FANDOM


Premium-Eras-canon
Este artículo es sobre el conflicto en Lothal. Quizá estés buscando el episodio de Star Wars Rebels.
Para otros usos, véase Batalla de Lothal.


«Destruiremos Lothal hasta que alguien revele el paradero de estos traidores.»
Darth Vader[fuente]

El Asedio de Lothal fue un aislamiento total ordenado por el Imperio Galáctico en el planeta Lothal del Borde Exterior en el cuarto año antes de la Batalla de Yavin. El asedio surgió como una reacción a la continua insurgencia y al descontento en Lothal tras el éxito de una operación rebelde en el sistema Mustafar, una que llevó a la destrucción del Soberano, la nave insignia del Gran Moff Wilhuff Tarkin. Como Lothal era un mundo industrial vital para la conquista Imperial del Borde Exterior, el Emperador, Darth Sidious, envió a su aprendiz, Darth Vader, a poner fin a las actividades rebeldes en el mundo.

A medida que el Imperio atacaba a Lothal y traía numerosos Destructores Estelares sobre Ciudad Capital como una táctica de intimidación, las demandas de las autoridades locales para producir resultados en la búsqueda de los rebeldes y sus simpatizantes se intensificaron. La Ministra Maketh Tua, actuando en lugar de la ausente Gobernadora Arihnda Pryce, no pudo producir los resultados que Darth Vader y el Gobernador Tarkin esperaban. Preocupada de que el Imperio la castigara, se puso en contacto con los rebeldes y les pidió que la ayudaran a desertar del Imperio a cambio de una lista de los nombres de aquellos en Lothal que simpatizaban con la rebelión. La tripulación del Espíritu, una célula de rebeldes que se había establecido en Lothal, aceptó la misión de rescatar a Tua. Regresaron a Lothal a bordo de un transbordador Viajero Estelar 2000 autopilotado e interceptaron a la ministra. Sin embargo, el Imperio había rastreado sus comunicaciones y sabía que planeaba desertar. El Agente Kallus, del Buró de Seguridad Imperial, la acompañó al transbordador que se suponía debía llevar para visitar al Gobernador Tarkin, pero el transbordador explotó en un acto de sabotaje Imperial, por el cual Kallus culpó a los rebeldes para que la opinión pública se opusiera a la rebelión.

La respuesta del Imperio a la incursión de los rebeldes fue bloquear el planeta, ordenando que ninguna nave pudiera abandonar la superficie del planeta sin la autorización Imperial. Los rebeldes, efectivamente atrapados en Lothal, se escondieron dentro de Ciudad Capital. Hicieron un plan para infiltrarse en el Complejo Imperial, donde intentaron robar una lanzadera y escapar del planeta. Lograron atravesar el complejo con éxito y encontraron una lanzadera, así como varios generadores de escudo de grado militar que robaron en nombre de la rebelión. Mientras se preparaban para escapar, fueron confrontados por Darth Vader, quien se enfrentó a dos de los rebeldes, el Caballero Jedi Kanan Jarrus y su Padawan, Ezra Bridger, en un duelo con sables de luz. Vader, de quien Jarrus se dio cuenta de que era un Lord Sith, los dominó rápidamente pero les permitió irse, ya que la lanzadera tenía un dispositivo de rastreo y Vader tenía la intención de usarla para rastrear la lanzadera al resto de la flota rebelde. Sin embargo, antes de que pudieran escapar, los rebeldes se pusieron en contacto con Lando Calrissian, un contrabandista con quien habían tratado en el pasado, para pedir ayuda para salir de Lothal. A cambio de tres de sus generadores de escudo, Calrissian les dio a los rebeldes una serie de transmisores de enmascaramiento que podrían duplicar la señal del transbordador y dispersar las fuerzas Imperiales. Mientras tanto, el Imperio reunió a los ciudadanos de Ciudad Tarkin, un asentamiento de refugiados que los rebeldes ayudaron en el pasado, e incendió la ciudad como castigo por las actividades de la rebelión.

Los rebeldes regresaron a la flota después de usar sus bloqueadores para escapar de Lothal. Vader los rastreó hasta la flota usando su caza personal TIE Avanzado x1 y se enfrentó al Escuadrón Fénix, un grupo de cazas estelares rebeldes Ala-A en combate. Mientras luchaba contra el Escuadrón Fénix, también dañó mortalmente a la nave mando rebelde, Hogar Fénix. La célula de Lothal, junto con uno de los líderes de la rebelión, la Comandante Ahsoka Tano, abordó el Espíritu y se enfrentó al caza de Vader. Durante la lucha, Jarrus y Tano usaron la Fuerza en un intento de aprender más sobre la identidad del Lord Sith. Lo que Tano sintió que la abrumaba, mientras Vader se daba cuenta de que Tano, a quien había entrenado cuando era un Caballero Jedi, todavía estaba viva. Poco después, la nave de mando fue destruida y toda la flota se retiró. Vader informó al Emperador que Tano todavía estaba viva, lo que Sidious creía era una oportunidad para que el Imperio encontrara a otros Jedi que habían sobrevivido a la Purga Jedi.

Preludio

«Recibimos reportes de disturbios por todo Lothal. Hay rumores de Mustafar. Algunos están viendo al Imperio como débil. Vulnerable.»
«Descuide, Agente Kallus. El Emperador envió una solución alternativa.»
―Agente Kallus y Gobernador Wilhuff Tarkin, mientras Darth Vader llega a Lothal[fuente]

En los años previos a la Batalla de Yavin, una célula rebelde llevó a cabo una insurgencia contra el Imperio Galáctico en y alrededor del planeta Lothal del Borde Exterior. Durante su insurgencia, uno de los líderes de la célula, el Caballero Jedi Kanan Jarrus, fue capturado por el Imperio y detenido por el Gran Moff Wilhuff Tarkin, gobernador del Borde Exterior.[4] Tarkin, junto con el Agente Kallus del Buró de Seguridad Imperial y el cazador de Jedi conocido como el Gran Inquisidor, interrogaron a Jarrus para obtener información sobre una rebelión más grande que operaba dentro de la galaxia. Mientras tanto, los compañeros de la tripulación de Jarrus: la Capitán Hera Syndulla, su Padawan Ezra Bridger, la experta mandaloriana en explosivos Sabine Wren, el guerrero lasat Garazeb Orrelios y el droide astromecánico C1-10P ("Chopper") elaboraron un plan para rescatar a Jarrus.[5] Su misión los llevó al sistema Mustafar, donde su líder cautivo se encontraba a bordo del Destructor Estelar personal de Tarkin, el Soberano.[6]

Rebel fleet Mustafar

La flota fénix alejándose de Mustafar.

Los rebeldes abordaron el Soberano en órbita de Mustafar. Bridger localizó y liberó a su maestro Jedi cautivo, pero los dos fueron confrontados por el Inquisidor y lo enfrentaron en un combate con sables de luz. Mientras los otros rebeldes se abrían paso a través de la nave, Chopper, que había permanecido a bordo de un crucero Imperial robado, contactó al misterioso agente rebelde conocido por los rebeldes solo como "Fulcrum", del cual Syndulla había recibido misiones discretamente, y solicitó su ayuda para que los rebeldes escaparan de Mustafar. Fulcrum, cuya verdadera identidad era la Comandante Ahsoka Tano, ex Padawan de la Orden Jedi, dirigió una flota de corredores de bloqueo rebeldes a Mustafar. Jarrus y Bridger sobrevivieron a su duelo con el Inquisidor, quien fue asesinado durante el duelo, y la tripulación del Espíritu huyó del Soberano después de que fuera dañado durante la lucha. Los rebeldes escaparon en cazas TIE Imperiales fuera del Soberano, pero fueron perseguidos por las fuerzas Imperiales. Durante su retirada, la flota rebelde llegó y ayudó a la tripulación del Espíritu a huir del sistema Mustafar. Poco después de su escape, el Soberano fue destruido, aunque el Gobernador Tarkin evacuó la nave antes de que explotara.[6]

Después de la batalla, el equipo del Espíritu, que tenía un conocimiento limitado de las actividades de Fulcrum, se enteró de la identidad de Tano y de que formaban parte de una rebelión más grande. Se unieron a la flota rebelde, conocida como los rebeldes Fénix, y comenzaron a aceptar misiones para la rebelión. Mientras tanto, en Lothal, los informes sobre el fracaso del Imperio en Mustafar provocaron disturbios en todo el planeta, cuando los ciudadanos comenzaron a ver al Imperio como débil y vulnerable. El Emperador, Darth Sidious, envió a su aprendiz, Darth Vader, a Lothal para que pudiera poner orden en el planeta.[6] Vader supervisó la represión de las actividades públicas, con la Ministra Maketh Tua, del gobierno planetario, instituyendo un aumento de patrullas militares, puestos de control de seguridad y toques de queda en el púbico. Los esfuerzos del Imperio no llevaron a los resultados que Vader y el Gobernador Tarkin esperaban, y se le ordenó a Tua que informara al Gobernador Tarkin fuera del mundo para dar cuenta de sus fracasos, un viaje que Tua sabía que la ponía en grave peligro.[1]

TuaContactsRebels-SoL

Temiendo por su vida, la Ministra Tua contacta a los rebeldes en busca de ayuda para desertar del Imperio.

Sabiendo que Tua tenía sus dudas sobre su papel en el gobierno, Vader y Kallus eligieron usarla como cebo para sacar a los rebeldes de su escondite. El plan se puso en marcha cuando la aterrorizada Ministra Tua contactó a la tripulación del Espíritu y le pidió ayuda para desertar del Imperio. A cambio, ella prometió proporcionar los nombres de simpatizante rebeldes en Lothal y otros sistemas estelares cercanos, así como la verdadera naturaleza de la presencia del Imperio en Lothal, una operación encubierta que ordenaba el propio Emperador. Con la aprobación del Comandante Jun Sato, el líder de la Célula Fénix, el equipo del Espíritu se preparó para su misión a Lothal.[1]

El asedio

Rescate fallido

«Todo ha pasado como lo predijo, Lord Vader.»
«Ahora informa a la población que los asesinos rebeldes se ocultan entre ellos. Cierren el puerto aéreo y hagan saber que cualquier nave que intente huir será destruida.»
―Agente Kallus y Darth Vader[fuente]

Los rebeldes decidieron regresar a Lothal a bordo de un transbordador Viajero Estelar 2000 que había sido atracado con la flota Fénix; el Espíritu se quedó atrás, ya que los rebeldes sospechaban que el Imperio sería capaz de rastrear su señal después de la batalla en Mustafar. Mientras estaban en camino, repasaron su plan: se reunirían con la Ministra Tua, quien tenía programado irse a bordo de una lanzadera al día siguiente para reunirse con el Gobernador Tarkin. Luego escaparían de las fuerzas Imperiales a bordo del Viajero Estelar. Pronto llegarían a la órbita de Lothal, y el Viajero Estelar recibió autorización para pasar de la presencia del pesado Destructor Estelar. Los rebeldes se dieron cuenta de que, como resultado de sus acciones en Mustafar, las fuerzas militares habían aumentado su presencia en Lothal, incluso sobrevolando directamente Ciudad Capital. Una vez que el Viajero Estelar aterrizó, Orrelios y Chopper recibieron la orden de quedarse atrás en caso de que el grupo necesitara escapar rápidamente.[1]

Imperial shuttle explodes

El transbordador Imperial explota y mata a la Ministra Tua en un acto que el Imperio atribuye a los rebeldes.

La tripulación se abrió paso a través de Ciudad Capital para llegar al encuentro, que estaba custodiado por varios soldados de asalto. Para distraer a los soldados de asalto y mezclarse con las fuerzas Imperiales, Jarrus asaltó a un soldado y le robó su armadura, permitiéndole caminar directamente hacia el muelle de aterrizaje. Esperó en posición mientras Syndulla, Bridger y Sabine subían a los tejados de las bahías, donde podrían atacar a los Imperiales desde arriba. Tua llegó poco después, acompañada por el Agente Kallus; el agente del BSI afirmó que Vader le ordenó que la acompañara por su seguridad, pero su presencia era parte del plan del Imperio para matarla. Los rebeldes pronto atacaron a las fuerzas Imperiales y Tua corrió hacia la lanzadera, con los rebeldes cerca detrás de ella. Sin embargo, tan pronto como ella entró en la nave, el transbordador explotó y envió a los rebeldes volando hacia atrás. Kallus, acompañado por un droide espía que registraba la explosión y su presencia, acusó a los rebeldes de matar a la ministra, con Darth Vader observando desde lo alto en un edificio cercano. Su misión fue un fracaso, los rebeldes llamaron a Orrelios y al transbordador para recogerlos. La nave despegó, pero fue derribada por un Módulo de Defensa Todo Terreno y se estrelló en las calles.[1]

La trama del Imperio se desarrolló como estaba prevista, y los rebeldes fueron obligados a pasar a la clandestinidad. Vader le ordenó a Kallus que pusiera bajo asedio a Lothal, ordenando que se restringiera el viaje fuera del mundo y que cualquier nave que intentara salir fuera destruida. Además, el Imperio emitió un informe de propaganda a través de Noticias de la HoloRed, con el emisor Alton Kastle informando que la Ministra Tua, a quien describió como una servidora pública devota, fue asesinada por los rebeldes. Kastle además alentó a los ciudadanos a reportar el paradero de los rebeldes si eran descubiertos. Los rebeldes observaron la transmisión desde un lugar seguro, la antigua casa de Bridger, y se dieron cuenta de que el Imperio intentaba influir en la opinión pública en su contra. Pronto fueron descubiertos, y la tripulación escapó justo a tiempo; entonces el Imperio activó un detonador térmico que destruyó la casa.[1]

Sabiendo que los puertos espaciales estaban bloqueados y que el planeta estaba bajo asedio, los rebeldes formularon un plan para infiltrarse en el Complejo Imperial en Ciudad Capital para robar una lanzadera Imperial. Creían que las fuerzas Imperiales serían reducidas debido al gran despliegue de tropas que los buscaban, y que el complejo de la capital sería el último lugar donde el Imperio pensaría buscarlos, pero en realidad, Darth Vader sospechaba que se infiltrarían. El complejo ya estaba listo para su llegada. Para adentrarse, Jarrus mantuvo su disfraz de soldado de asalto mientras Bridger se hacía pasar por un cadete de la Academia Imperial. Entraron en el complejo y utilizaron un truco mental en un soldado de asalto para permitirles pasar, mientras transportaban cajas que contenían al resto de la tripulación. Una vez dentro, los rebeldes se dirigieron al espaciopuerto del complejo para encontrar una lanzadera.[1]

Duelo con Darth Vader

«Milord, movilizaré a los cazas para perseguirlos.»
«No será necesario, Comandante. Los rebeldes no se irán del planeta aún.»
―Un soldado de asalto comandante y Darth Vader, después de que los rebeldes escaparan[fuente]

Los rebeldes entraron al muelle Imperial con facilidad, no encontrando oposición alguna para detenerlos. Mientras se dirigían a una lanzadera, descubrieron varios generadores de escudo deflector 49-v99, similares a los que la rebelión había intentado adquirir en una redada contra cargueros Imperiales poco antes de la misión a Lothal. Debido a que la rebelión necesitaba los escudos para sus defensas, los rebeldes los robaron y los llevaron a bordo del transbordador. Sin embargo, antes de que pudieran irse, Jarrus y Bridger sintieron una presencia oscura a través de la Fuerza: Darth Vader, quien estaba flanqueado por soldados de asalto y se acercó a los rebeldes con un sable de luz encendido.[1]

Kanan y Ezra contra Vader

Los Jedi enfrentan a Darth Vader en combate.

Los soldados de asalto dispararon contra los rebeldes, mientras que los dos Jedi se enfrentaron al Lord Oscuro en un duelo con sables de luz. Los Jedi fueron vencidos fácilmente, encontrando a Vader como un oponente muy superior. Jarrus fue incapacitado durante la pelea, dejando a su Padawan para luchar solo contra Vader. El Lord Oscuro usó la Fuerza para arrojar a Bridger a un lado y mantenerlo en su lugar, llevando el propio sable de luz del Padawan hacia el cuello del niño. Él se burló de Bridger, diciéndole que nunca se convertiría en un Jedi. Antes de que Vader pudiera matarlo, Jarrus atacó a Vader nuevamente. Con la esperanza de asesinar a Vader, Wren y Orrelios lanzaron detonadores térmicos a los caminantes AT-DP estacionados en la bahía. La consiguiente explosión llevó a los caminantes a aplastar a Vader, aparentemente matándolo.[1]

Su aparente muerte pronto fue revelada como cualquier otra cosa, ya que Vader usó la Fuerza para levantar a los caminantes en el aire y arrojarlos a un lado. Sin esperanzas de derrotarlo, los rebeldes se retiraron a la lanzadera y se fueron volando, dejando atrás a Vader. Un soldado de asalto comandante informó a Vader que enviaría cazas estelares tras los rebeldes, pero Vader le dijo que no sería necesario. Sabiendo que, debido al Asedio de Lothal, los rebeldes no se irían del planeta inmediatamente. Una vez que lo hicieran, no se escaparían de manera segura, ya que la lanzadera estaba equipada con un dispositivo de rastreo. Mientras volaba lejos de Ciudad Capital, Jarrus le dijo a su padawan que al quien se habían enfrentado era un Lord Sith, los antiguos enemigos de la Orden Jedi.[1]

Escapando de Lothal

«Nunca creí decir esto, pero gracias Lando Calrissian.»
―Hera Syndulla[fuente]

Los rebeldes volaron hacia la noche y comenzaron a planear su escape, pero sabían que Vader tendría un bloqueo esperando para interceptarlos en órbita. Debido a eso, necesitaban encontrar una manera de contrabandearse fuera de Lothal. Aunque tenían reservas debido a su último encuentro, la tripulación se comunicó con Lando Calrissian para sacarlos fuera del mundo. Pese a que Calrissian no estaba en Lothal, lograron ponerse en contacto con él a través de un holograma y hacer que aceptara ayudarlos a cambio de tres de sus generadores de escudo. Con la bendición del contrabandista, el equipo estableció curso para la granja de Calrissian, donde les aseguró que su droide de protocolo RQ, W1-LE, estaría esperando para ayudarlos.[1]

The fall of Tarkintown

Bridger y Jarrus pasan por los restos carbonizados de Ciudad Tarkin, que el Imperio destruyó para explotar la compasión de los rebeldes.

Cuando los rebeldes se dirigieron a la granja, el Imperio llevó a cabo un ataque en[1] el campamento de reasentamiento 43 de Lothal,[7] denominado por sus ciudadanos como "Ciudad Tarkin";[1] el asentamiento recibió el apodo después de los refugiados que vivían allí fueran expulsados de sus hogares originales por orden del Gobernador Tarkin.[8] La operación se llevó a cabo por orden de Darth Vader, quien quería atraer a los rebeldes explotando su compasión por los refugiados a quienes habían brindado asistencia en el pasado. Ciudad Tarkin fue incendiada, y sus ciudadanos se convirtieron en prisioneros del Imperio. La destrucción del pueblo, una vez descubierta, hizo que los rebeldes decidieran no regresar a Lothal para proteger a la gente de futuras represalias Imperiales.[1]

La tripulación llegó a la granja de Calrissian, donde Wren trabajó con W1-LE para modificar unos transmisores de enmascaramiento para que emitan la señal de la lanzadera robada. Al hacerlo, la tripulación esperaba poder dispersar las fuerzas Imperiales enviadas para perseguirlos y así evitar el bloqueo. Pronto abandonaron la granja y se dirigieron al espacio, lanzando los transmisores a medida que avanzaban hacia la atmósfera. El Destructor Estelar Implacable, comandado por el Almirante Kassius Konstantine, rastreó las señales y envió cazas TIE en busca de cada uno. Cuando los Imperiales se dieron cuenta de que habían estado rastreando señales de señuelo, la lanzadera estaba en el espacio y podía saltar al hiperespacio. Lo que los rebeldes desconocían era que Vader estaba rastreando su señal y ordenó que su caza TIE Avanzado x1 estuviera listo para su lanzamiento, con el fin de poder seguir a los rebeldes a la flota Fénix.[1]

Flota en retirada

«La aprendiz vive.»
―Darth Vader, al darse cuenta de que Ahsoka Tano, la aprendiz de Anakin Skywalker sigue con vida[fuente]

El equipo regresó al Hogar Fénix, donde Chopper descubrió que la señal de rastreo estaba activada en el transbordador. Los rebeldes se apresuraron al centro de mando e informaron a Sato y Tano que fueron rastreados. A medida que explicaban la situación, la flota captó la señal de un caza estelar solitario, el TIE Avanzado x1 de Vader, que ingresó al área para enfrentar a la flota por sí solo. Sato desplegó al Escuadrón Fénix,[1] un grupo de interceptores RZ-1 Ala-A,[9] para acercarse a la nave de Vader, pero el Lord Oscuro era el oponente superior. Él fácilmente destruyó varias naves Fénix antes de moverse para atacar al Hogar Fénix.[1]

Vader attacks the Phoenix fleet

Vader ataca a la flota Fénix.

Con la nave de mando bajo asedio, la tripulación del Espíritu, acompañada por la Comandante Tano, abordó la nave y entró en el combate. Syndulla pilotó la nave mientras los otros rebeldes intentaban destruir a Vader, pero sus esfuerzos fueron en vano. A medida que la batalla continuaba, Jarrus y Tano usaron su entrenamiento Jedi para llegar a través de la Fuerza en un intento por descubrir la identidad del piloto, ya que Tano sintió que era poderoso en la Fuerza. Al llevarlo a cabo, Bridger sintió los mismos sentimientos oscuros que sintió en Lothal y se dio cuenta de que era el Lord Sith. Tano descubrió algo sobre el piloto a través de la Fuerza, información que la abrumó con miedo y dolor, y cayó inconsciente. Ella y Vader se sintieron el uno al otro, y Vader se dio cuenta de que Tano, su Padawan cuando era el Caballero Jedi conocido como Anakin Skywalker, aún estaba viva.[1]

Sabiendo que Tano estaba aliada con la rebelión, Vader tenía la intención de capturar con vida al equipo del Espíritu. Cuando la batalla se acercaba a su fin, los Destructores Estelares entraron en el sistema en un intento por evitar que la flota rebelde huyera. Sato y su tripulación abandonaron el Hogar Fénix, que había sufrido daños críticos, y fueron evacuados junto con el resto de la flota Fénix. Cuando fueron evacuados y finalmente saltaron al hiperespacio, el Espíritu se dirigió hacia los Destructores Estelares, incluyendo al Implacable de Konstantine. Por orden de Vader, el Implacable utilizó su rayo tractor para capturar al Espíritu en el momento en que pasase entre este y otro Destructor Estelar. Sin embargo, Syndulla, tenía otros planes. Atravesó los dos Destructores Estelares antes de que las vigas del rayo tractor estuvieran en línea, dejando que Vader fuera atrapado una vez que las vigas estuvieran encendidas. El Lord Oscuro quedó atrapado y el Espíritu saltó al hiperespacio.[1]

El Espíritu se reunió con la derrotada flota Fénix,[1] donde Sato había transferido su mando a la corbeta CR90 Liberador.[10] La tripulación sabía que, como resultado de sus acciones y la inclusión de un Lord Sith a la batalla, el Imperio enviaría más de sus fuerzas tras ellos. Vader, mientras tanto, contactó al Emperador y le informó que la flota había sido dañada críticamente. También le dijo a su Maestro Sith que Tano todavía estaba viva, lo que el Emperador creía que era una oportunidad que podría ayudarles a localizar a otros sobrevivientes de la Purga Jedi. Para perseguir a los rebeldes, el Emperador le ordenó a Vader que enviara un Inquisidor.[1]

Entre bastidores

El Asedio de Lothal apareció por primera vez en Star Wars Rebels: The Siege of Lothal, la película televisiva que sirvió como el debut de la segunda temporada de la serie de televisión animada Star Wars Rebels. Fue una continuación de los eventos del final de la primera temporada,[1] "Fire Across the Galaxy," que condujo a la llegada de Darth Vader a la serie.[6] Cuando se describió por primera vez "The Siege of Lothal" y la historia de su conflicto, la Gobernadora Arihnda Pryce de Lothal debía desempeñar un papel. El personaje, que hasta la fecha ha sido mencionado pero nunca visto en el show, habría sido la asesinada en la explosión del transbordador como parte del complot para destruir la reputación de los rebeldes. La Ministra Tua, quien fue asesinada en la versión final de la historia, habría sido promovida a gobernadora de Lothal. Inicialmente, el Emperador tampoco estuvo involucrado directamente en el episodio, pero la escena entre él y Darth Vader se agregó por sugerencia del productor ejecutivo del programa, Dave Filoni, lo que llevó al personaje a estar en conexión directa a la trama del asedio.[11]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias


Rebelión inicial contra el Imperio Galáctico
Cronología galáctica

Anterior: Guerras Clon

Concurrente: Purga Jedi · Insurgencia de Jedha · Guerra civil mandaloriana · Insurgencia de Ryloth

Siguiente: Guerra Civil Galáctica

Batallas de la Rebelión inicial contra el Imperio Galáctico
18 ABY Ocupación de Mon Cala (Ciudad Dac · Mon Cala (I) · Regiones polares · Ciudad Bel)
Raada
5 ABY Droides interrogadores Imperiales · Convoy de suministros Imperial · Aeródromo de Lothal
Ciudad Capital · Kessel · Misión para robar disruptores Imperiales · Kothal
Stygeon Prime · Academia Imperial (Lothal) · Convoy Imperial (Lothal) · Sector Atrivis (Mantooine)
4 ABY Kaller · Lahn · Tseebo · Edificio del Senado de la Antigua República · Jalath
Torre de comunicaciones · Mustafar (I) · Arkanis · Quila · Generadores de escudos Imperiales · Asedio de Lothal (Lothal (I) · Escuadrón Fénix (I)) · Seelos · Absanz · Ibaar · Thrad · Garel (I) · Interdictor
3 ABY Escuadrón Fénix (II) · Estación Calderos · Imvur · Garel (II) · Depósito de Lothal · Concord Dawn (I) · Concord Dawn (II)· Lira San
Ryloth (I) · Geonosis (I) · Escuadrón Fénix (III)
2 ABY Naraka · Campaña de Lothal (Yarma · Ryloth (II) · Mykapo · Complejo de Armería Imperial · Base de Chopper · Quimera · Nebulosa Archeon · Atollon) · Teralov
Montross · Agamar · Concord Dawn (III) · Geonosis (II) · Krownest · Estación Killun
1 ABY Mandalore · Jalindi · Estación Faos · Campaña de Lothal (Lothal (II) · Lothal (III)
Lothal (IV) · Templo Jedi de Lothal · Lothal (V))
0 ABY Anillo de Kafrene · Wobani · Operación Fractura (Jedha (I) · Eadu) · Scarif
Otros Crucival · Allst Prime · Sistema F'tzner · Garel (III) · Iakar (II)
Mustafar (II) · Ord Biniir · Wecacoe · Garel (IV)
Temas y artículos relacionados
Imperio Galáctico · Jedha (II) · Jedi · Grupo Massassi
Alianza Rebelde · Célula Fénix · Sith · Espectros
  [Fuente]


Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.