Star Wars Wiki
Advertisement
Star Wars Wiki
Este artículo trata sobre un tema considerado Canon.

«El dinero es lo único que importa. Pero me encanta que no lo sepáis.»
―Cikatro Vizago[fuente]

Cikatro Vizago fue un señor del crimen devaroniano que dirigió al Sindicato Cuerno Roto en el planeta Lothal durante el reinado del Imperio Galáctico. Las operaciones de Vizago incluían el contrabando y la extorsión, con su liderazgo apoyado por peligrosos droides ejecutores y guardaespaldas IG-RM. En varias ocasiones, Vizago empleó a la tripulación rebelde de la nave estelar Espíritu, que llevó a cabo varias operaciones de contrabando a cambio de créditos o inteligencia Imperial.

El señor del crimen devaroniano también tenía varios conocidos, como el jefe criminal Azmorigan y el contrabandista humano Lando Calrissian. A pesar de sus oscuros negocios, Vizago ayudó a Ezra Bridger a rescatar a su maestro Kanan Jarrus del cautiverio Imperial después de que el primero se identificara como un Jedi. Vizago y Calrissian posteriormente abandonarían Lothal tras una escaramuza con soldados de asalto Imperiales en el asentamiento arruinado de «Ciudad Tarkin». Algún tiempo después, Vizago perdió el control temporal de su nave a manos del pirata Hondo Ohnaka, y se vio obligado a recurrir al favor que le debía Ezra Bridger para recuperar su posesión.

Los Espectros posteriormente solicitaron la ayuda de Vizago para entrar de contrabando en Lothal. Como castigo, Vizago fue sentenciado a trabajar a bordo del reptador minero Reptador 413-24. Vizago se encontró de nuevo con los Espectros, que le liberaron junto a otros esclavos. Como agradecimiento, Vizago se unió a la Rebelión. Vizago contribuyó a la Liberación de Lothal ayudando a Mart Mattin y Wolffe a convocar un grupo de purrgils para atacar a la Séptima Flotadel Gran Almirante Thrawn.

Biografía

Vida temprana

Cikatro Vizago trabajó en Almacenes Cuernos Gemelos, nombrado así por sus dos cuernos, que servía como tapadera para las operaciones criminales lideradas por Rask Odai. Vizago se encontró con Lina Graf, Milo Graf y CR-84 cuando estaban siendo acosados por un matón y después de escuchar que necesitaban encontrar una transmisión los llevó ante Odai. Odai se quedó la cabeza de CR-8R para su colección como pago por la transmisión. Los hermanos Graf idearon un plan con su nueva amiga Shalla Mondatha para recuperar la cabeza de CR-8R. Mondatha los pasó de contrabando más allá de Vizago y del secuaz Rom hasta un edificio de almacenaje escondiéndolos en una caja llena de escarabajos para ocultar sus señales vitales. Los hermanos Graf recuperaron la cabeza de CR-8R pero Mondatha irrumpió en el edificio de almacenamiento de todos modos. Se reveló que Mondatha era «La Sombra», una cazarrecompensas que perseguía a los hermanos Graf, que disparó a Rom y al guardaespaldas de Odai, IG-70, así como a uno de los cuernos de Vizago al preguntar dónde se encontraban los niños Graf. Tras la pérdida de su cuerno, Vizago renombró y transformó Almacenes Cuernos Gemelos en el Sindicato Cuerno Roto.[5]

Viaje a Seylott

Posteriormente Vizago encontró la Guía del Contrabandista tras comprar un cargamento de armas a Ephant Mon. Deseando incrementar su riqueza, Vizago decidió ir tras uno de los tesoros ocultos de Maz Kanata en Seylott. Vizago formó equipo con Azmorigan y Lando Calrissian. Cuando llegaron al planeta, Vizago descubrió que se encontraba sometido a un confinamiento por parte del Sol Negro. Hizo pasar a su grupo por topógrafos nómadas errantes mientras intentaba encontrar el tesoro escondido, pero fueron enfrentados por los matones del Sol Negro.[6]

Negocios con los Espectros

«Continúa.»
«Podría. O puedo parar e intercambiar el resto de la recompensa…por otro poco de la información que buscáis.»
«¿Los wookiees?»
«Los wookiees.»
―Vizago, Kanan Jarrus, y Hera Syndulla[fuente]

Vizago inspecciona un bláster Imperial robado.

Tras el robo de blásteres Imperiales por parte de los Espectros, Vizago informó a la tripulación del Espíritu acerca de la localización de los wookiees retenidos por el Imperio Galáctico.[7] Vizago después se ofreció a pagar a los rebeldes de nuevo, a cambio de que pudieran robar un cargamento de rifles disruptores de iones T-7 para él. Sin embargo, el Imperio interrumpió sus negociaciones, y el señor del crimen y sus droides se marcharon con medio cargamento sin pagar.[8]

Rescatando a Kanan

Tras la captura de Kanan Jarrus por parte del Imperio Galáctico, Ezra Bridger, Sabine Wren y Garazeb Orrelios recurrieron a Vizago en busca de información acerca de dónde retenían a Kanan los Imperiales. Vizago admitió que no sabía dónde se encontraba Kanan y era reticente a proporcionar información que pudiera ayudar a los rebeldes con el Imperio estrechando su cerco sobre Lothal, lo cual había afectado a sus operaciones. Entonces, Ezra le preguntó si sabía por qué el Imperio estaba tan determinado a perseguir a la tripulación del Espíritu o por qué había acudido a Lothal el Gran Inquisidor, revelando que él y Kanan eran Jedi. Sin creer esa afirmación, Vizago comenzó a reír, hasta que vio a Ezra usando la Fuerza.[9]

Vizago informó a Ezra de que el Imperio estaba usando droides mensajeros.

Dándose cuenta de que Ezra le proponía un negocio, Vizago hizo que Ezra le prometiera devolverle un favor en el futuro y lo subió a bordo de su nave, el Cuerno Roto, donde cerraron un pacto inclinándose uno ante otro. Entonces, el devaroniano explicó que como el Imperio había destruido el Centro de Comunicaciones Imperial de Lothal, el Imperio había suplido su carencia mediante droides mensajeros que los rebeldes podrían interceptar para descubrir dónde se encontraba Kanan. Entonces Vizago permitió la marcha de Ezra, diciéndole que le reclamaría el favor que le debía en el futuro.[9]

Problema con Hondo Ohnaka

Tiempo después, Vizago aceptó la misión de entregar cinco generadores de energía al señor del crimen jablogiano Azmorigan en el planeta helado Nixus. Por el camino, Vizago se encontró con el pirata weequay Hondo Ohnaka, que lo aturdió y le apresó en su propia nave. Ohnaka también consiguió apoderarse de la nave de Vizago, el Cuerno Roto, y desactivó sus droides. Antes de ser noqueado, Vizago consiguió enviar una señal de auxilio que fue captada por los rebeldes Ezra Bridger y C1-10P. Cuando los dos rebeldes hicieron frente a Ohnaka, el pirata weequay afirmó que Vizago había perdido el Cuerno Roto en una partida de sabacc.[10]

Entonces, Ohnaka convenció a Ezra y C1-10P para que le ayudaran en la misión de vender generadores de energía a Azmorigan. Tras escapar de Azmorigan, Ezra y C1-10P descubrieron a Vizago en una celda de la mazmorra del Cuerno Roto. Vizago reveló la verdad y consiguió la ayuda de Ezra y C1-10P para recuperar la nave. Reclamando su controlador a Ezra, Vizago usó sus droides para atacar a Ohnaka, Ezra y C1-10P. Ohnaka consiguió escapar en la lanzadera de los rebeldes, el Fantasma. Furioso por haber perdido su mercancía, Vizago envió a Ezra y C1-10P de vuelta al planeta Garel en una cápsula de escape. Sin que Vizago lo supiera, el Fantasma había sido programado para volver con su nave madre, el Espíritu. Los rebeldes permitieron a Ohnaka escapar airoso pero se apoderaron de los generadores de energía de Vizago con los que había huido a bordo del Fantasma.[10]

Contrabando de los Espectros

En el 0 ABY, necesitando regresar a Lothal, los Espectros contrataron a Vizago para que les permitiera atravesar de contrabando el bloqueo Imperial del planeta a bordo de su nave, el Cuerno Roto, a cambio de un suministro de cerdos inflables. Aunque Vizago inicialmente estaba convencido de que sus permisos y credenciales le permitirían atravesar el bloqueo, la Armada Imperial detectó formas de vida no autorizadas en la nave de Vizago. Al aterrizar en el espaciopuerto de Ciudad Capital, la nave de Vizago fue retenida e inspeccionada por un escuadrón de soldados de asalto. Sin embargo, los Espectros escaparon soltando los cerdos inflables de Vizago. Sin querer perder su mercancía, Vizago intentó sujetar a uno de los cerdos pero terminó haciéndolo hincharse, quedando atrapado a bordo.[11]

Vizago en el Gremio Minero.

Como castigo por desplazar de contrabando a los rebeldes en su nave, Vizago fue sentenciado y esclavizado a bordo del reptador minero del Gremio Minero Reptador 413-24. Vizago y los otros prisioneros se vieron obligados a trabajar bajo la supervisión del capataz trandoshano Proach y el capitán Seevor. A pesar de su situación, Vizago estaba seguro de que los rebeldes les rescatarían. Las esperanzas de Vizago se cumplieron cuando los Espectros y el líder rebelde local Ryder Azadi abordaron el reptador minero. Tras una prolongada escaramuza, los Espectros consiguieron matar a Proach y a Seevor escapando por poco de una patrulla Imperial. Vizago presumió ante los otros prisioneros de que sabía que sus amigos rebeldes los rescatarían, y aunque Kanan Jarrus inicialmente corroboró la creencia de Vizago a pesar de no haber sabido al principio que él se encontraba a bordo, el devaroniano eventualmente supo que los rebeldes no habían acudido expresamente a rescatarlo. Inicialmente quedó molesto por esta revelación, pero al final se mostró agradecido por el rescate. Tras su liberación, Vizago reclamó el reptador minero como propio mientras los demás prisioneros se unían a la Alianza Rebelde.[4]

Uniéndose a la Rebelión

Después de su liberación, Vizago se unió a los Espectros y a sus aliados del grupo de resistencia de Lothal, que habían establecido una base a la orilla de un acantilado. Antes de la Liberación de Lothal, Vizago informó a Ezra Bridger de que la General Hera Syndulla quería hablar con él. Vizago estuvo al tanto de las discusiones entre Ezra y Ryder Azadi acerca de cómo liberar Lothal del gobierno Imperial. El plan de Ezra implicaba que Ryder fingiera traicionar a los rebeldes para atraer a la Gobernadora Arihnda Pryce y sus fuerzas a una trampa en la base rebelde cercana al acantilado.[12]

En consecuencia, Pryce atacó la base rebelde de Lothal con una flota de transportes de patrulla, soldados de asalto y soldados aéreos. Durante la batalla, Vizago expresó arrepentimiento por haber conocido a Ezra mientras los Imperiales rodeaban a las fuerzas rebeldes en lo alto del reptador minero. Vizago sobrevivió a la destrucción del reptador minero pero él y los demás rebeldes fueron apresados por las fuerzas de Pryce. No obstante, las fuerzas de Pryce fueron derrotadas por los refuerzos de Hera y una manada de lobos de Lothal. Tras la captura de Pryce, los rebeldes procedieron con la siguiente fase de su plan.[12]

Liberación de Lothal

Vizago, Wolffe y Mattin regresan a Lothal a bordo del Espíritu.

Cuando la fuerza rebelde principal partió a atacar la Cúpula, Vizago se quedó atrás con el Comandante Clon Wolffe y Mart Mattin, a quienes Hera Syndulla encargó evacuar al equipo después de que hubiera completado su misión para atraer la guarnición Imperial a la Cúpula y eyectarla. No obstante, los tres fueron atacados por el asesino noghri del Gran Almirante Thrawn, Rukh, que tiró a Vizago al suelo antes de dejar a Wolffe y Mattin inconscientes. A pesar de ser ahuyentado por un lobo de Lothal, Rukh consiguió robar el transporte patrulla de los rebeldes e intentó sabotear su plan.[13]

Cuando los tres despertaron, Mattin informó a Vizago y Wolffe acerca de un plan de contingencia de Ezra Bridger en caso de que Thrawn hubiera descubierto su plan de eyectar la Cúpula. Los tres partieron a bordo de la nave de los Espectros, el Espíritu, para cumplir con la misión, que implicaba transmitir una transmisión cifrada a una manada de purrgils. Los purrgils exterminaron la Séptima Flota de Thrawn y siguieron al Espíritu hasta Ciudad Capital. Después de que los purrgils llevaran a Ezra, Thrawn y al Quimera al espacio desconocido, Vizago y sus compañeros de a bordo del Espíritu evacuaron a sus compañeros rebeldes de la Cúpula. Entonces, Sabine Wren procedió a detonar la Cúpula, exterminando a la guarnición Imperial y terminando con el dominio Imperial en Lothal.[13]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
Advertisement