FANDOM


Premium-Eras-legendsPremium-Era-oldPremium-Era-impPremium-Era-rebPremium-Era-newPremium-Era-njoPremium-Era-leg


«Este Jedi busca el engaño y la injusticia, sacándolos a la luz.»
Dorak[fuente]

Un Centinela Jedi era el nombre dado a una de las tres escuelas de pensamiento distintas de los Jedi que buscaban un equilibrio entre las otras dos ramas, los Consulares y los Guardianes. Si bien poseían considerables habilidades de combate y tenían un conocimiento algo extenso de la Fuerza, los Centinelas combinaron ambas escuelas de enseñanza y las amplificaron con una serie de habilidades que no son de la Fuerza, como en los campos de seguridad, computadoras, técnicas de sigilo, demoliciones, reparación, o medicina. Estas habilidades tendieron a estar a la vanguardia en su enfoque de camino medio a los problemas; mientras que un Guardián podría golpear una puerta cerrada y un Consular podría simplemente llamar, un Centinela usaría el equipo disponible o el ingenio para abrir la cerradura. Si bien el papel de los Centinelas dentro de la Orden Jedi había permanecido en gran medida consistente a lo largo de su historia, la rama de estudio fue documentada por primera vez por el Centinela reclutador Jedi Morrit Ch'gally en el texto La Senda Jedi.

Visión general

Historia

Dentro de la Orden Jedi, el espíritu del Centinela Jedi siempre había existido, con muchos Guardianes y Consulares construyendo una fuerte conexión con el público galáctico a quien la Orden profesaba proteger. Estos Jedi estaban más orientados al servicio, buscaban ciudades en lugar de templos, multitudes por encima de la soledad. Los Caballeros Jedi siguieron el campo de estudio del Centinela como una especialización de su disciplina específica, de la misma manera que un Consular podría convertirse en un sanador, o un Guardián podría aspirar a ser un Guardián de la Paz.[3]

Signature Abilities FDEV

Un Centinela macho con un shoto de hoja azul.

Si bien no estaba claro cuándo los Centinelas se convirtieron en su propia disciplina única, en lugar de una especialización dentro de otra escuela de pensamiento, algunos historiadores describieron al Maestro Morrit Ch'gally como el fundador de la disciplina práctica. Ch'gally sirvió como miembro del Ejército de la Luz y reclutador Jedi con la División de Adquisición, y creía que las diferencias entre su línea de pensamiento y los Guardianes, Consulares y Centinelas eran lo suficientemente distintas como para justificar su propia rama de estudio. Impulsados por la visión de Ch'gally, los Centinelas florecieron en la era de posguerra que siguió a las Reformas de Ruusan y se extendieron a la galaxia, donde se convirtieron en algunos de los miembros más reconocibles de la Orden. Muchos sirvieron como agentes de la ley independientes y fueron respetados como Jedi a los que se podía abordar cualquier problema. Cuando el Imperio Galáctico llegó al poder al final de las Guerras Clon, los Centinelas sufrieron menos bajas que los otros Jedi en servicio a la Orden debido a su naturaleza de permanecer en el anonimato, evitando los templos y su propensión a trabajar en entornos urbanos. Sin embargo, aquellos que no murieron durante la ejecución de la Orden 66 fueron cazados sin piedad por los Inquisidores del Imperio. Debido a la familiaridad de la población local con ellos, los Centinelas fueron entregados fácilmente y con entusiasmo por oportunistas que buscaban ganar credibilidad con el nuevo Imperio. Mientras que muchos murieron durante la Gran Purga Jedi, otros huyeron a las profundidades de las ciudades a las que servían, convirtiéndose en vigilantes en la noche, trabajando de forma anónima.[3]

Filosofía

«Desde mi punto de vista, es posible saber demasiado sobre el combate y la Fuerza, si eso significa que no sabes casi nada sobre recopilación de inteligencia, hackeo de computadoras, vigilancia tecnológica o espionaje. Los Centinelas abordan estas disciplinas de abajo hacia arriba, sin suponer que la Fuerza revelará todas las respuestas. Cuando hagas esto, descubrirás que hay mucho que los civiles de la galaxia nos pueden enseñar.»
―Reclutadora Jedi Morrit Ch'gally[fuente]

Mientras estudiaban todas las técnicas y habilidades tradicionales que hicieron que los Jedi fueran quienes eran, los Centinelas de la Orden encontraron que su aislamiento en el Templo Jedi era un obstáculo si se esperaba que pudieran trabajar con los civiles de la galaxia. Si bien eran adherentes a la Fuerza y a todo lo que podía hacer, los Centinelas no estaban cegados por la fe y se dieron cuenta de que el campo de energía mística tenía sus limitaciones. Por lo general, al optar por misiones que requerían que permanecieran en un solo lugar durante largos períodos de tiempo, los Centinelas asumirían tareas que no eran adecuadas para las otras ramas Jedi.[1]

Gand FDEV

Un Centinela gand.

Los sables de luz raramente encendidos de los Centinelas generalmente producían una cuchilla amarilla. Pocos en número, los Centinelas no tenían títulos superiores como Sabio o Maestro de Guerra. En cambio, se centraron en la variedad de técnicas necesarias para tener éxito como Centinela. Conocidos por practicar técnicas de la Fuerza más especializadas, una forma de Inmunidad de la Fuerza fue favorecida entre los de esta clase. Cruzando el entrenamiento basado en la Fuerza con un mayor condicionamiento mental, esta habilidad les permitió resistir mejor las influencias mentales externas, incluidos los ataques basados en la Fuerza.[1] El Centinela Jedi más notable que sirvió a la República Galáctica durante la Guerra Civil Jedi fue Bastila Shan, quien, mientras todavía era una Padawan, dominó el antiguo y difícil arte de la meditación de batalla, utilizándolo con gran efecto durante la derrota, captura y redención del Jedi caído Revan.[4]

Durante la Gran Guerra Galáctica, la Guerra Fría y la Guerra Galáctica, "Centinela" se refirió a los Caballeros Jedi que se especializaron en manejar sables de luz duales y usar la variante Jar'Kai de Shii-Cho, Ataru y Juyo.

Aunque muchas de las otras clases Jedi fueron cazadas hasta la extinción durante la Gran Purga Jedi, Darth Sidious sospechaba personalmente que muchos de los sobrevivientes eran Centinelas debido a su tendencia a servir en mundos distantes, su capacidad para integrarse más fácilmente en la sociedad y su secreta naturaleza. Sus enseñanzas e ideales de esta rama vivieron en una versión recuperada de La Senda Jedi. Si bien la Nueva Orden Jedi no restableció inicialmente el título, sus roles fueron ocupados por los nuevos Jedi que ingresaban a la Orden. El Gran Maestro Luke Skywalker consideró a los Maestros Kam Solusar y Kyle Katarn como ejemplos principales de lo que significaba ese papel.[1] A partir del 137 DBY, cuando la Tercera Purga Jedi todavía estaba vigente, la Orden había comenzado a usar el título, aunque muchos fueron asesinados durante el reinado de Darth Krayt. Los Centinelas que sobrevivieron se sintieron personalmente responsables de no ver la resurrección del flagelo Sith y comenzaron a perseguir a los miembros de los Un Sith con la esperanza de reconstruir la galaxia y la Orden.[5]

Caminos especializados

Los Centinelas se centraron en una variedad de campos, algunos con honoríficos en la Orden, otros con habilidades adquiridas por profesionales en el resto de la civilización. Aplicando sus habilidades al arte de los expertos en hackers, técnicos, espías y seguridad, los Centinelas también adquirieron títulos muy específicos en la Orden.[1]

Artesano Jedi

Cerean Jedi Sentinel FDCR

Un Artesano Jedi cereano.

Tratando de entender la creatividad como un aspecto central de la voluntad de la Fuerza, el arte perseguida por los artesanos Jedi se manifestaba típicamente en la construcción de sables de luz y holocrones. Teniendo una habilidad intrínseca con herramientas y máquinas, los artesanos unieron su conexión con la Fuerza con su habilidad mecánica para guiar su uso de herramientas para crear objetos verdaderamente artísticos y únicos.[6]

Investigador Jedi

Trabajando como rastreadores especializados e incluso espías, los Investigadores Jedi trabajaron estrechamente con las fuerzas del orden para localizar a los delincuentes y descubrir la verdad detrás de los crímenes. Yendo encubierto por largos períodos de tiempo, los investigadores no debían confundirse con sus primos Sombras, ya que el papel de un investigador se centró principalmente en el crimen en lugar de los Adeptos del Lado Oscuro.[1]

Reclutador Jedi

Trabajando como miembros de la División de Adquisición de la Orden, los reclutadores Jedi perfeccionaron los talentos aprendidos de los Investigadores Jedi para rastrear e identificar a los sensibles a la Fuerza para evaluar si pertenecían a la Orden Jedi. La ley de la República requería que todos los recién nacidos se sometieran a pruebas, y los nombres de los posibles candidatos se registraban en el preciado cristal de memoria Kyber de la División. Después de que el niño hubiera crecido unos meses, la Orden enviaría a un reclutador para evaluar al niño y ver si cumplía con los requisitos para comenzar a entrenar en el Camino Jedi.[1]

Sombra Jedi

Jedi Shadow Force and Destiny

Una Sombra Jedi mirialana.

Un grupo de Jedi muy respetado y reservado, las Sombras fueron más lejos que los Investigadores en su búsqueda de la verdad. Trabajando en estrecha colaboración con el Consejo del Primer Conocimiento, las Sombras buscaron y destruyeron todos los rastros del lado oscuro de la Fuerza y sus adeptos. Si bien no siempre estuvieron presentes en el Templo, las Sombras se basaron en el Recinto del Templo e informaron con la frecuencia que permitía su misión.[1]

Guardia del Templo Jedi

Jedi Temple Guard SWDL

Un Guardia del Templo Jedi.

Centinelas anónimos que sirvieron como fuerza de seguridad e informaron al Maestro Jedi Cin Drallig, quien dirigió los detalles de seguridad del Templo. Llevaban túnicas formales y máscaras que ocultaban la identidad, la máxima expresión del desapego emocional que se requería al servicio de un llamado superior. Los Guardias del Templo llevaban imponentes picas de sable de luz: armas gruesas de doble filo que producían una rara y distintiva cuchilla amarilla.

Vigilante Jedi

Los Vigilantes Jedi eran un grupo de individuos que optaban por trabajar solos en la supervisión de la paz en un solo planeta o sistema. Centrándose en mejorar la sociedad y proteger los derechos de un sistema durante años, se convirtieron en un enlace vital entre el gobierno planetario y el Alto Consejo Jedi.[1]

Especialización adicional

Dark Jedi Sentinel CotF

Un Jedi Oscuro Centinela.

Muchos Centinelas Jedi residían en el Templo Jedi, utilizando sus habilidades donde era necesario y brindando asistencia a las fuerzas del orden locales. La división Técnica de la Orden estaba compuesta por expertos en tecnología que se especializaron en el mantenimiento de droides y otros mecanismos, una habilidad poco común entre los miembros generalmente anti-droides de la Orden. Al desarrollar una técnica especial conocida como mechu-deru, muchos pudieron ver la intuición detrás de las complejas estructuras que componen los droides.[1]

Los expertos en seguridad y los hackers mantuvieron sus habilidades en el Templo mediante cursos de práctica diseñados para probar sus habilidades y la experiencia de su oficio. Sin la Fuerza para ayudarlos, estas dos habilidades se desarrollaron en gran medida a través del entrenamiento sin asistencia y el regalo de años de arduo trabajo. El intendente del Templo Jedi trabajó para garantizar que todo el equipo Jedi se hubiera actualizado y que el almacén del Templo siempre estuviera abastecido con la última tecnología.[1]

Entre bastidores

El término Centinela Jedi fue creado exclusivamente para Star Wars: Caballeros de la Antigua República como una de las clases iniciales Jedi, y solo más tarde apareció en Star Wars Roleplaying Game como un Árbol de Talento para las clases Jedi. Esta clase está representada principalmente por el uso de hojas de sable de luz amarillas. En Star Wars: Caballeros de la Antigua República II: Los Señores Sith, la clase de prestigio que corresponde a Centinela Jedi es Guardián Jedi; la contraparte del lado oscuro es el asesino Sith. La clase Guardián Jedi también aparece en otras obras de Legends, como los cómics Tales of the Jedi y otros. La clase presumiblemente se hizo oficial en la serie de cómics Star Wars: Caballeros de la Antigua República junto con Guardián y Consular Jedi.

El conjunto de miniaturas de Star Wars Champions of the Force usa a Visas Marr para representar a la clase Centinela Jedi. Aunque ella era la aprendiz Sith de Darth Nihilus, todavía era de la clase Centinela y luego fue redimida, convirtiéndose en una aprendiz de Meetra Surik.

Star Wars Galaxies tiene dos Enclaves Jedi ocultos en Yavin 4, uno oscuro y uno claro. Kis Jedi de Galaxies podían usarlos como lugares de reunión. Cada enclave estaba custodiado por dos Centinelas Jedi CL 500, oscuros y claros, que servían como protectores para las reuniones en caso de que un lado opuesto intentara interrumpirlos. A partir del Capítulo 7, los Centinelas fueron eliminados y los enclaves sirvieron como sitios para aquellos que querían ver las ruinas de ambos.

Centinela Jedi es una clase avanzada para la clase de Caballero Jedi en el videojuego MMO Star Wars: The Old Republic.[7] Esta clase avanzada se especializa en el uso de sables de luz duales e inflige un daño mayor en la batalla.[8] La contraparte Imperial de este arquetipo es el Merodeador Sith.[9]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+