Este artículo trata sobre un tema considerado Canon.
Este artículo cubre la versión Canon.  Clic aquí para la versión del artículo de las Leyendas. 
Queicon.png

El título de este artículo sólo es una conjetura.

Aunque este artículo esté basado en información canon, el nombre real de este tema o persona no ha sido presentado por lo que se brinda una aproximación.


«Al fin, los Jedi están muertos.»
«Solamente si es que, ¡yo lo permito!»
―Darth Sidious y Yoda[fuente]

Un duelo tuvo lugar entre el Señor Oscuro de los Sith Darth Sidious y el Gran Maestro Jedi Yoda, quienes se batieron en un poderoso duelo con sables de luz en el corazón de la Cámara del Senado Imperial. Al final, Yoda escapó y se exilió en Dagobah, mientras que Sidious consolidó su reinado como emperador de la galaxia.

Preludio

«Destruir a los Sith, debemos.»
―Yoda a Obi-Wan Kenobi[fuente]

Un feroz duelo entre el Maestro Jedi Mace Windu y el Canciller Supremo Palpatine, quien también era el Señor Oscuro de los Sith Darth Sidious, terminó cuando el Caballero Jedi Anakin Skywalker intervino para salvar al Canciller cortando la mano que tenía el sable de Windu. Esta acción despojó a Windu de su sable de luz y permitió que Sidious matara al Maestro Jedi con una explosión de rayos de la Fuerza.[1]

Sidious, quien había desempeñado el papel de mentor de Skywalker durante años, lo atrajo a su lado al tentarlo con la capacidad de salvar a su esposa a través del poder del lado oscuro de la Fuerza. Aunque horrorizado por lo que había permitido que sucediera, Skywalker deseaba salvar a su esposa por encima de todo, y además creía que su papel en la muerte de Windu había eliminado cualquier posibilidad de regresar a la Orden. Como tal, Skywalker prometió lealtad al Lord Oscuro, quien lo ungió con el nombre Sith «Darth Vader». El nuevo maestro de Vader lo envió al Templo Jedi con la Legión 501 y le ordenó masacrar a todos los Jedi dentro. Mientras tanto, Palpatine ejecutó la Orden 66, un protocolo programado en los clones para ejecutar a sus comandantes Jedi en caso de una supuesta traición a la República. Las dos acciones combinadas erradicaron casi por completo la Orden Jedi.[1]

Antes de abandonar el Templo, Vader activó un transmisor que indicaba a los Jedi que regresaran a Coruscant, con la esperanza de atraer y destruir a los pocos sobrevivientes de la Orden 66. Sin embargo, los Maestros Jedi Yoda y Obi-Wan Kenobi habían logrado sobrevivir al primer ataque de la Gran Purga Jedi y reagruparse. Al descubrir el mensaje y sospechar que era una trampa, se dirigieron al Templo Jedi con la esperanza de reconfigurar la transmisión. A su llegada, descubrieron que una guarnición de soldados clones con órdenes de matar a cualquier Jedi que atendiera al transmisor. Después de eliminarlos, recodificaron el transmisor para advertir a todos los Jedi restantes que se escondieran y se mantuvieran alejados del Templo. Mirando las holoimágenes de seguridad del Templo cuando salían, descubrieron que Skywalker, el antiguo padawan de Kenobi, había liderado el asalto. Sabiendo que tenían que destruir a los Lores Sith por el bien de la galaxia, decidieron separarse y eliminar a los dos Sith individualmente. Kenobi quería luchar contra Sidious, incapaz de soportar la idea de enfrentarse a su antiguo alumno y amigo. Sin embargo, Yoda señaló que Sidious era demasiado fuerte para Kenobi y, en cambio, lo envió a buscar a Vader. Mientras tanto, Yoda se infiltró en el edificio del Senado, decidido a matar al recientemente ungido Emperador Galáctico.[1]

El duelo

«Si tan poderoso eres, ¿por qué te vas?»
«No podrán detenerme; Darth Vader se volverá más poderoso que los dos junto.»
«Tu fe en tu nuevo aprendiz, equivocada, podría estar—como tu fe en el lado oscuro de la Fuerza.»
―Yoda y Darth Sidious[fuente]

Sidious desata una ráfaga de rayos de la Fuerza sobre Yoda.

En el interior del Edificio del Senado, Yoda entró a la oficina del Emperador y casualmente dejó a sus dos guardias reales inconscientes por la Fuerza empujándolos contra una pared. Burlándose de Sidious como «Emperador», Yoda le informó al Lord Oscuro que sabía del nuevo estatus de Anakin como el nuevo aprendiz de Sidious. Este notó retóricamente que Yoda había sobrevivido a la Orden 66, y cuando Yoda le preguntó graciosamente si estaba sorprendido, Sidious gruñó que la arrogancia de Yoda lo había cegado. Luego lanzó una explosión de rayos de la Fuerza contra el Gran Maestro que lo golpeó contra una pared y lo hizo perder momentáneamente la conciencia.[1]

Al darse cuenta de que una batalla entre los dos maestros de la Fuerza estaba por comenzar, el Vicepresidente Mas Amedda abandonó rápidamente la oficina cuando Sidious se acercó al propenso Maestro Jedi. Riéndose despectivamente de su oponente, Sidious se burló de Yoda con el hecho de que la Orden había sido destruida y que los Jedi estaban casi extintos. De repente, Yoda respondió con un empuje de la Fuerza que envió a Sidious volando de regreso a través de la habitación y sobre encima de su escritorio, aterrizando de bruces en la silla de su oficina, que luego se volcó. Yoda afirmó que el breve reinado de Sidious había terminado, a lo que el Lord Sith intentó huir. Luego, Yoda obstaculizó su camino y encendió su sable de luz, desafiando que Sidious no tenía necesidad de irse si era tan poderoso como proclamaba ser. Al darse cuenta de que tendría que luchar contra el Maestro Jedi espada a espada, Sidious encendió su propio sable de luz y le dijo a Yoda que no podrían detenerlo ya que Darth Vader se volvería más poderoso que cualquiera de ellos. En respuesta, Yoda declaró que su fe en Vader y en el lado oscuro en sí misma tal vez podría estar equivocada. Sin nada más que decir, el duelo comenzó.[1]

Su batalla se extendió por la oficina durante algún tiempo, sin que ninguno de los oponentes pudiera obtener una ventaja. La pelea finalmente se trasladó al podio del Canciller, que se elevó a través del techo retráctil hasta la Cámara del Senado. Mientras el duelo continuaba en el podio, Sidious se vio obstaculizado por el pequeño tamaño del campo de batalla, mientras que Yoda pudo saltar alrededor del Lord Sith con poca dificultad. Sidious finalmente saltó a una de las cápsulas del Senado sobre él y comenzó a usar la Fuerza para lanzar olas de estas cápsulas a Yoda. El Gran Maestro Jedi usó sus propios poderes para esquivar de una cápsula a otra e intentó llegar hasta donde Sidious estaba posado para volver a enfrentarse a él en combate cuerpo a cuerpo con su sable de luz. Sin embargo, el ataque del Lord Oscuro fue demasiado intenso. Yoda se acercó a su distancia, finalmente resbalando y cayendo cuando Sidious continuó con su bombardeo.[1]

Yoda se enfrenta a Sidious en la Cámara del Senado.

Estando de pie nuevamente, Yoda se dio cuenta de que su estrategia estaba fallando y desactivó su arma. Cuando Sidious le envió otra cápsula, Yoda usó sus propios poderes para detenerlo y enviarlo de regreso al Lord Sith. Cuando la cápsula voló hacia Sidious, se vio obligado a saltar de su percha a una cápsula más baja. Yoda vio su oportunidad de volver a atacar a Sidious de cerca y saltó hacia el Lord Oscuro, aterrizando en el borde de su cápsula y volviendo a encender su sable de luz. Sin embargo, Sidious desató un torrente de rayos de la Fuerza sobre Yoda antes de que pudiera atacar, golpeando el sable de luz de Yoda de su mano. Desarmado, Yoda se vio obligado a absorber los rayos de Sidious meramente con sus manos. Sidious se acercó a Yoda, aumentando constantemente el poder de sus rayos y eventualmente recurriendo a apuntar su ataque por encima de la defensa tutaminis de Yoda al elevar su cuerpo, haciendo que Yoda vacilara. Sidious se rió triunfante y presionó su ataque aún más, pero Yoda finalmente logró comenzar a fusionar la energía de los rayos de la Fuerza de Sidious en un orbe azul entre los dos, redirigiendo lentamente los rayos hacia un Sidious asombrado, que lentamente fue empujado hacia atrás por la fuerza del contraataque de Yoda. Sin embargo, la combinación de sus dos poderes causó una explosión de energía de la Fuerza, alejándolos a ambos, terminando abruptamente la batalla.[1]

Sidious fue enviado de cabeza al borde de la cápsula, pero habiendo estado en su extremo opuesto cuando explotó el orbe, no fue arrojado y logró agarrar una de las barandillas de la cápsula. Sin embargo, Yoda había estado parado en el borde de la cápsula durante la explosión, y pesaba muy poco. Como tal, fue alejado completamente de la cápsula y cayó de regreso al podio del Canciller. Yoda golpeó el podio con demasiada fuerza para controlar su aterrizaje y rebotó en el borde del cuerpo principal de la estructura. Allí, apenas logró evitar caer, e intentó desesperadamente volver a subir al podio. Pero, exhausto y agarrado a una superficie lisa, Yoda no pudo sostenerse. Se deslizó desde el borde del podio y cayó decenas de metros al piso del Senado. Maltratado y agotado, Yoda se dio cuenta de que no podía vencer a Sidious y se retiró cuando el Lord Oscuro se rió triunfante sobre él.[1]

Consecuencias

«Al exilio, ir debo; fracasé hoy.»
―Yoda, a Bail Organa[fuente]

Yoda escapando del Edificio del Senado Galáctico.

Poco después, los soldados de choque del destacamento de la Guardia de Coruscant que custodiaban el Edificio del Senado, comandado por el Comandante Thire, barrieron la cámara pero no pudieron recuperar el cuerpo de Yoda. La imposibilidad de localizar su cuerpo convenció al Vicepresidente Mas Amedda de que el Gran Maestro aún estaba vivo, lo que llevó al Emperador y al Vicepresidente ordenar a Thire y a los otros soldados de asalto intensificar su búsqueda, pero el Lord Oscuro no se involucró más. En cambio, el Emperador ordenó a Amedda que preparara su lanzadera para la salida inmediata, ya que había percibido que Lord Vader estaba en peligro mortal. Poco después, el Comandante Thire escoltó a Sidious al planeta volcánico Mustafar para recuperar al críticamente herido Darth Vader, donde Obi-Wan Kenobi había desmembrado a Vader y lo había dejado quemar vivo a orillas de un río de roca fundida. Sidious recogió a su aprendiz y llevó su cuerpo chamuscado y mutilado a la Gran Instalación Médica en el Centro Imperial. Allí, Vader se sometió a una extensa reconstrucción cibernética para reemplazar las partes de su cuerpo orgánico que habían sido destruidas por las llamas de Obi-Wan y Mustafar, y fue equipado con un traje de armadura y respirador integrados que usaría por el resto de su vida.[1]

Como no pudo vencer al Lord Sith, Yoda decidió exiliarse[1] en el planeta pantanoso Dagobah, donde esperaría hasta que el hijo de Anakin, Luke, tuviera la edad suficiente para alejar a su padre del lado oscuro. Años más tarde, en Dagobah, Yoda entrenaría a Luke en los caminos de la Fuerza,[4] y finalmente rescataría a su padre del lado oscuro y lo inspiraría a derrotar al Emperador, trayendo finalmente el equilibrio a la Fuerza.[5]

Entre bastidores

Arte conceptual del duelo.

Este duelo con sables de luz en la Rotonda del Senado fue creado para la película de 2005 Star Wars: Episodio III La Venganza de los Sith.[1] El duelo se agregó a la historia de la película en el primer borrador, que data del 10 de abril de 2003.[6]

En el comentario en DVD del Episodio III, el empleado de Industrial Light & Magic, Rob Coleman, declaró que el uso de las cápsulas del Senado que el Emperador usa como armas era una metáfora de la caída de la libertad y la democracia provocada por la victoria de Palpatine.[7]

Las cámaras de vídeo del Senado estaban destinadas a transmitir el duelo a través de la galaxia en la HoloRed, pero la idea se abandonó más tarde.[6]

Apariciones

Apariciones no canónicas

Fuentes

Notas y referencias

  1. 1,00 1,01 1,02 1,03 1,04 1,05 1,06 1,07 1,08 1,09 1,10 1,11 1,12 1,13 1,14 1,15 1,16 1,17 1,18 1,19 1,20 1,21 1,22 1,23 1,24 1,25 Star Wars: Episodio III La Venganza de los Sith
  2. Dado que Star Wars: Los Archivos Rebeldes establece que los arrestos senatoriales ocurren a más tardar un día después de la Proclamación del Nuevo Orden y que StarWars.com Rebels Recon: Inside "The Siege of Lothal" en StarWars.com (en inglés) establece que Luke Skywalker y Leia Organa nacieron a más tardar dos días después de la proclamación, y que Star Wars: Episodio III La Venganza de los Sith demuestra que el nacimiento de Luke y Leia tuvo lugar en Polis Massa tras el duelo en Mustafar, se puede deducir que los arrestos senatoriales tuvieron lugar simultáneamente con el duelo en Mustafar, así como el duelo en el Senado Galáctico, ya que son concurrentes.
  3. Star Wars: Atlas Galáctico
  4. Star Wars: Episodio V El Imperio Contraataca
  5. Star Wars: Episodio VI El Retorno del Jedi
  6. 6,0 6,1 The Making of Star Wars Revenge of the Sith
  7. Comentario en DVD de Star Wars: Episodio III La Venganza de los Sith


Batallas de la Gran Purga Jedi
Coruscant (I) · Mandalore–Coruscant · Zeffo (I) · Albedo Valiente · Coruscant (II) · Coruscant (III) · Mustafar (I)
Coruscant (IV) · Luna del río de Al'doleem · Coruscant (V) · Mon Cala (Ciudad Dac · Ciudad Bel · Búnker de Comando Real) · Kaller · Raada
Eeth Koth · Misión secreta para reconstruir la Orden Jedi (Bracca · Bogano (I) · Zeffo (II) · Kashyyyk · Zeffo (III) · Bogano (II)
Nur)
· Última defensa de los sobrevivientes Jedi · Stygeon Prime · Vyndal · PM-1203 · Lothal (I) · Mustafar (II) · Lothal (II)
Estación médica de la República · Takobo · Bilzen · Oosalon · Malachor
Véase también: Orden 66
[editar]


 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.