FANDOM


Premium-Eras-canon
Tab-canon-white  Tab-leyendas-black 
Queicon

El título de este artículo sólo es una conjetura.

Aunque este artículo esté basado en información canon, el nombre real de este tema o persona no ha sido presentado por lo que se brinda una aproximación.


«Los clones la sometieron y la encontraron con nanodroides explosivos.»
―El Maestro Jedi Plo Koon reporta la captura de Tano[fuente]

La Padawan Jedi Ahsoka Tano fue capturada en el inframundo por los soldados de choque de la Guardia de Coruscant bajo el mando del Maestro Jedi Plo Koon y el Caballero Jedi Anakin Skywalker. Antes de la captura, Tano fue culpada por bombardear el Templo Jedi, asesinando a la sospechosa Letta Turmond y matando a tres soldados clon, por su compañera Padawan Barriss Offee. Intentando provar su inocencia, descendió al inframundo, perseguida por Skywalker, Koon y sus respectivos comandantes y múltiples soldados clon de choque.

Mientras estaba en el inframundo, Tano se alió con la cazarrecompensas Asajj Ventress. Tano contació a Offee, inconsciente del hecho de que era ella quien la estaba inculpando. Offee le dijo que encontró una pista en una bodega de municiones abandonada. Ahí, la miriliana atacó a Tano y la dejó derrotada, donde fue aturdida y llevada de vuelta la superficie para un juicio. Últimamente, sin embargo, Skywalker descubrió a Offe cuando el verdadero autor de los crímenes alegados a Tano y se le dio un perdón completo, aunque decidió no regresar a la Orden Jedi.

Preludio

«Ahora está en el inframundo. Con su talento, será difícil de encontrar.»
«Enviaremos dos equipos: Maestro Skywalker y Maestro Master Plo Koon, con clones ustedes irán.»
Mace Windu y Yoda asignando equipos de búsqueda para Tano[fuente]
AhsokaSwanDive-TJWKTM

Tano escapó al inframundo de Coruscant

Durante el tercer y final año del conflicto en toda la galaxia conocido como las Guerras Clon,[3] el Templo Jedi en Coruscant fue bombardeado, matando a seis Jedi, varios soldados clon y trabajadores de mantenimiento, hiriendo a muchos más. El Caballero Jedi Anakin Skywalker y su Padawan Ahsoka Tano, fueron llamados para investigar, el Alto Consejo Jedi pensando que al no estar presentes cuando el bombardeo ocurrió ofrecería una investigación imparcial.[5]

En su investigación, Skywalker y Tano, ayudados por el Droide de análisis de la escena del crimen Russo-ISC, descubrieron al autor del bombardeo; Letta Turmond, quien alimentó a su esposo, el trabajador del Templo, Jackar Bowmani con comida cubierta con volátiles nanodroides, que explotarían cuando estaba dentro del Templo. Esto porque pensó que los Jedi se habían vuelto creadores de la guerra quienes mataban cuando deberían conservar la paz. Turmond fue arrestada y esperó un juicio en el Centro de la República para Operaciones Militares.[5]

Durante su aprisionamiento, Turmond solicitó la presencia de Tano, y no le hablaría a nadie más que a ella. Después de su llegada, Turmon le explicó a Tano que fue suministrada con nanodroides, y les enseñó como convertirlos en armas, por un cómplice Jedi quien coincidio con sus creencias sobre la Orden. Turmond afirmó que este Jedi caído también la preparó para tomar la caída de esta conspiración. Sin embargo, antes de que pudiera revelar el nombre del Jedi, fue estrangulada con la Fuerza hasta su muerte por un individuo que no se pudo ver. Desapercibido para Tano, Turmond fue asesinada secretamente por su amiga y compañera Jedi, Barriss Offee, quien compartía las visiones radicales de los Jedi e inculpó a Tano por el asesinato de Turmond y el bombardeo del hangar, porque Turmond fue asesinada antes de que pudiera decir más información sobre el bombardeo a la República. Los Guardias de Coruscant estando en el centro, liderados por el comandante Fox, arrestaron a Tano, interpretando el escenario incorrectamete como un asesinato por parte de Tano.[1]

Después de una breve estadía en su celda, Tano encontró una tarjeta de acceso que le permitiría dejar la celda. Asumiendo que su maestro le suministro la tarjeta, ella usó la Fuerza para abrir su celda. Procediendo hacia la salida, ella encontró sus sables de luz, su comunicador y múltiples soldados clon derrotados, despejando su camino a la salida. De hecho, esto no fue hecho por su maestro, sino por Offee, después de inculpar a Tano por el bombardeo del hangar. Antes de que pudiera escapar, sin embargo, fue encontrada por Fox, quien se había unido a Skywalker y al capitán Rex en perseguir a Tano en lo que sería una caza difícil. Tano, finalmente, escapó a los niveles bajos de Coruscant.[1] Consecuentemente, el Consejo decidió enviar a Skywalker y al Maestro Jedi Plo Koon para recapturar a Tano.[4]

Mientras tanto, Tano, buscada por el Senado Galáctico por una gran recompensa y después de escapar de varios polícias del inframundo, fue detenida por la antigua asesina Sith convertida en cazarrecompensas, Asajj Ventress. Ventress intentó entregar a Tano a las autoridades para cobrar su recompensa. Sin embargo, las dos llegaron a un acuerdo; Ventress ayudaría a probar la inocencia de Tano y, a cambio, Tano trataría de convencer a los Jedi y al Senado de perdonar a Ventress por sus crímenes de guerra.[4]

La captura de Tano

«Vendrá con nosotros, comandante.»
«Eso jamás va a pasar, créanme.»
―Wolffe y Ahsoka Tano, antes de que Tano escapara de él[fuente]
WolffeStunsAhsoka

Wolffe aturdió a Ahsoka después de encontrarla en la bodega del Nivel 1315.

Mientras descendían al inframundo, Skywalker y sus fuerzas encontraron a Ventress y a Tano, pero las dos fueron capaces de escapar. Skywalker le ordenó a sus clones que despacharan su droides sonda, quienes intentarían localizarlas.[4]

Intentando probar su inocecia, Tano contactó a Offee vía holocabina, sin saber que de hecho era ella quien estaba inculpando a Tano. Offee le dijo a Tano que pudo haber encontrado una pista, que se encontraría en una bodega de municiones abandonada en el nivel 1315. durante su intercambio, Tano y Ventress fueron encontradas por un droide sonda, el cual alertó al comandante clon Wolffe y varios guardias de Coruscant temporalmente bajo su control. Trataron de arrestar a las dos mujeres, pero superaron a Wolffe y a los otros clones. Cuando las dos hacían su escape, Wolfee, estando tirado en el piso, alertó a Plo Koon de su arresto fallido.[4]

Al llegar a la bodega de municiones, Tano y Ventress se separaron. Poco después de haberse ido, Ventress, tomada por sorpresa, fue atacada y dejada tambaleándose en el piso, por Offee, quien tomó sus sables de luz y su casco.[4]

Mientras buscaba en la bodega por la pista mencionada, Offee se enfrentó a Tano en un duelo. Tano asumió que su enemiga era Ventress, debido a sus sables de luz y casco robados. Offee, intentando alertar a las autoridades de la presencia de la togruta, causó múltiples explosiones, acuchillando un contenedor con contenido altamente inflamable y usando la Fuerza para lanzar barriles y tubos hacia allá. Esperaba que esto culparía más a Tano porque la bodega albergaba el mismo tipo de nanodroides que fueron usados para bombardear el Templo Jedi. Finalmente, Offee venció a Tano y se fue. Derrotada, Tano fue aturdida por Wolffe, llegando a la escena.[4]

Consecuencias

«Lo siento, Maestro, pero no volveré.»
―Ahsoka Tano a Skywalker, sobre su decisión de no reunirse a la Orden[fuente]
AhsokaLeavesTheOrder-TWJ

Ahsoka Tano se aleja de la Orden Jedi.

Tras su captura, el Consejo Jedi decidió complacer la solicitud del Senado de expulsar a Tano de la Orden, para que pudiera ser enjuiciada por una corte militar. Tras una breve audición, a la cual Skywalker llegó a considerar como «una simple formalidad», Tano fue revocada de su rango y privilegios como Jedi y fue transferida a custodia militar.[2]

Mientras Tano esperaba su juicio, Skywalker, decidido ir a probar la inocencia de su antigua padawan, buscó a Ventress. Pelearon, pero sin sus sables de luz, Ventress pronto fue superada. Ventress, mientras era interrogada, le contó a Skywalker sobre su emboscada, y dijo que solo un Jedi podría acercarse sigilosamente a ella de la manera que le sucedió. También reveló que la única otra persona con la que Tano se había puesto en contacto mientras huía era Barriss Offee.[2]

Al llegar al domicilio de Offee en el Templo Jedi, Skywalker, al descubrir que Offee estaba en posesión de los sables de luz robados de Ventress, se batió en duelo con ella y ganó. Fue llavada al juicio de Tano y confesó todos los crímenes presuntamente cometidos por su compañera padawan.[2]

El Consejo Jedi le ofreció a Tano un indulto completo y le pidió que volviera a la Orden. Sin embargo, su fe en los Jedi sacudidos por su negativa a estar a su lado, Tano decidió no aceptar, y en su lugar se fue a buscar su propio camino.[2]

Entre bastidores

La captura de Ahsoka Tano fue mostrada por primera vez en la serie de televisión Star Wars: The Clone Wars, en el episodio «To Catch a Jedi».[4] Mientras el duelo entre Tano y Offee fue mostrado por primera vez en ese episodio, solo fue revelado ser Offee después, en el episodio «The Wrong Jedi».[2]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.