FANDOM


Premium-Eras-canon
Tab-canon-white  Tab-leyendas-black 
«No me falle otra vez… Almirante.»
―Darth Vader, a Firmus Piett[fuente]

Firmus Piett, un hombre humano nativo de Axxila, fue un oficial Imperial que sirvió en las fuerzas navales del Imperio Galáctico durante la Guerra Civil Galáctica. Para el momento de la Batalla de Hoth, se desempeñó como primer oficial del Acorazado Estelar Ejecutor, nave insignia del Lord Sith Darth Vader, ayudando al Almirante Kendal Ozzel. Después de que Ozzel cometió un error fatal durante la búsqueda de la Alianza Rebelde, Piett fue ascendido a almirante y recibió el mando de la nave insignia de Vader. Él sirvió bajo ese cargo hasta la Batalla de Endor, donde sirvió como Almirante de Flota, cuando la Armada Imperial se enfrentó a la Flota Rebelde alrededor de la segunda Estrella de la Muerte en el año 4 DBY. El almirante pereció a bordo de su nave estelar cuando el caza estelar Ala-A de Arvel Crynyd se estrelló contra el puente del Ejecutor.

Biografía

Vida temprana y carrera

«¿Lo ves, Piett? No debemos dudar en usar el látigo cuando sea necesario, pero existen momentos en los que usar un anzuelo es aún más efectivo.»
―Gran Moff Tarkin, a Firmus Piett[fuente]

Nacido como un hombre humano, Firmus Piett provenía de Axxila, un planeta ubicado en los Territorios del Borde Exterior de la galaxia. En algún momento, Piett se unió a la flota estelar del Imperio Galáctico de Palpatine y subió de rango.[1] Como oficial subalterno bajo el mando del Gran Moff Wilhuff Tarkin, asistió a la ceremonia de presentación del planeta Jelucan al Imperio Galáctico, luego de su conquista ocho años después de las Guerras Clon.[8]

Búsqueda de los rebeldes

Para el 3 DBY,[2] Piett había sido nombrado capitán. Estaba designado en el Ejecutor, un Superdestructor Estelar que actuaba como la nave insignia de Darth Vader, la mano derecha del Emperador Sheev Palpatine. La misión de la flota personal de Destructores Estelares de Vader, el Escuadrón de la Muerte, era buscar en la galaxia la base secreta de la Alianza Rebelde.[6]

En el Ejecutor, Piett estaba subordinado al Almirante Kendal Ozzel, a quien veía como un oficial pomposo e incompetente.[4] A Piett se le asignó notablemente la tarea de recopilar y analizar datos enviados por droides de sonda Imperiales en busca de rastros de los rebeldes. Cuando llegó información de una sonda que exploraba el sistema Hoth, Piett llamó al Almirante Ozzel mientras Vader estaba presente en el puente. Vader reconoció la información como una pista sólida sobre la ubicación de la sede de los rebeldes, y ordenó al Escuadrón de la Muerte que estableciera rumbo hacia el mundo helado de Hoth.[6]

Almirantazgo

Ozzel: «Lord Vader, la flota salió de la velocidad luz y nos...»
Darth Vader: «Me ha fallado por última vez, Almirante. Capitán Piett.»
Firmus Piett: «Sí, milord.»
Darth Vader: «Que las tropas desciendan lejos del campo de energía, despliegue la flota para que nada pueda salir del sistema. Usted está al mando ahora, Almirante Piett.»
Firmus Piett: «Gracias, Lord Vader.»
―Ascenso de Firmus Piett [fuente]
Ozzel croaks

Piett recibe su ascenso a almirante.

Sin embargo, el Almirante Ozzel hizo un desastre completo al aproximar el Escuadrón de la Muerte a Hoth, sacando las naves del hiperespacio demasiado cerca del sistema. Como los rebeldes ahora sabían de la presencia del Imperio, pudieron erigir un escudo de defensa sobre su base, evitando cualquier bombardeo orbital. El Capitán Piett estaba al costado de Ozzel cuando Darth Vader ahorcó con la Fuerza al almirante. Con Ozzel muerto, la mano derecha del Emperador ascendió al Capitán Piett a almirante en ese momento. La primera acción de Piett como almirante de la Armada Imperial fue ordenar la eliminación del cadáver de su predecesor.[6]

Gracias a la intervención de las fuerzas terrestres del General Maximillian Veers, el Imperio logró dominar Hoth, obligando a los rebeldes a evacuar. A pesar del bloqueo orbital impuesto por el Escuadrón de la Muerte, muchas naves enemigas lograron escapar por las grietas bajo el fuego de cobertura del cañón de iones planetario rebelde. Posteriormente, el Almirante Piett recibió la orden de rastrear una de las naves que huían, el Halcón Milenario. Con esa nave y su tripulación conformada por Han Solo, Leia Organa, C-3PO y Chewbacca como cebo, Vader confiaba en que podría atraer a Luke Skywalker a una trampa.[6]

Bajo el mando de Piett, el Ejecutor luego se dedicó a la búsqueda del Halcón Milenario.[6] Uno de los tripulantes del puente que sirvió bajo su mando durante la persecución fue la Teniente Comandante Ciena Ree.[8] Cuando se supo que la nave rebelde se estaba escondiendo en el campo de asteroides del sistema Hoth, el almirante estaba preocupado de que los escombros pudieran causar un daño significativo a las naves del Escuadrón de la Muerte. Vader, sin embargo, ignoró el consejo de Piett y ordenó a la flota que ingresara al campo de asteroides. Fiel a sus palabras, el campo de asteroides castigó brutalmente a la flota Imperial con repetidos impactos de meteoritos, destruyendo al menos un Destructor Estelar y causando daños significativos en la flota. En una conferencia holográfica con Vader y los comandantes de los otros Destructores, uno de los cuales murió durante la reunión cuando su Destructor fue destruido, el Capitán Lorth Needa expresó su creencia de que la nave rebelde debió haber sido destruida lógicamente considerando el daño que habían sufrido, pero Vader insistió en que todavía estaban vivos y le ordenó que siguiera buscando. Poco después, Piett se unió a la conferencia después de recibir la noticia de que el propio Emperador Palpatine exigía hablar con su mano derecha, informando a Vader. Por orden de Vader, sacó al Ejecutor del campo de asteroides, con la esperanza de enviar una transmisión clara.[6]

ThreeNaziAmigos-ESB

Piett supervisando a los miembros de la tripulación.

Para disgusto discreto del Almirante Piett, Vader más tarde reunió a un grupo heterogéneo de cazarrecompensas en el puente del Ejecutor, alistándolos en su camino para capturar al Halcón Milenario. Sin embargo, después de que el Lord Oscuro habló con los cazadores, entre ellos[6] el legendario[9] Boba Fett, Piett informó que el Halcón había sido encontrado, ya que habían recibido una señal prioritaria del Vengador. Sin embargo, el Destructor Estelar finalmente perdió la nave, y Vader ejecutó a su capitán, Lorth Needa, para dar cuenta del fracaso. Inmediatamente después, Piett informó que su exploración se había completado y que no había señales del Halcón. Vader ordenó que se calcularan todos los posibles destinos hiperespaciales, y amenazó a Piett con que no le fallara nuevamente, sin embargo, el Halcón realmente se había escondido en la torre de mando del Vengador. Mientras la tripulación creía que simplemente podían escapar, disfrazados con la basura arrojada antes de que la nave de guerra saltara, fueron seguidos por Fett. El Imperio pronto supo que se habían ido a Bespin, y Vader lanzó una trampa para Skywalker. Para evitar un posible escape rebelde, las fuerzas de Piett desactivaron el hipermotor del Halcón Milenario.[6]

Mientras que el Capitán Solo fue encarcelado en carbonita y entregado a Fett, Skywalker, C-3PO, R2-D2, Organa, Chewbacca y su nuevo aliado, Lando Calrissian, lograron escapar de Ciudad Nube. Sin embargo, Piett le aseguró a Vader que el hipermotor del Halcón estaba desactivado. Vader ordenó que se preparara un equipo de embarque, con sus blásters listos para aturdir. Una vez que creyó que era correcto, Piett ordenó emplear el rayo tractor, pero R2-D2 se enteró de que el hipermotor solo estaba desactivado y lo reactivó. El carguero rebelde escapó a la velocidad de la luz, causando una clara sorpresa y miedo en Piett. Sin embargo, Vader, después de echar un vistazo a donde había estado la nave, simplemente se alejó de la ventana y pasó de Piett.[6] Finalmente, logró escapar de la ira de su superior, ya que sobrevivió.[3]

Combate aéreo en el sistema Hudalla

Más tarde, el Almirante Piett reunió a un grupo de oficiales Imperiales, incluida a la ahora Comandante Ciena Ree y a su amigo Nash Windrider para una patrulla en el borde exterior del anillo del planeta Hudalla. En privado, Piett le dijo a la Comandante Ree que había espías rebeldes en el anillo planetario. Le encargó que se asegurara de que al menos uno de los pilotos escapara al hiperespacio. Durante el combate aéreo, Ciena y Nash se encontraron con su antiguo compañero cadete Thane Kyrell, quien se había unido al Escuadrón Corona de la Alianza Rebelde. Como todavía amaba a Thane, Ciena se aseguró de que él y la mayoría del Escuadrón Corona escaparan al hiperespacio. Después de la misión, los pilotos de caza TIE fueron reprendidos por no haber destruido todas las naves rebeldes. Sin embargo, Piett asintió discretamente a Ciena para agradecerle por seguir sus órdenes. Más tarde, Ciena se enteró de que el combate aéreo era parte de un plan Imperial para atraer a los rebeldes a una trampa en Endor.[8]

Muerte en Endor

Oficial de puente: «Señor, el puente perdió el escudo deflector.»
Firmus Piett: «Intensifiquen las baterías delanteras, que nadie pueda pasar… ¡Intensifiquen el fuego delantero!»
Gherant: «¡Ya es tarde!»
―Momentos finales del Almirante Firmus Piett [fuente]
FireandBrimstone

Piett muere en una explosión de fuego.

Piett finalmente ascendería al rango de Almirante de Flota.[7] Algún tiempo después, ordenó a la flota Imperial en la Batalla de Endor, donde recibió órdenes del propio Emperador de retener al Ejecutor y a la flota Imperial para que no se enfrentaran directamente a las fuerzas rebeldes; Piett citó con ironía a un compañero oficial que le dijeron que el Emperador tenía algo especial planeado y que las naves solo necesitaban evitar otra retirada rebelde. Se reveló que el plan especial era el superláser completamente operativo, que aniquiló a dos cruceros rebeldes en rápida sucesión. Sin embargo, las órdenes de Piett fracasaron cuando los rebeldes, en un gambito desesperado, trasladaron su flota restante al combate directo con su propia armada con la esperanza de que la Estrella de la Muerte cesara el fuego en lugar de arriesgarse a bajas amistosas.[3]

Cuando el General Han Solo y su fuerza, que habían logrado colarse por debajo de la nariz de Piett en una lanzadera Imperial robada, destruyeron el generador de escudo que protegía la segunda Estrella de la Muerte, la batalla comenzó a volverse contra el Imperio. Los cazas estelares rebeldes comenzaron a destruir la superestructura del Ejecutor, que había sido atacado personalmente por el almirante rebelde Gial Ackbar y de pronto se le dio un golpe potencialmente mortal a la poderosa nave cuando dos Alas-A destruyeron el generador de escudo deflector montado en el puente de babor, desactivando los escudos del puente del Ejecutor. En respuesta a la creciente amenaza, Piett ordenó que todas las armas en la nave insignia «intensificaran la potencia de fuego hacia adelante». Sin embargo, esta sería su orden final, ya que momentos después un interceptor RZ-1 Ala-A pilotado por Arvel Crynyd fue alcanzado por un fuego de turboláser y giró en un curso de colisión hacia el puente. El subordinado de Piett, al verlo venir, gritó que ya era demasiado tarde. Piett se dio la vuelta, vio al caza apresurándose directamente hacia él y reflexivamente, pero inútilmente, se lazó para protegerse cuando se estrelló contra el puente del Ejecutor y explotó, matando a Piett y a toda la tripulación del puente y, momentos después, causó que la nave perdiera el control y se estrellara en la órbita de la segunda Estrella de la Muerte.[3]

Personalidad y rasgos

«Piett…idiota.»
―Almirante Garrick Versio, viendo la caída del Ejecutor[fuente]

Siendo un oficial ambicioso,[4] Firmus Piett era conocido por su pensamiento rápido en su capacidad de culpar a sus errores.[1] Después de que el Ejecutor se perdiera en Endor bajo la capitanía de Piett, el Almirante Garrick Versio lo juzgó de idiota.[10]

Entre bastidores

«No se puede simplemente jugar al uniforme o una sola actitud, hay que tratar de alguna manera de cavar dentro de los parámetros de la parte algo humano, porque eso es lo que el público responde a, la humanidad. La respuesta que obtuve fue por la humanidad, no por el uniforme, si ves lo que quiero decir.»
―Kenneth Colley[fuente]

El Almirante Piett fue interpretado por Kenneth Colley tanto en Star Wars: Episodio V El Imperio Contraataca de 1980 y Star Wars: Episodio VI El Retorno del Jedi de 1983. Piett es el único oficial Imperial que sobrevive a más de una película y que es interpretado por el mismo actor.[11] Como resultado, se convirtió en un personaje favorito entre los fanáticos debido a su inusual longevidad en el tiempo..[12] Aunque originalmente no tenía la intención de regresar para El Retorno del Jedi, el correo de admiradores que apoyaba el regreso del personaje convenció a George Lucas de volver a contratar a Colley una vez más y escribir varias líneas nuevas de diálogo para él.[13]

Colley recordó que cuando audicionó para el papel, el director de El Imperio Contraataca, Irvin Kershner, le dijo: «¡Estoy buscando a alguien que asuste a Adolf Hitler! Y él me midió de arriba abajo y continuó, 'Sí, creo que lo eres'.»[14] Al interpretar el papel, Colley eligió no jugar una sola actitud y en su lugar intentó evocar la humanidad del personaje de Piett, ya que el actor creía que esto hacía que el público reaccionara con tanta fuerza.[15]

En el borrador de Lawrence Kasdan para El Retorno del Jedi, en lugar de estar designado sobre Endor, Piett estaba designado en Had Abbadon, donde se estaban construyendo dos nuevas Estrellas de la Muerte. Piett acompañaba a Darth Vader a su cámara de comunicaciones, donde está presente el Gran Moff Tiaan Jerjerrod, desactivando todos los dispositivos de vigilancia. Más tarde, cuando los rebeldes hacían estallar un plato de comunicaciones en Had Abbadon, Piett le informaba a Vader que todas las comunicaciones se habían desactivado. También le diría a Vader que una gran fuerza rebelde estaba ingresando. Vader luego ordenaba a Piett que tomara la flota y defendiera las Estrellas de la Muerte en construcción sobre la Luna Verde. Además de decirle que enviara más tropas a la luna para reforzar al asediado General Veers, mientras que él planeaba llevar a Luke Skywalker con el Emperador Palpatine. A pesar de esto, la muerte de Piett se mantuvo en gran medida igual que en el corte final.[16]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+