Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era de la Antigua República.


Los Conflictos Alsakanos fueron una serie de diecisiete guerras libradas entre los planetas Coruscant y Alsakan durante un período de 14.000 años por el derecho a ser la capital de la galaxia. Los Conflictos Alsakanos se libraron principalmente en la Región de Expansión por los derechos de las corporaciones a patrocinar la colonización y el asentamiento. El primer conflicto ocurrió en el 17.000 ABY y el último en el 3.017 ABY.[1]

Preludio

Las semillas de los Conflictos se sembraron durante el Gran Periodo Manifiesto, la colonización generalizada de El Corte por parte de la joven República Galáctica que omenzó en el 20.000 ABY. Dos súper-hiperrutas se extendían hacia el exterior desde Coruscant: la Ruta Comercial Perlemiana hacia el este galáctico y el Corredor Corelliano hacia el sur. La cuña triangular de fondo abierto de la galaxia definida por estos carriles espaciales se conocía como El Corte, considerada la cuna de la civilización galáctica, y Coruscant debía su preeminencia a su posición como el punto común donde emergieron estas dos hiperrutas.[2]

El Corredor Corelliano también continuó a través de Coruscant hacia el oeste para convertirse en la Ruta Comercial Metellos. Juntas, estas rutas formaron una única hiperruta conocida originalmente como "El Giro", que se extendía desde Duro a Alland con espuelas a sistemas como Salliche, Koros y Kuat. Esta fue la columna vertebral original de la temprana República, que definió una civilización basada en mega mundos muy urbanizados y burocráticos, donde un estado fuerte era visto como un protector contra la explotación económica y la desigualdad.[2]

La Ruta Comercial Perlemiana, sin embargo, no formaba parte de esta geografía política y se cruzaba con ella solo en Coruscant. Los sectores a lo largo de la Perlemiana estaban dominados por humanos a diferencia de los mundos de múltiples especies del Giro. En medio de la creciente competencia económica y política entre los Mundos del Núcleo, Alsakan, al Borde de Coruscant a lo largo de la Perlemiana y una escala entre este y Axum, se convirtió en un campeón de esos sectores dominados por humanos, que envidiaban la posición privilegiada de Coruscant y su influencia sobre los mundos del Giro. Así, los valores de la Ruta Comercial Perlemiana fueron definidos por los de Alsakan frente a los de Coruscant. Los alsakani veían a la República como demasiado poderosa, habiendo buscado una unión económica y política limitada durante la fundación de la República, y eran un pueblo aristocrático en sus valores, entusiasta por la colonización y la independencia local, y poco preocupado por la burocracia o la producción en masa de bienes más allá de las naves de guerra y blásters. La epopeya nacional de Alsakan, el Archaiad, nombró a la Perlemiana como "el Eje", y lo describió como "una flecha enviada hacia lo posible". Así, la joven República se dividió en dos civilizaciones muy diferentes, cada una definida por su hiperruta separada.[2]

El conflicto estalló por primera vez cuando los hijos más jóvenes de los nobles alsakani, buscando distanciarse de la autoridad, establecieron pequeñas colonias en el Borde Interior. Mientras tanto, los grandes conglomerados comerciales de Giro, las Grandes Compañías, presionaron al Borde hacia el Corte en busca de materias primas, formando un territorio denominado como Región de Explotación que fue controlado activamente por las Grandes Compañías en el 17.000 ABY. El asentamiento del Borde Interior alrededor de la Perlemiana fue reforzado por refugiados desplazados por las actividades de las Grandes Compañías. Alrededor del 17.000 ABY, Alsakan lideró a los mundos del Eje en su movimiento hacia el sur para bloquear a las Grandes Compañías, reclamando mundos ricos en recursos en el camino de su expansión.[2]

Los Conflictos

Las primeras guerras

El Primer Conflicto Alsakano comenzó en el 17.018 ABY cuando los cargueros armados duros se enfrentaron con las naves de guerra alsakani. El gobierno de Coruscant de la República respaldó a las Grandes Compañías, |invadiendo y ocupando Virujansi antes de que fuera liberado por Alsakan. Se produjeron más enfrentamientos en Porus Vida y Belasco, y las flotas de Coruscant y Alsakan chocaron indecisamente en los campos de minas hiperespaciales entre los dos sistemas en la Batalla de Kes.[2]

El primer conflicto terminó en el 16.800 ABY cuando el Buró de Naves y Servicios, que controlaba el sistema de balizas hiperespaciales del que dependían ambos lados, amenazó con retener los datos de navegación si la guerra continuaba. El Compromiso de Challat resolvió temporalmente cuestiones de representación en el Senado Galáctico, pero Alsakan continuó patrocinando asentamientos hacia el sur a través de El Corte para incautar materias primas. Con otra guerra en el horizonte, Corellia, simpatizante de Alsakan pero con profundos lazos con el Giro y las Grandes Compañías, insertó la cláusula Contemplanys Hermi en la Constitución Galáctica, lo que le dio el derecho a retirarse de la República si los dos lados reabrían hostilidades.[2]

La defensa del almirante Hirken de las Dependencias del Norte durante el Quinto Conflicto Alsakano.

El Primer Conflicto Alsakano y su resolución marcaron la pauta durante catorce mil años de historia: los nobles alsakani y las megacorporaciones respaldadas por Coruscant competían por los recursos en la Región de Expansión, mientras que Corellia protegía sus propios intereses en los territorios paternos del Corredor Corelliano pero trataba de evitar elegir lados. Cada conflicto dividió efectivamente a la República en tres estados independientes de facto, a veces durante siglos.[2]

Los primeros cinco conflictos, librados a lo largo de la Era Indecta hasta el final de la Era Kymoodon, vieron repetidos intentos de asegurar una victoria decisiva utilizando flotas de naves capitales, pero mientras tanto Coruscant como Alsakan fueron atacados, ninguna de las partes tenía los recursos militares para dividir su territorio en fuerzas de ataque y defensa, y ninguno de los dos deseaba quedar indefenso. Esto provocó un cambio en las tácticas: escuadrones de naves de guerra como los cruceros de batalla clase Atgeir alsakani y el Gilagimar de Coruscant protegían los planetas del Núcleo de ambos bandos, mientras que los cruceros rápidos lanzaban incursiones en la Región de Expansión. Esto quedó mejor ejemplificado por la tenaz defensa del almirante Hirken de las colonias alsakani en las Dependencias del Norte en el 12.980 ABY, que decidió la conclusión del Quinto Conflicto Alsakano. Las campañas posteriores siguieron un patrón de redadas y respuestas en las colonias y un alto el fuego en el Núcleo.[2]

Durante los conflictos, se destruyeron numerosos elementos de interés histórico, incluidas dos de las Maravillas de la Galaxia: la Baliza de Belgoth, una baliza hiperespacial y un satélite que data de alrededor del 25.100 ABY, fue destruida en las Campañas del Núcleo del Segundo Conflicto Alsakano alrededor del 15.600 ABY. La pieza central de los Mosaicos Alsakanos fue destruida durante la Purificación de Rucapar en el 14.450 ABY del Tercer Conflicto Alsakano.[1][2]

La Era Pius Dea

Después de que la República Galáctica cayera bajo el control de los teócratas del Pius Dea en el 12.000 ABY, comenzó una serie de Cruzadas cada vez más brutales contra las especies del Borde Exterior. En respuesta, Alsakan y gran parte del Eje se separaron de la República alrededor del 11.820 ABY. El Sexto Conflicto Alsakano fue una feroz guerra entre Alsakan y la República del Pius Dea, en la que Alsakan abrió líneas secretas de comunicación con numerosas especies que habían sido víctimas de las Cruzadas, incluidos los duros, herglics and hutts.[2]

Desde el 11.100 ABY, el Pius Dea comenzó una serie de violentas Inquisiciones para erradicar la herejía dentro de sus propias filas. Alsakan colaboró con los caamasi y la Orden Jedi para difundir una fe secreta dentro del Pius Dea para crear un movimiento de Renunciantes que los ayudaría a restaurar la República. En el 10.967 ABY, las Renunciantes se declararon a sí mismos, lo que provocó el Séptimo Conflicto Alsakano, también conocido como la Guerra Civil Pius Dea. Esto vio a los cruceros de batalla alsakani atacando las fortalezas de los Fieles del Pius Dea en Ixtlar, Fondor y Cyrillia, respaldados por corsarios Jedi y naves de guerra herglic, duros y hutt. El Conflicto terminó con el arresto del Canciller Supremo Contispex XIX por los Jedi en la Batalla de Uquine.[2]

Conclusión

Aunque la República fue restaurada, los Conflictos Alsakanos continuarían por otros cuatro mil años, ocasionalmente marcados por atrocidades como el Mundicidio de Osara del Décimo Conflicto Alsakano antes del 9.400 ABY. Con el tiempo, sin embargo, los Conflictos se volvieron menos brutales y el período de paz se prolongó más, hasta que después del 8.000 ABY los Conflictos Alsakanos se consideraron divisiones menores, casi antiguas.[2]

El Decimoséptimo y último Conflicto Alsakano estalló como consecuencia de la Guerra Galáctica, que concluyó en el 3.600 ABY. El Eje continuó construyendo su flota, desarrollando una fuerza capaz de corbetas de misiles subluz del Eje producidas en masa. En respuesta, la Armada de la República bajo el mando del Canciller Supremo Vedij desarrolló una flota de los más rápidos acorazados clase Invencible, diseñada para abrumar a las flotas de Alsakan y Corulag en un asalto directo.[2]

Los escuadrones de corbetas alsakani defendieron con éxito los sistemas Perlemianos contra las incursiones de la República, pero el papel decisivo lo jugaron los corellianos, que respondieron al ruido de sables de ambos bandos construyendo una flota de fragatas de largo alcance. Estas habían sido diseñadas originalmente como piquetes para las naves de batalla de Corellia, pero los avances tecnológicos durante su construcción les permitieron equiparlos con motores rápidos, escudos deflectores fuertes y turbolásers pesados, volviendo obsoletas las enormes naves de batalla de ambos lados. En el 3.017 ABY, los corsarios corellianos infligieron fuertes derrotas tanto a Alsakan como a Coruscant, lo que llevó a ambos a unir fuerzas y declarar la guerra a Corellia. Las fuerzas de la República fueron rápidamente superadas y el Príncipe-Almirante corelliano Jonash e Solo dictó un tratado de paz a punta de espada en el piso del Senado.[2]

Consecuencias

La paz de Jonash e Solo resultó duradera. El verdadero vencedor de los Conflictos Alsakanos fue Corellia, cuya neutralidad le permitió proteger y enriquecer sus colonias en la Hegemonía Corelliana alrededor del Corredor Corelliano y la Espina Comercial Corelliana. Los conflictos entre Coruscant y Alsakan a lo largo del Eje hicieron que los asentamientos a lo largo de la Ruta Comercial Perlemiana fueran cada vez menos atractivos, lo que resultó en un desplazamiento de colonos hacia el oeste del Corredor Corelliano y a lo largo de la creciente Espina Comercial. La Hegemonía Corelliana en la Región de Expansión prosperó a expensas del Corte, atrayendo a miles de millones de colonos y viendo el desarrollo de los 77 Sectores a lo largo del Corredor, una región que Corellia dominó hasta la Guerra Civil Galáctica.[3]

Los Conflictos Alsakanos fueron notables por ayudar a difundir el Alto Alfabeto Galáctico por toda la galaxia. Si bien el Aurebesh siguió siendo el sistema de escritura dominante, Alsakan promovió en gran medida el Alto Alfabeto Galáctico como un guion alternativo para el Básico Galáctico como parte de sus esfuerzos por presentarse como una capital galáctica alternativa. Debido a los valores de Alsakan, el Alto Galáctico se convirtió en un guion popular entre los hablantes del Básico de clase alta, y su influencia perduró durante milenios después de los Conflictos Alsakanos.[4]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias


Los Conflictos Alsakanos
Primero · Segundo · Tercero · Cuarto · Quinto
Sexto · Séptimo · Décimo · Decimoséptimo
[editar]
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.