FANDOM


Premium-Eras-canon

Belkor Dray fue un varón humano que sirvió como coronel Imperial en el planeta Ryloth .Belkor, en busca de avance, apoyó secretamente al movimiento Ryloth Libre anti-Imperio para socavar a su superior, la Moff Delian Mors, por años cometiendo traición contra el Imperio Galáctico. Después de que el líder del Libertario de Ryloth Cham Syndulla recibiera información de que el Emperador Palpatine y Darth Vader visitarían Ryloth, Belkor fue obligado a ayudar con el intento de asesinato. Belkor logró convencer a Cham de enviar a sus combatientes de la resistencia para asesinar a la moff Mors durante la confusión del ataque.

Durante el ataque del movimiento Ryloth Libre contra el Destructor Estelar Imperial de Vader, el Peligroso, Belkor mantuvo su cobertura liderando los esfuerzos de rescate Imperiales mientras secretamente filtraba información a los rebeldes. A pesar de sus esfuerzos, el emperador, Lord Vader y Mors sobrevivieron a los ataques y lograron retirarse a Ryloth. Mientras volaba una nave de reconocimiento, Belkor ayudó al movimiento Ryloth Libre en sus esfuerzos por perseguir al emperador y a los Lores Sith. Belkor también trató de cubrir sus huellas diciendo a sus hombres que Mors era una traidora. Sin embargo, la moff Mors logró reafirmar su control sobre las fuerzas imperiales. Ella localizó a Belkor y lo ejecutó por su traición contra el Imperio.

Biografía

Pasado

Belkor Dray fue un coronel en el Ejército Imperial que estaba colocado en el planeta del Borde Exterior, Ryloth, durante la Era del Imperio. Cuando la moff Delian Mors se hizo poco exigente con llevar a cabo sus obligaciones en Ryloth, eligiendo gastar su tiempo haciendo varias actividades ilegales, ella puso a Belkor Dray a cargo de mantener a las fuerzas Imperiales en el planeta. Por años después, Dray suministraba información al movimiento Ryloth Libre de Cham Syndulla en un esfuerzo por desacreditar y remover a Mors del oficio.[1]

Agente Doble

«Bien. Ahora, puedo ser un maestro más amable para ti de lo que el Imperio ha sido para Ryloth. Nadie tiene que perder aquí, Belkor. Eso es honestidad, también. Pero necesito más de ti ahora que alguna vez lo haya requerido. Necesito más que información. Necesito compromiso. Necesito colaboración.»
―Cham Syndulla chantajeando a Belkor[fuente]
Después de la reunión con la moff Mors, Belkor decidió conseguir que los rebeldes de Cham asesinaran al senador Orn Free Taa para desacreditar a la moff Mors. Al regresar a su alojamiento en Ryloth, Belkor utilizó su comunicador personal portátil para enviar un mensaje cifrado a Cham diciéndole que necesitaban reunirse de inmediato. Cham respondió rápidamente ya que se enteró que el emperador Palpatine y Darth Vader estarían visitando secretamente a Ryloth bajo la cubierta de la visita de Estado de Taa. Cham y su teniente Isval habían querido reunirse con Dray para comprobar que la visita del emperador y Lord Vader no era una trampa Imperial. Belkor mismo no sabía que los dos Lores Sith acompañarían al senador Orn Free Taa a bordo del Destructor Estelar Imperial, el Peligroso.[1]

Cinco horas después del anochecer, Belkor se puso ropa de civil y salió de la capital Lessu de Ryloth en un aerodeslizador para encontrarse con Cham en su escondite en cuevas secreto. El teniente de Cham, Isval, lo condujo al interior de la cueva. Después de intercambiar bromas sobre la historia de Ryloth, Belkor intentó reafirmar su autoridad sobre Cham en la relación al afirmar que Cham estaba trabajando para él, y no al revés. Cham le recordó que habían ido a hablar sobre la próxima visita del senador Taa a Ryloth y replicó que Belkor era ingenuo al pensar que había estado bailando su canción todo el tiempo.[1]

Durante la reunión, Belkor amenazó con poner fin a su relación con Cham mediante la publicación de un disco de datos de todas las bases del movimiento y el liderazgo en caso de su muerte. Sin embargo, Cham superó a Belkor al amenazar con divulgar grabaciones de sus reuniones previas al Imperio, exponiéndolo así como un traidor al Imperio. Después de que Cham reafirmó su autoridad sobre Belkor, le dijo al coronel que ambos podían llegar a una solución de beneficio mutuo en su relación si Belkor estaba preparado para mostrarle más compromiso y colaboración. Belkor intentó protestar, pero Cham enfatizó que no tenía otra opción.[1]

Cham luego le pidió a Belkor que revelara todo lo que sabía sobre el viaje de Taa a bordo del Peligroso. Ignorando la presencia del emperador y de Vader, Belkor le dijo a Cham que solo el senador Taa iba a ir. Después de haberse asegurado de que Belkor estaba diciendo la verdad, Cham advirtió que expondría su complicidad con los rebeldes si su plan fracasa. Belkor respondió que estaba preparado para brindarle la asistencia que necesitaba, pero que no podía garantizar el éxito de Cham. Cham respondió que estaba tratando de garantizar sus mejores esfuerzos y le dijo al coronel que estaba involucrado en el plan, independientemente de si lo deseaba o no.[1]

Antes de irse, Cham le recordó a Belkor las consecuencias del fracaso. Sin embargo, le prometió a Belkor que si ambos lograban matar a Taa, Mors sería deshonrada y que él haría arreglos para que Belkor pareciera el héroe. Esto atrajo a Belkor, quien codiciaba la posición de Mors. Cuando Belkor afirmó que todavía estaría en el bolsillo de Syndulla, Cham respondió que estaría vivo y sería un moff. Después de regresar a su aerodeslizador, Belkor reflexionó sobre la gravedad de su situación. Enredado con Cham, Belkor comenzó a golpear el panel de instrumentos con su puño hasta que sangrara. Después de un poco de contemplación, Belkor decidió continuar ayudando al plan de Cham de asesinar al senador Taa.[1]

Una jugada desesperada

«Voy a asesinar al emperador y a Vader. Y tú me ayudarás. Lo harás, Belkor. Debes hacerlo. El ataque ya ocurrió. Estás involucrado. No habrá ningún lugar al que puedas huir—»
―Cham Syndulla[fuente]
Belkor ayudó a la emboscada de Cham Syndulla de Ryloth al desviar patrullas y caminos de despeje de vuelo lejos de los márgenes del sistema Ryloth. Para cubrir sus huellas, Belkor usó el código de autorización de Mors. Esto permitió que el movimiento Ryloth Libre sembrara el espacio circundante con minas espaciales. Cham también tenía un gran número de droides buitre y droides tri-cazas basados ​​en la tercera luna de Ryloth. Según lo planeado, el Destructor Estelar Imperial de Darth Vader, el Peligroso salió del hiperespacio en medio del campo minado. Mientras minas especiales drenaban los escudos defelctores del Destructor Estelar, los droides buitre atacaron la nave.[1]

El coronel Belkor estaba en su alojamiento personal cuando recibió noticias del ataque. Al llegar al centro de comunicaciones Imperial, Belkor fingió sorpresa. También recibió órdenes de Cham para convocar a todas las naves de reparación disponibles, incluidos naves no Imperiales, para ofrecer ayuda al Peligroso. Esto fue parte de la estratagema de Cham para infiltrarse en varios operativos de Libertarios de Ryloth a bordo del Peligroso. Cuando una furiosa moff Mors contactó a Belkor y exigió saber cómo el movimiento Ryloth Libre había podido formar una flota completa en el borde del sistema, Belkor afirmó que los recursos Imperiales eran limitados. Belkor prometió investigar y convenció a la moff Mors de autorizar una orden para enviar a todos las naves de reparación disponibles para ayudar al Peligroso.[1]

Belkor se sorprendió aún más al saber que el emperador y Lord Vader habían estado a bordo del Peligroso. Enojado de que Cham le hubiera ocultado esta información, Belkor destruyó el holoproyector de la estación en un momento de furia. Después de instruir al teniente coronel para enviar combatientes para escoltar a las naves de reparación, Belkor se dirigió al baño exclusivo para oficiales y se comunicó con Cham por comunicador. Cuando Belkor expresó su enojo porque Cham le había ocultado esta información, Cham respondió que no tenía más remedio que ayudarlo porque el ataque ya había sucedido. Cham le aseguró a Belkor que Vader, el emperador y Taa morirían ese día y le ordenó a Belkor que no hiciera nada más que supervisar las operaciones de reparación y rescate.[1]

Mientras tanto, un equipo de infiltrados Libertarios de Ryloth dirigido por Isval logró colocar explosivos en la cámara del hipermotor del Peligroso, causando una explosión que destruyó la nave. Sin embargo, el emperador y Vader lograron escapar del Destructor Estelar en una pequeña lanzadera. Cham luego contactó a Belkor y le ordenó que les proporcionara la identificación de la lanzadera para que pudiera ser encontrado y destruido en órbita. Al darse cuenta de que la moff Mors, que también se dirigía a Ryloth en su propia lanzadera, tendría que ser asesinada por su propia seguridad, Dray envió a Syndulla las identificaciones de las lanzaderas y afirmó falsamente que no sabía en qué lanzadera estaban el emperador y Vader. Belkor también acordó retrasar el envío de alas-V hasta después de que las fuerzas de Cham hubieran derribado uno de las lanzaderas.[1]

Cubriendo su rastro

«Arriba, abajo, arriba, abajo. Él piensa que soy un señuelo de la pesca. No lo soy, Ophim. No los soy.»
―Belkor cede bajo el peso de su participación en la conspiración de Cham[fuente]
Belkor desvió la lanzadera de la moff Mors hacia la ruta del nave escolta de Isval con el pretexto de evacuar a VIP en cáspulas de escape. Aunque ambas lanzaderas sufrieron daños graves, ninguno de los tres objetivos fue asesinado. El piloto de Mors, Breehld, fue asesinado, pero ella logró recuperar el control de la nave. Mientras tanto, Vader y el emperador escaparon de un encuentro con la nave escolta de Isval y Lord Vader se las arregló para estrellar su lanzadera dañada en el bosque ecuatorial de Ryloth. Sin embargo, el centro de comunicaciones Imperial perdió contacto con la lanzadera de Mors y Vader. Belkor envió a los rescatadores Imperiales a recoger las cápsulas de escape, que aterrizaban en todo el hemisferio occidental de Ryloth. Belkor luego comenzó a inventar una portada creíble para ocultar su participación en la conspiración de Cham.[1]

Más tarde, Cham contactó a Belkor, quien le ordenó que enviara al movimiento Ryloth Libre una autorización falsa para ingresar al Centro de Comunicaciones Ecuatorial, lo que les permitió sabotearlo y causar un apagón de las comunicaciones en todo el planeta. A cambio de ayudar a Cham a noquear la red de comunicaciones, Belkor consiguió que Cham le diera la trayectoria para la nave de la moff Mors para que él pudiera verificar si estaba realmente muerta. Las acciones de Belkor permitieron que la nave escolta de Isval bombardeara las antenas parabólicas del centro de comunicaciones, creando un apagón en las comunicaciones.[1]

Cuando Syndulla y sus hombres aterrizaron en la zona de búsqueda para localizar al emperador y a Vader, Dray reunió a seis pilotos de alas-V que eran leales a él, inventó una historia que afirmaba que Mors era una traidor y los condujó a una misión para encontrar y matar a la moff. Para esa misión, Belkor viajó en una nave de reconocimiento pilotada por Ophim, quien aceptó la afirmación de Belkor de que Mors estaba conspirando con el movimiento Ryloth Libre para asesinar al emperador y a Lord Vader. Después de ver el Centro de Comunicaciones Ecuatorial dañado, Dray se puso en contacto con el oficial en funciones de la base, el capitán Narrin, y se enteró de que Mors y el mayor Steen Borkas lideraban dos naves y una fuerza de soldados de asalto para rescatar al emperador. Basado en lo que Narrin le contó, Dray dedujo que Mors había descubierto su traición.

Mientras volaba sobre el bosque ecuatorial de Ryloth, el escáner de la nave de reconocimiento de Belkor recogió tres naves aterrizados, que resultaron ser el equipo de Syndulla. Después de confirmar que esas naves sí pertenecían a las fuerzas de Cham, Belkor contactó al líder Libertario de Ryloth y fingió ordenarle que se rindiera. Belkor engañó a Ophim para que le permitiera tomar el control de la nave. Mientras Ophim estaba distraído, Belkor le disparó en la parte posterior de la cabeza. Belkor luego preguntó si las fuerzas de Cham habían localizado la lanzadera del emperador. Cham confirmó que habían encontrado la lanzadera, pero que Vader y el emperador aún estaban prófugos.[1]

Después de discutir, Belkor acordó ayudar a las fuerzas de Cham a llegar a Vader y al emperador. Cham le ordenó a Belkor que ordenara sus alas-V para buscar a Mors y a los Lores Sith. Cham también le dijo a Belkor que le daría las coordenadas del emperador y Vader para que pudiera transmitirlas a sus pilotos del Ala-V. A Belkor se le ordenó usar sus alas-V para bombardear al emperador y a Vader. A cambio, Cham acordó ayudar a Belkor a perseguir y matar a la moff Mors. Durante toda la noche, Belkor arrastró las fuerzas de Cham en su nave de reconocimiento. Mientras ayudaba a Syndulla a rastrear al emperador, Dray se volvió cada vez más errático, incluso cuestionando su propia cordura en un punto, y comenzó a conversar con el cadáver del piloto.[1]

La conspiración se desmorona

«Pagaré. Estoy pagando. Pero no estoy cubierta de sangre, Belkor. Tú lo estás. Por eso tienes que pagar más que yo.»
―Moff Mors confrontando a Belkor Dray[fuente]
Eventualmente, descubrió al emperador, a Lord Vader, y docenas de twi'lek se reunieron en una aldea, con Syndulla espiándolo de cerca. Queriendo deshacerse de todos ellos, ordenó a los pilotos de ala-V bombardear ambos objetivos. Sin embargo, Mors ya había entrado en contacto con el piloto jefe de escuadra Arim Meensa y los había convencido de que Dray era el verdadero traidor. Aún creyendo que los pilotos estaban bajo su mando, Belkor transmitió las coordenadas de la aldea twi'lek a Meensa. Mientras fingía obedecer las órdenes de Belkor, Meesa secretamente transmitió las coordenadas de la aldea twi'lek a la moff Mors.[1]

En lugar de ametrallar la aldea, las alas-V volaron un círculo sobre ella el tiempo suficiente para que la moff Mors llegara con dos naves. Belkor contactó a las naves y fue recibido por la moff Mors. Mors confrontó a Belkor por su traición y lo condenó por matar a cientos de sus propios camaradas. Belkor intentó protestar por su inocencia, pero Mors vio a través de su fachada. Cuando Belkor reprendió a Mors por su liderazgo negligente, la pereza y la corrupción, Mors señaló que estaba cubierto de sangre. Belkor se dio cuenta de que tenía razón, tanto literal como figurativamente. Cuando los alas-V llegaron para escoltar a Mors y sus hombres, Dray se comunicó brevemente con Mors, afirmando que ella había sido la que había estado traicionando al Imperio por negligencia durante años. Sin embargo, Mors replicó que tenía la sangre de cientos de Imperiales en sus manos.[1]

Cuando Belkor le preguntó si iba a entregarlo al Buró de Seguridad Imperial o a Lord Vader, Mors le informó que ese no era el caso. Tratando de ocultar sus propios errores, Mors ordenó que una de las alas-V se moviera a posición de ataque. Cuando el ala-V se metió en el bloqueo de armas, Belkor, lleno de culpa, se disculpó con el cadáver de Ophim y cerró los ojos cuando el ala-V destruyó la nave con él. La muerte de Belkor privó a Cham de usar las alas-V para bombardear la aldea twi'lek, lo que lo obligó a lanzar un asalto terrestre. Las fuerzas de Mors luego atacaron y dispersaron el movimiento Ryloth Libre.[1]

Personalidad y rasgos

«No me insulte, coronel. Y no se degrade todavía más intentando decir que es inocente. Sé todo lo que ha hecho.»
―Moff Mors señala a Belkor Dray como deshonroso[fuente]
Belkor Dray era un varón humano. Nashi el hutt lo consideraba «recto y rígido» como árboles. Belkor era un joven y ambicioso coronel Imperial a quien le molestaba el estilo de vida hedonista e indolente de su superior, la moff Delian Mors. Buscando impulsar su propia carrera política, Belkor se convirtió en espía de Cham Syndulla, el líder del movimiento Ryloth Libre. Belkor también instaló varias unidades Imperiales con comandantes leales a él sobre el Imperio y Mors. Era conocido por entrar en ataques de ira cuando las cosas no salían como él quería. En alguna ocasión, destruyó un holoproyector en un ataque de ira.[1]

Belkor se encontró a sí mismo como un participante involuntario en el plan de Cham para asesinar al emperador y Darth Vader. Cham pudo chantajear a Belkor para que colaborara con la conspiración al amenazar con exponer sus tratos con el movimiento Ryloth Libre. Como Belkor valoraba su estatus dentro del Imperio, no pudo romper su relación con Cham. Justo cuando Cham lo explotó, Belkor buscó usar a Cham para cumplir sus propias ambiciones desacreditando y luego tratando de asesinar a la moff Mors. Sin embargo, la moff Mors vio a través de su traición.[1]

Belkor se sintió culpable después de que asesinó a su piloto Ophim para ocultar su participación en el movimiento Ryloth Libre. Como oportunista, Dray no compartía los objetivos del movimiento Ryloth Libre, sino que simplemente buscaba avanzar en sus propias ambiciones. Debido a su deseo de poder y odio hacia Mors, Belkor estaba dispuesto a poner en peligro las vidas de cientos de sus propios camaradas Imperiales. La moff Mors consideraba a Belkor Dray como un hombre deshonroso y egoísta que tenía sangre en sus manos.[1]

Poderes y habilidades

Como un coronel, Belkor Dray estaba familiarizado con la jerarquía militar Imperial y los sistemas de comunicaciones. Utilizó este conocimiento para ayudar al movimiento Ryloth Libre a lanzar incursiones en las instalaciones y el personal de Imperial en Ryloth. Belkor también sabía cómo operar un aerodeslizador y una nave de reconocimiento.[1]

Equipamiento

Belkor Dray vestía el uniforme de un coronel en el Ejército Imperial que incluía una gorra. Él tenía un bláster de citurón, que mantenía por razones ceremonial que por razones prácticas. wore the uniform of a Colonel in the Imperial Military which included a cap.[1]

Apariciones

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.