FANDOM


Premium-Eras-legendsPremium-Era-impPremium-Era-rebPremium-Era-new
Tab-canon-black  Tab-leyendas-white 
Jarjarmeetsjedi

La habilidad de hablar no significa que seas inteligente.

Este artículo está mal redactado.

Posiblemente sea una traducción automática o de alguien que no tiene suficientes conocimientos de español o de la lengua de origen. Si deseas colaborar con Star Wars Wiki en español, busca el artículo original y mejora esta traducción Una vez acabadas las mejoras puede quitarse este aviso.

Este artículo es sobre el modelo de droides astromecánico. Quizá estés buscando droides individuales llamados R3.


El Droide astromecánico serie R3 era un modelo astromecánico desarrollado y vendido por el fabricante de droides Industrias Automaton (IA). El R3 llegó justo después del exitoso lanzamiento de IA del droide astromecánicos serie R2, mientras la compañía se apresuraba en capitalizar su nuevo dominio del mercado de droides de mantenimiento y reparación. Los diseñadores del R3 copiaron la estética general del R2, incluido el acabado de color brillante y contrastante en un chasis de metal blanco. La diferencia obvia en la unidad de fábrica era su cabeza: el domo opaco del R2 fue intercambiado por una cúpula transparente de plastex o transpariacero. La transparencia le dio al paquete de sensor interno del droide un mayor alcance y mostró la otra gran distinción del R3, su cerebro de computadora Intellex V recientemente actualizado. Sin embargo, con el tiempo, las cúpulas originales de algunas unidades eran reemplazadas por otras opacas o pintadas con descuido.

A diferencia de su predecesor, el R3 fue diseñado específicamente para ser utilizado por los ejércitos y las agencias gubernamentales de alta tecnología-IA desarrolló otro producto, el droide astromecánico serie R4, para atraer a una clientela más amplia. El Intellex V del R3 era capaz de albergar una inmensa cantidad de datos; las unidades compradas por la República Galáctica tenían una base de datos con especificaciones detalladas de cada nave de la Armada de la República. Armado con esta información, el R3 trabajó en cooperación con los equipos de artillería, soldados de seguridad y jefes de operaciones navales a bordo de naves de guerra a escala capital o en estaciones de combate. Aunque su función principal era servir como un astromecánico de una nave capital, aún podía funcionar como un droide de cazas estelares, con hasta cinco coordenadas de salto hiperespaciales almacenadas en su regulador astrográfico. El R3 tenía una personalidad genial y amistosa, lo que le permitía coordinarse fácilmente con grandes equipos de seres orgánicos inteligentes.

Debido a la naturaleza sensible de la programación del R3, el modelo de alto costo se vendió solo a los ejércitos gubernamentales reconocidos. La República Galáctica compró 125 millones de estos droides durante la producción inicial de IA, y más tarde el Imperio Galáctico usó droides R3 a bordo de sus Destructores Estelares y estaciones de combate como la Estrella de la Muerte. Después de la caída del Imperio, en un esfuerzo por mantener relaciones amistosas con la Nueva República, la política de Industrias Automaton restringió intencionalmente su venta al Remanente Imperial o a facciones Imperiales conocidas. Sin embargo, las unidades R3 llegaron a manos de piratas, espaciales privados, la Alianza Rebelde y otros grupos a través de varios canales del mercado negro.

Descripción

R3-R4 EGTD

Esquemas de las serie R3 y R4.

El droide astromecánico serie R3 presentaba gran parte del mismo hardware que su predecesora, la unidad R2, y carecía únicamente del sensor de video extensible de la serie anterior. El chasis del R3 era en gran medida cilíndrico, pareciéndose a un tubo vertical con un cono corto y truncado en su base. Manteniendo al droide en posición vertical, había dos patas estrechas, cada una de las cuales terminaba en un pie con forma de prismas trapezoidales; una tercera pierna estaba alojada dentro del cuerpo del droide y podía extenderse cuando fuera necesaria para proporcionar una mayor estabilidad. El límite del diseño de la unidad era una cúpula robusta y giratoria de plastex o de transpariacero, aunque algunos propietarios modificaron sus R3 para que usaran la cúpula más opaca de las anteriores unidades R2. El astromecánico fue sellado, permitiendo la funcionalidad en el vacío del espacio. Una unidad R3 generalmente seguía un esquema de color con el cuerpo principal de blanco y el recorte de un color brillante. Debido a que la unidad tenía el mismo caparazón que su predecesor, los droides astromecánicos de la serie R2, el R3 se podía insertar en tomas astromecánicas estándar utilizadas en la mayoría de los cazas estelares.

Una amplia variedad de luces, sensores y herramientas adornaban la superficie del R3 o estaban alojadas dentro de su cuerpo. Un sofisticado paquete de sensores, aumentado por el domo transparente del droide, le permitió a los droides ver 360 grados en todo momento. Una protuberancia cilíndrica que sobresalía desde lo alto en la parte posterior de la cúpula servía como unidad de sensor de campo electromagnético del droide. El gran ojo rojo del radar del droide se asomaba desde el centro de la cúpula, rodeado por un sensor auditivo trapezoidal coloreado para coincidir con el ajuste del astromecánico. Directamente debajo de esto estaba la ranura de entrada de la tarjeta de datos horizontal, y debajo de esta, y hacia la derecha del droide, había una colección rectangular de indicadores de función. Encima de esto había otro juego de luces en una disposición rectangular, que servía como receptor de infrarrojos, y que proporcionaba la visión y la funcionalidad del infrarrojo del R3 incluso en completa oscuridad. Tanto los indicadores de función como el sensor de infrarrojos estaban alojados en una pieza rectangular pintada para que coincidiera con el color de ajuste del droide. Cerca del centro de la base del frente del domo había otra luz roja circular que servía como el indicador del estado del procesador del droide; esto también se colocó en un campo rectangular coloreado para que coincidiera con el ajuste de la unidad. Un proyector holográfico sobresalía de su ubicación junto al indicador de estado del procesador del droide. El R3 presentaba una pantalla de visualización de video. Dentro de la cúpula se podía ver la computadora Intellex y el procesador heurístico del astromecánico. Las rayas cosméticas a lo largo de la base de la cúpula redondearon la decoración clara del hemisferio.

En la parte superior, el borde frontal del chasis de unidad R3 presentaba una franja horizontal que servía como la ranura de datos de vinculación de la nave estelar al droide. Debajo había dos franjas horizontales, pintadas para que coincidieran con el resto de la moldura, que albergaba los brazos de enlace de la nave capital al droide. Corriendo verticalmente a lo largo de los lados del chasis del R3 había dos compartimientos: el de la izquierda, que alojaban el brazo de agarre retráctil, y el de la derecha que contenía la interfaz de la computadora y los brazos lubricantes. Debajo de estos, en el lado frontal, había un compartimiento rectangular que contenía el brazo de carga. Debajo de estos se encontraban los estabilizadores de pulso de interfaz, una banda vertical de seis pequeños rectángulos dispuestos uno encima del otro. Un rectángulo vertical en el centro del cuerpo del droide albergaba tanto el altavoz de la unidad, también conocido como el señalizador acústico, como la ventilación del sistema. Justo debajo de esto estaba el acoplamiento de recarga o el acoplamiento de alta potencia, un enchufe circular engarzado por una pieza cuadrada de guarnición utilizada para recargar el droide. A la derecha del droide, al lado de este enchufe, había otro rectángulo horizontal, que servía como el receptor de polaridad del R3. Otro hardware alojado dentro del chasis incluía un pequeño soldador de arco eléctrico con un alcance de 0.3 metros, una sierra circular en miniatura, un extintor de fuego, una sonda de electrochoque, un comunicador interno y espacio de almacenamiento interno con una capacidad de dos kilogramos. Al igual que otros droides astromecánicos de la serie R, el diseño del R3 hizo que se pudiera modificar fácilmente en una variedad casi infinita de especificaciones.

Las piernas de la unidad R3 eran rectangulares y alargada, y se unían al cuerpo principal a través de juntas giratorias redondeadas. Estas se extendían a los pies trapezoidales, que eran magnéticos y albergaban las bandas motorizadas sobre las que rodeaba al droide. Alternativamente, los R3 podían caminar usando solo las dos patas principales. Dos cables conectaban cada banda de rodadura a una celda de poder, una colocada directamente dentro de cada pie. Como opción, los compradores de las unidades R3 podían agregar cohetes de refuerzo montados lateralmente en las patas del droide, lo que implicaría la instalación de un sistema de cohete propulsor. Las patas generalmente seguían el mismo esquema de color que el cuerpo del droide, con el blanco como el color principal y otro color siendo utilizada para varios recuadros y adornos. Un astromecánico de la serie R3 se situaba entre los 0.96 y 1.00 metros de alto.

Función

Al igual que otros astromecánicos, la serie R3 era un droide de segundo grado, diseñado para tareas tales como el mantenimiento general de naves estelares, reparación de computadoras y recuperación de datos. Sin embargo, a diferencia de su predecesor, el R2, el R3 estaba destinado principalmente para el servicio a bordo de naves capitales de gran escala, naves de guerra y estaciones de combate en lugar de cazas estelares de pequeña escala. Su diferencia más básica con respecto a la unidad R2 era que, en lugar de dar servició a naves de escala, la unidad R3 usaba su paquete de diagnóstico estándar para realizar mantenimiento de rutina y reparaciones en computadores de naves capitales, sistemas de ingeniería de armas y componentes externos. Los módulos cognitivos de esta unidad excedían los de la R2 en velocidad y potencia, y su computadora Intellex V tenía la capacidad de almacenar intrincados diagramas esquemáticos de flotas de naves estelares completas en su memoria simultáneamente. Por ejemplo, un R3 que trabajaba para la República Galáctica podía almacenar los planos de cada nave de la Armada de la República.

DroideR3

Una unidad R3 amarilla.

Este nivel de detalle permitió al R3 interactuar y asistir a cientos de grupos operacionales separados en las naves capitales, ayudando simultáneamente a los equipos de artilleros, jefes navales, tropas de seguridad y literalmente a cientos de otros. Las unidades R3 a menudo se pusieron en servicio junto con el personal de apoyo militar, como astronautas, artilleros, equipos de mantenimiento y equipos de seguridad. Los módulos del programa estaban disponibles para permitir que el astromecánicos realizara otras tareas. Por ejemplo, los equipos de R3 podían trabajar en conjunto con las computadoras de navegación de una nave capital para acelerar sus capacidades computacionales y organizar mejor la información. Otros procesaban datos para varias estaciones de la nave, como comunicaciones, ingeniería, sensores y tácticas. Algunas naves incluían ranuras astromecánicas especializadas en áreas clave, en las cuales los r3 se podían adaptar para llevar a cabo sus tareas, dejando visibles solo sus cúpulas. A pesar de ser tan común en las bases militares y en las naves militares, la unidad R3 evitó el combate. Si su posición era atacada, la respuesta preferida del R3 era moverse a un lugar seguro, conectarse a una terminal cercana e informar del ataque, solicitar respaldo o proporcionar otro tipo de soporte.

Aunque fue diseñado para operar en naves de gran escala y estaciones de combate, el droide astromecánico serie R3 mantuvo la funcionalidad de ser un complemento de cazas estelares encontrada en otros droides astromecánicos, lo que permitió que la unidad sirviera como contraparte del piloto y como unidad de mantenimiento de un caza estelar. El R3 podía almacenar hasta cinco conjuntos de coordenadas de salto hiperespaciales en su memoria de acceso aleatorio. Aunque esta era la mitad de la capacidad de almacenamiento de su predecesor, en general, el R3 era más capaz que cualquier otro astromecánico anterior de la serie R producido por Industrias Automaton. La unidad R3 podía convertirse en un copiloto capaz, coordinando trayectorias avanzadas y coordinando la nave, incluso en medio de una batalla. El droide astromecánico serie R3-D era un sub modelo diseñado específicamente para el uso de caza estelares. El droide ayudó a la adquisición y gestión de objetivos en tales naves de pequeña escala, lo que permitió que el piloto se concentrara en volar. El diseño original del caza estelar Delta-7 requería un astromecánico R3-D.

Mientras tanto, las unidades R3 empleadas por las agencias gubernamentales realizaban tareas más monótonas. En dichos lugares, los R3 trabajaban junto a varios funcionarios, desde funcionarios municipales y magistrados locales hasta Moffs y asistentes del Canciller Supremo y Emperador.

Debido a la frecuente interacción del R3 con los seres orgánicos, Industrias Automaton programó la unidad para que fuera socialmente adaptable y se convirtieron en una parte de la tripulación. El R3 era por lo tanto agradable por naturaleza, siendo más feliz cuando estaba rodeado por el bullicio de una multitud. Como resultado, algunos miembros de la tripulación que interactuaban con los droides compararon sus personalidades con las de la mayoría de los modelos de droides de protocolo. El procesador heurístico de la unidad R3 le dio la capacidad de resolver problemas y tener curiosidad. Las unidades R3 que de alguna manera perdían a sus dueños a menudo formaban un equipo con seres orgánicos para así proporcionarse el sentido de camaradería y mantenerse ocupados.

Aunque el astromecánico era capaz de entender el Básico y otros idiomas de elección del propietario, los droides de la serie R3 se comunicaban a través de sonar droide, un lenguaje de máquina que consistía en chirridos y chillidos de alta densidad. Cuando varios R3 trabajaban juntos en una sola estación, su charla constante llenaba el aire, y a veces confundía a los nuevos tripulantes orgánicos que no estaban familiarizados con el lenguaje de trinos. El uso del sonar droide del R3 hizo de la unidad una contraparte natural del droide de protocolo 3PO de Cybot Galactica.

Historia

Parte de la serie R de droides de Industrias Automaton, el R3 fue el seguimiento de Industrias Automaton al éxito rotundo del droide astromecánico serie R2, un modelo cuya popularidad y ventas habían superado todas las expectativas y había catapultado a IA a un nivel superior de fabricantes de droides, puestos ocupados por Arakyd, Cybot Galactica y Rebeton Kl'ian. Para su próxima entrada en la serie, la gerencia de IA encargó a sus ingenieros un objetivo: tomar el R2 y mejorarlo.

Los diseñadores de IA decidieron hacer del nuevo modelo la contraparte de la serie R2, la cual era utilizada en cazas estelares, y lo crearon para que trabajara en las estaciones de combate y las naves capitales. El nuevo droide recibió programación en reparación de artillería y protocolos de seguridad. Los ingenieros prestaron especial atención a la computadora Intellex del modelo, actualizándola de la Intellex IV de la serie R2 a la más sofisticada Intellex V. Aunque los diseñadores mantuvieron gran parte del diseño básico del cuerpo del R2 para reducir costos, se dieron cuenta de que el Intellex V sería un punto de venta clave, reemplazado el sólido domo del R2 con uno de plastex o transpariacero como una estratagema de marketing para exhibir el nuevo hardware e impulsar el alcance y sensibilidad de sus sensores. De todos modos, el nuevo droide seguía el esquema de color brillante en metal blanco del R2. El nuevo modelo, denominado como droide astromecánico serie R3, entró en producción.

IA valoró el droide mucho más alto que su predecesor y lo produjo en cantidades limitadas para establecerlo como una adición de élite a su catálogo. En un momento dado, el R3 se vendió por 10.000 créditos, aunque los precios fluctuaron a tan solo 4.500 créditos. Debido a sus potenciales aplicaciones militares, el R3 se consideró como tecnología sensible, y en consecuencia, la compañía restringió las ventas de la unidad a gobiernos y ejércitos legítimos.

R3 Astromech XWM

Una unidad R3 reparando un caza estelar ARC-170.

La estrategia funcionó: el R3 se vendió rápidamente, obteniendo grandes ganancias para IA y nunca quedo atrás de los objetivos de ventas de la compañía. Solo en su orden inicial, la República Galáctica compró 125 millones de R3 de la primera producción de IA. Las unidades R3 pronto se unieron a las tripulaciones de todas las naves capitales de la Armada de la República y el Departamento Judicial de la República. Hacia el 22 ABY, el modelo había demostrado ser un éxito rotundo, siendo bien recibido por sus compradores y nuevos compañeros de tripulación. Durante los últimos años de la República Galáctica, IA introdujo complementos para el droide, como los aceleradores de cohetes de montaje lateral. También, IA desarrollo el droide astromecánico serie R3-D como una variante del R3, y como el R2, para el uso de cazas estelares.

Durante las Guerras Clon, la fábrica de IA en el planeta Nubia fabricó R3 para la República Galáctica y la Orden Jedi. La demanda de droides por parte de la República era tan grande que IA envió algunas unidades con cúpulas rescatadas de unidades R2 en lugar de la característica cabeza clara del R3. La confianza de la República en los droides inspiró un complot de la Confederación de Sistemas Independientes; agentes del General Grievous robaron la unidad designada como R3-S6-uno de los droides equipados con una cúpula opaca-de la fábrica de Nubia y la reprogramó para que fuera un espía de la Confederación. R3-S6 entró en posesión de la Orden Jedi, la cual le asignó el droide a Anakin Skywalker, cuyo astromecánico anterior, R2-D2, había desaparecido. Apodada “Doradito” por la Padawan de Skywalker, Ahsoka Tano, la unidad R3 fue utilizada para ayudar a Skywalker a encontrar a R2-D2 y también participó en una misión para destruir una base Separatista en la Estación Skytop. Sin embargo, la programación del droide le hacía difícil seguir las órdenes de Skywalker, y que su verdadero maestro era Grievous. Por lo tanto, el droide intentó sabotear los esfuerzos de Skywalker. Skywalker recuperó a R2-D2, pero el subterfugio de R3-S6 fue descubierto en el proceso. En un enfrentamiento, R2-D2 derribó al droide R3 de una pasarela, causando que la unidad cayera en picada a su destrucción.

Sin embargo, la disponibilidad limitada y el alto precio del R3, contrarrestaron de algún modo la reputación que IA había ganado por su droide de la serie R2, más ampliamente disponible y accesible. Para reafirmar su imagen como proveedor de droides para el ser humano común, IA hizo que sus ingenieros desarrollaran el droide astromecánico serie R4, un modelo mucho más asequible y adaptado para el uso en los Territorios del Borde Exterior.

A pesar de la transición de la República Galáctica al Imperio Galáctico, las ventas del R3 se mantuvieron fuertes. El Imperio respetó los contratos que la República había realizado con el fabricante de droides para comprar un suministro constante de unidades R3 para su uso en todo el Imperio. Los astromecánicos R3 se unieron a las tripulaciones de los Destructores Estelares Imperiales y también a las de la primera y segunda Estrella de la Muerte. Con el estallido de la Guerra Civil Galáctica, la Alianza para Restaurar la República obtuvo acceso a los astromecánicos de la serie R3 al robarlos del Imperio. Los grupos de piratas y corsarios también adoptaron rápidamente al R3 para usarlo en sus naves después de tomar a los droides como botín o comprarlos en el mercado negro. En el 1 DBY, Compras y Suministros de la Alianza compró un envió de droides R3 de uno de sus “especialistas en compras”. Estos droides R3 fueron asignados a cruceros pesados y fragatas de la flota de la Alianza, liberando muchas unidades R2 para el uso de las células rebeldes locales y el Mando de Cazas Estelares. Con la derrota del Emperador Galáctico Palpatine y el ascenso de la Nueva República, IA llegó a acuerdos con el nuevo gobierno para suministrarles R3, anulando los contratos y las ventas a los remanentes del Imperio para aplacar a este nuevo cliente. Sin embargo, IA también amplió su base de clientes al venderle a gobiernos planetarios y flotas privadas.

R3S6-SWE

R3-S6.

Detrás de escena

Según "The History of R-Series Astromech Droids", las unidades R3 carecen del espacio de carga interno de la unidad R2. Sin embargo, otras fuentes indican que efectivamente tienen esta característica. La Arms & Equipment Guide sugiere que los R3 se podrían usar como droides plug-ins de cazas estelares solo después de ajustar su programación. Sin embargo, otras fuentes sugieren que tienen esta funcionalidad sin ningún tipo de ajustes.

Apariciones

Fuentes

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.