Star Wars Wiki
Advertisement
Star Wars Wiki
Este artículo trata sobre un tema considerado Canon.
Vader's revelation.png

No. ¡Yo soy tu padre!

¡Advertencia! Esta página contiene spoilers de Intereses Comunes. Estás avisado del peligro.

«Es interesante que una cazarrecompensas como Fennec los persiga. Deben ser muy valiosos. Tranquilo, soy buena con los secretos.»
―Cid, a Hunter[fuente]

Cid era una trandoshana que residía en Ord Mantell, donde ella administraba una cantina llamada el Salón de Cid. Antes de la Orden 66, sirvió como una informante para los Jedi, y fue en esa capacidad que el soldado CAR Echo supo su nombre y dónde encontrarla. Después de que la Fuerza Clon 99 desertara del Imperio Galáctico, ellos visitaron a Cid para conocer la identidad de Fennec Shand, una cazarrecompensas quien los había acosado en Pantora e intentó secuestrar a la niña clon Omega. Para pagarle por la información, Cid hizo que el Lote Malo rescatara a Muchi, una joven rancor robada por esclavistas zygerrianos. Después del exitoso trabajo, Cid le pagó a Hunter treinta por ciento de las ganancias y reveló que Shand era una cazarrecompensas prometedora, cuyas fuentes de Cid en el Gremio de Cazarrecompensas mencionaba que había sido contratada por un trabajo a comisión directa.

Biografía

Durante las Guerras Clon

Cid, una mujer trandoshana, trabajó como una corredora de información en los últimos años de la era de la República.[1] Ella operaba el Salón de Cid,[2] una cantina y guarida de apuestas en Ciudad Ord Mantell de la cual era dueña. Cid desarrolló una relación laboral con los Jedi durante este tiempo, ocasionalmente dándoles información. Durante las Guerras Mandalorianas, el soldado CAR Echo supo de Cid y dónde hallarla de sus oficiales al mando Jedi, aunque no sabía su especie o género.[1]

Después de la guerra

En el 19 ABY,[3] las Guerras Clon terminaron con la casi erradicación de la Orden Jedi,[4] como resultado con Cid perdiendo una gran parte su negocio. Para protegerse entre el alzamiento del nuevo Imperio Galáctico,[1] Cid ocultó sus conexiones pasadas con los Jedi.[5]

Poco después de la formación del Imperio, un grupo de comandos clon conocidos como el Lote Malo, quienes habían recientemente desertado del nuevo Gobierno,[6] habían tenido un encuentro con una cazarrecompensas que estaba buscando a Omega, un miembro de su grupo.[7] Echo, quien se había unido a las filas del escuadrón, sugirió que rastrearan a Cid, a quien supuso que era un hombre, ya que ella era la única de los informantes de los Jedi que conocía y que también sabía cómo encontrar. Creyendo que Cid podría identificar a la cazarrecompensas y posiblemente a su empleador, el Lote viajó debidamente a Ord Mantell, con dirección a las calles de Ciudad Ord Mantell hasta la cantina de Cid. Cid había sido contactada recientemente por Bib Fortuna, el mayordomo de Jabba Desilijic Tiure, para localizar y recuperar a Muchi, una joven rancor robada de Jabba por esclavistas zygerrianos. Los ladrones, liderados por Raney, se habían escondido en las ruinas de la Antigua Ciudad Ord Mantell.[1]

Cuando el Lote llegó al Salón de Cid, Echo admitió que en realidad no sabía quién era Cid, ya que nunca la había conocido. Cid estaba trabajando en una de las máquinas tragamonedas en su establecimiento, y Hunter se acercó a ella y le preguntó si sabía quién era Cid. Ella lo negó, antes de moverse a la barra y sentarse. El Lote discutió entre ellos qué hacer a continuación, mientras Cid observaba, ya que las únicas otras personas presentes eran un weequay y un ithoriano discutiendo sobre un juego de dejarik. Tech, al comentar sobre el estado de la barra, sugirió que «él» podría haber sido arrestado por violar las regulaciones del código de salud. Omega observó a Cid mientras pinchaba un holomesa, antes de acercarse a ella y sugerirle que era Cid. La trandoshana comentó con ironía que Omega era más inteligente que sus amigos. Omega usó su comunicador para llamar la atención de los demás y decirles quién era Cid.[1]

La misión en Corellia

El Lote continuó trabajando para Cid, llevando a cabo un trabajo en Corellia, el cual terminó en fracaso para recuperar la cabeza de un droide táctico.[8] Después de llevarle a Cid exitosamente a una criatura llamada Ruby, el grupo emprendería una misión propia antes de regresar con Cid,[9] sabiendo su deuda con ella. Cid le ofreció al grupo un trabajo para rescatar al senador Avi Singh de la prisión Imperial en Raxus Secundus. Hunter inicialmente rechazó la misión, y cuando Cid le recordó su deuda con ella, Hunter le dijo que no llevaría a Omega a un planeta ocupado por el Imperio, a lo que Cid respondió que debería dejar a la niña bajo su cuidado. Hunter dijo que no confiaba exactamente en Cid, a lo que Cid se rió y estuvo de acuerdo. Al final, el grupo dejó a Omega atrás con Cid mientras se dirigían a la misión, y Cid puso a Omega a trabajar en la limpieza.[10]

Mientras Omega se enfurruñaba por todo el salón, decepcionada de que la hubieran dejado atrás, Cid finalmente se acercó para preguntarle qué la preocupaba. Cuando Omega se quejó, Cid se burló y le dijo que la vida no era justa. Más tarde, Cid jugó un juego de dejarik contra dos de sus clientes frecuentes, Ketch y Bolo. Omega le ofreció un consejo sobre un movimiento, pero Cid puso los ojos en blanco y la ignoró. Sin embargo, cuando su movimiento la metió en problemas, le preguntó a Omega qué haría, y cuando jugó ese movimiento, rápidamente ganó el juego. Sorprendida de que la joven fuera experta en dejarik, le preguntó si era lo suficientemente buena como para ganar dinero. Ofreciéndole el treinta por ciento, Cid se sorprendió al ver a Omega negociar su camino al sesenta por ciento. La pareja ganó suficientes juegos para compensar la deuda del Lote Malo, y aunque Hunter no estaba contento al regresar de su misión porque Omega había atraído tanta atención sobre sí misma, Cid estaba encantada y le dijo al clon que se tranquilizara.[10]

La lucha por el salón de Cid

Después de terminar una misión, el Lote Malo regresó al Salón de Cid y lo encontraron lleno de clientes. Entre los clientes se encontraban varias figuras blindadas. Fueron acompañados rápidamente a la oficina de Cid, se encontraron con un devaroniano llamado Roland Durand que había tomado el salón de Cid. En su camino de regreso, discutieron, dejando Ord Mantell, pero fueron interrumpidos por Cid. Ella tenía un plan que involucraba al robo de la especia de Roland, por lo que su trato con los pykes se arruinaría, lo que obligaría a Roland a dejar su salón. Cid llevó al Lote Malo a un pozo que condujo a los antiguos túneles mineros de Ord Mantell. Cid les advirtió que las cavernas tienen un problema de infestación y que deben mantenerse en silencio. Poco después lo habían llegado al final del túnel. Por encima del suelo ketch y Bolo había distraído a Roland y sus matones, así que Cid y el Lote Malo podrían entrar en la oficina. Habían robado la especia y se dirigían a los túneles, pero Roland y sus matones los habían encontrado y comenzaron una persecución, la persecución había despertado a los irlings locales y, en el caos, Cid y el Lote Malo habían abandonado las especias, pero lograron escapar. Al perder las especias, habían enojado a los pykes que luego amenazaban con matarlos si no les devolvían la especia. Cid y Wrecker habían ido a recuperar la especia mientras que el resto del Lote Malo estaba esperando para recogerlos. Ellos habían cargado de forma rápida y silenciosa la mayoría de las cajas de la especia, pero en las dos últimas cajas, Wrecker había dejado caer su linterna, lo que despertó la colmena. El dúo apenas escapó de la colmena. Cid y el Lote Malo volaron hacia los pykes y les dieron las cajas de la especia, los pykes estaban contentos, pero aún estaban enojados con Roland, y querían matarlo, pero Omega los convenció de evitarlo. Cid le ofreció un trato al Lote Malo. Ella dijo que la primera ronda iba por ella. Wrecker dijo que les debe más que eso. Cid de broma le advirtió que no tuviera la suerte.[11]

Personalidad y rasgos

«Tengo noticias para ti, niña. La vida no es justa. ¿No te gusta? Deja los pucheros y haz algo al respecto.»
―Cid, a Omega[fuente]

Cid era una trandoshana con piel verde y ojos dorados. De estatura baja y corpulenta, Cid era astuta en su trabajo. Tenía una amplia gama de contactos, desde Jedi hasta poderosos señores del crimen, y no actuaba intimidada por ninguno de ellos. Estaba dispuesta a engañar para conseguir lo que quería, como decirle al Lote Malo que la joven rancor Muchi era una niña en peligro.[1]

Cid tenía una actitud sensata. Ella rápidamente le dio apodos a los miembros del Lote Malo, refiriéndose a Tech como «Cuatro Ojos», «Gafotas» o «Gafas», a Hunter como «Pañuelo», «Bandana» o «Cintita», a Omega como «Pequeña» y a Wrecker como «Músculos». Cid tenía un punto suave por Omega. Ella siempre era oportuna y, al darse cuenta de que Omega era muy hábil en dejarik, se alió con ella para hacer algo de dinero y ganó un nuevo respeto por ella.[10]

Cid era un individuo hábil y fuerte, mostrando dominio de un arco de energía zygerriano cuando disparó tres tiros muy acertados para demostrarle a Omega como manejar el arma.[8]

Entre bastidores

Cid apareció por primera vez en el episodio 5, «Conducta Violenta», de Star Wars: The Bad Batch, una serie lanzada en 2021 y creada por Dave Filoni y Jennifer Corbett. Su voz fue prestada por Rhea Perlman.[cita requerida] Ella fue revelada por primera vez en un tráiler para la temporada, titulado «For Hire».[12]

«Cid» es un nombre de personaje recurrente en el juego de rol japonés de la franquicia Final Fantasy, que ha llamado a varios de sus personajes en honor a personajes de Star Wars (en particular, los personajes Biggs and Wedge, quienes fueron nombrados tras Biggs Darklighter y Wedge Antilles, respectivamente).

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

Wiki.png
Star Wars Wiki tiene 13 imágenes relacionadas con Cid.
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
Advertisement