FANDOM


Premium-Eras-legendsPremium-Era-imp
Tab-canon-black  Tab-leyendas-white 


«La República no se puede arreglar, mi lady. Es hora de empezar de nuevo.»
―Conde Dooku a Padmé Amidala[fuente]

La Confederación de Sistemas Independientes, también conocida como la Confederación, la CSI, la Confederación Separatista, la Alianza Separatista, el Estado Separatista, el Nuevo Orden, los Pro-secesionistas; o coloquialmente como los Separatistas o Seps; fue el gobierno y el movimiento separatista dirigido por Darth Sidious y su aprendiz, el Conde Dooku. Estaba formado por varios gobiernos planetarios y sectoriales, así como por algunas mega corporaciones, que declararon sus intenciones de abandonar la República Galáctica, negándose a cumplir con sus excesivos impuestos, debido a la corrupción en el Senado, durante la Crisis Separatista.

Finalmente, las tensiones entre ellos y la República se convirtieron en una guerra después de que Anakin Skywalker, Obi-Wan Kenobi y Padmé Amidala fueron sentenciados a muerte en Geonosis y un grupo de Jedi dirigido por Mace Windu intentara rescatarlos. Después de que la República revelara su ejército de clones en Geonosis, los Separatistas se vieron obligados a retirarse, comenzando una gran guerra que duraría tres años y destrozaría la galaxia.

La CSI puso miedo en los corazones de innumerables ciudadanos de la República, en gran parte debido al General Grievous, Comandante Supremo de los Ejércitos Droide. La Confederación ganó muchas batallas en la guerra, pero se disolvió cuando los líderes del Consejo Separatista fueron asesinados en Mustafar, lo que permitió a Palpatine reformar la República en el Imperio Galáctico.

Historia

El surgimiento del Movimiento Separatista

«Como les expliqué anteriormente, estoy bastante convencido de que diez mil sistemas más se unirán a nuestra causa con su apoyo, caballeros.»
―Conde Dooku, al Consejo Separatista[fuente]

En las décadas previas a las Guerras Clon, la República fue vista por muchos como un gobierno fallido, plagado de corrupción y burocracia sin sentido que ahogaba las voces de muchos constituyentes representados en el Senado Galáctico. La secesión creció durante el período posterior a la Invasión de Naboo, y los gremios comerciales y las corporaciones comerciales se desilusionaron con la República después de que se aprobara la ley para imponer impuestos en todas las rutas comerciales a los sistemas estelares periféricos.

En esta situación crítica entró el Conde Dooku, un antiguo Maestro Jedi que se había desilusionado con la República y con la Orden Jedi que le servía. Esta figura carismática despertó sentimientos anti-República en muchos mundos, allanando el camino para una rebelión contra el gobierno. Se formó una afiliación laxa de separatistas, con Dooku a la cabeza, presionando para que un nuevo gobierno tomara el lugar de la estancada República. Finalmente, este movimiento Separatista se estableció como la Confederación de Sistemas Independientes, un organismo formalmente opuesto a la República Galáctica. Los miembros de la CSI incluyeron a la Alianza Corporativa, la Federación de Comercio, el Gremio de Comercio, el Clan Bancario InterGaláctico y la Tecno Unión. Aunque la República reconoció que muchos de sus mundos miembros estaban en rebelión, se negó a reconocer formalmente la existencia de la CSI como su gobierno común, considerando que hacerlo lo legitimaría.[5]

Desconocido para la República, Dooku también era Darth Tyranus, aprendiz Sith de Darth Sidious, que tenía vínculos previos con la Federación de Comercio y ordenó la Invasión de Naboo. Bajo la apariencia del Canciller Supremo Palpatine de la República, Sidious había utilizado a Tyranus como el líder público de la CSI en el complot de los Sith para destruir a la Orden Jedi y transformar la galaxia.[6]

Guerras Clon

«Nuestros amigos de la Federación de Comercio han prometido su apoyo. Y cuando sus droides de batalla se combinen con los tuyos, tendremos un ejército mayor que cualquiera en la galaxia. Los Jedi estarán abrumados. La República aceptará cualquier demanda que hagamos.»
―Conde Dooku[fuente]
Dooku-And-Quarren-Isolationist

Dooku se alió con la Liga de Aislamiento Quarren.

La Confederación reunió una fuerza armada para su causa, que eventualmente se utilizará para derrocar a la República y tomar el planeta capital Coruscant. La Federación de Comercio, ordenada por la República para reducir su ejército de droides después del incidente de Naboo, expandió sus fuerzas en secreto, agregando sus droides de batalla al arsenal Separatista que crecía constantemente con la participación de otras facciones, como la Tecno Unión. Las fundiciones en Geonosis, Hypori y otros lugares creaban innumerables miles de millones de droides de batalla listos para luchar por la causa Separatista, mientras Dooku continuaba reclutando más sistemas estelares para su causa.

Sin embargo, la CSI pronto perdería la ventaja de la sorpresa cuando Obi-Wan Kenobi, después de rastrear al cazarrecompensas Jango Fett desde Kamino a Geonosis, logró enviar un mensaje a Anakin Skywalker y al Consejo Jedi, revelando la presencia Confederada en Geonosis. A la mitad del mensaje, Obi-Wan fue atacado por un droideka, lo que provocó que Anakin y Padmé fueran a rescatarlo y al llegar a Geonosis, ambos fueron capturados en una de las masivas fundiciones de droides Geonosianas, siendo sentenciados a muerte en una arena de combate junto a Obi-Wan.[6]

Sin embargo, mientras se llevaba a cabo la ejecución, Mace Windu y un gran número de Jedi llegaron para rescatarlos de los Separatistas, y después de una escaramuza contra los droides de batalla en la arena de combate, la gran cantidad de fuerzas Separatistas resultó abrumadora, matando a un gran número de Jedi, y en poco tiempo solo quedaba aproximadamente una docena de Jedi.

Afortunadamente para los Jedi restantes, el Maestro Yoda pronto llegó con una gran fuerza militar de cañoneras LAAT/i, rescató a los Jedi y se involucró en lo que se conocería como la Primera Batalla de Geonosis contra los nativos geonosianos y sus fuerzas de droides de batalla. Las fuerzas de la República atacaron todo Geonosis y comenzaron oficialmente las Guerras Clon. La CSI fue derrotada en Geonosis, pero finalmente fue intrascendente.[6]

Durante los próximos tres años, la República y la CSI se verían envueltos en una guerra brutal, y muchos morirán en ambos lados. Sin el conocimiento de todos, la guerra era simplemente parte de un plan de Darth Sidious para lograr su objetivo final: la dominación de la galaxia por parte de los Sith.[7]

Durge-TCWCG

El cazarrecompensas gen'Dai Durge luchó en nombre de la CSI.

Durante la primera mitad de la guerra, la Confederación se encontraba en una buena posición,[5] capturando muchos planetas, a pesar de las pérdidas en Muunilinst y Dac. Sin embargo, las cosas cambiaron y comenzó a sufrir una serie de derrotas, lo que llevó a los Asedios del Borde Exterior. La Confederación fue responsable de algunas atrocidades durante la guerra, particularmente por parte del General Grievous. A lo largo de la guerra, la Confederación intentó obtener la ventaja usando superarmas, como la Segadora Oscura y los cañones de pulso de iones del Malevolencia.[8]

Durante la guerra, hubo muchos héroes del lado de la Confederación, incluidos Sev'rance Tann,[9] Durge y Asajj Ventress,[10] y el General Grievous, muchos de los cuales fueron impulsados por el odio a la República o a los Jedi. Alrededor del punto medio de la guerra, Grievous inició la Operación Lanza de Durge, una campaña que penetro en el Borde Interior, lo que condujo a una serie de victorias Confederadas, incluida la conquista de Duro.[11] En este punto, muchos estaban seguros de que la victoria de la CSI era inevitable.[5]

Sin embargo, pronto la República comenzó a ir a la ofensiva, ganando batallas en Bomis Koori IV, Boz Pity y otros. Con la muerte y pérdida de los héroes Confederados Durge y Asajj Ventress, la Confederación comenzó a perder la ventaja. La República comenzó a sitiar a lo que Palpatine llamó una Tríada del Mal: Felucia, Mygeeto y Saleucami, y el Consejo Separatista se vio obligado a seguir trasladándose.[5] Sin embargo, a la Confederación todavía le quedaba mucha lucha, ya que comenzó a lanzar ataques contra Kashyyyk y otros mundos.[10] Esto culminó cuando Grievous dirigió un asalto masivo contra Coruscant para "capturar" al Canciller Supremo. Sin embargo, Palpatine fue rescatado y, a pesar de muchas pérdidas, la República infligió más daño a los Separatistas e incluso mató al Conde Dooku en el proceso.[5][10]

La Caída de la Confederación

Star Wars Episode III - Chapter 21 - The Separatist Council on Utapau

El Consejo Separatista en Utapau en el 19 ABY, después de la muerte de Dooku.

La Confederación de Sistemas Independientes fue finalmente derrotada, aunque esto no fue culpa suya. Sufriendo pérdidas, y victorias, desde el comienzo de la guerra, y a pesar del poder del General Grievous y sus números inmensamente superiores, las fuerzas droides a menudo fueron derrotadas por la República. Sin embargo, cuando Darth Sidious manipuló la guerra, influyendo en algunas de las derrotas de la CSI, así como en algunas de sus victorias, los Separatistas habían perdido antes de que incluso comenzaran a luchar: Sidious quería que la República ganara.[5][12] Al final de la guerra, el Conde Dooku fue asesinado por Anakin Skywalker a bordo del Mano Invisible, el General Grievous fue asesinado en Utapau por Obi-Wan Kenobi, el liderazgo de la CSI fue asesinado por Darth Vader, el nuevo aprendiz de Sidious en Mustafar, y los gremios comerciales se desvanecieron silenciosamente en el olvido.[13]

El legado de la Confederación vivió en la forma del proyecto Estrella de la Muerte, que se convirtió en la supuesta arma del Imperio, así como en los droides de batalla Imperiales.

Secuelas

Las corporaciones que formaban la Confederación fueron Imperializadas y asimiladas en la máquina de guerra Imperial, y la mayoría de los mundos Separatistas fueron absorbidos por el Imperio, con muchas razas prominentes de la Confederación siendo esclavizadas, mientras que otros, como los Trandoshanos, se aliaron con los Imperio. La mayoría de los ejércitos de droides fueron desactivados, no proporcionando oposición a los soldados de asalto Imperiales. El proyecto Estrella de la Muerte, originalmente de la CSI, fue absorbido por el Imperio Galáctico.

Sin embargo, los recordatorios y las reliquias de la Confederación continuaron sobreviviendo a las edades. En la luna de Jaguada, un pequeño ejército de droides fue reactivado accidentalmente por un Jedi fugitivo. Las viejas partes de droides fueron utilizadas por las fuerzas wookiee durante una batalla contra las fuerzas Imperiales. En esa misma batalla, una vieja nave de guerra de la CSI se utilizó para que los Jedi pudieran escapar.[14] Un contingente de droides de batalla B1 continuó funcionando en Geonosis, aunque fueron derrotados por un escuadrón de soldados de asalto que se estrelló en el planeta, junto con Wedge Antilles.[15] El Consorcio Zann utilizó una antigua fábrica de droides en Hypori para construir Droidekas Mark II para sus fuerzas.[16] Incluso después del declive del Imperio, algunos contrabandistas utilizaron droidekas regulares, así como razas como los vagaari.[17]

Reductos Separatistas

Seps

Asajj Ventress, el General Grievous y Durge.

Después de la muerte de los miembros del Consejo Separatista, algunos mundos leales Separatistas todavía se negaron a ser absorbidos por el nuevo Imperio Galáctico. Estos remanentes, algunos organizados y no organizados, continuarían luchando durante toda la era Imperial. El Imperio usaría estos remanentes como justificación para la expansión de la Armada Imperial. Muchos de ellos terminaron uniéndose a la Alianza Rebelde en su formación.[18]

Rebelión de Gizor Dellso

En algún momento después de la guerra, Gizor Dellso, un fabricante de droides geonosiano que logró sobrevivir a la desaparición de los líderes de la Confederación al final de las Guerras Clon, inició un plan para revivir a la Confederación. Reactivo una fábrica de droides en Mustafar y construyo un pequeño ejército. Se estaba preparando para comenzar otra guerra, en un esfuerzo por aprovechar la reorganización del recién bautizado Imperio Galáctico.

Comenzó activando una flota de droides alrededor de la órbita de Mustafar para defender su fábrica. Él elaboró planes prototipo para un prototipo de infantería Confederada, similar al superdroide de batalla B2, que tenía capas de armadura.

Mientras sus soldados vigilaban la fábrica, una flota Imperial con la Legión 501 llegó a Mustafar. Una Plataforma de Misiles Pesados aterrizó en el hangar del Destructor Estelar clase Imperial, y varios droides de batalla emergieron y atacaron a los soldados de asalto que se encontraban adentro. Sin embargo, con el uso de detonadores térmicos, lanzacohetes y bombas de tiempo, los soldados destruyeron la nave droide. El Imperio luego se enfrentó y destruyó a la aún débil flota Separatista y se dirigió a la superficie del planeta. La Batalla de Mustafar estalló, pero debido al tiempo insuficiente para que Gizor Dellso desatara su nuevo ejército de droides, sus droides obsoletos pelearon una batalla perdida. Dellso y su séquito geonosiano murieron junto con sus esperanzas de una nueva guerra. Posteriormente, la fábrica fue destruida por un fuerte bombardeo orbital y los reductos Separatistas comenzaron a declinar rápidamente.[19]

Para el 2 ABY, los reductos remanentes se unieron a la Alianza Rebelde[4] y le suministraron a la Flota de la Alianza muchas naves Separatistas, incluido un carguero/destructor clase Providencia llamado Rebelde Uno.[20]

Gobierno y políticas

«Sé de sus tratados con la Federación de Comercio, el Gremio de Comercio y los demás, Conde. Lo que está sucediendo aquí no es un gobierno que ha sido comprado por un negocio, ¡es un negocio que se está convirtiendo en un gobierno!»
―Padmé Amidala, a Dooku[fuente]
Seperatist leadership

Liderazgo Separatista: General Grievous, Conde Dooku y Asajj Ventress.

La Confederación tenía un solo Jefe de Estado, y debajo de él estaba el Consejo Separatista. El líder oficial de la Confederación era un antiguo Maestro Jedi llamado Conde Dooku, también conocido como Darth Tyranus, el segundo aprendiz conocido de Darth Sidious. Operando entre el Jefe de Estado y el Consejo Separatista estaba el Comandante Supremo de los Ejércitos Droide, aunque el General Grievous no tenía poder directo sobre el gobierno pero asumía el mando si el Jefe de Estado estaba incapacitado. Si tanto Dooku como Grievous están incapacitados, entonces Nute Gunray se haría cargo como Jefe de Estado, siendo el jefe del Consejo (miembro principal para financiar la guerra). Operando junto al consejo estaba el Parlamento Separatista[1] que se ocupaba de las cuestiones diplomáticas y civiles.[1] Sin embargo, el verdadero poder detrás de la Confederación era el Lord Sith Darth Sidious, aunque pocos sabían, como Tyranus y Grievous, que él tenía el control.[5][7]

El Consejo Separatista estaba formado por diez líderes. Cada líder tenía sus propios asistentes, asesores y delegados. El Consejo Separatista consistía en:

TamborBoomHeadshot

Wat Tambor, Capataz skakoano de la Tecno Unión.

Estas personas representaban a ocho gobiernos galácticos independientes, que formaban la Confederación, incluida la Federación de Comercio, la Tecno Unión, el Clan Bancario InterGaláctico, las Industrias Geonosianas, el Gremio de Comercio, la Alianza Corporativa, el Cartel de Híper-Comunicaciones y la Liga de Aislamiento Quarren. Ocho mundos (todos los planetas natales de las principales especies), fueron las capitales de los ocho gobiernos Separatistas, incluidos Neimoidia, Skako, Muunilinst, Geonosis, Castell, Kooriva, Ando y Dac. Aunque los gobiernos estaban afiliados entre sí en un gobierno galáctico contra la República Galáctica, cada uno había jugado su propio papel en la Crisis Separatista del 24 ABY al 22 ABY y en las posteriores Guerras Clon del 22 ABY al 19 ABY.

Senadores republicanos que se unieron a la causa:

  • Barón Rush Clovis—Senador de Scipio y del Clan Bancario InterGaláctico †
    • Nix Card—Representante de Asociación Planetaria del Clan Bancario InterGaláctico
      • Mak Plain—Representante de Asociación Planetaria del Clan Bancario InterGaláctico
  • Navi—Senador de Thustra
    • Moje—Representante de Asociación Planetario de Thustra
  • Onaconda Farr—Senador de Rodia (Aliado brevemente a la Confederación)
    • Lolo Purs—Ayudante de Farr y Representante de Asociación Planetario de Rodia (Brevemente)
  • Bezz Drexx (Recibió sobornos de los Separatistas)

Otros miembros de poder incluyen a:

Ramas del Gobierno:

  • Conde Dooku - Jefe de Estado - Jefe del Poder Ejecutivo
  • General Grievous Comandante de las Fuerzas Armadas - Vice Jefe de Estado
  • Nute Gunray - Jefe del Consejo Separatista - Jefe del Poder Legislativo
  • Poggle el Menor - Jefe del Poder Judicial

Fuerzas Armadas

75GeneralGrievousFinal

El General Grievous, Comandante Supremo de los Ejércitos Droide, en la superficie del recién conquistado Duro.

Las fuerzas armadas de la CSI eran una mezcla de armas de guerra, superarmas, droides de batalla, fuerzas orgánicas y nativos en diferentes planetas bajo su control.

La CSI estaba controlada principalmente por grandes conglomerados empresariales con representantes como el Virrey de la Federación de Comercio Nute Gunray, el Presidente del Clan Bancario InterGaláctico, San Hill, y el Capataz de la Tecno Unión, Wat Tambor. Estos individuos no eran guerreros ni generales, sino comerciantes, más interesados en el comercio que en la batalla, y por lo tanto estaban mal equipados para llevar a las tropas a la batalla. De todo el liderazgo político, solo el Conde Dooku, Poggle el Menor y Nute Gunray tenían alguna experiencia en la guerra,[10] aunque algunos de los miembros del Consejo tenían habilidades de liderazgo, como Wat Tambor, quien fue reconocido como un estratega superior por muchos.[21] Otros oficiales militares incluyeron al general Whorm Loathsom, el general Oro Dassyne, el general Lok Durd y el comandante Merai. Sentepeth Findos, más tarde el Virrey interino de la Federación de Comercio era un teniente.

Los líderes de la CSI creían que sus números superiores y diseños de droides avanzados ganarían las Guerras Clon y de alguna manera tenían razón, con droidekas pudiendo usar armamento y escudos capaces de matar Jedi, y droides de batalla y superdroides de batalla capaces de abrumar a las fuerzas con números absolutos con los que los clones no podían lidiar. Sin embargo, la incompetencia de algunos droides, como los droides de batalla B1, hizo que la CSI perdiera muchas escaramuzas.[10]

Una de las mayores contribuciones fue dada por la Tecno Unión, que donó no solo sus nuevos superdroides de batalla B2, sino también numerosas fundiciones capaces de producir miles de droides más para la Confederación. Otras compañías que apoyaron a los Separatistas incluyeron a Diseños Colla, Industrias de Autómatas Phlac-Arphocc, Industrias Baktoid, Ingeniería Haor Chall, el Cuerpo de Ingenieros Voluntarios de Dac Libre, Sistemas Sienar de la República, la Asamblea Minorista y Ensamblajes Feethan Ottraw Scalable.

Homing Spider Droid

El Ejército Droide Separatista en la Primera Batalla de Geonosis.

Otros aliados se apresuraron a ofrecer ayuda. La Confederación controlaba innumerables mundos en toda la galaxia y pudo reclutar a muchas de sus fuerzas locales para la causa. Los comandos Nimbus del líder Separatista jabiimi Alto Stratus, la Liga de Aislamiento Quarren, los Protectores Mandalorianos, y muchos más ayudaron a la CSI a luchar contra la República Galáctica. El Ejército Separatista también usó una serie de fuerzas orgánicas, desde los Comandos Gossam hasta los Fusileros Koorivar, trajeron nuevas tácticas al campo y fueron capaces de pensar de forma independiente y utilizar estrategias militares en tiempo real que podrían darles una ventaja sobre la IA de los droides, y muchos podrían rivalizar incluso con las capacidades de los soldados clon de la República.[12]

El General Grievous, Comandante Supremo de los Ejércitos Droide, cerró la brecha entre lo orgánico y lo automatizado. Siendo un cíborg con una mente táctica brillante y un poderoso cuerpo blindado, Grievous cambio la marea de la guerra a favor de la Confederación. Dirigió a sus tropas a una serie de victorias en toda la galaxia, incluida la conquista de Duro y la destrucción de Humbarine, los ataques a mundos Leales estratégicos, y encabezó un asalto hacia Coruscant capturando al líder de la República, el Canciller Supremo Palpatine, en el proceso. También se enfrentó a innumerables Caballeros Jedi, los cuales eran particularmente problemáticos para el ejército de droides, logrando acabar con muchos en un combate uno contra uno. Tenía el máximo poder sobre sus tropas, diciéndolas a su gusto. Una cosa que lo convirtió en una fuerza a tener en cuenta fue el uso de cuatro sables de luz, provenientes de una colección personal que había tomado de los Generales Jedi caídos que había vencido en combate. Con el uso de armas con tal habilidad, fue capaz de aplastar todo a su paso, lo que condujo a innumerables victorias para la CSI. Asajj Ventress y el cazarrecompensas Durge también fueron comandantes efectivos en el campo de batalla.[10]

El Ejército Separatista no estaba compuesto simplemente por tropas terrestres. También desplegó armas de guerra mucho más grandes durante las Guerras Clon. Los droides araña buscador OG-9 del Gremio de Comercio eran una vista común en las líneas frontales Confederadas, y los tanques droides NR-N99 Persuasor, los subcaza droide Manta y los AAT de la Federación proporcionaron una gran potencia de fuego en innumerables conflictos. A esto se agrega el uso de superarmas como el poderoso Protodeka, el enorme Tanque sísmico y la terrible Segadora Oscura.[8] Sin embargo, las debilidades encontradas en estas máquinas a menudo fueron explotadas por la República.

Astrografía

El territorio de la Confederación de Sistemas Independientes varió mucho en tamaño durante el curso de su corta historia. A partir del 22 ABY, la Confederación de Sistemas Independientes contaba con varios miles de sistemas estelares, así como las diversas facciones comerciales con los planetas que controlaban, aliados bajo su estandarte.[6]

Clone wars factions

Un mapa galáctico, que muestra la mayor extensión de la Confederación de Sistemas Independientes durante el comienzo de las Guerras Clon.

Clone wars ors

Un mapa galáctico, que muestra el alcance de la Confederación de Sistemas Independientes durante los Asedios del Borde Exterior.

Mundos Separatistas

Muchos mundos de la República, y no afiliados, se unieron y dirigieron su apoyo y activos hacia la Confederación de Sistemas Independientes.

Entre bastidores

La Confederación de Sistemas Independientes apareció por primera vez en Star Wars: Episodio II El Ataque de los Clones.[6]. Al principio de la producción de El Ataque de los Clones, los diversos gremios de comercio debían emplear el mismo tipo de droides de batalla que usaba la Federación de Comercio, aunque con diferentes esquemas de colores para diferenciar la lealtad, pero luego se decidió que cada gremio tuviera sus propios droides completamente únicos, proporcionarían diversidad visual[22]

Apariciones

Wiki Esta lista está incompleta. Puedes ayudar a la Star Wars Wiki expandiéndola.

Apariciones no canónicas

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+