FANDOM


Queicon

El título de este artículo sólo es una conjetura.

Aunque este artículo esté basado en información canon, el nombre real de este tema o persona no ha sido presentado por lo que se brinda una aproximación.

R2 repair

Afortunadamente los droides pueden mejorarlo.

Jedabak está trabajando en este artículo. Por cortesía no lo edites mientras se muestre este mensaje. Para colaborar en el artículo consulta con el autor del mensaje o bien revisa el historial y la página de discusión.

  [Fuente]
Carth: «¡Nave interdictora Sith! ¡Deben habernos estado esperando en la ruta hiperespacial! ¡Estamos atrapados en su rayo tractor!»
Bastila: «¿Reconoces la nave?»
Carth: «Es el Leviatán. La nave de Saul Karath. Mi antiguo mentor.»
Bastila Shan y Carth Onasi mientras el Halcón de Ébano es detenido [fuente]

La escaramuza que tomó lugar a bordo del crucero clase Interdictor Leviatán fue uno de los eventos clave de la Guerra Civil Jedi. Ocurriendo poco antes del fin del conflicto, la tripulación del Halcón de Ébano fue capturada por la nave insignia del Imperio Sith. En un temerario intento de escapar, el grupo hizo que uno de ellos fuera separado del resto, para que pudiera liberarse de los soldados Sith que lo retenían y rescatar al resto de la tripulación. Una vez libres de sus celdas, el grupo se separó: Revan, Bastila Shan y Carth Onasi fueron al puente de la nave para activar y abrir la cubierta del hangar, mientras los otros bajaban al hangar para asegurar al Halcón de Ébano antes de la llegada de Darth Malak.

Peleando desde la cubierta de mando hasta el puente, Revan, Bastila y Carth encontraron al antiguo almirante de la República Galáctica Saul Karath, quien estaba acompañado de varios Jedis Oscuros y soldados Sith. Declinando la oferta de rendirse por parte del comandante de la flota Sith, el trío peleó con Karath y sus guardaespaldas, venciéndolos a ellos y al almirante. Muriendo, Karath le reveló a su otrora protegido Carth la verdadera identidad de su compañero; sin embargo Darth Malak se aproximaba y no hubo tiempo para explicaciones, y los tres fueron rápidamente hacia el Halcón de Ébano, que ya había sido asegurado y estaba listo para partir. No obstante, no fueron lo suficientemente rápidos y fueron interceptados por el Señor Sith, quien confirmó la identidad de Revan como el anterior Señor Oscuro de los Sith antes de enfrentarse a su viejo Maestro en un duelo con sables de luz. Sin embargo, para asegurar que sus compañeros escaparan exitosamente, Bastila intervino y distrajo a Malak lo suficiente para que el resto de la tripulación abordara su nave y huyera de la nave de guerra Sith.

Preludio

Los Mapas Estelares

Starmap2

El Mapa Estelar en Dantooine.

«Tatooine... Kashyyyk... Manaan... Korriban... Revan visitó cada uno de estos mundos buscando pistas que revelaran la ubicación oculta de la Forja Estelar. »
Bastila Shan[fuente]

Habiendo sido vuelto a entrenar en el uso de la Fuerza en el 3.956 ABY mientras se refugiaba del Imperio Sith en el Enclave Jedi en Dantooine, al amnésico Revan, junto con sus compañeros que habían escapado de la destrucción de Taris, el Consejo Jedi les encomendó localizar varios Mapas Estelares que se encontraban alrededor de la galaxia. Ubicados en los planetas Kashyyyk, Tatooine, Manaan y Korriban, al igual que el mismo Dantooine, cada uno de estos mapas tenía pistas para encontrar la fuente de la flota aparentemente infinita que impulsaba el esfuerzo bélico de los Sith: la Forja Estelar. Aunque los mapas estaban incompletos se tenía la esperanza que al encontrarlos a todos y al juntar la información de cada uno la Orden Jedi pudiera descubrir la localización de la antigua estación espacial y fábrica de armas. Después de descubrir cuatro de los cinco mapas el Halcón de Ébano fue interceptado por los Sith y sacado del hiperespacio por el crucero clase Interdictor Leviatán, la nave insignia del almirante Sith Saul Karath. Atrapados en los poderosos rayos tractores de la nave de guerra, la tripulación se enfrentaba a una captura segura.[1]

Captura

Bastila: «Hablar de escapar es algo prematuro, ¿no crees? ¡Ni siquiera tenemos un plan para escapar de este desastre!»
Carth: «Admito que no será fácil. Saul no es tonto y tampoco nos va a subestimar. Puedes contar con muchos guardias vigilando cada movimiento que hagamos.»
Bastila: «Tal vez el almirante Karath no sabe cuantos estamos a bordo. Todos tenemos talentos especiales, talentos que podemos explotar para que uno de nosotros haga un rescate. Sólo tenemos que decidir quien tiene la mejor oportunidad de evitar la captura para que venga y nos rescate después. Será muy difícil, pero es nuestra única esperanza. »
Bastila Shan y Carth Onasi hacen un plan de escape [fuente]

Mientras su nave estaba siendo arrastrada por el espacio hacia el hangar del interdictor, Carth Onasi le comentó al grupo la naturaleza de su enemigo, pues había conocido a Karath cuando sirvieron juntos en la flota de la República Galáctica durante las Guerras Mandalorianas, y lo consideraba su mentor. Sabiendo que Karath era un enemigo formidable, Revan, Carth y Bastila Shan decidieron elegir al miembro de la tripulación que tenía una mejor oportunidad de escapar antes de rescatar a los demás. Después de seleccionar a un compañero para esta misión, el resto de la tripulación se preparó para el inminente abordaje, sin resistirse ante la cantidad abrumadora de soldados Sith.[2][1]

El escape inicial

Este artículo o sección asume que el jugador elige sólo opciones del "lado luminoso" en Star Wars: Knights of the Old Republic. Las historias alternas se mencionan en la sección "Entre bastidores". Nota: Los eventos en esta sección pueden o no ser confirmados como canon.

Separación e interrogación

«Eres desafiante. Estoy seguro de que Malak encontrará divertida tu lealtad a los Jedi. El Señor Oscuro probablemente me recompensaría si te mato de una vez por todas. Pero puede que él quiera interrogarte dados los problemas que le has causado… y la historia entre ustedes.»
―El almirante Saul Karath se burla de Revan antes de su interrogación[fuente]
CrewEbHwkTortured

El almirante Karath tortura a Carth Onasi, Bastila Shan y Revan.

Una vez que el Halcón fue asegurado en el hangar del Leviatán, varios soldados abordaron al pequeño carguero y detuvieron a la mayor parte de la tripulación, vigilando por si había traición, como Karath les ordenó a través de su comandante.[2] Mientras al resto del grupo se les quitó la ropa y el equipo y se les puso en una celda de alta seguridad, Revan, Carth y Bastila fueron seleccionados para ser interrogados por el almirante. Similarmente despojados, el trío no tuvo que esperar mucho tiempo a Karath, quien dijo que apenas reconocía a Carth, su antiguo subordinado, quien buscaba vengarse de los Sith por destruir su mundo natal.[1]

Karath entonces comenzó con la interrogación, al principio buscando encontrar en qué planeta había sido entrenado Revan, luego la naturaleza de la misión a la que fue enviado por el Consejo Jedi. Sabiendo que era improbable que torturar a Revan produjera información, el oficial Sith dispuso que fuera Bastila la castigada si Revan no respondía.[3] Sin embargo, Revan no cooperó, y después de que el almirante Karath le dijo al trío del saqueo de Dantooine continuó presionando por respuestas, mas el Jedi se rehusó a contestar hasta que Bastila cayó inconsciente por el intenso dolor que le daba el campo de tortura de su jaula. Cansándose de lidiar con sus prisioneros sin lograr nada, Karath les ordenó ser torturados hasta la inconsciencia antes de irse, siendo Revan quien sufrió más dolor.[1]

Evasión

Soldado Sith: «Carth, Bastila y el resto de la tripulación han sido tomados prisioneros como se ordenó, comandante.»
Comandante Sith: «Excelente. ¿Inspeccionó completamente la nave? El almirante Karath me dijo que estuviera alerta por cualquier tipo de trampa.»
Soldados Sith hablando sobre la tripulación del Halcón de Ébano [fuente]
SithTroopDiscuss

Soldados Sith discuten la captura del Halcón de Ébano y su tripulación.

Mientras tanto, el miembro del grupo que había sido aislado pudo escapar.[2] Desplazándose por el nivel de detención de escasa seguridad del Leviatán, él o ella encontró a un prisionero rodiano que fue capturado junto con el resto de su tripulación en una emboscada anterior. A cambio de ayudarlo a escapar, él le dio al tripulante del Halcón de Ébano un rompedor ICE, un aparato especializado de hackeo que le permitía al usuario sortear las defensas de los sistemas de computadoras del nivel de detención, permitiéndole disminuir el número de personal Sith en el nivel, al igual que abrir las puertas aseguradas del área de detención para liberar al resto del grupo. Una vez libres, la tripulación recuperó su equipo y planeó su siguiente movimiento.[1]

Mientras Revan, Carth y Bastila se dirigían hacia el puente para abrir las puertas del hangar en el que estaba detenido el Halcón de Ébano, el resto el grupo, dirigido por el guerrero Mandaloriano Canderous Ordo, bajaron al nivel del hangar para hacerse con el control del carguero y prepararlo para el despegue. Con su equipo reunido y sus planes hechos, el grupo de nuevo se separó para llevar a cabo sus distintas misiones.[1]

Asalto al puente del Leviatán

SaulAndGuards

Saul Karath y sus guardaespaldas Jedis Oscuros.

Karath: «No seas un tonto. Les estoy ofreciendo a ti y a tus compañeros una oportunidad de rendirse. Malak mismo está en camino; él llegará en cualquier momento.»
Bastila: «Él dice la verdad, Carth. Puedo sentir la presencia del Señor Oscuro acercándose.»
Karath: «Malak los destruirá. Pero si arrojan sus armas ahora le pediré a mi Maestro que sea misericordioso.»
Carth: «¡Ya he visto suficiente misericordia Sith!»
Carth Onasi, Bastila Shan y Revan confrontan al almirante Saul Karath[src]

Después de ser liberados exitosamente del nivel de detención del crucero Interdictor, Bastila, Carth y Revan pasaron por la cubierta de mando hacia el puente, enfrentándose a un gran número de tropas Sith y Jedis Oscuros en el camino. Eventualmente llegaron al corredor de acceso al puente, sólo para encontrarlo sellado debido a la alerta de intrusos iniciada por su escape. Obligados a buscar otra manera de entrar al puente, el trío encontró trajes espaciales y accedieron a un sello de aire que llevaba a una ruta alterna por el exterior de la nave. Una vez de vuelta adentro, renovaron su asalto.[1]

Sin embargo, el puente no estaba vacío. Una falange de soldados Sith y Jedis Oscuros guardaban al almirante Karath, quien les ofreció a los dos Jedi y a Carth una última oportunidad de rendirse. Cuando se rehusaron, el almirante le ordenó a sus guardias eliminarlos; en la intensa lucha posterior todos los Sith presentes murieron, y Karath yacía agonizante en el suelo. Tosiendo y balbuciendo, Karath llamó a Carth y antes de morir le dijo que aquel con el que viajaba era de hecho el anterior Señor Oscuro de los Sith que había iniciado la guerra contra la República, Revan. Iracundo, Carth acusó a Bastila de saberlo todo este tiempo; a pesar de su ira, la Jedi lo pudo convencer de esperar hasta después de escapar antes de revelar los detalles—a ambos. Apurándose, rápidamente abrieron las puertas del hangar para reunirse con los otros en el Halcón.[1]

Revelación y huida

Revanmemory

Revan recuerda quién es.

«¡No puedes esconderte de lo que alguna vez fuiste, Revan! Reconoce que una vez fuiste el Señor Oscuro—¡y que ahora yo he tomado tu lugar!»
―Darth Malak[fuente]

Mientras Bastila, Carth y Revan trataban de finalizar su escape, fueron contactados por Canderous por un comlink y les informó que el Halcón, que había sido puesto bajo una fuerte guardia, había sido asegurado y estaba listo para despegar. El grupo siguió moviéndose por la cubierta del hangar, encontrando más fuerzas Sith y Jedis Oscuros. Sin embargo, justo cuando parecía que ya estaban a punto de llegar a su nave y a la libertad, Darth Malak hizo su entrada.[1]

Duelo con Malak

«¿La perdonas, Revan? Eres débil; estuve bien al traicionarte. ¡No eres apto para gobernar a los Sith! Una pequeña parte de mí siempre ha lamentado haberte traicionado desde lejos. Siempre supe que había algunos que pensarían que actué por miedo, que no quería enfrentarte. Pero ahora el destino me ha dado una segunda oportunidad de probarme. Una vez que te derrote en combate no habrá nadie que cuestione mi derecho al trono Sith, ¡mi triunfo será completo!»
Darth Malak desafía a Revan[fuente]
BastiaIntervenesMalak

Bastila interviene con el duelo con Darth Malak.

Cuando Malak apareció Carth le disparó, mas el Señor Sith fácilmente rechazó sus tiros de bláster e irrespetuosamente lanzó al suelo al piloto de la República. Con los tres compañeros enfrentándolo, Malak se burló de Revan, quien aún no sabía quien había sido en el pasado, y por fin reveló la verdad. En la conversación que siguió, Bastila confirmó lo que estaba diciendo el Señor Oscuro; ambos trataron de explicarle a Revan, cada uno añadiendo su punto de vista, lo que había pasado durante la trampa de los Jedi y la República para los dos Señores Sith, y la elección que el Consejo Jedi había hecho para él después de la traición de Malak. Creyendo que ella actuó en base a un deseo desinteresado para redimirlo por sus crímenes pasados, Revan perdonó a Bastila y se preparó a enfrentar a su antiguo aprendiz en combate con sables de luz.[1]

La batalla siguiente fue intensa, con ambos combatientes empleando bastante la Fuerza mientras peleaban entre los túneles que separaban la bahía del hangar del resto de la nave de guerra. Aunque Malak tenía una pequeña ventaja en poder físico, Revan pudo mantenerse al nivel del Señor Sith, obligándolo a ir más profundamente hacia los túneles. Sin embargo, cuando Carth y Bastila (que habían sido inmovilizados por el Señor Oscuro antes de la pelea) alcanzaron a los dos duelistas, Malak paralizó a Revan con la misma técnica que usó con ellos. Exclamando que su duelo aún no había terminado, Bastila tomó su sable de luz y lo lanzó al Señor Oscuro, sorprendiéndolo, y entrando a la pelea a pesar de la superioridad de su oponente. Las puertas se cerraron tras ellos, dándole a Carth y Revan tiempo para correr al Halcón de Ébano.[1]

El vuelo del Halcón

Carth: «¡La puerta está cerrada, no podemos pasar! ¡Vamos, tenemos que ir al Halcón de Ébano!»
Revan: «¡Pero Bastila, tenemos que ayudarla!»
Carth: «Bastila no tiene ninguna oportunidad contra Malak, pero no podemos ayudarla. No aquí. Tenemos que ir a la nave y encontrar la Forja Estelar. ¡Esa es la clave para derrotar al Señor Oscuro! Bastila se sacrificó para que pudiéramos escapar. ¡No podemos dejar que su sacrificio haya sido en vano! ¡Vámonos!»
Carth le pide a Revan que huyan del Leviatán [fuente]
DashToHawk

El Halcón de Ébano en el hangar del Leviatán.

Con el resto de las fuerzas Sith a bordo de la nave insignia muertos u ocupados, la tripulación del Halcón de Ébano pudo escapar del hangar a pesar de una feroz descarga de fuego turboláser de las baterías principales del Leviatán. Antes de que pudieran salir de la sombra masiva proyectada por el campo de interdicción de la nave de guerra y saltar al hiperespacio, seis cazas Sith los atacaron. Manejando la torreta láser cuádruple como lo hacía siempre en esas situaciones, Revan pudo despachar a los cazas estelares enemigos. Con su retaguardia libre y nada más que el espacio abierto frente a ellos, el Halcón de Ébano pudo escapar.[1]

Consecuencias

Revan: «No podemos ayudar a Bastila, a menos que encontremos primero la Forja Estelar.»
Carth: «No tan rápido. Tenemos algo más importante entre manos. Ellos merecen saber la verdad sobre ti. ¿Quieres decirles lo que dijo Malak, o lo hago yo?»
Revan: «Yo les diré. Yo... yo soy Darth Revan.»
Carth y Revan le revelan el secreto al grupo [fuente]


En la relativa seguridad del hiperespacio, la tripulación del Halcón de Ébano se reunio para discutir lo que había sucedido a bordo del Leviatán. En este punto, Revan admitio ante el resto de sus compañeros su verdadera naturaleza, buscando las reacciones de cada uno de ellos, a su vez, y la esperanza de disipar cualquier duda que pudieran haber tenido. Carth, en particular, fue, al principio, muy desconfiado, después de haber sido traicionado por otros antes, incluido el recién fallecido almirante Karath. Mission Vao fue la primera que pensó que era una broma, sin embargo tanto ella como Zaalbar, que habían jurado una deuda de vida a Revan después de haber sido rescatados por él de los esclavistas en Taris, estuvieron de acuerdo en confiar en él, declarando que le debían su vida.

El anciano ex-Jedi Jolee Bindo afirmó haber conocido a Revan antes durante sus dias de cruzado, afirmando que él no cree que esr sea su lugar de decirles, a pesar de que fue la mejor para que la verdad se supiese. Canderous, que había tenido pavor de los Jedi, y en especial de Revan, a raíz de la derrota de su pueblo en la Batalla de Malachor V, dijo que estaba con Revan hasta el final. Juhani fue igual de sorprendida, pero, sin embargo, estuvo de acuerdo en seguir a Revan, al igual que T3-M4. HK-47, cuando se le preguntó, reveló el resto de su oculto pasado, informando a la tripulación de la vivienda de faro que se habían programado en él, que suprime activado su memoria central al regresar a su dueño original Revan.

Cuando el resto de la tripulación dedie seguir al nuevo y redimido Revan, Carth acepta con renuencia su liderazgo, aunque advirtió contra el ex Lord Sith y un deslizamiento que lo lleve de nuevo al lado oscuro. Dejando de lado los pensamientos de vuelta para Bastila por el momento, la tripulación siguió adelante con la esperanza de descubrir el quinto y último Mapa Estelar lo más rápidamente posible, a fin de que puedan encontrar la Forja Estelar y poner fin a los Sith y en el proceso, encontrar y rescatar a su amiga.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

  1. 1,00 1,01 1,02 1,03 1,04 1,05 1,06 1,07 1,08 1,09 1,10 1,11 1,12 1,13 1,14 1,15 1,16 1,17 1,18 1,19 1,20 1,21 1,22 1,23 1,24 1,25 1,26 1,27 1,28 1,29 1,30 1,31 1,32 1,33 1,34 1,35 1,36 1,37 1,38 1,39 1,40 1,41 1,42 1,43 Star Wars: Knights of the Old Republic
  2. 2,0 2,1 2,2 Hay varias elecciones posibles entre el resto del grupo para esta parte del juego. Cada elección presenta diálogo, circunstancias, elecciones y metas únicos.
  3. Esto asume que el personaje del jugador es hombre; si es mujer, Karath tortura a Carth
  [Fuente]
*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+