Este artículo trata sobre un tema considerado Canon.
Este artículo cubre la versión Canon.  Clic aquí para la versión del artículo de las Leyendas. 

«Menos mal que yo no soy como mi maestra. Ella nunca te dejaría escaquearte de—»
«¿De todo lo que tú intentaste escaquearte?»
―Kanan Jarrus y Ezra Bridger[fuente]

Depa Billaba, una humana sensible a la Fuerza nativa del planeta Chalacta, fue una Maestra Jedi que sirvió en el Alto Consejo Jedi durante los últimos años de la Orden Jedi. Nació en Chalacta y se convirtió en miembro de la Orden Jedi a una edad temprana, donde fue entrenada por el Maestro Jedi Mace Windu. Más adelante, Billaba fue nombrada miembro del Consejo Jedi junto a su antiguo maestro, y estuvo presente cuando el Maestro Jedi Qui-Gon Jinn presentó a Anakin Skywalker, el Elegido, al órgano de gobierno de la Orden Jedi. Después asistió al funeral de Jinn tras el asesinato del Maestro Jedi durante la Batalla de Naboo.

Billaba continuó sirviendo como miembro del Consejo Jedi durante la crisis política que dio paso a las Guerras Clon, un conflicto a escala galáctica entre la República Galáctica y la Confederación de Sistemas Independientes. Durante la guerra, tomó a Caleb Dume como Padawan. Tras la conquista de Kaller, los dos fueron atacados por los soldados clon del batallón de Billaba como parte de la ejecución de la Orden 66, un protocolo secreto que declaraba a los Jedi como enemigos del estado. Debido al sacrificio de Billaba, Dume sobrevivió la Gran Purga Jedi y pasó a la clandestinidad con un nuevo nombre—Kanan Jarrus. Inicialmente manteniendo un perfil bajo y aceptando trabajos atípicos, eventualmente Kanan se unió a un grupo de rebeldes que se oponían al Imperio Galáctico. Aunque Jarrus escondió su identidad Jedi durante años, recordaba a su maestra con cariño. Tras tomar a Ezra Bridger como aprendiz, Jarrus recurrió en primera instancia a su entrenamiento incompleto bajo la tutela de Billaba para enseñar a Bridger los caminos de los Jedi y la Fuerza.

Biografía

Vida temprana

Depa Billaba nació en el planeta Chalacta varios años antes de las Guerras Clon[1]. Tenía una hermana, Sar Labooda, sensible a la Fuerza como ella.[10] De niña, fue hecha cautiva por unos piratas espaciales que mataron a sus padres.[5] Fue rescatada por el Mace Windu, un miembro de la Orden Jedi, que la introdujo en la Orden. Billaba se convirtió en la Padawan de Windu y entrenó con el Maestro Jedi en los caminos de la Fuerza hasta convertirse en Caballera Jedi. Fue célebre por sus habilidades con el sable de luz,[1] y favoreció la Forma III cuando instruía a otros Jedi.[11]

Vida como Jedi

Ayudando a Mace Windu

Tiempo antes de la Invasión de Naboo, después de que varios Padawans fueran secuestrados por el señor de la guerra Guattako en el planeta Oosalon, el Maestro Jedi Mace Windu fue enviado en una misión de rescate para encontrar a los Padawans desaparecidos. Eventualmente, Windu consiguió derrotar a todos los hombres de Guattako. Cuando se enfrentó a Guattako, éste usó su vara para noquear a Windu. En el momento que Guattako iba a asesinar a Windu, un joven Jedi disparó y mató a Guattako. Poco después, Billaba, Plo Koon y Qui-Gon Jinn llegaron para ayudar.[12]

Invasión de Naboo

Billaba y el resto del Consejo Jedi examinan a Skywalker para decidir si debe ser entrenado.

Eventualmente, Billaba recibió un asiento en el Alto Consejo Jedi, formando parte de él junto al Maestro Jedi Mace Windu. En el 32 ABY, durante la Invasión de Naboo, estuvo presente en la cámara del Consejo del Templo Jedi cuando el maestro Qui-Gon Jinn explicó cómo se había encontrado a Darth Maul en Tatooine, y cómo creía que Maul era un Lord Sith, que había estado intentando capturar a Padmé Amidala, la reina de Naboo. El Maestro Jedi desveló que había encontrado a Anakin Skywalker, un joven esclavo que había sido liberado en Tatooine, y de quien creía que era El Elegido, destinado a destruir a los Sith y traer el equilibrio a la Fuerza. El Consejo Jedi se mostró escéptico ante todas las creencias de Jinn, pero sin embargo accedió a examinar al chico e investigar a Darth Maul. A pesar de quedar impresionado por las habilidades de Skywalker, el Consejo Jedi rechazó inicialmente la petición de Jinn de que el chico fuese admitido en la Orden Jedi basándose en que Skywalker era demasiado mayor para comenzar su entrenamiento Jedi. En lugar de eso, ordenaron a Jinn y su aprendiz, Obi-Wan Kenobi, viajar a Naboo y proteger a la reina Amidala, que iba a regresar al planeta para luchar contra la invasión de la Federación de Comercio.[7]

La invasión de la Federación de Comercio terminó tras la Batalla de Naboo. Maul hirió mortalmente a Jinn en un duelo de sables de luz, antes de que Kenobi hiriera de gravedad al Lord Sith; Maul se exilió y no se volvió a saber nada de él hasta muchos años después. En su lecho de muerte, Jinn deseó que Kenobi entrenase a Skywalker como Jedi, a lo que el Consejo Jedi accedió. Billaba y el resto de miembros del Consejo Jedi viajaron a Naboo para asistir al funeral de Jinn, antes de formar parte de una ceremonia que celebraba la paz entre los humanos y gungans de Naboo; la Federación de Comercio, como enemiga común, había unido de nuevo a los dos pueblos de Naboo.[7]

Desastre en Bromlarch

En el 28 ABY, Billaba fue la representante Jedi en un estudio de la República Galáctica en el planeta Bromlarch, junto a los senadores Mina Bonteri, Rush Clovis y Padmé Amidala. Todos ellos viajaron con el representante del planeta, Caelor Gaans, para analizar el daño en los acueductos tras un devastador terremoto. Billaba usó su nave para llevar a cabo una revisión orbital. Durante la misión, Billaba se aseguró de hablar con Amidala, a quien había conocido tras el fin de la Invasión de Naboo cuatro años atrás.[13]

Poco después, Billaba pilotó un caza estelar Delta-7 para escoltar una entrega de suministros, con el nombre en clave de Peligro Tres. Billaba se interpuso entre las naves de Amidala y el convoy contra unos piratas que les atacaron, permitiéndoles escapar.[13]

Guerras Clon

«Mi joven estratega ha estado pensando de nuevo.»
―Billaba a Caleb Dume, tras una sesión de entrenamiento con Obi-Wan Kenobi[fuente]

En el 22 ABY, un movimiento secesionista sumió a la República Galáctica en una crisis política, con miles de sistemas estelares abandonando la República Galáctica y uniéndose a la Confederación de Sistemas Independientes; un conflicto diseñado por Darth Sidious, el Señor Oscuro de los Sith conocido públicamente como Canciller Supremo Sheev Palpatine, como parte de un complot para destruir a la Orden Jedi y apoderarse de la galaxia. Billaba estuvo presente como miembro del Consejo Jedi cuando el órgano ordenó al Caballero Jedi Obi-Wan Kenobi investigar el intento de asesinato de la ahora senadora Padmé Amidala, quien se oponía a el Acta de Creación Militar que permitiría a la República Galáctica tener un ejército con el que combatir a los separatistas. El Consejo Jedi también ordenó al Padawan Anakin Skywalker que viajara con Amidala a Naboo para protegerla de cualquier daño. Estos eventos llevaron a Kenobi a descubrir la existencia de un ejército clon construido en secreto para la República Galáctica en Kamino, y al Senado Galáctico a otorgar poderes de emergencia al Canciller Palpatine. El Canciller Supremo aprobó el uso del Gran Ejército de la República, que actuó por primera vez durante la Primera Batalla de Geonosis, que marcó el inicio de las Guerras Clon entre la República Galáctica y los separatistas — tal como Sidious había planeado.[14] Su hermana, Sar Labooda, fue asesinada durante esa batalla.[10]

Ataque en Mahranee

Billaba estuvo presente en el Consejo Jedi cuando se observó una grabación holográfica de un devastador ataque en Mahranee, el planeta natal de los mahranos. Tras el ataque, el Maestro Jedi Mace Windu convenció a Billaba y al resto del Consejo Jedi de aceptar una misión secreta para asesinar al Conde Dooku. A petición de Obi-Wan Kenobi, el Consejo Jedi reclutó al Maestro Jedi Quinlan Vos, quien tenía experiencia trabajando de incógnito, y a la antigua aprendiz de Dooku, Asajj Ventress, para llevar a cabo tan delicada misión. Ventress aceptó ayudar a Vos en la misión pero insistió en que el Jedi sólo podría superar a Dooku entrenándose en los caminos del lado oscuro.[15]

Mercancía defectuosa

Billaba en coma en el Templo Jedi, es observada por Dume.

En algún momento, Billaba y sus tropas se enfrentaron al general Grievous,[16] el cíborg kaleesh que lideraba al Ejército Droide de la Confederación,[5] en Haruun Kal.[16] Ese día, el batallón de la Maestra Jedi sufrió un noventa por ciento de bajas. La propia Billaba quedó gravemente herida, hasta el punto de que cayó en un coma. Después de seis meses de cuidados médicos en el Templo Jedi, Billaba salió de su coma, habiendo recuperado totalmente su forma física. Obi-Wan Kenobi, Yoda y Mace Windu; sin embargo, temían que su estado físico y mental estuviera demasiado dañado todavía. En consecuencia, Billaba se sometió a una evaluación completa. Cuando parecía que se había recuperado por completo, se permitió a Billaba volver a ocupar su posición en el Alto Consejo Jedi.[9]

Tras su reincorporación en el Consejo Jedi, Billaba se interesó por el Iniciado Jedi Caleb Dume, cuya naturaleza curiosa llamó su atención.[2] Billaba quedó impresionada por la pregunta de Caleb acerca de cómo los Caballeros Jedi elegían a sus Padawans cuando ella y el maestro Windu estaban en los Archivos Jedi. Billaba instruyó más adelante a Dume, Sammo Quid y Tai Uzuma en las posturas defensivas de la Forma III.[9]

Billaba estuvo presente durante una sesión de entrenamiento en la que Kenobi, ahora un Maestro Jedi y miembro del Consejo Jedi, explicaba a un grupo de Iniciados Jedi, incluido Caleb Dume, la existencia de una señal de llamada en el centro de seguridad del Templo Jedi, que servía para ordenar a todos los Jedi que regresaran a Coruscant en tiempos de gran crisis. Dume preguntó a Kenobi si la señal podía usarse para alejar a todos los Jedi de Coruscant, algo que Kenobi nunca se había planteado y que molestó a algunos de los iniciados presentes. Billaba intentó frenar a Dume para que no hiciese más preguntas similares, pero Kenobi animó a Caleb y especuló que la señal de llamada podía usarse para alejar a los Jedi de Coruscant en tiempos de gran peligro. Billaba vio en Dume, tal como había visto en el pasado, una mente brillante para la estrategia, y al final de la sesión, Billaba quedó impresionada de nuevo por él.[2]

A pesar de su recuperación y reincorporación en el Alto Consejo Jedi, algunos soldados clon comenzaron a expandir la noticia de que la general Billaba era "mercancía defectuosa". Ese rumor llegó a Caleb Dume, quien decidió preguntar sobre ello a la Maestra Jedi. Los dos hablaron acerca de si Billaba era "mercancía defectuosa" a pesar de su recuperación, pero su charla fue interrumpida cuando sintieron una presencia y vieron explotar unos detonadores termales en los pasillos del templo.[9]

Ataque al Templo Jedi

«Parece que necesito desesperadamente un Padawan para proseguir mi camino.»
―Depa Billaba, a Caleb Dume[fuente]

Windu y Kenobi aparecen justo después de que Caleb acepte convertirse en Padawan de Depa Billaba.

Tras oír las explosiones, Billaba cogió a Caleb Dume y abandonaron sus aposentos. Billaba quería esconderse y esperar hasta tener más información, pero cuando Dume salió en busca del atacante del Templo Jedi, Billaba le siguió. Así llegaron hasta Rackham Sear, un capitán de la Confederación de Sistemas Independientes.[17] Billaba salvó a Caleb y previno a Sear de las consecuencias de lanzar bombas. Cuando Sear rechazó rendirse, luchó contra él hasta que el atacante saltó desde un tejado soltando todas sus bombas hacia ella y Dume. Billaba sobrevivió y decidió tomar a Dume como su Padawan.[17]

Depa entrenó a Dume en los caminos de la Fuerza, así como en el combate con sables de luz. Billaba valoraba la mentalidad estratega de Dume y le animaba a usarla para buenos propósitos.[2] En algún momento, Billaba llevó a Dume hasta uno de los miles de templos Jedi de la galaxia para que superase un rito durante el cual debería enfrentarse a sus mayores miedos.[18] Tres semanas después del ataque al Templo Jedi, Billaba llevó a Dume a conseguir un cristal kyber[17] y a construir su sable de luz.[19]

Escaramuza en Kardoa

«Estoy lista para la reunión, comandante. Hábleme de los hombres que ahora tengo la suerte de liderar.»
―Depa Billaba[fuente]

Hacia el final de la guerra, Billaba y Caleb Dume fueron enviados al planeta Kardoa con un batallón de clones liderado por los supervivientes del antiguo batallón de Billaba, el comandante clon Grey, el capitán clon Styles,[17] el sargento Soot y el cabo Big-Mouth.[16] Su misión era confirmar la existencia de presencia separatista en Kardoa.[16] Mientras lideraba a su batallón a través de unos cañones, las tropas de la República Galáctica fueron atacadas por Coburn Sear y un ejército de droides de combate. Sin embargo, Billaba y sus fuerzas fueron capaces de obligarlos a retirarse, aunque Dume quedó herido tras la batalla.[16]

Tercera Batalla de Mygeeto

«Crees que sabes como derrotarme…
… Pero la Jedi con la que antaño luchaste murió…
… Y la Jedi a la que te enfrentas ahora es una con la que nunca antes te has encontrado.
»
―Depa Billaba, al general Grievous[fuente]

Billaba y su batallón fueron enviados a Mygeeto para despejar las mesetas del sur de droides de combate. Billaba, Styles, Caleb Dume y el soldado clon Stance, fueron superados en número, pero a pesar de eso consiguieron despejar las mesetas. No obstante, quedaron rodeados durante otro ataque, y Billaba solicitó a Grey una extracción. Ella y los demás combatieron a los droides mientras se acercaban, pero había demasiados. Fueron salvados cuando el Escuadrón Calavera, liderado por Fenn Rau, les proporcionó fuego de cobertura y pudieron ser evacuados. Nunca pudieron conocer a Fenn Rau y agradecerle su ayuda en persona.[20]

Luego, Billaba regresó al campamento base de la República Galáctica. Al llegar allí, el campamento fue atacado por una fuerza de droides de combate liderada por el general Grievous y Coburn Sear.[20] Mientras Caleb se enfrentaba a Sear, Billaba hizo frente a Grievous, que expresó su convencimiento de poder volver a derrotar a Billaba y matarla de una vez por todas. Sin embargo, Billaba respondió que ella ya no era la misma persona de antes, por lo que ahora se veía capaz de derrotar a Grievous. Finalmente, con la ayuda de Grey y Styles, Billaba consiguió derrotar a Grievous y hacerle escapar.[21]

Conquista de Kaller

«Capitán Styles, que sus hombres tomen el flanco izquierdo.»
«Sí, general!»
«Comandante Grey, la derecha.»
«Recibido.»
«Es hora de acabar con esto. ¡Todas las fuerzas atacad!»
―Depa Billaba lidera a sus tropas en la última fase de la batalla[fuente]

Billaba y su Padawan, Caleb Dume, entrenan en Kaller.

Billaba, junto con su aprendiz Caleb Dume, el comandante clon Grey y el capitán clon Styles; luchó contra las fuerzas separatistas del general Kleeve en Kaller. Billaba y sus tropas fueron capaces de derrotar a las fuerzas de Kleeve y obligarle a retirarse. Entonces, Billaba habló con Gamut Key, asegurándole que su pueblo ya no debería proporcionar a nadie suministros ni alojamiento. Billaba y sus tropas acamparon en el exterior de la aldea de Key. Tras una sesión de entrenamiento con Dume durante la puesta de sol, Billaba se relajó alrededor de una hoguera con Caleb, Grey y Styles. Allí, hablaron acerca de cuestionarse los principios de la Orden Jedi y las órdenes que se recibían, tras lo cual Billaba entregó a Caleb un holocrón. Caleb debía usar ese holocrón para estudiar el "papel de las preguntas" y "el disentimiento pacífico" en la Orden Jedi.[8]

Orden 66

«Caleb, no podemos ganar esta batalla... debes huir. Corre. Yo iré detrás de ti.»
―Últimas palabras de Billaba a Dume[fuente]

Mientras Billaba descansaba cerca de una hoguera, en Kaller, Darth Sidious puso en marcha la culminación de su plan: la ejecución de la Orden 66, que obligaba a todos los soldados clon del Gran Ejército de la República, incluyendo a Grey,[8] a considerar a los Jedi traidores y a asesinarlos de inmediato gracias a un chip de control implantado en sus cerebros. Billaba comenzó a meditar y tuvo una visión de la Fuerza en la que vio la muerte de los Maestros Jedi Ki-Adi-Mundi, Aayla Secura y Plo Koon. Billaba agarró a Caleb Dume por el brazo, y le permitió observar su visión, advirtiéndole del peligro. Cuando los clones les estaban apuntando con sus armas, Billaba ordenó a Caleb que escapara, y encendió su sable de luz.[4]

Billaba ordena a Caleb que escape.

Mientras Dume estaba paralizado por el susto, los soldados clon comenzaron a disparar. Billaba devolvió los disparos a sus propietarios, y cortó con el sable láser a aquellos clones que se acercaron a ella demasiado. También empujó con la Fuerza a varios grupos de clones. Billaba gritó a Dume que recuperase sus sentidos y él se unió rápidamente a la lucha contra los clones. Grey ordenó rodear a los Jedi y Billaba se dio cuenta rápidamente de que no podían ganar contra todo un batallón que además les estaba cortando cualquier vía de escape. Ordenó a Dume que corriera y prometió que ella iría detrás de él. Aunque Dume sabía que Billaba estaba mintiendo, obedeció a su maestra y escapó.[4]

Grey ordenó concentrar el fuego en Dume mientras el Padawan subía por una colina, pero él desvió los disparos de los clones. Por eso, Grey exigió a Styles que ejecutase a Dume de una vez por todas. Billaba gritó a Styles y se giró de cara a él, tratando de usar la Fuerza sobre el capitán clon, pero Grey le disparó por la espalda. Habiendo caído al suelo, Grey y dos clones más dispararon repetidamente a Billaba, tal como le había ocurrido a Secura.[4]

Desde arriba de la colina, Dume oyó el grito que Billaba había proferido a Styles, y fue testigo de la muerte de su maestra. El sacrificio de Billaba le dio tiempo para esconderse y evitar a los clones, tal como ella había esperado.[1][22][4]

Legado

Ezra Bridger: «¿Qué es lo que estoy buscando exactamente?»
Kanan Jarrus: «Nada, y todo.»
Ezra Bridger: «Eso no ayuda.»
Kanan Jarrus: «Lo sé, pero es lo que mi maestra me dijo.»
— Kanan recuerda las enseñanzas de Billaba mientras instruye a Ezra[src]

Por causa del sacrificio de Billaba, Caleb Dume fue capaz de escapar de los soldados clon. Darth Sidious se proclamó a sí mismo Emperador y transformó la República Galáctica en el Imperio Galáctico, que declaraba a los Jedi enemigos del estado. Tras ver un mensaje del Maestro Jedi Obi-Wan Kenobi — un mensaje enviado mediante la señal de llamada del centro de seguridad del Templo Jedi, que ordenaba a los Jedi alejarse de Coruscant tal como Caleb había sugerido en el pasado — Dume se escondió y se cambió el nombre a Kanan Jarrus. Mantuvo su identidad como Jedi en secreto y evitó ser ejecutado, abandonando las enseñanzas Jedi durante años. Recordaba a la Maestra Billaba con gran cariño, a pesar de vivir como un civil más. Eventualmente se unió a Hera Syndulla[2] y creó una célula rebelde que operaba en Lothal, un planeta de los Territorios del Borde Exterior.[23] Kanan siguió atormentado por las últimas palabras de Billaba, sabiendo que él había huido mientras Billaba daba su vida por él.[22]

Pasado el 14 ABY, Darth Vader entró en un portal construido por el Sith Darth Momin para resucitar a su mujer Padmé Amidala. Mientras caminaba a través de varias visiones, se encontró a Billaba junto a numerosos Jedi con sus sables de luz listos para enfrentarse a él. Sin embargo, Vader mató a todas las visiones, cortando a Billaba a través de la garganta mientras en su cabeza sonaban palabras instándole a dejar morir el pasado.[24]

Kanan se convirtió en un líder rebelde y tomó a Ezra Bridger como su Padawan.

Durante su rebelión en Lothal, Jarrus tomó a Ezra Bridger como su Padawan, lo que le hizo volver a seguir las enseñanzas Jedi.[23] Algunas de las enseñanzas de Jarrus eran réplicas de lo que Billaba le había enseñado, como cuando Jarrus llevó a su estudiante a un Templo Jedi para que hiciera frente a sus miedos. El propio Kanan tuvo que hacer frente a su propio miedo de ser un maestro inadecuado, debido a que su entrenamiento con Billaba había quedado incompleto.[18]

La muerte de Billaba hizo que Kanan sintiera una gran desconfianza hacia los soldados clon, algo que Kanan explicó a Ezra tras conocer al capitán clon Rex y a otros dos clones. En esa ocasión, Kanan narró a Ezra cómo los mismos hombres con los que había luchado durante años habían asesinado a Billaba sin remordimientos.[25]

En los archivos del Templo Jedi, había mucha información acerca de Billaba, y éstos permanecieron intactos tras la caída de la Orden Jedi,[11] aunque el Templo pasó a ser el Palacio Imperial.[26] El Gran Inquisidor, un adepto del lado oscuro con la tarea de eliminar a los Jedi que habían sobrevivido a las Guerras Clon, conocía la existencia de Billaba gracias a los archivos del Templo Jedi. Durante una confrontación con Jarrus, El Gran Inquisidor dedujo correctamente que Kanan había sido entrenado por Billaba, debido a su preferencia por la Forma III.[11]

Eventualmente en el 0 ABY, Jarrus fue asesinado mientras salvaba a sus amigos de una explosión causada por el AT-AT de la gobernadora Arihnda Pryce, siendo engullido por las llamas mientras los Espectros escapaban a un lugar seguro.[27] Gracias a su sacrificio los Espectros y los demás rebeldes de Lothal consiguieron proseguir la lucha, y pronto liberaron Lothal del Imperio Galáctico.[28]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.