Este artículo trata sobre un tema considerado Canon.Este artículo está semiprotegido.
Este artículo es sobre el Líder Supremo de la Primera Orden. Quizá estés buscando el pirata espacial Kybo Ren.

«Con la sangre de una princesa y de un rufián en sus venas, su rebeldía sacudirá las estrellas.»
―Landonis Balthazar Calrissian[fuente]

Ben Solo fue un hombre humano sensible a la Fuerza que, después de caer al lado oscuro de la Fuerza, eventualmente renunció a su alter ego Kylo Ren y fue redimido. Siendo maestro de los Caballeros de Ren, conquistó gran parte de la galaxia durante su reinado como Líder Supremo de la Primera Orden. La Fuerza era intensa en Ren; además de su entrenamiento Jedi y su conocimiento del saber arcano del lado oscuro, el linaje de los Jedi y Sith más poderosos fluía por sus venas. Fue la encarnación del conflicto debido a su inmersión en las enseñanzas de ambos lados, pero fue a través de la discordia que obtuvo el poder, canalizando la ira en poder. Finalmente, Ren estaba decidido a extinguir el lado luminoso dentro de sí mismo y destruir los últimos rastros de la Orden Jedi, cumpliendo el legado de su abuelo, el Lord Sith Darth Vader.

El hombre que se haría conocido como el «Mata Jedi» nació en el planeta Chandrila en el 5 DBY, cuando el Imperio Galáctico se rindió ante la Nueva República. Siendo el hijo del General Han Solo y de la Princesa Leia Organa, Ben Solo fue entrenado por su tío, el Maestro Jedi Luke Skywalker. Después de la destrucción de una nueva generación de Jedi, Solo renunció a su familia y asumió la identidad de Kylo Ren, convirtiéndose en un señor de la guerra de la Primera Orden y en el aprendiz del Líder Supremo Snoke. El descenso de Ren a la oscuridad estuvo marcado por la masacre de civiles y el asesinato de su padre, pero el acto de parricidio no logró poner fin a su agitación interna. Creyendo que estaba destinado a gobernar la galaxia, Ren asesinó a Snoke y usurpó la posición de Líder Supremo, tomando el control militar y político de la Primera Orden. Sin embargo, no fue una victoria completa para él, ya que Rey, una aprendiz Jedi con el que se estaba acercando, rechazó su oferta de gobernar a su lado.

Durante la Guerra Primera Orden–Resistencia, el Líder Supremo Ren cazó los restos del movimiento de resistencia de su madre y peleó otro duelo de sables de luz con Rey en el mundo de Batuu. Aunque eran enemigos jurados, Ren y Rey eran una díada profetizada en la Fuerza y, por lo tanto, unidos por un vínculo único. Su conflicto llegó a un punto crítico en el 35 DBY con el regreso del Lord Sith Darth Sidious, quien instó a Ren a matar a Rey y convertirse en el nuevo Emperador. Sin embargo, su compasión por Rey y el sacrificio de sus padres finalmente mataron a su oscura persona. Tras de la batalla en Exegol, un redimido Ben Solo dio su vida para resucitar a Rey, permitiendo que los dos compartieran un beso antes de su muerte como el último del linaje Skywalker.

Biografía

Antes de su nacimiento

«Deja el pasado morir.»
―Kylo Ren, siendo escuchado por Darth Vader[fuente]

Kylo Ren fue objeto de visiones de la Fuerza incluso antes de nacer. Poco después de la batalla de la Fortaleza Vader, el Lord Sith Darth Vader, el personaje Sith del famoso Caballero Jedi Anakin Skywalker, escuchó la voz de Ren diciendo que era hora de «dejar morir el pasado» mientras mataba las ilusiones de Jedi a medida que exploraba el portal construido por Lord Momin en la Fortaleza Vader en Mustafar.[9] La voz de Ren también fue escuchada por el Padawan Jedi Ezra Bridger, quien visitó el mundo entre mundos, un plano místico que existía entre el espacio y tiempo,[10] aproximadamente un año antes de la Batalla de Yavin.[11]

Vida temprana

«Sé de donde vienes. Antes de que usaras el nombre Kylo Ren.»
―Lor San Tekka, a Kylo Ren[fuente]

Ben Solo, hijo del General Han Solo y la Princesa Leia Organa, nació un año después de la Batalla de Endor.

Kylo Ren nació como Ben Solo[12] en Ciudad Hanna, Chandrila, el día en que se firmó el Concordato Galáctico entre la Nueva República y el Imperio Galáctico, terminando formalmente la Guerra Civil Galáctica. Este día fue aproximadamente un año después de la Batalla de Endor,[1] en el que sus padres, la Princesa Leia Organa y el General Han Solo, llevaron a la Alianza para Restaurar la República hacia una victoria decisiva sobre el Imperio. Su victoria resultó en la muerte del Emperador Darth Sidious, y del padre biológico de Organa, Anakin Skywalker, quien dejó de ser Darth Vader cuando esencialmente renació después de décadas de desesperación en la galaxia.[13]

Mientras aún estaba en el vientre de su madre, Organa podía sentirlo a través de la Fuerza. Ella lo comparó con una banda de luz viviente que a veces se atenuaba y que a veces era atravesada por una halo de oscuridad. Después de su nacimiento, hubo rumores contradictorios de que el nacimiento de Ben tomó tres días. Otro cuento decía que fue un nacimiento rápido y sin dolor. También hubo rumores de que Ben nació con un mechón de cabello negro y una dentadura completa. Aunque Han carecía del mismo vínculo de Fuerza que Organa tenía con su hijo, se consoló con el hecho de que tenía un vínculo paternal con Ben.[1] De niño, a Ben le gustaba jugar con los dados de oro que pertenecían a su padre y, a menudo, lo seguía por ahí.[14]

El nieto de Darth Vader, la conexión de Ben Solo con el último Lord Sith era un secreto que su familia le ocultaba.

Ben compartió nombre con el fallecido Maestro Jedi Obi-Wan Kenobi, quien se llamaba Ben Kenobi mientras estaba exiliado en Tatooine después de la caída de la Orden Jedi al final de las Guerras Clon y que sacrificó su vida, mientras rescataba a la madre de Ren de la estación de combate Estrella de la Muerte en el 0 ABY.[15] El apellido de Ben, por parte de su padre, fue originalmente acuñado por el jefe de reclutamiento Drawd Munbrin en el 13 ABY en Corellia para Han cuando se alistó en la Academia de Carida para convertirse en piloto.[16] De niño, a Ben le costaba conciliar el sueño. Su padre lo abrazaría para ayudarlo a dormir. También le presentó a su hijo una caricatura de holoprograma infantil llamada Moray y Faz. Una noche, dos años después de la caída del Imperio, la Canciller Mon Mothma se contactó con la casa de Solo en un intento por hablar con Organa. El droide doméstico, T-2LC, informó a Han y activó una holoproyección de la canciller. Al hacerlo, el droide despertó a padre e hijo, para gran molestia del primero, ya que había sido la primera vez que Ben había dormido en días, o al menos eso le había parecido a Han. El disturbio hizo que Ben se despertara llorando, a lo que su padre respondió con simpatía al sostener a su hijo cerca de su pecho. Después de unos momentos, Ben se volvió a dormir, con la barbilla apoyada en el hombro de su padre.[17]

En su juventud, los padres de Ben tenían vidas activas en sus respectivas profesiones. Han, un contrabandista antes de unirse a la Rebelión, no podía permanecer en un lugar por mucho tiempo.[18] Ben, quien aspiraba a convertirse en piloto como su padre desde la infancia,[14] heredó habilidades asombrosas de pilotaje de él.[19] Mientras tanto, Organa se convirtió en una senadora respetada en la Nueva República,[8] el gobierno que surgió después de la Batalla de Endor y que había servido al Imperio una derrota final durante la Batalla de Jakku en la época del nacimiento de Ben.[20] Las naturalezas de Organa y Solo se enfrentaron, y sus ocupadas vidas dejaron a Ben con sentimientos de abandono.[18]

Entrenamiento Jedi

«Por mucho años hubo equilibrio y luego vi a Ben, mi sobrino. Con la poderosa sangre Skywalker. En mi orgullo, pensé que lo entrenaría; que podría transmitirle mis fortalezas. Han fue el Han de siempre, Leia… ella me confió a su hijo. Lo llevé, y a otros doce estudiantes, y empece a entrenarlos.»
―Luke Skywalker, a Rey[fuente]

Impresionado por el intenso poder de su sobrino en la Fuerza, Luke Skywalker entrenó a Solo como uno de sus aprendices Jedi.

Ben demostró ser sensible a la Fuerza, al igual que su madre,[21] así como a su tío y abuelo. Al crecer, desconocía su verdadero linaje: era el nieto de Darth Vader. Solo sus padres y el hermano gemelo de Organa, el Maestro Jedi Luke Skywalker, sabían la verdad del pasado de Anakin Skywalker. Organa decidió ocultarle la verdad a Ben, pero planeaba decirle cuando era mayor, aunque a la edad de veintitrés años aún no sabía la verdadera identidad de su abuelo. Sin embargo, esperaba poder decirle la verdad a su hijo, y que Skywalker pudiera explicarle que, al final, Vader fue redimido y que la luz dentro de Anakin Skywalker había regresado. A la misma edad, Ben había comenzado a entrenar con Skywalker como uno de los estudiantes en la nueva generación Jedi de su tío,[8] que el Maestro Jedi estaba entrenando con la esperanza de restaurar la Orden Jedi. Organa reconoció las similitudes entre Ben y Darth Vader y esperaba que el entrenamiento de Skywalker pudiera ayudar a su hijo.[6]

El potencial de Solo le dio a su tío la esperanza de que la Orden Jedi volvería a surgir a través de una nueva generación de Caballeros Jedi.

En su adolescencia, Ben fue finalmente elegido[22] como objetivo por un poderoso individuo llamado Snoke: el Líder Supremo de la Primera Orden que surgió de las cenizas de los remanentes Imperiales que se habían retirado a las Regiones Desconocidas al final de la Guerra Civil Galáctica. Quien reconoció el potencial inherente de la Fuerza dentro de Ben Solo, ya que era miembro de la poderosa familia Skywalker a través de su madre, y utilizó los sentimientos de abandono de Ben como una herramienta para seducirlo.[23] Fue a través de Ben que Snoke también atacó a Skywalker en un esfuerzo calculado para destruirlo acabando a la Orden Jedi, que indirectamente convenció a Skywalker para restaurar.[14] Snoke vio a Ben como un punto focal entre el lado luminoso y el lado oscuro de la Fuerza, una encarnación ideal de un guerrero de la Fuerza, y quería tomarlo como aprendiz propio.[23]

Veinticuatro años después de la Batalla de Endor, el planeta del Borde Interior Birren, descubierto por exploradores de Alderaan y Arkanis, sufrió la muerte de su monarca gobernante, Lord Mellowyn. Su pariente vivo más cercano era la senadora Organa, que no estaba interesada en su cargo de gobernadora, ni creía que a Ben le interesaría sucederla algún día. El título pasó a Lady Carise Sindian. Poco después, la verdad sobre la familia de Organa fue revelada por sus enemigos políticos en el Senado Galáctico. Organa aún tenía que contarle a su hijo sobre Darth Vader, y a ella le preocupaba cómo reaccionaría él después de descubrirlo de una manera tan pública.[8]

Caída al lado oscuro

La traición de Skywalker

«Él sentía en mi poder, como ahora siente el tuyo. Y le temía.»
―Kylo Ren, a Rey[fuente]

Todo cambió para Solo cuando Skywalker lo intentó matar mientras dormía, después de haber sentido una gran oscuridad en su sobrino.

Skywalker finalmente se dio cuenta de la oscuridad que amenazaba el alma de su sobrino. Sintió un movimiento oscuro en la Fuerza, que finalmente lo llevó a la habitación de su sobrino una noche. De pie sobre su estudiante dormido, Skywalker extendió la mano y sintió una influencia perversa y corrupta dentro de Ben. La inmediatez y la severidad de la amenaza hicieron que el Maestro Jedi sacara instintivamente su sable de luz, con la intención incluso de matar por un momento a su aprendiz, aunque el deseo de matar a su sobrino se desvaneció en un instante, y Skywalker se llenó de vergüenza. Ben se despertó para ver a su tío parado sobre él con su sable de luz en alto, sin darse cuenta de la brevedad del instinto de Skywalker. Se asustó y sacó su propio sable al ver el atentado contra su vida. Creyendo que Skywalker le había fallado, Ben se encontró con el sable en una parada rápida y, a través de un impresionante despliegue de la Fuerza, atrajo la totalidad del edificio a su antiguo maestro.[24]

Con Skywalker incapacitado, Ben procedió a derribar todo lo que Skywalker había creado, masacrando a los estudiantes restantes y dejando el Templo Jedi en ruinas así como una situación traumática en el mismo Skywalker. El joven guerrero oscuro salió del planeta con un grupo selecto de sus compañeros de estudios, reorganizándolos en un nuevo orden de practicantes del lado oscuro conocidos como los Caballeros de Ren. Creyendo que Skywalker había perecido en la destrucción del Templo,[24] Ben tomó el nombre de «Kylo Ren», convirtiéndose en aprendiz del Líder Supremo Snoke y maestro de los Caballeros de Ren.[6] Fue entrenado por el Líder Supremo, y ese entrenamiento ayudó a que Ben no fuera más que un recuerdo lejano en la vida de Kylo Ren. Con el tiempo, fue el aprendiz más talentoso del Líder Supremo y la encarnación de una nueva generación de guerreros del lado oscuro que emergió para llenar el vacío dejado por la caída de los Sith,[23] que se extinguió con la muerte del abuelo de Ren y su Maestro Sith Darth Sidious a bordo de la Estrella de la Muerte II durante la Batalla de Endor.[25] Sin saberlo Ren, Skywalker sobrevivió a la tragedia, pero cambió para siempre al presenciar la muerte y destrucción de su Orden Jedi.[24]

El ascenso de Kylo Ren

«Kylo Ren. […] Así lo llama su ejército. Estaba vestido de negro, llevaba una «espada láser» como en las antiguas historias Jedi.»
―Eila, sobre Kylo Ren[fuente]

Sintiéndose traicionado, Solo destruyó el Templo Jedi, asesinó a los estudiantes y dio a su tío por muerto.

La traición de Ren dejó un severo impacto de su familia. Con sus Jedi destruidos, Skywalker desapareció en el exilio. Los más cercanos a él creyeron que fue en busca del primer Templo Jedi,[6] que finalmente descubrió[26] en el planeta Ahch-To.[27] Organa y Solo se separaron, y Solo regresó al contrabando con su mejor amigo y primer oficial, el guerrero wookiee Chewbacca. Por su parte, Organa regresó a la vida de guerra,[6] formando una banda de soldados conocida como la Resistencia cuando el Senado de la Nueva República se negó a tomar en serio la amenaza emergente de la Primera Orden.[23] Aunque Solo creía que había demasiado de Darth Vader en Ben y que perdieron a su hijo para siempre, Organa nunca perdió la esperanza de que todavía existiera algo bueno en él.[6]

Por decreto del Líder Supremo, el verdadero nombre de Ren no podía ser pronunciado. Ren trató de dejar atrás su pasado, volverse inmune a las tentaciones de la luz y reclamar su derecho de nacimiento al gobernar a los seres más débiles de la galaxia. Normalmente llevaba un casco de combate, siguiendo el modelo del equipo de batalla de los Caballeros de Ren, para ocultar su identidad y darle una presencia más intimidante. Este casco también contenía un modificador vocal, que disminuía considerablemente el tono de la voz de Ren. Las acciones de Ren como Jedi le valieron el apodo de «Mata Jedi», un nombre susurrado entre las filas de la Primera Orden que sabían que Ren había impedido el regreso de la Orden Jedi.[23] Al no ser un Jedi ni un Sith, Ren se esforzó por aprovechar el dolor de su conflicto emocional para alimentar sus extraordinarios poderes y destruir los últimos rastros de la tradición Jedi.[28]

Ben Solo se convirtió en Kylo Ren, el llamado maestro de los Caballeros de Ren y aprendiz del Líder Supremo Snoke.

El deseo de Ren de poner el lado luminoso detrás de él fue una parte clave de cómo veía su herencia. Llegó a idolatrar a Darth Vader y conservó el casco quemado de su abuelo como un santuario del legado del Señor Oscuro de los Sith,[6] con la esperanza de destruir al último Jedi como Vader había intentado una vez y sofocar los últimos restos del lado luminoso de la Fuerza. Aunque Skywalker había redimido a Vader durante la Batalla de Endor, permitiéndole a su padre, Anakin cumplir la antigua profecía del Elegido, Ren y Snoke creían que Darth Vader era el verdadero ser de Anakin y que su redención simplemente había sido un error único pero fatal en una vida por lo demás importante.[29] Curiosamente, a Anakin lo contactó en algún momento o creía que lo había hecho, ya que una vez le suplicó al casco de Vader que «le mostrara de nuevo el poder de la oscuridad».[6]

En algún momento, Ren construyó su propio sable de luz personalizado. El diseño original era antiguo y se remonta a miles de años[23] en una batalla entre los Jedi y los Sith en el planeta[30] Malachor. Fue construido con un cristal kyber agrietado, uno que apenas podía contener el poder del arma. Como resultado de la rotura del cristal, el sable de luz requería ventilaciones en ambos lados para desviar el exceso de calor, lo que requería su diseño de cruz. También le daba a la hoja roja una apariencia inestable y ardiente, parpadeante.[23]

Kylo Ren y el General Armitage Hux, cada uno representando un lado diferente de la Primera Orden, compitieron por la atención del Líder Supremo.

Como aprendiz del Líder Supremo Snoke y ejecutor de la voluntad de Snoke (al igual que abuelo con el Emperador Palpatine durante el reinado del Imperio Galáctico), Ren se convirtió en un miembro influyente de la estructura de poder de la Primera Orden. Aunque tenía acceso directo al Líder Supremo y podía comandar oficiales militares, existía fuera de la estructura de mando militar oficial. Esto llevó a una cierta tensión con los rangos superiores de la Primera Orden, quienes se enfrentaron con él a pesar de ser cautelosos de que su agenda superara los objetivos militares. Este enfrentamiento reflejó deliberadamente la relación del Imperio Galáctico con Darth Vader, que existía fuera de la jerarquía militar formal pero que, sin embargo, podía comandar a las Fuerzas Armadas Imperiales en sus propios objetivos. Esta tensión era particularmente palpable con el General Armitage Hux, el comandante de la Base Starkiller, la superarma de la Primera Orden capaz de destruir sistemas estelares enteros. Ren, que formaba parte de un triunvirato de mando no oficial dentro de la Base Starkiller junto a Hux y la Capitán Phasma, tenía poco respeto por Hux como guerrero; La experiencia militar de Hux era principalmente teórica y se basaba en escenarios de campo de batalla simulados pero no obstante respetados. Hux, igualmente, era un hombre de ciencia y tenía poca comprensión de las maneras místicas de Ren. Ambos compitieron por la atención del Líder Supremo.[23]

Con el tiempo, la reputación de Ren llegó a rivalizar con la de Hux y Phasma, quienes se destacaron entre las filas de la Primera Orden por su poder e influencia. Sin embargo, soldados como el Capitán Cardinal sostuvieron a Ren en alta estima, creyendo que él sería el que lideraría la Primera Orden hacia la victoria.[31] Sin embargo, aunque era muy apreciado por algunas figuras del comando de la Primera Orden, otros estaban menos impresionados con el joven Caballero de Ren. El Agente Terex, un oficial de la rama de seguridad de la Primera Orden, despreciaba el intento del guerrero del lado oscuro de emular a Darth Vader, a quien había conocido y considerado una figura verdaderamente aterradora.[32]

Colonización de las Regiones Desconocidas

«También dijeron que alguien llamado Kylo Ren lideraba el ejército de la Primera Orden. ¿Ese nombre significa algo para ti?»
«Se podría decir eso. La General Organa querrá saber de esto inmediatamente.»
Kazuda Xiono y Ello Asty[fuente]

Como uno de los comandantes de las fuerzas armadas de la Primera Orden, Ren participó activamente en su campaña para colonizar las Regiones Desconocidas, donde los antiguos Imperiales habían estado reconstruyendo su fuerza desde la Batalla de Jakku.[23] Con la ayuda de misteriosos navegantes alienígenas conocidos como los Sirvientes, la Primera Orden pudo navegar más allá de la frontera de la galaxia conocida, permitiéndoles sobrevivir y reconstruir su poder.[25] Varias amenazas acechaban en las Regiones Desconocidas, reinos herméticos que fueron confrontados por el creciente poder nuevo. De acuerdo con las instrucciones del Líder Supremo Snoke, las nuevas fuerzas armadas emprendieron una ofensiva importante contra varios de estos reinos para apoderarse de sus mundos y recursos con el fin de impulsar su ascenso.[14]

En el 34 DBY, Ren dirigió un pequeño ejército al mundo de Tehar, donde sometieron a la población local mediante la masacre de una aldea. Sin embargo, dos niños, Kel y Eila, sobrevivieron a la destrucción de su aldea y huyeron de Tehar después de dejarlos en una nave de carga. Dado que los niños tenían conocimiento de sus acciones agresivas contra la gente en Tehar, la Primera Orden otorgó una gran recompensa de veinte mil créditos por sus cabezas, y les dijo a los informantes que Kel y Eila eran miembros de una familia de alto rango de Primera Orden fuera de su jerarquía militar.[33]

La búsqueda de Skywalker

«Si Skywalker regresa, surgirá una nueva Orden Jedi.»
―Líder Supremo Snoke a Kylo Ren[fuente]

Tanto Ren como el Líder Supremo entendieron que si Skywalker y los Jedi regresaran alguna vez, serían una grave amenaza para el futuro de la Primera Orden. Las personas más cercanas a Skywalker creían que había ido en busca del primer templo Jedi, cuya ubicación se había perdido. Se recuperó un mapa parcial de los archivos del Imperio Galáctico, pero faltaba una pieza clave del rompecabezas. La Primera Orden pronto descubrió que el fragmento del mapa que faltaba estaba en posesión de Lor San Tekka,[6] un miembro de la Iglesia de la Fuerza[23] en Jakku, que creía que el regreso de los Jedi era esencial para equilibrar la situación de la Fuerza. Ren, quien conoció a San Tekka desde la infancia, ya que el explorador fue un antiguo aliado de Organa y Skywalker, llevó al Destructor Estelar clase Resurgente Finalizador en su búsqueda del mapa.[6]

Misión a Pillio

«Dime a dónde se llevó el mapa Lor San Tekka.»
«…Bayora. Se lo llevó a Bayora.»
―Kylo Ren y Del Meeko[fuente]

Ren personalmente supervisó los esfuerzos de la Primera Orden para localizar y destruir al último Jedi, su tío y el antiguo Maestro Luke Skywalker.

La búsqueda de Skywalker hizo que Ren emprendiera un viaje al planeta Pillio. Aunque San Tekka no fue encontrado en el mundo, los aliados de la Primera Orden capturaron y detuvieron a Del Meeko, un veterano de la Guerra Civil Galáctica que sirvió tanto al Imperio y a la Nueva República, a su vez, como miembro del Escuadrón Infernal. A su llegada, el guerrero oscuro fue recibido por la Protectorado Gleb de Seguridad Jinata. Desplazando las formalidades, ordenó a la oficial aqualish que lo guiara a Meeko. Encontró al ex soldado herido y solo en el puente de la corbeta clase Incursor II Corvus.[34]

Ignorando el sarcasmo del prisionero, Ren usó la Fuerza para sondear la mente de Meeko, decidido a saber dónde San Tekka llevó el mapa. Pese a todos los esfuerzos de Meeko por resistir al sondeo, invadir su mente fue una tarea relativamente simple para Ren, quien vio recuerdos en la vida del antiguo comando, desde su servicio en Scarif como un soldado de asalto costero a su participación en la Batalla de Endor y la escaramuza de Vardos. También aprendió que Meeko se encontró con Skywalker en Pillio y posteriormente descubrió su fe en la Fuerza. En última instancia, Meeko no pudo resistir los poderes de Ren y reveló que San Tekka se llevó el mapa con él a Bayora.[34]

Habiendo obtenido la información que buscaba, Ren entregó el prisionero al oficial de la Primera Orden Gideon Hask, uno de los antiguos compañeros de Meeko en el Escuadrón Infernal antes de la caída del Imperio, quien ejecutó a Meeko poco después.[34]

GUHL-JO387O

«General Hux… Sé ha donde debemos ir… y sé que esta es la clave. Estamos tan cerca.»
―Kylo Ren, a Armitage Hux[fuente]

A pesar de su rivalidad, Ren y Hux trabajaron juntos durante la búsqueda de Skywalker.

Más tarde, Ren, Hux y dos almirantes de la Primera Orden se reunieron en una sala de conferencias a bordo del Finalizador sobre el planeta GUHL-JO387O. Estaban discutiendo el viaje a un planeta en las Extensiones Occidentales. Mientras estaba en la conferencia, una criatura que FN-2187 estaba persiguiendo apagó las luces, interrumpiendo la reunión. Ren, con su temperamento bajo control, sintió algo cerca: algo del planeta que no debería estar a bordo. Activó su sable de luz para iluminar la habitación y miró a su alrededor, pero lo que fuera que ya había desaparecido.[35]

Después de la conferencia, Ren transmitió ordenes a Phasma a través de una frecuencia privada. Pero él tenía que asegurarse de que ella las recibiera, así que caminó hacia los aposentos de la capitán y la llamó desde afuera. Solo el casco de Phasma apareció a través de las puertas abiertas. Satisfecho por su puntualidad, Ren transmitió lo que percibió a Phasma, ya que planeaba realizar una búsqueda discreta en todo el Finalizador. Le ordenó que tomara un escuadrón de entrenados para investigar el planeta en busca de cualquier actividad de la Resistencia. Cualquier cosa que Phasma pueda encontrar, debería entregar a Ren, luego del encuentro el guerrero oscuro se fue.[35]

Incursión en Jakku

«El mapa a Skywalker. Sabemos que lo tienes, y ahora vas a entregarlo a la Primera Orden.»
«La Primera Orden surgió del lado oscuro. Tú no.»
«Te mostraré el lado oscuro.»
«Tal vez lo hagas, pero ni así negaras la realidad de que es tu familia.»
«Tienes mucha razón.»
―Kylo Ren y Lor San Tekka[fuente]

Ren exigió que Lor San Tekka le diera el mapa a Skywalker, pero el viejo explorador se negó—y lo pagó con su vida.

La búsqueda de Ren más tarde lo llevó a Jakku, donde sus fuerzas militares atacaron la aldea de Tuanul, donde vivía San Tekka. Una vez que los soldados de asalto de la Primera Orden, bajo el mando de Phasma, rodearon a los habitantes de la aldea, Ren llegó al campo de batalla y se enfrentó a San Tekka, lamentándose de la edad que tenía el antiguo explorador, a lo que San Tekka respondió que la caída de Ren a la oscuridad lado era mucho peor. Ren exigió que San Tekka le diera el mapa a la Primera Orden, pero él se negó a someterse a la voluntad del lado oscuro y le recordó al antiguo Jedi que Ren no podía negar la verdad de su herencia, momento en el que Ren lo atacó con su sable de luz mientras sarcásticamente decía que tenía razón.[6]

Momentos más tarde, el Comandante Poe Dameron, un piloto de caza estelar en la Resistencia, le disparó desde lejos y fue enviado a Jakku por la General Organa para encontrar el mapa antes de que la Primera Orden. Ren usó la Fuerza para congelar el aire del bláster, y Dameron fue llevado rápidamente ante él. El guerrero oscuro se dio cuenta de que Tekka le dio el mapa a Dameron y ordenó que los soldados llevaran al piloto a la lanzadera de mando de Ren, antes de dar la orden de matar al resto de los aldeanos. Un soldado de asalto, FN-2187, dudó y finalmente optó por no disparar contra los civiles, un acto que Ren notaría ya que pudo sentir su miedo antes de abordar su transbordador.[6]

Localizando a BB-8

«¿El droide… robó un carguero?»
―Kylo Ren, a Dopheld Mitaka[fuente]

Ren usó la Fuerza para extraer la ubicación del mapa de la mente de Poe Dameron.

Dameron fue llevado a bordo del Finalizador para ser interrogado, donde fue colocado en una silla de interrogación.[6] El dispositivo, usado por Ren para extraer información de sus prisioneros, estaba basado en dispositivos similares que una vez usaron los Inquisidores del Imperio Galáctico.[23] Los interrogadores de la Primera Orden no pudieron quebrar a Dameron, pero sí se enteraron de que era el mejor piloto de la Resistencia, una hazaña que Ren notó una vez que comenzó a interrogar personalmente al piloto. Aunque el caballero oscuro estaba impresionado de que Dameron aún no se había quebrado, Ren comenzó a usar la Fuerza para extraer mentalmente la información de la mente de Dameron. El piloto, que resistió el ataque de la Fuerza, finalmente se vio obligado a revelar que había escondido el mapa dentro de su unidad BB llamado BB-8, que probablemente todavía estaba en Jakku. Ren informó al General Hux del nuevo desarrollo y dejó la recuperación del droide en manos de los militares.[6]

Poco después de dejar a Dameron bajo la guardia de varios soldados de asalto, Ren llegó al puente del Finalizador al escuchar que el piloto de la Resistencia había escapado a bordo de un caza TIE. Hux confirmó esto con la información adicional de que Dameron recibió ayuda de alguien dentro de los rangos de la Primera Orden. Ren se dio cuenta de que solo podía haber sido FN-2187 después de recordar cómo el soldado en conflicto había dudado en Tuanul, y se lo dijo a Hux. El caza TIE finalmente fue derribado después de una breve escaramuza, y se estrelló en Jakku.[6]

La Primera Orden reconoció que Dameron y FN-2187 estaban buscando al droide, por lo que Hux ordenó que se enviara un escuadrón a Jakku para recuperarlo primero. Hux pronto habló con el Líder Supremo, quien les ordenó capturar al droide si podían, pero destruirlo si era necesario. Ren cuestionó la capacidad de los soldados de Hux y los métodos de entrenamiento, preguntándose en voz alta si el Líder Supremo estaría mejor usando un ejército de clones[6] como lo había hecho la República Galáctica[36] y el antiguo Imperio.[37] Hux le dijo que eran más que capaces y le advirtió a Ren que no permitiera que su misión personal de encontrar a Skywalker interfiriera con las órdenes del Líder Supremo.[6]

Más tarde ese día,[6] un nervioso Teniente Dopheld Mitaka[23] informó a Ren que el droide astromecánico escapó a bordo de un carguero ligero YT-1300. Al principio, a Ren le pareció poco probable que un solo droide fuera capaz de robar una nave, pero permitió que Mitaka continuara. Más información de inteligencia sugirió la probabilidad de que FN-2187 incite a la evacuación del droide de Jakku. Enfurecido de que el traidor le había robado los medios para encontrar a Skywalker, Ren encendió su sable de luz y destruyó la terminal de computadora frente a él. El guerrero oscuro se calmó, preguntando si había «algo más», a lo que Mitaka respondió que FN-2187 y el droide tuvieron la ayuda de una chica. Ren usó la Fuerza para arrastrar a Mitaka hacia él, lo agarró por el cuello y exigió saber quién era la chica.[6]

Regreso del pasado

«El droide perdido está a bordo del Halcón Milenario. Está en manos de tu padre, Han Solo.»
«Él no significa nada para mí.»
«Incluso , el maestro de los Caballeros de Ren, no has enfrentado jamás esta prueba."
"Por la gracia de su entrenamiento, no me seducirán.»
«Ya lo veremos. Ya lo veremos.»
―Kylo Ren y Snoke[fuente]

El Líder Supremo le dijo a Ren que BB-8 estaba en manos de Han Solo y le advirtió al guerrero oscuro que estaba a punto de enfrentar su mayor prueba.

Con el droide desaparecido, el Finalizador se dirigió a la Base Starkiller. Una vez allí, Ren y Hux hablaron con el Líder Supremo Snoke, quien se comunicó con sus subordinados a través de un holograma agrandado. Snoke seguía preocupado de que el regreso de Skywalker fuera una amenaza para la Primera Orden, por lo que Hux propuso que finalmente usaran el arma como estaba previsto y destruyeran a la Nueva República de una vez por todas. Sin la República, Hux sabía que la Resistencia sería vulnerable y podría detenerse antes de encontrar a Skywalker. El Líder Supremo le dio su permiso al general y Hux se fue para supervisar los preparativos, mientras que Ren se quedó atrás.[6]

Tanto Snoke como Ren pudieron sentir que la Fuerza estaba despertando[6] nuevamente de la inactividad,[23] y el Líder Supremo le dijo a su aprendiz que el droide estaba en manos de Han Solo; el viejo contrabandista tenía el astromecánico a bordo de su nave, el Halcón Milenario. Ren afirmó que Solo no significaba nada para él y que no sería «seducido» por la luz[6] como alguna vez lo fue su abuelo,[29] no mientras tenía el entrenamiento de Snoke. Aun así, el Líder Supremo advirtió que esta sería la mejor prueba de Ren.[6]

Sin embargo, aunque Ren creía que no lo seducirían, sentía el llamado del lado luminoso.[6] En sus aposentos personales a bordo del Finalizador,[23] Ren habló con el casco de Darth Vader, en busca de orientación y con la esperanza de que el legado del Lord Sith pudiera recordarle el poder del lado oscuro. Juró que si Vader pudiera mostrarle ese poder oscuro, Ren terminaría lo que los Sith habían comenzado y destruiría al último Jedi.[6]

Captura de Rey

«Aún deseas matarme.»
«Eso pasa cuando te persigue un monstruo con una máscara.»
―Kylo Ren y Rey[fuente]

Ren fue testigo del poder que la Base Starkiller desató sobre el sistema Hosnian, destruyendo a la Nueva República y enviando miles de millones a la muerte.

La Primera Orden pronto supo que Solo, la chica, FN-2187 y el droide habían aterrizado en Takodana y estaban en el castillo de la antigua pirata Maz Kanata, quien Solo esperaba que ayudara a entregar al droide a la Resistencia. Antes de que partiera la Primera Orden, el General Hux desató el arma Starkiller contra la República. Después de dar un discurso a sus fuerzas sobre el fin de un régimen que él creía que no podía contener el caos galáctico, Hux ordenó que el arma fuera disparada. Ren observó desde el puente del Finalizador[6] como la energía fantasma del arma[29] salía de la superficie de la Base Starkiller y se dirigía[6] hacia la capital de la República, Hosnian Prime,[23] donde destruyó todo el sistema Hosnian.[6]

Ren descubrió a Rey en Takodana y la tomó prisionera una vez que se dio cuenta de que había visto el mapa de Skywalker.

Con la República gravemente dañada, Ren llevó sus fuerzas a Takodana, donde los soldados de asalto atacaron el castillo de Kanata. Solo, FN-2187 y el droide fueron capturados brevemente por la Primera Orden antes de que Dameron y el Cuerpo de Cazas Estelares de la Resistencia llegaran para recuperar al droide, mientras que la chica y el astromecánico intentaban escapar a través del bosque. Los dos se separaron, mientras la chica alejaba a los soldados de asalto del droide. Ren pronto llegó al campo de batalla y encontró a la chica en el bosque. Ella le disparó con su pistola láser, pero él la siguió y desvió los disparos con su sable de luz. Finalmente, Ren la congeló con un ataque telequinético.[6]

Luego, echó un vistazo a la mente de la chica, aprendiendo de su vida como carroñera en los depósitos de chatarra de Jakku. Yendo más allá, notó que Rey había visto el mapa. Debido a esto, creía que la Primera Orden no necesitaría más al droide, por lo que colocó a la chica en un estado inconsciente con la Fuerza y la llevó a su lanzadera de mando. Entonces, ordenó que la Primera Orden se retirara, ya que tenían lo que habían ido a buscar, y abandonaron Takodana. El droide finalmente logró salir de los bosques y reunirse con la Resistencia.[6]

Ren sondeó la mente de Rey descubriendo el mapa a Skywalker y su soledad en el proceso.

Ren llevó a la chica a la Base Starkiller, deteniéndola en una silla de interrogación. Cuando despertó, preguntó dónde estaban sus amigos y Ren le dijo que no tenía ni idea. Sintió que ella todavía quería matarlo, y Rey dijo que era porque estaba siendo perseguida por una criatura con una máscara. El guerrero oscuro se quitó la máscara para mostrar su rostro humano y preguntó por el droide, pero la chica solo le dio las especificaciones técnicas de BB-8. Ren le dijo que sabía sobre el mapa y que la Primera Orden había recuperado el resto de los archivos del Imperio.[6]

Sabiendo que la chica era resistente, Ren le advirtió que podía tomar lo que quisiera de su mente. Le tocó la cara y comenzó a sondear su mente con la Fuerza.[6] Al principio, consiguió su nombre: Rey.[29] A medida que avanzaba, podía sentir la soledad y el miedo dentro de ella, seguido por la vista de un océano y una isla. Entonces sintió a Han Solo. Ren pudo decir que Rey veía al contrabandista como una figura paterna, pero dijo que Solo solo la habría decepcionado. Finalmente, Rey comenzó a volverse más fuerte a sus ataques mentales. Ella pronto cambió el sondeo mental sobre él, usando la Fuerza dentro de sí misma para ver que Ren tenía miedo, temiendo que nunca fuera tan fuerte como lo era Darth Vader.[6]

La nueva estrategia de Snoke

«Líder Supremo, extraeré el mapa de la chica. Solo necesito su guía.»
«Si lo que dices sobre la chica es cierto, la quiero ante mí.»
―Kylo Ren y Snoke[fuente]

Snoke le ordenó a Hux apuntar la Starkiller a la Resistencia, y le dijo a Ren que llevara a Rey ante él.

Sorprendido por la inversión, Ren dejó atrás a Rey en la cámara de interrogación y habló con el Líder Supremo, quien reaccionó con incredulidad ante la resistencia de una simple carroñera. Ren le dijo a Snoke que Rey era poderosa en la Fuerza, más poderosa de lo que ella sabía. El Líder Supremo preguntó qué le sucedió al droide, y el General Hux, que acababa de entrar en la cámara, le dijo a Snoke que Ren creía que solo necesitaba a Rey y que permitió que el droide escapara. Preocupado de que la Resistencia pudiera tener el mapa completo a Skywalker, Snoke le ordenó a Hux desatar el arma Starkiller contra la base de la Resistencia en el planeta D'Qar. Ren juró que aún podía encontrar el mapa en la mente de Rey mientras tuviera la guía de su maestro, por lo que el Líder Supremo ordenó que se la llevara ante él.[6]

De camino a la celda de Rey, Ren se enteró de que la chica había escapado. El guardia al que se le había ordenado que la vigilara no podía comprender cómo terminó en sus aposentos. Cuando un oficial de la Primera Orden le preguntó si se necesitaban «métodos más fuertes», Ren se negó; Cualquier otro cuestionamiento simple podría permitirle al guardia recordar algo importante. Mientras tanto, mandó a que encontraran a Rey.[29]

Cuando Ren regresó a la celda,[6] necesitaba ver si Rey realmente había usado sus habilidades de la Fuerza emergentes para escapar. La inspección reveló que los datos de interrogatorios estaban vacíos, cada una de sus restricciones se dejó abierta como para burlarse de Ren.[29] Enfurecido, encendió su sable de luz y destruyó la habitación, causando que dos soldados de asalto que pasaban retrocedieran rápidamente.[6]

El último intento de Han Solo

«Tu hijo se ha ido. Era tonto y débil, igual que su padre. Así que lo destruí.»
«Es lo que Snoke desea que pienses pero no es cierto. Mi hijo sigue con vida.»
«No. El Líder Supremo es sabio.»
«Snoke te utiliza por tu poder. Cuando tenga lo que quiera, te aniquilará. Sabes que es cierto.»
―Kylo Ren y Han Solo[fuente]

A pesar de las acciones de Ren, sus padres lo extrañaban y anhelaban el regreso del niño al que llamaron Ben Solo.

Ren ordenó a las tropas de la Primera Orden que estuvieran en alerta por Rey cuando ella comenzara a abrirse paso a través de la base, ya que sabía que cuanto más tiempo pudiera aprovechar sus poderes mientras escapaba, más peligrosa se volvería. Una soldado informó sobre las lecturas de los sensores en el Hangar 718, lo que significaba que Rey podría estar allí. Pero las investigaciones no revelaron nada. No obstante, Ren quería que todos los hangares estuvieran cerrados para evitar que Rey se apoderara de una nave. Justo en medio de ese orden, fue interrumpido por una presencia familiar: Han Solo. Su padre estaba en la Base Starkiller.[6]

Debido a que sintió esta presencia, Ren ordenó una búsqueda del Halcón Milenario, ya que la nave había sido avistada poco después al borde de un acantilado. Para cuando llegó a la escena, todo estaba despejado y no se pudo encontrar una sola trampa oculta. Abordó el Halcón y se sentó en el asiento del piloto, buscando cualquier cosa que pudiera llevarlo al paradero de Solo. En ese momento, vio a los Alas-X de la Resistencia volando y asaltando el oscilador térmico,[29] con la esperanza de destruirlo y desencadenar una reacción en cadena que causaría la implosión del planeta antes de que el arma pudiera destruir D'Qar. Ren se apresuró hacia el oscilador, ordenando a sus tropas que encontraran a los intrusos.[6] Sabía que Solo tenía que estar cerca,[29] así como el hecho de que no había venido por su cuenta.[6]

Cuando Ren avanzó por la pasarela, se detuvo al escuchar la voz de su padre, llamándolo desde atrás, usando su nombre de nacimiento. Se volteó y le dijo que había estado esperando ese momento. Solo le dijo que se quitara la máscara para poder ver la cara de su hijo una vez más. Entonces, Ren se quitó la máscara, pero le dijo a Solo que había destruido a Ben, quien Ren pensó que era débil y tonto como su padre. Solo se negó a creer eso; diciendo que su hijo estaba vivo y que Snoke simplemente estaba usando a Ren por su poder, y que una vez que Snoke hubiera obtenido lo que quería de Ren, lo «aniquilaría». Aunque, Ren no negó ni confirmó lo que Solo dijo sobre Snoke, declaró que ya era demasiado tarde para él. Solo le rogó a Ren que volviera a casa, diciendo que él y Organa extrañaban tener a su hijo con ellos. En conflicto por la atracción hacia la luz, rompió en llanto y le dijo a su padre que estaba siendo desgarrado por la lucha constante entre la oscuridad y la luz dentro de él y que quería estar libre del dolor que estaba sintiendo. Sabía lo que tenía que hacer para terminar con el dolor, pero no sabía si tenía la fuerza suficiente para hacerlo. Así que pidió la ayuda de su padre, y Solo estuvo de acuerdo, sin saber que era la luz con la que Ren se sintió en conflicto.[6]

Ren cometió patricidio, creyendo que terminaría la guerra en su interior, pero la muerte de su padre lo dejó más conflictivo que nunca.

Ren, quien estaba siendo observado desde lejos por Chewbacca, Rey y FN-2187, sacó su sable de luz y Solo lo agarró. Cuando la Starkiller terminó de drenar una estrella, orbitó para impulsar el arma, y la luz en el planeta se apagó, Ren encendió su sable de luz y apuñalo a su padre en el torso. Un Han Solo herido de muerte tocó el rostro de su hijo por última vez antes de caer a la muerte en las entrañas del oscilador.[6]

El hecho de matar a su padre tuvo un efecto inquietante en Ren. En lugar de hacerlo más fuerte en el lado oscuro, como había pensado, había debilitado su espíritu,[29] haciendo que se desequilibrara.[24] El impacto había sido tan profundo, que no escuchó el rugido de angustia de Chewbacca,[29] ni el grito de horror de Rey.[6]

Enfurecido por la pérdida de su mejor amigo, Chewbacca liberó un poderoso disparo de su ballesta wookiee y golpeó a Ren en el lado izquierdo de su torso, hiriendo gravemente al caballero oscuro.[6] Rápidamente, Ren usó la Fuerza para reducir los efectos de la herida, a fin de no resultar en su muerte prematura.[14] Chewbacca mató a varios soldados de asalto en el área cuando Rey y FN-2187, que estaban arriba en el oscilador, también comenzaron a disparar. Luego, el wookiee prendió las cargas que él y Solo colocaron a lo largo del oscilador, causando una explosión masiva que rompió el complejo y le dio a Dameron y a los pilotos de la Resistencia restantes la oportunidad de destruirlo. Cuando Ren se recuperó de su lesión, hizo contacto visual con FN-2187 y Rey. Con la ira creciendo dentro de él, estaba decidido a encontrarlos antes de que pudieran escapar.[6]

Duelo en el bosque

«Esto no ha concluido.»
«¡Eres un monstruo!»
«Solo tú y yo. Han Solo no te salvará.»
―Kylo Ren y Rey[fuente]

El antiguo FN-2187 se mantuvo firme contra Ren, pero no fue rival contra la habilidad del guerrero oscuro con el sable de luz.

Posteriormente, Ren siguió a Rey y a FN-2187 a los bosques fuera del oscilador, mientras regresaban al cercano Halcón Milenario. Los enfrentó, sacó su sable de luz y dijo que todavía tenían asuntos pendientes de los que Han Solo no podía salvarlos. Indignada por las acciones patricidas de Ren, Rey le dijo al guerrero oscuro que era un monstruo y trató de atacarlo con su bláster, pero Ren utilizó la Fuerza para arrojarla a un árbol y dejarla inconsciente. Ahora era solo Ren y el traidor, que se había ganado su ira.[6]

FN-2187 encendió el sable de luz que Maz Kanata le había entregado para su custodia, un sable de luz que pertenecía a Luke Skywalker y a su padre Anakin antes que él. Ren exigió que FN-2187 le diera el sable de luz, alegando que le pertenecía, pero en lugar de eso, FN-2187 lo enfrentó en un duelo con sables de luz. Fue un enfrentamiento breve pero brutal, en el que Ren siguió golpeando su lesión ocasionada por la ballesta para alimentar su ira y su poder. Al final, FN-2187, quien, pese a que dio un golpe en el hombro derecho de Ren, no fue rival para el poder del guerrero oscuro. Ren abrumó y desarmó a su oponente, finalizando la pelea con un puñetazo y un sable de luz en la espalda de FN-2187 que dejó al que una vez fue soldado de asalto en estado de coma.[6]

Con el duelo aparentemente terminado, Ren dirigió su atención hacia el sable de luz de su abuelo y trató de usar la Fuerza para atraerlo a su mano. Sin embargo, pasó volando y quedó en las manos de Rey, quien usó la Fuerza para conseguir el sable. Rey encendió el arma y se enfrentó a Ren en un intenso duelo. Al principio, Ren tenía la ventaja, permaneciendo en la ofensiva mientras presionaba su ataque contra la carroñera en retirada. Sus espadas chocaron, y Ren le dijo a la recién descubierta sensible a la Fuerza que necesitaba un maestro. Diciendo que él podría mostrarle los caminos de la Fuerza. En ese momento, Rey se dio cuenta de que podía invocar los poderes de la Fuerza y comenzó a usar eso para su ventaja. Cambió el rumbo de la pelea y empujó su propia ofensiva contra el guerrero oscuro, a quien finalmente pudo desarmar. Al hacerlo, ella cortó su espada contra su cara, derribándolo y desfigurándolo en el proceso.[6]

Aunque Ren inicialmente tenía la ventaja, Rey lo derrotó abrazando el poder de la Fuerza.

Antes de que pudieran seguir adelante, la superficie del planeta comenzó a colapsarse: la Resistencia venció y la destrucción del oscilador provocó la implosión de la Starkiller. Ren y Rey estaban separados por un profundo abismo, por lo que Rey dejó atrás al guerrero oscuro, recuperó a un herido FN-2187 y huyó del planeta con Chewbacca a bordo del Halcón Milenario.[6]

Mientras el planeta continuaba colapsando, Snoke ordenó al General Hux que buscara a Ren y llevara al joven caballero ante el Líder Supremo para que el entrenamiento del joven guerrero pudiera completarse.[6] Hux y varios soldados rastrearon la señal de Ren y lo llevaron a bordo de una lanzadera, antes de que el planeta explotara.[26] Inmediatamente después de la destrucción de la Base Starkiller, Ren recibió tratamiento por las largas cicatrices en su cuerpo, aunque era demasiado tarde para borrarlas por completo.[25]

Deja morir el pasado

«Pero temo que, no eres Vader. Solo eres un niño con máscara.»
―Snoke, a Kylo Ren[fuente]

Ren se mantuvo en conflicto dentro de sí mismo, habiendo sufrido heridas emocionales ocultas además de las físicas.

Tras la evacuación de la Resistencia de la base en D'Qar, Ren fue convocado a la sala del trono del Líder Supremo Snoke, ubicado en el Acorzado Estelar clase Mega Supremacía.[24] Los golpes que Rey y Chewbacca le infligieron eran todavía recientes, lo que le causó cierta incomodidad,[14] aunque trataba de ocultarlo. Arrodillándose ante su maestro, escuchó mientras Snoke recordaba en voz alta el poder salvaje e indomable que Ren poseía, habilidades que originalmente le habían llamado la atención del lado oscuro. Al conocer el potencial del poderoso linaje Skywalker, el Líder Supremo reveló su creencia de que Ren podría cumplir con el legado oscuro de su abuelo.[24]

El fracaso de Ren le costó el respeto de su maestro Snoke, quien se burló de su aprendiz como un niño sentimental escondido en una máscara.

Pero a la luz del revés más reciente de su aprendiz, Snoke se retractó de su fe en el poder de Ren.[24] Castigó al guerrero oscuro, llamándolo débil y sentimental,[4] al igual que su difunto padre.[24] La lucha dentro de Ren mientras se preparaba para derribar a Han Solo había sido percibida por Snoke desde lejos.[38] Fue el trauma de esta acción lo que lo hizo ser superado por una carroñera no entrenado, que nunca antes había manejado un sable de luz. Snoke nunca había visto una exhibición tan patética.[24]

Con la furia en su interior, Ren se levantó para enfrentar a su maestro, pero Snoke reprimió rápidamente el ataque con una descarga de rayos, arrojando al aprendiz al suelo. Snoke estalló y mencionó que mientras Luke Skywalker viviera, los Jedi permanecerían y también lo haría la esperanza en toda la galaxia. Además, le dijo que jamás sería como el temido Darth Vader ya que era solo un niño que se escondía en una máscara. Al salir de la sala del trono, Ren estalló en una furia de autocompasión y golpeó su casco contra el metal circundante. Luego ordenó que se preparara su nave, reanudando su búsqueda para erradicar la Resistencia.[24]

Persiguiendo a la Resistencia

«Sigan mi guía.»
―Kylo Ren, a sus compañeros de escuadrón[fuente]

Ren lideró el ataque contra la nave insignia de la Resistencia, pero no pudo abrir fuego contra su madre.

Como Hux había anticipado a través de una nueva tecnología de rastreo hiperespacial, la Armada de Primera Orden salió del hiperespacio para encontrar a la flota de la Resistencia sin preparación e indefensa. La nave de guerra Supremacía lideró el ataque, sus poderosos turbolásers cayeron sobre la flota con explosiones inflexibles. Para complementar el bombardeo, el Supremacía desplegó a sus cazas de corta distancia, con Ren encabezando el asalto en su silenciador TIE personal. Cubierto por tres compañeros de escuadrón, hasta que el tercer piloto fue destruido rápidamente, el aprendiz oscuro interceptó el crucero estelar MC85 Raddus de la Resistencia, la nave capital de la flota. Antes de que los pilotos rebeldes pudieran lanzar un contraataque, destruyó el hangar del Raddus, dejándolos incapaces de resistirse al escuadrón de combate.[24]

Con la nave insignia de la Resistencia incapacitada, Ren giró su caza hacia el puente de la nave, preparando sus misiles. En este momento, sintió la presencia de su madre a bordo del Raddus (al igual que su madre lo sentía también) y Ren, vacilando, sostuvo su pulgar sobre el gatillo en un momento de intensa duda. Después de un breve instante, se rindió a sus dudas y dejó el control del gatillo. Sin embargo, sus compañeros de escuadrón, no tuvieron tales reparos: siempre leales a la Primera Orden, lanzaron sus misiles en lugar de Ren directo hacia el puente.[24]

Ren observó con asombro la detonación.[24] Se acercó de nuevo, pero no podía sentir a Organa en ninguna parte. Creía que si hubiera tenido suficiente tiempo, si no lo hubieran tomado por sorpresa, habría protegido a su madre con la Fuerza. Sin embargo, ahora tenía que intuir que ella había muerto, junto con todos los presentes en el puente de Raddus.[14]

Tras esta última ofensiva, Hux ordenó a los cazas que regresaran a la flota, ya que las naves de la Resistencia se había alejado del radio protector del Supremacía en el tiempo intermedio. Ren, con sus hombres de escuadrón siendo estallados, no tuvo otro recurso que cumplir.[24]

Una conexión creciente

«Jamás me sentí tan sola.»
«No estás sola.»
«Ni tú lo estás. Aún no es tarde.»
―Rey y Kylo Ren[fuente]

La misteriosa conexión de Ren con Rey se hizo más poderosa con el tiempo, hasta que podían verse y escucharse a través de años luz.

Mientras se daba la persecución de la flota de la Resistencia, Ren estaba recibiendo tratamiento por la lesión que tenía en la cara, un droide médico extraía las micro suturas que se le habían adherido, cuando sintió una perturbación. Antes de que él lo supiera, una visión de Rey apareció ante él. Tomado por sorpresa, Ren solo pudo ver como Rey tomaba su bláster y le disparaba. Sin embargo, ningún disparo lo hirió. Él aún sorprendido Ren siguió a Rey cuando ella se escapó y la encontró poco después e intentó usar un truco mental para obligar a Rey a decirle la ubicación de Luke, solo para darse cuenta de que no estaban en el mismo lugar y que ella estaba proyectado su apariencia ya que el esfuerzo la mataría en el proceso. Incluso descubrió que Rey había encontrado a Luke Skywalker y que ahora estaba estudiando con él, aunque no podía discernir dónde, ya que no lograba ver los alrededores de Rey.[24] Mientras que la Jedi aspirante consideraba su conexión como un inconveniente, Ren se sintió intrigado por su vínculo con la antigua carroñera y trató de entenderla mejor.[14]

Para sorpresa de Rey, Kylo Ren ya no se molestaba en ocultarle su sufrimiento.

El vínculo entre Ren y Rey no tenía precedentes en poder y fuerza pura.[25] También tuvo un efecto en las emociones agitadas de Ren[28] y, a medida que se hacia más fuerte en la Fuerza, Rey comenzó a obtener nuevos conocimientos sobre Ren, quien,[14] para sorpresa de Rey, ya no intentaba ocultar sus sentimientos de dolor y desdicha.[39] Fue debido al vínculo y su nueva comprensión del dolor de Ren que Rey llegó a sospechar que sus destinos estaban entrelazados.[40] Ren finalmente reveló su recuerdo de la noche en que abandonó las enseñanzas de Skywalker, cómo se despertó con el sonido de un sable de luz, sostenido por su tío que tenía la intención de asesinar a Ben Solo mientras dormía, sacudiendo la fe de Rey en su Maestro Jedi. Aunque ella lo llamó mentiroso,[24] no sintió ningún engaño por parte de Ren. Creía genuinamente que su antiguo mentor lo había traicionado y tenía la intención de matarlo mientras estaba indefenso.[14]

Después de tocarse las manos, Rey sintió la luz en Ren y trató de redimirlo a pesar de la advertencia de Skywalker.

Después de no poder descubrir el destino de sus padres, Rey buscó a Ren a través de su vínculo porque entendió lo que era sentirse solo y perdido.[14] Se consolaron mutuamente, insistiendo en que ninguno de los dos estaba solo y en ese momento tocaron las manos. Rey entonces tuvo una visión del futuro, lo que la llevó a creer que Ren estaba destinado a renunciar al lado oscuro y regresar a la luz,[24] como su abuelo antes que él.[34]

Como resultado de lo que vio, Rey se convenció de que su adversario podía ser apartado del lado oscuro de la Fuerza. Dejó a Skywalker en su santuario y viajó al Supremacía para ver a Ren, ya que creía que Ben Solo podía ser redimido con su ayuda. Sin embargo, al tocar las manos, Ren experimentó una visión propia y, por lo tanto, discernió la verdad del padre y la madre de Rey: no eran nadie, simplemente un par de comerciantes de chatarra que vendieron a su hija por dinero para beber antes de morir y que fueron enterrados en una fosa en el desierto de Jakku.[24] Este descubrimiento convenció a Ren de que Rey se volvería hacia el lado oscuro y lo acompañaría mientras dirigían a enfrentar a su maestro.[14]

Destino cumplido

«Mi digno aprendiz, hijo de la oscuridad, heredero natural de Lord Vader. Donde había conflicto, ahora siento determinación; donde había debilidad, fuerza. Completa tu entrenamiento y cumple al fin con tu destino.»
―Las últimas palabras de Snoke a Kylo Ren[fuente]

Snoke sentenció a Rey a morir a manos de Ren, pero el acólito recién decidido tenía otras ideas.

Las emociones de Ren estaban totalmente abiertas para Rey, que podía sentir que su conflicto había empeorado desde que mató a su padre. Aferrándose a lo bueno que sentía dentro del guerrero del lado oscuro, se acercó al quien era Ben Solo y reveló su convicción en la visión que tenía cuando tocaron sus manos a través de la Fuerza. Ren no estaba destinado a seguir inclinándose ante Snoke. La redención era su destino; De eso Rey estaba segura. Sin embargo, Ren reveló que también vio una visión que lo convenció de que sería Rey quien se uniría a él; Porque ahora sabía la verdad detrás de la familia de Rey. Justo antes de que entraran en la sala del trono donde el Líder Supremo esperaba su llegada, Rey sintió que gran parte de las emociones agitadas de Ren estaban relacionadas con ella.[14]

Snoke, quien proclamó que su fe en Ren había sido restaurada, comenzó a evaluar a Rey, quien se mantuvo desafiante a pesar de su incapacidad para resistir los poderes de la Fuerza del maestro oscuro. Aunque Rey estaba segura de que Ben Solo volvería, sus defensas mentales empezaron a desmoronarse cuando Snoke reveló que él había sido responsable de las conexiones intermitentes que ella tenía con el aprendiz del Líder Supremo, una revelación que también sorprendió a Ren. Todo había sido un complot para atraer a Rey, ya que era ella era medio para encontrar a Luke Skywalker, directamente en las manos de Snoke. Sin embargo, Ren permaneció en silencio mientras Rey gritaba,[24] tratando en vano de evitar que Snoke invadiera su mente.[14]

Ren logró lo que su abuelo no pudo: matar y usurpar al maestro oscuro como gobernante de la galaxia.

Al descubrir la ubicación de Skywalker, Snoke planeó eliminarlo a Skywalker asediando la isla de Ahch-To tan pronto como sus enemigos más inmediatos hubiera sido aniquilados. Rey tomó el sable de luz de Skywalker, solo para que Snoke redirigiera la empuñadura a su cabeza; Ren, con los ojos cerrados, simplemente inclinó la cabeza hacia la derecha para evitar ser golpeado por el objeto volador. El Líder Supremo reveló a través de su óculo que la Resistencia sería eliminada parte por parte mientras intentaban huir a bordo de los transportes por seguridad. Todo por lo que la madre de Ren había luchado sería destruido por las armas del Supremacía. En respuesta, una Rey enfurecida tomó el sable de luz de Ren en sus manos y se dirigió hacia Snoke, quien la dominó sin esfuerzo. Ren vio cómo el sable de luz se soltaba del agarre de Rey y se apagaba, deslizándose en el suelo hasta los pies de su propietario.[24]

Snoke, quien se había cansado de su aprendiz a menudo en conflicto, se regocijó ante la nueva decisión que de repente sintió que emanaba Ren. Habiendo prometido matar a Rey con el golpe más cruel, inmovilizó a Rey y le dio a Ren la oportunidad de ejecutar a la chica que lo derrotó en la Base Starkiller. Ren sacó su sable de luz, se levantó y dio un paso hacia Rey.[24] Sabía lo que debía hacerse[28] y, como Rey lo predijo, sí se volvió contra su maestro.[39] Sabiendo que Snoke podía sentir cada una de sus intenciones, giró su sable de luz hacia Rey mientras que, simultáneamente, el arma de su tío giraba en dirección a Snoke. El Líder Supremo, quien se distrajo por el deseo de apreciar la inminente condena de Rey con la Fuerza en lugar de la aproximación proporcionada por los sentidos mundanos, creía que Ren estaba a punto de matar a su verdadero enemigo, un estado que él atribuyó erróneamente a Rey.[24]

Ren y Rey se enfrentaron contra la vengativa Guardia Pretoriana del Líder Supremo.

Con un gesto oculto de la mano libre de Ren, la hoja de energía azul del sable de luz de Skywalker saltó hacia adelante, atravesando a Snoke a través de su cintura. Casi al instante, el control de Snoke sobre Rey se perdió. La hoja, que todavía estaba bajo el control de Ren, atravesó a Snoke, cortándolo por la mitad antes de volver a la mano de Rey. Después de un momento de mirarse, Ren y Rey se colocaron espalda con espalda para recibir las represalias de la Guardia Pretoriana de Élite del Líder Supremo caído, quienes se lanzaron contra el dúo sensible a la Fuerza de todos lados con la intención de vengar su muerte. Aunque los dos finalmente se separaron y se vieron obligados a lidiar con múltiples guardias solos, ambos se defendieron y continuaron derribando a un pretoriano tras otro. Ren, que sentía tanto entusiasmo como hambre de batalla, mató personalmente a la mitad de los Guardias, pero fue desarmado por su quinto oponente, lo que provocó que Rey le lanzara el sable de luz Skywalker. Lo encendió y lo apagó rápidamente, dejando que la hoja atravesara la cabeza del último pretoriano.[24]

La propuesta de Ren

«Deja morir todo lo anterior. Snoke, Skywalker. Los Sith, los Jedi, los Rebeldes… Qué todo se extinga. Rey, quiero que te unas a mí. Reinaremos juntos y traeremos un nuevo orden a la galaxia.»
―Kylo Ren, a Rey[fuente]

Ren instó a Rey a dejar morir el pasado y unirse a él, pero ella se negó.

Rey, que miró a Ren con los ojos llenos de alegría, le suplicó que la ayudara a salvar a la flota de la Resistencia. Para su incredulidad y decepción, Ren propuso que él y Rey se unieran y «dejaran morir todo el pasado», incluida la Resistencia, y que trajeran un nuevo orden a la galaxia.[24] Ni el miedo ni la ira influyeron en su decisión; había elegido continuar por el camino oscuro con una resolución profunda.[14] Rey le rogó a Ren que no cediera al lado oscuro y que dejara ese camino, pero este último se mantuvo firme en sus convicciones. Para su frustración, pudo ver que Rey todavía estaba aferrada a esa vana esperanza de ella. La instó a «dejarlo ir», a admitir la verdad sobre sus padres, una verdad que siempre había sabido pero que había escondido durante años. Rey luchó por controlar sus emociones al admitir que sabía la verdad, que sus padres simplemente no eran «nadie», pero la revelación de que ella provenía de la nada amenazaba con abrumarla. En ese momento, Ren admitió que Rey era «nada» pero no para él.[24] Kylo Ren, quien vio a Rey como una aliada en la destrucción del pasado que odiaba,[4] quería que la ex carroñera se uniera a él de forma permanente. Haciéndole un gesto para que tomara su mano, él le rogó que se quedara con él para que pudieran gobernar la galaxia juntos.[24]

Sin embargo, como en la Base Starkiller,[6] Rey usó la Fuerza para atraer el sable de luz Skywalker. Ren, rechazando su súplica, levantó su propia mano para sujetar la Fuerza alrededor del sable de luz, haciendo que se detuviera en mitad del vuelo. Ni Ren ni Rey cedieron, ya que ambos continuaron recurriendo al arma Jedi con la misma determinación.[24] En medio de su enfrentamiento, el cristal kyber del sable de luz gimió a través de la Fuerza, buscando resonancia y armonía donde no había nada más que disonancia.[14] El cristal finalmente se rompió, desatando una ola de energía que desgarró el sable láser por la mitad antes de consumir la sala del trono en un destello de luz brillante y cegadora. Además de dejar inconscientes a ambos usuarios de la Fuerza, la onda de choque de la energía de la Fuerza coincidió con el sacrificio de la Vicealmirante Amilyn Holdo, quien estrelló al Raddus en el Supremacía a la velocidad de la luz, dividiendo a la nave insignia de la Primera Orden por la mitad antes de que pudiera destruir todos los transportes de la Resistencia.[24]

Líder Supremo Kylo Ren

«Nuestro Líder Supremo ha muerto! No tenemos un líder—»
«El Líder Supremo ha caído.»
«Larga vida al Líder Supremo…»
―Armitage Hux y Kylo Ren[fuente]

Después de la muerte de Snoke, el General Hux se vio obligado a proclamar a Ren como el nuevo Líder Supremo.

Ren recuperó la conciencia poco después de que Hux llegó a la sala del trono. Habiendo matado al Líder Supremo y sus guardias, Ren acusó falsamente a Rey del asesinato, afirmando que ella era la responsable de la muerte de Snoke. Hux, quien había considerado disparar al caballero caído antes de que despertara, le informó a Ren que la chica escapó del Supremacía utilizando la lanzadera privada de Snoke.[24]

Al darse cuenta de que Rey se había despertado ante él, Ren reflexionó sobre por qué ella le había perdonado la vida, sabiendo que él estaba a su merced mientras estaba en un estado inconsciente. Entonces se le ocurrió a Ren que Rey podía, de hecho, preocuparse por él. En cualquier caso, lo descartó como un signo de debilidad sentimental que eventualmente llevaría a la destrucción de Rey.[14]

Sabiendo que Rey viajaría a Crait en un esfuerzo por salvar a la Resistencia,[14] Ren ordenó a Hux que enviara sus fuerzas al planeta donde terminarían la guerra y el movimiento de su madre para siempre. Hux se burló de la idea de recibir órdenes de su antiguo rival y le recordó a Ren que el ejército respondía a su general. Además, señaló que, sin un Líder Supremo, la Primera Orden se pondría en un estado de caos. Antes de que pudiera continuar, las protestas del general fueron silenciadas repentinamente por Ren, quien aplicó la técnica de estrangulación de la Fuerza en Hux. Superado por el miedo, Hux juró a regañadientes su lealtad a Ren, a quien consideraba el sucesor de Snoke.[24] Aun así, Ren siguió desconfiando de Hux y decidió mantener al general cerca como una garantía contra la traición.[14]

Batalla de Crait

«General Hux, avance. Sin cuartel. Sin prisioneros.»
―Kylo Ren, a Armitage Hux[fuente]

Ren, quien dirigió el asalto de la Primera Orden al último reducto de la Resistencia, ordenó a sus soldados que aniquilaran a los insurgentes de su madre.

En lo que respecta al nuevo Líder Supremo, la Batalla de Crait sería la última batalla en la guerra entre la Primera Orden y la Resistencia. No daría cuartel a sus enemigos ni tomaría un solo prisionero. A la cabeza en su lanzadera de mando, Ren supervisó el despliegue de AT-AT, AT-M6 y AT-ST en la superficie cubierta de sal de Crait, reunidos de lo que quedaba del Supremacía. Sería una operación relativamente sencilla, con las fuerzas de Ren marchando sobre una base rebelde abandonada que la Resistencia se había apropiado para su defensa.[24]

Cuando la Primera Orden descubrió una enorme puerta de escudo que impedía su avance en el recinto, Ren desplegó un cañón de asedio superláser, una especie de ariete provisto de una tecnología de Estrella de la Muerte en miniatura, para su ventaja. En respuesta, la Resistencia lanzó una serie de viejos deslizadores esquí, un intento en última instancia inútil para detener el cañón. Mientras la Resistencia intentaba detener el progreso de la Primera Orden, Chewbacca y Rey se unieron a la contienda en el Halcón Milenario, y Ren envió furiosamente a cada caza TIE presente para destruir la vieja nave de su padre.[24]

Enfrentamiento con Luke Skywalker

«Ya sé que te fallé, Ben. Lo lamento.»
«¡Apuesto que sí! ¡La Resistencia ya cayó! ¡La guerra terminó, y cuando te aniquile, habré aniquilado al último Jedi!»
«Fascinante. Cada palabra que acabas de decir fue incorrecta. La rebelión va a renacer hoy. La guerra está comenzando, y yo no voy a ser el último Jedi.»
―Luke Skywalker y Kylo Ren[fuente]

Ren desafió a su tío Luke Skywalker a un combate individual, con la intención de terminar lo que Darth Vader comenzó matando al último Jedi.

Poco después de que la Primera Orden arrasara la base, apareció Luke Skywalker y Ren, en un inútil intento de eliminar a su tío, ordenó que todas sus fuerzas le dispararan. Luego de que Skywalker saliera virtualmente ileso del ataque, Ren ordenó que se detuviera su lanzadera de mando. Hux trató de aconsejarlo contra lo que consideraba una pérdida de tiempo, pero Ren golpeó al General contra la pared de la lanzadera, dejándolo inconsciente. El piloto cercano no necesitó más insistencia y cumplió con la orden.[24]

Había llegado el momento de que Ren se enfrentara a Skywalker personalmente. Poco a poco avanzó hasta que estuvo a pocos metros del viejo Jedi. Él preguntó burlonamente si Skywalker había llegado que lo salve. Skywalker respondió sin entusiasmo en negativo. Luego sacaron los sables de luz. Skywalker no hizo ningún esfuerzo por dañar a su sobrino y solo se movió para evitar los ataques de Ren. Se disculpó por fallar en su deber como mentor, pero Ren lo tomó con sarcasmo y declaró que la guerra había terminado con la muerte de la Resistencia. Además, declaró que Skywalker también moriría, marcando el final de la Orden Jedi. Estaba equivocado en todo lo anterior; según Skywalker, la guerra acababa de comenzar, la Rebelión renacía y él no moriría como el último de los Jedi.[24]

Ren sintió que Skywalker estaba hablando de Rey, la supuesta «Elegida» del anciano.[14] Entonces, prometió que la aniquilaría, junto con Skywalker y junto a «todo». En respuesta, Skywalker apagó su sable de luz y le advirtió a su sobrino que no lo atacara con ira, de lo contrario, Skywalker siempre estaría con Ren, al igual que su padre. Fue así como se dirigió hacia él para dar el golpe final.[24]

Rey optó rechazar a Ren cuando la Fuerza los reconectó, dejando solo al Líder Supremo e incapaz de deleitarse con sus logros.

Ren cargó contra Skywalker una vez más hasta que lo atravesó sin ningún efecto. Confundido, apuntó su sable de luz en dirección al Gran Maestro y avanzó hasta que la espada pasó inofensivamente por su tío, revelando que Skywalker no estaba realmente presente para la batalla; se había estado proyectando a través de la Fuerza de Ahch-To. Con un último adiós, la imagen se había desvanecido.[24]

En ese momento, Ren se dio cuenta de lo que había hecho su tío: al distraerlo, el viejo Jedi había ganado tiempo para que escaparan los miembros restantes de la Resistencia. Hux había tenido razón todo el tiempo. Enfurecido por el engaño, Ren, Hux y sus fuerzas recorrieron la base ahora vacía, pero encontrando solo una proyección de los dados dorados de su padre, todo lo que Ren pudo hacer fue arrodillarse derrotado mientras desaparecían de su mano. Cuando la Resistencia fue evacuada, Ren vio a Rey una vez más mientras abordaba el Halcón Milenario; no se dijeron palabras y ella cerró la puerta,[24] aunque Ren sintió que Rey no sentía odio ni compasión por él.[14] Se había convertido en el Líder Supremo, casi destruyó la Resistencia de su madre y mató a su tío en el campo de batalla de Crait, pero no le pareció una victoria.[28]

Después de Crait, Rey y Organa hablaron sobre Ren y sus acciones. Rey quería entender cómo fue que Ren se había vuelto hacia el lado oscuro, pero Organa le dijo a Rey que necesitaría pedirle a Ren que lo dijera. Rey le dijo a la general que Ren quería que ella se uniera a él y que, aunque pensaba que podía ayudarlo, todo lo que él quería era que ella fuera como él. Organa pudo ver que Rey se preocupaba por su hijo y que también la había decepcionado, por lo que le informó a la joven Jedi que Ren había tomado sus decisiones, y agregó que la única persona que podía salvarlo era él mismo, pero Organa no estaba segura de si eso era lo realmente quería su hijo. Rey entendió esto, pero se había aferrado a la esperanza, aunque Organa creía que la esperanza era un buen rasgo.[41]

Campaña de terror

«¡Podemos y perseguiremos cada rumor, cada minucia, cada rastro a través de la galaxia! ¡Movilizaremos a cada cazarrecompensas e informante y volcaremos cada roca para encontrarlos a todos…y borraremos a cada uno de la existencia!»
―Kylo Ren, a Armitage Hux[fuente]

El nuevo Líder Supremo decretó que cualquier forma de contacto con la Resistencia se castigaba con la muerte.

El reinado de Kylo Ren como Líder Supremo estuvo marcado por una feroz represión contra cualquier sistema estelar que exhibiera signos de independencia o desafío. La oposición a la Primera Orden creció, en parte, debido a la historia persistente de la derrota de Ren por un «legendario Jedi» en la Batalla de Crait, que resultó ser una fábula difícil de reprimir. Para erradicar los descontentos y aplastar el espíritu de rebelión, Ren declaró que todo mundo culpable de deslealtad era subversivo, convirtiéndolos en objetivos principales para sus soldados de asalto y los temidos Caballeros de Ren.[5]

Aunque el General Hux sobrevivió al cambio de régimen dentro de la Primera Orden, el nuevo Líder Supremo era desconfiado y se negaba a bajar la guardia alrededor de alguien tan astuto como Hux. Ren se aseguró de que su antiguo rival tuviera poca autoridad independiente sin supervisión, asignando tareas al General Leal Enric Pryde o incluso a los Caballeros de Ren antes de confiar a Hux algo de importancia. Los años que Hux pasó compitiendo por el poder contra Ren finalmente no servirían de nada, su autoridad fue reemplazada no solo por Ren, sino también por Pryde.[5] En algún momento durante la guerra, Ren buscó una actualización sobre la existencia de estaciones de reabastecimiento de combustible de la Orden, lo que llevó a una breve reunión a bordo del Titán a la que Hux asistió. Antes de la reunión, Hux mencionó que Ren solicitaba un reporte del Comandante Pyre.[42] Además, mantuvo a Hux cerca para revocar las órdenes del general cuando fuera necesario; en una ocasión, Hux desestimó un avistamiento reportado del agente de la Resistencia Finn, creyendo que era un desperdicio de los recursos de la Primera Orden dar seguimiento a cada rumor sobre la Resistencia. Esto llevó a Ren a castigar abiertamente a Hux en el puente del Finalizador, asegurando que el general entendiera que usarían todos los activos disponibles para encontrar y destruir a la Resistencia.[43]

El Líder Supremo cumplió su promesa de castigar a cualquier mundo que mostrara no menos que lealtad absoluta. Dirigiéndose al planeta neutral Fondor, Ren lo colocó bajo ocupación militar después de enterarse de que la Resistencia había pasado por su sistema. Aunque un funcionario de Fondor juró que su gobierno no era leal a los insurgentes, ya que se había negado a ayudarlos en cualquier capacidad, el mero contacto con los enemigos de la Primera Orden le dio a Ren la justificación para tomar el control de los Astilleros de Fondor. Convencido de que el Antiguo Imperio había sido demasiado indulgente, Ren adoptó una política de tolerancia cero con respecto a la Resistencia y, como tal, ejecutó personalmente al funcionario por decapitación. Finalmente, Fondor fue un ejemplo para el resto de la galaxia, advirtiéndoles que se mantengan alejados de la Resistencia bajo pena de muerte. Estas medidas fueron diseñadas por Ren para evitar que la Resistencia reemplazara sus recursos perdidos.[44]

Acciones en Batuu y conquista galáctica

«La Primera Orden está a punto de traer una paz sin precedentes a la galaxia. Una era de armonía que alguna vez fue inimaginable en medio de la corrupción y el caos de la Nueva República. Mientras perseguimos a la Resistencia, nuestras tropas han tomado el control operativo del puesto de avanzada de la Aguja Negra.»
―Un soldado de asalto sargento, Legión 709[fuente]

Con gran parte de la galaxia conquistada y la Resistencia casi destruida, la Primera Orden vio el reinado del Líder Supremo Kylo Ren como el comienzo de una nueva era.

El Líder Supremo lanzó una cacería para liquidar a los miembros sobrevivientes de la Resistencia, desplegando fuerzas de la Primera Orden en varios lugares de la galaxia.[45] Ren supervisó personalmente la búsqueda de fugitivos de la Resistencia en el puesto de avanzada de la Aguja Negra en Batuu, después de haber viajado a la remota instalación a través de una lanzadera de asalto TIE/es, junto con la Legión 709[46] y soldados de asalto de élite elegidos por el propio Ren,[47] después de recibir la noticia de que Rey aparentemente había sido vista en Batuu. A su llegada a la Bahía de Atraque 9, Ren fue recibido por un oficial de la Primera Orden a quien consideraba incompetente y, en consecuencia, estranguló con la Fuerza.[45] En un momento durante su tiempo en Batuu, Ren se enfrentó a la espía de la Resistencia Vi Moradi, buscando que le otorgara alguna información con respecto a la Resistencia, pero ella se negó a darle algo al Líder Supremo. Antes de que Ren pudiera derribar a Moradi, llegó Rey, y los dos sensibles a la Fuerza comenzaron un duelo con sables de luz. Sin embargo, Ren finalmente se vio obligado a irse cuando un soldado de asalto le informó de un incidente a bordo de su Destructor Estelar.[48]

Ren estaba al mando del Destructor Estelar clase Resurgente que capturó una Nave de Transporte Intersistema de la Resistencia. Sin embargo, Poe Dameron logró escapar antes de regresar con una flota considerable que tomó por sorpresa a la Primera Orden. Ren, quien comandaba las fuerzas junto con el General Hux, se dio cuenta de que la Resistencia estaba usando un Transporte de Flotas de la Primera Orden robado y finalmente se dedicó a una persecución. A pesar de sus esfuerzos, los operativos de la Resistencia escaparon del Destructor Estelar usando una de sus cápsulas de escape para regresar a las ruinas de Batuu.[49]

La Primera Orden confiaba en que, bajo el mando del nuevo Líder Supremo, la galaxia estaba a punto de lograr una armonía sin precedentes. Un sargento en la Legión 709 consideró el régimen de su líder como el precursor de la paz, estableciendo una nueva era en lugar de la caída Nueva República, que el sargento vio como un período turbulento de caos y corrupción.[50] A medida que la guerra continuaba, más y más mundos capitularon ante Ren. Las décadas de paz llevaron a la complacencia, y la galaxia desmilitarizada no estaba preparada para la máquina de guerra unificada y mecanizada de la flota y el ejército de la Primera Orden. Reconstruyendo su mando a raíz de la destrucción del Supremacía, Ren llevó a primer plano al General Leal Pryde después de descubrir las fuerzas de reserva bajo su mando. También transfirió su centro de mando al Destructor Estelar de Pryde, el Steadfast, llevando a Hux con él después de que su antigua nave insignia, el Finalizador, sufriera un daño significativo por el encuentro con las fuerzas de la Resistencia sobre Batuu.[5]

La célula del Coloso

«No toleraré la existencia de ninguna célula de la Resistencia, por más pequeña que sea.»
«Entendemos, Líder Supremo.»
«¿Seguro?»
―Kylo Ren y Tierny[fuente]

Ren no toleraría ningún fracaso, por lo que desató su ira contra la Agente Tierny como una demostración de su poder.

En represalia contra los aeosianos que apoyaron a la Resistencia, una flota de Destructores Estelares clase Resurgente invadió su mundo natal de Aeos Prime y lo devastó. Después de completar el bombardeo orbital, la agente Tierny del Buró de Seguridad de la Primera Orden y el Comandante Pyre informaron sus acciones al General Hux, pero encontraron al Líder Supremo Kylo Ren esperando en el holoproyector.[51]

Ren había estado haciendo un seguimiento del fracaso de Pyre y Tierny para derrotar a la resistencia del Coloso[52] y declaró que no toleraría la existencia de ninguna célula de la Resistencia.[51] Al alcanzarlos a través de la Fuerza, Ren influyó en los dos para que se pusieran de pie y apuntasen sus blásters frente a frente. Luego cortó la transmisión, dejando a sus subordinados con una advertencia ominosa sobre el precio del fracaso.[52]

Aunque lograron ubicar la estación Coloso en el sistema Barabesh, la batalla subsecuente no resultó a favor de la Primera Orden. Traicionada por la piloto de caza TIE DT-533, la Primera Orden no pudo evitar que los operativos de la Resistencia Kazuda Xiono y Jarek Yeager advirtieran a sus aliados del inminente ataque. Sin embargo, en lugar de retirarse, los habitantes del Coloso se mantuvieron firme contra las fuerzas de la Primera Orden. Mientras que el Escuadrón As intensificaba su ataque en el Destructor Estelar principal, Tierny recibió una transmisión del Líder Supremo Ren. Ella le suplicó que enviara refuerzos, pero Ren rechazó su pedido y declaró que la Primera Orden no tenía tolerancia para los débiles. Con eso, Ren asfixió telequinéticamente a la agente de la Primera Orden con la Fuerza,[51] desatando su castigo final sobre Tierny.[53]

El regreso de Ben Solo

Completa sumisión al lado oscuro

«Sé que mi hijo se ha ido.»
«Nadie se va nunca realmente.»
―Leia Organa y Luke Skywalker, on Ben Solo[fuente]

Para el momento del auge de Kylo Ren como Líder Supremo de la Primera Orden, su sumisión al lado oscuro de la Fuerza estaba completa.[5] Su descenso a la oscuridad había llevado a su familia a perder la esperanza de que alguna vez podría volver al lado luminoso. Su padre creía que era demasiado parecido a su abuelo Vader,[6] mientras que su madre mantuvo la esperanza durante mucho tiempo hasta que ella también eligió creer que su hijo se había perdido en el lado oscuro. Incluso Skywalker estaba convencido de que la oscuridad que crecía en su sobrino estaba más allá de su capacidad de luchar. Aunque no era miembro de la familia de Ren,[24] la comprensión de Rey sobre su conflicto a través de su misteriosa conexión[25] la llevó a creer que el antiguo yo de Ren todavía estaba dentro del guerrero del lado oscuro. Ren, sin embargo, estaba atrincherado en su convicción de gobernar la galaxia a través del lado oscuro, una decisión que llevó a Rey a perder la fe en él también.[14]

Su nombre elegido simbolizaba el rechazo de su odiado pasado,[23] pero por mucho que pensara que fuera cierto, era más cumplimiento de deseos que realidad. Ren nunca había destruido completamente la parte de sí mismo que todavía era Ben Solo; no aprendió a resistir el llamado hacia el lado luminoso ni tuvo la voluntad de extirpar el sentimentalismo que,[14] se podía ver en sus ojos,[29] el cual según Snoke, destruyó a su legendario abuelo. Snoke había estado especialmente decepcionado por la renuencia de Ren a usar su poder para redirigir el curso de su destino.[14]

El Emperador Fantasma

«Se ha vuelto loco. Llamas de rebelión arden en la galaxia y Ren persigue a un fantasma.»
―Armitage Hux[fuente]

Ren adquirió un orientador Sith en Mustafar, un mundo una vez gobernado por su abuelo.

Un año después de la ascensión de Kylo Ren al poder supremo, la galaxia fue sacudida por una transmisión misteriosa con la voz de Darth Sidious, el fallecido Emperador Galáctico y Señor Oscuro de los Sith. En respuesta, Ren desvió su atención por aplastar a la Resistencia para investigar el regreso del Emperador, no dispuesto a tolerar ninguna amenaza a su reinado,[3] en gran medida para la molestia del General Hux, quien vio la búsqueda de un fantasma por parte de Ren mientras la galaxia ardía con rebelión como un signo de la locura del Líder Supremo. Sin embargo, para entonces, Ren había descubierto que su antiguo maestro no era el vértice de la pirámide del lado oscuro de la Primera Orden. Visiones en la Fuerza, así como restos de tradiciones arcanas descubiertas en las antiguas bases de Snoke, estaban llevando a Ren a un antiguo misterio.[5]

Ren requirió de un orientador Sith para localizar al Emperador. Junto con un contingente de soldados de asalto de la Primera Orden, viajó a Mustafar, un mundo volcánico que una vez fue gobernado por su abuelo, para encontrar el orientador de Darth Vader. El objeto en cuestión estaba ubicado en los terrenos del castillo de la Fortaleza Vader, en la región conocida como Marisma de Corvax. Los Alazmec de Winsit, una secta tenaz de colonos dedicados a proteger la marisma, intentaron bloquear el camino del Líder Supremo hacia las ruinas desmoronadas del castillo de Vader. Finalmente, superando a su escolta de soldados de asalto, Ren dejó una camino de destrucción a través de los alazmec antes de ingresar a los terrenos del castillo, donde encontró el artefacto que había estado buscando.[5]

Heredero de un Nuevo Imperio

«¡Asesina a la chica! Acaba con los Jedi y convierteté en lo que tu abuelo, Vader, no pudo. Gobernarás toda la galaxia como su nuevo Emperador.»
―Darth Sidious, a Kylo Ren[fuente]

El viaje de Ren a Exegol le reveló que la religión Sith sobrevivió, a pesar de la desaparición de los últimos Lores Sith.

Con el nombre «Exegol» grabado en su mente, Ren usó el orientador para navegar una ruta peligrosa a través de las Regiones Desconocidas donde descubrió el legendario mundo oculto Sith.[5] Además de tratar de eliminar una amenaza potencial para su reinado,[3] Ren estaba motivado por el conocimiento de que encontraría un inmenso poder en la fuente de este misterio. El antiguo bastión Sith albergaba una enorme ciudadela llena de antiguas y desmoronadas estatuas[5] que Ren exploró por su cuenta, mientras que la voz del Emperador le hablaba en su cabeza, dando la bienvenida al descendiente de Vader a Exegol.[3]

Ren, quien se regocijó en el asesinato de su maestro, confiaba en que Sidious compartiría el mismo destino de Snoke al morir en sus manos. Habiendo muerto ya una vez, Sidious desestimó las amenazas de Ren y reveló que había sido todas las voces dentro de la mente de Ren, incluyendo las de Snoke y Vader. Además, confesó que fue él quien creó Snoke[3] con el propósito de corromper a Ben Solo y finalmente servir como la prueba final de Kylo Ren en su viaje al lado oscuro. Ren se enteró de que era el heredero de un vasto Imperio, forjado por los leales Sith a través de tecnología, junto con lo oculto para producir encarnaciones no naturales del lado oscuro, esperando ser desatado desde las profundidades de las Regiones Desconocidas. También se dio cuenta de que, a través del culto conocido como el Sith Eterno, la creencia en la tradición Sith había continuado a pesar de la muerte del último Lord Sith.[5]

Ren convocó a los Caballeros de Ren para que sirvieran como sus guardias, su sola presencia desagradaba al Consejo Supremo.

Sidious imploró a Ren que se convirtiera en lo que su abuelo no pudo: el nuevo Emperador. Le ofreció el mando de la flota del Sith Eterno,[3] una armada compuesta por Destructores Estelares clase Xyston equipados con cañones superláser axiales.[5] Proporcionándole los medios para forjar un verdadero Imperio fuera de la Primera Orden, la cual solo había sido la primera fase de la venganza de Sidious contra sus enemigos. Pero antes de que Ren pudiera liderar la flota, el Emperador le ordenó que terminara lo que comenzó destruyendo a Rey, la última Jedi. Además, le advirtió que fuera cauteloso porque Rey no era quien parecía ser.[3]

Ren finalmente aceptó la orden de Sidious, pero sabía que todavía había mucho trabajo por hacer.[5] Habiéndose librado del dominio de Snoke, volvió a usar su destruido casco, marcándolo como un Caballero de Ren, pero esta vez bajo sus propios términos.[5] Las fracturas intimidantes de la máscara reformada también marcaron el reinado de Ren como el nuevo Líder Supremo.[34] Su regreso de las Regiones Desconocidas con la promesa de nuevas naves de guerra y soldados reforzó la confianza del Consejo Supremo en su líder, cuya sumisión al lado oscuro les causaba preocupación, ya que el grupo tendía a favorecer las tácticas y estrategias ortodoxas para la conquista de la galaxia.[5] Aunque el consejo expresó su preocupación por un posible espía que opera dentro de las filas de la Primera Orden,[3] Ren estaba más preocupado por las complejidades de los planes de Sidious. Sin embargo, creía que lograría devolver a los Sith al poder, cumplir con el legado de su abuelo[5] y convertirse en gobernante del Nuevo Imperio.[3]

Encuentro con Rey

«Te ofrecí mi mano una vez. Querías tomarla. ¿Por qué no lo hiciste?»
«Pudiste matarme. ¿Por qué no lo hiciste?»
―Kylo Ren y Rey[fuente]

Después de conocer toda la verdad sobre los orígenes de Rey, Ren le dijo que era la nieta de Darth Sidious.

El vínculo entre Kylo Ren y Rey todavía les permitía comunicarse entre sí a través de las estrellas. Como antes, ninguno de los dos podía ver los alrededores del otro, pero uno de los efectos de su conexión era la capacidad de transferir objetos físicos de un lugar a otro. Cuando sus mentes se volvieron a unirse, los dos discutieron su último encuentro, con Ren preguntando por qué Rey rechazó su mano cuando sintió que ella quería tomarla. En respuesta, Rey le preguntó a Ren por qué le había perdonado la vida en la sala del trono de Snoke. Finalmente, Ren pudo rastrear a Rey hasta Pasaana tomando un collar que obtuvo en el mundo desértico. Posteriormente desplegó una división de tropas de la Primera Orden junto con los Caballeros de Ren para detener a la joven Jedi y sus compañeros.[3]

Ren acompañó a sus fuerzas a Pasana donde Rey, sintiendo la presencia del Líder Supremo, lo enfrentó solo. Él pilotó un interceptor modificado TIE/wi para llegar a su ubicación, pero la Jedi pudo dañar la nave, haciendo que se estrellara y se quemara en el desierto. Sin embargo, Ren salió ileso de los restos justo cuando Rey descubrió que la Primera Orden había tomado prisionero a Chewbacca a bordo de uno de sus transportes. Rey usó la Fuerza para apoderarse del transporte en el que creía que estaba el wookiee, pero Ren bloqueó sus esfuerzos para aterrizarlo, queriendo ver qué sucedería si Rey aprovechaba el lado oscuro para obtener más fuerza. Como resultado, inadvertidamente destruyó el transporte con un ataque de rayos de la Fuerza, y se horrorizó ante la idea de matar a Chewbacca. Tal muestra de poder del lado oscuro confirmó lo que el Emperador le dijo a Ren sobre los orígenes de Rey.[3]

Una díada en la Fuerza

«Mi madre era la hija de Vader. Tu padre era el hijo del Emperador. Lo que Palpatine no sabe es que somos una díada en la Fuerza, Rey. Dos que son uno.»
―Kylo Ren, a Rey[fuente]

Ren había descubierto la razón detrás de su misteriosa conexión con Rey: eran una díada en la Fuerza—dos que eran uno.

La búsqueda de Ren por Rey lo llevó a Kijimi, donde supervisó la búsqueda de sus soldados de asalto de los fugitivos de la Resistencia. Mientras tanto, los mismos objetivos lograron infiltrarse en la nave insignia de la Primera Orden, con la esperanza de recuperar una daga que era vital para localizar el segundo orientador Sith. Cuando sus mentes volvieron a unirse, Ren aprovechó la oportunidad para contarle a Rey toda la verdad sobre su pasado. Rey trató de resistirse a escuchar cualquier cosa que Ren tuviera que decir, no queriendo saber la verdad y llamándolo mentiroso. Él negó haberle mentido a Rey; su padre y madre no eran nadie, solo porque eligieron serlo al tener la esperanza de poder mantener a su hija a salvo de su abuelo paterno, el Emperador Palpatine. La revelación enfureció a Rey hasta el punto en que atacó a Ren, lo que resultó en un duelo con sables de luz a través de su vínculo. Durante el duelo, los dos destruyeron accidentalmente el santuario de Ren a su propio abuelo, Darth Vader, cuyo casco fue transmitido a la ubicación de Ren antes de que terminara el enlace psíquico.[3]

Al darse cuenta de que Rey estaba a bordo de su nave de mando, Ren regresó de inmediato al Steadfast y le ofreció su mano una vez más, suplicándole que lo ayudara a destruir al Emperador para que pudieran tomar su trono juntos, convirtiéndose en gobernantes de la galaxia. Al igual que antes, Rey rechazó la súplica de Ren y se reunió con sus compañeros a bordo del Halcón Milenario. Disgustado por la falta de progreso de Ren con Rey, el Emperador se comunicó con el Líder Supremo e implicó su voluntad de volver la Orden Final contra el mismo Ren. Para entonces, Pryde confirmó que el rival de Ren, el General Armitage Hux, era el espía que suministraba información a la Resistencia. Hux, a quien no le importaba nada la Resistencia y solo quería ver a Ren fallar, fue ejecutado sumariamente por Pryde por cometer traición contra la Primera Orden.[3]

La muerte de Kylo Ren

«Quería tomar tu mano. La mano de Ben.»
―Rey, a Kylo Ren[fuente]

La confrontación final entre Kylo Ren y Rey tuvo lugar en las ruinas de la segunda Estrella de la Muerte.

Luego de haber rastreado al grupo de Rey hasta Kef Bir en el sistema Endor, Ren se enfrentó personalmente a Rey en las ruinas de la Estrella de la Muerte. Se volvieron a batir en duelo después de que Ren destruyó el segundo orientador, diciendo que nunca encontraría al Emperador sin él. Ren quería que Rey se rindiera al lado oscuro como lo hizo él, creyendo que era inevitable y parte de su naturaleza. Finalmente ganó la ventaja en su duelo, superando los ataques de Rey con un poderoso contraataque que puso de rodillas a la Jedi. Sin embargo, una moribunda Leia Organa llamó a Ren a través de la Fuerza, distrayendo a su hijo antes de infligir un golpe fatal a Rey, quien aprovechó la oportunidad para atravesar a Ren con su propio sable de luz. Pero después de sentir la muerte de Organa, Rey curó a Ren y partió en su caza estelar, aunque no sin antes admitir que ella quería estar con él, la parte de él que era Ben Solo, no Kylo Ren.[3]

Mientras Ren se encontraba en las ruinas de la estación de combate contemplando la vista al océano, se enfrentó al recuerdo de su difunto padre, Han Solo. Ren conversó con la visión de su padre, en paralelo a la última conversación que tuvieron antes de quitarle la vida. Como antes, sintió que era demasiado tarde para que él cambiara, especialmente cuando su madre se había ido. Han le recordó a Ren que, pese a que su madre se hubiera ido, su causa no había desaparecido, que aún le quedaba tiempo para honrar el sacrificio de Organa. Cuando el conflicto en Ren se intensificó, Han tocó la cara de su hijo una vez más, diciéndole que tenía la fuerza para hacer lo correcto. Conmovido por el recuerdo del amor de sus padres, así como por la compasión de Rey, el caído Jedi arrojó su sable de luz al océano, renunciando al lado oscuro de la Fuerza de una vez por todas. A partir de ese momento, la personalidad de Kylo Ren dejó de existir, y su verdadera identidad como Ben Solo fue restaurada.[3]

Redención y sacrificio

«Te extraño, hijo.»
«Tu hijo murió.»
«No. Kylo Ren murió. Mi hijo está vivo.»
―El recuerdo de Ben Solo de su padre, Han Solo[fuente]

Solo siguió a Rey hasta Exegol, decidido a estar con ella mientras enfrentaba al Emperador y sus fuerzas. Armado con un bláster, avanzó hacia la Ciudadela y disparó a los soldados en su camino. Se encontró con sus antiguos compañeros, los Caballeros de Ren, que ahora servían directamente al Emperador. Los Caballeros rodearon a su antiguo maestro, desarmandolo y abrumándolo. Sin embargo, justo cuando Rey estaba a punto de derribar a su abuelo por desesperación para salvar a la Resistencia, la Fuerza la reconectó con Solo, permitiéndole sentir que él había llegado a ayudarla. Luego le pasó el sable de luz Skywalker a él a través de su vínculo, dándole a Solo la posesión del arma Jedi que una vez perteneció a su abuelo y tío. La lucha se volvió a su favor, con Solo venciendo a los Caballeros de Ren mientras Rey derrotaba a los Protectores Soberanos del Emperador.[3]

Finalmente, todos los guardias de Sidious fueron asesinados por los dos Jedi, que se unieron desafiando al Emperador. Sin embargo, al unirse, Solo y Rey se revelaron como una díada en la Fuerza, dándole a Sidious la oportunidad de restaurar su cuerpo dañado al desviar su esencia vital combinada. Restaurado a pleno poder, el Emperador agarró a Solo con la Fuerza y ​​lo envió hacia un precipicio, todo mientras notaba la ironía de matar al último Skywalker de la misma manera que resultó en la muerte del Emperador a manos del abuelo de Solo. Sin embargo, Solo sobrevivió y logró salir del abismo cuando Rey destruyó al Emperador, quien pereció junto con sus seguidores y sus fuerzas. La Batalla de Exegol fue ganada por los Jedi, la Resistencia y sus aliados, pero Rey murió dando su vida para vencer a Darth Sidious.[3]

Mientras acunaba el cuerpo inerte de Rey, Solo colocó su mano sobre su vientre y aplicó la misma técnica que ella usó para curar su herida. Como resultado, Solo transfirió toda su fuerza vital a Rey, resucitándola con éxito pero sacrificando su propia vida en el proceso. En sus últimos momentos se abrazaron y compartieron un beso apasionado antes de que muriera pacíficamente en los brazos de Rey. Su cuerpo desapareció simultáneamente con los restos de su madre, convirtiéndose en uno con la Fuerza.[3]

Legado

«Soy Rey. […] Rey Skywalker.»
―Rey Skywalker[fuente]

Como el último descendiente de Anakin Skywalker, la muerte de Ben Solo marcó el final definitivo del linaje Skywalker. Con el Emperador y su armada destruidos en Exegol, la galaxia se alzó contra la Primera Orden, derrotando a sus fuerzas en múltiples frentes, como Bespin, Endor y Jakku. Rey viajó a Tatooine donde localizó el sitio de la casa de la infancia de Luke Skywalker. Después de enterrar el sable de luz Skywalker junto con el que pertenecía a Leia Organa, Rey eligió adoptar el nombre de la familia de Ben como propio, convirtiéndose en «Rey Skywalker» y repudiando por completo su linaje como una Palpatine.[3]

Personalidad y rasgos

«Si. Ahí está. Esa compasión de tu padre sigue dentro de ti, hijo de Solo.»
«Asesine a Han Solo. En cuanto tuve la oportunidad no lo dude.»
«¿Y que sucedió? El acto partió tu espíritu hasta la médula.»
―Snoke y Kylo Ren[fuente]

Kylo Ren se veía a sí mismo como el legítimo heredero del legado de su abuelo, Darth Vader.

Kylo Ren era la encarnación del conflicto. El guerrero oscuro, cuya sangre fluía con el legado de algunos de los Jedi y Sith más poderosos en la historia galáctica, representaba un punto focal entre el lado oscuro y la luz, un equilibrio que lo convertía en objetivo del Líder Supremo Snoke para que los poderes de Ren pudieran ser utilizado con el fin de promover las ambiciones de la Primera Orden. Su caída al lado oscuro reprimió al niño que una vez había sido llamado Ben Solo, un nombre que el Líder Supremo decretó que nunca se podía pronunciar en la Primera Orden.[18]

Sin embargo, incluso antes de su caída, Solo tenía inseguridades profundamente arraigadas por el abandono de Han Solo y Leia Organa al criarlo.[18] También creía que sus padres pensaban que estaba molesto, habiendo escuchado sus conversaciones sobre él y su percepción de falta de control sobre sus habilidades innatas de la Fuerza cuando aún era un niño.[14] Como resultado, entendió la decisión de su madre de enviarlo a un entrenamiento Jedi como forma de abandonarlo.[18] A pesar de sus sentimientos de deserción, Ren no odiaba a sus padres. Aunque el acto de patricidio llevó a Rey, que no entendía el motivo del guerrero oscuro para matar a su padre, a creer que Ren odiaba a Han, él confesó que no fue el odio lo que hizo que derribar al anciano Solo.[24] Mientras luchaba contra su conciencia por haber quitado la vida a su padre,[54] no podía pensar en cometer matricidio.[14]

Mientras Kylo Ren, se esforzaba por enterrar su pasado, las experiencias dolorosas y las emociones de su juventud eran algo que podía canalizar para aumentar su poder. En última instancia, esperaba construir una inmunidad a la luz y tener éxito donde Darth Vader fracasó.[23] Pese a que tenía la intención de adherirse completamente a las enseñanzas del lado oscuro, tenía reservas respecto de lo que consideraba que eran víctimas innecesarias, como lo demostró en su declaración en contra de la destrucción ordenada del sistema Ileenium antes de que fuera silenciado por Snoke.[29] Después de la Batalla de la Base Starkiller, Ren reflexionó sobre su duelo con Rey y cómo ella lo consideraba un «monstruo». Para entonces, él también se veía a sí mismo como tal.[24]

Ren idolatraba a su abuelo, a tal punto de guardar su casco para recordarle el poder y la debilidad del lado oscuro.

Al igual que Vader antes que él, Ren creía que su destino era gobernar a los seres más débiles de la galaxia. Idolizó a su abuelo, pero solo a la oscuridad que era Darth Vader, no a la luz que representaba Anakin Skywalker. Para Ren y el Líder Supremo, no fue la mala estrategia o la arrogancia lo que provocó la caída del Imperio Galáctico: fue el sentimentalismo que Vader mantuvo por su hijo, Luke Skywalker, lo que condujo a la redención del Lord Sith; un error tonto en el juicio y un lapso momentáneo en una vida por lo demás grande. Ren creía que si Vader no hubiera sucumbido a la luz, el Imperio habría prevalecido.[29] Aunque Ren admiraba a Vader, seguía desgarrado por el conflicto interno y, por lo tanto, temía nunca obtener la fuerza que poseía su abuelo.[6] Mantuvo un santuario para Vader en sus aposentos personales a bordo del Finalizador, con los restos carbonizados del casco del Lord Sith que se había recuperado de su pira funeraria en Endor, como un monumento a los poderes del lado oscuro y a su debilidad.[23] También mantuvo una pira de cenizas hecha de los restos de sus enemigos.[55]

Como su padre, Han Solo, Ren poseía un sentido del humor sarcástico. Durante el ataque a Tuanul, le dijo a Lor San Tekka que «tenía mucha razón» justo antes de asesinarlo, en referencia a la afirmación del anciano de que Ren no podía escapar a la verdad sobre su herencia. El sarcasmo de Ren también fue evidente durante el interrogatorio de Poe Dameron, a quien el guerrero oscuro le preguntó si estaba «cómodo». Poco después, Ren planteó una pregunta retórica al General Hux sobre la confiabilidad de los soldados de asalto de la Primera Orden, solo para responder a su propia pregunta mencionando a todos como posibles traidores.[6]

Ren usó una máscara no solo para ocultar su identidad anterior, sino también para proyectar una persona más intimidante.

Aunque Ren temía a la luz y sabía que tenía que evitar el sentimentalismo de Vader,[23] el Líder Supremo, lo alentó a usar la herencia tanto de la luz como de la oscuridad, que solo fomentaba el conflicto interno de Ren.[56] Estudió tanto las habilidades de los Jedi como las arcanas costumbres oscuras, enseñanzas contradictorias que le dieron su poder a través de la discordia. Estas enseñanzas convirtieron al guerrero oscuro a menudo enojado, uno cuyo gran temperamento se afinó para ser un arma de la Primera Orden, el arquetipo de un nuevo tipo de usuario del lado oscuro que llenaría el vacío dejado cuando los Sith fueron destruidos durante la Batalla de Endor.[23]

Ren luchó por controlar su temperamento, pero a menudo fracasaba en sus esfuerzos al lidiar con reveses[6] o críticas,[24] que resultaron en rabietas destructivas como la destrucción de terminales de computadora y cámaras de interrogación. Sus rabietas parecían ser lo suficientemente comunes como para que cualquier soldado de asalto cercano evitara el área que estaba destruyendo en ese momento.[6] Luchó por mantener su temperamento bajo control mientras escuchaba los comentarios despectivos de Snoke, solo para sentir que el lado oscuro se alzaba dentro de él hasta el punto en el que era físicamente incapaz de mantenerlo contenido, haciendo que tomara una posición desafiante contra Snoke hasta que su maestro lo dominara. Sin embargo, él con la Fuerza una vez despedido, desataba el lado oscuro en forma de violentos arrebatos de emoción, destruyendo su casco y dañando un ascensor en el proceso.[24][14] Además de su temperamento, Ren era conocido por su falta de paciencia, particularmente en reuniones con miembros del Alto Mando como el General Hux.[31]

Aunque proyectaba la imagen de un aprendiz leal, especialmente en presencia de Snoke, Ren tramaba astutamente su propio camino hacia el poder.

Al principio, Ren intentó recuperar la aprobación de su maestro, que perdió como resultado de su fracaso en la Base Starkiller, a pesar de cómo la crítica de Snoke lo enojó.[4] Para entonces, sus emociones estaban más agitadas que nunca, como lo observó Snoke, debido a sus acciones patricidas.[14] Había creído que la muerte de su padre completaría su viaje al lado oscuro; en cambio, empeoró el conflicto dentro de él cuando Ren continuó sintiendo el llamado hacia el lado luminoso de la Fuerza.[29] A pesar del efecto que tuvo la muerte de Han en Ren, el guerrero oscuro justificó la muerte de su padre como un escalón en su destino. Aun así, el conflicto dentro de Ren[54] lo llenaba de dudas e incertidumbre cuando se le presentaron dos opciones: matar a su padre o regresar a casa con él.[6] En última instancia, mató a Han por una necesidad desesperada[6] para liberarse de sus apegos emocionales.[28]

Ren fue la encarnación del conflicto, su alma desgarrada entre el lado oscuro y la luz.

La primera vez que Ren se encontró con Rey, se quedó perplejo por la extraña conexión que sintió con la carroñera de Jakku. Se sorprendió aún más por la capacidad de Rey para acceder a la mente de Ren mientras él ingresaba a la de ella, lo que le permitió ver sus pensamientos, sus conflictos y dudas.[28] Según Snoke, la conexión de Rey con la Fuerza no fue la causa de la incapacidad de Ren de probar con éxito su mente; fue la compasión que sintió por ella lo que se interpuso. Ren lo negó porque no podía comprender cómo podía sentir otra cosa que no fuera el odio por un enemigo de la Primera Orden.[29] Sin embargo, se ofreció a hacer de Rey su aprendiz después de evaluar su poder intenso en la Fuerza.[6] Incluso después de que ella lo derrotara, Ren estaba preocupado por lo que él sentía de ella; que sus destinos de alguna manera estaban entrelazados.[28] Desde ese momento en adelante, gran parte de las emociones de Ren se centrarían en Rey.[14]

Rechazado por su maestro como «un niño con una máscara», Ren destruyó su casco y trató de reclamar su futuro «dejando morir todo lo anterior».

Su estado emocional se hizo aún más intenso a medida que su vínculo con la Fuerza se hacía más fuerte;[28] para sorpresa de Rey, Ren ya no se molestaba en tratar de ocultarle su dolor y su desdicha.[39] Permitió que Rey confiara en él y le aseguró que no estaba sola.[24] Más tarde, cuando Rey estaba a merced de Snoke, todas las dudas de Ren dieron paso a un nuevo sentido de propósito y determinación[14]: sabía lo que tenía que hacer.[28] En lugar de ejecutar a Rey como le ordenó su maestro, Ren decidió matar a Snoke y tomar su lugar con Rey a su lado. A pesar de saber que Rey era una mujer sin antecedentes significativos, Ren le aseguró que ella todavía significaba algo para él. Se imaginó a sí mismo y a Rey gobernando juntos como los arquitectos de una nueva orden galáctica,[24] pero su negativa hizo que Ren se sintiera traicionado[14] y se comprometió a destruir a Rey junto con todos los demás que se opusieron a él.[24] Sin embargo, cuando Rey lo bloqueó tan pronto la Fuerza los reconectó, Ren se quedó sintiéndose victorioso a pesar de cómo derrocó a su maestro, casi destruyendo el movimiento de su madre y derribando a Luke Skywalker.[28]

Ren encontró un campo en común con Rey a través de sus sentimientos compartidos de soledad y pérdida.

Ben Solo era un hombre humano[4] que media 1.89 metros[56] y pesaba 89 kilogramos.[7] Tenía cabello negro, ojos cafés y piel clara.[6] Como Kylo Ren, a menudo mantenía su rostro cubierto con una máscara modelada en el equipo de batalla de los Caballeros de Ren. Su máscara proyectaba y amplificaba su voz de una manera más profunda, y sus túnicas fueron un remanente de su entrenamiento con el Líder Supremo y fueron usadas en muchas batallas. Estos elementos se combinaron para hacer de Ren una presencia intimidante mientras caminaba audazmente hacia el campo de batalla, donde a veces llegaba después de obtener la victoria, pero no temía a la batalla. Atrevidamente se dirigía a la batalla, confiando en sus poderes y su propósito.[23] Siendo un niño, los ojos de Solo parecían a los de su padre. Desde la perspectiva de Han, era como si su hijo hubiera estado esperando un milenio para nacer.[17]

Poderes y habilidades

«El poderoso Kylo Ren. Cuando te encontré, hallé lo que todo maestro ansia ver: un poder salvaje y puro. Y muy adentro, algo más que lo hace especial—El potencial de tu fuerte linaje. Un renacido Vader.»
―Snoke, a Kylo Ren[fuente]

Al igual que su abuelo, Ren era poderoso con el lado oscuro de la Fuerza y poseía una gran destreza con las habilidades telequinéticas.

El heredero del linaje Skywalker,[57] Ben Solo estaba dotado de un poder inmenso, puro e indomable, un hecho que no pasó inadvertido ni para Luke Skywalker ni Snoke. Sin embargo, mientras que Skywalker temía hasta cierto punto el poder de su sobrino,[24] Snoke estaba intrigado por el potencial del joven Solo para convertirse en un Jedi de poder ilimitado. El Líder Supremo, por lo tanto, conspiró para poner ese poder a su servicio[57] a expensas de la resurgente Orden Jedi.[24] Después de convertirse en Kylo Ren, el aprendiz caído de Skywalker tuvo la tarea de destruir cualquier resto de los Jedi, incluyendo su propio tío, cuyo intento de restaurar la Orden Jedi se frustró cuando Ren lo traicionó a él y a los otros estudiantes Jedi.[23] Ren quería ser tan poderoso como Darth Vader,[6] que comenzó la eliminación de los Jedi al final de las Guerras Clon,[37] pero temía que no fuera tan fuerte como lo fue el Lord Sith. Aunque aún no está a la altura del poder de su abuelo o de su tío, las habilidades de Ren le dieron poderosas habilidades con la Fuerza y ​​en combate.[6]

Los extraordinarios poderes de Ren se complementaron con sus habilidades en el combate con sables de luz.

El lado oscuro que fluía a través de Ren lo convertía en una fuerza casi imparable, y era excepcionalmente hábil en ataques telequinéticos y defensas. En particular, usó esto para enviar a Rey a volar contra un árbol y para jalar a Dopheld Mitaka del cuello a su mano, así como para sostenerlo con una mano mientras lo hacía con la Fuerza.[23] Al defenderse de Skywalker la noche en que su maestro estuvo a punto de asesinarlo, Ren pudo derrumbar telequineticamente una cabaña entera sobre Luke, evitando que lo lastimara y chocara con Skywalker al mismo tiempo.[24] Era lo suficientemente hábil para causar estasis telequinéticas en el combate, lo que le permitió, en particular, congelar el movimiento de un objetivo, permitiéndole inmovilizar y contener a las personas e incluso sostener un aire de bláster durante más de un minuto. También fue capaz de manipular los movimientos de los seres vivos, lo que le permitió forzar a Rey a apuntar su bláster al piso mientras la congelaba simultáneamente en su lugar.[7] Cuando llegó a Batuu, la habilidad de Ren en la telequinesis le permitió aplastar las laringes de una persona, una habilidad que su abuelo tenía, como demostró en un subordinado en el puesto de avanzada de la Aguja Negra.[45]

A través de las estrellas, Kylo Ren y Rey estaban conectados entre sí por un misterioso y poderoso lazo de la Fuerza.

También se destacó en el interrogatorio, ya que podía invadir telepáticamente las mentes de sus prisioneros y torturarlos psicológicamente para revelar información retenida. Sus habilidades también le permitieron dejar a los oponentes inconscientes sin dañarlos, como le hizo a Rey en Takodana, haciendo que se quedara dormida con un gesto de su mano para que pudiera capturarla sin resistencia.[6]

Ren, quien se apartó de las enseñanzas de la luz y la oscuridad para perfeccionar su poder, poseía habilidades excelentes en el combate con sables de luz. Su destrucción de la nueva generación Jedi de Skywalker le valió el apodo de «Mata Jedi» entre los rangos de la Primera Orden, y sus habilidades de espadachín fueron lo que finalmente impidió que el arte del combate con sables de luz volviera a la prominencia cuando eliminaba los restos de los Jedi. Sin embargo, sus propias habilidades para construir un sable de luz eran limitadas; el diseño y los componentes toscos de su arma inestable reflejaban una falta de experiencia en la construcción del arma antigua.[23]

La habilidad con el sable de Ren se extendía al uso del Jar'Kai.

Ren mostró una notable tolerancia al dolor y la durabilidad, ya que pudo sobrevivir a una explosión de largo alcance provocada por la ballesta de Chewbacca. Aunque claramente sufrió lesiones graves, solo se inclinó brevemente por el dolor, a pesar de que el arma podía matar a los soldados de asalto blindados al instante en el impacto. También podría adelantarse a Rey y FN-2187 en este estado, demostrando una velocidad notable. Incluso después de ser herido, Ren demostró ser muy formidable, mostrando una gran destreza en una forma acrobática y ofensiva de combate con sables de luz en su duelo contra FN-2187, un ex soldado de asalto con entrenamiento especializado, que lo derrotó con bastante rapidez, aunque no antes de que fuera atacado en el hombro. Incluso utilizó su herida para perfeccionar aún más su poder en el lado oscuro al golpearse directamente sobre esta, lo suficientemente fuerte como para derramar sangre. A pesar de su habilidad con un sable de luz, aunque inicialmente tenía la ventaja,[6] el desequilibrio causado por el asesinato de Han Solo resultó en su derrota por Rey,[24] cuya vida como carroñera en Jakku se basó en perfeccionar sus habilidades de supervivencia: una chica sin entrenamiento alimentada por la ira y la fuerza bruta durante su confrontación con el caballero oscuro herido.[39] Sin embargo, Luke Skywalker consideraba a Ren como un fuerte adversario que era mucho más poderoso que Rey.[58]

Proveniente de una familia de pilotos expertos, Ren heredó las habilidades de vuelo de su padre y su abuelo materno.

Aunque Snoke era capaz de sondear la mente de su aprendiz, Ren usó esto a su favor engañando a su maestro para que creyera que tenía la intención de matar a Rey cuando, en realidad, su objetivo real era el mismo Snoke. Después de asesinarlo, Ren derrotó a la Guardia Pretoriana de Élite, guerreros entrenados para matar a los sensibles a la Fuerza, a través de una combinación de sus habilidades con el sable de luz, habilidades de la Fuerza y combate desarmado, así como con la ayuda de Rey. Aunque estuvieron separados el uno del otro durante el duelo, Ren se defendió con éxito contra cuatro guardias, mientras que Rey mantuvo a raya a los otros dos. A pesar estar superado en número y rodeado, él solo mató a cuatro guardias y al último con la ayuda de Rey. Durante la pelea, mostró habilidad en Jar'Kai, usando la vibroguja de un guardia muerto como un arma improvisada en conjunto con su sable de luz.[24]

Ren también fue un excelente piloto,[59] habiendo heredado las habilidades de pilotaje de su abuelo y su padre, Anakin Skywalker y Han Solo, respectivamente.[60] Utilizando su caza de superioridad espacial TIE/vn personal, Ren dirigió el ataque inicial de la Primera Orden a la flota de la Resistencia. Pudiendo evadir las defensas del Raddus y destruyendo en su paso el hangar de cazas estelares, debido a sus propios talentos como piloto.[24]

Entre bastidores

Creación y desarrollo

«He escrito cuatro películas de Star Wars hasta ahora, y nunca ha habido un personaje muy parecido al que Adam [Driver] interpreta. Creo que vas a ver algo nuevo para la saga… Está lleno de emoción. No importa cómo nos expresemos en el mundo, ya sea que lo ocultemos y actuemos con mucha calma o si estamos muy afuera y demostrando, todos están llenos de emoción. Y quieres que tus personajes sean de esa manera también. Luego deben lidiar con sus emociones lo mejor que puedan, con lo que son.»
―El coescritor de El Despertar de la Fuerza Lawrence Kasdan, sobre Kylo Ren[fuente]

Se consideraron varios diseños de casco sin usar para el «Mata Jedi», el personaje que se convirtió en Kylo Ren.

El 30 de octubre de 2012, The Walt Disney Company compró Lucasfilm a George Lucas, el creador de Star Wars, y anunció que harían la tan esperada trilogía de secuelas de Star Wars, comenzando con Star Wars: Episodio VII en 2015. Meses antes, cuando Kathleen Kennedy, copresidenta de Lucasfilm (y eventual presidenta) comenzó el trabajo para producir la nueva lista de películas, quedó claro para el equipo creativo que la historia no solo podía basarse en personajes de las películas anteriores, sino que se tendría que introducir nuevos personajes para llevar adelante la franquicia.[61]

Desde las primeras versiones de George Lucas como sería la historia de la película, un hijo de Han Solo y Leia Organa luchando con el lado oscuro de la Fuerza siempre estuvo presente. En algunas de estas versiones, el nombre del hijo era «Skyler» y fue corrompido por el lado oscuro gracias a Darth Talon, un personaje creado originalmente para la serie de cómics Star Wars: Legacy de Dark Horse Comics.[62] El papel de Talon se transformó en el de «Mata Jedi», el nombre inicial del personaje que evolucionó en Kylo Ren, que se usó durante la pre-producción de la película antes de que el director y coescritor J.J. Abrams así como su equipo establecieran un nombre para el personaje. El diseño del personaje pasó por varias etapas antes de que se aprobara el diseño final el 11 de marzo de 2014. Un diseño lo hizo parecer similar a Darth Vader. Según el artista conceptual Christian Alzmann, la idea detrás de la similitud era que Darth Vader, como Lord Sith, no era un aspecto «único». En cambio, «tenía un título específico y un aspecto específico que iba con ese título. Aunque la máscara lo ayudaba a respirar, todavía tenía cierto «aspecto». El artista conceptual Glyn Dillon, quien diseñó el aspecto final del personaje, dijo que el diseño del Mata Jedi era como «intentar aterrizar un helicóptero en un centavo. No podríamos ser demasiado Vader, pero tampoco podíamos hacer referencia otra cosa demasiado fuerte».[61]

El concepto artístico «Mata Jedi» de Kylo Ren inspiró el diseño de los soldados de seguridad guavianos.

Conceptos adicionales de diseño mostraron al Mata Jedi como alguien que comía materia de las estrellas. Estaría en una cámara de meditación, donde las energías de un sol podrían entrar en la habitación y consumiría cualquier poder dentro de ella. Otra obra de arte lo mostró con un aspecto más robótico, sosteniendo la máscara de Darth Vader; En un momento dado, la máscara de Darth Vader fue un elemento central de la película, antes de convertirse en parte del santuario que Kylo Ren tenía en la historia final. Una pieza de arte conceptual rechazada mostraba al Mata Jedi con una máscara roja y negra con un patrón circular en el centro. Este diseño inspiró más tarde la aparición de los soldados de seguridad guavianos, los soldados de seguridad mejorados cibernéticamente de la Banda Mortal Guaviana.[61]

Otros diseños en los que trabajó el equipo incluían una fortaleza para el Mata Jedi. El artista conceptual Doug Chiang tomó «las formas icónicas que conocemos de Star Wars» pero puso «material diferente en ellas, en este caso convirtiéndolas en concreto en lugar de ese metal pintado pulido». Además, el equipo también consideró darle al Mata Jedi su propio droide, como un droide de tortura o algo más que pareciera siniestro.[61] La idea de que el Mata Jedi tenga un droide de interrogatorio finalmente llegó a la película, con Kylo Ren usando droides de interrogación y otras técnicas de tortura para quebrar a sus prisioneros.[23]

El diseño final estaba destinado a ser memorable, al igual que la máscara de Darth Vader, en la que se basaba intencionalmente el aspecto de Ren. El diseñador de vestuario Michael Kaplan dijo que Abrams quería que la apariencia fuera memorable para los niños, y que le encantó el diseño final cuando se lo presentó. Al desarrollar el personaje, el guionista original Michael Arndt, cuyos deberes de guionista fueron asumidos por Abrams y el coescritor Lawrence Kasdan cuando Arndt abandonó el proyecto, el trasfondo del personaje surgió porque los escritores necesitaban una justificación para que los héroes de la trilogía original estuvieran separados después de los eventos de la película de 1983 Star Wars: Episodio VI: El Retorno del Jedi. Abrams quería que el Episodio VII, que llegó a llamarse El Despertar de la Fuerza, aprovechara los temores de los padres de un niño que salió mal a través de Kylo Ren.[63] También quería que la película contara la historia de alguien que aún se estaba convirtiendo en un villano, y dijo que la única razón por la que Ren tenía «alguna esperanza de ser un digno sucesor» del icónico Darth Vader era porque mata a Han Solo. «No hay nada en lo que pueda pensar que sea más espantoso que el patricidio», dijo Abrams, «especialmente cuando se trata de Han Solo».[64] A pedido de Rian Johnson, la posición de la cicatriz facial del personaje se movió ligeramente para Los Últimos Jedi.[65]

Ren comparte algunas similitudes con Jacen Solo, el hijo de Leia y Han en Star Wars Leyendas, quien se convirtió en el Lord Sith Darth Caedus.

La familia de Ren fue inicialmente revelada en El Despertar de la Fuerza, cuando Ren habla con el casco de Darth Vader. Ren llamando a Vader su abuelo hubiera sido la revelación, y la escena fue escrita para que tuviera lugar poco después de que Finn y Dameron escaparan del Finalizador. Ren se habría culpado a sí mismo por no haber hecho nada acerca del cambio de decisión de Finn con respecto a la Primera Orden, y habría buscado el consejo de su abuelo para obtener orientación. Finalmente, los editores de la película, Mary Jo Markey y Maryann Brandon, sintieron que la revelación llegaba demasiado pronto y era un desperdicio de un buen momento. En lugar de su ubicación original, movieron la escena más adelante en la película para prefigurar la muerte de Han Solo..[66]

Kylo Ren comparte algunas similitudes con Jacen Solo, el hijo de Leia Organa Solo y Han Solo en la historia ahora no canónica de Star Wars Leyendas. Jacen, el hermano gemelo de Jaina Solo Fel, fue un Caballero Jedi que finalmente se dirigió al lado oscuro de la Fuerza y se convirtió en el Lord Sith Darth Caedus. La esperanza de Jacen era liderar la Alianza Galáctica para poner orden en la galaxia después de los horrores de la Guerra Yuuzhan Vong. Mató a su tía Mara Jade Skywalker,[67] y cometió atrocidades en toda la galaxia antes de que finalmente fuera asesinado por su hermana.[68] Ren también tiene un nombre increíblemente similar al de Kybo Ren, un pirata espacial de la serie animada de Leyendas Star Wars: Droids.[69] Además, el casco de Kylo Ren se parece a la máscara de Revan, un Señor Oscuro de los Sith que apareció por primera vez en el videojuego de 2003 Star Wars: Caballeros de la Antigua República.[70]

Casting e interpretación

«Cuando piensan que sus acciones están moralmente justificadas, las vuelven peligrosas e impredecibles. No hay un nivel al que no irán para lograr lo que buscan. Nunca pensé en el personaje como una persona malvada.»
―Adam Driver sobre Kylo Ren[fuente]

Kylo Ren es interpretado por Adam Driver, quien J.J. Abrams dijo que trae una «maravillosa ferocidad» al papel.

Kylo Ren fue interpretado por Adam Driver en El Despertar de la Fuerza, un papel que repitió en la secuela de 2017 Star Wars: Episodio VIII Los Últimos Jedi.[71] Abrams originalmente vio a otros actores para el papel, incluyendo a Eddie Redmayne, quien había sido seleccionado en otras películas por la directora de casting Nina Gold, pero todos ellos perdieron ante Driver.[72] Sin embargo, pese a que Driver no tuvo que hacer una audición para el papel, si tuvo un encuentro con Abrams donde el director quería ver al actor. Así como Abrams tuvo que considerar si debía o no elegir a Driver, el actor tenía que decidir si quería participar o no.[73] Abrams describió que Driver tiene una «maravillosa ferocidad que era perfecta para este personaje».[74]

Driver no ve a Ren como un villano, una postura que tomó para meterse en la cabeza del personaje e interpretarlo lo mejor posible. Por el contrario,lo ve como un fanático religioso que ve sus acciones moralmente justificadas. Esto hace que Ren sea más peligroso e impredecible para el actor, ya que no hay un nivel al que Ren no llegue para cumplir sus objetivos.[75] Entrar en la cabeza de Ren fue una parte del enfoque de actuación de método que realizó Driver. En el set, a menudo se mantenía en personaje, empleando su casco para hacerlo. El coprotagonista John Boyega, quien interpreta a Finn, recordó que actuar con Driver fue intenso porque Driver quería olvidar que estaba en Star Wars y tomarse el papel tan en serio como cualquier otro papel que haya hecho.[76] El proceso de ponerse el traje de Ren proporcionó una motivación adicional para el actor; Driver dijo que para cuando estuvo disfrazado y listo para grabar, el proceso «engorroso y difícil» lo dejó sintiéndose «tan molesto cuando estaba listo para comenzar a grabar que se sintió totalmente listo».[77]

En roles anteriores, Driver no veía su actuación porque prefería no verse en pantalla. Esto, proviene de un entorno teatral, donde los actores nunca ven sus propias actuaciones, y siempre odian darse cuenta de los errores que no se pudo corregir en ese momento. Sin embargo, hizo una excepción para El Despertar de la Fuerza y vio la película en una proyección privada con sus compañeras de reparto Daisy Ridley y Carrie Fisher, quienes interpretaron a Rey y Leia Organa respectivamente. Se sintió cómodo sentado mirando la película y viéndola con ellas debido a la cantidad de tiempo y esfuerzo que él y sus compañeras de reparto dedicaron a la película.[73]

Además de su actor habitual, Adam Driver, el personaje también tuvo dos actores de voz en Star Wars: Battlefront II, uno para el que usaba la máscara y el otro para cuando no tenía la máscara puesta. El primero fue interpretado por Matthew Wood, quien previamente había hecho del General Grievous en varios medios de Star Wars, mientras que el último fue interpretado por Roger Craig Smith.[34]

Para la banda sonora de la película, el compositor John Williams escribió un tema para Kylo Ren que aparece por primera vez en la pista musical «Main Title and The Attack on the Jakku Village». Se repite a lo largo de la película, como por ejemplo en «Kylo Ren Arrives at the Battle».[78] Al componer el tema del personaje, Williams lo abordó como una extensión de Darth Vader y «The Imperial March», sin ser demasiado similar. Quería que el tema transmitiera el poder y la fuerza grande y maligna de Ren, así como la amenaza que representaba. Estos elementos se unieron para crear un tema al que la audiencia podría acceder instantáneamente.[79]

Recepción

«Hola. Soy Matt. Técnico de radar.»
―Kylo Ren como «Matt» en el sketch «Undercover Boss: Starkiller Base» de Saturday Night Live[fuente]

Adam Driver parodió a Kylo Ren como «Matt», el técnico de radar en Saturday Night Live.

Kylo Ren fue bien recibido por los críticos tras el lanzamiento de El Despertar de la Fuerza. Peter Bradshaw, de The Guardian, lo llamó «magníficamente cruel, rencoroso y caprichoso», destacando positivamente sus «rabietas petulantes» que lo diferenciaban de Darth Vader.[80] Terri Schwartz de IGN elogió el desempeño de Driver y dijo que «agregaba una gran profundidad a un personaje que podría haber sido unidimensional».[81] Comparándolo favorablemente con Darth Vader, Melissa Leon de The Daily Beast dijo que Ren era un «campo de batalla vivo entre luz y oscuridad», que lo convertía en «un retrato mucho más resonante y familiar de la lucha que hemos visto en Star Wars», haciéndolo un villano interesante.[82] Mientras que Kyle Buchanan de Vulture.com dijo que estaba decepcionado por la verdadera apariencia de Ren debajo de la máscara,[83] Peter Travers de Rolling Stone dijo que, a pesar del «claro intento» de crear similitudes con Darth Vader, «Driver, enmascarado y desenmascarado, le daba [a Ren] contornos hipnóticos e inquietantes».[84] Leon también elogió el hecho de que debajo de la intimidante máscara de Kylo Ren no era más que «un joven normal y vulnerable, con una mente nublada por el miedo, el odio, y enojo».[82] En cuanto a galardones, Driver fue nominado para un Premio Saturn a Mejor Actor de Reparto por su actuación en El Despertar de la Fuerza.[85]

En la cultura popular

El 17 de enero de 2016, Driver condujo el popular programa de comedia Saturday Night Live y filmó un sketch llamado «Undercover Boss: Starkiller Base». Parodiando el programa Undercover Boss, Kylo Ren se disfrazaba de un técnico de radar llamado Matt y se mezclaba con el personal de la Base Starkiller para aprender más sobre cómo es trabajar en la base. A lo largo del sketch, en el que se hacía amigo de un teniente coronel llamado Zack (Taran Killam), cuyo hijo que había mató meses antes, Ren mostró su temperamento vehemente en numerosas ocasiones, especialmente cuando los miembros del personal criticaron a Ren sin saber con quién estaban hablando. Al final, Ren dijo que siente que entiende mejor al personal de la Base Starkiller y que estaba listo para mostrar a todos un Kylo Ren completamente nuevo, mientras el cuerpo sin vida de Zack se encontraba en el fondo.[86]

«Ben Swolo», como lo describen los fanáticos, fue el producto de «Matt» al ver a Ren macizo.

En el sketch, «Matt» comenta a un grupo de soldados de asalto que un amigo le dijo que había visto a Kylo Ren en la ducha y que Ren «tenía abdominales» y estaba «macizo». Estas líneas demostraron ser una fuente de diversión retroactiva cuando Los Últimos Jedi presentó una escena en la que Ren aparece frente a Rey sin camisa y luciendo un torso muy musculoso. Sin embargo, el director Rian Johnson declaró que la escena no era meramente gratuita, sino que tenía la intención de establecer que a través de su vínculo con la Fuerza, Rey podía ver realmente su cuerpo y no simplemente escuchar su voz o solo ver su rostro y sus ojos.[87]

Más tarde, se confirmaría que Kylo Ren aparecería en la atracción Star Wars: Galaxy's Edge en una de las varias tarjetas de intercambio promocionales para el viaje que se entregaron durante el evento «Galactic Nights» del 16 de diciembre de 2017. La carta en cuestión, llamada «LA RESISTENCIA RECLUTA LA INTERROGACIÓN DE KYLO REN», mostró a un soldado de la Resistencia siendo levantado telequinéticamente por el Caballero de Ren.[88]

Apariciones

Apariciones no canónicas

Wiki.png
Star Wars Wiki tiene 181 imágenes relacionadas con Ben Solo.

Fuentes

Notas y referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 Consecuencias: El Fin del Imperio
  2. TwitterLogo.svg Stephen Stanton (@Stephen_Stanton) en Twitter: "Here's the updated #StarWars timeline with all the new projects announced at #D23Expo. Study this diagram. There will be a quiz later!" (captura de pantalla)
  3. 3,00 3,01 3,02 3,03 3,04 3,05 3,06 3,07 3,08 3,09 3,10 3,11 3,12 3,13 3,14 3,15 3,16 3,17 3,18 3,19 3,20 Star Wars: Episodio IX El Ascenso de Skywalker
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 4,4 4,5 4,6 StarWars-DatabankII.png Kylo Ren en el Databank (enlace de respaldo)
  5. 5,00 5,01 5,02 5,03 5,04 5,05 5,06 5,07 5,08 5,09 5,10 5,11 5,12 5,13 5,14 Star Wars: El Ascenso de Skywalker: Diccionario Visual
  6. 6,00 6,01 6,02 6,03 6,04 6,05 6,06 6,07 6,08 6,09 6,10 6,11 6,12 6,13 6,14 6,15 6,16 6,17 6,18 6,19 6,20 6,21 6,22 6,23 6,24 6,25 6,26 6,27 6,28 6,29 6,30 6,31 6,32 6,33 6,34 6,35 6,36 6,37 6,38 6,39 6,40 6,41 6,42 6,43 6,44 6,45 6,46 6,47 6,48 6,49 6,50 6,51 6,52 6,53 6,54 6,55 6,56 6,57 6,58 6,59 6,60 6,61 6,62 6,63 6,64 6,65 6,66 6,67 6,68 6,69 6,70 6,71 Star Wars: Episodio VII El Despertar de la Fuerza
  7. 7,0 7,1 7,2 Star Wars: The Force Awakens: Head-to-Head
  8. 8,0 8,1 8,2 8,3 8,4 Líneas de Sangre
  9. Darth Vader: Lord Oscuro 25
  10. Rebels-mini-logo.png Star Wars Rebels – «A World Between Worlds»
  11. La guía de trivias de Star Wars Rebels: Heroes of Mandalore afirma que Bo-Katan Kryze fue rediseñada para avanzar en la edad del personaje en "18 años más o menos". Como la última vez que fue vista fue en The Lawless, que data del 19 ABY según Star Wars: Atlas Galáctico, se puede suponer que los eventos de Heroes of Mandalore tienen lugar aproximadamente en el 1 ABY.
  12. The Force Awakens Golden Book
  13. Star Wars: Episodio VI El Retorno del Jedi
  14. 14,00 14,01 14,02 14,03 14,04 14,05 14,06 14,07 14,08 14,09 14,10 14,11 14,12 14,13 14,14 14,15 14,16 14,17 14,18 14,19 14,20 14,21 14,22 14,23 14,24 14,25 14,26 14,27 14,28 14,29 14,30 Star Wars: Los Últimos Jedi: Edición Expandida
  15. Star Wars: Episodio IV Una Nueva Esperanaza
  16. Han Solo: Una Historia de Star Wars
  17. 17,0 17,1 Última Oportunidad
  18. 18,0 18,1 18,2 18,3 18,4 Ward, Jason (March 14, 2016). Secrets of The Force Awakens: A Cinematic Journey Breakdown!. Making Star Wars. Consultado el 19 de marzo de 2016.
  19. Stealth Mission: Book and Model – Make Your Own X-wing
  20. Estrellas Perdidas
  21. Princess Leia: Royal Rebel
  22. Breznican, Anthony (November 19, 2017). Kylo Ren vs. Rey: In The Last Jedi, the danger is becoming allies instead of enemies. Entertainment Weekly. Consultado el 19 de noviembre de 2017.
  23. 23,00 23,01 23,02 23,03 23,04 23,05 23,06 23,07 23,08 23,09 23,10 23,11 23,12 23,13 23,14 23,15 23,16 23,17 23,18 23,19 23,20 23,21 23,22 23,23 23,24 Star Wars: El Despertar de la Fuerza: Diccionario Visual
  24. 24,00 24,01 24,02 24,03 24,04 24,05 24,06 24,07 24,08 24,09 24,10 24,11 24,12 24,13 24,14 24,15 24,16 24,17 24,18 24,19 24,20 24,21 24,22 24,23 24,24 24,25 24,26 24,27 24,28 24,29 24,30 24,31 24,32 24,33 24,34 24,35 24,36 24,37 24,38 24,39 24,40 24,41 24,42 24,43 24,44 24,45 24,46 24,47 24,48 24,49 24,50 24,51 24,52 24,53 Star Wars: Episodio VIII Los Últimos Jedi
  25. 25,0 25,1 25,2 25,3 25,4 Star Wars: Los Últimos Jedi: Diccionario Visual
  26. 26,0 26,1 Star Wars: El Despertar de la Fuerza: La Novela
  27. El Despertar de la Fuerza: La Historia de Rey
  28. 29,00 29,01 29,02 29,03 29,04 29,05 29,06 29,07 29,08 29,09 29,10 29,11 29,12 29,13 29,14 Star Wars: El Despertar de la Fuerza novela
  29. Rebels-mini-logo.png Star Wars Rebels – «Twilight of the Apprentice»
  30. 31,0 31,1 Phasma
  31. Poe Dameron 11
  32. SWResistanceLogo.jpg Star Wars: La Resistencia – «The Children from Tehar»
  33. 34,0 34,1 34,2 34,3 34,4 34,5 Star Wars Battlefront II
  34. 35,0 35,1 IDWStarWarsAdventuresLogoSmaller.png «Pest Control»—Star Wars Adventures 3
  35. Star Wars: Episodio II El Ataque de los Clones
  36. 37,0 37,1 Star Wars: Episodio III La Venganza de los Sith
  37. Los Últimos Jedi Adaptación 1
  38. StarWars-DatabankII.png Rey en el Databank (enlace de respaldo)
  39. El Renacer de la Resistencia
  40. SWResistanceLogo.jpg Star Wars: La Resistencia – «Station to Station»
  41. Lealtad 1
  42. Lealtad 2
  43. 45,0 45,1 45,2 Star Wars: Galaxy's Edge
  44. Galaxy's Edge 1
  45. Galaxy's Edge: Black Spire
  46. YouTube.png Star Wars Lightsaber Battle and Stunt Show in Galaxy's Edge during media event | Attractions Magazine en el canal de Magazine Attractions Magazine en YouTube
  47. GalaxysEdgeLogo icon.png Star Wars: Galaxy's EdgeRise of the Resistance
  48. Galaxy's Edge 5
  49. 51,0 51,1 51,2 SWResistanceLogo.jpg Star Wars: La Resistencia – «The Escape»
  50. 52,0 52,1 StarWars.com "The Escape: Part 1" Episode Guide en StarWars.com (en inglés)
  51. StarWars.com "The Escape: Part 2" Episode Guide en StarWars.com (en inglés)
  52. Breznican, Anthony (2016-04-05). What was Kylo Ren's strange table of ashes in Star Wars: The Force Awakens?. Entertainment Weekly. Consultado el 5 de abril de 2016.
  53. 56,0 56,1 Star Wars Enciclopedia de Personajes: Actualizada y Ampliada
  54. Los Últimos Jedi Adaptación 4
  55. StarWars-DatabankII.png TIE silencer en el Databank (enlace de respaldo)
  56. Star Wars: Los Últimos Jedi: Naves Y Otros Vehículos En Detalle
  57. 61,0 61,1 61,2 61,3 El Arte de Star Wars: El Despertar de la Fuerza
  58. George Lucas wanted Darth Talon to corrupt Han and Leia’s son in Episode VII. Naboo News. naboonews.wordpress.com (2018-01-04). Consultado el 21 de septiembre de 2018.
  59. Breznican, Anthony (2015-12-21). We Need To Talk About Kylo. Entertainment Weekly. Consultado el 21 de marzo de 2016.
  60. Davis, Erik (2016-02-26). J.J. Abrams on How Harrison Ford Reacted to That BIG Moment in 'Star Wars: The Force Awakens'. Fandango. Consultado el 21 de marzo de 2016.
  61. TwitterLogo.svg Rian Johnson (@rianjohnson) en Twitter: "It was my decision to slightly adjust it, and that was my justification. It honestly looked goofy running straight up the bridge of his nose" (captura de pantalla)
  62. Giardina, Carolyn (2016-01-06). 'Star Wars: The Force Awakens' Editors Explain the Timing of a Key Kylo Ren Scene. The Hollywood Reporter. Consultado el 21 de marzo de 2016.
  63. Legado de la Fuerza: Sacrificio
  64. Legado de la Fuerza: Invencible
  65. DroidsLogoMini.jpg Star Wars: Droids - "The Pirates of Tarnoonga"
  66. Star Wars: Caballeros de la Antigua República
  67. StarWars.com Star Wars: Episode VIII Now Filming en StarWars.com (en inglés)
  68. Eddie Redmayne Talks About The Time He Auditioned For Kylo Ren. Upprox. uproxx.com (2016-11-08). Consultado el 21 de septiembre de 2018.
  69. 73,0 73,1 How Adam Driver Got His Huge 'Star Wars' Role...And Then Had to Think About It. Howard Stern (December 1, 2015). Consultado el 21 de marzo de 2016.
  70. Dornbush, Jonathan (November 30, 2015). J.J. Abrams explains how Adam Driver's 'wonderful ferocity' was perfect for Kylo Ren. Entertainment Weekly. Consultado el 21 de marzo de 2016.
  71. Nugent, John (November 19, 2015). Star Wars exclusive: new image of Adam Driver's Kylo Ren. EMPIRE. Consultado el 21 de marzo de 2016.
  72. Sampson, Mike (December 2, 2015). Adam Driver Stayed in Character as Kylo Ren While Filming 'Star Wars: The Force Awakens'. ScreenCrush. Consultado el 21 de marzo de 2016.
  73. Sullivan, Kevin P. (March 14, 2016). 10 revelations from the Secrets of the Force Awakens SXSW premiere. Entertainment Weekly. Consultado el 21 de marzo de 2016.
  74. Star Wars: El Despertar de la Fuerza banda sonora
  75. StarWars.com The Sound of a Galaxy: Inside the Star Wars: The Force Awakens Soundtrack en StarWars.com (en inglés)
  76. Bradshaw, Peter (December 16, 2015). Star Wars: The Force Awakens review – a spectacular homecoming. The Guardian. Consultado el 21 de marzo de 2016.
  77. Schwartz, Terri (December 16, 2015). Star Wars: The Force Awakens Review. IGN. Consultado el 21 de marzo de 2016.
  78. 82,0 82,1 Leon, Melissa (December 27, 2015). Emo Kylo Ren: Star Wars: The Force Awakens' Polarizing Villain. The Daily Beast. Consultado el 21 de marzo de 2016.
  79. Buchanan, Kyle (December 18, 2015). Let's Discuss the Ending of Star Wars: The Force Awakens. Vulture.com. Consultado el 21 de marzo de 2016.
  80. Travers, Peter (December 16, 2015). Star Wars: The Force Awakens. Rolling Stone. Consultado el 21 de marzo de 2016.
  81. The Saturn Awards: The 2015 Nominations. Consultado el 21 de marzo de 2016.
  82. Star Wars Undercover Boss: Starkiller Base - SNL
  83. Burwick, Kevin (December 21, 2017). Why That Shirtless Kylo Ren Scene Had to Happen in Last Jedi. MovieWeb. Consultado el 23 de diciembre de 2017.
  84. PHOTOS: Star Wars – Galaxy’s Edge Trading Cards Provide New Details of What Guests Will Find on Batuu in 2019 on WDW News Today

Enlaces externos

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.