Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.El tema de este artículo aparece en la era de la Rebelión.
Clic aquí para la versión Canon del artículo.  Este artículo cubre la versión de las Leyendas. 
Este artículo es sobre la resistencia antiimperial. Quizá estés buscando Star Wars: Rebellion u otros usos del término "Alianza".


«Estaban en el lugar equivocado en el momento equivocado. Naturalmente, se convirtieron en héroes.»
Leia Organa[fuente]

La Alianza para Restaurar la República, también conocida como la Alianza para Restaurar la Libertad en la Galaxia, la Alianza Rebelde o simplemente como la Alianza e, informalmente como la Rebelión, era una alianza flexible de facciones insurreccionistas planetarias, de sistemas y sectoriales. En general, estaban unidos en una causa común, contra un enemigo común en la forma del Imperio Galáctico. Para lograr su objetivo principal en la restauración de la antigua República Galáctica, la Alianza tuvo como objetivo eliminar del poder al Emperador Palpatine y a su Nuevo Orden hegemónico de la galaxia. Los miembros de la Rebelión eran conocidos como "Rebeldes", "Rebes" o "escoria Rebelde" por los soldados de asalto y otros Imperiales.

Los orígenes del movimiento anti Imperial en general se remontan al 19 ABY, poco antes de la transformación de la República Galáctica en el Imperio. Algunos de los fundadores principales de la Alianza, como los senadores Bail Prestor Organa y Mon Mothma del Comité Leal, se unieron a la Delegación de los 2000 en su oposición contra el liderazgo autoritario del entonces Canciller Palpatine. En el 18 ABY, apenas un año después de la existencia del Imperio, ya se había formado resistencia militar en oposición al nuevo régimen; uno de los cuales era un grupo de insurgentes conocido como Los Once, junto con el fugitivo Jedi Ferus Olin. Para el 2 ABY, varios grupos de resistencia se unificaron en una sola rebelión, creando así la Alianza Rebelde. Irónicamente, la formación de la Alianza Rebelde fue instigada en secreto por la Orden de los Lores Sith. En lo que se suponía que era un complot para sacar a los enemigos del Emperador de su escondite, el Lord Sith Darth Vader le ordenó a su aprendiz secreto, Starkiller, organizar a varios rebeldes y disidentes en un gran movimiento de resistencia. Sin embargo, después de que Starkiller fuera traicionado por su Maestro, el antiguo aprendiz se sacrificó para garantizar la supervivencia de los líderes Rebeldes.

Por lo tanto, la Guerra Civil Galáctica estalló con la incipiente Alianza desafiando al Imperio por el control de la galaxia. En lugar de desafiar al Imperio directamente, los Rebeldes libraron una guerra de desgaste, destruyendo objetivos Imperiales clave y liberando numerosos mundos. Aunque ampliamente superados en mano de obra, naves estelares, armas y otros recursos, los Rebeldes tenían una fuerte voluntad de lucha. En general, la Alianza estaba compuesta por soldados bien entrenados y comandantes brillantes, algunos de los cuales dedicaron sus vidas a la Rebelión después de desertar del Imperio debido a las atrocidades cometidas por el régimen Imperial. Después de asegurar victorias tempranas contra el Imperio en Kamino y Toprawa, los Rebeldes lograron uno de sus triunfos más significativos en la Batalla de Yavin, en la que un piloto Rebelde llamado Luke Skywalker destruyó la estación de batalla Imperial llamada Estrella de la Muerte. En el 4 DBY, aproximadamente cuatro años después de la destrucción de la primera Estrella de la Muerte, el Emperador Palpatine y Darth Vader perecieron durante la Batalla de Endor.

A raíz de su victoria en Endor, la Alianza Rebelde se reorganizó en un estado más formal que originalmente se conocía como la Alianza de Planetas Libres antes de su reorganización en la Nueva República. Finalmente, la Nueva República se convirtió de nuevo en la Alianza Galáctica, una unión democrática que unió gran parte de la galaxia bajo una forma republicana de gobierno, tal como lo había hecho la Antigua República en su tiempo.

Historia

Primeros fundadores

«Vota por Palpatine. Vota por el Imperio. Sean buenos senadores. Haz que Mon Mothma vote por él también. Cuida tus modales y mantén la cabeza baja. Y sigue haciendo todas esas cosas de las que no podemos hablar. Todas esas cosas que no se pueden saber. Prométemelo, Bail.»
―Padmé Amidala a Bail Organa, durante la Declaración de un Nueva Orden[fuente]

Un grupo de leales a la República discute sus opciones para oponerse a las políticas de Palpatine.

La Rebelión contra el Imperio Galáctico comenzó como un movimiento pacífico de una minoría política, conocida como la Delegación de los 2000, dentro del Senado Galáctico.[22] Ciertos senadores, como Padmé Amidala de Naboo,[23] Bail Organa de Alderaan[24] y Mon Mothma de Chandrila,[3] se preocuparon cada vez más por las enmiendas constitucionales que debilitaron la legislatura y facultaron al poder ejecutivo con una autoridad casi dictatorial.[22] Aunque la mayoría del Senado apoyó tales alteraciones en la estructura general del gobierno debido a la Crisis Separatista y las posteriores Guerras Clon, que amenazaron con dividir la galaxia a la mitad entre la República Galáctica y la insurrección Separatista,[25] los miembros de la Delegación de los 2000 consideraban que las enmiendas eran demasiado radicales, inconstitucionales y, en general, perjudiciales para el futuro de la República. A pesar del hecho de que los Separatistas estaban al borde de la derrota en el 19 ABY, el último año de las Guerras Clon, la mayoría de los senadores continuaron invirtiendo una autoridad aún mayor dentro del Canciller Supremo Palpatine. Temiendo que la República inevitablemente derivara en un régimen autoritario, la Delegación de los 2000 presentó formalmente sus preocupaciones al Canciller con la solicitud de renunciar a sus poderes de emergencia.[22]

Sin embargo, desconocido para la Delegación de los 2000,[22] el Canciller Palpatine era secretamente un Lord Sith llamado Darth Sidious. Durante mil años, la Orden de los Lores Sith esperó y planeó el momento en que reafirmarían su dominio sobre la galaxia, específicamente derrocando a la República Galáctica y a la Orden Jedi. Como Palpatine, Sidious pasó décadas infiltrándose en la jerarquía política de la República. Su elección como Canciller, la creación del ejército clon de Kamino, la escalada del movimiento Separatista y el estallido de las Guerras Clon fueron todos factores en el complot de los Sith para tomar el control de la galaxia.[26]

Tres años de guerra galáctica fortalecieron la posición del Canciller Palpatine como figura pública. El apoyo público a su liderazgo en las Guerras Clon se mantuvo fuerte durante todo el conflicto; era inmensamente popular entre la ciudadanía de la República, y la mayoría del Senado seguía firmemente comprometida con su líder con respecto a sus decisiones de formulación de políticas. Sin embargo, la supresión sistemática de miles de años de tradiciones de la República e ideales democráticos convenció a Amidala, Organa y un grupo de senadores de ideas afines de que la República estaba en peligro de perder sus principios básicos por el bien de la seguridad. La aprobación del Decreto de Gobernabilidad Sectorial prácticamente hizo que el Senado quedara obsoleto; sectores enteros serían controlados por una camarilla de gobernadores militares, también conocidos como Moffs, cuidadosamente seleccionados por el Canciller Palpatine.[22]

Por lo tanto, la Delegación respondió con una petición de dos mil firmas de miembros del Senado que se opusieron a la usurpación virtual de las responsabilidades del Senado por parte de los Moff. También esperaban que su oposición colectiva obligara al Canciller Palpatine a restaurar la República a su estado anterior a la guerra. La causa de la Delegación para evitar nuevas enmiendas a la Constitución finalmente se perdió cuando Palpatine emitió la Orden 66, una directiva de contingencia que causó que los soldados clon de la República traicionaran y asesinaran a sus oficiales Jedi.[22] Palpatine luego convocó a una sesión especial del congreso, en la que presentó una historia falsa de un supuesto intento de asesinato a su persona por parte de los Jedi. La invención de una "rebelión Jedi" presentó a Palpatine con la justificación de su última modificación a la República; declarándose Emperador del primer Imperio Galáctico.[27] Amidala y Organa, dos de los principales miembros de la Delegación de los 2000,[22] observaron en estado de shock cuando sus colegas aplaudieron el final de la democracia con extenso furor.[27]

Una de las primeras órdenes de negocios para el nuevo régimen del Emperador fue atacar a la Delegación de los 2000. Acusados de sedición y alta traición, muchos de los que habían firmado la petición en oposición a las políticas de Palpatine fueron encarcelados, ejecutados o forzados al exilio. Después de que el Imperio conquistó y arrasó el planeta natal de los wookiee, Kashyyyk, muchos más miembros de la Delegación retiraron su apoyo por temor a sus vidas. Sin embargo, Organa y Mothma pudieron evitar la persecución por un tiempo.[28] Antes de la muerte de Amidala, la senadora de Naboo aconsejó a sus aliados políticos que se opusieran al Emperador en secreto mientras fingían obediencia.[22]

Resistencia armada

«El Imperio mantiene el orden. Personas como usted quebrantan ese orden.»
Sarkli[fuente]

El asesinato de la reina Apailana puso fin a la naciente Rebelión de Naboo contra el Imperio.

La estrategia del Emperador Palpatine para la aplicación del Nuevo Orden se basó en tácticas brutales, como la implementación del miedo a la fuerza militar para desalentar las ideas de insurrección. El surgimiento del Imperio Galáctico no fue apoyado por todos los mundos miembros. Uno de los primeros planetas que intentó resistir la Imperialización fue el planeta natal del Emperador, Naboo, gobernado por la Reina Apailana en ese momento.[29] Bajo el liderazgo de Apailana, los naboo continuaron celebrando el recuerdo de la República, en lugar de reconocer el dominio del Imperio sobre la galaxia.[30] La Reina también comenzó a considerar las opciones militares que implicaban el refugio de fugitivos Jedi. Tales acciones fueron descubiertas e interpretadas como signos de rebelión por la Inteligencia Imperial, y así el Imperio tomó represalias con el despliegue de las fuerzas armadas en Naboo. La Legión 501, una división de élite de soldados de asalto clon bajo el mando del Lord Sith Darth Vader, asaltó la ciudad capital, Theed, en el 18 ABY. Aunque los niveles de seguridad de la Reina fueron aumentados por los Jedi, finalmente no pudieron repeler a la 501. La ciudad cayó ante los Imperiales, su guarnición fue destruida y Apailana fue asesinada durante la batalla. En los años siguientes, el Imperio derrocó repetidamente a los gobiernos desleales a través de la fuerza, a menudo confiando en la Legión 501 de Vader para hacer cumplir el gobierno del Emperador donde se opusieran.[29]

En el mismo año, un grupo de civiles desilusionados protestaron públicamente contra las políticas despóticas del Imperio, incluida su alta tributación sobre Ghorman. Organizaron su protesta en la plataforma de aterrizaje donde iba a llegar la nave del Moff Wilhuff Tarkin. Su intento de bloquear la llegada de Tarkin no tuvo éxito; En lo que se conoció como la Masacre de Ghorman, el gobernador simplemente aterrizó su nave en la plataforma, matando a cientos de activistas en el proceso. Este evento fue interpretado como una tragedia por simpatizantes indignados que tampoco estaban de acuerdo con la dirección del Imperio. Jan Dodonna y otros oficiales de carrera cuyos registros de servicio se remontaban a la República renunciaron o se retiraron del servicio Imperial. El incidente también convenció a Bail Organa de que el Imperio era un gobierno malévolo. Sin embargo, con tantas células rebeldes desorganizadas y descoordinadas, Organa seguía convencida de que no era el momento adecuado para una rebelión abierta.[4] Continuó reuniéndose en secreto con sus aliados políticos más cercanos, los senadores Mon Mothma y Garm Bel Iblis de Corellia en la Casa Cantham en Coruscant para discutir opciones para crear su propia rebelión contra Palpatine. Sin embargo, Mothma se vio obligada a huir al exilio después de ser etiquetada como traidora del Imperio debido a su abierta crítica al Nuevo Orden.[31] El fracaso de Iblis para ocultar su propio descontento con el Imperio también lo llevó a la clandestinidad para escapar de la persecución.[16]

La 501 Imperial acabá la rebelión de clones en Kamino.

Otros incidentes de resistencia armada contra el dominio Imperial involucraron remanentes del caído movimiento Separatista. Gizor Dellso, un criminal de guerra geonosiano que sobrevivió a las Guerras Clon, huyó para esconderse en Mustafar. Utilizando una fábrica de droides abandonada, Dellso construyó su propio ejército privado de droides de batalla con el único propósito de revivir la causa Separatista. Antes de que su plan pudiera llevarse a cabo, la Legión 501 atacó Mustafar y destruyó su ejército; Dellso murió durante los combates poco antes de que su fábrica fuera destruida por los Destructores Estelares Imperiales a través del un bombardeo orbital.[29]

Más tarde se descubrió otro complot insurreccionista contra el Imperio Galáctico en Kamino, el planeta responsable de la creación del ejército clon de la República. Un grupo renegado de clonadores kaminoanos se resistieron al control del Imperio sobre su planeta natal. Durante la primera década del Imperio, diseñaron y entrenaron en secreto un ejército de soldados clones rebeldes, todos los cuales fueron programados con absoluta lealtad a Kamino.[32] Después de que Darth Vader descubriera el plan, envió a la 501, bajo el liderazgo del cazarrecompensas Boba Fett, al planeta. La batalla posterior resultó en la destrucción de los clones rebeldes y sus creadores, así como la caída de Ciudad Tipoca y todo Kamino. El incidente se clasificó y se mantuvo oculto de los registros públicos, pero Palpatine decidió que un ejército de clones de una plantilla genética era demasiado susceptible a la corrupción. Por lo tanto, tanto el Ejército Imperial como el Cuerpo de Soldados de asalto se diversificaron mucho con la introducción de nuevos soldados clon que se basaron en una variedad de plantillas diferentes.[29] Más tarde, el Imperio redirigió el programa de clonación para perseguir otros proyectos, y por lo tanto, el ejército fue compensado con un aumento en el reclutamiento de humanos.[33]

Aprendiz secreto de Darth Vader

«Los registros históricos afirman que la Alianza Rebelde nació en Corellia. Es un hecho documentado, pero la verdad es esta: la Alianza Rebelde nació en el sistema Scarl… a bordo de la nave estelar personal de Darth Vader, el Ejecutor.»
PROXY[fuente]

Darth Vader le ordena a su aprendiz secreto forjar una rebelión contra el Imperio.

Años antes de la formación de la Alianza Rebelde, Darth Vader descubrió a un niño humano llamado Galen Marek durante un ataque contra Kashyyyk.[34] El padre y la madre de Marek, Kento y Mallie Marek, eran miembros entrenados de la Orden Jedi.[17] Por lo tanto, poseía una conexión increíblemente poderosa con la Fuerza. Al darse cuenta de que el potencial del niño era demasiado grande como para descartarlo, Vader secuestró a Marek y lo adoctrinó en los caminos de los Sith como un aprendiz secreto. Con el paso del tiempo, Marek se convirtió en un asesino Sith altamente eficiente, conocido solo por unos pocos con el nombre en clave Starkiller;[16] su pasado y su identidad anterior fueron finalmente olvidadas ya que había sido demasiado joven para recordar cómo era su vida antes de caer bajo la implacable tutela de Vader.[34] A medida que su entrenamiento se acercaba a su finalización, Starkiller era todo menos un verdadero Sith. Bajo la Regla de Dos, sin embargo, solo se permitió la existencia de dos Señores Sith.[35] El Maestro de Starkiller todavía respondía a otro Maestro, el Emperador Galáctico. Finalmente, Vader le aseguró a Starkiller que eventualmente unirían sus poderes para derrocar a Palpatine para gobernar la galaxia como maestro y aprendiz.[2]

En el 2 ABY,[36] Darth Vader le ordenó a Starkiller que buscara en la galaxia a varios rebeldes y disidentes que se oponían al Imperio Galáctico. Luego se le pidió que los uniera en una sola rebelión que hundiría al Imperio en un estado de guerra civil. Vader razonó que una insurrección crearía la mejor oportunidad para asesinar al Emperador, especialmente porque su atención se centraría principalmente en destruir a los rebeldes. Por lo tanto, el aprendiz se embarcó en su misión en serio, y finalmente trajo al Maestro Jedi Rahm Kota, el único sobreviviente conocido de las misiones de Marek para exterminar a cualquier Jedi que sobrevivió a la Orden 66, y Bail Organa al redil después de ganarse su confianza. A través de Organa, Starkiller también se puso en contacto con los fugitivos Mon Mothma y Garm Bel Iblis. La hija adoptiva de Organa, la princesa Leia Organa también prometió su apoyo a la naciente rebelión mientras seguía sirviendo como la sucesora de su padre en el Senado Imperial.[2]

Nacimiento de la Rebelión

«Estamos de acuerdo en que el tiempo de la diplomacia y la política ha pasado. Ahora es tiempo de actuar… por lo tanto, que esto sea una declaración oficial de rebelión! ¡Hoy, todos prometemos cambiar la galaxia, y un día la galaxia será realmente libre!»
Bail Organa[fuente]

La Alianza Rebelde está formada por Starkiller y sus aliados en Corellia.

Los compañeros subversivos de Starkiller fueron inicialmente resistentes a la noción de un rebelión abierta. Sentían que en la galaxia tenía que mostrarse de una forma u otra que el Imperio era vulnerable. De acuerdo con el consejo de Darth Vader, Starkiller destruyó un astillero Imperial que orbitaba Raxus Prime. Cuando un solo Destructor Estelar se movió para interceptarlo, el aprendiz usó la Fuerza para arrancar la enorme nave del cielo, haciendo que se estrellara en la superficie. La victoria simbólica tuvo el efecto deseado como predijo Vader. Starkiller y los senadores se reunieron en Corellia, donde proclamaron ceremoniosamente el nacimiento de la Rebelión, así como sus intenciones de restaurar la libertad en la galaxia.[2]

Sin embargo, Starkiller había sido traicionado por el Señor Oscuro de los Sith. El verdadero propósito de su misión era reunir a los enemigos del Emperador en un solo lugar para que los soldados Imperiales pudieran arrestarlos a todos a la vez. Darth Vader reveló la verdad a su sorprendido aprendiz: nunca tuvo la intención de derrocar al Emperador con Starkiller a su lado. Después de dejar a su antiguo asesino por muerto, Vader transportó a los líderes Rebeldes a la incompleta Estrella de la Muerte donde el Emperador Palpatine esperaba su llegada.[34] Sin embargo, Starkiller sobrevivió y finalmente renunció a su personalidad Sith, reanudando así el uso de su nombre de nacimiento "Galen Marek", recuperado de los recuerdos reprimidos de su pasado.[34]

Marek se infiltró en la estación de combate y mató a innumerables soldados Imperiales antes de derrotar a su antiguo Maestro en un duelo con sables de luz. Con Darth Vader gravemente dañado y a merced del aprendiz, el Emperador Palpatine instó a Marek a asumir el manto de un verdadero Lord Sith matando a Vader a sangre fría. Aunque brevemente tentado a perseguir su objetivo de por vida una vez más, Marek decidió rescatar a los líderes Rebeldes atacando al Emperador. Los Rebeldes escaparon con sus vidas, pero Marek se vio obligado a sacrificar la suya para proporcionarles el tiempo suficiente para huir de la Estrella de la Muerte en el Sombra Furtiva.[2]

A raíz de la desaparición de Galen Marek, los líderes Rebeldes se reunieron nuevamente en Kashyyyk, donde celebraron una reunión en la casa de la infancia de su líder caído. La Alianza para Restaurar la República se formó oficialmente. A instancias de Leia Organa, los Rebeldes decidieron honrar la memoria del aprendiz secreto al basar el emblema de su organización en el escudo de la familia Marek, convirtiéndolo efectivamente en un símbolo de esperanza que muchos seres acogerían durante la posterior Guerra Civil Galáctica.[2]

Nuevos aliados y armas

«Tiempo de retirar estos Cazadores de Cabezas Z-95!»
Raymus Antilles, después de la victoria en Fresia[fuente]

Las contribuciones de equipo más notables incluyeron la deserción de parte del personal de la Corporación Incom y todo el material relevante involucrado en el desarrollo de un caza estelar avanzado, el T-65 Ala-X, que fue adquirido en la Batalla de Fresia. Con este caza avanzado, los pilotos rebeldes tenían una clara ventaja sobre los más numerosos pero sin blindaje Cazas TIE. Con la ayuda de Gial Ackbar, quien recientemente había sido liberado por las fuerzas Rebeldes de la esclavitud bajo el Imperio, Mon Mothma aseguró una alianza con los mon calamari, quien se unió abiertamente a la Alianza Rebelde y usó su reconocida habilidad en la construcción de naves para abastecer las necesidades muy necesarias, naves capitales que podrían enfrentarse a la Armada Imperial. Su considerable flota de cruceros estelares Mon calamari le dio a la recién formada Alianza una considerable potencia de fuego. Parte de la estrategia de la Alianza fue la doctrina de la negación del espacio. Es decir, la Alianza atacaría las naves de suministros Imperiales en incursiones de impacto y ejecución; tanto para interrumpir los suministros y operaciones Imperiales, como para confiscar materiales que se necesitan desesperadamente. En estas situaciones, sus cazas estelares tenían capacidad de hipermotor a lo largo de rutas preestablecidas que permitirían este tipo de acoso y escape antes de que el Imperio pudiera reaccionar.

Al mismo tiempo, la Alianza Rebelde anexó la mayoría de los reductos Separatistas restantes. Algunos materiales Confederados restantes, como los destructores ligeros clase Recusante, terminaron en manos Rebeldes.[37]

En gran parte debido a su lucha contra el Imperio, el Alto General Cassio Tagge declaró en la historia del Ejército Imperial en el manual de campo oficial para el Ejército Imperial, Manual Imperial: Guía del Comandante, que los Rebeldes, y por extensión, aquellos que reclamaban parentesco con ellos, temían el orden, desconfiaban de la prosperidad y odiaban el progreso.[38]

Destrucción de Alderaan

Propaganda Rebelde posterior a la destrucción de Alderaan.

«Puede disparar cuando esté listo.»
Gran Moff Wilhuff Tarkin dando el orden de destruir Alderaan[fuente]

Debido a que varias figuras clave de la Alianza fueron mantenidas prisioneras después de la firma del Tratado Corelliano, la Alianza se enteró de la construcción de la Estrella de la Muerte, una enorme arma terrorista capaz de destruir un planeta entero, destinada a asegurar el poder del Imperio. Una operación encabezada por la princesa Leia tuvo éxito en recuperar los esquemas de la estación, pero Darth Vader descubrió el acto y capturó a Leia. En un esfuerzo por lograr que la joven princesa divulgara la ubicación de la base secreta Rebelde, el Grand Moff Tarkin amenazó con destruir su planeta natal, Alderaan. Sin embargo, incluso después de que Leia le dio la ubicación de una base Rebelde abandonada en Dantooine, Tarkin ordenó a la Estrella de la Muerte que disparara su arma principal, un superláser que destruyo el planeta. Leia vio cómo miles de millones de sus compañeros alderaanianos fueron asesinados por la despiadada superarma. La Alianza usaría este acto como una herramienta de propaganda para reclutar a más personas en sus filas.[8]

Una Nueva Esperanza

«La Fuerza estará contigo, siempre.»
―Obi-Wan Kenobi a Luke Skywalker[fuente]

La Fuerza estaba con la Alianza. Luke Skywalker, un joven de Tatooine, quedó bajo la tutela del Maestro Jedi Obi-Wan Kenobi, después de que los soldados de asalto destruyeran su granja y mataron su tío y su tía. El Jedi anciano habían estado observando a Luke durante mucho tiempo. Conociendo su historia familiar y la importancia de derrotar al Emperador, Obi-Wan comenzó a entrenar al chico como un Jedi. Los dos, junto con los droides C-3PO y R2-D2, se aseguraron un pasaje en un carguero, el Halcón Milenario. Con la ayuda del contrabandista Han Solo y su copiloto wookiee Chewbacca, el grupo se las arregló para liberar a la princesa y entregar los planes a la Alianza. Como resultado, la Alianza tuvo éxito en atacar y destruir la estación de batalla, y también, en Luke, ganaron a su único miembro leal con entrenamiento en el uso de la Fuerza y las habilidades de los prácticamente extintos Caballeros Jedi.[8]

Guerra Civil Galáctica

Jan Dodonna explica a los pilotos Rebeldes el ataque a la Estrella de la Muerte I.

«En el pasado, habíamos disfrutado sofocando una o dos insurrecciones locales, mantenían las tropas en alerta y el Imperio era temido; pero estos Rebeldes eran diferentes. Estaban organizados, estaban creciendo, y estaban por todas partes.»
―Diario de la 501[fuente]

Como resultado de la Batalla de Yavin, la Alianza Rebelde ganó credibilidad como un oponente militar legítimo del Imperio. Entre los efectos de la batalla y la disolución del Senado Imperial, miles de sistemas estelares se unieron abiertamente a la Alianza en los meses posteriores a la destrucción de la Estrella de la Muerte.[39] Como resultado, el Imperio comenzó a ocupar mundos que había permitido permanecer intactos antes, ambas acciones resultaron en una escalada de la guerra.

La Alianza no podía permitirse el lujo de perder el tiempo después de su gran victoria en Yavin. Después de numerosas incursiones en su base de Yavin 4, la Alianza se trasladó temporalmente a una base en Thila mientras establecía un establecimiento más permanente en el planeta helado de Hoth. Hubo algunos retrocesos, como que Garm Bel Iblis se salió de la Alianza tras un desacuerdo importante con Mon Mothma para crear su propia rebelión. Este fue un duro golpe para la Alianza, aunque fue compensado por la unión de Borsk Fey'lya y su considerable facción de bothans. Mon Mothma tomó medidas para crear una verdadera armada de la Alianza, elevando al mon calamari Gial Ackbar al rango de almirante y nombrándolo Comandante Supremo de la Flota Rebelde. Bajo el liderazgo de Ackbar, la flota creció en tamaño y capacidad. Junto con la sede de la Alianza Rebelde, la flota de Ackbar era la base más importante de la Rebelión. Durante este tiempo, Luke, Han, Leia y sus compañeros demostraron ser los miembros más valiosos de la Alianza, realizando innumerables misiones cruciales.

Las batallas posteriores alrededor de la galaxia fueron una serie de enfrentamientos entre ambos lados. Muchos eran soldados Rebeldes que luchaban por sabotear armas Imperiales o destruir instalaciones Imperiales. Una gran cantidad de personas se inspiraron en las derrotas del Imperio Galáctico para unirse a la Rebelión. Sin embargo, la naturaleza poderosa y opresiva del Imperio inspiró a otros a unirse a las Fuerzas Armadas Imperiales.

Caída de Hoth

Un holo memorial honró a los pilotos Rebeldes que fueron asesinados durante la Batalla de Yavin.

«Las tropas Imperiales han entrado en la base! Las tropas Imperiales han-»
Jobin[fuente]

La Alianza sufrió un revés cuando la Base Eco, la base principal de operaciones del Alto Mando de la Alianza en el planeta helado de Hoth, fue descubierta por un droide sonda Imperial e invadida por las fuerzas de Darth Vader. En la subsiguiente batalla para escapar, los Rebeldes usaron su gran cañón de iones terrestre para desactivar varios de los Destructores Estelares en la órbita, perforando efectivamente agujeros temporales en el bloqueo Imperial el tiempo suficiente para que los transportes Gallofree Rebeldes y otras naves escaparan del planeta. La Alianza se vio obligada a dispersarse, y mantener su movilidad hasta el final de la guerra por temor a perder otra base principal. Por lo tanto, el Alto Mando fue transferido a la Flota Rebelde, usando la nave insignia de Ackbar, el Hogar Uno, como su base de operaciones móvil. Este fue un momento oscuro para la Alianza con la pérdida de hombres y equipos en Hoth, además de verse obligados a esconderse del Imperio. También el héroe Rebelde Han Solo fue capturado en la Ciudad de las Nubes de Lando Calrissian, y posteriormente lo congelaron en carbonita, y fue enviándolo a Jabba el Hutt en Tatooine por el cazarrecompensas Boba Fett. Además, los astilleros secretos de los Asteroides Vergesso fueron destruidos por la flota de Darth Vader.[10]

Victoria crucial en Endor

La nueva Estrella de la Muerte sirvió de telón de fondo para la Batalla de Endor.

La noticia de que una nueva y más poderosa estación espacial Imperial, la Estrella de la Muerte II, estaba a punto de completarse, obligó a la Alianza a correr el mayor riesgo. Toda la Flota Rebelde se acumuló cerca de Sullust, para lanzar un ataque contra la instalación antes de que pudiera entrar en funcionamiento. Lo más importante para la decisión de iniciar este ataque fue saber que el propio Emperador supervisaba las etapas finales de construcción a bordo de la Estrella de la Muerte. Sin embargo, en secreto, el Imperio había organizado sus fuerzas allí para que cuando la flota Rebelde fuera atraída, fuera destruida. El plan fracasó, y la posterior Batalla de Endor fue una victoria masiva para la Alianza. Palpatine estaba muerto; y su Estrella de la Muerte, junto con muchas naves de guerra Imperiales, incluida la nave insignia de Darth Vader, el Ejecutor, fueron destruidas. Darth Vader, quien fue redimido por Luke Skywalker, su hijo, se convirtió en Anakin Skywalker una vez más y se sacrificó para matar a Palpatine, salvando a Luke en el proceso.[40]

Reorganización en la Nueva República

«Ya no somos la Alianza Rebelde. Unidos, somos literalmente una Alianza de Planetas Libres. Y así nos quedaremos hasta que la República pueda ser restaurada.»
―Mon Mothma[fuente]

Aproximadamente una semana después de la muerte del Emperador en Endor, Mon Mothma declaró que la Rebelión (que se convirtió en la Alianza de Planetas Libres) había finalizado, un mes después de eso, declaró que la Nueva República se establecería como el estado sucesor. La Alianza para Restaurar la República había tenido éxito: iba a nacer una nueva República, aunque a los ojos de muchas personas el movimiento solo ganó legitimidad real con la captura de Coruscant por parte del Escuadrón Pícaro y las fuerzas de la Nueva República en el 6.5 DBY.

Gobierno y políticas

El Gobierno Civil

«La Alianza fue estructurada para hacer la guerra, no para gobernar en paz. Fue una dictadura benigna facultada para liderar una rebelión, no para gobernar una galaxia.»
Voren Na'al[fuente]

La Alianza se dividió en el Gobierno Civil y el Ejército, liderados por el Jefe de Estado y el Comandante en Jefe, respectivamente. A lo largo de la Guerra Civil Galáctica, sin embargo, las dos posiciones fueron ocupadas por la misma persona, Mon Mothma.[20] El Gobierno Civil era responsable de manejar los numerosos trabajos de cualquier gobierno civil planetario, incluida la protección de los pueblos de la Alianza, la recaudación de ingresos, el mantenimiento de servicios vitales y las relaciones exteriores y la defensa. Muchas de estas funciones fueron dejadas a cada mundo miembro o gobierno de la Alianza.

El Jefe de Estado era el jefe de la Alianza. Esencialmente un dictador electo, el Jefe de Estado tenía un poder prácticamente ilimitado sobre la Alianza. Las elecciones se celebraban cada dos años, aunque en la práctica esto era solo una formalidad ya que Mon Mothma tenía un apoyo unánime entre los miembros de la Alianza. Según el Tratado Corelliano, la posición de Jefe de Estado "será abolida cuando el Emperador sea depuesto, asesinado o renuncie a su posición de poder". Cuando esto sucediera, era deber del Consejo Asesor asumir el control ejecutivo de la Alianza y convocar una Convención Constitucional para formar una nueva República Galáctica.[20]

Debajo del Jefe de Estado estaba el Consejo Asesor, que estaba compuesto por representantes de siete gobiernos aliados que habían dado más vidas en la batalla para derrotar al Imperio. Este consejo era el principal órgano asesor del Jefe de Estado, responsable de aprobar o rechazar las propuestas del Jefe de Estado. Además, el Consejo Consultivo tenía el derecho de destituir a un Jefe de Estado con un voto mayoritario de dos tercios, proporcionando un control a los poderes del Jefe. Durante la mayor parte de la historia de la Alianza, mundos como Alderaan, Dac y Sullust fueron miembros del Consejo Asesor, debido a su extrema devoción y las grandes pérdidas de vidas sufridas en el servicio de la Alianza.

El Gabinete de la Alianza era el cuerpo de ministros a través del cual el Jefe de Estado podía mantener y dirigir la Alianza. Cada miembro fue seleccionado por Mon Mothma por su devoción, inteligencia y capacidad para hacer las cosas. El Gabinete estaba compuesto por seis ministerios: el Ministerio de Finanzas, responsable de supervisar los fondos de la Alianza; el Ministerio de Educación, que controlaba la Inteligencia Civil de la Alianza y distribuía propaganda; el Ministerio de Estado, que manejó las relaciones con otros gobiernos no miembros; el Ministerio de Industria, que controlaba todas las fábricas y la producción de la Alianza; el Ministerio de Abastecimiento, que mantuvo la cadena de suministro para el gobierno de la Alianza; y el Ministerio de Guerra, que asesoró al Jefe de Estado sobre la dirección de las fuerzas militares de la Alianza y controló el Alto Mando de la Alianza.

Comandos de la Alianza

Los comandos aliados de la Alianza eran los gobiernos locales individuales de planetas, sectores, organizaciones y grupos que eran miembros de la Alianza.[20] Cada comando aliado variaba ligeramente dependiendo de cómo estaba organizado cada mundo miembro, aunque en la práctica los comandos aliados imitaban la estructura del gobierno de la Alianza. Los comandos aliados iban desde mundos miembros como Mon Calamari o Alderaan hasta sectores completos como Atrivis o Churnis.

Fuerzas Armadas de la Alianza

Un Alto General bothan Rebelde.

«Todos en la Rebelión están aquí por una razón. Todos fueron afectados por el Imperio de una forma u otra. Todos tienen una historia que contar. La mayoría de ellas son trágicos.»
Wedge Antilles[fuente]

El Ejército de la Alianza fue acusado de derrotar a las fuerzas del Imperio Galáctico y derribar el reino del terror del Emperador, una tarea a la que todo el personal militar Rebelde se comprometió. Sus miembros incluían a varios partidarios de la República, antiguos Separatistas y desertores Imperiales. Los líderes civiles de las Fuerzas Armadas de la Alianza fueron el Comandante en Jefe y el Ministro de Guerra. Debajo de ellos estaba el Jefe de Estado Mayor, que trabajaba entre el Comandante en Jefe y los siete Comandantes Supremos Aliados del Alto Mando de la Alianza. La estructura del Alto Mando era una extraña amalgama que reflejaba la dependencia de los militares Rebeldes en la Flota centralizada de la Alianza y el Cuerpo de Cazas Estelares de la Alianza, las fuerzas militares locales y las células de resistencia clandestinas.[20]

El Mando de la Flota controlaba la Flota de la Alianza, con el almirante Gial Ackbar como Comandante Supremo desde el 0 DBY. El Cuerpo de Cazas Estelares de la Alianza respondía al Mando de Cazas Estelares, que estaba nominalmente subordinado al Mando de la Flota, aunque esto rara vez fue el caso en realidad, ya que la Alianza llegó a depender en gran medida de los cazas estelares como su principal fuerza de combate en sus primeros años, aunque desde el 0 DBY, el control táctico de los cazas estelares fue asignado a elementos de la flota o las Fuerzas de Sector.[20]

El Mando de Fuerzas Especiales controlaba las Fuerzas Especiales de la Alianza, los soldados más capaces del Ejército de la Alianza. Las Fuerzas Específicas eran una columna vertebral flexible para toda la Rebelión, con regimientos de cuarteles que actuaban como elementos de apoyo especializados para las Fuerzas de la Flota y del Sector, o custodiaban las bases principales del Alto Mando, mientras que las fuerzas de ataques temporales realizaban la mayoría de las misiones de combate. Las Fuerzas Específicas se utilizaron habitualmente para reforzar la debilidad de las Fuerzas Sectoriales.[20] Municiones y Abastecimiento y los Servicios de Apoyo manejaban las adquisiciones militares, el transporte y la logística, mientras que el Jefe de Inteligencia controlaba la Inteligencia de la Alianza.

El Mando de Sector supervisaba los miles de Fuerzas de Sector de la Alianza, cuyas fuerzas terrestres formaron el elemento de las Fuerzas no Especiales del Ejército de la Alianza. El Mando de Sector generalmente le otorgaba a las Fuerzas de Sector un gran margen de maniobra para realizar operaciones en sus sectores. Las Fuerzas de Sector en principio pertenecían a los Comandos Aliados, aunque el Alto Mando reclamaba la autoridad militar suprema sobre ellas cuando fuera necesario. El Mando de Sector a veces pedía a las Fuerzas de Sector individuales que separaran naves y tropas de la Flota central de la Alianza para operaciones cruciales.[20]

Astrografía

Bases conocidas

Planetas de la Alianza

Aunque los Rebeldes carecían de los recursos del Imperio, tenían algunos planetas bajo su control.

Miembros principales

Una reunión de cuatro líderes prominentes de la Rebelión: Gial Ackbar, Garm Bel Iblis, Mon Mothma y Bail Prestor Organa.

Estructura de Mando

Mandos Supremos Aliados

Entre bastidores

La Alianza Rebelde fue la principal facción protagonista de la trilogía original de Star Wars, así como de otras historias tanto en Legends como en las continuidades canónicas. Al escribir la película, George Lucas basó libremente la Alianza Rebelde en el grupo guerrillero comunista/nacionalista Viet Cong durante la Guerra de Vietnam (y en menor medida el EVN en el mismo evento), y el Imperio Galáctico principalmente en los Estados Unidos en ese momento, aunque un poco disfrazado porque la Guerra de Vietnam todavía estaba en curso cuando escribió The Star Wars en 1973. Esto se inspiró en gran medida en su papel anterior en el proceso creativo de la película Apocalypse Now.[41][42][43][44][45][46] También reiteró su inspiración en el segundo episodio de La historia de la ciencia ficción de James Cameron en AMC, cuando James Cameron señaló cómo los rebeldes eran similares a los muyahidines y Al Qaeda en su técnicamente ser un grupo terrorista, con Lucas también indicando que había Ha sido su intención exacta al escribir las películas.[47] Además del Vietcong, el libro Star Wars and History implicaba que el dictador comunista chino Mao Zedong, en particular sus puntos de vista sobre una guerra popular, también podría haber sido una inspiración para los rebeldes.[48]

La explicación alternativa de George Lucas de las raíces de la Alianza Rebelde apareció en la quinta temporada de la serie de televisión Star Wars: The Clone Wars, en los episodios "A War on Two Fronts", "Front Runners", "The Soft War" y "Tipping Points."[49]

En la parte seis de sus Notas finales de The Essential Guide to Warfare, Jason Fry admitió que escribió deliberadamente la historia de fondo de los Separatistas para que fuera muy similar a la de la Alianza Rebelde para mostrar por qué los Imperiales se mantuvieron leales al Imperio a pesar de sus atrocidades.

RTVE, un elemento de transmisión televisiva en español, comparó a la Alianza Rebelde con la organización terrorista Al Qaeda el 17 de noviembre de 2015.[50] James Cameron en su entrevista de la serie Story of Sci-Fi con George Lucas en mayo de 2018 hizo una comparación similar.[47]

Apariciones

Apariciones no canónicas

Fuentes

Notas y referencias

  1. StarWars.com Encyclopedia Rebel Alliance en la Encyclopedia de StarWars.com
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 2,5 2,6 2,7 2,8 2,9 Star Wars: El Poder de la Fuerza (videojuego)
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 Databank title.png Mon Mothma en el Databank (contenido actualmente obsoleto; links de los backups 1 2 en Archive.org)
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 4,4 4,5 The Rebel Alliance Sourcebook
  5. The Complete Star Wars Encyclopedia
  6. Star Wars: X-Wing
  7. Star Wars: Star Wars: El Poder de la Fuerza II (videojuego)
  8. 8,0 8,1 8,2 Star Wars: Episodio IV Una Nueva Esperanza
  9. Galaxy Guide 3: The Empire Strikes Back
  10. 10,0 10,1 Star Wars: Episodio V El Imperio Contraataca
  11. The Rebel Alliance Sourcebook, Second Edition
  12. Empire 11: The Short, Happy Life of Roons Sewell, Part 2
  13. Star Wars Galaxies: Un Imperio Dividido
  14. Rebellion Era Campaign Guide
  15. The Last of the Jedi: The Desperate Mission
  16. 16,0 16,1 16,2 16,3 Star Wars: El Poder de la Fuerza en el banco de datos del juego
  17. 17,0 17,1 Star Wars: El Poder de la Fuerza II (novela)
  18. Amanecer Rebelde
  19. Starships of the Galaxy (Saga Edition)
  20. 20,0 20,1 20,2 20,3 20,4 20,5 20,6 20,7 The Essential Guide to Warfare
  21. Star Wars 82: Diplomacy
  22. 22,0 22,1 22,2 22,3 22,4 22,5 22,6 22,7 Star Wars Episodio III: La Venganza d elos Sith (novela)
  23. Databank title.png Padmé Amidala en el Databank (contenido actualmente obsoleto; links de los backups 1 2 en Archive.org)
  24. Databank title.png Bail Organa en el Databank (contenido actualmente obsoleto; links de los backups 1 2 en Archive.org)
  25. Star Wars: Episodio II El Ataque de los Clones
  26. Darth Plagueis
  27. 27,0 27,1 Star Wars: Episodio III La Venganza de los Sith
  28. Darth Vader: El Señor Oscuro
  29. 29,0 29,1 29,2 29,3 Star Wars: Battlefront II
  30. Databank title.png Queen Apailana en el Databank (contenido actualmente obsoleto; links de los backups 1 2 en Archive.org)
  31. The New Essential Chronology
  32. Databank title.png Kamino en el Databank (contenido actualmente obsoleto; links de los backups 1 2 en Archive.org)
  33. Star Wars: El Poder de la Fuerza II en la base de datos del juego
  34. 34,0 34,1 34,2 34,3 Star Wars: El Poder de la Fuerza (novela)
  35. Darth Bane: Regla de Dos
  36. Star Wars: The Force Unleashed (cómic)
  37. Death Star (novela)
  38. Star Wars: Manual Imperial: Guía del Comandante
  39. Vader's Quest
  40. Star Wars: Episodio VI El Retorno del Jedi
  41. Kyle Smith (2014-10-21). How 'Star Wars' was secretly George Lucas' Vietnam protest. New York Post. Consultado el 25 de marzo de 2016.
  42. Cómo Star Wars conquistó el universo: el pasado, el presente y el futuro de una franquicia multimillonaria; Taylor, Chris; Libros básicos (2014)
  43. http://www.yomyomf.com/star-wars-is-a-metaphor-for-the-vietcong-kicking-american-ass-in-the-vietnam-war/
  44. Las conversaciones: Walter Murch y el arte de editar películas. Ondaatje, Michael; Knopf (2005). p.70.
  45. The Making of Star Wars: The Definitive Story Behind the Original Film: Páginas 7–8; 17
    "Comencé a trabajar en Star Wars en lugar de continuar en Apocalypse Now. Había trabajado en Apocalypse Now durante unos cuatro años y tenía sentimientos muy fuertes al respecto. Quería hacerlo, pero no pude despegar ... Gran parte de mi interés en Apocalypse Now se trasladó a Star Wars. Pensé que no podría hacer esa película porque se trataba de la Guerra de Vietnam, por lo que esencialmente trataría con algunos de los mismos conceptos interesantes que iba a usar y los convertiría en fantasía espacial, por lo que esencialmente tendría un gran imperio tecnológico que persigue a un pequeño grupo de luchadores por la libertad o seres humanos [...] un pequeño país independiente como Vietnam del Norte amenazado por una rebelión vecina o provincial, instigado por gángsters ayudados por el imperio ... El imperio es como Estados Unidos dentro de diez años, después de que los gángsters nixonios asesinaron al Emperador y fueron elevados al poder en una elección fraudulenta; creó desorden civil al instigar disturbios raciales que ayudaron a los grupos rebeldes y permitieron que la tasa de criminalidad aumentara hasta el punto en que la gente acogiera un estado policial de "control total". Luego, la gente fue explotada con altos impuestos, servicios públicos y costos de transporte."
  46. The Making of Star Wars, p.12. "Mucho de mi [George Lucas] interés en Apocalypse Now se trasladó a Star Wars , pensé que no podía hacer esa película porque se trataba de la Guerra de Vietnam, por lo que esencialmente trataría con algunos de los mismos conceptos interesantes que iba a utilízalos y conviértelos en fantasía espacial, para que tengas esencialmente un gran imperio tecnológico persiguiendo a un pequeño grupo de luchadores por la libertad o seres humanos."
  47. 47,0 47,1 YouTube.png James Cameron’s Story of Science Fiction George Lucas on Star Wars Being Anti-Authoritarian en el canal de AMC en YouTube. "Hiciste algo muy interesante con Star Wars. Si lo piensas bien, los buenos son rebeldes, están usando una guerra asimétrica contra un imperio altamente organizado. Creo que hoy llamamos a esos tipos terroristas. Los llamamos mujahideen. Los llamamos al Qaeda. // GEORGE LUCAS: Cuando lo hice, eran el Viet Cong. // JAMES CAMERON: Exactamente. Entonces, ¿estabas pensando en eso en ese momento? // GEORGE LUCAS: Sip."
  48. Star Wars and History (page 12-13)
  49. The Essential Reader's Companion
  50. [1]

Enlaces externos

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.