Star Wars Wiki
Advertisement
Star Wars Wiki
Este artículo trata sobre un tema considerado Canon.
Este artículo cubre la versión Canon.  Clic aquí para la versión del artículo de las Leyendas. 


«Le dicen la Estrella de la Muerte. No hay un nombre mejor.»
―Galen Walton Erso[6]

La Estación de Combate Móvil Estrella de la Muerte EM-1, también designada como la Estación de Combate Orbital EM-1 y conocida como el Arma Definitiva en las primeras etapas de desarrollo y más tarde como la Estrella de la Muerte I y la Primera Estrella de la Muerte, pero simplemente referida como la Estrella de la Muerte, fue una estación de combate móvil del tamaño de una luna, construida por el Imperio Galáctico en el espacio profundo. Fue diseñada para disparar un superláser destructor de planetas, alimentado por cristales kyber gigantes, capaz de destruir cualquier planeta al que apuntara. Fue el proyecto personal del Emperador Palpatine, el Director Orson Callan Krennic y su comandante eventual, el Gran Moff Wilhuff Tarkin, para expandir la filosofía militar conocida como la Doctrina Tarkin.

Algunos de los planes más antiguos para una superarma destructiva móvil que destruyera planetas datan de milenios atrás con los antiguos Sith. Miles de años después, poco antes del estallido de las Guerras Clon, los geonosianos, aliados con el Conde Dooku y la Confederación de Sistemas Independientes, diseñaron el Arma Definitiva en secreto. Tras la caída de la Confederación, la construcción de la Estrella de la Muerte fue tomada por el naciente Imperio. Fue construida en órbita de Geonosis y fue apoyada por una compleja red logística de bases. La estación, cuya finalización tomó muchos años más de lo esperado, fue finalmente trasladada de Geonosis a Scarif en las etapas finales de su construcción.

Cuando la Alianza para Restaurar la República se enteró de la existencia de la Estrella de la Muerte, surgieron divisiones dentro del liderazgo de la Alianza; algunos creían que era una amenaza demasiado grande para justificar la continuación de la insurrección y la resistencia, mientras que otros consideraban que la Estrella de la Muerte era una amenaza demasiado grande para ignorarla y debía ser destruida. Finalmente, los agentes rebeldes Jyn Erso y Cassian Andor lideraron una misión, pronto unida por la Alianza Rebelde, para robar los planos de diseño de la estación de combate. Erso descubrió que su padre, el ingeniero principal del proyecto, había dejado una falla letal en el diseño que podría permitir destruir la Estrella de la Muerte con relativa facilidad.

Luego de obtener los planos de la Estrella de la Muerte del Centro de Investigación Militar Imperial en Scarif, Erso logró transmitirlos a la flota rebelde sobre el planeta, y fueron recibidos por la Princesa Leia Organa de Alderaan a bordo del Tantive IV. Leia escapó hacia Tatooine a través del hiperespacio, donde fue interceptada por Darth Vader, pero no antes de haber ocultado los planos en su astromecánico R2-D2. Mientras la Princesa fue hecha prisionera, su droide logró escapar y llevar los planos a Obi-Wan Kenobi, un antiguo Caballero Jedi viviendo en el exilio en Tatooine.

En un intento de obligar a Leia, ahora prisionera en la misma estación de combate, a revelar la ubicación de la base secreta de la Alianza Rebelde, el Gobernador Tarkin ordenó la primera prueba completa de la Estrella de la Muerte, destruyendo el planeta natal de la princesa, Alderaan. Poco después, Leia logró escapar de la cárcel en la Estrella de la Muerte con la ayuda de Obi-Wan Kenobi y Luke Skywalker, quienes habían sido llevados a Alderaan por los pilotos Han Solo y Chewbacca en un esfuerzo por reunir los planos recuperados de la estación de combate con el padre de Leia y líder de la Alianza Rebelde, Bail Organa.

Leia llevó los planos al liderazgo de la Alianza en Yavin 4, donde fueron rápidamente analizados, revelando el defecto deliberadamente dejado en la estación de combate por el ingeniero Imperial Galen Erso, que permitiría que un solo torpedo de protones, disparado en el puerto de escape térmico, destruyera toda la estación. La Alianza lanzó un pequeño asalto contra la Estrella de la Muerte, que había seguido a los rebeldes en fuga al sistema Yavin. La Estrella de la Muerte original fue destruida momentos antes de abrir fuego sobre la luna, por un disparo realizado por el piloto rebelde Luke Skywalker con ayuda de la Fuerza. Aunque Darth Vader escapó, habiendo participado en el combate aéreo sobre la estación en su caza TIE, muchos oficiales Imperiales de alto rango perecieron a bordo de la estación espacial, incluyendo Wilhuff Tarkin, Wullf Yularen y Conan Motti.

La destrucción de la Estrella de la Muerte debilitó a las Fuerzas Armadas Imperiales y los asaltos rebeldes a instalaciones Imperiales provocaron la construcción de una segunda Estrella de la Muerte, tanto como señal de desafío como de terror tecnológico. A pesar de esto, al igual que su predecesora, fue destruida con toda su tripulación. Décadas después, el estado sucesor del Imperio, la Primera Orden, construyó la Base Starkiller, una superarma destructora de planetas mucho más grande considerada como una evolución del proyecto de la Estrella de la Muerte del Antiguo Imperio.

Descripción[]

Diseño general[]

«No es una luna. Es una estación espacial.»
―Obi-Wan Kenobi, al ver la Estrella de la Muerte por primera vez[12]

La estación era esferoide y medía 160 km (100 millas) de diámetro[7] con 357 niveles internos[8] y un área superficial de más de 45,000 kilómetros cuadrados.[33] Una gran antena cóncava en el hemisferio norte constituía el emisor del superláser. El puente de mando de la estación, el marcropuente,[15] se encontraba sobre la antena del superláser de la estación,[16] dentro del Sector de Mando Polar Norte.[2] La sala de guerra contaba con puestos designados para Tarkin y otros oficiales, una cabina de HoloNet para comunicarse con el Emperador y grandes bancos de pantallas de visualización.[10] Junto al puente[34] se encontraba la sala de conferencias de la Estrella de la Muerte en la cubierta de oficiales.[32] La sala estaba equipada con una mesa circular y doce asientos para oficiales Imperiales de alto rango.[12] La torre del Emperador y su sala del trono también se encontraban dentro del Sector de Mando.[15]

El ecuador de la estación albergaba numerosos puertos de atraque de varios tamaños, todos respaldados por proyectores de rayo tractor extraordinariamente potentes[12] y ejes de enfoque de rayo tractor.[16] En el ecuador de la estación se encontraban los muelles y hangares, generadores de rayo tractor, proyectores y torres emisoras, emplazamientos de turboláseres y plataformas de amarre para naves de la flota, incluidos los Destructores Estelares clase Imperial.[23] Estaciones de trabajo Imperiales estilo «Tulipán» estaban ubicadas en toda la estación en diferentes habitaciones.[12]

Death Star Cutout

Planos de la primera Estrella de la Muerte.

Una corteza habitable de varios kilómetros de grosor estaba compuesta por centros de mando, armerías, bloques de mantenimiento y otros requisitos para una estación espacial plenamente operativa.[5] Los niveles no utilizados en el hemisferio sur de la estación se extendían hacia abajo a través de armerías, almacenamiento profundo y un sector de mando sur. Vigas masivas proporcionaban soporte tipo rejilla a los niveles inferiores. Grúas y otros materiales de construcción abandonados aún se podían encontrar dentro de la estación para el momento de su destrucción en el 0 ABY.[16] Con excepción de la corteza, todo el espacio interior de la estación estaba deshabitado y albergaba el reactor de hipermateria, el hipermotor, los 123 motores subluz de Astilleros de Propulsores Kuat,[9] y el superarma de la estación.[5] El casco exterior de la estación estaba compuesto por placas de acero quadanium.[10]

Se encontraban dispersas varias estaciones modulares de atmósfera artificial y tanques de reciclaje de agua a lo largo de los niveles de la estación para la creación de aire e humedad. Varios pasajes de aire cavernosos servían como medios de circulación y como vertedero de emergencia de aire en caso de contaminación atmosférica. Existía un conducto de aire grande y central para cada sector.[16] Sellos magnéticos y un proyector de contención atmosférica[16] mantenían la atmósfera interna de la estación adentro y el vacío del espacio afuera cuando se abrían las puertas de los muelles de atraque.[23]

Armamento y sistemas defensivos[]

«El arma será el reto más difícil. El reactor de hipermateria, todas las unidades, todo lo demás, es sólo el armamento que nuestras más dedicadas compañías de ingeniería le han diseñado a destructores estelares y otras naves. Pero el arma...El arma no va a ser sólo una versión ampliada del turboláser, no. Será algo digno de ver.»
―Dr. Gubacher, durante una reunión de la Célula Estratégica, 21 ABY[5]

El emplazamiento de armamento más destacado en la Estrella de la Muerte era su superláser,[6] un arma alimentada por un reactor de aniquilación de hipermateria[5] y enfocada a través de gigantescos cristales kyber,[10] con suficiente potencia de fuego para destruir un planeta entero.[12] El reactor de hipermateria en el centro de la estación suministraba energía a los diversos componentes del superláser, incluyendo el amplificador de potencia principal, la célula de energía del superláser, el amplificador del campo de disparo y los generadores de hiperfase de inducción. Al disparar, la energía se redirigía a ocho ejes de haz tributarios ubicados alrededor del perímetro del superláser, produciendo láseres que se convergían mediante bobinas de enfoque, formando un único haz lo suficientemente potente como para destruir un planeta.[12] Si los conjuntos de cámaras de disparo no estaban alineados con precisión, los cristales se quemarían y sobrecargarían, enviando niveles peligrosos de calor residual de vuelta al reactor principal de la Estrella de la Muerte.[16]

LasercannonDSI

Las baterías de cañones intentan defenderse contra los cazas estelares de la Alianza T-65B y BTL-A4.

Además del superláser de la Estrella de la Muerte, su superficie estaba plagada con 15,000 baterías turboláseres junto con 768 emplazamientos de rayo tractor.[8] Estas defensas fueron instaladas para repeler un ataque de flota a gran escala, en lugar de defenderse contra cazas estelares individuales, que el Imperio consideraba como ninguna amenaza real. Proyectores de escudo y matrices de comunicación estaban distribuidos por toda la superficie blindada, análogamente a colonias.[5] Una red de estaciones de seguridad estaba situada alrededor de todo el perímetro y estaba equipada con mapas holográficos de la región local del espacio.[16]

Complemento[]

Para la ofensiva y defensa espacial, la estación de combate contenía numerosos cazas TIE, que patrullaban frecuentemente el espacio circundante de la estación.[12][23] Debido al enorme tamaño de la Estrella de la Muerte, esta ejercía una fuerte atracción gravitatoria, lo que obligaba a los pilotos de cazas TIE a ajustar los propulsores de sus naves para un despegue más común en una atmósfera planetaria que en una estación espacial.[23] Las áreas de despliegue de los TIE tenían veinte naves listas para despegar en cualquier momento.[16]

La estación de combate albergaba a 342,953 miembros del Ejército y la Armada Imperial, 25,984 soldados de asalto,[8] y cerca de 2 millones de personas con distintos niveles de aptitud para el combate. Además, aunque había barracas comunales, también había suficientes literas privadas para que la mayoría de las personas pudieran esperar recibir una dentro de tres a seis meses después de su llegada.[23] Mientras que el personal enlistado utilizaba pasarelas o turboascensores que podían moverse tanto vertical como horizontalmente, los oficiales tenían acceso a un sistema de transporte de alta velocidad exclusivo para oficiales que orbitaba la estación. Los bloques de viviendas masivos para el personal enlistado contaban con un gran atrio para que el personal fuera de servicio pudiera caminar. Los oficiales podían esperar tener sus propias acomodaciones exclusivas.[16] Módulos de soporte vital habitados por trabajadores durante la construcción original de la Estrella de la Muerte aún se podían usar en caso de emergencia. La estación contaba con varios pabellones hospitalarios. En los niveles inferiores de la estación existían varios módulos de soporte vital codificados por colores: gris para los trabajadores, rojo para los supervisores.[16]

Diseñada para funcionar como un mundo propio, la Estrella de la Muerte ofrecía comodidades que la mayoría de los destinos de las Fuerzas Armadas Imperiales no tenían: comida decente, áreas de recreo, cantinas con droides camareros de última generación y comisarías con selecciones de golosinas caras y lujos.[23] La Estrella de la Muerte tenía su propia comisaría[23] y bar.[29] Se sabía que los soldados de asalto fuera de servicio se reunían clandestinamente para jugar juegos de balón violentos y prohibidos en el sistema de filtración de gravedad cero de la estación.[16]

El bloque de detención de la estación, aunque grande y formidable, no estaba destinado a mantener prisioneros durante períodos prolongados. En cambio, servía como lugar de detención temporal e interrogación, en espera de ser transferidos a prisiones planetarias o ejecutados.[31] Los prisioneros eran mantenidos en el Nivel de Detención en completa oscuridad, y luego trasladados a salas de interrogación brillantemente iluminadas.[16]

Energía[]

«El campo magnético está acoplado al reactor principal por siete terminales.»
―C-3PO, traduciendo para R2-D2[12]
Power Generator Trench SWDLeg

Uno de los siete terminales generadores de rayos tractores en la Estrella de la Muerte.

La estación era alimentada por un cavernoso reactor de hipermateria, encerrado en placas de aislamiento de radiación y ubicado en el centro de la estación,[7] cuya destrucción podía ser catastrófica para la estación.[12] El doonium y el dolovita eran esenciales para proteger el núcleo del reactor de hipermateria, el plato de enfoque y el superláser.[5] El reactor estaba conectado a varios componentes de la estación, como el superláser, el solenoide de desvío de energía y las enormes células de energía de la estación.[6] El generador de rayos tractores de la Estrella de la Muerte también estaba acoplado al reactor principal a través de siete terminales generadores de energía ubicados en toda la estación.[12] La potencia del superláser de la Estrella de la Muerte podía controlarse dependiendo de cuántas igniciones del reactor se usaran para alimentarlo mientras disparaba combustible. Por ejemplo, una sola ignición del reactor era capaz de destruir una gran área de la superficie de un planeta en lugar de destruir el cuerpo celeste por completo.[6]

Verdadero propósito[]

«Cuanto antes terminemos la estación de combate, antes podremos tú y yo consagrarnos a asuntos más apremiantes—asuntos que solo nosotros podemos investigar y que tienen muy poco que ver con el Imperio.»
―Darth Sidious, a Darth Vader[10]

A pesar de todo el poder que poseía la Estrella de la Muerte,[12] Darth Sidious, el Emperador del Imperio Galáctico, tenía una visión diferente de la estación de combate, ya que planeaba que sirviera como un recordatorio constante y un símbolo tangible del poder del lado oscuro de la Fuerza. Con el Emperador liberado de la necesidad de representar esto, él y su aprendiz Sith, Darth Vader, se habrían dedicado a lo que Sidious denominaba «asuntos más urgentes» que tenían poco que ver con su Imperio y que solo ellos dos podían investigar. En última instancia, Sidious quería tener el poder de remodelar el universo según su diseño, un deseo más allá de la mera inmortalidad.[10]

Historia[]

«Si miras la historia de cualquier especie con raciocinio, lo único que encuentras es violencia y masacre. Está pintado en los techos de cuevas y grabado en las paredes de templos. Caven un hoyo lo suficientemente profundo en cualquier mundo y encontrarán los huesos de adultos y niños, rotos con armas primitivas. Todos nosotros peleábamos desde mucho antes de criar ganado y cuidar granjas...La violencia es parte de casi todos nosotros, no podemos resistir el impulso—sobre todo cuando se involucra un ejército de soldados de asalto o una flota de Destructores Estelares. Por eso nos hemos embarcado en un camino nuevo, hacia una solución distinta. Tenemos la oportunidad de forjar una paz que perdure más tiempo de lo que la República llegó a existir.»
―Tte. Cmdt. Orson Krennic, antes de la prueba de disparo del superláser de la Estrella de la Muerte contra los Héroes Gemelos, después del 19 ABY[5]

Orígenes[]

«Los Jedi no deben encontrar el diseño del Arma Definitiva. Si descubren lo que queremos construir, estamos perdidos.»
«Yo llevaré los planos a Coruscant. Allí estarán mucho más seguros con mi maestro.»
―Archiduque Poggle el Menor y Conde Dooku[4]
The Ultimate Weapon

Los planos del Arma Definitiva.

La idea de una estación de combate masiva capaz de destruir planetas se remontaba a milenios atrás, incluyendo al antiguo Imperio Sith, cuando los tiranos disfrutaban con la idea de tal superarma. El proyecto que se convertiría en la EM-1 se originó en Geonosis, y los planos de lo que los geonosianos llamaban el proyecto del Arma Definitiva fueron entregados al Conde Dooku, públicamente el líder de la Confederación de Sistemas Independientes y secretamente el Lord Sith Darth Tyranus, por el Archiduque Poggle el Menor para su custodia durante la Primera Batalla de Geonosis, en las últimas décadas de la República Galáctica. Poco después de la batalla, Dooku presentó los planos a su maestro Sith, el Señor Oscuro de los Sith Darth Sidious, quien públicamente era el Canciller Supremo de la República Galáctica, Sheev Palpatine.[15] Durante la guerra, la General Jedi Aayla Secura y su droide astromecánico, QT-KT, estuvieron cerca de descubrir los planos de la Estrella de la Muerte cuando los dos se infiltraron en la Instalación de Investigación Secreta en una luna no mapeada. Sin embargo, la asesina Asajj Ventress se enfrentó en un duelo de sables de luz con Secura y la detuvo.[35]

El masivo proyecto fue financiado por un conglomerado de facciones, incluyendo la Federación de Comercio, el Clan Bancario de Muunilinst, la Tecno Unión, y de manera encubierta, la propia República.[16] Durante un interrogatorio de la República, el líder geonosiano Poggle el Menor afirmó que los planos simplemente les fueron presentados por Dooku y que los geonosianos solo los habían refinado. Además, admitió que la colmena Stalgasin no había tenido tiempo de diseñar el arma principal de la estación antes de que la Batalla de Geonosis interrumpiera el desarrollo.[5] Su diseño, centrado en una matriz de superláser utilizando cristales kyber masivos, se inspiró en tecnología desarrollada por los antiguos Sith.[36]

Para el 21 ABY,[37] el Grupo de Armas Especiales de la República desarrolló planes tanto para una luna de combate automatizada como para una plataforma de asedio de torpedos, ninguna de las cuales pasó de la etapa de diseño. Sin embargo, poco después de la Segunda Batalla de Geonosis, el Canciller Supremo Palpatine presentó los planos a la Célula de Asesoría Estratégica de la República poco después de la batalla en la segunda sesión informativa de la célula.[5] Desconociendo que era un Sith que había recibido los planos de Dooku al inicio de la guerra,[15] aquellos con acceso a la información ultrasecreta concluyeron que los planos de la Estrella de la Muerte debieron haber caído en manos de la República durante o poco después de la batalla.[5] Con los planos, Palpatine creó la estratagema de que los Separatistas estaban construyendo su propia superarma, asustando a los oficiales de la República y permitiendo a Palpatine dirigir fondos completos hacia la creación secreta de la estación.[15]

La Célula de Asesoría Estratégica planificó la construcción de la Estrella de la Muerte y se reunía regularmente en la cumbre del Anfiteatro de Planeación Estratégica del Centro de Operaciones Militares de la República en Coruscant. Allí, una reunión mixta de 150 seres de posiciones prestigiosas e influyentes se reunía para discutir el progreso de la estación de combate. Las reuniones incluían senadores selectos; representantes de Ingeniería Corelliana, Astilleros de Propulsores Kuat y Motores Estelares Rendili; asesores clave; el jefe de inteligencia naval; el director de COMPOR; miembros de alto rango de las fuerzas armadas; miembros de la Junta de Producción de Guerra; ingenieros estructurales; diseñadores de naves estelares; físicos teóricos y experimentales; el Dr. Gubacher; el Prof. Sahali; el Teniente Comandante Orson Krennic; el Vicecanciller Mas Amedda; y el Canciller Supremo Palpatine. Los Jedi no eran invitados a las reuniones, ni tenían conocimiento alguno sobre el proyecto en construcción sobre Geonosis.[5]

Todos los miembros involucrados en la construcción de la estación de combate debían firmar el Juramento de Secretos Oficiales. Se proporcionaron fondos casi ilimitados al proyecto debido a los temores de la República de que los Separatistas tuvieran su propia estación de combate en construcción, lo cual, según la inteligencia, era la razón por la que el Conde Dooku no atacó la estación sobre Geonosis. El líder geonosiano Poggle el Menor mantenía su posición de que los Separatistas no tenían un proyecto propio en marcha. A pesar de esto, la mayoría de los miembros de la célula se negaron a tomar la palabra de Poggle y recorrieron la galaxia para localizar el supuesto sitio de construcción. Aunque las pruebas eran dudosas, rechazar la posibilidad habría puesto en peligro la financiación de la República para el proyecto, independientemente de la autoridad cedida al Canciller Supremo Palpatine por el Acta de Poderes de Emergencia. Así, el esfuerzo de la República en la construcción de la estación de combate se consideró una prioridad para superar a los Separatistas en su supuesto proyecto.[5]

Fase uno completada[]

La financiación para el proyecto habría sido considerada dudosa antes de las Guerras Clon. Sin embargo, a medida que la guerra se prolongaba, más y más firmas de investigación fueron arrastradas a contratos gubernamentales enfocados en diferentes aspectos de la estación espacial, como el blindaje o el suministro de energía, sin que supieran para qué se utilizaba finalmente su investigación. Los investigadores involucrados en proyectos de defensa tenían que firmar el Juramento de Secretos Oficiales. La construcción inicial de la Estrella de la Muerte fue llevada a cabo por máquinas de nuevo diseño, algunas de las cuales eran controladas por operadores sentientes estacionados en hábitats de comando orbital. Una vasta gama de naves proporcionaba a la estación metales, materiales orgánicos y suministros de agua. Asteroides viables eran remolcados y atraídos hacia la estación desde alrededor del planeta y desde campos que rodeaban el sistema Geonosis. Una vez extraídos, los minerales se enviaban a fundiciones en órbita sincrónica para la producción de duracero y otros metales.[5]

Gabz-OrsonCallanKrennic

Orson Callan Krennic (en imagen en sus últimos años) fue un hombre cuya vida estuvo ligada al proyecto de la estación de combate.

Las fábricas de droides reutilizadas construidas por Blindaje Baktoid en la superficie de Geonosis permitieron que se pusieran en funcionamiento fundiciones adicionales poco después del inicio de la minería de asteroides.[5] En el 21 ABY,[37] después de la Segunda Batalla de Geonosis y antes del primer aniversario de la Primera Batalla de Geonosis, la Célula de Asesoría Estratégica anunció la finalización de la fase uno de la construcción de la Estrella de la Muerte. Se habían completado los soportes para la superestructura de la estación, de ciento sesenta kilómetros de polo a polo. La siguiente fase de construcción giraba en torno a la fabricación de un ecuador temporal, junto con una serie de bandas longitudinales para formar aproximadamente la esfera. A medida que se aseguraban las bandas, comenzaba la construcción del casco, junto con la partición de las secciones interiores individuales. Los espacios de cabina debían ser revestidos, sellados y presurizados para permitir el uso de trabajadores sentientes además de droides.[5]

Las estimaciones iniciales de mano de obra sentiente eran de millones. Un subcomité de la Célula de Asesoría Estratégica consideró proporcionar a los kaminoanos un modelo para cultivar una fuerza laboral de clones adaptados para trabajos en el espacio profundo. Orson Krennic negoció independientemente un acuerdo con Poggle el Menor: a cambio de su cooperación con la República, tendría a sus trabajadores geonosianos comenzando la construcción de la instalación. En lugar de ser castigado, Krennic recibió mayor supervisión sobre el proyecto por parte de Mas Amedda. Después de varios meses, los trabajadores completaron el ecuador falso de la estación, con lo que Krennic describió como algo que parecía «un giroscopio antiguo» en lugar de una esfera real. Tras este logro, varios grados del hemisferio superior fueron equipados con miembros estructurales latitudinales, y el trabajo de diseño rudimentario había comenzado en el revestimiento de una parte del casco curvado. Los droides de construcción se dedicaron a fabricar los primeros espacios interiores destinados a servir como marcadores hasta que los espacios de cabina reales pudieran ser tabicados. Los geonosianos fueron los primeros seres orgánicos planeados para habitar los módulos de soporte vital.[5]

Mano de obra geonosiana[]

«Sea lo que sea, puede esperar, Poggle. Sus trabajadores están destrozando todo lo que hicieron.»
«No hable mal de ellos, Krennic. Sólo están siguiendo mis órdenes.»
―Orson Krennic y Archiduque Poggle el Menor durante su escape[5]

Tras del anuncio de Poggle el Menor del proyecto a los geonosianos, decenas de miles de drones fueron transferidos a la Fundición Orbital 7, la segunda estructura más grande vista desde el hábitat de mando. Los drones supervisaron la construcción de enormes concavidades en forma de rebanadas de pastel que, al ensamblarse, formarían el plato de enfoque y el pozo de energía de la estación de combate. Para entonces, se habían completado tres rebanadas, y otras seis estaban en diversas etapas de finalización. Los drones trabajadores eran supervisados por soldados alados, leales a las castas dirigidas por Poggle, quien tenía una lujosa suite conectada por una serie de tubos a la fundición.[5]

PoggleTheLesser

Durante el proyecto de la estación de combate, Poggle el Menor (en imagen) juró la lealtad de sus trabajadores a la República a cambio de su libertad, solo para aprovechar la oportunidad y escapar de regreso a los Separatistas.

El plan para ensamblar el plato de la estación implicaba ensamblarlo en el espacio y maniobrarlo con remolcadores y rayos tractores hasta un pozo gigantesco enmarcado en el hemisferio superior de la esfera, lo que algunos llamaban «el hoyuelo». El plato parabólico fue diseñado para alejarse del casco y facilitar el apuntado del diseño inicial del superláser de protones de haz compuesto, propuesto por algunos de los científicos del Grupo de Armas Especiales. Debido a que el diseño del arma no estaba completo cuando comenzó la construcción, la mayoría de los involucrados en el proyecto creían que la función tendría que seguir a la forma. Orson Krennic fue puesto a cargo de la construcción, ensamblaje e instalación del plato.[5]

Como resultado de su cooperación, se permitió a Poggle disponer de una nave para viajar entre Geonosis y la estación. La filosofía de producción de Poggle giraba en torno a obligar a los drones a realizar trabajos que estaban por debajo de su habilidad o nivel de casta, como medio para aumentar su producción final. Como resultado, los drones estaban descontentos con su situación. Semanas después, se habían fabricado los últimos módulos de la rebanada del plato, pero el plato en sí no estaba completamente ensamblado y el hemisferio superior seguía en proceso de finalización. El trabajo de los droides para crear espacios habitables en la región del polo avanzaba más lento de lo esperado. Durante este tiempo, los geonosianos comenzaron a morir en masa debido a la falta de trabajo, un rasgo fisiológico único de la especie geonosiana. Poggle insistió en que esto proporcionaba competencia y una motivación adecuada para que los trabajadores trabajaran más duro. Se requirieron marines para exterminar a los trabajadores que se negaban a seguir órdenes.[5]

Para el 19 ABY,[38] la fuerza laboral geonosiana se involucró en un motín a gran escala, destruyendo tres meses de trabajo en el proceso. Durante este tiempo, el plato parabólico de enfoque de la estación de combate estaba casi ensamblado, se había añadido revestimiento al casco y los espacios interiores se habían tabicado y hecho habitables. Las condiciones de vida para los drones habían mejorado, y se hizo todo lo posible para limitar el hacinamiento. En realidad, el motín fue una distracción para permitir que el Archiduque Poggle el Menor escapara de regreso con los Separatistas a bordo de su pequeña nave, que tenía un hipermotor instalado secretamente por sus drones.[5]

Los cristales kyber fueron recolectados de toda la galaxia para construir la estación, con la Alianza Separatista haciendo esto hacia el final de las Guerras Clon. Uno de estos intentos terminó en fracaso en el mundo del Borde Exterior de Utapau después de la intervención del Maestro Jedi Obi-Wan Kenobi y el Caballero Jedi Anakin Skywalker.[39]

En el 19 ABY, las Guerras Clon de tres años llegaron a su fin. Al finalizar la guerra, Darth Sidious eliminó a sus títeres de la Confederación, incluyendo a su propio aprendiz, y proclamó el nacimiento de un nuevo Imperio Galáctico autoritario, ungiéndose a sí mismo como Emperador.[40]

Era Imperial[]

«Wilhuff, ¿los rumores son ciertos?»
«¿Qué rumores? ¿Y por qué susurras?»
«Sobre una estación de combate móvil. Un arma que—»
«Este no es sitio para hablar de esas cosas.»
Nils Tenant y Wilhuff Tarkin, en las afueras del Palacio Imperial[10]
Construction of the Death Star

El Emperador y Vader observan la construcción de la Estrella de la Muerte.

El naciente Imperio se apropió de inmediato del proyecto del Arma Definitiva.[40] El acceso a Geonosis se restringió a un círculo interno de científicos e ingenieros Imperiales, y muy pocos miembros de la jerarquía Imperial sabían siquiera del proyecto.[17] Se desarrolló una línea de suministro altamente segura con diversas rutas falsas y puestos de avanzada para asegurar mayor secreto, y fue durante ese tiempo que la estación de combate recibió oficialmente el nombre de Estrella de la Muerte y la designación de casco EM-1, aunque el nombre inicial, Estrella, aún se usaba en los archivos de diseño.[15] Tiaan Jerjerrod, arquitecto y diseñador de naves estelares de Tinnel IV, fue reclutado para ayudar a construir la superarma.[41] Mientras la construcción continuaba bajo el Imperio, Palpatine entregó la responsabilidad del proyecto a la Armada Imperial y encargó a Wilhuff Tarkin y Orson Krennic el control de la estación de combate.[15]

A pesar de que la construcción avanzaba, no todos los Imperiales creían en la viabilidad del proyecto; algunos protestaban por lo que luego se conocería como «el capricho de Tarkin», mientras que otros ni siquiera sabían del proyecto. La General Jylia Shale fue una de muchas que protestaron contra su desarrollo, resultando en que su opinión fuera marginada en los años siguientes.[42] El Gran Almirante Balanhai Savit opinaba que la Estrella de la Muerte podría servir durante cinco, diez o incluso cincuenta años, pero creía que eventualmente alguien descubriría cómo deshabilitarla o destruirla.[43] De manera similar, el General Cassio Tagge creía que tener la Estrella de la Muerte como única arma del Imperio era un error.[44]

La Iniciativa Tarkin, un grupo de reflexión Imperial, fue responsable de algunas de las ideas detrás de las dos primeras Estrellas de la Muerte.[45] Aunque muchos diseñadores de naves y ingenieros intentaron reclamar el crédito por la construcción de la estación, nadie además del Emperador conocía la historia completa del proyecto del tamaño de una luna. Mientras los rumores dentro de las filas Imperiales especulaban que era un arma confederada diseñada por la colonia del archiduque geonosiano Poggle el Menor para el Conde Dooku, nadie podía probar la validez de la historia. Sin embargo, algunos señalaron que los planos debieron haber caído en manos de la República antes de que terminaran las Guerras Clon, dado que la carcasa de la estación y el plato de enfoque láser ya estaban en marcha al final de la guerra.[10]

Rogue One 3 textless

Krennic convirtió a su viejo amigo Galen Erso en un mero peón al reclutarlo para el Proyecto Poder Celestial.

Poco después de la proclamación de la Nueva Orden, el Emperador Palpatine y Lord Vader visitaron la estación con el Gobernador Tarkin, llegando a bordo de un nuevo Destructor Estelar clase Imperial. Para entonces, el plato de enfoque había sido instalado con éxito. Orson Krennic creía que lo mantenían fuera de la lista de pasajeros de élite debido a la reciente fuga de Poggle bajo su supervisión. Tanto Wilhuff Tarkin como Orson Krennic deseaban obtener el control completo sobre el proyecto de la Estrella de la Muerte. Para promover sus intereses, Krennic había estado manipulando a su amigo de toda la vida, Galen Erso, desde las Guerras Clon. Al llevarlo a bordo del Proyecto Poder Celestial, una división de investigación Imperial dedicada sin saberlo a la militarización de la investigación de cristales kyber de Galen, Krennic creía que obtendría la supervisión sobre la Estrella de la Muerte y sería ascendido a contraalmirante. Durante ese tiempo, Krennic comenzó a apropiarse de mundos del legado, mundos legalmente exentos de explotación, utilizando al contratista independiente Has Obitt para dejar armas y material de guerra en los mundos de Samovar, Wadi Raffa y otros por sus reservas de doonium y dolovita. Tras «descubrir» las armas en los planetas, Krennic las apropió para evitar que los «reductos Separatistas» las obtuvieran.[5]

Wilhuff Tarkin creía que la apropiación de planetas por parte de Krennic sin permiso del Emperador era señal de su ambición desmedida, impulsividad y desprecio por la autoridad y la cadena de mando. Tarkin, al igual que Krennic, creía que él debería ser finalmente responsable del proyecto de la Estrella de la Muerte. En consecuencia, Tarkin planeaba utilizar a Krennic como chivo expiatorio conveniente para cada retraso de construcción y problema que inevitablemente afectara al proyecto, consciente de que el Emperador los consideraba a ambos para un ascenso. Para evitar aceptar el privilegio prematuramente, Tarkin continuó deferiendo a Krennic hasta que llegara el momento adecuado para desplazarlo. Krennic también planeaba mantener ocupado a Tarkin.[5] En el 18 ABY,[20] Krennic orquestó una insurgencia dentro del sistema Salient, consciente de que Tarkin, incapaz de retirarse, sería atrapado en una batalla de semanas, disminuyendo su favor con el Emperador.[5]

Los primeros intentos de prueba del superláser de la Estrella de la Muerte llevaron a la destrucción de toda una ciudad en Malpaz. La primera prueba exitosa ocurrió mucho después en un binario aislado de agujeros negros conocido como los Héroes Gemelos. Los escaneos preliminares indicaron que la energía liberada durante la prueba tenía el poder destructor de las baterías combinadas de un Destructor Estelar clase qaz. El superláser fue disparado por un conjunto de láser gemelo asistido por cristal kyber, cuidadosamente ensamblado y calibrado en Hypori, e instalado en un Destructor Estelar clase Imperial apropiado por el Grupo de Armas Especiales. El Gran Vizir Mas Amedda deseaba que la prueba de fuego ocurriera más cerca del Núcleo, pero Krennic instó a la precaución, sabiendo que un mal funcionamiento probablemente resultaría en la destrucción de la nave. Como resultado de la prueba de fuego exitosa, Krennic fue ascendido a comandante completo.[5]

TarkinAndKrennic

Tarkin obtuvo una ventaja sobre su rival Krennic cuando Galen Erso escapó.

Durante más de un año, Galen Erso estuvo empleado en el Proyecto Poder Celestial y recibió suministros casi ilimitados de cristales kyber saqueados de Templos Jedi y sables de luz. Grupos de investigación Imperiales bajo Poder Celestial recibieron nombres en clave, como Pax Aurora, Mark Omega y Esfera Estelar. Casi todas las divisiones de investigación dependían de la investigación realizada por Galen Erso, quien tenía un conocimiento detallado de la cristalografía. Galen creía que su investigación estaba destinada a reparar mundos devastados por las Guerras Clon al proporcionar energía económica a las poblaciones civiles. Eventualmente, Galen, sospechando por la falta de información proporcionada por Krennic sobre la implementación de su investigación, descubrió que su trabajo estaba siendo militarizado sin su conocimiento. Enfadado, Galen, su esposa e hija, Jyn Erso, escaparon de la instalación de Poder Celestial en Coruscant con el famoso rebelde Saw Gerrera. La familia Erso se trasladó a Lah'mu, con la esperanza de que Krennic, quien fue degradado a teniente comandante por la fuga de Erso y enfurecido porque su antiguo amigo eligió el pacifismo en lugar de la fama que le daría la estación de combate, no los encontrara. Tarkin fue entonces encargado de la Base Centinela y del proyecto de la Estrella de la Muerte.[5]

La construcción continúa[]

«Usted gobernará todo el Borde Exterior—Y eso equivale a supervisar todos los detalles del proyecto de la estación de combate móvil.»
«No le fallaré, milord.»
«Es una responsabilidad crucial. Porque cuando la estación de combate esté plenamente operativa, tendrá en sus manos el mayor poder de la galaxia.»
«No creo que eso sea posible, milord.»
―Emperador Palpatine y Wilhuff Tarkin[10]
ConstructDeathStar-CM

La construcción de la primera Estrella de la Muerte.

La construcción de la primera Estrella de la Muerte continuó durante varios años sobre Geonosis en el mayor de los secretos, bajo la supervisión del Almirante Wilhuff Tarkin.[31] El Imperio utilizó módulos de construcción[46] operados por esclavos wookiees y diversas otras especies para completar el proyecto.[42] Varias instalaciones manufactureras, como las de Riosa, fueron confiscadas por el Imperio, y sus trabajadores fueron llevados al límite para fabricar componentes para la estación de combate.[47] La mayor parte del trabajo de construcción en la estación se realizó en microgravedad, mientras que propulsores omnidireccionales proporcionaban gravedad estándar a un gran espacio de cabina cerca de la superficie de la estación que eventualmente se convertiría en el macropuente. El epicentro de una multitud de droides de construcción, la estación estaba custodiada por cuatro Destructores Estelares y el doble de fragatas, flotando en una órbita fija sobre el planeta. El marco del lente focal del hemisferio norte para el superláser era simplemente un cráter metálico cinco años después de la apropiación de la estación por parte del Imperio, y aunque algunos de los componentes del hipermotor habían sido instalados, la estación estaba lejos de estar lista para saltos hiperespaciales.[10]

Para proteger parcialmente la estación y proporcionar varios puntos de entrega para confundir aún más cualquier intento de rastrear el destino final del material, se construyeron puestos avanzados como la Estación Desolación y la Estación Rampart durante las Guerras Clon, con Rampart funcionando como un depósito de reunión para suministros que se dirigían a Geonosis. Estos puestos estaban bajo la supervisión de la Base Centinela, una base de guarnición expansiva inicialmente desplegada desde un Destructor Estelar clase Victoria. La supervisión de este proyecto clandestino fue confiada al Vicealmirante Dodd Rancit. Sin embargo, en algún momento después de la Masacre de Antar, Wilhuff Tarkin reemplazó a Rancit, con Palpatine intentando proteger a Tarkin de las consecuencias políticas que surgieron de la operación. Por lo tanto, los tres años de Tarkin al mando de la Base Centinela y los cientos de puestos de suministro y avanzada construidos para la estación estaban plagados de ineficiencia y complejidad burocrática.[10]

Los envíos desde los sitios de investigación se posponían con frecuencia, la minería de asteroides sobre Geonosis resultaba inviable, las reuniones fallidas de los plazos de la fase de construcción por parte de los ingenieros y científicos que supervisaban el proyecto alimentaban la frustración, y los ataques contra los convoyes que se dirigían a la estación creaban un verdadero caos administrativo. Además, con la estrategia del Imperio de que ningún comandante de base, moff, almirante o general, debería tener acceso irrestricto a toda la información sobre envíos, programación o progreso de construcción, ninguna persona estaba a cargo del proyecto a menos que se contara al Emperador, cuyas visitas eran escasas y poco frecuentes. Dependiendo de innumerables proveedores y decenas de millones de seres en toda la galaxia, el inmenso tamaño del proyecto y la necesidad de secreto obstaculizaban cualquier esfuerzo real para completarlo, con el Buró de Seguridad Imperial y la Agencia de Inteligencia Naval reprimiendo continuamente rumores y sofocando filtraciones de información. Además, individuos insatisfechos de la antigua República abandonaban el proyecto con tanta regularidad que COMPNOR compiló una lista de los científicos y técnicos desaparecidos con aclaraciones de seguridad de alta prioridad.[10]

DeathStarConstruction-TalesFromDS

La Estrella de la Muerte bajo construcción.

Tras un sofisticado ataque contra la Base Centinela por parte de una célula organizada de antiguos operativos de Inteligencia de la República bajo el mando de Berch Teller, a Tarkin se le encomendó, con la ayuda de Lord Vader, la subsiguiente caza de los implicados en la operación. La investigación posterior involucró finalmente a los más altos niveles del poder Imperial, preocupados por la cercanía del ataque a Geonosis y por la capacidad de los atacantes para introducir una transmisión falsa en tiempo real en el sistema local de la HoloRed para desviar las defensas de la Base Rampart, que se creía falsamente bajo ataque por parte de naves de guerra del remanente de la Confederación clases Providencia, Recusante y Munificente. Tras una reunión en el Palacio Imperial con varios miembros de la Junta de Jefes y el propio Emperador, un enfrentamiento en Murkhana, inicialmente destinado a investigar la operación de las antiguas emisiones sombrías Separatistas, vio cómo la nave estelar personal de Tarkin, la Punta Carroña, fue secuestrada por los disidentes.[10]

Utilizando la nave robada para sembrar la devastación en varios mundos del Medio y el Borde Exterior, transmitiendo los actos a través de la HoloRed local antes de ser detenidos por el Imperio, los conspiradores fueron finalmente apresados después de intentar destruir un envío de suministros destinado al nuevo proyecto de la Estrella de la Muerte, con la llegada de los Destructores Estelares Executrix, Sumiso y Ejecutor. Los rebeldes y su benefactor secreto, el Vicealmirante Rancit, fueron posteriormente torturados y ejecutados en secreto por el Buró de Seguridad Imperial (BSI) tras descubrirse la implicación de Rancit en el complot. En realidad, Rancit había esperado traicionar finalmente a los insurgentes sobre Carida, lo que aparentaría haber detenido su alboroto, asegurándose así el apoyo del Emperador y posiblemente un ascenso.[10]

Para encubrir el embrollo militar causado por la traición de Rancit, la HoloRed presentó los ataques como un intento elaborado de atraer y destruir células rebeldes. Así, mientras muchos en la galaxia sabían que había en marcha un proyecto de construcción Imperial sobre Geonosis, pocos conocían realmente en qué consistía. Como resultado de los esfuerzos de Tarkin, el Emperador decretó su ascenso al recién creado título de Gran Moff y un mayor control sobre los sistemas exteriores, junto con la supervisión de todo el proyecto de la estación de combate. Aproximadamente dos semanas después, varios de los motores subluz de la estación habían sido completados y fueron probados con Tarkin a bordo para supervisar la operación, mientras la estación superaba la velocidad de rotación de Geonosis. A pesar de su nuevo poder sobre el programa,[10] Tarkin continuó manteniendo cierta distancia con respecto al proyecto, ya que no quería asumir la responsabilidad total de la Estrella de la Muerte hasta que estuviera terminada.[48] Por lo tanto, Tarkin estaba en libertad para culpar a Krennic de reveses y fracasos,[49] que en algún momento comenzaron a ser identificados como el Director de Investigación de Armas Avanzadas.[15]

Durante los años de construcción de la estación, numerosos enfrentamientos con el transporte Imperial retrasaron los trabajos. Cuando un grupo de rebeldes de Lothal atacó y destruyó un convoy de suministros Imperiales que transportaba cristales kyber cinco años antes de la Batalla de Yavin, la construcción de la estación se vio obstaculizada.[50] En algún momento después de estos ataques, la estación fue trasladada desde Geonosis a otra base, y para mantener en secreto el proyecto, se exterminó a toda la especie geonosiana. Tres años antes de la Batalla de Yavin, uno de los módulos utilizados durante la construcción fue utilizado por el Agente Kallus del BSI para emboscar al mismo grupo de rebeldes que anteriormente habían atacado el convoy de cristales kyber, quienes esta vez estaban en una misión para descubrir lo que el Imperio estaba construyendo sobre el planeta. El intento del Imperio de capturar a los rebeldes finalmente fracasó.[46]

Durante la construcción de la estación, Saw Gerrera estuvo lo suficientemente cerca de descubrir la Estrella de la Muerte como para que el Imperio se viera obligado a trasladarla[7] desde Geonosis a Scarif para las etapas finales del proyecto[51][52] alrededor del 9 ABY,[53] donde el Director Orson Krennic supervisó la protección de la estación con la ayuda de su destacamento personal de soldados de la muerte.[52]

Finalización al fin[]

«Observo el estado del Imperio y pienso, ¿Cuántos Superdestructores Estelares podríamos haber construido con los recursos que desperdiciamos en el capricho de Tarkin?'»
―Gran General Cassio Tagge[54]
DeathStarLaserConstruction

El superláser de la Estrella de la Muerte siendo instalado. Para el momento de la finalización de la estación, esta representaría el pináculo del poder Imperial sobre la galaxia conocida.

Un miembro del Proyecto Estrella, el Director Asistente Brierly Ronan, creía que la finalización de la Estrella de la Muerte haría que el resto de la estructura política en la capital Imperial de Coruscant fuera completamente irrelevante. Según Ronan, solo el Emperador Palpatine y el Director Krennic serían los que importarían. Sin embargo, el Teniente Eli Vanto, antiguo comandante de la Armada Imperial y miembro actual de la Ascendencia Chiss, pensaba que Palpatine podría emerger como la única figura importante, aunque Ronan se negaba a creer que su superior pudiera ser apartado.[43]

Annihilation Looms SWL

La Estrella de la Muerte cerniéndose sobre el complejo de seguridad Imperial de Scarif.

Tras tomar mucho más tiempo del esperado para su desarrollo,[55] el colosal proyecto de construcción finalmente se completó casi veinte años después de su concepción durante las Guerras Clon,[19] y en algún momento fue renombrado como la Estrella de la Muerte. Pilotos de la Armada Imperial y personal militar fueron asignados finalmente a la estación poco antes de que se revelara al público, siendo lo suficientemente nueva como para seguir siendo clasificada.[23] Después de extraer los últimos cristales kyber del antiguo Templo del Kyber en Ciudad Jedha, Krennic informó a Tarkin que la estación estaba lista y preparada para destruir un planeta, pero Tarkin no estaba seguro del poder de la estación aún, y ordenó que solo Ciudad Jedha fuera destruida. Utilizando el mínimo poder del superláser, se llevó a cabo la orden y Ciudad Jedha, junto con kilómetros de terreno circundante, fueron destruidos, incluyendo el escondite del grupo extremista de Saw Gerrera. Sin embargo, Jyn Erso vio un mensaje de su padre, el científico Galen Erso, que indicaba que la Estrella de la Muerte tenía un punto débil que él había instalado.[6]

Scarif y Alderaan[]

«¡Esta estación es ahora el máximo poder del universo! Y sugiero que la utilicemos.»
―Almirante Conan Antonio Motti[12]

Erso y sus compañeros entregaron la noticia de la debilidad en la Estrella de la Muerte a la Alianza para Restaurar la República. Incapaces de llegar a un consenso sobre cómo responder a la nueva amenaza, el escuadrón Rogue One se infiltró en Scarif para robar los planos, que fueron transferidos antes de que la Estrella de la Muerte fuera utilizada para destruir la base Imperial.[6] Con la misión siendo un éxito, los datos técnicos de la estación de combate fueron recibidos por la senadora Imperial y simpatizante rebelde Leia Organa, princesa de Alderaan, quien tenía la intención de entregárselos a sus aliados. Sin embargo, antes de que pudiera hacerlo, el burlador de bloqueos en la que estaba a bordo fue interceptada por fuerzas Imperiales comandadas por Darth Vader, y posteriormente capturada, pero no antes de pasar los planos al droide astromecánico R2-D2 y enviarlo con el droide de protocolo C-3PO en una cápsula de escape hacia el planeta abajo.[12] Mientras tanto, Tarkin organizó una falsa prueba de armas de la Estrella de la Muerte contra el primitivo planeta Rango Tan como un medio para probar la disposición del equipo de artilleros a disparar.[22]

AlderaanCracking-GoM

Alderaan es destruido por la Estrella de la Muerte.

Como prisionera de alto valor, Organa fue trasladada a la Celda 2187 del Bloque de Detención AA-23, sub-nivel cinco,[16] donde fue interrogada para obtener la ubicación de la base secreta de la Rebelión. Ante su considerable resistencia a las técnicas de interrogatorio Imperiales, Tarkin optó por probar un enfoque diferente: la intimidación. En un movimiento calculado para obligar a Organa a revelar la base rebelde, Tarkin amenazó con usar el arma principal de la estación para destruir su mundo natal. Aunque aparentemente cedió y proporcionó la ubicación de la base rebelde como Dantooine, Tarkin ordenó el ataque para avanzar con el fin de demostrar el poder militar que el Imperio ahora poseía.[12] Alderaan fue el objetivo perfecto para demostrar que ningún planeta estaba por encima de la destrucción a manos de la Estrella de la Muerte.[56] Tarkin también había notado que el Jefe Artillero Endo Frant no quería disparar a su planeta natal e intentaba exterminar esa debilidad.[22] En cuestión de momentos, la Estrella de la Muerte destruyó el planeta Alderaan, dejando a ningún sobreviviente.[12] Se ordenó que casi todas las fuerzas de la Estrella de la Muerte presenciaran la destrucción, incluyendo Iden Versio, teniente mayor de la Armada Imperial.[24]

Inmediatamente después de la destrucción del planeta, el Destructor Estelar Devastador dejó la estación, y una pequeña fuerza Imperial fue enviada para investigar la afirmación de Leia bajo el mando del General Cassio Tagge.[57] Al llegar al sistema, sin embargo, descubrieron que la base estaba abandonada.[23] Cuando se negaron a disculparse por dudar, Tarkin también ordenó matar a Frant y a cualquier otro artillero que dudara en disparar contra Alderaan.[22] Al enterarse de que la base rebelde en Dantooine estaba abandonada, Tarkin, enfurecido por su mentira, ordenó la ejecución de Organa, aunque Vader lo convenció de permitir que fuera rescatada por un grupo de proscritos, con el fin de seguirlos hasta la base rebelde.[12] El profesor Imperial Thlu-Ry también estaba presente en la estación espacial, ayudando con las pruebas de alineación final antes de partir.[25]

Destrucción[]

«¡Genial! ¡Ese fue un tiro en un millón!»
Han Solo a Luke Skywalker[12]
DS command deck

El Gran Moff Wilhuff Tarkin revisando el plan de batalla en la cubierta de mando de la Estrella de la Muerte.

La Estrella de la Muerte persiguió a Organa y sus aliados hasta el sistema Yavin, donde la base rebelde estaba ubicada en Yavin 4. Con R2-D2 habiéndoles suministrado los planos técnicos de la Estrella de la Muerte, los rebeldes identificaron una debilidad en el diseño de la estación y prepararon sus cazas estelares para un intento desesperado de destruir la estación antes de que pudiera usar su arma contra Yavin 4. El plan, explicado por el táctico de la Alianza Jan Dodonna, consistía en disparar torpedos de protones por un puerto de escape térmico de dos metros de ancho ubicado en la trinchera meridiana de la estación.[16] Este conducto llevaba directamente al reactor principal de la estación, donde la falla dejada por Galen Erso podría iniciar una reacción en cadena que podría destruir la estación.[6] Debido a la filosofía de diseño de la Estrella de la Muerte centrada en la defensa contra ataques a gran escala, el conducto de escape estaba relativamente poco protegido.[12]

Aunque la batalla inicialmente parecía estar a favor de la Alianza debido al pequeño tamaño de las naves rebeldes, lo que les permitía esquivar el fuego de los turboláseres, el despliegue de numerosos cazas TIE bajo el mando personal de Lord Vader en su TIE Avanzado x1 destruyó la mayoría de las naves rebeldes, pero finalmente una tuvo éxito. Pilotado por Luke Skywalker, nativo de Tatooine, su caza estelar T-65B Ala-X logró disparar un par de torpedos de protones por el puerto de escape térmico. Los torpedos destruyeron el reactor principal de la Estrella de la Muerte al causar una reacción en cadena como se había predicho, lo que resultó en la destrucción del prestigioso arma del Imperio.[12]

Exds

La destrucción de la Estrella de la Muerte durante la Batalla de Yavin demostró cuán seria era la amenaza que representaba la Alianza Rebelde para el Imperio.

Donde antes había miles de comunicaciones que fluían en olas interminables desde la Estrella de la Muerte, en un instante no quedó ninguna. En las horas caóticas que siguieron a la destrucción de la estación, múltiples rumores sobre la derrota de la estación circularon por toda la galaxia, mientras que un crucero clase Gozanti pilotado por Ciena Ree y Berisse Sai fue enviado al sistema Yavin para confirmar los peores temores del Imperio y recoger a Lord Vader, quien quedó atrapado dentro de su TIE Avanzado x1.[23]

Los rebeldes, después de una breve celebración,[12] comenzaron inmediatamente a evacuar su base para evitar la inevitable represalia Imperial por la destrucción de la estación.[58]

Legado[]

«Tanto como fortaleza inexpugnable como símbolo del reinado inquebrantable del Emperador, era un logro tan importante como cualquiera de los obtenidos por las especies ancestrales que descubrieron el secreto del hiperespacio y abrieron la galaxia a la exploración.»
―Wilhuff Tarkin, en sus memorias publicadas póstumamente[10]

Con la pérdida del Gran Moff Tarkin, numerosos miembros de la Junta de Jefes y del personal militar Imperial, el Imperio comenzó a movilizarse para una guerra galáctica a gran escala, mientras que también avanzaba en la construcción de la Estación de Combate Móvil Estrella de la Muerte II EM-2. La HoloRed Imperial posteriormente minimizó la destrucción del arma definitiva del Imperio, refiriéndose a ella solo como un «ataque sin precedentes de la Alianza Rebelde», mientras destacaba que el Imperio tenía los medios para destruir un planeta entero para infundir miedo en aquellos que pudieran cuestionar el gobierno del Emperador.[23][59] Además, Lord Vader enviaría fragmentos de Alderaan como regalos estatales a mundos sediciosos que necesitaban ser disciplinados.[60]

A pesar de los intentos por restarle valor a la victoria rebelde, los estadísticos Imperiales notaron un aumento predecible en la actividad pirata y disidente tras la pérdida de un arma tan prestigiosa.[44] En busca de castigar a los responsables de la destrucción de la estación, el Emperador inició una purga en los rangos más altos del Imperio, ejecutando a oficiales como el Moff Coovern y el Ministro Khemt, creyendo que su incompetencia era en parte responsable de la aniquilación de la estación.[61] Como resultado, el General Cassio Tagge fue ascendido al recién creado rango de Gran General y se le otorgó la mayoría de los poderes que una vez tuvo Tarkin, principalmente debido a su habilidad para cuestionar la invulnerabilidad de la estación de combate. Para Tagge, el proyecto de la Estrella de la Muerte había sido erróneo desde el principio. Como firme defensor de la Armada Imperial, Tagge creía que los planes futuros no podían basarse en un activo individual como la Estrella de la Muerte, sino que debían utilizar esos activos como multiplicadores de fuerza, no como la solución definitiva a un problema. El Emperador depositó su confianza en la nueva estrategia de Tagge hasta que la segunda Estrella de la Muerte pudiera ser completada.[44]

En el 5 DBY,[62] los restos de la Estrella de la Muerte recogidos por la Nueva República fueron entregados a la Flotilla de Alderaan como un regalo de la Princesa Leia Organa para construir una estación espacial sobre las ruinas de Alderaan. Originalmente se planeaba desechar los escombros, pero Leia utilizó sus conexiones políticas para asegurarse de que se les diera un buen uso.[29]

La falla de diseño que llevó a la destrucción de la Estrella de la Muerte nunca se hizo ampliamente conocida por el público. Aunque algunos especularon correctamente que el Emperador había sido traicionado por alguien desde el interior, la historia pública permaneció la del disparo de Luke Skywalker en un solo caza estelar.[47]

Starkiller firing

La Base Starkiller disparando su rayo destructor de planetas.

Más de tres décadas después, el estado sucesor del Imperio, la Primera Orden, construyó un arma similar de destrucción planetaria llamada Base Starkiller, que se consideró una mejora en el diseño de la Estrella de la Muerte del Imperio. A diferencia de las Estrellas de la Muerte del pasado, este superarma, construida en el planeta rico en kyber de Ilum, podía disparar su rayo destructor de planetas a través del subhiperespacio, destruyendo múltiples objetivos a años luz de distancia. Al igual que las Estrellas de la Muerte antes que ella, esta también fue destruida por un golpe a una abertura comparable al puerto de escape térmico.[63]

En el 34 DBY, durante su exilio autoimpuesto en Ahch-To, el Maestro Jedi Luke Skywalker tuvo un sueño sobre una vida alternativa donde ignoró el mensaje de Organa y nunca se unió a la Rebelión, por lo tanto, nunca destruyó la Estrella de la Muerte. En su sueño, la Estrella de la Muerte permaneció operativa después de su matrimonio con Camie Marstrap, y además de Alderaan, destruyó Mon Cala y Chandrila.[64]

Entre bastidores[]

Death Star I Cross-section

Corte transversal de la Estrella de la Muerte EM-1.

La Estación de Combate Móvil Estrella de la Muerte EM-1 apareció por primera vez en Star Wars: Episodio IV Una Nueva Esperanza, aunque inicialmente solo se la refería como la «Estrella de la Muerte». Su nombre completo, «Estación de Combate Orbital EM-1», fue revelado en Dawn of Rebellion, con versiones abreviadas como «plataforma EM-1» en otros medios.

El proveedor de energía británico Ovo calculó que, en términos del mundo real, costaría 7.8 octillones de dólares operar la Estrella de la Muerte durante un día.[65] Forbes también estimó que costaría 825 cuatrillones de dólares construir la Estrella de la Muerte en primer lugar.[66]

Apariciones[]

Apariciones no canónicas[]

Fuentes[]

  • SW Legion template Star Wars: Legion – Core Set
  • SW Legion template Star Wars: Legion – Core Set (Card: Force Choke) (Reimpreso en Emperor Palpatine Commander Expansion) (Solo imagen)
  • SW Legion template Star Wars: Legion – Core Set (Card: Jedi Mind Trick) (Reimpreso en Clone Wars Core Set) (Solo imagen)

Fuentes no canónicas[]

Notas y referencias[]

  1. Star Wars Build Your Own X-Wing logo small Star Wars: Build Your Own X-Wing 66 (Starfighter Aces: Darth Vader – Scourge of the Rebel Alliance)
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 2,5 2,6 Star Wars: Rogue One: Death Star Deluxe Book and 3D Wood Model
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 FFG A Galaxy On Fire en el sitio web oficial de Fantasy Flight Games (enlace de respaldo)
  4. 4,0 4,1 4,2 Star Wars: Episodio II El Ataque de los Clones
  5. 5,00 5,01 5,02 5,03 5,04 5,05 5,06 5,07 5,08 5,09 5,10 5,11 5,12 5,13 5,14 5,15 5,16 5,17 5,18 5,19 5,20 5,21 5,22 5,23 5,24 5,25 5,26 5,27 5,28 5,29 5,30 Catalizador: Una Novela de Rogue One
  6. 6,00 6,01 6,02 6,03 6,04 6,05 6,06 6,07 6,08 6,09 6,10 6,11 6,12 6,13 6,14 6,15 6,16 Rogue One: Una Historia de Star Wars
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 7,4 7,5 Star Wars: Rogue One: La Guía Visual Definitiva
  8. 8,0 8,1 8,2 8,3 8,4 8,5 8,6 8,7 8,8 Star Wars: Absolutamente Todo Lo Que Necesitas Saber
  9. 9,0 9,1 Helmet Collection logo small Star Wars Helmet Collection 12 (Highlights of the Saga: The Death Star)
  10. 10,00 10,01 10,02 10,03 10,04 10,05 10,06 10,07 10,08 10,09 10,10 10,11 10,12 10,13 10,14 10,15 10,16 Tarkin
  11. 11,00 11,01 11,02 11,03 11,04 11,05 11,06 11,07 11,08 11,09 11,10 11,11 Starships and Speeders
  12. 12,00 12,01 12,02 12,03 12,04 12,05 12,06 12,07 12,08 12,09 12,10 12,11 12,12 12,13 12,14 12,15 12,16 12,17 12,18 12,19 12,20 12,21 12,22 12,23 12,24 12,25 12,26 12,27 12,28 12,29 12,30 12,31 12,32 12,33 12,34 12,35 12,36 12,37 12,38 12,39 12,40 12,41 12,42 12,43 12,44 12,45 12,46 12,47 12,48 12,49 Star Wars: Episodio IV Una Nueva Esperanza
  13. «Of MSE-6 and Men» — Desde Cierto Punto de Vista
  14. 14,0 14,1 14,2 14,3 14,4 «End of Watch» — Desde Cierto Punto de Vista
  15. 15,00 15,01 15,02 15,03 15,04 15,05 15,06 15,07 15,08 15,09 15,10 15,11 15,12 15,13 Dawn of Rebellion
  16. 16,00 16,01 16,02 16,03 16,04 16,05 16,06 16,07 16,08 16,09 16,10 16,11 16,12 16,13 16,14 16,15 16,16 Star Wars: Mundos y Escenarios
  17. 17,0 17,1 StarWars-DatabankII Death Star en el Databank (enlace de respaldo)
  18. Star Wars Galaxy Map
  19. 19,0 19,1 19,2 Star Wars: Atlas Galáctico
  20. 20,0 20,1 Star Wars: La Cronología Definitiva
  21. 21,0 21,1 21,2 21,3 «Of MSE-6 and Men» — Desde Cierto Punto de Vista
  22. 22,0 22,1 22,2 22,3 Era de Rebelión - Gran Moff Tarkin 1
  23. 23,00 23,01 23,02 23,03 23,04 23,05 23,06 23,07 23,08 23,09 23,10 23,11 23,12 Estrellas Perdidas
  24. 24,0 24,1 24,2 Battlefront II: Escuadrón Infernal
  25. 25,0 25,1 Darth Vader (2015) 21
  26. «Bump» — Desde Cierto Punto de Vista
  27. «The Truest Duty» — Desde Cierto Punto de Vista: El Imperio Contraataca
  28. SWInsider «Last Call at the Zero Angle»—Star Wars Insider 156
  29. 29,0 29,1 29,2 Consecuencias: Deuda de Vida
  30. 30,0 30,1 Star Wars: Card Trader
  31. 31,0 31,1 31,2 Universo Star Wars
  32. 32,0 32,1 «An Incident Report» — Desde Cierto Punto de Vista
  33. Star Wars: Los Archivos Rebeldes
  34. Star Wars Helmet Collection 1
  35. IDWAdventures2020LogoSmaller «Tales of Villainy: Give & Take» — Star Wars Adventures (2020) 12
  36. StarWars-DatabankII Death Star Superlaser en el Databank (enlace de respaldo)
  37. 37,0 37,1 Catalizador: Una Novela de Rogue One inicia once años después de la Invasión de Naboo, que Star Wars: Atlas Galáctico data del 32 ABY. Por lo tanto, Catalizador inicia en el 21 ABY.
  38. El motín ocurrió en la época de la fundación del Imperio Galáctico, que Star Wars: La Cronología Definitiva fecha al 19 ABY.
  39. TCW mini logo Star Wars: The Clone Wars — «A Death on Utapau»
  40. 40,0 40,1 Star Wars: Episodio III La Venganza de los Sith
  41. El Retorno del Jedi: ¡Cuidado con el Lado Oscuro de la Fuerza!
  42. 42,0 42,1 Consecuencias
  43. 43,0 43,1 Thrawn: Traición
  44. 44,0 44,1 44,2 Darth Vader (2015) 1
  45. Darth Vader (2015) 3
  46. 46,0 46,1 Rebels-mini-logo Star Wars Rebels — «Los Honorables»
  47. 47,0 47,1 Linaje
  48. StarWars "Jedi Night" Trivia Gallery en StarWars.com (enlace de respaldo) (Leyenda de la imagen 6)
  49. Rebels-mini-logo Star Wars Rebels — «Noche Jedi»
  50. Rebels-mini-logo Star Wars Rebels — «Rompiendo Filas»
  51. Star Wars: Rogue One Mini Build preview on Book Manager. bookmanager.com. Archivado desde el original el 21 de marzo de 2020.
  52. 52,0 52,1 'Rogue One': 16 New Photos from the 'Star Wars' Film (2016-06-23). Entertainment Weekly. Archivado desde el original el 29 de enero de 2019.
  53. Como se señala aquí, la Estrella de la Muerte fue trasladada desde Geonosis alrededor del 9 ABY.
  54. Darth Vader (2015) 2
  55. Breznican, Anthony. 'Rogue One: A Star Wars Story' - 15 new photos! (2016-11-21). Entertainment Weekly. Archivado desde el original el 19 de marzo de 2019.
  56. «Eclipse» — Desde Cierto Punto de Vista
  57. StarWars SWCA: Star Wars Comes Home to Marvel Panel Liveblog en StarWars.com (enlace de respaldo)
  58. Princesa Leia 1
  59. Star Wars: Episodio VI El Retorno del Jedi
  60. Darth Vader Anual 1
  61. Battlefront: Compañía Crepúsculo
  62. Star Wars: La Cronología Definitiva fecha los sucesos de Consecuencias: Deuda de Vida al 5 DBY.
  63. Star Wars: El Despertar de la Fuerza novela
  64. Star Wars: Los Últimos Jedi: Edición Expandida
  65. Morris, David. The Death Star Would Cost $7.8 Octillion a Day to Run (2016-12-03). Fortune. Archivado desde el original el 19 de marzo de 2020.
  66. Pinchefsky, Carol. How Much Would It Cost to Build the Death Star from Star Wars? (2012-02-21). Forbes. Archivado desde el original el 28 de julio de 2019.

Enlaces externos[]

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
Advertisement