fueron enviados a investigar las acciones de los hermanos Sith Darth Maul y Savage Opress, quienes habían estado actuando en los Territorios del Borde Exterior para llamar la atención de los Jedi. La investigación condujo a los dos Jedi a Florrum, donde Maul y Opress estaban intentando sumar a los piratas de Hondo Ohnaka a su causa. La presencia de los Jedi condujo a una breve batalla, en la que Gallia fue asesinada por Opress.

Biografía

Vida temprana

Adi Gallia nació en una familia de diplomáticos de alto rango que estaba establecida en Coruscant.[1] Como sensible a la Fuerza, fue descubierta por la Orden Jedi y se convirtió en Maestra Jedi. Con el paso del tiempo, Gallia obtuvo una posición en el Alto Consejo Jedi,[6] y advirtió a sus compañeros de las actividades sospechosas de la Federación de Comercio en el sistema Naboo.[1] Antes de la Invasión de Naboo, Gallia perdió su primer sable de luz en una misión.[7]

Invasión de Naboo

Gallia y el Consejo observan a Anakin Skywalker para averiguar si es el Elegido.

En el 32 ABY, cuando la Federación de Comercio bloqueó Naboo, el Canciller Supremo Finis Valorum, pidió al Consejo Jedi enviar en secreto al Maestro Jedi Qui-Gon Jinn y a su Padawan Obi-Wan Kenobi a Naboo para descubrir qué tramaba la Federación.[4]

Cuando Jinn escapó de Naboo con la reina Padmé Amidala, acudió ante el Consejo Jedi con noticias desalentadoras; creía que había sido atacado en Tatooine por un Lord Sith. Impactados por esa afirmación, muchos en el Consejo Jedi tuvieron dudas, aunque si Gallia tenía alguna, permaneció en silencio durante todo el debate. Además, Jinn creía que había descubierto al Elegido, personificado en Anakin Skywalker. Gallia estuvo presente cuando el Maestro Jedi Mace Windu examinó al chico con interés, así como cuando el Consejo Jedi decidió que el chico no iba a ser entrenado como Jedi. Jinn abandonó la sala del Consejo Jedi por última vez, viajando a Naboo donde moriría a manos del Lord Sith Darth Maul. Entristecida por la muerte de Jinn, Gallia acompañó a la mayoría del Consejo Jedi a Naboo y estuvo presente en el funeral de su amigo.[4]

Guerras Clon

Batalla de Geonosis

Adi Gallia se enfrentó a los droides de combate de Dooku en la Arena Petranaki.

En el 22 ABY, Gallia estuvo presente en la sesión del Consejo Jedi en la que el Caballero Jedi Obi-Wan Kenobi reportó la existencia de un intento fallido de asesinato contra la senadora Padmé Amidala, la antigua reina de Naboo. Entonces, Gallia y el Consejo Jedi autorizaron a Kenobi a investigar el ataque, lo que le llevó al planeta Kamino, donde descubrió la existencia de un Gran Ejército de la República encargado en secreto por el difunto Maestro Jedi Sifo-Dyas. Cuando se supo que Kenobi, que había estado siguiendo en secreto al cazarrecompensas Jango Fett hasta Geonosis, había sido apresado por la Confederación de Sistemas Independientes, el Consejo Jedi decidió organizar una misión de rescate.[5]

Junto a 200 Jedi más, Gallia formó parte de un equipo de asalto Jedi liderado por Mace Windu. El grupo de Jedi, se dirigió a Geonosis, donde además de a Kenobi la Confederación también había apresado a Anakin Skywalker y Padmé Amidala. Cuando los tres iban a ser ejecutados por el Conde Dooku en la Arena Petranaki, Gallia y los demás Jedi irrumpieron en la arena, encendiendo sus sables de luz. Los Jedi liberaron a los prisioneros y se enfrentaron a un ejército de droides de combate. Gallia y poco más de veinte Jedi supervivientes, quedaron rodeados al cabo de poco.[5]

Sin embargo, el Gran Maestro Jedi Yoda llegó al lugar con varios LAAT y el Gran Ejército de la República, que rescataron a Gallia y a sus compañeros. A continuación, tuvo lugar la Primera Batalla de Geonosis, a la que Gallia sobrevivió, y se inició el conflicto que sería conocido como las Guerras Clon.[5]

Rescate de Eeth Koth

Gallia, Rex y Skywalker se dirigen a rescatar a Eeth Koth.

En algún momento de la guerra, el general Grievous capturó al Maestro Jedi Eeth Koth a bordo de su Destructor Estelar. Orgulloso de la captura de Koth, Grievous envió un mensaje al Consejo Jedi retando a los Jedi a encontrar a su camarada, por lo que Gallia, junto a Anakin Skywalker y Obi-Wan Kenobi se ofreció voluntaria para liderar una misión de rescate. Después de que el comandante clon CC-3636 "Wolffe", que servía bajo el mando de Plo Koon, descubriera una señal oculta en el mensaje de Grievous, Kenobi vio a Koth haciendo señas con las manos, e interpretó que Koth estaba siendo retenido en Saleucami. Gallia se mostró inicialmente confundida sobre la precisión del mensaje, dado que la inteligencia de la República Galáctica no había clasificado a Saleucami como un planeta controlado por Grievous. Tras confirmar la veracidad del mensaje de Koth, los tres Jedi lideraron a las fuerzas de la República Galáctica hasta el planeta, donde entablaron combate con la flota de Grievous. Su objetivo era capturar a Grievous y salvar a Eeth Koth. Mientras Kenobi incitaba a Grievous a abordar su nave sobre Saleucami, Gallia y Skywalker se infiltraron en la nave de Grievous, enfrentándose a un grupo de droides comando. A pesar de los mejores esfuerzos de los droides por detener a los Jedi, Koth fue liberado con éxito por Gallia y Skywalker.[8]

Gallia y Skywalker se defienden de varios droides comando.

Después de la escaramuza, mientras Koth era escoltado para volver a una nave de la República, Kenobi informó de que Grievous había escapado y estaba regresando a su propia nave. Gallia dejó a Koth con Skywalker y se dirigió a emboscar a Grievous para ayudar a Kenobi a capturarlo de una vez por todas. Mientras Kenobi se enfrentaba a Grievous, el General consiguió lanzar a Kenobi a un tubo conectado con el espacio. Kenobi se sujetó para no caer al espacio, y cuando Grievous iba a matarlo, Gallia atacó a Grievous. Finalmente, Grievous huyó en una cápsula de escape mientras Gallia ayudaba a Kenobi, Cody y un soldado clon; y luego cerraba el tubo conectado al espacio. Tras regresar con la flota, Gallia escoltó a Koth hasta una estación médica.[8]

Una nueva amenaza

«En el pasado, sólo la asesina de Dooku había sido capaz de hacer tal cosa, pero ella murió supuestamente durante la Batalla de Sullust.»
―Adi Gallia sobre Asajj Ventress[fuente]

Gallia recibe al Escuadrón Delta, que trajo de vuelta los cadáveres de Halsey y Knox.

Adi Gallia estuvo presente junto a los miembros del Consejo Jedi Plo Koon, Saesee Tiin y Obi-Wan Kenobi en el Templo Jedi cuando el Escuadrón Delta trajo de vuelta los restos del Maestro Jedi Halsey y su Padawan, Knox. Gallia afirmó que en el pasado sólo la asesina de Dooku, Asajj Ventress, había sido capaz de matar a dos Jedi. Entonces, recalcó que Ventress estaba desaparecida desde la Batalla de Sullust, donde supuestamente había muerto.[9]

El Maestro Koon creía que algo o alguien había eludido a los Jedi, y sugirió que podía haber sido un nuevo Lord Sith. Kenobi pensaba de otro modo, y dijo que lo ocurrido no era obra de Jedi ni Sith, sino de un animal temerario e impulsivo.[9]

Batalla de Lola Sayu

Más adelante Gallia asistió al Maestro Plo Koon, junto a Kit Fisto y Saesee Tiin en el rescate del equipo de Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker infiltrado en la Ciudadela de Lola Sayu. En el planeta, Gallia lideró junto a Fisto y Tiin a las tropas de la República Galáctica desde su caza estelar, protegiendo el transporte de Plo Koon mientras se dirigía a un punto de encuentro. Luego, Gallia escoltó con éxito al transporte hasta la flota de la República en cuanto subió a bordo el equipo de Kenobi y Skywalker.[10]

Capturada por Grievous

«¡Gracias por el rescate, maestro Plo!»
―Gallia a Plo Koon[fuente]

Gallia se enfrenta a Grievous a bordo de su nave.

Más tarde, R2-D2 y C-3PO fueron llevados a la nave insignia de Adi Gallia; para ser traídos a Coruscant. Durante el trayecto, todos fueron emboscados por la flota del General Grievous, que destruyó el reactor principal de la nave, pretendiendo que Gallia fuese su próxima víctima. Gallia se batió en duelo con Grievous, pero no fue rival para el General, quien tomó a Gallia como prisionera y destruyó la nave de la Jedi.[11]

Inmediatamente tras salir del hiperespacio cerca de la nave de Grievous, una pequeña flota liderada por Plo Koon atacó a las fuerzas del General. Pronto, las fuerzas de la República Galáctica se pusieron en cabeza. Los pilotos clon subieron a sus cazas estelares y atacaron a la nave de Grievous, golpeando varios puntos de su coraza. Koon consiguió abordar la nave con un equipo de rescate compuesto por soldados clon del Wolfpack del Gran Ejército de la República, y eliminó a las fuerzas de droides de combate separatistas. Mientras Koon y sus hombres se enfrentaban a los droides de combate B1, el comandante clon Wolffe, llevó a otro grupo de clones al puente, donde Gallia estaba cautiva.[11]

Gallia fue rescatada y la nave del general Grievous fue destruida. Durante el rescate, todos ellos encontraron a C-3PO y R2-D2, y los llevaron de vuelta a Coruscant mientras C-3PO hablaba con el Comandante Wolffe de sus aventuras.[11]

Conflictos posteriores

Tras la Batalla de Kiros, el almirante Wullf Yularen confirmó que los colonos del planeta no se encontraban en ningún lugar de Kiros. Gallia estuvo en el Consejo Jedi cuando éste sospechó de actividad Sith en Kiros, y encargó a tres Jedi encontrar a los colonos antes de que tuvieran un amargo destino.[12]

Después de que el Maestro Jedi Obi-Wan Kenobi fingiera su muerte, Gallia participó en un funeral falso en el que el "cuerpo" de Kenobi, descendió a una cámara inferior que fue sellada con un dispositivo láser.[13]

Batalla final

Adi Gallia: «¿Qué hay en el Sector Sertar?»
Obi-Wan Kenobi: «Piratas»
— Gallia pregunta a Kenobi qué hay en el Sector Sertar [fuente]

Gallia, empalada por los cuernos de Savage Opress.

Veinte años antes de la Batalla de Yavin, Gallia se unió a Obi-Wan Kenobi en la búsqueda de los Hermanos de la Noche Savage Opress y Darth Maul - el último de los cuales había sobrevivido al enfrentamiento de hacía una década en el que había matado al amigo de Gallia, Qui-Gon Jinn - tras oír de los asesinatos de Finn Ertay y un Jedi nikto a manos de los hermanos zabrak en un puerto espacial del Borde Exterior. Los dos Jedi irrumpieron en una estación espacial, donde se reunieron con su supervisor, que informó de que dos zabraks con sables de luz rojos habían robado el cargamento de la estación.[2]

Tras saber que los dos Sith se dirigían al sector Sertar, Gallia y Kenobi viajaron hasta allí y descubrieron que Maul y Opress se habían aliado con varios piratas disidentes. Kenobi contactó con el líder de los piratas, Hondo Ohnaka, y le advirtió de que varios de sus hombres se habían aliado con Maul. Al aterrizar en el planeta Florrum, Gallia y Obi-Wan presenciaron una batalla entre las fuerzas de Ohnaka y las de Maul. Antes de que pudieran intervenir, aparecieron los dos hermanos Sith, y Gallia se enfrentó a Opress mientras Kenobi se encargaba de Maul. Gallia pudo plantar cara a Opress hasta que le dio una patada que no afectó en absoluto a Savage. Pillada con la guardia baja, Opress empujó con la Fuerza a Gallia contra una pared y la empaló con los cuernos de su cabeza. Cuando Gallia cayó al suelo, Opress la remató atravesándola con su sable láser mientras Kenobi presenciaba lo ocurrido horrorizado. Obi-Wan atacó rápidamente a Opress, furioso por la muerte de Gallia, pero fue detenido por Maul. Forzado a retirarse, Kenobi consiguió coger el sable de luz de Gallia antes de marcharse. Más tarde, Obi-Wan vengaría parcialmente la muerte de Gallia cortando un brazo a Savage con el sable de luz de la Jedi. Pasado un tiempo, Darth Sidious vengó a Gallia involuntariamente al matar a Opress en Mandalore.[2]

Legado

«Levántate, Rey...»
―Gallia habla a Rey[fuente]

La muerte de Adi Gallia dejó vacante un asiento en el Consejo Jedi, el cual fue ocupado por la Maestra Jedi Stass Allie.[14]

Después de la Batalla de Fortaleza Vader, el Lord Sith Darth Vader entró en un portal construido por Lord Momin para resucitar a su mujer Padmé Amidala. Mientras avanzaba a través de visiones, se encontró con Gallia junto a numerosos Jedi con sus sables de luz encendidos preparados para enfrentarse a él. Sin embargo, Vader mató a todas las ilusiones y cortó a Gallia en el torso mientras resonaban en su mente palabras de dejar morir el pasado.[15]

En el 35 DBY, durante la Batalla de Exegol, la voz de Gallia fue escuchada por Rey entre las voces de muchos grandes Jedi del pasado que acudieron en su ayuda para que liberara su potencial Jedi y destruyera al resucitado Darth Sidious de una vez por todas.[16]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias


 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.