Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era de la Antigua República.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.El tema de este artículo aparece en la era de la Rebelión.El tema de este artículo aparece en la era de la Nueva República.El tema de este artículo aparece en la era de la Nueva Orden Jedi.El tema de este artículo aparece en la era del Legado.
Clic aquí para la versión Canon del artículo.  Este artículo cubre la versión de las Leyendas. 


«El Consorcio es un lugar de verdadera intriga.»
Nek Bwua'tu[fuente]

El Consorcio de Hapes era el gobierno dirigente y el consorcio del Cúmulo de Hapes. Era una monarquía hereditaria basada en el planeta capital Hapes, que gobernó la región de forma aislada desde antes del 3.000 ABY, protegida por las Nieblas Transitorias. Abarcó 93 sistemas estelares muy cercanos, cada uno con un plantea habitable.

Visión en conjunto

«Ningun hombre puede gobernar Hapes»
―Príncipe Isolder[fuente]

Los hapanianos eran gobernados por la Reina Madre, que tenía su corte, ya sea en el Palacio de las Fuentes cuando estaba en Hapes, o a borde de la nave real Hogar Estelar cuando viajaba al extranjero. El título de Reina Madre era hereditario, transmitido de madre a hija. Si la Reina Madre no tuviese hija, la esposa del hijo mayor se convertiría en la próxima Reina Madre. Sin embargo, estar en la línea de sucesión significaba, tanto para la Reina Madre como su heredero (la Chume'da), que tenían que evitar los constantes intentos de asesinatos por parte de parientes celosos que querían apoderarse del trono. La gran importancia de la Reina Madre significaba tanto, que cualquier amenaza hecha contra ella era una causa de ejecución inmediata.

Además de la Reina Madre, también había representantes de cada planeta miembro del Consorcio en la Corte Real. Su objetivo principal era votar sobre asuntos de importancia y dar actualizaciones sobre las condiciones políticas y sociales de sus planetas de origen que pudieran requerir la atención de la Reina Madre. La Reina Madre tenía la última palabra en todo, y su palabra era considerada ley.

Historia

Después de la derrota de los Piratas Lorell a manos de los Jedi alrededor del 4.030 ABY, la población restante de Hapes, la mayoría de los cuales eran mujeres, decidieron crear un nuevo sistema de gobierno que le daría todo el poder a una sola mujer. Dándole el título de Reina Madre, la mujer escogió uno de los planetas del Cúmulo de Hapes y hay formo la base del Consorcio de Hapes. Más tarde, encargaría la construcción del Hogar Estelar, una réplica móvil del Palacio de la Fuentes en Hapes que usaría cuando viajara al extranjero.

Casi al mismo tiempo que se completó el Hogar Estelar, la primera Reina Madre selló las fronteras del Consorcio Hapes de cualquier extraño y rápidamente capturó más planetas dentro del Cúmulo para que los hapanos colonizaran. Después de estar aislado del resto de la galaxia durante casi 3.000 años, el Consorcio de Hapes solo abrió sus fronteras al resto de la galaxia en el 8 DBY después de que se hizo una alianza entre la Reina Madre Ta'a Chume y los representantes de la Nueva República.

A partir del 27 DBY, la Reina Madre era Tenel Ka Chume Ta' Djo. En el 36 DBY, nació su hija y heredera Allana. Durante la Segunda Guerra Civil Galáctica, el liderazgo corelliano planeó atraer al Consorcio a la guerra de su lado asesinando a Tenel Ka y Allana. El resultado de su intento de asesinato falló.

En algún momento, Roan Fel del Nuevo Imperio se casó con una mujer llamada Elliah. Más tarde fue asesinada por el Caballero Imperial traidor Eshkar Niin, y el pueblo hapano culpó a Fel por su muerte debido a que Niin era su caballero. Aparentemente, esto ejerció grandes tensiones en las relaciones entre el Consorcio y el Imperio.

Durante la Guerra Sith-Imperial y la subsiguiente Segunda Guerra Civil Imperial, Hapes permaneció neutral con sus fronteras aún abiertas.[1]

Cultura

Tenel Ka Ta'a Chume Djo, Reina Madre del Consorcio durante la Segunda Guerra Civil Galáctica.

La cultura hapana, al menos entre las clases altas, se basaba en intentos de asesinato y luchas por el poder. La mayoría de los hapanos de clase alta solo pensaban en arreglar la muerte de uno de los suyos, solo si, eso los ayudaba avanzar.

Los hapanos trataban a la Reina Madre como a una diosa, y su elección de un consorte era importante para todo el pueblo. Los candidatos para el papel de consorte a menudo provenían de la nobleza, principalmente para mantener el acervo genético vibrante. Hubo feroces rivalidades entre muchas casas nobles sobre qué casa conseguiría que sus hijos fueran los padres de la próxima Reina Madre, y los nobles a menudo conspiraban contra la consorte y el heredero de la Reina Madre, que no era engendrada por uno de los suyos. Fue por esto que la paternidad de Allana fue mantenida en secreto, haciendo que todas las casas nobles creyeran que uno de los suyos era el padre, y así no le harían daño.

Debido a la sociedad matriarcal del Consorcio Hapes, los hombres a menudo eran tratados como ciudadanos de segunda clase. Aunque la mayoría de los machos hapanos se usaban principalmente para la reproducción, algunos tenían posiciones de poder, aunque su capacidad para usarlo a menudo era limitada. Algunos hombres hapanos que se sintieron atrapados por su posición en la sociedad a menudo huían y se convertían en piratas. Estos hombres se escondieron en las Nieblas Transitorias y se aprovechaban de naves desprevenidas, al menos hasta que eran atrapados por cruceros de batalla clase Nova hapanos. Cuando los capturaban, los llevaban a juicio y posiblemente los ejecutaban dependiendo de la gravedad del cargo.

El anti-Jediismo abundaba entre los hapanos, principalmente debido al hecho de que los Piratas Lorell habían caído ante los Jedi. Este sentimiento llegó a la cabeza durante el reinado de Ni'Korish. Ni'Korish tenía un inmenso odio hacia los Jedi y había hecho todo lo posible por eliminar a todos los que habían entrado en el Consorcio. Debido a esto, una facción anti-Jedi que se había formado entre los hapanos durante la Guerra Yuuzhan Vong lleva su nombre.

Fuerzas armadas

«Fieles a nuestras raíces piratas, los hapanos preferimos ataques rápidos y despiadados. Daña a un enemigo al comienzo de un enfrentamiento y él es tuyo, ya que a medida que avanza la lucha, su miedo a ti se intensificará y se convertirá en tu aliado.»
―Príncipe Isolder discutiendo las tacticas de batalla hapanas con Leia Organa Solo[fuente]

Entre los principios fundacionales del Consorcio y del Cúmulo de Hapes estaba la construcción y el mantenimiento de un ejército fuerte.[2]

Una de las autoridades superiores del Consorcio de Hapes era la Guardia Real Hapana. Estas personas usaban ropa carmesí que identificaba su estado. El Príncipe Isolder tenía una Guardia Hapana Privada dirigida por el Capitán Astarta. Los uniformes eran de una pieza y eran similares a un traje de vuelo. Estaban bastante ajustados, además de ser de color rojo intenso.[3] Además de ellos, existía una fuerza de comandos de elite bajo el nombre de Comandos Selectos de Su Majestad, a los cuales se les accionaban misiones importantes.

La Seguridad Hapana actuó como la principal agencia de aplicación de la ley en el Consorcio.

En el espacio, Hapes era defendido por la hábil Armada Real Hapana.

Comercio

El Consorcio de Hapes poseía una gran cantidad de riqueza, lo que significaba que solo los grupos comerciales fuertes tenían la esperanza de tratar con sus comerciantes en igualdad de condiciones. Después de su resurgimiento después de su aislamiento, el comercio se realizó principalmente en forma de bienes y los hapanos continuaron circulando su propia moneda que en ese momento era de un valor más alto que el crédito de la Nueva República. Esto significó que las conversiones de créditos a créditos hapanos los favorecían inmensamente.[2] La fantástica cantidad de riqueza disponible para ellos también incluía tesoros únicos, como gemas arcoíris y armas de mando que alcanzaban altos precios en los mercados legales e ilegales.

A pesar de que las empresas podrían operar en cualquiera de los 93 planetas, la ley hapana dictaminó que todas las transacciones financieras y comerciales más importantes debían realizarse en Hapes.[4]

Entre bastidores

De acuerdo con The Essential Atlas , el Consorcio de Hapes era un "afiliado independiente" del Imperio Galáctico, durante el dominio del Imperio en la galaxia. Según otras fuentes, el Consorcio se aisló del resto de la galaxia durante el reinado del Imperio y de la República Galáctica.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.