FANDOM


Premium-Eras-canon
«Siento una inquietud en la Fuerza. Todas nuestras enseñanzas y creencias están siendo probadas. Me siento inseguro con respecto a los pasos que debo seguir. Siento que también lo sientes.»
«La guerra trae confusión. Debemos mantener esas enseñanzas cercanas a nuestros corazones. Algunas de esas enseñanzas incluyen combate porque a veces es necesario. ¿Y como para las creencias? El Maestro Yoda nos dijo que creamos en la Fuerza y en nosotros. Encontraras que el camino en el que estás es el correcto.»
―Prosset Dibs y Mace Windu, en su fatídica misión a Hissrich[fuente]

El Décimo Hermano, previamente conocido como Prosset Dibs, fue un miraluka sensible a la Fuerza que sirvió en el Imperio Galáctico como miembro de la Inquisición. Antes del reinado del Emperador Palpatine, Dibs tenía el rango de Maestro Jedi durante su tiempo en la Orden Jedi. Durante las Guerras Clon, Dibs fue enviado a una misión a Hissrich donde su fe sobre el papel de los Jedi como guardianes de paz entró en conflicto con sus nuevas responsabilidades como generales en las fuerzas armadas de la República Galáctica. Después de regresar al Templo Jedi en Coruscant desde Hissrich, Dibs fue juzgado por el Gran Maestro Yoda y el Alto Consejo Jedi por intentar matar a Mace Windu. A solicitud de Windu, Dibs se libró de la pena de muerte y fue condenado a rehabilitación.

Como consecuencia de la Gran Purga Jedi, Dibs se unió a las filas de la Inquisición, un grupo de cazadores Jedi dirigidos por Darth Vader, Lord Sith y aprendiz del Emperador, como el "Décimo Hermano". Acompañó a Vader, la Novena Hermana y el Sexto Hermano al planeta Mon Cala para cazar al Padawan Ferren Barr, un sobreviviente de la Purga. Aunque el Inquisidor renunció a su lealtad a la Orden Jedi, Barr manipuló a los soldados de la Purga para que ejecutaran la Orden 66 contra los Jedi caídos, incluido el Décimo Hermano a quien los clones mataron a tiros en un tiroteo.

Biografía

Asignación a Hissrich

«Un escuadrón de patrulla. Unos pocos droides de combate y un octuptarra.»
«Qué comité de bienvenida tan exiguo. Me siento insultado.»
«Les atacamos rápido y les golpeamos duro. Maestro Fisto, Prosset, por arriba y por detrás. Rissa, conmigo.»
―Mace Windu y Prosset Dibs mientras se acerca una patrulla de droides[fuente]

En el 22 ABY, tras la PrimeraBatalla de Geonosis, el Alto Consejo Jedi decidió descubrir la verdad acerca de una operación separatista en el planeta Hissrich. Ensamblando un escuadrón especial para la misión, Prosset Dibs fue escogido por el Maestro Jedi Mace Windu, quien sentía que Dibs poseía una fuerte intuición a pesar de su ceguera. Windu también escogió al Maestro Jedi Kit Fisto y a la Caballera Jedi Rissa Mano para integrar su equipo. Windu creía que Dibs proporcionaría información útil y reconocimiento para la misión.[3]

Dibs @ Hissrich

Prosset Dibs atacando a un tri-droide octuparra.

Tras llegar a Hissrich a bordo de una lanzadera T-6, Dibs confió a Windu su sentimiento de inquietud en la Fuerza así como su creencia de que las enseñanzas y creencias de la Orden Jedi estaban siendo puestas a prueba, con lo que Windu coincidió. Alrededor del mismo tiempo detectaron a un grupo de droides de combate patrullando la zona. Windu pidió a Fisto y Dibs atacar por arriba y por detrás mientras Mano iba con él. Casi inmediatamente cargaron contra los droides y Dibs saltó sobre un tri-droide octuparra, cortándolo por la mitad. Entonces, un superdroide de combate B2 intentó pillarlo desprevenido y asesinarlo. Sin embargo, Fisto destruyó al droide por detrás. Dibs dio las gracias a Fisto y los Jedi fueron rápidamente confrontados por los habitantes del planeta.[3]

Dibs y el resto del equipo fueron llevados por los habitantes hacia una serie de cavernas bajo la superficie de Hissrich, donde se encontraba el hogar de los nativos. Dibs y los demás creían que los nativos los habían conducido hasta allí por una razón. Dibs también creía que los habitantes tenían alguna pista acerca de los planes separatistas en Hissrich. A medida que los separatistas excavaban en el planeta, sus fuerzas invadieron las cavernas en las que se encontraban los Jedi. Windu instó a los demás a proteger a los nativos mientras él se encargaba de unos droidekas. El comandante mercenario AD-W4, se enfrentó entonces a Windu y cuando los otros Jedi se unieron a él, intervinieron droides segadores separatistas separando a Windu y Mano del resto del escuadrón. Dibs continuó luchando junto a Fisto para proteger a los nativos.[5]

Dibs y Fisto terminaron encontrándose en la oscuridad de la cueva y usaron sus sables de luz para iluminar el lugar. Dibs insistió a Fisto en atender a los nativos heridos, lo cual el nautolano aceptó. Sin embargo, percibieron un peligro cercano y los dos fueron enfrentados por un milodon. Dibs le hizo un corte en un costado con su sable de luz y Fisto se unió a él de inmediato. Los dos continuaron hundiendo sus sables de luz en la criatura hasta que ésta cayó al suelo. Tras matar a la criatura, encontraron los restos de varios nativos muertos. Alarmado por el número de muertes en Hissrich, Dibs comenzó a cuestionar la habilidad de los Jedi para mantener la paz y proteger a los demás, a lo que Fisto respondió afirmando que las muertes eran inevitables en una guerra y que los Jedi ahora se esforzaban por mitigar la pérdida de vidas. Dibs, no obstante, no quedó convencido.[6]

Traicionando a Windu

«Nos has mentido desde el principio. ¿El Consejo no tenía ni idea de que existía semejante fuente de energía? Insultas nuestra inteligencia. Y nuestra integridad.»
«Maestro Dibs, ¿de qué estás hablando? Por supuesto que el Consejo no lo sabía. ¡Vinimos aquí para detener a los separatistas!»
«Eres muy ingenua, joven Jedi. ¡Despierta, chica! El Consejo te está utilizando. Eres un peón. Nada más que un clon con atuendo Jedi.»
―Prosset Dibs, cuestionando las intenciones del Consejo Jedi delante de Rissa Mano[fuente]
Windu vs Dibs

Prosset Dibs se enfrenta a Mace Windu.

Tras reunirse con Mace Windu y Rissa Mano, Dibs se enfrentó a Windu expresando su desacuerdo con el papel de los Jedi en las Guerras Clon. Dibs hizo varias acusaciones tanto contra Windu como el Consejo Jedi, que iban desde la insensibilidad hacia el daño colateral hasta la corrupción de la doctrina Jedi, y procedió a agredir físicamente a Windu, quien se negó a considerar las afirmaciones de Dibs, tachándolas de "acusaciones audaces" y "grandes inquisiciones". Entonces, Dibs encendió su sable de luz, intentando asesinar a Windu. Aunque se sentía responsable por haber fallado a Dibs, Windu encendió su sable de luz para defenderse, lo que resultó en un duelo entre los dos Maestros Jedi.[6]

Mientras luchaban, Windu suplicó a Dibs que cesara su ataque recordándole que eran esencialmente hermanos en el sentido de que ambos fueron elegidos para seguir el camino de los Jedi. Dibs rechazó todas las palabras de Windu como mentiras y declaró su intención de no servir a la Orden Jedi y seguir su propio camino. El duelo continuó hasta que Windu empujó con la Fuerza a Dibs al suelo y lo privó de su sable de luz. Tras un momento de contemplación, Windu decidió que el Consejo Jedi debía determinar el destino de Dibs y acto seguido lo arrestó. Dejando a Dibs confinado en su nave, los Jedi procedieron a completar su misión.[7]

Juzgado por los Jedi

«¡Tu arrogancia será tu perdición! ¡Y yo me reiré junto a tu cuerpo caído!»
―Prosset Dibs, a Mace Windu[fuente]
Prosset-Dibs-on-trial-JOTR-MW-5

Prosset Dibs es juzgado por el Consejo Jedi.

Más adelante, un esposado Prosset Dibs fue llevado de vuelta al Templo Jedi. Juzgado por volverse en contra de su equipo y atacar a Mace Windu—un Maestro Jedi así como un General Jedi en las Fuerzas Armadas de la República—Dibs, se presentó ante el Alto Consejo Jedi acusado de herejía e insubordinación. Dibs se negó a encontrar culpa en sus acciones y expresó su creencia de que el Consejo Jedi estaba alterando la doctrina Jedi para sus beneficios egoístas. En última instancia, fue declarado culpable de traición, y aunque Dibs esperaba ser ejecutado, Windu, quien poseía sus propias reservas acerca de las nuevas responsabilidades militares de los Jedi, [3] imploró a sus compañeros ser piadosos.[8]

Windu creía que los Jedi tenían el deber de ayudar a rehabilitar a los miembros de la Orden Jedi que se habían desviado de la luz, y por eso solicitó que Dibs fuera puesto en libertad condicional, confinado a trabajar en los Archivos Jedi, donde esperaba que el Jedi caído reconsiderara sus opiniones. Dibs, sin embargo, permaneció escéptico acerca de la sinceridad de Windu y mientras su antiguo amigo abandonaba la cámara del Consejo Jedi, le dijo que su arrogancia sería su perdición. Más tarde, Windu confió a Mano su preocupación por Dibs y el futuro de la Orden Jedi, pero la experiencia en última instancia renovó su fe en el papel de los Jedi como protectores de todos los pueblos de la galaxia.[8]

Caída al lado oscuro

En el 19 ABY, la Orden Jedi fue destruida por la ejecución de la Orden 66, una orden de contingencia implantada en todos los soldados clon que les obligaba a asesinar a todos los Jedi. Coincidiendo con estos eventos, la República Galáctica fue reemplazada por el Imperio Galáctico, que trató de cazar a todos los Jedi supervivientes.[9] Dibs cayó en el lado oscuro de la Fuerza y eventualmente se unió a la Inquisición,[10] un grupo de Jedi caídos convertidos en agentes de Darth Sidious.[11] Dibs fue nombrado como Décimo Hermano[2] y trabajó bajo las órdenes del Gran Inquisidor, el líder de la Inquisición.[11]

Misión a Mon Cala

Batalla de Ciudad Dac

«Con el debido respeto, Lord Vader, está asumiendo que el rey sigue ahí arriba. Probablemente lo hayan evacuado en cuanto el Imperio ha puesto un batallón en esta roca.»
«No, Décimo Hermano. Sigue ahí. Estoy seguro.»
―El Décimo Hermano y Darth Vader durante la batalla de Ciudad Dac[fuente]
Dark Lord 13 Inquisitor Troopers arrive

El Décimo Hermano llega a Mon Cala junto a otros dos inquisidores.

En el 18 ABY, el Décimo Hermano fue escogido por Darth Vader para ayudar en la búsqueda de un posible Jedi influenciando a la monarquía de Mon Cala. Junto al Décimo Hermano estaban el Sexto Hermano, la Novena Hermana y un escuadrón de clones de élite conocidos como soldados de la purga. Viajaron a Ciudad Dac, donde las negociaciones entre el embajador Telvar y el rey Lee-Char se estaban volviendo desesperanzadoras. Al llegar, los tres inquisidores fueron detenidos por el jefe de seguridad del rey, Gial Ackbar, en la plataforma de aterrizaje. El mon calamari exigió saber el motivo de su presencia y Darth Vader acudió a explicar la posible presencia de un Jedi en el planeta. Ackbar negó la posibilidad en un primer momento, pero mientras Telvar abandonaba Ciudad Dac, su lanzadera T-4a clase Lambda explotó, matando a todos los de a bordo. Darth Vader y los inquisidores pasaron por el lado de Ackbar y entraron en la ciudad.[4]

El superior de Telvar, el moff Wilhuff Tarkin, respondió al asesinato enviando sus fuerzas a Mon Cala. Lideradas por el mayor Rantu, las fuerzas imperiales invadieron Ciudad Dac con Darth Vader y los inquisidores luchando para tomar la plataforma de aterrizaje. Tras tomar la plataforma de aterrizaje, la Novena Hermana preguntó a Darth Vader donde irían. Él respondió que acudirían al palacio para interrogar a Lee-Char acerca del Jedi. Entonces, el Décimo Hermano preguntó a Darth Vader por qué el rey seguiría en el palacio incluso tras la llegada de las fuerzas de Tarkin, pero Darth Vader permaneció seguro de que el rey seguía en el palacio. Los cuatro lucharon de camino al palacio donde la Novena Hermana interrogó a Lee-Char. Sin embargo, el rey ya había ordenado una maniobra defensiva final que consistía en la creación de un tsunami que arrasó la superficie del planeta. El Décimo Hermano y sus compañeros intentaron contener la ola sin éxito, y fueron barridos por el agua.[2]

Muerte

«¿Qué ha dicho el Jedi antes de que cortásemos por la mitad a su amigo?»
«Eso puedo decírtelo, Sexto Hermano. Mi oído es excelente. Ha dicho que no hay escapatoria.»
―El Sexto Hermano y el Décimo Hermano[fuente]

A pesar de lo ocurrido, el Décimo Hermano y los otros dos inquisidores sobrevivieron a la ola y comenzaron a buscar a Darth Vader en un submarino imperial. Encontraron a Darth Vader vivo y lo recogieron. La Novena Hermana reveló que había averiguado la localización del Jedi mientras interrogaba al rey Lee-Char y pusieron rumbo al lugar en busca de su objetivo.[12] Allí encontraron al Padawan Jedi Ferren Barr y a seis de sus discípulos evacuando su refugio. Inmediatamente se dispersaron y uno de ellos, Nipaltoo, intentó romper la ventana del submarino, sólo para que su casco fuese destruido por Darth Vader mediante la Fuerza. Otro, Orvek, se sacrificó para ralentizarlos un poco.[10]

TenthBrotherDeath

El Décimo Hermano es asesinado por soldados de la purga en Ciudad Bel.

Los cuatro continuaron persiguiendo a Barr y sus discípulos hasta Ciudad Bel, donde otros dos, Stell y Rebb, permanecieron atrás para ralentizarlos. Entonces, Darth Vader recibió una transmisión del moff Wilhuff Tarkin solicitando que capturara al rey para acabar con la lucha en Mon Cala. Darth Vader aceptó y dejó a los inquisidores y sus soldados persiguiendo a Barr.[10]

Los inquisidores encontraron a Barr en un lugar sin salida donde el Sexto Hermano cortó a Daren por la mitad, dejando al Jedi y su última discípula, Verla. Entonces, Barr se dirigió a ellos y les recordó su pasado como Jedi, recitando sus nombres originales, incluido el del Décimo Hermano. Barr afirmó que siempre serían Jedi, lo cual la Novena Hermana negó. Pero Barr no estaba intentando hablar con ellos, si no con los soldados de la purga, que eran clones. Antes de que los inquisidores se pudieran dar cuenta de ello, Barr usó un truco mental sobre los soldados instándolos a ejecutar la Orden 66.[10] Entonces, los soldados de la purga se volvieron contra los inquisidores a pesar de las protestas del Décimo Hermano, y abrieron fuego contra ellos. Los tres inquisidores comenzaron a bloquear los disparos y devolverlos a los manipulados soldados. Sin embargo, finalmente el Décimo Hermano fue disparado en el pecho, cayendo al suelo, muerto.[1]

Post-muerte

«No se me dan bien las cosas acrobáticas. Propongo empujarles y correr entre ellos. Mejor eso que acabar como el Décimo Hermano.»
―La Novena Hermana, al Sexto Hermano[fuente]

Inmediatamente después de la muerte del Décimo Hermano, Ferren Barr y Verla saltaron con la Fuerza sobre los clones y escaparon. Decidido a no acabar como el Décimo Hermano, el Sexto Hermano sugirió a la Novena Hermana saltar sobre las tropas y perseguir a Barr. Pero la Novena Hermana propuso empujar a los clones, de modo que los dos inquisidores empujaron con la Fuerza a los clones, apartándolos a un lado. Entonces, el Sexto Hermano cortó la pierna de la Novena Hermana, dejándola sola haciendo frente al resto de clones.[1]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias


Inquisidores
El Gran Inquisidor
Segunda Hermana · Quinto Hermano · Sexto Hermano · Séptima Hermana
Octavo Hermano · Novena Hermana · Décimo Hermano
Inquisidora de piel roja no identificada · Inquisidor twi'lek no identificado
[editar]
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+