FANDOM


Premium-Eras-legendsPremium-Era-njoPremium-Era-leg
Este artículo es sobre el gobierno. Quizá estés buscando otros usos del término.


«Una Alianza Galáctica pacífica es el pilar más fuerte de una galaxia pacífica.»
Luke Skywalker[fuente]

La Federación Galáctica de Alianzas Libres, o también conocida como República Galáctica Federal o más conocida como la Alianza Galáctico, fue el gobierno galáctico que sucedió después de la Nueva República. Al incorporar la mayor parte de la galaxia conocida, la Alianza Galáctica fue el primer gobierno en lograr esto desde el Imperio Galáctico.

Entre el 40 y el 41 DBY, el término Nuevo Orden se aplicó a la Alianza por un corto período de tiempo. El resto del tiempo fue referido como el Viejo Orden. Después de la restauración del Imperio Galáctico como el Imperio Fel, la Alianza y el Imperio coexistieron en relativa paz, pero después del comienzo de la Guerra Sith-Imperial en el 127 DBY, la Alianza perdió la lucha contra el Imperio y aceptó el dominio Imperial.

Durante los siete años de control Imperial, el almirante Gar Stazi dirigió un movimiento de resistencia conocido como el Remanente de la Alianza Galáctica contra el Imperio Sith de Darth Krayt. Después de la Segunda Guerra Civil Imperial, el Remanente se unió con el Imperio en exilio y la Orden Jedi para formar el Triunvirato de la Federación Galáctica.

Historia

Fundación, 28 DBY

«No tiene sentido ganar una guerra solo para ver cómo la Alianza Galáctica se desmorona a nuestro alrededor después.»
―Cal Omas, poco después de la formación de la Alianza Galáctica.[fuente]

Tras la decisiva victoria de la Nueva República en la Batalla de Ebaq 9, el Jefe de Estado Cal Omas se dio cuenta de que se necesitaba un nuevo gobierno para que la galaxia sobreviviera a los horrores de la Guerra Yuuzhan Vong. Durante la invasión, las luchas políticas y el liderazgo débil llevaron a la Nueva República a una gran cantidad de derrotas. Omas se dio cuenta de que la engorrosa organización de la Nueva República no podía soportar las presiones de la guerra galáctica. Como resultado, Omas instituyó una reorganización y racionalización masiva del gobierno. La recién renombrada Federación Galáctica de Alianzas Libres, o Alianza Galáctica para abreviar, comenzó la larga tarea de volver a unir a la galaxia. Otro nombre pensado por Omas para la reorganización de la Nueva República fue la República Galáctica Federal.

Creando una Alianza Galáctica

El nuevo gobierno no estaría compuesto solo por los antiguos miembros de la Nueva República. Al incorporar a su antiguo adversario, el Remanente Imperial, así como al Consorcio de Hapes al nuevo gobierno, la Alianza logró lo que los gobiernos anteriores habían intentado durante mucho tiempo: unificar la galaxia conocida en un solo gobierno. Esto se logró aún más con la cooperación de la Ascendencia Chiss, una civilización insular de las Regiones Desconocidas en el borde de la galaxia.

Luchando contra los yuuzhan vong, 29 DBY

Shoulder skull.svg

Un logotipo de la unidad de infantería de la Alianza Galáctica durante la Guerra Yuuzhan Vong.

La primera capital de la Alianza fue Dac, antiguo defensor de la Alianza para Restaurar la República y la Nueva República. Su ubicación en los Territorios del Borde Exterior y la presencia de una flota masiva aseguraron que la nueva capital fuera segura. Una vez que el gobierno estuvo en funcionamiento, la tarea de encontrar el fin del conflicto destructivo se convirtió en su primer objetivo. Con los esfuerzos combinados de la Fuerza de Defensa de la Alianza Galáctica, la Nueva Orden Jedi y otros aliados, los yuuzhan vong se rindieron tras la muerte de su líder, el Supremo Soberano Shimrra Jamaane, durante la Batalla de Yuuzhan'tar.

Reconstrucción Galáctica 30–35 DBY

Tras la derrota de los yuuzhan vong, se necesitaba una capital más cercana al centro de la galaxia. Con Coruscant devastado y "vongformado" casi a un nivel irreconocible, el gobierno de la Alianza Galáctica planeó mudarse a Denon, un planeta en el Borde Interior que había escapado del bombardeo y la ocupación de los yuuzhan vong. La Alianza comenzó los esfuerzos de reconstrucción masiva en Coruscant, en la forma de la Autoridad de Reconstrucción. El nuevo gobierno se dedicó a la reconstrucción y reparación de la galaxia, que quedó en desorden después de la guerra. Para el 30 DBY, la Alianza Galáctica había reubicado a su gobierno en Coruscant, aunque algunos vieron esto como un movimiento de relaciones públicas, ya que todavía había mucho trabajo por hacer, sin embargo, la Alianza había tomado oficialmente la autoridad de la galaxia. Si bien los problemas con la reparación de Coruscant fueron grandes, hubo algunos puntos brillantes, como la construcción del nuevo Templo Jedi y los nuevos Edificios del Senado y el Ejecutivo cinco años después. Otros proyectos importantes de construcción incluyeron el masivo Recinto de Comando de la Fuerza de Defensa, que les dio a los militares de la Alianza un nuevo centro de comando para coordinar sus fuerzas en toda la galaxia.

Guerra del Enjambre

La Alianza Galáctica enfrentó su primera gran crisis después de la Guerra Yuuzhan Vong, en el 35 DBY, cuando los killiks fueron redescubiertos. Tras el descubrimiento de un Nido Oscuro de killiks dirigido por el Jedi Oscuro Lomi Plo, estalló la guerra entre la Ascendencia Chiss y las colmenas killik. Las relaciones entre los killiks y la Alianza se deterioraron rápidamente, ya que su adictiva membrosia negra comenzó a arruinar la vida de varios miembros del gobierno. Esto se exacerbó aún más por la muerte del Comandante Supremo Sien Sovv, quien murió cuando una nave estelar pilotada por un vratix ebrio en la membrosia colisionó con el transporte privado del almirante, matándolo a él y a todo su personal. La guerra estalló cuando las colmenas del Nido Oscuro dieron un golpe de estado en el planeta Thyferra, miembro de la Alianza, e intentaron un ataque similar contra los verpine. Afortunadamente, los esfuerzos de la Nueva Orden Jedi y la Fuerza de Defensa de la Alianza Galáctica terminaron el conflicto antes de que se convirtiera en una guerra galáctica a gran escala.


Segunda Guerra Civil Galáctica

NewGalacticCivilWar

Mapa de la Segunda Guerra Civil Galáctica.

En los años posteriores al final de la Guerra del Enjambre, la Alianza se hizo cada vez más controladora de los gobiernos locales, exigiéndole a los estados miembros que pagaran impuestos para ayudar con la reconstrucción y cedieran sus recursos militares para la flota. Algunos mundos más independientes, especialmente aquellos con industrias fuertes y vetas patrióticas que se veían a sí mismos por encima de los requisitos legales, comenzaron a ver al gobierno como un Imperio Galáctico resucitado. Para el 40 DBY, las relaciones entre la Alianza y varios gobiernos locales se habían deteriorado hasta el punto de que la Alianza decidió mostrar una muestra preventiva de poderío militar en Corellia. Cuando los corellianos lanzaron un contraataque en la demostración de fuerza, una guerra galáctica a gran escala se alzó una vez más. Mientras ambas partes luchaban por encontrar una solución diplomática a la crisis, misteriosos actos de traición y sabotaje amenazaron con descarrilar los esfuerzos de paz. Para combatir el creciente terrorismo en Coruscant, el Jefe de Estado Omas se vio obligado a instituir la Guardia de la Alianza Galáctica como una fuerza de policía secreta bajo el mando del coronel Jacen Solo. Esto dio como resultado la renuncia del Comandante Supremo Gilad Pellaeon, así como un creciente descontento sobre el sistema de gobierno cada vez más draconiano, con el canto más común en las protestas políticas siendo "El Imperio ha vuelto". Durante una confrontación sobre Hapes, la espiral hacia la guerra galáctica se detuvo temporalmente.

Sin embargo, las manipulaciones de la Lady Sith Lumiya sobre el presidente Fyor Rodan de Commenor y los bothans llevaron a la formación de la Confederación cuando el bloqueo de la Alianza de Corellia fue derrotado por la flota combinada. Omas declaró un estado de guerra contra Corellia, Bothawui y Commenor. La Alianza enfrentó una creciente crisis cuando Adumar, Fondor, Bespin y los restos del Consejo de la Herencia hapano se separaron de la Alianza Galáctica para unirse a los rebeldes. También se animó a los hutts y al Remanente Imperial a unirse, pero no lo hicieron. Muchos otros mundos menores continuaron expresando su apoyo y la Confederación, que ya poseía muchos de los principales astilleros de la galaxia, elevó la producción de naves a niveles épicos y dirigió los ataques a los astilleros de la Alianza, como los de Gyndine y Sluis Van con su propia flota de la Confederación. En una confrontación en el sistema Gilatter VIII, el antiguo Imperial Turr Phennir fue nombrado Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de la Confederación. A medida que más mundos acudían a la bandera de la Confederación, liberándose de lo que veían como tiranía de la Alianza, estallaron viejos conflictos. Pronto, militarmente, las dos fuerzas tenían fuerzas similares y había surgido una dependencia peligrosa de la AG en Hapes. Cuando Jacen Solo y la Comandante Suprema Cha Niathal se movieron contra Omas y lo depusieron, muchos vieron la acción como ilegal.

La Confederación empujó hacia el Núcleo, y en una batalla importante sobre Kuat, la Orden Jedi retiró su apoyo de la Alianza Galáctica tras el asesinato del depuesto Cal Omas, que se cree fue ordenado por Solo y llevado a cabo por uno de los suyos. Sin embargo, aunque la presión sobre el Núcleo se alivió cuando las fuerzas de la Confederación llegaron a Kashyyyk para salvar el planeta natal de los wookiee de la opresión de la Alianza, la batalla resultante vio al Consorcio de Hapes, que comprendía más del veinte por ciento de las fuerzas armadas de la Alianza, retirar su apoyo bajo la dirección de la Reina Madre Tenel Ka Djo. El Jefe de Estado Conjunto Solo se había ganado demasiados enemigos para que gran parte de la Alianza considerara que su gobierno ya no era legal.

Luego, la Alianza libró numerosas batallas contra la Confederación y los Jedi, incluido el Disparo de la Estación Centralia cuando el arma principal de la Estación Centralia destruyó la Segunda Flota y la Batalla de la Estación Centralia. En la batalla, la antigua estación espacial fue destruida por su propio disparo, devastando a las flotas de la Confederación y la Alianza.

C-GA War

El Lord Sith Darth Caedus.

Durante la Segunda Batalla de Fondor, la almirante Niathal intentó liberar a Jacen Solo de su posición de Co-Jefe de Estado después de negarse a aceptar la rendición de los fondorianos. Solo, negándose a reconocer la autoridad de Niathal, luchó contra la Flota Irregular de Las Fauces de la almirante Daala, lo que resultó en que dos tercios de la Flota de la AG permanecieran leales a Solo y Coruscant y el otro tercio se uniera a Niathal y estableciera una Alianza en el exilio en Fondor. Después de la batalla, Jacen reveló que era responsable de la muerte de Mara Jade Skywalker y que era el Señor Oscuro de los Sith Darth Caedus. La galaxia estaba una vez más bajo el gobierno de los Sith.

Caedus alió a la AG con el Consejo de Moffs y atacó a los verpine, con la esperanza de obtener el control de su valiosa instalación de municiones. Durante la batalla, se batió en duelo contra su hermana, Jaina, y perdió su brazo, lo que provocó que su sangre salpicara su rostro, permitiéndole realizar un rastro de sangre y encontrar la base Jedi, Shedu Maad. Luego, la AG atacó el planeta sin éxito, lo que llevó a la muerte de Caedus, la captura de su aprendiz, Tahiri Veila, y el final de la guerra. Los Jedi, junto con Jagged Fel, pudieron hacer que el Consejo de Moffs se uniera a ellos y llevaran a la Confederación a la mesa de negociaciones. Reformaron la AG y nombraron a la antigua Imperial Natasi Daala como Jefa de Estado. Daala pudo crear un orden de estabilidad, y el sueño de paz de Solo en la galaxia se hizo realidad.

Conflicto con la Orden Jedi

Dos años después del final de la guerra, las tres principales potencias galácticas, la AG, la Confederación y el Remanente Imperial; se reunieron en Coruscant para una cumbre que debía comenzar una unificación galáctica política. Los tres Jefes de Estado, los antiguos Imperiales Natasi Daala, Turr Phennir y Jagged Fel, apoyaron la cumbre y se reunieron para discutirla.

Sin embargo, desde el final de la guerra y la caída de Jacen Solo en el lado oscuro, muchos Jedi fueron vistos en la galaxia como alborotadores que simplemente intentaban ganar más poder. Daala, que era una acérrima anti-Jedi, comenzó una política para tomar el control de la Orden Jedi. Con este fin, ella arrestó e hizo que Luke Skywalker fuera juzgado por incumplimiento del deber. Luke fue exiliado de la Orden y de la AG y dejó Coruscant con su hijo Ben.

Daala obligó a Kenth Hamner, el Gran Maestro en funciones de la Orden Jedi, a asignar observadores a cada Jedi para vigilarlos. Sin embargo, Nawara Ven, el abogado que representa los intereses de la Orden, revocó la ley en los tribunales.

Revueltas de esclavos

En este momento, debido a las acciones del movimiento del bajo mundo llamado Vuelo de Libertad, la opinión pública comenzó a volverse contra la esclavitud en la galaxia con revueltas que estallaron en mundos como Klatooine y Blaudu Sextus. Daala decidió reprimir estos movimientos y contrató a una compañía de supercomandos mandalorianos para aplastar brutalmente la revuelta en Blaudu Sextus. Al presenciar la masacre, los Jedi decidieron actuar contra Daala y apoyar a los esclavos en su intento de libertad. Derrocaron al Gran Maestro Hamner cuyas políticas estaban demasiado alineadas con las de Daala y enviaron una flota de naves para apoyar a los esclavos.

Al mismo tiempo, el Jefe de Estado del Remanente Imperial, Jagged Fel, decidió que no quería alinear a su gobierno con el de Daala después de que ella le pidiera que le asignara tropas para ayudar a aplastar las revueltas alrededor de la galaxia. Se retiró de las conversaciones de unificación y dejó Coruscant.

Algún tiempo después, los Jedi organizaron un plan para derrocar a Daala al mismo tiempo que el senador Haydnat Treen y el general Merratt Jaxton lanzaron su propio golpe. Daala fue exitosamente removido del poder y arrestada. Para mantener el control de la Alianza, se formó un Triunvirato compuesto por Saba Sebatyne, Gran Maestro en funciones de la Orden Jedi, Treen y Jaxton. Las decisiones se tomaron teniendo una mayoría de dos tercios en el Triunvirato.

Bajo el Triunvirato, el exilio de Luke Skywalker terminó. A su regreso a Coruscant, el Triunvirato se disolvió, y toda la Orden Jedi partió de la capital. En su ausencia, la Tribu Perdida de los Sith manipuló al Senado para que eligiera a la entidad del lado oscuro Abeloth para el cargo de Jefe de Estado, aunque el Senado creía que ella era la senadora Rokari Kem de Qaras.

El nuevo Imperio y el Proyecto de Ossus

En los años posteriores a la Segunda Guerra Civil Galáctica, el Remanente Imperial comenzó a ganar más y más influencia. Bajo el liderazgo de la dinastía Fel, el Remanente comenzó a restablecerse lentamente como un Imperio una vez más.

La Alianza también se embarcó en un nuevo programa ambicioso: el Proyecto de Ossus. Respaldado por la Nueva Orden Jedi, y siendo dirigido por Kol Skywalker y Nei Rin de la Casta de los Modeladores yuuzhan vong, el planeta Ossus se utilizó como banco de pruebas para restaurar los ecosistemas planetarios a través de la tecnología modeladora. Los resultados fueron espectaculares, ya que Ossus emergió en un verde mundo de selvas.

Cien mundos fueron seleccionados por la Alianza para ser terraformados. Sin embargo, una Orden Sith resurgente saboteó los proyectos, causando inmenso dolor y enojo entre los ciudadanos de los mundos seleccionados del proyecto. Los Jedi inmediatamente sospecharon sabotaje, pero no pudieron probarlo. Cuando numerosos mundos comenzaron a sospechar que fueron los yuuzhan vong quienes causaron el fracaso del proyecto, la Orden Jedi instó al gobierno de la Alianza Galáctica a apoyar a los vong contra las críticas. Enfurecidos, numerosos mundos comenzaron a declarar su independencia de la Alianza o su neutralidad.

Guerra Sith–Imperial

BattleofCaamas

El fin de la Alianza Galáctica.

El resurgente Imperio utilizó la situación después del fracaso del Proyecto de Ossus para atraer a los mundos miembros de la Alianza. Invocando el Tratado de Anaxes, el Imperio le declaró la guerra a la Alianza Galáctica. Las profundas divisiones de la guerra yuuzhan vong dejaron a muchos mundos de la Alianza declarando neutralidad en el conflicto, mientras que algunos realmente se unieron al Imperio. A pesar de estos reveses, la Alianza pudo defenderse contra el Imperio y fue el lado ganador después del primer año de conflicto.

En el segundo año de la guerra, Darth Krayt y la Orden Sith se aliaron con el Imperio, revirtiendo las pérdidas del Imperio y poniendo a la Alianza a la defensiva. El tercer año de la Guerra Sith-Imperial resultó en la derrota militar de la Alianza en la Batalla de Caamas, y la ocupación Imperial de Coruscant. El Imperio se restableció así como el gobierno galáctico primario, e inmediatamente cambió su sede de gobierno al planeta capital galáctico.

Algunos de los planetas restantes de la Alianza se rindieron al Imperio y se sometieron al señorío Imperial bajo el liderazgo existente de la Alianza. La burocracia de la Alianza se integró en el nuevo gobierno en su totalidad, aunque los Moff planearon una transición completa a un sistema de gobierno Imperial.[17]

La resistencia de la Alianza

Con el liderazgo de la Alianza bajo control Imperial, parte del ejército de la Alianza, centrado en las Fuerzas Centrales del almirante Stazi, formó un movimiento resistente y continuó la lucha contra el Imperio. Durante los siete años que siguieron a la rendición de la Alianza en la Batalla de Caamas, la flota del almirante Stazi participó en ataques de golpe y fuga. Siempre con pocos suministros y luchando por mantenerse un paso por delante de las fuerzas Imperiales, los restos de la Alianza Galáctica volvieron a un estado similar al de la Alianza para Restaurar la República. La Nueva Orden Jedi también se negó a reconocer el control Imperial.

En el 137 DBY, el depuesto Emperador Roan Fel intentó formar una alianza con representantes de la Alianza contra los Sith. Al almirante Stazi se le encargó representar a los remanentes de la Alianza Galáctica en una reunión en la Rueda, que terminó abruptamente después de que los saboteadores Sith llevaran a Stazi a creer que la lanzadera de los Imperiales había disparado por su cuenta. Después de una breve pelea, el administrador Pol Temm ordenó a ambas partes que abandonaran la Rueda, sin un acuerdo a la vista.

A pesar del poder del dominio de Darth Krayt sobre la galaxia, partes de la Alianza Galáctica aún no habían sido conquistadas o sometidas. Estos mundos y regiones proporcionaron material y apoyo a las Fuerzas del Núcleo de la Alianza Galáctica, lideradas por el almirante Stazi.

Debido a la impaciencia de los Sith y al hecho de que la Alianza podría reducirse a una flota pirata, Stazi planeó capturar un nuevo Destructor Estelar clase Imperioso llamado Imperioso, en Dac, para que la flota pudiera realizar más ataques importantes. Aunque fue una trampa colocada por el almirante Dru Valan para eliminarlo, Stazi logró robar el Imperioso y luego destruyó un tercio del astillero del planeta. Esto obligó a los Sith a ejecutar al Consejo Calamari.

Sin embargo, desconocidos para la Alianza y los Sith, los Caballeros Imperiales colocaron bombas a bordo del Imperioso para que detonaran en el momento en que las armas estuvieran activas. Las bombas fueron desactivadas y Stazi consideró una alianza con Fel, por lo que cambió el nombre del Destructor Estelar Avanzado, al Alianza.

Tras la aparente muerte de Darth Krayt, el almirante Stazi dirigió una gran flota de naves de guerra de la Alianza en una batalla con las fuerzas de Fel. Después de la batalla, el Emperador Fel habló con Stazi sobre su resultado. Después de una breve discusión sobre las posiciones en las que se encontraban, Fel se disculpó por las acciones de Fenel, diciendo que había pensado que Fenel entendía la situación mejor de lo que realmente lo hacía.

El Tenaz, habiendo deshabilitado su mecanismo de autodestrucción, le fue entregado a las fuerzas de Fel como un símbolo de buena fe. Stazi había demostrado ser un estadista igual que podía manejar la intimidación de Fel por el momento, y la alianza entre la AG y el Imperio Fel logró mantenerse unida, aunque Stazi desconocía cuánto tiempo duraría realmente. Al almirante Stazi le correspondió mantener la alianza militar unida, así como asegurarse de que sus nuevos aliados no se rebajaran para usar las tácticas empleadas por las fuerzas Sith-Imperiales.

Finalmente, Darth Wyyrlok emitió el Protocolo Final al científico Sith Vul Isen. Con este fin, Isen envenenó el planeta acuático Dac. Tres días después, el Escuadrón Pícaro fue enviado a una misión de reconocimiento de rutina cuando notaron a los millones de mon calamari muertos. Después de un combate de cazas estelares con los Depredadores Imperiales, los Pícaros regresaron a la flota para informarle a Stazi de la situación en Dac. Stazi, ahora alertado de la situación en Dac, contactó de inmediato al general Oron Jaeger y le informó de la situación. El general Jaeger le informó a Stazi que no podía comprometer la flota leal de Fel sin una orden directa del propio Emperador. Sin inmutarse, Stazi estaba decidido a actuar. Todavía a bordo del Alianza después de la emboscada en el sector Arkanis, el Maestro Jedi Te Corso ofreció la ayuda de la Nueva Orden Jedi. Además de ofrecerle un grupo de cazas estelares, el Maestro Corso le informó al almirante que la Orden sabía de un mundo seguro donde los refugiados de Dac estarían a salvo. Animado, Stazi puso en marcha su plan. Stazi envió elementos del Escuadrón Pícaro, dirigido por Ronto, y el Escuadrón Espada, dirigido por el Maestro Drok, para que se infiltraran en los diques y desactivaran las defensas del planeta. En la superficie del planeta, el Maestro Jedi Asaak Dan, el capitán Tanquar y los Rangers Mon calamari se enfrentaron a los soldados de asalto Imperiales en Heurkea, asegurando los muelles de la ciudad para servir como base de operaciones para la evacuación.[18]

Con las defensas del astillero desactivadas y Heurkea asegurada, Stazi y la flota de la Alianza Galáctica emergieron del hiperespacio. El Alianza, respaldado por múltiples cruceros de batalla principales MC140 clase Scythe, capturó varios Destructores Estelares clase Pellaeon y numerosas fragatas, y se enfrentó a una fuerza simbólica Sith de cinco Destructores Estelares. Superados en número y abrumados por una potencia de fuego superior, las naves de guerra Sith sobrevivientes se retiraron. Con el espacio alrededor de Dac despejado, Stazi le aviso a la flota de evacuación. El genocidio del Protocolo Final en Mon Calamari hizo que muchos ciudadanos en la galaxia se enojaran con Wyyrlok. Una flota de naves estelares privadas, que van desde los antiguos cruceros Mon Cala hasta los Destructores Estelares de la era de la Guerra de los Clones y los transportes privados descendieron en masa en Dac para rescatar a la población.[18]

Con la flota de la Alianza Galáctica comprometida en la operación de rescate, los Sith Imperiales lanzaron su trampa. La Tercera Flota del Borde Exterior, bajo el mando del almirante Krion Grail y supervisada por el Moff Geist y el Puño Sith Darth Stryfe, abandonó el hiperespacio detrás de la flota de la Alianza. Después de una corta pelea, parecía que los Sith había obtenido la victoria. El General Jaeger llegó con una flota de Destructores Estelares leales a Fel y las dos flotas trabajaron juntas para hacer retroceder a los Sith. Las fuerzas de Stazi lograron rescatar al 20 por ciento de la población.[18]

Triunvirato de la Federación Galáctica

En un audaz intento de derrocar al Imperio Sith de una vez por todas, el Remanente de la Alianza Galáctica y sus aliados lanzaron un audaz asalto para liberar Coruscant y a toda la galaxia del dominio Sith. Con la ayuda de sus aliados Imperiales y Jedi, la Alianza enfrentó a las fuerzas Sith-Imperiales en una batalla final para decidir el destino de la galaxia. Mientras el almirante Gar Stazi supervisaba la lucha que se produjo en la órbita de Coruscant, el Jedi Cade Skywalker luchó contra las fuerzas Sith en el planeta Sith hasta que se enfrentó a Darth Krayt, el Señor Oscuro de los Sith y el Emperador de la Galaxia.[19]

A pesar de las bajas fuerzas de los aliados, Skywalker completó su objetivo y mató a Krayt, dejando así al Imperio sin su emperador. A medida que los restos del Un Sith se reunieron alrededor del liderazgo de Darth Nihl, el autoproclamado sucesor de Krayt, el Imperio Galáctico se vino abajo por completo con su aplastante derrota en Coruscant. Bajo el gobierno de un nuevo Triunvirato de la Federación Galáctica, compuesto por el almirante Gar Stazi, la Emperatriz Marasiah Fel y el Maestro Jedi K'Kruhk, los triunviros reunieron la galaxia conocida en el año 138 DBY.[19]

Pero a pesar de que Darth Krayt estaba muerto y su imperio destruido, su legado continuó perseverando a través de la supervivencia de los Un Sith. Bajo el liderazgo de Nihl, los Sith restantes se dispersaron por la galaxia con órdenes del nuevo Señor Oscuro de infiltrarse en varios gobiernos planetarios, librando así una nueva guerra contra el Triunvirato de la Federación Galáctica desde las sombras, hasta su derrota en el 140 DBY.[19]

Gobierno y políticas

Los cambios gubernamentales entre la Nueva República y la Alianza Galáctica incluyeron una nueva constitución, una rama judicial más fuerte y un mejor sistema de controles y equilibrios que frenaron el poder que había estado casi exclusivamente en manos del Senado. El nuevo federalismo definió adecuadamente los roles entre el gobierno y sus mundos miembros.

El gobierno de la Alianza Galáctica estaba dirigido por un Jefe de Estado y un Alto Consejo que consistía en Jedi, senadores y miembros del liderazgo militar y gubernamental de la Alianza. Los Jedi luego se retiraron del Alto Consejo a favor de formar su propio cuerpo de liderazgo; El Alto Consejo Jedi. Como tal, la Alianza creó un Consejo Asesor para reemplazar al Consejo Superior.

La nueva alianza era una república federal, que definía adecuadamente los roles tanto del gobierno federal como de los estados y mundos miembros. Un sistema federal más fuerte fue el mayor cambio en la estructura general del gobierno luego de la disolución de la Nueva República.

Rama ejecutiva

Presidenta Daala

Jefa de Estado Natasi Daala.

La Alianza, como la anterior Nueva República, estaba encabezada por el Jefe de Estado. El Jefe de Estado era elegido al recibir una mayoría de votos en el Senado de la Alianza. El Jefe de Estado también era el Presidente del Senado, nuevamente siguiendo la estructura similar del antiguo sistema de la Nueva República. Una diferencia importante entre los dos sistemas era que el Jefe de Estado de la Alianza Galáctica parecía poseer más poderes ejecutivos, diseñados para frenar el poder de la legislatura. Esta forma de controles y equilibrios fue una de las principales diferencias que diferenciaron al nuevo gobierno del anterior. El Jefe de Estado era ayudado por un Consejo Superior y un Consejo Asesor, que consisten en los jefes de los diversos departamentos gubernamentales, militares y de inteligencia.

Después del derrocamiento de Natasi Daala, la rama ejecutiva fue alterada para ser dirigida por un Triunvirato, ayudado por una poderosa burocracia. El Triunvirato se rindió al Imperio después de la Batalla de Caamas. El Imperio reclamó Coruscant como su nueva sede de gobierno, pero al Triunvirato y la burocracia se les permitió permanecer como gobernadores vasallos de los restos del espacio de la Alianza.

Rama legislativa

El principal cuerpo legislativo de la Alianza Galáctica era el Senado. El Senado estaba compuesto por representantes de todos los mundos miembros y estados que componían el nuevo gobierno. Los poderes del Senado fueron restringidos bajo la nueva constitución por una serie de controles y equilibrios, es decir, aumentar los poderes tanto del poder ejecutivo como del poder judicial. A pesar de estos cambios, el Senado siguió siendo una parte poderosa e importante del gobierno de la Alianza. Alguna corrupción había comenzado a volver al Senado después del final de la guerra contra los yuuzhan vong, pero la mayoría de los senadores seguían comprometidos y leales a la Alianza.

Rama judicial

La rama judicial del gobierno de la Alianza recibió el mayor aumento de poder bajo la nueva constitución de la Alianza. El aumento de la supervisión y el poder judicial fue diseñado para ayudar a frenar cualquier abuso o corrupción legislativa, que se hizo cada vez más común durante los últimos años de la Nueva República.

Miembros

La invasión yuuzhan vong proporcionó un catalizador útil para unir a los mundos y gobiernos de la galaxia bajo un solo gobierno. Además de los antiguos mundos miembros, sistemas y sectores de la Nueva República, el Remanente Imperial, el Consorcio de Hapes y la Ascendencia Chiss también se unieron a la nueva Alianza Galáctica como regiones autónomas; no estando representados en el Senado, aunque siendo obligados a ayudar en la defensa con la FDAG, y se les permite gobernarse internamente y seguir sus propias leyes. No se sabe si el Espacio Hutt se unió también, aunque contribuyeron con naves y armas a la Liberación de Coruscant.

Relación con la Nueva Orden Jedi

El primer acto de Luke Skywalker con respecto a la Alianza Galáctica fue la formación de un nuevo Consejo Jedi. Los Jedi fueron vistos ampliamente como una especie de agentes especiales del nuevo gobierno, y fueron ampliamente utilizados y se extendieron por toda la galaxia. Además, se pidió a los Maestros Jedi que se unieran al nuevo Consejo Asesor de la Alianza Galáctica del primer Jefe de Estado, Cal Omas. Finalmente, Skywalker separó a los Jedi del Consejo Asesor, alegando que los Jedi siempre debían tener una visión justa y equilibrada del universo, a los individuos, y no al gobernar.

Guerra Yuuzhan Vong

Desde el comienzo de la Alianza Galáctica en Mon Calamari, la Nueva Orden Jedi de Luke Skywalker estuvo estrechamente involucrada con el nuevo gobierno. Al ver cómo los Jedi jugaron un papel importante en la creación del nuevo gobierno, debido al apoyo de la Orden a Cal Omas como Jefe de Estado durante la elección del Jefe de Estado. Cuando la nueva Alianza comenzó a reformarse y llevar la lucha de regreso a los yuuzhan vong, se formó un Alto Consejo, compuesto por seis miembros Jedi y seis no Jedi, encabezados por el Jefe de Estado. Este consejo dirigió la política durante los últimos años de la Guerra Yuuzhan Vong, trabajando juntos para poner fin a la guerra. A pesar de cierta tensión sobre el proyecto Alfa Rojo, la solidaridad entre la Alianza y los Jedi se mantuvo firme, ya que ambos jugaron un papel clave en la derrota de los yuuzhan vong durante la Liberación de Coruscant.

Años de posguerra, 30–34 DBY

Después de la derrota de los vong, la Alianza Galáctica se dedicó a la tarea de reconstruir la galaxia. Como gesto de gratitud, la Alianza construyó un nuevo Templo Jedi, aunque algunos Jedi vieron este movimiento como un intento de vincular aún más la Orden con el nuevo gobierno. Independientemente de esto, los Jedi ayudaron activamente al gobierno a volver a unir la galaxia, luchar contra los piratas, servir como mediadores en disputas planetarias y reubicar a las personas que perdieron sus mundos durante la guerra. El Consejo Superior todavía se consideraba uno de los cuerpos más altos de la Alianza, aunque el Consejo Asesor de la Alianza Galáctica había comenzado a ver una mayor influencia.

Crisis killik

Para el 35 DBY, la Orden Jedi y la Alianza tenían una relación algo tensa. Si bien la Orden Jedi se comprometió a ayudar a la Alianza a restaurar la paz en la galaxia, algunos Jedi sintieron que la Orden no tenía ningún lugar involucrado con el gobierno. Los Jedi más radicales temían haberse convertido en una herramienta efectiva para la política gubernamental. Si bien la relación se tensó aún más durante la Guerra del Enjambre, se mantuvo firme ya que tanto las fuerzas de la Alianza como las Jedi lograron evitar una guerra galáctica total con los chiss y los killiks. Después de que Luke Skywalker se declaró Gran Maestro de la Orden, los Jedi se retiraron del Alto Consejo, dándose cuenta de que los Jedi deberían dejar la formulación de políticas gubernamentales a la Alianza. Si bien este movimiento causaría una fricción adicional entre Cal Omas y el Maestro Skywalker, el gobierno y los Jedi continuaron trabajando hacia el objetivo común de una galaxia pacífica.

Segunda Guerra Civil Galáctica

Durante los cinco años que separaron la Guerra del Enjambre y la Segunda Guerra Civil Galáctica, el gobierno de la Alianza Galáctica vio mejores relaciones con la Nueva Orden Jedi. Tanto Cal Omas como el Maestro Luke Skywalker reanudaron su relación de trabajo cordial, con buenos sentimientos entre los dos evidentes durante varias reuniones durante el inicio de la nueva crisis corelliana. El Maestro Skywalker parecía abrazar la creencia de que la Orden Jedi sirvió mejor a la galaxia al apoyar a la Alianza Galáctica, que todavía se veía como la mejor esperanza para una paz duradera. A medida que el conflicto comenzó a expandirse, los Caballeros Jedi lucharon junto a las fuerzas de la Alianza Galáctica contra la creciente Confederación.

El Caballero Jedi Jacen Solo se convirtió en el jefe de la Guardia de la Alianza Galáctica, a pesar de la oposición de otros miembros de la Orden. Pronto cayó al lado oscuro y más tarde daría un golpe de estado y se convirtió en Jefe de Estado Conjunto. Durante la Batalla de Kuat, la Nueva Orden Jedi retiró su apoyo de la Alianza y estableció una base en la Luna Boscosa de Endor en respuesta a las acciones de Jacen en Kashyyyk. También planearon removerlo como Jefe de Estado Conjunto. Lucharon directamente contra la Alianza en la Batalla de la Estación Centralia y las batallas restantes de la guerra.

Después de que Darth Caedus fue asesinado durante la Batalla de la Estación Uroro, los Jedi se unieron a la Alianza Galáctica. En lugar de celebrar elecciones, Natasi Daala, la ex almirante Imperial, fue nombrada Jefa de Estado por varios altos funcionarios de la Alianza. Ella fue muy crítica con la Orden Jedi, una vez dijo que "un sistema justo no necesita supervisores". En el 43 DBY, ordenó el arresto de Luke Skywalker y lo acusó de incumplimiento del deber por no evitar que Jacen cayera al lado oscuro y por llamar a todos los Jedi al templo en Coruscant.

Economía

El predecesor de la Alianza Galáctica, la Nueva República, tenía una economía muy compleja y diversa. La economía prácticamente colapsó durante la Guerra Yuuzhan Vong. Entonces, inmediatamente después de la guerra, la Alianza comenzó los masivos esfuerzos de reconstrucción en toda la galaxia, en forma de la Autoridad de Reconstrucción. La Autoridad se encargó de cosas tales como volver a terraformar Coruscant y encontrar un nuevo planeta natal para los Ithorianos y otras especies que perdieron sus hogares ante los vong.


Sociedad y cultura

La Alianza Galáctica tenía una cultura muy diversa como su predecesora, la Nueva República. La Alianza tenía una política liberal hacia el arte y la cultura. El estilo estético dominante de la Alianza Galáctica era la opulencia y la ornamentación.

Fuerzas armadas

Fuerza de Defensa de la Alianza Galáctica

LEGGASoldiers

De izquierda a derecha: soldado, explorador, piloto y oficial.

El brazo militar del gobierno era conocido como la Fuerza de Defensa de la Alianza Galáctica. Dirigida por el Comandante Supremo, la Fuerza de Defensa consistía en la Armada y el Ejército de la Alianza Galáctica. Estas fuerzas controladas por el gobierno federal se encargaron de numerosos roles, desde asegurar hiperrutas hasta proteger mundos clave, así como enfrentarse a cualquier agresor que buscara atacar o dañar a la Alianza. Su estructura era extremadamente similar a la antigua Fuerza de Defensa de la Nueva República, aunque su tamaño era significativamente mayor, debido a la acumulación de naves de guerra durante la guerra. Durante las últimas etapas de la guerra contra los yuuzhan vong, el gobierno mantuvo cuatro flotas estratégicas. Sus tácticas a menudo eran ataques de golpe y desvanecimiento popularizados por la Alianza Rebelde durante la Guerra Civil Galáctica, debido en parte al almirante retirado Gial Ackbar que ayudó a reorganizar la Fuerza de Defensa en los meses previos a la Batalla de Ebaq 9.

Cinco años después del final de la guerra, la Flota de Defensa parecía haber recuperado su fuerza antes de la guerra, con al menos cinco flotas estratégicas bajo el mando del gobierno. La Quinta Flota de la Alianza Galáctica, bajo el mando del almirante bothan Nek Bwua'tu, fue asignada a patrullar la Vía Hydiana, aunque se volvió a desplegar durante la crisis killik. Varios años después, durante la Segunda Guerra Civil Galáctica, la Fuerza de Defensa comenzó a desplegar numerosas unidades nuevas, incluido el portaaviones clase Galáctico, el portanaves pesado Mon Cala y el caza estelar clase Aleph.

Después de la Guerra Sith-Imperial, los restos del ejército de la Alianza, centrados alrededor de las Fuerzas del Núcleo de la Alianza Galáctica, se mantuvieron para continuar la lucha. Enviaron numerosas nuevas naves de guerra y cazas estelares, incluido el caza estelar Fuego cruzado CF9, el crucero de batalla principal MC140 clase Scythe y muchas otras naves de apoyo.

Armada Hapana

A pesar de que el Consorcio de Hapes se unió a la Alianza Galáctica, aún conservaba sus propias fuerzas militares para la defensa personal. La Armada Real Hapana era autónoma de la Fuerza de Defensa de la Alianza Galáctica, como lo demuestra la protección de los hapanos de las colonias killik un año antes del estallido de la Guerra de Enjambre. Sin embargo, entre la Guerra del Enjambre y la Segunda Guerra Civil Galáctica, la Armada Hapana suministró dos flotas que sirvieron temporalmente bajo el control del gobierno de la Alianza Galáctica.

Fuerzas armadas del Remanente Imperial

Al igual que el Consorcio de Hapes, el Remanente Imperial retuvo sus límites y un grado de autonomía después de unirse a la Alianza Galáctica. Como resultado, el Remanente retuvo su propia flota estelar también. Al igual que la armada hapana, las fuerzas del Remanente eran semiautónomas de las fuerzas de la Alianza, controladas por el gobierno federal.

Aun así, las naves de guerra del Remanente a menudo trabajaban junto con las naves de guerra de la Alianza. Durante la Batalla de Yuuzhan'tar, la Cuarta Flota de la Alianza Galáctica estaba compuesta por una mezcla de naves de guerra de la Alianza y Destructores Estelares bajo el mando del Gran Almirante Gilad Pellaeon.

Más tarde, el Remanente se retiró de la Alianza Galáctica, terminando así la reciente cooperación entre los dos gobiernos. Durante la Segunda Guerra Civil Galáctica, elementos de las Fuerzas Armadas Imperiales lucharon en ambos lados en diferentes momentos en las etapas posteriores de la guerra. Sin embargo, el Imperio y sus flotas se separaron claramente antes de la Guerra Sith-Imperial del 127 DBY.

Armadas planetarias

Algunos mundos miembros clave, como Corellia, mantuvieron armadas privadas y fuerzas armadas para la defensa personal. Estas fuerzas estaban bajo el control directo de estos estados miembros y parecían ser al menos parcialmente autónomas de la Fuerza de Defensa. En el momento de la Segunda Guerra Civil Galáctica, las nuevas leyes aprobadas por el gobierno de la Alianza buscaban reducir el tamaño de estas fuerzas planetarias en favor de la más centralizada Fuerza de Defensa de la Alianza Galáctica.

Astrografía

La Alianza Galáctica estaba compuesta por una porción significativa de la Galaxia Conocida, que se extendía desde los Mundos del Núcleo al Espacio Salvaje, abarcando al menos 1.2 millones de mundos. Su membresía era mayor que la de la Nueva República, debido al hecho de que otros gobiernos como el Remanente Imperial y el Consorcio de Hapes también eran miembros. La capital de la Alianza Galáctica era Coruscant, siguiendo la tradición de los gobiernos galácticos anteriores. La Alianza Galáctica también estaba rodeada por dos poderes galácticos más pequeños, la Ascendencia Chiss y el Espacio Hutt. Parte del espacio hutt era un miembro nominal de la Alianza Galáctica, como lo estaban partes del Imperio. El estado de los otros gobiernos menores, como el Sector Corporativo, el Río Cron, los sectores Senex, Juvex, y la Centralidad, etc., tampoco está claro, aunque se sabe que el sector Mandalore no se unió a la Alianza Galáctica a partir del 40 DBY.

Entre bastidores

La Federación Galáctica de Alianzas Libres recibió su nombre como un guiño, y como un medio para incorporar al canon, el uso de los acrónimos "GFFA" (en otras palabras, "Galaxy Far, Far Away") al referirse a la galaxia de Star Wars en su conjunto.[20][21]

En Legado de la Fuerza: Traición, Cal Omas dice que la Alianza consiste en "cientos" de mundos. Este es un número pequeño en comparación con las cifras del canon para el número total de planetas habitados, pero podría explicarse si Omas estaba pensando en términos de planetas con representación senatorial directa, que habían sido las unidades básicas de membresía de la República Galáctica.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+