FANDOM


Premium-Eras-canon
VaderFather

No. ¡Yo soy tu padre!

¡Peligro! Esta página contiene IMPORTANTES spoilers de The Mandalorian Primera Temporada. Estás avisado del peligro.

Atticon

El título de este artículo es un apodo, indicativo, o alias.

Este artículo es acerca de un sujeto que no tiene un nombre oficial, y es conocido solo por su apodo, indicativo, o alias.

«Tienes que dejar tu rifle.»
«Soy un mandaloriano. Las armas son parte de mi religión.»
―Kuiil y «el Mandaloriano»[fuente]

«El Mandaloriano», también conocido como «Mando» para abreviar, fue el alias de un cazarrecompensas mandaloriano humano durante la Era de la Nueva República. Con su armadura compuesta de beskar y su máscara distintiva, el Mandaloriano estaba bien equipado y era enigmático, un extraño cuyo pasado estaba envuelto en misterio. Era un guerrero endurecido por la batalla, un hombre de pocas palabras y un mercenario formidable en una galaxia cada vez más peligrosa.

Después de la caída del Imperio Galáctico, el Mandaloriano se hizo un nombre como miembro del Gremio de Cazarrecompensas, recolectando recompensas mientras viajaba por los Territorios del Borde Exterior de la galaxia, lejos de la autoridad de la Nueva República, en su nave estelar personal, el Razor Crest. Alrededor del 9 DBY, el Mandaloriano fue contratado por un cliente que ofreció una recompensa sustancial por la adquisición de un activo ubicado en el planeta Arvala-7.

Biografía

Vida temprana

«Esto [beskar] es extremadamente generoso. El exceso les servirá a otros expósitos.»
«Es bueno. Antes fuí un expósito.»
«Lo sé.»
―Una armera mandaloriana y «el Mandaloriano»[fuente]
The Mandalorian Child

Cuando era niño, «el Mandaloriano» sobrevivió a un ataque de droides de combate Separatistas.

El niño que finalmente se conocería como «el Mandaloriano» fue atrapado en el fuego cruzado de un ataque de droides de combate separatistas. Sus padres lo escondieron debajo de una escotilla y murieron en una explosión poco después. La escotilla fue abierta por un superdroide de combate B2, que intentó dispararle al niño.[3] El niño finalmente sobrevivió al asalto, y fue llevado por los mandalorianos, quienes lo cuidaron y criaron.[4] Eventualmente se unió a la Tribu como expósito y adquirió una armadura mandaloriana.[1] Una vez que recibió su casco, dejó de quitárselo frente a cualquier otra persona, de lo contrario nunca podría volver a ponérselo.[4]

En los años posteriores a la caída del Imperio Galáctico, El Mandaloriano trabajó como mercenario y cazarrecompensas. El Razor Crest, una nave estelar de patrullaje militar que precedió a la Era Imperial, sirvió como su transporte personal. Durante el surgimiento de la Nueva República, el Mandaloriano viajó a través de los Territorios del Borde Exterior de la galaxia, más allá de la autoridad de la República, recolectando recompensas como miembro del Gremio de Cazarrecompensas. En ese tiempo, desarrolló una reputación de ser un cazarrecompensas costoso,[1] pero formidable en una galaxia cada vez más peligrosa.[2]

Cazando un mythrol

«Debe haber una equivocación. Te puedo conseguir más créditos.»
«Puedo llevarte caliente…o puedo llevarte frío.»
―«El mythrol» y «el Mandaloriano»[fuente]
TheMandalorianChapter1

El Mandaloriano, que una vez fue un expósito, creció para convertirse en un cazarrecompensas.

Para el 9 DBY, el Mandaloriano rastreó una de sus recompensas, un mythrol, hasta un bar en un planeta helado. El mythrol estaba siendo acosado por tres arrastreros cuando el Mandaloriano entró en el bar, desviando su atención en el objetivo. El barman intentó calmar la situación, pero el Mandaloriano sorprendió al trío atacando primero, incapacitando a un arrastrero y empalando a otro con su espada. Cuando el tercer arrastrero, un quarren, intentó escapar de la barra, el Mandaloriano usó una cuerda para jalarlo hacia él. El quarren le disparó, así que el Mandaloriano disparó los controles de la puerta, permitiendo que se cerrara sobre el quarren y lo cortara por la mitad. El mythrol, que inicialmente estaba agradecido por la intervención, pronto se dio cuenta de que era el objetivo del Mandaloriano y se entregó.[1]

Entonces, el Mandaloriano tomó al mythrol de regreso hacia el Razor Crest. Al acercarse a un barquero kubaz en busca de transporte, se negó a subirse a uno conducido por un droide y aceptó un deslizador mucho menos lujoso con un piloto humano. El piloto condujo al Mandaloriano y al mythrol hacia el Razor Crest. Sin embargo, después de que los dejó, fue atacado por un ravinak que empujó el deslizador bajo el hielo. El Mandaloriano retiró el mythrol del camino de la bestia y abordaron el Razor Crest para despegar. Aunque el ravinak trató de evitar que la cañonera despegara, el Mandaloriano lo aturdió para permitir que su nave escapara. Más tarde, permitió que el mythrol usara el tubo para evacuar del Razor Crest. Cuando este descubrió varias de las recompensas del Mandaloriano congeladas en carbonita, el cazarrecompensas lo agarró y posteriormente lo congeló en carbonita.[1]

Un nuevo trabajo

«Tengo un camtono de beskar que estará esperándolo cuando entregue al activo.»
―«El Cliente», al «Mandaloriano»[fuente]
The Client standoff

Buscando una recompensa más sustancial, el Mandaloriano acordó capturar un «activo» para su cliente Imperial.

Al regresar del trabajo del mythrol, el Mandaloriano volvió con el Gremio en Nevarro para recibir su pago de manos de Greef Karga, quien se sorprendió de lo rápido que había capturado todas sus recompensas. Cuando el Mandaloriano rechazó los créditos Imperiales, Karga le ofreció flan calamari a la mitad del valor, que el Mandaloriano aceptó. Cuando discutieron el próximo trabajo del Mandaloriano, el cazarrecompensas no estaba satisfecho con el valor de las recompensas, pero Karga luego le ofreció un trabajo extraoficial, dando solo el código de cadena.[1]

El Mandaloriano entonces, se dirigió a la ubicación del cliente, llegando a una instalación custodiada en la puerta por un droide guardián TT-8L/Y7. Después de entrar, un droide de energía GNK lo condujo a una habitación con «el Cliente», quien era parte de un remanente del Antiguo Imperio, y cuatro soldados de asalto desgastados. El Cliente le dijo al Mandaloriano que Karga lo había llamado el mejor en el parsec. Mientras decía esto, su científico, el Doctor Pershing, entró en la habitación, sorprendiendo al Mandaloriano, lo que lo llevó a sacar sus armas. Los soldados de asalto apuntaron sus propios rifles bláster hacia él hasta que el Cliente terminó el enfrentamiento indicándoles que bajaran los blásters.[1]

El cliente hizo un trato con el Mandaloriano para que adquiriera el «activo» a cambio de un camtono lleno de beskar, dándole al cazarrecompensas un lingote como anticipo. Si bien al Cliente no le importaba el destino del activo, Pershing deseaba que se lo devolviera vivo. La única información que el Cliente podía compartir con el Mandaloriano era la edad del activo (cincuenta años) y la última ubicación conocida, junto con un rastreador de bolsillo.[1]

Antes de partir hacia Arvala-7, el Mandaloriano visitó a una armera en el enclave mandaloriano, pagándole para que le hiciera una hombrera con el beskar que le proporcionó. Ella le dijo que tal beskar había recuperado de la Gran Purga y que era bueno que volviera con la Tribu. Cuando la armera mencionó que el exceso patrocinaría a muchos expósitos, el Mandaloriano estuvo de acuerdo con eso, ya que, él también fue un expósito. Mientras ella preparaba la hombrera, el Mandaloriano recordó su experiencia del ataque separatista durante su infancia.[1]

Encontrando al Niño

«Espera. Dijeron cincuenta años de edad.»
«Las especies envejecen diferente. Tal vez puede vivir muchos siglos.»
―«El Mandaloriano» e IG-11[fuente]
The Mandalorian and the Asset

El Mandaloriano decidió perdonar la vida del activo después de darse cuenta de que era un niño.

Posteriormente, el Mandaloriano viajó a Arvala-7 para encontrar el activo. Allí, fue atacado por un par de blurrgs. El granjero de humedad ugnaught, Kuiil, lo rescató de estos y lo llevó de regreso a su granja de humedad. Allí hablaron sobre el trabajo del Mandaloriano. Kuiil se ofreció a guiarlo al recinto de mercenarios donde se guardaban el activo a cambio de uno de los dos blurrgs con los que había luchado el cazarrecompensas. Le dijo al Mandaloriano que necesitaría al otro blurrg para alcanzar el activo. Entonces, Kuiil le enseñó a domesticarlo y guió al cazarrecompensas a la ubicación del activo con la esperanza de que la batalla resultante llevaría a la muerte de los mercenarios cuya presencia interrumpía la paz en Arvala-7.[1]

Después de que Kuiil partió, el Mandaloriano espió el recinto mercenario desde lejos. De pronto vió al droide asesino IG-11, que también era del Gremio, acercándose al recinto. Luego de tratar de negociar con la compañía de mercenarios nikto, declarando un párrafo del Protocolo del Gremio de Avaladores, comenzó a acabar con cada uno. Entonces, el Mandaloriano llegó y trató de asociarse con IG-11. Aunque el droide le disparó al principio, pensando que era un enemigo, acordó dividir el pago del activo. Sin embargo, ambos fueron atacados por más mercenarios nikto, que pronto los inmovilizaron. El Mandaloriano intentó repetidamente evitar que IG-11 iniciara su mecanismo de autodestrucción y lo usó como una distracción para robar un cañón bláster, utilizando esto para matar al resto de los mercenarios.[1]

Luego de que el Mandaloriano e IG-11 usaron el cañón para atravesar una puerta, entraron al edificio con el activo adentro, disparando a los nikto restantes mientras entraban. Al encontrar el activo, sin que él lo supiera en el momento en que aceptó la recompensa, el dúo descubrió que, de hecho, era un bebé y un miembro de la misma especie que el antiguo Gran Maestro Jedi Yoda, que envejecía de manera diferente a otras especies. IG-11 dijo que la comisión era bastante específica y que el Niño debía ser eliminado. Sin embargo, el Mandaloriano destruyó a IG-11 cuando levantó su arma, disparando al droide antes de que pudiera cumplir su misión, protegiendo a la joven criatura.[1]

Conflicto con los jawas

«Me sería útil un acompañante con tu habilidad.»
―«El Mandaloriano», a Kuiil[fuente]
TheMandalorianChapter2

Kuiil brindó una ayuda invaluable al Mandaloriano, ganándose el respeto y la gratitud del cazarrecompensas.

Tras la escaramuza, el Mandaloriano escoltó al Niño hasta que fue atacado por un trío de trandoshanos. Después de dejar inconsciente a uno en el suelo, sorprendió al segundo antes de desintegrar al tercero con su rifle de francotirador ambano mientras corría hacia el Niño. Se dio cuenta de que llevaba un rastreador de bolsillo, por lo que intuyó que también era del Gremio. Esa noche, mientras el Mandaloriano estaba sentado junto al fuego, el Niño se bajó de su cuna e intentó usar la Fuerza para curar una de las heridas del cazarrecompensas. El Mandaloriano, sin darse cuenta de lo que estaba haciendo el Niño, lo puso de nuevo en su cuna.[5]

Cuando el Mandaloriano volvió al Razor Crest al día siguiente, descubrió desde lejos que un grupo de jawas estaba desmantelando su nave por partes. Rápidamente sacó su rifle y desintegró un número de jawas mientras el resto huía dentro de su reptador de las arenas. Pronto comenzó a perseguir al vehículo, escalando el transporte y luchando con varios jawas antes de ser aturdido por ellos, cayendo al suelo. Después de regresar a su desmontada nave, decidió buscar ayuda en Kuiil. El ugnaught sugirió un intercambió con los jawas por las partes. Luego de acercarse a ellos, los jawas solicitaron su armadura beskar, a lo que el Mandaloriano se negó hablando en jawés. Su uso del idioma fue burlado, lo que lo enfureció y lo llevó a usar su lanzallamas para asustar a los jawas, antes de ser detenido por Kuiil. También se negó cuando solicitaron al Niño como intercambio.[5]

Después de agotar todas las opciones, los jawas pidieron el huevo de un cuerno de barro. Entonces, el Mandaloriano fue transportado a su guarida junto al Niño. Entró en la cueva y luchó contra el cuerno de barro, pero fue brutalmente maltratado. Eventualmente, el Niño levantó a la criatura con la Fuerza, y el Mandaloriano aprovechó esto y lo mató cuando cayó al suelo. Reclamando el huevo del cuerno de barro, regresó con los jawas, que comenzaron a festejar su contenido interno. Tras intercambiar con éxito las partes, el Mandaloriano regresó al Razor Crest con Kuiil, luchando por comprender la explicación del Mandaloriano de los poderes de la Fuerza del Niño en el camino. Él y Kuiil repararon la nave y cuando quedó lista, le agradeció al ugnaught, ofreciéndole unirse a su tripulación. Kuiil se negó, deseando mantener una vida lejos de la servidumbre, y se quedó atrás. Con el Niño seguro, el Mandaloriano se dispuso a completar la recompensa que le dieron.[5]

El botín del ganador

«¿Qué planea hacer con él?»
«Que poco característico de alguien de su reputación. Acepto ambos, comisión y pago también. ¿No es el código del Gremio que estos sucesos sean olvidados?»
―«El Mandaloriano» y «el Cliente»[fuente]
Armorer Tribe The Mandalorian

Paz Vizla, un miembro de la Tribu, desaprobó los tratos del Mandaloriano con el antiguo Imperio Galáctico.

Al regresar a Nevarro para entregar la recompensa, se contactó con Karga, quien le dijo que llevara al niño directamente con el Cliente. Así, el Mandaloriano regresó a la instalación del remanente Imperial, con el Niño. Cuando les dijo a los soldados de asalto del remanente que tuvieran cuidado con el Niño, le dijeron que se calmara. El Cliente y Pershing estaban muy entusiasmados con la llegada del Niño, y el Mandaloriano recibió el camtono de beskar según lo prometido. Cuando preguntó cuáles eran los planes para el niño, el Cliente cuestionó su consulta y el Mandaloriano solo pudo ver cómo Pershing se lo llevaba.[3]

Mientras llevaba su recompensa al enclave, el Mandaloriano llamó la atención de los otros miembros de la Tribu. Al pedirle a la armera un conjunto completo de armadura beskar, llegaron otros mandalorianos. Uno de ellos, llamado Paz Vizla, inspeccionó uno de los lingotes de beskar, calificándolo de dinero sangriento y acusando al Mandaloriano de ser un cobarde por tomar un trabajo para los Imperiales. Luego trató de quitarle el casco al cazarrecompensas, haciendo que este se defendiera. Los dos lucharon y sacaron cuchillas el uno al otro. Sin embargo, la armero negó la posibilidad de que el Mandaloriano fuera un cobarde y preguntó si él o alguien más lo habían visto sin el casco. Cuando el cazarrecompensas negó esto, ella dijo «Este es el Camino», haciendo eco en los otros mandalorianos. Entonces, el Mandaloriano le pidió que reservara algo de beskar para los expósitos, y ella usó el resto para crear una armadura completa para él. Cuando ella realizaba el procedimiento, el Mandaloriano recordó una vez más el ataque separatista. Cuando la armero preguntó si el Mandaloriano quería a un cuerno de barro como su sello, él se negó, alegando que obtuvo ayuda del «enemigo». En cambio, lo equipó con algunas aves silbantes.[3]

Con su nueva armadura forjada, el Mandaloriano fue a Karga para recibir su próximo trabajo. El resto del Gremio lo miró con celos mientras se acercaba a Karga, quien estaba muy feliz de haber recibido un beskar propio del Cliente gracias al trabajo del Mandaloriano. Cuando le preguntó al Mandaloriano cómo podía mostrar su gratitud, el cazarrecompensas solicitó otro trabajo. Karga entonces le dio algunos discos de recompensa, el más valioso mostrando al hijo de un noble mon calamari. Cuando el Mandaloriano le preguntó sobre el destino del Niño, Karga le recordó que estaba en contra del Código de Cazarrecompensas preguntar eso y le dijo que se divirtiera.[3]

Un cambio de opinión

«Bienvenido, Mando. Ahora quiero que bajes a la presa.»
«El bebé viene conmigo.»
«Si en verdad te importa el bebé entonces lo pondrás en el deslizador.»
―Greef Karga y «el Mandaloriano»[fuente]
Bounty Hunters Surround The Mandalorian

El Mandalorian se enfrentó al Gremio de Cazarrecompensas mientras intentaba salvar al Niño.

Más tarde, el Mandaloriano regresó al Razor Crest para comenzar a cazar a sus próximos objetivos. Sin embargo, cuando intentó despegar, recordó al Niño y decidió rescatarlo volviendo hacia el remanente Imperial. Al regresar a las instalaciones, arrancó al droide guardián y mató a los dos soldados de asalto que salieron para averiguar qué había sucedido. Al entrar al edificio, procedió a matar a otro par de soldados de asalto que estaban inspeccionando un pasillo, y un tercero que salió para ayudar al desafortunada dúo. Después de usar un cuchillo para matar a un soldado adicional, el Mandaloriano entró en la habitación con el Niño, mató al guardia y destruyó la Unidad de Interrogación IT-O que se cernía sobre el Niño sedado. Pershing trató de proteger al Niño alegando que estaría muerto si no fuera por él, y suplicó dejarlo vivir. Entonces, el Mandaloriano lo dejó vivo y se llevó al Niño.[3]

Al salir de las instalaciones, el Mandaloriano mató a más soldados de asalto que intentaron detenerlo, quemando a uno con su lanzallamas. Cuando cuatro más lo rodearon, usó sus aves silbantes para matarlos. Al salir de las instalaciones, el Mandaloriano puso rumbo de vuelta al Razor Crest. Sin embargo, los cazarrecompensas se habían dado cuenta de que sus rastreadores fijaban al Niño nuevamente y rodearon al Mandaloriano en una calle principal. Karga le dijo que dejara al Niño en un deslizador y se ofreció a negociar, pero el cazarrecompensas insistió en que «el Niño» se iría con él. Entonces, el Mandaloriano disparó a uno de los cazarrecompensas y saltó al deslizador con el Niño, amenazando al droide en el deslizador para alejarlos de los cazarrecompensas, derribando a algunos de ellos en el proceso.[3]

No obstante, Karga disparó contra el droide, haciendo que el deslizador se detuviera. Usando su rifle ambano, el Mandaloriano comenzó a desintegrar a varios cazarrecompensas. Sin embargo, sus números lo abrumaron, y fue atrapado dentro del deslizador, tratando de proteger al Niño con su cuerpo del fuego que se aproxima. Para sorpresa de los cazarrecompensas, fueron repentinamente atacados por los mandalorianos de la Tribu, quienes los obligaron a retirarse del deslizador cuando más de ellos fueron asesinados. Paz Vizla le dijo al Mandaloriano que saliera de allí. El cazarrecompensas le dijo a Vizla que la Tribu ahora necesitaría reubicarse, a lo que él respondió «Este es el Camino», frase que el Mandaloriano repitió. Retirándose al Razor Crest con el Niño, fue confrontado por Karga. Sin embargo, el Mandaloriano utilizó gas carbonita para cegar a su adversario y le disparó desde la rampa de embarque. Volando lejos de la pelea, el Mandaloriano vio a Vizla seguir al lado del Razor Crest y saludarlo antes de regresar con los demás.[3]

Buscando santuario

«Sorgan. Parece que no tiene puerto estelar, ni centros industriales, ni densidad de población. Es un verdadero agujero skug.»
―El Mandaloriano[fuente]

Después de su fuga con el Niño, el Mandaloriano había considerado que el planeta Sorgan era un lugar adecuado para esconderse mientras la búsqueda de él y el Niño se terminaba. Luego de llegar al planeta, intentó dejar al Niño en el Razor Crest mientras buscaba alojamiento. Aparentemente incapaz de entender al Mandaloriano, el Niño lo había seguido independientemente. El dúo pronto llegó a un pequeño asentamiento donde el Mandaloriano tenía la intención de buscar información sobre dónde los dos podrían pasar desapercibidos. Habiendo notado a la ex soldado de choque rebelde Cara Dune, el Mandaloriano comenzó a preguntar a la propietaria de la casa común sobre el pasado y las intenciones de Dune.[4]

Sorgan Bar The Mandalorian

El Mandaloriano habla con Cara Dune en la casa común junto al Niño.

Luego de que la propietaria respondiera con poca información, el Mandaloriano pronto comenzó a seguir a Dune después de que ella desapareciera. Dune pronto le tendió una emboscada, creyendo que la había estado buscando, y la lucha resultante condujo a un empate, que fue interrumpido poco después por el curioso Niño. Después de esto, los dos se sentaron para hablar sobre sus respectivas intenciones; Durante este tiempo, Dune reveló que estaba tratando de encontrar refugio de una recompensa puesta sobre ella. Poco después, Dune se fue, pidiéndole al Mandaloriano que se retirara ya que había llegado a Sorgan primero. El Mandaloriano le comentó al Niño que el planeta ya había «tomado» como resultado.[4]

Mientras el Mandaloriano se preparaba para abandonar Sorgan, los aldeanos Caben y Stoke lo encontraron. Le rogaron que ayudara a defender su aldea de un grupo de incursores klatooinianos, ofreciendo fondos que la totalidad de su aldea había acumulado. El mandaloriano se negó inicialmente, aunque luego aceptó al enterarse de que la aldea era remota y tenía alojamiento disponible. Incluso aceptó los créditos y se los dio a Dune a cambio de su ayuda para proteger a la aldea.[4]

Al llegar a la aldea, el Mandaloriano fue llevado a su alojamiento por la aldeana Omera. Más tarde, ese mismo día, Omera proporcionó comida al Mandaloriano, quien a regañadientes permitió que la hija de Omera, Winta, alimentara y jugara con el Niño. Omera procedió a preguntarle al Mandaloriano cuándo alguien había visto su cara por última vez; comentó que no había sido mucho mayor que los niños de la aldea, revelando que nadie lo había visto sin el casco desde que era un infante. Después de que Omera partió, el Mandaloriano observó a los niños de la aldea jugar con el Niño mientras comía.[4]

Defendiendo la aldea

«¡Muerde el anzuelo, pedazo de chatarra!»
―El Mandaloriano, al Incursor AT-ST[fuente]

Mientras exploraban para encontrar a la tribu klatooiniana, el Mandaloriano y Dune encontraron pistas que revelaban que la tribu tenía posesión de un AT-ST. Los dos poco después regresaron a la aldea, instando a que los aldeanos se fueran y encontraran un lugar más seguro para vivir, creyendo que el Incursor AT-ST era demasiado peligroso para luchar contra él. Después de que los aldeanos se reunieron con protestas, así como con el rechazo, el Mandaloriano y Dune finalmente acordaron entrenar a los aldeanos para luchar contra la tribu. Cuando Dune y el Mandaloriano ayudaron a entrenar a los aldeanos, también les dieron instrucciones de crear trampas y barricadas para obstaculizar y destruir al AT-ST.[4]

Más tarde, al caer la noche, el Mandaloriano y Dune partieron hacia el campamento klatooiniano en un intento por atraer al AT-ST a la aldea. Los dos escaparon después de detonar una tienda de campaña dentro del campamento, ocasionando que el AT-ST los persiguiera. Poco después, llegaron a la aldea y ordenaron a los aldeanos que prepararan sus defensas. Cuando los invasores klatooinianos asaltaron la aldea, el Mandaloriano ayudó a mantener las defensas. Más tarde permitió que Dune usara su rifle para atraer al AT-ST a la trampa prevista. Después del colapso del caminante, destruyó sus restos con un detonador termal. Finalmente, los incursores klatooinianos restantes se retiraron.[4]

Cara Dune Village The Mandalorian

Cara Dune le sugiere al Mandaloriano que se quede en la aldea.

Después de haber estado en la aldea durante algunas semanas, el Mandaloriano se preparó para partir. Le expresó a Dune su intención de dejar al Niño en la aldea, creyendo que la vida con un cazarrecompensas sería demasiado peligrosa para el infante. Dune expresó graciosamente que el Mandaloriano podría optar por permanecer en la aldea y establecerse con Omera para criar al Niño.[4]

Cuando el Mandaloriano estaba a punto de irse del planeta, un cazarrecompensas llegó a las afueras de la aldea y comenzó a apuntar al Mandaloriano. Durante una conversación con Omera, quien trató de quitarle el casco al Mandaloriano pero fue detenida, el cazador no identificado cambió su mira hacia el Niño. Sin embargo, el cazador fue asesinado por Dune antes de apretar el gatillo, alertando al Mandaloriano de su presencia también. El Mandaloriano concluyó que el cazarrecompensas había estado rastreando al Niño, no al mismo Mandaloriano, y que vendrían más cazadores por él. Más tarde partió de Sorgan junto al Niño, también separándose de Dune.[4]

Cazado por Riot Mar

«Entrega al niño, Mando.»
―Riot Mar, al Mandaloriano[fuente]

Tras abandonar la aldea con el Niño, el Mandaloriano fue atacado por Riot Mar, quien exigió que el Mandaloriano entregue al niño. Después de que Mar le dijo al Mandaloriano que podía «llevarlo caliente» o que podría «llevarlo frío», el Mandaloriano voló detrás del caza y lo destruyó, molesto porque el cazarrecompensas había usado su frase.[6]

Aterrizando en Tatooine

«Si dañas alguno de mis droides, me las pagarás.»
«Mantenlos lejos de mi nave.»
Peli Motto y el Mandaloriano[fuente]

Necesitando reparar su nave, el Mandaloriano buscó reparaciones en Tatooine, donde recibió una transmisión de la torre de Mos Eisley diciéndole que se dirigiera a la bahía tres cinco. Después de aterrizar, el Mandaloriano dejó que el Niño durmiera en un compartimento de su nave. Un trío de droides de reparación intentó reparar la nave, a lo que el Mandaloriano disparó a uno. Esta acción fue recibida con frustración por Peli Motto, la mecánica que manejaba la bahía y era dueña de los droides. El Mandaloriano pagó un lema reacio quinientos créditos para reparar el Razor Crest, sin la ayuda de un droide, mientras salía a buscar trabajo.[6]

El Mandaloriano entonces fue a una cantina local, donde solicitó el trabajo de un droide barman que mantenía la cantina. El droide mencionó que el Gremio ya no operaba en Tatooine, e incluso después de que el Mandaloriano aclaró que ya no estaba con el Gremio, el droide aún respondió que no había trabajo disponible. El Mandaloriano fue recibido por el cazarrecompensas novato Toro Calican, quien dijo que tenía un trabajo con el que el Mandaloriano podía ayudarlo. Este inicialmente se negó, debido a la generosa reputación del objetivo: Fennec Shand, una peligrosa asesina. Sin embargo, el Mandaloriano aceptó el trabajo cuando le ofrecieron todos los créditos y a súplicas de Calican.[6]

Durante un breve regreso a la bahía tres cinco, el Mandaloriano fue regañado por Motto por dejar al Niño en el Razor Crest solo. Luego, se fue en busca de Shand junto Calican en unas motos deslizadoras.[6]

La caza de Fennec Shand

Calican Bike The Mandalorian

Toro Calican y el Mandaloriano persiguieron a Fennec Shand.

Cuando el Mandaloriano cruzó el Mar de Dunas con Calican, el viaje se detuvo por un encuentro con un grupo de Incursores Tusken. El Mandaloriano negoció con los individuos utilizando lengua de señas y les dio los binoculares de Calican como pago por el paso por sus tierras.[6]

Mientras continuaban la caza, Calican y el Mandaloriano se encontraron con un dewback perdido que llevaba a su jinete muerto. Mientras el Mandaloriano lo inspeccionaba más de cerca, descubrió a través del rastreador del cadáver que Shand estaba cerca. Mientras se retiraba para cubrirse, Shand le disparó en el pecho con su rifle, aunque sobrevivió debido a su armadura de beskar. Al regresar a la posición de Calican, sugirió que esperaran hasta el anochecer para capturar a Shand.[6]

Al caer la noche, los dos cazadores comenzaron a viajar hacia la posición de Shand, lanzando cargas de destellos para cegar sus alcances. Cuando Calican disparó accidentalmente una carga, Shand apuntó a la nariz de la moto deslizadora del Mandaloriano, lo que lo lanzó hacia el suelo. Al intentar, apuntar una vez más directamente al Mandaloriano, fue capturada por Calican, quien pronto comenzó a pelear con ella. El Mandaloriana interrumpió la pelea, exigiendo a Shand que se pusiera un par de esposas. Mientras, tanto él como Calican escoltaron a Shand hacia el deslizador restante, el Mandaloriano se fue a buscar el dewback perdido mientras Calican vigilaba a Shand.[6]

Traición de Calican

Durante la ausencia del Mandaloriano, Calican supo de Shand que el Mandaloriano había sido responsable de traicionar al Gremio de Cazarrecompensas en Nevarro. Calican, por motivación para ganar notoriedad en el Gremio, asesinó a Shand y se fue para secuestrar a Motto y al Niño. Tras el regreso del Mandaloriano a la posición anterior de Calican, descubrió el cadáver de Shand, con Calican y la moto deslizadora ausentes. El Mandaloriano regresó a la bahía tres cinco para enfrentar a Calican.[6]

Calican Death The Mandalorian

El Mandaloriano mató a Calican después de su traición.

A su regreso a la bahía tres cinco, Calican exigió que el Mandaloriano se rindiera. Mientras el Mandaloriano fingía concesión, sosteniendo una carga de destellos en su mano, Calican ordenó a Motto que colocara un par de esposas sobre el Mandaloriano. El Mandaloriano ,entonces, activó la carga y, en el frenesí, disparó y mató a Calican. Luego le pagó a Motto más créditos adquiridos del cuerpo del cazarrecompensas novato para cubrir las reparaciones, y dejó a Tatooine con el Niño a cuestas.[6]

Personalidad y rasgos

«Greef Karga dijo que vendría.»
«¿Qué más le dijo?»
«Dijo que era el mejor en el parsec. […] Y el dijo que era muy costoso también. Demasiado costoso.»
―«El Cliente» y «el Mandaloriano»[fuente]
The Mandalorian First Look

Misterioso, desgastado por la batalla y hermético, el Mandaloriano era un pistolero solitario y un formidable cazarrecompensas.

El Mandaloriano era un personaje solitario pero cuestionable, pero también un poco sarcástico.[1] Su pasado e identidad estaban envueltos en misterio, y permaneció desgastado por la batalla y con hermético como un formidable cazarrecompensas.[2] A pesar de sus tendencias insensibles y despiadadas, permaneciendo tranquilo y en su mayoría callado mientras trabajaba, podía ser algo hablador con las personas con las que al menos se sentía cómodo, incluso demostrando que podía ser cariñoso: aunque su cliente permitió que el Niño fuera asesinado, el Mandaloriano se negó a matar al bebé y en su lugar destruyó IG-11, el droide asesino que había sido contratado solo con el propósito de matar al Niño en lugar de capturarlo.[1] Más tarde, mostró su cuidado por el Niño, al buscar un lugar donde el pequeño alienígena pudiera crecer felizmente.[4] Además, él era cercano a su tribu, y tenía un interés especial en los expósitos de la tribu, ya que él había sido uno, y se aseguró de que recibieran cualquiera de sus excesos de beskar.[1] Tenía una notable aversión y desconfianza hacia los droides, llegando incluso a aclarar su política de 'no droides' a las diversas personas con las que se encontró.[6]

El Mandaloriano era un hombre humano con cabello oscuro, ojos cafés y piel morena.[1]

Equipamiento

«¿Es acero beskar verdadero?»
―Un arrastrero, en huttés, al «Mandaloriano»[fuente]

El Mandaloriano era un guerrero que llevaba un conjunto de armadura de retazos utilizando piezas de varias fuentes. Estos incluían algo de armadura mandaloriana tradicional, probablemente una mezcla de beskar[2] y la variante de duracero más ligera utilizada por Jango Fett, así como varias otras piezas, especialmente varias de soldados costeros Imperiales, incluido una hombrera y sus guanteletes. El cazarrecompensas pudo comenzar a reemplazar algunas de las piezas de armadura no tradicionales con su pago de beskar otorgado por el Cliente, como la hombrera de soldado costero que había utilizado.[3]

Después del segundo pago de beskar por parte del Cliente para la recuperación del Niño, el Mandaloriano se quedó con sus guanteletes de soldado costero y sus rodilleras de duracero como sus únicas piezas de armadura no beskar. El Mandaloriano también usó bandoleras y una capa. Él manejaba una pistola bláster, un rifle de francotirador ambano modificado durante mucho tiempo y un vibrocuchillo en su bota derecha, además de tener una variedad de armas en su nave, el Razor Crest. Junto con su armadura, el Mandaloriano también usaba brazaletes mandalorianos que contenían un lanzador de látigo en el brazalete derecho, aves silbantes en el izquierdo, así como un lanzallamas doble en su brazalete izquierdo y derecho. Su casco era capaz de rastrear señales de calor, audio de largo alcance[3] y podía detectar huellas recientes dejadas en el suelo usando su brazalete izquierdo.[4]

Entre bastidores

«Un misterioso pistolero solitario... con un carácter moral cuestionable... Y es muy rudo.»
―Pedro Pascal, sobre «el Mandaloriano»[fuente]
The Mandalorian DF sketch

Los borradores de Dave Filoni sobre el Mandaloriano.

El Mandaloriano es el protagonista de la serie de televisión de Star Wars The Mandalorian, creada por Jon Favreau. La primera imagen del guerrero mandaloriano se reveló el 4 de octubre de 2018.[7]

El 13 de noviembre de 2018, se informó que Pedro Pascal estaba en negociaciones para desempeñar el papel principal en la serie.[8] El 12 de diciembre de 2018, se anunció oficialmente que Pascal interpretaría al personaje titular de la serie, «El Mandaloriano».[9] Para prepararse para el papel, Pascal vio las películas clásicas de westerns de Clint Eastwood y las de samurai de Akira Kurosawa. En una entrevista con USA Today, dijo: «Cada vez que tenía una pregunta o una duda física sobre un momento, siempre pensaba: ¿Qué haría Clint? ¿Cómo haría caso omiso de esto? ¿Cómo se alejaría de esto?».[10]

El nombre de «El Mandaloriano» fue revelado por Pedro Pascal en una entrevista realizada por ScreenSlam publicada el mismo día que el Capítulo 1 de la primera temporada, con el sitio web escribiendo el nombre como «Dyn Jarren», aunque ninguna fuente oficial ha confirmado esta ortografía.[11]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.