FANDOM


Premium-Eras-legends
Tab-canon-black  Tab-leyendas-white 


«Es ... es un páramo.»
―Nomi Sunrider[fuente]

Ambria era un pequeño planeta desértico en el sistema Ambria, localizado en el Nódulo Stenness en el Borde Interior.

La vida animal en Ambria incluía mandas de Staga, pequeños lagartos llamados Neeks, y los extraños y malvados dragones llamados Hssiss del Lago Natth, un lugar que era poderoso en el lado oscuro de la Fuerza.

Ambria fue uno de los refugios de los Sith después de su derrota en la Gran Guerra Hiperespacial. Poco antes de la Gran Guerra Sith, fue el hogar del Maestro Jedi Thon. En el 4.004 ABY, Thon tomó a Oss Wilum como su Padawan en Ambria, después de que toda la vida del planeta fuera eliminada por una hechicería Sith. En el 3.999 ABY, Thon tomó a Nomi Sunrider como Padawan en Ambria. Además, el planeta era la principal máquina de guerra para el Imperio Sith, creando naves de guerra para la Gran Guerra Hiperespacial.

Darth Bane llegó por primera vez al planeta en el 1.000 ABY. Después de la Batalla de Ruusan, Bane entrenó a su aprendiz, Darth Zannah, en el planeta hasta el 990 ABY. Los dos se enfrentarían allí diez años más tarde, lo que resultó en la muerte de Bane y el ascenso de Zannah como el nuevo Señor Oscuro de los Sith.

Historia

Historia temprana

«Oss Wilum me dijo que elegiste este mundo porque el lado oscuro es fuerte aquí."
"Si. Había una gran oscuridad aquí. La conduje hacia el lago.
»
Nomi Sunrider y el Maestro Thon[fuente]

Descubierto durante el Gran Periodo Manifiesto, Ambria era un mundo rico en minerales, que contaba con varias especies inteligentes nativas y una gran variedad de fauna. Situado en el Nódulo Stenness, Ambria, junto con la mayoría de los otros mundos del sector, era considerado como un mundo minero lucrativo, y no pasó mucho tiempo antes de que las corporaciones comenzaran a hacer uso de la gran cantidad de recursos. Con el tiempo, Ambria llamó la atención de los expertos en minería de la República Galáctica, quienes establecieron bases allí para extraer los valiosos minerales y metales que poseía el planeta. Sin embargo, aunque Ambria tenía una atmósfera respirable y mucha nutrición potencial, pocos establecimientos permanentes se construyeron. Esto se debió a que la mayoría de las especies consideraba que el terreno era demasiado accidentado y que el clima era insoportable para vivir, así como el hecho de que había operaciones mucho más fáciles de instalar en los planetas cercanos del sistema Stenness. Por lo tanto, Ambria nunca fue colonizado, y, en general, permaneció deshabitado durante milenios, a excepción de las pocas especies nativas que vagaban por los páramos.

Planet-Ambria2

Ambria alrededor de la época de la Gran Guerra Sith.

El planeta permaneció sin cambios durante siglos, hasta que una hechicera Sith convirtió Ambria en su hogar. Poco se sabía de sus orígenes, e incluso su nombre se perdió en la historia, aunque sus obras habían sido registradas por la Orden Jedi, y fueron almacenadas en sus grandes archivos. Ella usó sus poderes oscuros para esclavizar a los seres inteligentes nativos, y utilizó gran parte de la vida silvestre del planeta como bestias de guerra, ayudada por el Lado Oscuro. Ella comenzó la construcción de un gran obelisco negro infundido con el lado oscuro; sus esclavos tardaron más de un siglo en construirlo. Finalmente, tuvo la oportunidad de realizar el ritual Sith para el que se había construido el obelisco. La naturaleza exacta de este ritual es desconocida, aunque los eruditos Jedi pudieron distinguir una versión básica de los eventos.

Destrucción de Ambria

La Hechicera no era tan poderosa como ella había creído, y su exceso de confianza demostró su perdición. Invocó más poder del que cualquier individuo había intentado anteriormente, y resultó ser demasiado complejo para ella. Ella lanzó una ola descontrolada de poderosas energía oscura en el planeta, destruyendo todo ser viviente, aparte del semi-inteligente Hssiss, en el planeta, que se infundió por completo con las energías del lado oscuro.

Más tarde, un tiempo después de la Gran Guerra Hiperespacial del 5.000 ABY, varios de los Señores Sith buscaron refugio en Ambria, donde se escondieron entre las energías del lado oscuro para evitar la persecución. Permanecieron en el planeta durante muchos años, hasta que ellos pasaron a la Fuerza, dejando aún más espíritus del lado oscuro en Ambria. Permanecieron incrustados en el planeta, impidiendo que algo creciera en el mundo desolado.

Llegada de Thon

«Este mundo es tan sombrío, señora Nomi. ¿Puede este mundo realmente ser el hogar de un gran Maestro Jedi?»
A-3DO[fuente]

Con el tiempo, un Maestro Jedi Tchuukthai llamado Thon haría del planeta Ambria su hogar. Poco se sabía de los orígenes de Thon; era muy reservado y solitario acerca de dónde había aprendido su amplia gama de habilidades de la Fuerza. Después de enseñar a los otros Jedi en Ossus varios poderes que no conocían anteriormente, Thon partió para encontrar un lugar más apartado y pacífico que la Gran Biblioteca Jedi para entrenar a sus estudiantes. Comenzó a vagar sin rumbo por la galaxia, dejando que la Fuerza lo guiara. Eventualmente, Thon sintió la presencia de una serie de espíritus del lado oscuro, lejos en la distancia más allá de los escáneres de su nave. Thon siguió la oscura presencia hasta que llegó a Ambria, donde fue inmediatamente atacado por los espíritus malévolos de los Sith. El Maestro Jedi Tchuukthai logró repelerlos por un tiempo, aunque pronto su resistencia se agotó, y ya no pudo contener a las fuerzas oscuras. Sin embargo, Thon aún tenía un plan, y llevó a los espíritus al Lago Natth; Nadó hasta el centro del lago y permitió que los espíritus oscuros lo consumieran. Sin embargo, con un último esfuerzo, el misterioso Maestro Jedi atrapó a sus enemigos en una ola de energía luminosa, confinándolos en las aguas turbulentas del fondo del Lago Natth. Los siniestros espíritus estaban furiosos, y con frecuencia poseían a las manadas de Hssiss que frecuentaban el lago, y atacaban a cualquier visitante del planeta. Aunque no habían sido completamente derrotados, los espíritus del lado oscuro de Ambria finalmente habían sido contenidos.

Thon se dispuso a explorar el resto del planeta e importó varias especies extranjeras de animales; el Maestro Jedi quería provocar el resurgimiento del planeta desértico. En sus viajes, descubrió un gran cañón que tenía una conexión particularmente fuerte en la Fuerza. Meditando allí en tiempos difíciles, alentó a la luz de la Fuerza a brillar una vez más en el planeta. Thon construyó un pequeño complejo de entrenamiento en una amplia llanura, escasa de lujos y decoración, donde vivió y, cuando finalmente llegaron a Ambria, enseño a sus estudiantes Jedi. Entreno a varios estudiantes en Ambria durante un período de doce años, incluido Oss Wilum, un Vultan de rápido aprendizaje.

En el 3.999 ABY, Wilum casi había completado su entrenamiento, por lo que Thon hizo que el Maestro Jedi Chamma enviara a su joven aprendiz a Ambria para que perfeccionara sus habilidades Jedi bajo la tutela experta de Thon. Sin embargo, Andur Sunrider nunca llegó a Ambria. Al llegar al sistema Stenness con su esposa Nomi y su hija Vima, Andur fue atacado por matones enviados por el Magnificó Bogga el Hutt, el autodenominado “gobernante” del Nódulo Stenness. Bogga se había enterado que Sunrider llevaría una cantidad de valiosos cristales de adegan, que su Maestro Chamma le había regalado a Thon. Aunque los cómplices de Bogga tuvieron éxito en matar a Andur, su esposa Nomi, una mujer sensible a la Fuerza, arremetió con el sable de luz de su difunto esposo, matando a uno de los hombres de Bogga. Los otros huyeron, y los esfuerzos de Bogga por robar los cristales de vieron frustrados. Nomi continuó la misión a pesar de la muerte de Andur, y cuando el Maestro Jedi Tchuukthai se dio cuenta de su potencial en la Fuerza, decidió entrenarla en los caminos de la Fuerza. A pesar del retroceso, Bogga todavía estaba decidido a poner sus manos sobre los cristales, y envió a un pirata llamado Finhead Stonebone a Ambria para recuperarlos y matar a Thon. El Tchuukthai logró detener el primer asalto de Stonebone, pero en un esfuerzo por hacer que Sunrider usara su sable de luz, se entregó a la banda de piratas sin luchar. Nomi había matado previamente a un hombre con el sable de luz de su difunto esposo, por lo que era reacia a agarrar un arma tan potencialmente peligrosa. Thon permitió que los piratas lo encadenaran, aunque pronto estalló una batalla entre los piratas para ver quién presentaría los cristales adegan al Magnificó Bogga. Sunrider usó esta oportunidad para usar su meditación de batalla, un antiguo arte Jedi que influenciaba y afectaba las acciones de los demás. Mientras la tripulación de Stonebone luchaba entre ellos, Nomi rescató a Thon, y juntos expulsaron a los piratas.

LakeNatth

Lago Natth en Ambria.

Poco después de que Sunrider terminara su entrenamiento, la Gran Guerra Sith estalló entre la Orden Jedi/República y los Krath; Thon era el único habitante que quedaba durante la guerra. Sin embargo, varios otros Jedi, luchando por ambos lados, visitaron Ambria a mitad de camino durante la guerra. Sunrider y Sylvar, una Jedi Cathar, vinieron a ver a Thon, mientras que otro Cathar, llamado Crado, así como el antiguo aprendiz de Thon, Oss Wilum, llegaron a Ambria para matar al Maestro. Habían sido infectados por Exar Kun, el Señor Oscuro de los Sith, y sus mentiras y propagando, y habían sido enviados al árido mundo para deshacerse de Thon. Sin embargo, el Maestro Tchuukthai y sus dos visitantes derrotaron fácilmente a los Hssiss que Crado y Wilum enviaron tras ellos, y forzaron al Jedi Oscuro Cataros a huir, mientras que Wilum finalmente fue redimido.

Hubo poca actividad en Ambria por el resto de la vida de Thon, y después de la muerte del Maestro Jedi, quedó completamente deshabitado una vez más.

Después de Thon

Aunque Thon había fallecido, sus esfuerzos por restaurar el exuberante paisaje de Ambria estaban progresando, aunque los espíritus permanecieron atrapados en el Lago Natth. Después de la época del Tchuukthai, varios Jedi viajaban allí para encontrar consuelo, aunque debido a la cantidad cada vez mayor de criminales en el sistema, se evitaba en gran medida.

Se libró una batalla entre la República y las tropas Sith en Ambria durante las Nuevas Guerras Sith en algún momento entre el 2.000 y el 1.000 ABY. Cada facción sufrió grandes pérdidas durante la batalla, con varios escombros y metralla quedando en el planeta. Aparte de los carroñeros ocasionales, nadie se había molestado en limpiar los restos, dejando mucha evidencia de la batalla incluso durante años. Algún tiempo después de que la batalla hubiese terminado, un sanador llamado Caleb hizo de Ambria su hogar, decidiendo reparar las heridas de la guerra.

Aproximadamente mil años antes de la Batalla de Yavin, un Lord Sith llamada Darth Bane visitó Ambria. Bane pensó que iba a encontrarse con Githany, una miembro de la Hermandad de la Oscuridad, para organizar su reinserción en la Orden, aunque en realidad la habían enviado para matar a Bane. Cuando los Sith llegaron a la superficie de Ambria, notaron la fuerza del lado oscuro que venía del Lago Natth y acamparon allí. Githany envenenó a Bane con synox cuando ella llegó, y le permitió al Lord Sith buscar una cura en el estéril planeta. Bane se encontró con dos niños carroñeros y su padre. Mató a los dos niños con su sable de luz, utilizando el dolor de su padre para limpiarse temporalmente del veneno. Bane finalmente encontró al sanador llamado Caleb y le amenazó con matar a su hija su no curaba al Lord Sith. Permanentemente curado, Bane dejó Ambria, y una vez más estuvo deshabitado, salvo por los carroñeros que intentaban encontrar algo de valor entre los restos de la batalla que se libró en el planeta previamente.

En el 990 ABY, el Señor Oscuro de los Sith Darth Bane regresó a Ambria y se estableció cerca del Lago Natth y no lejos del Cañón de la Meditación. Estableció un pequeño campamento para él su aprendiz, Darth Zannah. Los alojamientos eran escasos, pero eran suficientes como para servir de campo de entrenamiento para Zannah, y una base de operaciones para Bane, así como una especie de hogar para ambos. Los dos eventualmente abandonaron el campamento por lugares más lujosos cuando la Orden Jedi dejó de buscar a los Sith; porque estaban seguros de que se había extinguido. Al viajar juntos por la galaxia, la fuerza los atraería nuevamente a Ambria, aunque no como Maestro y Aprendiz. Zannah atrajo a su Maestro al planeta y lo desafió a un duelo, uno que estaba segura de que ganaría. Aprovechando toda su energía del lado oscuro, ella devastó el cuerpo de Bane cuando él la ataco. Cuando la batalla se acercaba a su fin, el intento de Bane de poseer a la niña retrocedió; destruyendo su cuerpo y dejando a Zannah victoriosa.

Historia moderna

En el momento del gobierno del Imperio Galáctico, Ambria había sido olvidado por largo tiempo. Sin embargo, el planeta recuperó algo de interés durante la era de la Nueva República.

En algún momento, Industrias BioTech estableció un campus en el planeta donde realizaron investigaciones hasta que fue atacado por el Capitán Imperial Marl Semtin.

Habitantes

Ambria originalmente tenía varias especies inteligentes, aunque no se sabía si las principales poblaciones fueron construidas por estas especies. Después de que sus recursos naturales fueran descubiertos por la República, equipos de mineros habitaron Ambria, aunque no se establecieron asentamientos permanentes. Después de que la hechicera Sith exterminara a las especies nativas, Ambria quedó deshabitado, aunque durante la época de Thon, muchos estudiantes Jedi vivían y se formaban allí. Después de la Batalla de Ambria, muchos carroñeros hicieron del planeta estéril su hogar, con la esperanza de ganarse la vida buscando entre los restos de la batalla algo de valor. Alrededor de la época en que Darth Bane visitó Ambria, muchas familias habían establecido hogares allí, incluidos Caleb y su hija. En épocas posteriores, permaneció en gran parte deshabitado, aunque muchos Jedi buscaron refugio en Ambria durante la Gran Purga Jedi.

Después del cataclismo causado por la hechicera Sith, la mayoría de la fauna nativa de Ambria fue asesinada, con solo varias razas de reptiles sobreviviendo. Los depredadores salvajes que frecuentaban el Lago Natth, los Hssiss, a menudo eran poseídos por los espíritus oscuros confinados en el lago, y se decían a ayudar a quienes manejaban el lado oscuro de la Fuerza. Estos se originaron en Ambria, aunque Bogga el Hutt eventualmente los transportó fuera del planeta, usándolos como bestias de guardia. Otra especie superviviente eran los Neeks, que se congregaron en bandadas en un intento por protegerse contra los depredadores como los Hssiss. El Maestro Thon trajo una tercera especie a Ambria, conocida como Staga. Los Staga eran grandes reptiles con cuernos que se movían en manadas y vivían fuera de la morada de Thon.

Lugares

Lago Natth

Cañón de la Meditación

MeditativeCanyon-PotJ

Una vista transversal del Cañón de la Meditación en Ambria.

Situado en las Montañas Tiernvael, el Cañón de la Meditación en Ambria era un lugar que tenía una fuerte conexión con la Fuerza. La zona era más seca y más árida que el resto del planeta, y debido a las implacables tormentas de viento que azotaban la región, el Cañón permaneció en gran parte inexplorado durante milenios, incluso la Hechicera Sith no lo había descubierto. El Maestro Thon tropezó con él mientras buscaba un refugio durante una terrible tormenta mientras viajaba por el planeta, y descubrió que una de las paredes tenía una presencia inusualmente poderosa en la Fuerza; esto hizo que el Maestro Tchuukthai se sintiera tranquilo y aislado de la carnicería que sucedía en el suelo. El antiguo Maestro Jedi se fue una cesó que la tormenta cesó, aunque él marcó su ubicación, y con frecuencia volvía a meditar.

El cañón era extremadamente vasto y medía más de un kilómetro de profundidad, un kilómetro de largo y medio de ancho. Las paredes interiores del cañón estaban bordeadas por pequeñas cuevas, y un río profundo yacía en el pozo del cañón, girando y girando para coincidir con la forma notable del cañón. A lo largo de las paredes de cañón y dentro de las cuevas, había una gran cantidad de estalagmitas, algunas de las cuales estaban cubiertas de cristales transparentes. Aunque los cristales no tenían un impacto en la Fuerza, Thon y otros Jedi, los usaron para enfocarse durante la meditación. El cañón tenía varios niveles, cada uno marcado con diferentes estratos, algunos tenían repisas y acantilados, mientras que otros tenían enormes cuevas y túneles. A lo largo de la historia de Ambria, nadie intentó explorar adecuadamente estas formaciones rocosas.

A pesar de su conexión con la Fuerza, el cañón permaneció en gran parte desprovisto de seres vivos a lo largo de su historia. Durante el tiempo que paso Thon en Ambria, las únicas criaturas que alguna vez exploraron el cañón fueron los Neeks, y los Staga, aparte del Maestro Jedi y sus aprendices. Después del tiempo de Thon, muchos Maestros Jedi usaron el cañón para escapar ocasionalmente de su estresante existencia, y durante la Gran Purga Jedi, sirvió como un excelente escondite para los Jedi. El Emperador Palpatine no estaba al tanto de la existencia del cañón.

Obelisco Sith

El Obelisco Sith en Ambria tenía kilómetros de alto, con una gran espiga que se disparaba hacia el cielo. Construido con gran parte de los recursos naturales de Ambria, el Obelisco era de un tono oscuro. Fue construido por los esclavos de la Hechicera Sith, y tomó más de cien años estándar para ser completamente construido. El Obelisco fue erigido en las regiones salvajes del norte del planeta, cerca del gran cañón descubierto por Thon. Cuando el ritual fallido de la Hechicero destruyó el planeta, el Obelisco fue destruido, al igual que la Hechicera y sus esclavos.

Otros lugares

Ambria tenía otros lugares notables, aunque nunca fueron completamente explorados y la información sobre ellos era rara. Después de llegar a Ambria, el Maestro Thon construyó una casa sencilla donde entreno a sus alumnos. Contenía pocas posesiones o elementos de comodidad, como era el camino Jedi. Thon dormía en una cama de paja en el suelo, mientras que los visitantes tenían una cama de colchón ligeramente elevada del suelo. Otro lugar era los Residuos de Ambria, un enorme desierto que cubría más de la mitad del planeta. Las Montañas Tiernvael eran enormes y empinadas montañas envueltas en sombras y oscuridad, situadas justo al norte del ecuador de Ambria. Estaban en gran parte inexploradas, aunque el cañón con el que estaban ubicadas a menudo era usado por el Maestro Thon para la meditación.

Detrás de escena

El juego de PC Star Wars: Rebellion sitúa erróneamente a Ambria en el sector Xappyh de los Territorios del Borde Exterior, y el Power of the Jedi Sourcebook incorrectamente lo coloca en el sistema Stenness.

Apariciones

Fuentes

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.