Star Wars Wiki
Advertisement
Star Wars Wiki
Este artículo trata sobre un tema considerado Canon.
Para otros usos, véase Daro (desambiguación).
Vader's revelation.png

No. ¡Yo soy tu padre!

¡Advertencia! Esta página contiene spoilers de Manto de Guerra. Estás avisado del peligro.


«Dijiste que no había nada en este planeta.»
―Wrecker[fuente]

Daro era un planeta rocoso y boscoso situado en los Territorios del Borde Exterior. Aunque los datos afirmaban que el planeta no contenía ningún asentamiento o instalación, el Imperio Galáctico mantenía una base militar secreta dentro de una montaña en Daro poco tiempo después de la formación del régimen, donde soldados eran reclutados como parte del Proyecto Manto de Guerra. Uno de los instructores soldados clon, Gregor, intentó desertar de la instalación en Daro y fue capturado, pero no antes de enviar una señal de auxilio a su compañero desertor clon Rex, quien despachó a la unidad de antiguos comandos clon conocidos como el Lote Malo para rescatar a Gregor. El Lote Malo logró sacar a Gregor de prisión, pero el líder de la unidad, Hunter, falló al escapar de la base y fue tomado prisionero.

Descripción

«La señal de auxilio enviada por CC-5576 se origina en Daro, un planeta terrestre en el Borde Exterior sin población o instalaciones conocidas.»
―Tech[fuente]

Daro era un planeta terrestre en los Territorios del Borde Exterior. Tenía un paisaje lleno de bosques con montañas aproximadamente cilíndricas de tamaños variables. Su atmósfera era respirable para los humanos, y su fauna incluía mariposas mensajeras. La vida vegetal de Daro incluía árboles, así como pasto y helechos.[1]

Historia

Al comienzo de la era Imperial en el 19 ABY,[2] los datos disponibles en Daro afirmaban que estaba deshabitado, sin asentamientos ni instalaciones. Sin embargo, el recién formado Imperio Galáctico estableció una base secreta en el planeta, oculta dentro de una montaña. Como parte del proyecto Manto de Guerra, los planes del Imperio para reemplazar a los soldados clon a favor de un ejército completamente reclutado, nuevos «soldados TK», fueron capacitados allí por un grupo de cincuenta comandos clon.[1]

Uno de los comandos, el capitán CC-5576 «Gregor», no tardó mucho en decidir que no quería ser parte de lo que estaba haciendo el Imperio e intentó desertar. Logró salir de la base, aunque estaba desarmado y perdiendo algunos de sus equipos, pero fue perseguido a través del bosque por soldados usando massiffs para rastrearlo. Durante la búsqueda nocturna, Gregor fue brevemente acorralado por los massifs a medida que plantó una baliza de auxilio, pero alejó a las criaturas y a sus manejadores del dispositivo. Sin embargo, fue aturdido dos veces y se volvió inconsciente poco después, antes de ser arrastrado y encarcelado en la base.[1]

La baliza envió una señal de auxilio al amigo de Gregor, Rex, otro desertor de clon que estaba trabajando contra el Imperio. Rex estaba en medio de algo y no podía ir a Daro mismo, por lo que le pidió al Lote Malo, otro grupo de desertores que conocía, que lo hiciera, pero tuvo que desconectarse antes de que pudiera Dales cualquier detalle. Cuando Tech señaló que la señal de Gregor había provenido de un planeta supuestamente deshabitado, el líder del escuadrón, Hunter, se preguntó qué estaba haciendo ahí el «reg» que se les pidió que rescataran. Inicialmente, se mostró reacio a ir por varias razones, incluida la falta de información, pero accedió después de la presión de Echo y Omega.[1]

Cuando el Havoc Marauder llegó a Daro, Tech bajó la nave a través de la atmósfera para evitar la detección, aterrizando cerca de donde venía la señal de la baliza. El Lote desembarcó su lanzadera y ubicaron en breve la baliza en un árbol caído, Omega la quitó y se la mostró a Tech. Hunter usó sus habilidades de rastreo para deducir la lucha que había tenido lugar, siguiendo el camino a donde Gregor había sido arrastrado a la base de la montaña ocultando la base Imperial. Ahí, sus sentidos mejorados le alertaron que algo estaba dentro, a lo que Tech estuvo de acuerdo, ya que sus sensores se obstruidos. Hunter le ordenó Omega y a Wrecker que regresaran al Marauder para esperar, antes de deducir que una lanzadera había aterrizado en el área antes.[1]

Escalando la montaña, Hunter, Echo y Tech descubrieron la base Imperial. Después de observar el número de soldados adentro, Hunter inicialmente decidió abortar la misión. Sin embargo, Echo fue amable de que tenían que intentarlo, recordando su propio pasado como un prisionero Separatista, y persuadió a los demás a continuar adelante. Después de informarle a Wrecker y Omega de su estado, el trío se infiltró la base a través del eje de un turboascensor. Al ingresar a la instalación, Echo accedió a su computadora central y se desconcertó por el informe de la reunión, sin que él ni Tech estuvieran familiarizados con la designación de la «soldado TK». El Lote ubicó la celda de Gregor y lo liberó, diciéndole que habían sido enviados por Rex.[1]

Su escape, sin embargo, fue complicado cuando los turboascensores fueron bloqueados por los soldados reunidos para la inspección. Tech activó una alerta de seguridad cuando intentó usar el Código 16, un código clon, para redirigir las fuerzas, ya que tales códigos ya no funcionan en la instalación. Se las arreglaron para llegar a un turboascensor después de descubrir que los nuevos soldados fueron reclutados, pero sorprendieron un escuadrón liderado por RC-1262 en el nivel más alto de la base y se vio obligado a retirarse. El comando enemigo logró lesionar a Gregor durante la búsqueda, pero posteriormente fue aturdido inconsciente. Retirándose a una sala de control más profunda en la instalación, ya que Gregor insistió en que él estaría bien, Tech mencionó la idea de usar el puerto de escape térmico de la base para escapar, ya que podrían convocar al Marauder ahí.[1]

A medida que los fugitivos se acercaban a la salida, Hunter contactó a Wrecker y Omega para una recogida. Sin embargo, un comando perseguidor y su escuadrón descubrieron lo que planeaban hacer, y se movilizaron más fuerzas Imperiales. El Marauder llegó a la ventilación térmica cuando un tiroteo estaba ocurriendo entre el Lote y sus perseguidores, y Tech y Gregor lograron abordar el transbordador antes de que Omega se viera obligada a alejarlo debido a que se acercaban cazas estelares Ala-V. Tech se hizo cargo de pilotaje y guió a las naves enemigas en una persecución a medida que Wrecker los eliminaba, con algunos daños infligidos a la nave. Cuando llevó el Marauder de nuevo a la ventilación térmica, Echo pudo subir a bordo antes de que Tech se viera obligado a alejarse nuevamente debido a más cazas estelares. Hunter saltó a la nave, pero no pudo colgarse de la rampa de entrada y cayó por el lado de la montaña, apenas capaz de frenar su caída.[1]

El Marauder continuó siendo perseguido por las fuerzas Imperiales, y Hunter estaba rodeado de soldados enemigos mientras recuperaba la conciencia. Hunter ordenó que los demás se fueran, prometiendo que encontraría un modo de regresar, y el Marauder fue perseguido de la atmósfera de Daro antes de saltar al hiperespacio, a pesar de las protestas de Omega. Rindiéndose, Hunter fue encarcelado en la base Imperial, donde más tarde fue visitado por Crosshair, un exmiembro del Lote que se había quedado con el Imperio.[1] Hunter fue luego transportado a Kamino como parte de los planes de Crosshair de tenderle una trampa al resto del Lote.[3]

Lugares

Aunque Daro estaba oficialmente deshabitado, el Imperio Galáctico tenía una instalación de entrenamiento secreta localizada dentro de las montañas del polentas poco después de su formación. La base estaba altamente defendida y era difícil de escapar, con solo dos modos de entrar o salir, uno de los cuales era accesible a pie.[1]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

Wiki.png
Star Wars Wiki tiene 3 imágenes relacionadas con Daro.
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
Advertisement