FANDOM


Premium-Eras-legendsPremium-Era-leg
Para otros usos, véase Confederación (desambiguación).


«La Confederación hará lo que siempre hacen los bárbaros: dividirse el botín.»
Jacen Solo, a Tenel Ka Djo[fuente]

La Confederación fue una alianza de sistemas que se unieron a Corellia en su rebelión contra la Federación Galáctica de Alianzas Libres desde el 40 DBY hasta al menos el 43 DBY. Los Confederados se retrataron como luchadores por la libertad, mientras que la Alianza, especialmente Jacen Solo, los calificó como terroristas. El movimiento rebelde fue finalmente derrotado por la Alianza Galáctica y obligado a rendirse en la última batalla de la guerra. Sin embargo, después de la muerte de Darth Caedus, participó en las conversaciones de paz propuestas por la Coalición Jedi. Después de la guerra, la Confederación siguió siendo un gobierno independiente y emergió como una de las tres principales potencias galácticas, junto con la Alianza Galáctica y el Remanente Imperial.

Historia

«Es una tontería comparar a la Alianza Galáctica como el Imperio y a Corellia como la Alianza Rebelde. Porque eso es a lo que podría llegar, una rebelión–una estúpida e innecesaria.»
Luke Skywalker[fuente]

Al principio de la guerra, los Cinco Mundos se habían declarado independientes como la Confederación Corelliana,[1] pero el nuevo gobierno solo creció cuando Lumiya manipulo a Commenor y Bothawui para unirse a los corellianos, para expulsar a las flotas de bloqueo de la Alianza Galáctica del sistema Corelliano.[2]

Thrackan Sal-Solo NEGTC

Thrackan Sal-Solo, el infame rebelde que fundó la Confederación.

Ante la insistencia de los nuevos aliados de Corellia, el nombre de la nueva coalición interestelar se simplificó a "la Confederación". Posteriormente, se les unieron Fondor, luego Bespin y Adumar: esto le dio a la Confederación el control de dos de los astilleros militares más grandes de la galaxia, y algunos de los proveedores más importantes de gas de bláster y torpedos de protones para su recién creada Flota Confederada.[3]

Habiendo asegurado varios de los principales astilleros de la galaxia, la Flota de la Confederación asaltó los astilleros de la Alianza Galáctica, como los de Gyndine, para limitar sus capacidades ofensivas.

Además, Nal Hutta y el Espacio Hutt se unieron a la Confederación,[1] y el nombramiento del ex general Imperial Turr Phennir como el Comandante Supremo del ejército combinado de la Confederación pudo indicar que los simpatizantes dentro del Remanente Imperial también se comprometieron con la coalición, desafiando a la posición pro-Alianza del Consejo de Moffs.[4]

Después de los eventos de Gilatter VIII, Dur Gejjen, Primer Ministro de los Cinco Mundos, fue asesinado por Ben Skywalker por orden de su primo Jacen Solo, lo que tuvo un alto costo en la Confederación y sus aliados. Aunque Gejjen estaba muerto, los bothans no estaban listos para renunciar, ofreciendo veinte millones de créditos por mes a los mandalorianos por los servicios exclusivos de una flota mandaloriana con infantería. También estaban muy interesados en adquirir un escuadrón de los nuevos cazas estelares de asalto clase Bes'uliik y estaban dispuestos a pagar una prima por los derechos de compra exclusivos.[5]

Cuando Jacen Solo, ahora el Lord Sith Darth Caedus, tomó el control de la Alianza, la galaxia finalmente estalló en un estado de guerra total. Las flotas combinadas de Corellia, Bothawui, el Espacio Hutt y Commenor se enfrentaron a las fuerzas de los Mundos del Núcleo, esperando obtener una batalla decisiva con las fuerzas de Coruscant. Aunque Balmorra cayó rápidamente ante la Confederación, la fuerza de asalto principal finalmente fue derrotada en Kuat, y el fracaso de lograr que los wookiees se unieran a ellos después de la Batalla de Kashyyyk los dejó fuera de combate. Sin embargo, la Alianza a su vez sufrió un gran revés cuando la Nueva Orden Jedi, no dispuesta a seguir apoyando a Caedus, se retiró a Kuat y formó la Coalición Jedi.[6]

Durante las siguientes semanas, la Confederación fue debilitada por una derrota tras otra. Las fuerzas de Commenor y Bothawui fueron severamente agotadas por los ataques de la Alianza, la Estación Centralia fue destruida por los Jedi y sus aliados, y finalmente Fondor cayó también, por lo que Caedus obtuvo el apoyo del Remanente Imperial. La marea se había vuelto en contra de la Confederación.[5][7][8]

La posición final de la Confederación fue su participación en la Segunda Batalla de Roche, junto con la Coalición Jedi y la Alianza en el exilio. Sin embargo, sus flotas quedaron atrapadas en el sistema Roche por el almirante Nek Bwua'tu y sufrieron fuertes golpes. Darth Caedus, ahora más obsesionado con derrotar a los Jedi que nunca, dejó los asuntos en Roche a Bwua'tu mientras llevaba una fuerza conjunta Alianza/Imperial a Shedu Maad, solo para perecer en la batalla posterior.[9] Con Caedus muerto, las fuerzas bajo su mando se alinearon con la Coalición. El poder combinado de los Jedi, la Alianza y el Remanente obligó a la Confederación a rendirse, poniendo fin a la guerra. A pesar de esto, la Confederación se negó a unirse a la Alianza, pero participó en la Cumbre de Unificación sobre Coruscant en el 43 DBY. Se desconoce qué pasó con la Confederación después de esto, pero está claro que se había unido por completo a la Alianza en algún momento antes de la Guerra Sith-Imperial.

Fuerzas armadas de la Confederación

Las flotas individuales se reorganizaron para convertirse en la Flota de la Confederación. El Comandante Supremo de la Flota de la Confederación era el ex general Imperial Turr Phennir.

La flota contaba con varias naves de guerra poderosas, como el nuevo diseño de Acorazado Corelliano, el Defensor Estelar clase Estridente corelliano, el versátil Crucero de Asalto Bothan, los Dragones de Batalla Hapanos mejorados y el Destructor Estelar clase Imperial I.

La Flota de la Confederación logró infligir grandes pérdidas contra las fuerzas enemigas, pero sus recursos se agotaron muy cerca del final de la guerra. Cuando la Coalición Jedi decidió reconstruir la Alianza Galáctica con la ayuda del Remanente Imperial, después de la muerte de Darth Caedus, la Confederación se vio obligada a rendirse y sentarse a negociar con el lado victorioso.

Gobierno y políticas

Durante su existencia como Confederación Corelliana, el gobierno secesionista fue encabezado por el Primer Ministro de los Cinco Mundos, aunque esta oficina cambió brevemente al Presidente de los Cinco Mundos. Cuando su membresía creció más allá del sector Corelliano, la Confederación no tenía un solo Jefe de Estado, porque su liderazgo consistía en líderes políticos y comandantes militares de planetas, organizaciones y facciones individuales, aunque el Primer Ministro de los Cinco Mundos retuvo mucho poder y habló con frecuencia en nombre de la Confederación. Por lo tanto, su política era inconsistente: algunos miembros diferían en términos de método de guerra y tenían varias ideas sobre cómo ganar la Segunda Guerra Civil Galáctica. Sin embargo, la Confederación era conocida por una estrecha cooperación económica y militar. Para coordinar mejor la estrategia militar y proporcionar a muchas flotas un solo comando unido, se creó la oficina del Comandante Supremo de la Flota de la Confederación. Más tarde, el Comandante Supremo asumió virtualmente los poderes del jefe de estado y, después de la guerra, representó a la Confederación en la Cumbre de Unificación.

El enemigo acérrimo de la Confederación era la Federación Galáctica de Alianzas Libres, asistida por el Remanente Imperial. También se opuso al Consorcio de Hapes cuando la Reina Madre Tenel Ka Djo fue leal al gobierno de la AG, pero luego los líderes de la Confederación concluyeron un pacto de neutralidad con el Consorcio. La Coalición Jedi fue su co-beligerante; Ambas facciones lucharon contra la AG en su mayoría de forma independiente, aunque compartieron información sobre las maniobras y los objetivos de su enemigo común. Cuando la Alianza Galáctica se dividió en dos facciones, uno de los fundadores de la Confederación, Fondor, ofreció refugio seguro a las fuerzas leales a Cha Niathal y les permitió usar el planeta para establecer un gobierno en el exilio, viendo en Jacen Solo, el actual Jefe de Estado de la AG, como la mayor amenaza para todos. La Confederación logró encontrar algunos aliados poderosos como el Consejo de la Herencia y los hutts, al tiempo que estableció contactos comerciales con los productores de armas mandalorianos. También trató de aumentar sus fuerzas de varias maneras, como planificar un golpe político en Hapes u ofrecer asistencia a planetas en peligro de extinción como Kashyyyk.

El objetivo principal del gobierno separatista era liberarse del yugo de la fuertemente centralizada y muy restrictiva Alianza Galáctica, representada particularmente en la persona de Jacen Solo/Darth Caedus, coronel de la opresiva policía secreta conocida como la Guardia de la Alianza Galáctica y más tarde Jefe de Estado de la Alianza Galáctica. Aunque algunos miembros de la Confederación vieron un futuro mejor en la independencia total de la AG, otros se unieron bajo su estandarte, buscando oportunidades para gobernar la galaxia por miedo y obligar a sus enemigos potenciales a la obediencia, por ejemplo, amenazando con usar superarmas como la Estación Centralia.

Miembros conocidos, simpatizantes, aliados y co-beligerantes

Mando militar

Líderes políticos

Otros miembros

Co-beligerantes

Planetas conocidos, organizaciones y facciones de la Confederación

NewGalacticCivilWar

Miembros de la Confederación (en azul).

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.