FANDOM


Premium-Eras-canon
Z-95 Headhunter

Contenido sobre Star Wars 35: The Hutt Run en espera.

Partes de este artículo han sido identificadas como incompletas y necesitan actualizarse.

Por favor pon al día el artículo para reflejar los acontecimientos recientes, y quita esta plantilla cuando hayas terminado.


Akiva era un planeta remoto en los Territorios del Borde Exterior. Era uno de los cinco mundos más cercanos a Raydonia, los otros eran Mustafar, Geonosis, Dermos y Tatooine. El planeta fue una vez parte de la Confederación de Sistemas Independientes, que creó una gran instalación de construcción de droides bajo la superficie del planeta. Después de las Guerras Clon, el planeta cayó bajo la ocupación del Imperio Galáctico con la Satrapía de Myrra colaborando con sus nuevos gobernantes.

Tiempo después de la Batalla de Endor, las fuerzas destrozadas del Imperio se reunieron para una cumbre de emergencia sobre Akiva, donde tenían la intención de reagruparse y lanzar un ataque contra la Nueva República. La reunión fracasó, lo que llevó a la Rebelión en Akiva en el espacio sobre el planeta cuando los líderes imperiales en el planeta huyeron por seguridad. Después de la batalla de Akiva, durante la cual los ciudadanos de Akiva buscaron derrocar a la Satrapía de Myrra y el Imperio, Akiva se convirtió en el primer planeta del Borde Exterior en jurar lealtad a la Nueva República.

Descripción

Akiva era un planeta caluroso y húmedo en los Territorios del Borde Exterior, famoso por sus truenos y tormentas de lluvia. El planeta tenía una atmósfera terrestre y experimentaba lluvias frecuentes, llamadas mausim durante la estación húmeda. En la ciudad de Myrra, las "escaleras de tormenta" eran comunes, formaban cadenas en la parte superior de los tejados, usadas durante las tormentas para que pudiera sacar a la gente del suelo rápidamente en caso de una inundación repentina. Su superficie era conocida por tener junglas y cañones. Todos en Myrra usaban el delizador bala-bala, un vehículo angosto destinado a atravesar los estrechos canales y las curvas angulosas de las calles de la ciudad; los usaban para ir a trabajar o mover cajas.

La capital de Akiva era Myrra, una ciudad en expansión que se construyó sobre un laberinto de antiguas catacumbas. Estas catacumbas estaban habitadas por los primitivos uugteenos, una raza de humanoides nativos de Akiva. Según varios rumores, este laberinto albergaba un templo de entrenamiento Jedi, una trampa Sith, o una zona de cría de hutts. Pocas personas que visitaron las catacumbas sobrevivieron debido a la presencia de los uugteenos. Las catacumbas de Myrra también albergaron una fundición droide separatista que se remontaba a las Guerras Clon.[1]

Akiva fue una vez el hogar de los Ahia-Ko, una antigua especie que construyó grandes templos en las junglas del planeta. La gente Ahia-Ko creía que el agua en los cañones del planeta era tan pura que podía limpiar los pecados y dejarlos como una mejor persona. El agua de los cañones fue considerada una mercancía lujosa por los miembros de la Satrapía de Myrra como el Sátrapa Isstra Dirus.[1]

Historia

Historia temprana

Akiva era el hogar de al menos dos especies indígenas: los uugteenos, que habitaban las catacumbas subterráneas debajo de Myrra; y los antiguos Ahia-Ko, que construyeron grandes selvas en el desierto del planeta. Para el momento del reinado del Imperio Galáctico, Akiva había sido colonizada por varias especies, incluyendo a los humanos, koorivar, sullustanos, mon calamari, besaliskos y abednedo.[1]

Era Imperial

«Akivanos, su planeta ha sido ocupado. Myrra está bajo el control del Imperio Galáctico.»
―Nora Wexley[fuente]
Durante las Guerras Clon, el planeta se puso del lado de la Confederación de Sistemas Independientes, y se construyó una fábrica de droides separatista en las catacumbas de Myrra. Alrededor de la época en que se formó el Imperio, la Satrapía de Myrra derrocó a un gobierno anterior, que se había situado en el edificio del capitolio de Myrra. Debido a la lejanía del planeta, el Imperio no estableció una gran presencia en Akiva. En cambio, gobernaron indirectamente a través de la Satrapía de Myrra, quien impuso las leyes e impuestos del Imperio a la población akivana. El mercado negro se fortaleció con la corrupción aferrada a la Satrapía y su aristocracia. Una de estas familias aristócratas fue el clan Karyvin, los propietarios de la plantación de la casa Karyvin en Myrra, algunas islas en el Archipiélago del Sur y las minas de cristal en las Junglas del Norte.[1]

Durante la Era del Imperio, Brentin Lore Wexley fue responsable de transmitir mensajes de la Alianza Rebelde a través del Borde Exterior. Como resultado, fue arrestado por el Imperio y encarcelado[1] en la Jaula de Ashmead en el planeta Kashyyyk.[3] Su esposa, Norra Wexley, posteriormente se unió a la Alianza Rebelde y dejó a su hijo Temmin Wexley al cuidado de su hermana mayor Esmelle y su esposa, Shirene. Por otro lado, el señor del crimen Surat Nuat y su pandilla establecieron una presencia en Myrra.[1]

En algún momento después del asalto a la prisión Mancha Solar, la Alianza Rebelde estableció un centro de detención en las catacumbas del planeta.[2]

Era de la Nueva República

«Pero con todos los respetos, Akiva no es ningún trofeo. Es un planeta marginal, por decir algo. Además, está gobernado por una satrapía aliada con el Imperio. Producen recursos que no necesitamos, y la vieja fábrica de droides de debajo de la ciudad está en desuso desde hace décadas. Es por esto que Akiva no tiene importancia ni valor estratégico para nosotros»
―Capitán de la Nueva República Saff Melor[fuente]

Luego de la Batalla de Endor, Norra regresó para reunirse con su hijo Temmin. Su regreso coincidió con una cumbre secreta de emergencia imperial en el palacio del Sátrapa Isstra Dirus en Myrra. Después de que el piloto de la Nueva República Wedge Antilles fuera capturado por las fuerzas imperiales, Norra, Temmin, su droide de combate B1 Señor Huesos, la cazarrecompensas Jas Emari y el antiguo oficial de lealtad imperial Sinjir Rath Velus unieron fuerzas para inspirar un alzamiento exitoso en Akiva y para capturar a los miembros del fracasado Consejo del Futuro Imperial. Las naves de la Flota de Defensa de la Nueva República bajo el mando de la Comodoro Kyrsta Agate destruyeron posteriormente las naves imperiales por encima de Akiva. Como resultado, el sátrapa cambió de bando, y Akiva se convirtió en el primer planeta del Borde Exterior en unirse oficialmente al contingente de mundos comprometiéndose con la Nueva República. Y entonces comenzaron a trabajar para eliminar la corrupción y el crimen, algunos pandilleros escaparon, otros terminaron en la cárcel y algunos eligieron hacer una última resistencia.[1]

En el 5 DBY, la mujer humana Pima Drolley fue nombrada senadora de Akiva en la Nueva República. Ella tenía un hijo llamado Dann y una hija llamada Merra. Después de la Batalla de Jakku, Brentin fue enterrado en una marisma según la costumbre akivana. A su funeral asistieron su hijo Temmin, su esposa Norra y sus parientes Shirene y Esmelle. Señor Huesos, quien se había desintegrado permanentemente en Jakku, tenía su brazo restante enterrado con el cadáver de Brentin.[4]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.