FANDOM


Premium-Eras-canon
Tab-canon-white  Tab-leyendas-black 
«No es fácil vivir con una sentencia de muerte.»
―Carlist Rieekan, a Han Solo[fuente]

Carlist Rieekan fue un oficial militar humano que sirvió como general en la Alianza para Restaurar la República y como líder militar de la base de la Rebelión en Hoth.

Biografía

Uniéndose a la rebelión

Carlist Rieekan era un hombre humano del planeta Alderaan,[1] que sirvió en las fuerzas armadas de la República Galáctica durante las Guerras Clon y más tarde obtuvo un puesto en la Casa Real de Alderaan.[4] Más adelante en su carrera, Rieekan se convirtió en miembro fundador de la Alianza para Restaurar la República. Él estaba fuera del mundo cuando Alderaan fue destruido.[1] Posteriormente, alcanzaría el rango de general y asumiría el mando de la Base Eco en el planeta helado de Hoth.[2]

Batalla de Hoth

En el 3 DBY, el General Rieekan convocó a la Princesa Leia Organa, Han Solo y Chewbacca al centro de mando de la base para discutir algunas señales que su personal había interceptado. Después de que el droide de protocolo C-3PO reconociera la señal como un código Imperial, Han y Chewbacca se aventuraron afuera, donde descubrieron y destruyeron un droide sonda Víbora. Sin embargo, Han dedujo que el droide sonda ya había alertado al Imperio Galáctico de su presencia y advirtió al General Rieekan que ordenara una evacuación de la Base Eco. Durante la Batalla de Hoth, el General Rieekan ordenó la evacuación rebelde de la Base Eco.[2]

Flota de la Alianza

Tras la evacuación de Hoth, estuvo presente con los otros líderes de la Alianza en Zastiga para desarrollar un plan con el fin de atacar a la segunda Estrella de la Muerte.[5] Más tarde, el General Rieekan fue designado a bordo del crucero mon calamari Libertad. Dirigió varias fuerzas de la Alianza, incluyendo al Escuadrón Corona, escuadrón de cazas estelares Ala-X. Después de la desaparición del Halcón Milenario y de Luke Skywalker, Rieekan convocaría a una conferencia de emergencia de oficiales de alto rango, que incluía al piloto de caza estelar Wedge Antilles.[6]

A la mañana siguiente, el General Rieekan y la Canciller Mon Mothma oficiaron una sesión informativa para los miembros del Escuadrón Corona, que incluían al soldado raso Yendor, el Teniente Thane Kyrell y a Kendy Idele. Después de que Mothma informara al Escuadrón Corona que no estarían acompañando al resto de la Flota de la Alianza al nuevo punto de encuentro, Rieekan informó a los pilotos que su escuadrón sería designado en el Libertad en el futuro previsible. Agregó que obtendrían asignaciones de literas permanentes en las próximas horas. Entonces, Yendor bromeó acerca de vivir en una sauna, lo que provocó que el general le pidiera al piloto que aclarara su declaración. Mientras los demás se reían, Rieekan sonrió.[6]

Después de que Thane Kyrell regresara de una reunión secreta con su amiga Ciena Ree, quien todavía era comisionada de la Armada Imperial, el General Rieekan agradeció a Thane por su regreso oportuno dos horas antes del despegue. Cuando Thane se ofreció para informar sus movimientos durante su ausencia, Rieekan le aseguró al piloto que era libre de ir y venir cuando quisiera, siempre que siguiera el protocolo de seguridad. Sin embargo, Rieekan estaba visiblemente disgustado cuando Thane le informó que se había puesto en contacto con una oficial Imperial. Cuando Rieekan preguntó si Ciena sabía que Thane ya se había unido a la Rebelión, Thane admitió que ella ya sabía de su participación en la Alianza Rebelde.[6]

Enfurecido por el aparente fracaso de Thane en seguir el protocolo de seguridad, Rieekan exigió saber si los rebeldes tenían un agente doble que alimentara la inteligencia del Imperio. Thane aseguró al General Rieekan que Ciena lo había identificado basándose en imágenes Imperiales de la Batalla de Hoth. Si bien Reekan aceptó la explicación de Thane, todavía preguntaba si es que la oficial había colocado un dispositivo de rastreo en su caza estelar Ala-X. Mientras Thane respondía por la amistad de Ciena, Rieekan aún insistía en escanear su nave. Antes de abandonar el hangar, Rieekan advirtió a Thane que no hiciera más contacto con personal Imperial y agregó que la galaxia estaba llena de mujeres que no luchaban por el Imperio.[6]

Servicio a la Nueva República

RieekanBriefing-LSManga

Carlist Rieekan les da a Thane Kyrell y a Kendy Idele la misión de capturar un Destructor Estelar Imperial.

El General Rieekan continuaría sirviendo al gobierno sucesor de la Alianza Rebelde, la Nueva República y a sus fuerzas armadas. Para reforzar la Flota de Defensa de la Nueva República en expansión, Rieekan se embarcó en un plan para capturar Destructores Estelares Imperiales durante la Batalla de Jakku. Para esta misión, reclutó a los antiguos oficiales Imperiales Thane y Kendy. A pesar de sus dudas, les aseguró que las tripulaciones Imperiales no eran tan duras como solían ser y señaló que habían visto naves capitales tan grandes como los cruceros de ataque cambiar de lealtad en batallas anteriores durante la Guerra Civil Galáctica. Cuando Thane señaló que esas naves tenían miles de miembros de la tripulación en lugar de decenas de miles, Rieekan respondió que necesitaban suficientes simpatizantes para ayudarlos a apagar los sistemas. Agregó que ex oficiales Imperiales como Thane y Kendy podían identificar las áreas más vulnerables.[6]

Más tarde, Thane y Kendy abordarían el Destructor Estelar Imperial Infligidor, que estaba siendo comandado por la ahora Capitana Ciena Ree. A pesar de sus esfuerzos por desactivar el mecanismo de autodestrucción de la nave, Ree logró negar la nave a la Nueva República al estrellarla en la superficie de Jakku. Mientras tanto, la Batalla de Jakku terminaría como una victoria decisiva para la Nueva República que trajo el fin de la Guerra Civil Galáctica. Los remanentes derrotados del Imperio se vieron obligados a firmar el Concordato Galáctico con la Nueva República, que se convirtió en el gobierno dominante en la galaxia durante los siguientes veintinueve años.[6]

Aliado de la Resistencia

Décadas después del Concordato Galáctico, la Resistencia le otorgaría la Escarapela Rieekan por el Valor en la Batalla a Poe Dameron por rescatar al Almirante Gial Ackbar.[7] Durante la guerra entre la Primera Orden y la Resistencia, Rieekan fue llevado por el Escuadrón Infernal para encontrarse con otros aliados de la Resistencia en Ryloth.[8]

Personalidad y rasgos

Carlist Rieekan era un general brusco y severo que se tomaba su deber y trabajo en serio.[2] A pesar de su comportamiento severo y serio, aún podía apreciar el humor, como se mostró cuando el piloto Yendor comparó la nave estelar Libertad con un sauna. Rieekan era un comandante flexible que permitía a sus hombres entrar y salir cuando quisieran, siempre que siguieran los protocolos de seguridad de la Alianza. Rieekan consideraba a las fuerzas armadas de la Alianza como una fuerza voluntaria.[6]

Al ser un rebelde comprometido, Rieekan tenía una fuerte antipatía hacia el Imperio y los Imperiales en general. Expresó su decepción y enojo cuando uno de sus subordinados, Thane Kyrell, fraternizó con su ex compañera de clase Ciena Ree, una comisionada en la Armada Imperial. A pesar de aceptar el informe de Thane de que Ciena no representaba una amenaza para la Rebelión, desaprobó su relación y le dijo a Thane que podía elegir a otras mujeres que no lucharan por el Imperio.[6]

Entre bastidores

El General Rieekan fue interpretado por Bruce Boa en Star Wars: Episodio V El Imperio Contraataca. Su historia trasfondo se amplió en varias obras de Star Wars Leyendas. Más recientemente, Rieekan ha aparecido como personaje secundario en las novelas canónicas spin-off Estrellas Perdidas y Blanco Móvil: Una Aventura de la Princesa Leia.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.