Star Wars Wiki
Advertisement
Star Wars Wiki
Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.Este fue un artículo bueno de Star Wars Wiki en español.
Clic aquí para la versión Canon del artículo.  Este artículo cubre la versión de las Leyendas. 
Este artículo es sobre las guerras entre la República Galáctica y los mandalorianos.
Quizá estés buscando sobre la Guerra Civil Mandaloriana.

«Las Guerras Mandalorianas fueron una serie de masacres que enmascaraban otra guerra, una guerra de conversión. Culminando en una atrocidad final de la que ningún Jedi pudo huir… o salvarse.»
―Kreia[fuente]

Las Guerras Mandalorianas fue el término que se le dio a los dieciséis años de conflicto entre la cultura guerrera mandaloriana y la República Galáctica que comenzó en el 3.976 ABY con la Batalla de Althir. Ocurriendo dos décadas después del final de la Gran Guerra Sith, las Guerras Mandalorianas abarcaron casi dos décadas en sí mismas, aunque los historiadores a menudo no estaban de acuerdo sobre los puntos finales del conflicto; los mandalorianas atacaron sistemas estelares en los Territorios del Borde Exterior durante más de una década antes de entrar en conflicto con las Fuerzas Armadas de la República en el 3.965 ABY. Liderados por Mandalore el Máximo, quien fue pionero en el movimiento Neo-Cruzado con la ayuda de su lugarteniente, Cassus Fett, los mandalorianos conquistaron sistemas a lo largo del borde este de la galaxia. Aunque sus conquistas incluyeron la casi extinción de la especie cathar, no fue hasta sus asaltos a los mundos cercanos al planeta Taris que llamaron la atención de la República. Después de un año de pequeños conflictos conocidos como la Guerra Falsa, los mandalorianos rompieron las líneas de la República y sitiaron Taris en el 3.963 ABY, y luego invadieron a la República a través de tres corredores separados en lo que se conoció como la Embestida.

La marea finalmente cambió cuando un grupo de Jedi intervencionistas conocidos como los Revanchistas, liderados por el carismático Revan y su amigo Malak, se unieron a las Fuerzas Armadas de la República para combatir a los mandalorianos. Un genio táctico, Revan ganó varias victorias contra los mandalorianos y comenzó a reclamar el territorio perdido, lo que llevó al Canciller Supremo Tol Cressa a nombrarlo Comandante Supremo en el 3.962 ABY. Haciendo retroceder a los mandalorianos, Revan forzó un enfrentamiento final con Mandalore el Máximo en la Batalla de Malachor V en el 3.960 ABY. Revan derrotó personalmente a Mandalore en combate singular mientras las flotas de la República y mandaloriana luchaban por encima de Malachor V, y la activación de la superarma conocida como Generador de Masas Sombra devastó tanto al planeta como las flotas participantes.

Las Guerras Mandalorianas tuvieron consecuencias de largo alcance: Revan obligó a los mandalorianos derrotados a desarmarse y esconder la Máscara de Mandalore, el símbolo de su liderazgo, y tanto él como Malak se volvieron hacia el lado oscuro de la Fuerza mientras investigaban la influencia Sith que había causado impulsado al Mandalore a ir a la guerra. Muchos de los soldados y Jedi que siguieron a Revan en las Guerras Mandalorianas se unieron a los dos nuevos Señores Oscuros de los Sith cuando formaron su propio Imperio Sith e invadieron la República en un conflicto posterior conocido como la Guerra Civil Jedi.

Preludio

Reconstrucción

«Exar Kun fue derrotado, pero la guerra dejó tanto a la República como a nuestra propia Orden gravemente debilitados. Durante veinte años, luchamos por reconstruir, tratando de borrar las cicatrices del terrible conflicto.»
―Dorak[fuente]

Mandalore el Máximo (izquierda) y su predecesor, Mandalore the Indomable (derecha)

Las Guerras Mandalorianas obtuvieron su nombre por los mandalorianos, una cultura guerrera que se había enfrentado frecuentemente con la República Galáctica en el pasado. Las Guerras Mandalorianas ocurrieron dos décadas después de la Gran Guerra Sith, un conflicto entre la República y las fuerzas de dos ex Jedi: Exar Kun y Ulic Qel-Droma. Ambos habían caído al lado oscuro de la Fuerza y se declararon Sith, y Qel-Droma se ganó la lealtad de los mandalorianos después de derrotar a su líder, Mandalore el Indomable, en un duelo en el planeta Kuar. Las fuerzas de Mandalore sirvieron a Qel-Droma hábilmente en la Guerra Sith, pero en los últimos días del conflicto, el intento de los mandalorianos de conquistar el planeta Onderon dio un giro desastroso con la llegada de la República. Mandalore ordenó a sus Cruzados Mandalorianos que se retiraran a la luna de Dxun para perder a sus perseguidores en las feroces junglas de la luna, pero el droide de guerra Basilisco del guerrero fue derribado y él sería asesinado por animales depredadores. La Máscara de Mandalore, el símbolo del liderazgo entre los mandalorianos, fue descubierta por un soldado taung que sucedió al Indomable como Mandalore. La mayoría creía que el soldado asumió el nombre de Mandalore el Máximo,[3] pero algunos creían que Mandalore el Máximo usurpó el título del verdadero Mandalore que había encontrado la Máscara. Años después de las Guerras Mandalorianas, ese supuesto "verdadero Mandalore"—un taung como el Máximo—afirmó que Mandalore el Máximo le había robado el título y la máscara.[2]

En las décadas que siguieron a la Guerra Sith, la República y la Orden Jedi experimentaron una era de paz y reconstrucción conocida como el Período de Restauración. Para restaurar la economía y la infraestructura de la República, un grupo de políticos decidió garantizar a varias corporaciones en toda la galaxia el paso seguro y el comercio a lo largo de las hiperrutas a cambio de inversiones comerciales en la República. Como resultado, la República pudo reconstruir su ejército y su economía, suministrando bienes muy necesarios al resto de la galaxia, y los exploradores hiperespaciales reanudaron la exploración de la galaxia para descubrir nuevas rutas. Sin embargo, mientras que la Armada de la República se vio reforzada por la afluencia de comercio y financiación, que tomó el lugar de las fuerzas de defensa corporativas, algunos grupos intentaron manipular al gobierno para su propio beneficio.[2] La ciudad-mundo de Taris, un influyente mundo comercial en la región de las Dependencias del Norte, fue admitida en la República en el 3.966 ABY[3] después de que varias corporaciones, incluida Industrias Lhosan, sobornaron a los senadores de la República para que admitieran el planeta.[16]

Los mandalorianos también continuaron su existencia nómada bajo el liderazgo de Mandalore el Máximo, reconstruyendo sus filas.[2] Menos de una década después del final de la Guerra Sith, Mandalore el Máximo fue abordado por el científico zeltron Antos Wyrick, quien había sido el propio alumno de Mandalore el Indomable durante la Guerra Sith. Wyrick había adquirido una muestra genética del Maestro Jedi arkaniano Arca Jeth, el maestro de Ulic Qel-Droma, y creía que podía diseñar genéticamente a sensibles a la Fuerza que podrían usarse como una especie de Jedi mandaloriano. Mandalore aceptó la propuesta de Wyrick y el zeltron inició el Proyecto Nueva Generación, que tenía su sede en el planeta Osadia y buscaba producir niños sensibles a la Fuerza de padres retoños arkanianos. Sin embargo, los tratos de Wyrick con la organización esclavista Crisol llevaron a la destrucción del proyecto, ya que el Crisol allanó la Escuela de Osadia[17] alrededor de una década después del 3.988 ABY[18] y secuestró a todos los estudiantes de Wyrick. Wyrick no pudo recuperar a sus estudiantes después de años de búsqueda y finalmente se reincorporó a la causa mandaloriana como el científico jefe de Mandalore, torturando y experimentando con Jedi capturados para descubrir la fuente de sus poderes. Wyrick se hizo conocido como "Demagol", una contracción del término Mando'a demar agol y un nombre que literalmente significa "el tallador de carne". Otro de los lugartenientes de Mandalore fue Cassus Fett, un guerrero que se convirtió en el ayudante de campo y principal estratega[2] de Mandalore.[1]

Influenciado por la guerra

«El Sith tomó los restos para dárselos a su Maestro, y a cambio le contó a Mandalore de una visión que su Maestro tuvo de los mandalorianos levantándose contra la República. Le dijo que conquistarían mundo tras mundo, aplastando a sus enemigos hasta que la República colapsara sobre sí misma. Le prometió a los mandalorianos una victoria gloriosa y Mandalore le creyó.»
―Revan[fuente]

Mandalore el Máximo inspira a sus nuevos seguidores.

En el 3.978 ABY, Mandalore fue abordado por un miembro de la especie sith que se presentó como un emisario de un poderoso Lord Sith, y el emisario solicitó la ayuda del guerrero para localizar la tumba del rival de su maestro, Dramath el Segundo, en el planeta Rekkiad. Al descubrir la tumba, el emisario le contó a Mandalore una visión que su maestro había experimentado de los mandalorianos arrasando la República y conquistando muchos mundos antes de finalmente aplastar a la República en una gloriosa victoria. Sin que Mandalore lo supiera, el emisario era un sirviente del Emperador Sith de un Imperio oculto, y el guerrero estaba siendo manipulado a través de la Fuerza por el emisario; el Emperador trató de usar a los mandalorianos como un arma contra la República y así probar las defensas de la República. Completamente bajo el hechizo de los Sith, Mandalore asumió la idea de invadir la República como propia y comenzó a reorganizar y organizar a los clanes mandalorianos en preparación para las próximas batallas.[19] Mandalore el Máximo regresó al espacio mandaloriana e instituyó una serie de reformas: en primer lugar, los mandalorianos comenzarían a aceptar guerreros no taung que demostraron su valía en la batalla y mantuvieron el código guerrero mandaloriano. En segundo lugar, los mandalorianos ya no saquearían mundos y luego pasarían al siguiente objetivo; en cambio, mantendrían su territorio y construirían una sociedad industrial basada en el código mandaloriano.[3]

La nueva visión de la sociedad de Mandalore era una en la que los guerreros gobernarían y serían apoyados por agricultores, artesanos y fabricantes que habían aceptado el estilo mandaloriano. Como resultado de su decisión, las filas de los mandalorianos crecieron rápidamente con todo tipo de humanos y alienígenas, principalmente vasallos mandalorianos, como gigantes mandallianos y jakelianos. Este nuevo sistema recibió el nombre de movimiento Neo-Cruzado,[3] y con la ayuda de Cassus Fett,[20] Mandalore el Máximo fue pionero en el movimiento como sucesor de los Cruzados del Indomable. El nombre Neo-Cruzado se originó como un culto extremista que pedía el restablecimiento de las tradiciones cruzadas, y Mandalore adaptó sus puntos de vista para satisfacer sus propios fines: el movimiento Neo-Cruzado, aunque lento para afianzarse, gradualmente transformó a los mandalorianos en una fuerza de combate más disciplinada y organizada.[2] Fett encabezó el movimiento en nombre de Mandalore mientras también servía a su comandante como estratega y ayudante,[20] y los mandalorianos comenzaron a construir nuevas naves de guerra en Breshig y Arda-2; Estas naves fueron construidas con material de guerra robado de los astilleros de Foerost y Abhean durante la Guerra Sith.[3] A medida que los Neo-Cruzados expandieron su dominio, incorporaron miembros de diversas especies, como hrakianos, togruta, devaronianos, nalroni, zygerrianos, drackmarianos y elomin.[3]

La guerra

Guerra en el Borde Exterior

«Empezamos conquistando mundos en las afueras de la República. Lo hicimos en silencio para que la República no supiera realmente lo que estaba pasando hasta que fuera demasiado tarde. Cuando finalmente llegamos a los mundos de la República, no tenían idea de que íbamos a venir.»
―Canderous Ordo[fuente]

La Batalla de Cathar

En el 3.976 ABY, las fuerzas de Mandalore el Máximo hicieron su primer movimiento: una incursión en el planeta industrializado Althir III en los Territorios del Borde Exterior. Una flota de naves de guerra Neo-Cruzadas irrumpió en el planeta,[3] aunque la batalla duró un total de cinco días en un punto muerto, ya que los althiri lograron mantener a raya a los mandalorianos, que finalmente fue roto por la unidad de un joven guerrero llamado Canderous Ordo, quien fue encargado de hacer fintas contra uno de los flancos enemigos para sacar al enemigo de la formación. Sin embargo, Ordo vio una apertura en las filas enemigas y tomó la iniciativa, lo que obligó a los althiri a defenderse de los asaltos en dos lados y exponer sus naves de mando vulnerables. Las fuerzas de Ordo rápidamente erradicaron la flota althiri, que era diez veces mayor que la suya, y Ordo fue recompensado con el mando de toda una subsección de su clan.[5] Althir se convirtió en una parte productiva de la máquina de guerra de Mandalore y, tres años después, las fuerzas de Mandalore atacaron otro mundo: Cathar, hogar de la especie felina cathar.[3]

La Batalla de Cathar[2] fue dirigida por Cassus Fett, quien dirigió sus fuerzas para llevar a la indefensa población cathar al océano. Allí, las fuerzas de Fett masacraron a los cathar, a pesar de las protestas de una sola mujer mandaloriana, que fue asesinada junto con los cathar.[6] Los droides de guerra Basiliscos se extendieron por todo el planeta, matando a la población restante; solo unos pocos cientos sobrevivieron[21] y más del 90 por ciento de la población cathar murió durante la masacre.[9] La República se enteró del evento, pero decidió suprimir las noticias de la batalla para evitar disturbios y pánico,[2] y movilizó a la Armada de la República para proteger Dxun, que todavía alberga algunos clanes mandalorianos desafiantes, y el planeta Taris,[3] que se encontraba a lo largo de la ruta comercial conocida como el Camino Mandaloriano y unía los planetas Corsin y Mandalore.[9]

Durante los siguientes ocho años, los mandalorianos también asaltaron mundos como Corsin y Azure, y las naves de guerra mandalorianas expandieron su territorio hacia la Hegemonía Tion y el Espacio Hutt en el borde este de la galaxia. Comenzando con la captura del sistema Lianna, los mandalorianos viajaron por la Ruta Comercial Perlemiana y tomaron los sistemas Makem y Quermia antes de dirigirse hacia el sureste a lo largo de la hiperruta Overic Griplink, conquistando el sistema Kaelta y luego tomando el sistema Florn. Al mismo tiempo, se lanzó otra campaña desde el sistema Lianna: los mandalorianos primero tomaron el sistema Jaminere, luego se dirigieron al sur hacia el sistema Sy Myrth y finalmente se irrumpieron en el Espacio Hutt tomando el sistema Taskeed, capturando el sistema Dennogra y luego apoderarse del sistema Dernatine. Los hutts recurrieron a la contratación de ejércitos mercenarios para defender sus territorios, pero con frecuencia los mandalorianos simplemente reclutaban a los mercenarios en sus propias filas.[9] Algunos Neo-Cruzados sugirieron usar kryotin, un polvo del planeta Veroleem, como arma biológica para suavizar los objetivos, pero la idea a la mayoría de los mandalorianos les disgustó.[22] Se estableció un puesto avanzado de suministros llamado Unidad en el planeta Caillte para apoyar el avance planeado hacia el Borde Medio.[23]

Rohlan Dyre huye de una incursión en los primeros años de la guerra.

El comandante Rohlan Dyre sirvió en las primeras batallas en el Borde Exterior, pero comenzó a cuestionar los objetivos y el razonamiento de Mandalore para probar las defensas de la República. Cuando sus preguntas quedaron sin respuesta, Dyre respondió negándose a pelear la próxima vez que lo llamaran. Dyre fue colocado en el frente de todos modos, por lo que escapó durante la lucha y fue en busca de respuestas por su cuenta,[4] investigando la historia del "Doctor Demagol" y hablando con personas que conocían al científico antes de que se uniera al Mando'ade.[17] "Rohlan el Interlocutor", como se le conoció, fue finalmente capturado y colocado de nuevo en la línea del frente, pero se escapó de nuevo, un ciclo que continuó repitiéndose durante los siguientes años. Para el 3.964 ABY, Dyre había sido capturado y enviado de regreso al frente seis veces.[4] En el 3.966 ABY, cuando los mundos proveedores de recursos de Taris, Jebble, Vanquo, Tarnith y Suurja comenzaron a verse amenazados por los mandalorianos,[24] la República estableció la línea Jebble-Vanquo-Tarnith, un cordón protector alrededor de Taris que unía esos tres planetas; Los almirantes Jimas Veltraa y Noma Sommos estaban entre los oficiales encargados de mantener la línea.[15]

La tormenta que se avecina

La Guerra Falsa

«Mandalore paso años seleccionando mundos periféricos no alineados—el Senado permanecío sentado. Mandalore se acerco demasiado a uno de los intereses comerciales de la República—y el Senado le otorga la membresía de la República y un cordón de seguridad durante tanto tiempo que se necesitarían cinco flotas de nuestro tamaño para tripularlo. Estoy seguro de que Mandalore bailó un poco cuando se enteró de que la República se había comprometido a defender Taris. A estos últimos meses los han llamado "Guerra". ¡Creo que puedes ver que no es nada de eso!»
―Saul Karath[fuente]

Los Revanchistas son capturados en Suurja.

El progreso de los mandalorianos se detuvo a fines del año 3.965 ABY: las fuerzas de la Armada de la República alrededor de Taris bloquearon los intentos de los invasores de capturar más sistemas estelares en el Borde Exterior, y los mandalorianos pasaron ocho meses sin una victoria. Finalmente, los mandalorianos avanzaron a lo largo del Camino Mandaloriano y capturaron el planeta Flashpoint, hogar de la Estación Estelar de Investigación Flashpoint, después de una breve escaramuza con las fuerzas de la República.[25] La estación Flashpoint fue reutilizada como un laboratorio para Demagol, un lugar donde los Jedi capturados iban a ser llevados para que el científico pudiera experimentar con ellos.[4] Unos meses más tarde, los mandalorianos intentaron tomar el mundo agrario de Suurja,[25] que se encontraba a lo largo del cordón entre Tarnith y Jebble,[9] pero fueron atacados por las fuerzas de la República bajo el mando del capitán Saul Karath, y la batalla no fue concluyente. Durante las siguientes seis semanas, se libraron tres batallas más en Suurja, pero las tres escaramuzas tampoco fueron concluyentes.[25]

Alrededor de ese tiempo, un joven y carismático Jedi comenzó a moverse a través de la Orden Jedi, pidiendo la intervención de los Jedi en el conflicto con los mandalorianos. Abogó por el revanchismo, o la recuperación de los territorios perdidos por los mandalorianos, y sus puntos de vista fueron recibidos con sospecha y hostilidad por el cada vez más conservador Alto Consejo Jedi, que se mantuvo cauteloso ante la intervención debido a la amenaza del lado oscuro. Animado por su Maestra Jedi, Kreia, el joven Jedi comenzó a desafiar abiertamente al Consejo y reunió a un grupo de Jedi de ideas afines, incluido su amigo Alek.[2] El movimiento se hizo conocido como los Revanchistas, y su líder fue calificado como "el propio cruzado de los Jedi" por los medios de la República.[16] Desafiando los deseos del Consejo Jedi, el "cruzado" llevó a Alek y los otros Revanchistas en una misión de exploración al frente de batalla, y se detuvieron en Taris con la esperanza de reclutar a algunos de los Jedi que estaban estacionados en la Torre Jedi del planeta. Cuando los Jedi no lograron influir en ninguno de los cinco Maestros Jedi allí o en sus Padawans,[26] partieron hacia el planeta Suurja. Sin embargo, el "cruzado" dejó a sus seguidores en Suurja poco después para investigar la actividad mandaloriana en Onderon y Dxun, y los revanchistas no estaban preparados para una emboscada de los mandalorianos dirigidos por Rohlan Dyre.[27] Alek y los otros Revanchistas fueron llevados a Flashpoint, donde Demagol los torturó y experimentó con ellos con la esperanza de determinar la fuente de sus poderes.[4]

Sin embargo, todo cambió cuando la galaxia se enteró de la Masacre de Padawans. Cuatro de los cinco Padawan en la Torre Jedi fueron asesinados por sus Maestros, quienes eran miembros de un Pacto Jedi secreto dedicado a prevenir el regreso de los Sith, y el Padawan del Maestro Lucien Draay, Zayne Carrick, fue culpado por los asesinatos. Carrick y el estafador snivviano, Marn Hierogryph, eludieron a los Jedi del Pacto y a los oficiales de policía de Taris, y su incapacidad para capturar a Carrick provocó una pérdida pública de fe en la capacidad de la Orden Jedi para vigilarlos. El mismo día de la captura de los Revanchistas en Suurja, Carrick fue capturado por un cazarrecompensas llamado Valius Ying y fue llevado a la Torre Jedi. La noticia de la captura de Carrick provocó celebraciones en todo el planeta Taris, ya que empresas como Industrias Lhosan habían comenzado a retirarse del planeta a la luz de la Masacre, pero cuando Carrick escapó de la Torre Jedi con la ayuda de sus amigos a bordo del transporte El Último Recurso, el pánico masivo y los disturbios estallaron durante los días siguientes. La fuerza policial se vio abrumada, los hijos de la agente Noana Sowrs fueron secuestrados en el caos, y los cinco Maestros Jedi fueron llamados a la capital de la República, Coruscant.[27]

La Embestida

«Se acabó el prólogo. Estamos quebrantando en el Borde Exterior—y más. Las verdaderas Guerras Mandalorianas han comenzado.»
―Rohlan Dyre[fuente]

Las flotas de la República y los mandalorianos se enfrentan en la Batalla de Vanquo.

Al ver la retirada de los Jedi como una oportunidad para tomar Taris y comenzar la invasión de la República en vigor, Mandalore el Máximo ordenó a sus fuerzas atacar el planeta Vanquo, poniendo así fin al estancamiento de ocho meses. En la Batalla de Vanquo, las fuerzas mandalorianas abrumaron a las fuerzas de la Armada de la República y rompieron la línea Jebble-Vanquo-Tarnith, conquistando el mundo minero; al mismo tiempo, las fuerzas mandalorianas rompieron el cordón de la República y se dirigieron hacia Taris.[4] Cuando comenzó el año 3.963 ABY, el almirante Veltraa retiró sus fuerzas más cerca de Taris y reformó las flotas restantes bajo su mando en una nueva línea defensiva. La almirante Sommos resultó gravemente herida durante los combates y fue evacuada al planeta Wayland; sin embargo, Veltraa murió cuando su nave insignia, el Confianza, fue destruida, y los mandalorianos sitiaron el propia Taris.[15] Los acorazados mandalorianos comenzaron a bombardear el planeta desde la órbita, comenzando semanas de devastación cuando los mandalorianos comenzaron a invadir el planeta, aunque se opusieron a las escasas fuerzas de defensa planetaria de Taris, la Guardia Nacional de Taris.[24] Pronto se formó una Resistencia de Taris a partir de los restos de la fuerza policial del planeta, y bandas de swoops como los Beks Ocultos también lucharon contra los invasores mandalorianos.[28]</ref>

Sin embargo, los mandalorianos también sufrieron pérdidas en frentes inesperados: el Consejo Jedi ordenó al "cruzado" que rescatara a los Jedi capturados en la Estación Flashpoint, pero los Jedi fueron rescatados por Zayne Carrick y sus aliados cuando la amiga de Carrick, Jarael, fue capturada. Con el fin de rescatar a Jarael y a los otros Jedi, el grupo de Carrick engañó a los mandalorianos para que creyeran que la República estaba colocando trampas explosivas en sus naves con explosivos y los convenció de que huyeran de la estación. Aparentemente, Demagol también fue capturado,[29] pero sin que Carrick y los demás lo supieran, el científico cambió de armaduras con Rohlan Dyre, quien había huido del frente de batalla de Vanquo y unió fuerzas con Carrick, y puso a Dyre en coma.[17] Alek y los Revanchistas llevaron a "Demagol" de regreso a Coruscant, mientras que "Rohlan Dyre" se escabullo a bordo de El Último Recurso.[29]

El camino de la Embestida

No mucho después, el "cruzado" se reunió con sus seguidores y continuó su campaña para la intervención Jedi, pero pronto se convirtió en una celebridad a los ojos de la República. Los medios de la República catalogaron al "líder Revanchista" como un salvador cruzado que fue injustamente ignorado por el Consejo, y pronto se hizo conocido simplemente como el Revanchista.[16] El Revanchista continuó viajando por la galaxia y llevando su mensaje a todos los que quisieran escuchar, y uno de los Jedi Revanchistas, un cathar llamado Ferroh, llamó su atención sobre la ausencia de la especie cathar en su mundo natal. Los Revanchistas comenzaron a investigar el planeta, excavando y buscando evidencia de lo que había sucedido con la población del planeta.[6] Mientras sitiaban Taris, los mandalorianos también atacaron la República a través de corredores[15] de invasión que atravesaban tres sectores adyacentes,[5] una ofensiva que se conoció como "la Embestida".[15] Los mandalorianos se dirigieron hacia el oeste a lo largo del Borde Exterior y tomaron el sistema Zongorlu antes de lanzar varias ofensivas contra planetas a lo largo del borde norte de la República:[9] Ord Mantell cayó ante los mandalorianos ya que también atacaron varias colonias de la especie zabrak en la región, y también atacaron Ithor, aunque un contraataque de la República con el apoyo de las unidades militares zabrak repelió a los invasores.[3]

Luego, los mandalorianos atacaron el mundo natal de los zabrak, Iridonia, que conquistaron y ocuparon durante bastante tiempo, reclutando a algunos de los nativos en sus filas.[30] Las fuerzas de la República y los zabrak finalmente liberaron el planeta, pero una presencia mandaloriana permaneció en la sociedad iridoniana.[3] Un segundo corredor de invasión vio a los mandalorianos asaltar Wayland,[9] bombardear la superficie y aniquilar a los colonos y las fábricas.[31] El tercer corredor de invasión tenía como objetivo el borde del Núcleo: los mandalorianos capturaron Jebble,[9] construyendo una forja de guerra en el planeta de hielo que suministró a la ofensiva mandaloriana y también sirvió como punto de partida para un ataque planeado al Mundo del Núcleo Alderaan.[32]

La Invasión Mandaloriana

La devastación de Serroco

«Esta… es una nueva fase de la guerra. Vamos a tener que cambiar la forma en que vemos las cosas.»
―Saul Karath, después del ataque nuclear mandaloriano a Serroco[fuente]

El bombardeo de Serroco

A la luz del Embestida, el Senado Galáctico movilizó a toda la Armada de la República para contrarrestar la amenaza mandaloriana.[5] Casi al mismo tiempo, las fuerzas mandalorianas atacaron Onderon, asediando la ciudad amurallada de Iziz con droides de guerra Basiliscos. Onderon y su luna Dxun permanecieron bajo el control mandaloriano extendido, sirviendo como punto de parada más adelante en el conflicto.[9] Los restos de las flotas del Borde Exterior retrocedieron hasta los Mundos del Núcleo, donde el xapitán Karath fue ascendido a contraalmirante[15] y un gran grupo de batalla, denominado Grupo de Batalla Serroco, se reunió en el planeta Ralltiir. Comandando la nave de mando táctico clase Inexpugnable Valeroso, Karath fue puesta al mando del grupo de batalla y se le encargo de la defensa del planeta Serroco, que era el próximo mundo en el camino del avance de los mandalorianos desde Jebble. Las fuerzas de Karath establecieron campamentos justo al lado de las ciudades de piedra de los nativos stereb, y la flota se formó en una formación defensiva alrededor del planeta. Sin embargo, Mandalore el Máximo vio esta táctica como una defensa sin honor, ya que asumía que los mandalorianos no atacarían las ciudades civiles, por lo que decidió darle una lección a la República.[33]

Zayne Carrick estaba en Serroco con Marn Hierogryph mientras trabajaba en el portanaves de suministros clase Oficial de la Armada Pequeño Bivoli, que estaba sirviendo a las fuerzas de la República como una nave de aprovisionamiento en Serroco; el día antes del ataque de Mandalore, Carrick experimentó una visión de la Fuerza del próximo asalto.[33] Carrick se decidió a advertir a Karath y se deslizó a bordo de la nave del teniente Carth Onasi, el Peso muerto, para llegar al Valeroso, pero Karath se negó a creerle: Karath había visto la nave de Carrick, El Último Recurso, huyendo de la Batalla de Vanquo por el Espacio Mandaloriano, lo que le llevó a creer que Carrick era un espía mandaloriano. Haciendo caso omiso de la explicación de Carrick de que se había dirigido a Flashpoint, Karath ordenó el arresto de Carrick, aunque permitió que Onasi intentara contactar a Alek, a quien Carrick conocía sólo como "Bizco". Sin embargo, la flota mandaloriana llegó al borde del sistema Serroco solo unos minutos después de que Onasi abandonara el puente, y Karath ordenó a sus naves que levantaran sus escudos cuando los mandalorianos lanzaron misiles.[7]

Para sorpresa de Karath, las ojivas nucleares se desviaron alrededor de las naves de la República para estrellarse contra la superficie de Serroco, impactando cerca de veintisiete centros de población y acabando con la mayoría de las ciudades stereb. La devastación tomó por sorpresa a la mayoría de las naves de la República en la superficie, destruyendo todas menos ocho, y los Jedi de toda la galaxia sintieron la muerte simultánea de miles a través de la Fuerza. Afortunadamente para los stereb, Onasi había podido enviar señales de emergencia a diecisiete de las ciudades stereb, lo que llevó a los habitantes de esos asentamientos a refugiarse en las catacumbas subterráneas del planeta y así sobrevivir a la devastación nuclear.[16] La Jedi Revanchista Meetra Surik,[34] que estaba asignada en Serroco, logró escapar a bordo de una de las tres naves militares que saltaron del sistema antes de la devastación.[35]

La Batalla de Serroco vio a las fuerzas de Karath comenzar una lenta retirada hacia el Núcleo cuando fueron atacadas por los mandalorianos, y el Almirante de la Flota anunció su intención de presentar una protesta oficial ante la República sobre el posicionamiento militar de sus fuerzas cerca de las ciudades stereb. Karath trató de retirarse a Myrkr o reunirse con el grupo de batalla Tremendous cerca de la Nebulosa Ryyk, pero finalmente se vio obligado a retroceder hacia el planeta bancario de Telerath.[14] El Valeroso pronto fue abordado por Soldados de choque Neo-Cruzados, cuyo asalto llevó a Karath, Onasi y al capitán Dallan Morvis a tomar posiciones defensivas en el bergantín de la nave. Se las arreglaron para escapar de la nave con la ayuda de Carrick, quien había creado una ruta de escape al Peso muerto en el hangar. Según Mandalore el Máximo, el Valeroso fue derretido por los victoriosos mandalorianos, y Mandalore afirmó que su hacha de batalla estaba hecha del casco de la nave de mando perdida de Karath.[20] Marn Hierogryph y su compañero trandoshano, Slyssk, apenas escaparon del bombardeo cuando un Slyssk, presa del pánico, tomó el mando de una nave de la República que tardaba en despegar, salvando inadvertidamente a medio batallón que había estado a bordo. Cuando llegaron a Chandrila, el Ministerio de Defensa se acercó a los dos, lo que los convenció de convertirse en figuras de propaganda: el capitán Benegryph Goodvalor y su fiel compañero trandoshano.[12] No mucho después, Jervo Thalien de Industrias Lhosan contrató a Hierogryph y Slyssk para localizar al senador Haydel Goravvus en Taris, que todavía estaba siendo ocupado por las fuerzas de Cassus Fett; Hierogryph se asoció con la pandilla Beks Ocultos y los ayudó a unir fuerzas con la Resistencia de Taris.[31]

La Primera Batalla de Omonoth

«¡Has ido demasiado lejos, Adasca! ¡No tienes legitimación para ofrecer una tregua!"
"¿No es así? Señores, les dije, esto lo cambia todo. Adascorp fue un actor corporativo importante. Ahora es un jugador galáctico. Ya no buscamos contratos. Pero podemos aceptar aliados.»
―Almirante Saul Karath y Lord Arkoh Adasca[fuente]

Los exogorths armados que Adasca intentó subastar

Poco después del bombardeo de Serroco, Lord Arkoh Adasca de La Corporación Biomecánica de Adasca de Arkania obligó al científico Gorman Vandrayk a completar su trabajo sobre el armamentismo de las enormes babosas espaciales conocidas como exogorths. Creyendo que la posesión de los exogorths, que eran esencialmente una plaga galáctica que podía destruir planetas enteros, lo convertía en un poder galáctico, Adasca organizó una subasta de los exogorths a bordo de su nave, el Legado Arkaniano, en el sistema Omonoth.[36] Adasca se puso en contacto con representantes de los principales protagonistas del conflicto, el Revanchistas, Mandalore el Máximo y el almirante Karath, y solicitó su presencia en su subasta. El Revanchista no pudo asistir en persona, pero después de que él y varios Jedi previeron que la oferta de Adasca podría cambiar el curso de la guerra, envió a Alek en su lugar e instruyó a su amigo para asegurarse de que el peligro que representaban fuera eliminado.[37] El planeta Telerath se vio envuelto en un pánico masivo ante la noticia de que el Valeroso se perdió en Serroco, ya que Telerath era el próximo planeta en el camino de los mandalorianos.[36] En la marcha hacia Omonoth, los mandalorianos devastaron el planeta Nouane y luego tomaron Dagary Minor.[9] Meetra Surik participó en la lucha en Dagary Minor, al igual que un soldado llamado Xaart.[13]

Para cuando llegó al sistema Omonoth, Mandalore había usado la aparente muerte de Rohlan Dyre en Flashpoint como propaganda, usando al Interlocutor como un mártir para avanzar en la adopción de la causa Neo-Cruzada. "Dyre" fue quien se puso en contacto con Mandalore en nombre de Adasca, mientras acompañaba al amigo de Vandrayk, Jarael, a quien Adasca tenía como rehén para motivar a Vandrayk, y al encontrarse con el guerrero a bordo del Legado Arkaniano, Mandalore le ordenó al Interlocutor que permaneciera "muerto" por la causa.[20] Karath le ofreció a Adasca un asiento en el Senado, pero Mandalore respondió con la oferta de convertir a Adascorp en el único fabricante de armas de los mandalorianos. Sin embargo, Adasca rápidamente se volvió hambriento de poder y se declaró a sí mismo como un nuevo poder galáctico, pero la subasta de Adasca se vino abajo, gracias a los esfuerzos de Onasi, Carrick y Lucien Draay, que habían sido encarcelados por Adasca con Carrick a su llegada al Legado Arkaniano para mantener a Draay alejado de los planes de Adasca. Con el conjunto de armadura Neo-Cruzado que Mandalore le había dado a "Dyre" como recompensa por su continuo silencio, Carrick organizó una pelea con Onasi, y luego él y Draay se revelaron como Jedi y declararon que todo el asunto había sido una trampa para Mandalore. A pesar de las protestas de Adasca, Mandalore creyó en sus afirmaciones y se desató el caos a bordo del Legado Arkaniano entre los mandalorianos, las fuerzas de seguridad de Adasca, el personal de la República y los Jedi.[38]

En medio del caos, Carrick le informó a Vandrayk que Jarael estaba a salvo, lo que llevó al inventor a tomar el control de los exogorths. Vandrayk usó los exogorths para atacar al Legado Arkaniano, matando a Adasca, antes de llevarse los exogorths con él al Espacio Salvaje para eliminar sus unidades hiperimpulsoras instaladas y eliminar la amenaza que representaban. Todos los "invitados" de Adasca lograron escapar del condenado Legado Arkaniano, y mientras Carrick fue llamado a Taris para reunirse con Hierogryph,[38] Karath regresó a Coruscant. Karath renunció rápidamente a su cargo por la pérdida del Grupo de Batalla Serroco, pero el Almirante de la Flota se negó a aceptarlo y elogió públicamente el desempeño de Karath; Karath finalmente recibió el mando de la nave de mando táctico clase Inexpugnable Vertiginoso recién construida.[39] En Taris, la Resistencia de Taris intentó bombardear la Torre Jedi, que Cassus Fett había estado usando como puesto de mando, pero Fett ya había abandonado la Torre y atacó a la Resistencia en la Ciudad Baja.[40]

El avance se detiene

«¿Alderaan? ¡Vamos a derribar Alderaan!"
"Tan pronto como Cassus Fett traíga los transportes de tropas de Taris. La República no esperara una incursión dentro de su área de control. ¿Te gusta robar escoria? ¡Ahora puedes hacerlo por una causa!»
Wargo y un Maestro de Rally[fuente]

Fuerzas mandalorianas, reunidas para atacar Alderaan

No mucho después de la Primera Batalla de Omonoth, como se conoció el asunto de Adasca, la República y los mandalorianos intentaron salvar los restos del Legado Arkaniano y se enfrentaron en la Segunda Batalla de Omonoth. La escaramuza no fue concluyente, y la batalla simultánea en Myrkr,[35] la continuación de la campaña de los mandalorianos desde Wayland,[9] vio a la República sufrir aproximadamente 2.000 bajas durante la noche. Sin embargo, la República pudo asegurar un conjunto de armaduras de choque Neo-Cruzados en Myrkr y comenzó a estudiarlas en busca de debilidades.[35] Desde Myrkr, los mandalorianos avanzaron para conquistar el cercano sistema Thustra y luego tomaron el sistema Obroa-skai.[9] Sin embargo, su avance hacia el Núcleo se detuvo después de una serie de eventos en Jebble, donde los mandalorianos se estaban preparando para su asalto a Alderaan. Pulsipher, el antiguo asistente de Demagol, descubrió el artefacto Sith conocido como Talismán Muur en la Ciudad Subterránea de Taris[32] y lo llevó a Jebble, pero en el camino hacia allí, el Talismán "mordió" a uno de los subordinados de Pulsipher. La Sombra Jedi Celeste Morne, junto con Carrick y Hierogryph, se escondieron a bordo de la nave de Pulsipher, y al descubrir los planes de los mandalorianos en Jebble, Carrick decidió advertir a la República.[41]

Antes de que Carrick pudiera hacerlo, el mandaloriano "mordido" se transformó en un rakghoul, una criatura temible que propagó la plaga rakghoul; el rakghoul rápidamente infectó a varios otros mandalorianos, y la plaga comenzó a extenderse como un incendio forestal.[41] Carrick logró ponerse en contacto con Cassus Fett, que había pasado de la ofensiva de Taris, y advirtió al mariscal de campo de los acontecimientos en Jebble. Pulsipher perdió el control del Talismán, que tenía el espíritu de su dueño original, el Lord Sith Karness Muur, cuando el Talismán intentó tomar al Carrick sensible a la Fuerza como su anfitrión, aunque Morne se sacrificó en su lugar.[42] Bajo la influencia de Muur, Morne tomó el control de los rakghouls (el Talismán fue la fuente original de la plaga) y rápidamente infectó a todo el ejército mandaloriano estacionado en Jebble. Sin embargo, Carrick finalmente hizo que Morne recuperara el sentido, y Morne acordó ser encerrada dentro de una mazmorra, o ataúd de estasis, para contener el poder del Talismán. Cuando Carrick y Hierogryph escaparon de Jebble, las fuerzas de Fett llegaron al sistema y, para horror de Carrick, bombardearon el planeta con ojivas nucleares como lo hicieron con Serroco. El asalto acabó con los rakghouls en Jebble,[8] y la pérdida de las fuerzas infectadas de los mandalorianos puso fin a su planeada ofensiva del Mundo del Núcleo.[3]

Alrededor de ese tiempo, la República dispuso que el Maestro Jedi Dorjander Kace, uno de los miembros del Consejo Jedi que se oponía más enérgicamente a la filosofía intervencionista del Revanchista, renunciara al Consejo. Desilusionado con la República, Kace, que se había enamorado de una mandaloriana llamada Varda antes de su muerte en la Guerra Sith, decidió unirse a los mandalorianos, creyendo que podía cambiarlos para mejor. Kace formó los Caballeros Mandalorianos, un grupo de Jedi de ideas afines que lucharon junto a los mandalorianos.[43] Sin embargo, Kace fue sucedido por Lucien Draay, igualmente anti-intervencionista, quien emitió órdenes de arresto para el Jedi Revanchista.[44] Poco después, Coruscant fue arrojado al caos por la Vindicación , una insurrección planificada previamente entre la Orden Jedi por el Pacto Jedi. La Vindicación fue ordenada por el verdadero líder del Pacto, Haazen, que había estado manipulando al grupo para sus propios fines, y Haazen tomó el control del bloqueo de la República alrededor de Coruscant, cuyas computadoras tácticas estaban conectadas por una táctica conocida como la Cadena Vanjervalis. Haazen usó la potencia de fuego del bloqueo para bombardear Coruscant, eliminando a los miembros de la Orden Jedi que habían estado intentando apoderarse de la Hacienda Draay justo antes de la Vindicación ;[45] todo el asunto finalmente terminó con la muerte de Haazen y la destrucción de la Hacienda Draay. El incidente fue encubierto como un complot terrorista mandaloriano, y los nombres de Carrick y Hierogryph fueron absueltos de todos los cargos relacionados con la Masacre de Padawans.[46]

Los Revanchistas se unen a la lucha

«Comenzamos con nada más que un líder y un propósito—ahora tenemos un ejército. ¡Y aprobación! El Alto Consejo se alineó tan pronto como se corrió la voz—y la República está encantada! Los cathar no murieron en vano. Su destino, hace mucho tiempo, pudo haber salvado la galaxia!»
―Malak[fuente]

Los Revanchistas en Cathar

Algún tiempo después del asunto del Pacto, el Consejo Jedi llegó con fuerza a Cathar para enfrentarse a los Revanchistas, quienes habían ignorado la demanda del Consejo de que se retiraran.[6] El Maestro Vandar Tokare había previsto una gran destrucción que llegaría a la galaxia en la guerra, pero el Consejo malinterpretó la visión, que en realidad se refería a la próxima Guerra Civil Jedi, como una advertencia contra la participación de Mandalore el Máximo en la batalla.[2] El Consejo advirtió al Revanchista y sus seguidores que los mandalorianos no eran nada especial y ordenó que el movimiento se disolviera, pero su diatriba fue interrumpida cuando el Revanchista descubrió una máscara mandaloriana bajo sus pies. Cuando el Revanchista recogió la máscara, todos los Jedi presentes se vieron repentinamente envueltos en una visión compartida de la Fuerza del pasado: presenciaron a Cassus Fett llevar a los indefensos cathar al océano y masacrarlos, a pesar de las protestas de la mujer cuya máscara el Revanchista había encontrado. Disgustado por el genocidio, el Revanchista se puso la máscara y, adoptando el nombre más simple de Revan, juró usarla hasta que todos los mandalorianos fueran llevados ante la justicia.[6] A la luz de la visión, el Consejo Jedi sancionó a regañadientes la intervención de los Revanchistas en las Guerras Mandalorianas,[6] aunque todavía denunció públicamente las acciones de Revan como imprudentes y demasiado apresuradas.[5]

A Revan pronto se le ocurrió una solución que apaciguó al Consejo y permitió que los Revanchistas se unieran a la guerra: revivió la idea de un Cuerpo de Misericordia de la Guerra Sith, en el que los Jedi fueron delegados para servir junto a las Fuerzas Armadas de la República supuestamente como sanadores. El Consejo accedió a regañadientes a la solicitud de Revan, y los Revanchistas, ahora un Cuerpo de Misericordia oficial, fueron puestos bajo el mando directo de Revan. Revan y Alek, que en ese momento habían adoptado el nombre de Malak, fueron nombrados generales y trabajaron con el capitán Telettoh del crucero clase Cabeza de Martillo Testamento.[6] En los meses siguientes, los Revanchistas se unieron a la República para luchar abiertamente contra los mandalorianos, y Revan demostró ser un líder militar capaz al ganar varias victorias contra los mandalorianos.[5] Cuando el año llegó a su fin, "Demagol" despertó de su coma y fue juzgado por sus crímenes, aunque las afirmaciones de Rohlan Dyre sobre su verdadera identidad fueron ignoradas. Afortunadamente para Dyre, fue rescatado por Carrick y Hierogryph, quienes se habían dado cuenta de que Demagol había cambiado de lugar con Dyre.[12] Para salvar a su amigo Jarael de Demagol, Carrick pidió el favor que Cassus Fett le debía a Jebble: Carrick organizó que las fuerzas de Fett se encontraran con el almirante Karath cerca del sistema Ithor para sacar a Dace Golliard, un miembro de la organización esclavista Crisol. Las fuerzas de Fett atacaron Karath solo para saltar al hiperespacio, y Golliard, que había estado al acecho cerca para capturar a los supervivientes de la batalla, fue capturado por Karath, lo que le permitió a Carrick conocer la ubicación de Jarael.[17]

El Triunfo Mandaloriano

Caballeros Mandalorianos

«Sé que a algunos de ustedes les ofende tener ex Jedi en sus filas. ¡Los mandalorianos ganan con armas, no con trucos y magia! Pero por eso nos unimos a tu movimiento. Mis amigos creen en una lucha justa—no en una República corrupta que se apoya en los Jedi para protegerse! Así que esta vez, cuando algunos Jedi comenzaron a luchar por la República, no me limité a formular objeciones, como el Consejo. Establecí el equilibrio correcto—dándoles a los mandalorianos sus propios Jedi!»
―Dorjander Kace, dirigiéndose a sus soldados mandalorianos en Halthor[fuente]

Dorjander Kace lidera a sus Caballeros "contra" los mandalorianos.

Cuando comenzó el año 3.962 ABY, Dorjander Kace desarrolló un plan para darles a los mandalorianos sus propio Jedi secuestrando a jóvenes del Enclave Jedi en Dantooine.[43] Su plan fue aprobado por Mandalore el Máximo, quien acordó dejar que Kace se quedara con los jóvenes y los entrenara en el planeta Ordo, y Mandalore asignó un destacamento de sus guerreros para ayudar a Kace.[47] Con el apoyo de Mandalore, Kace continuó la campaña en el extremo norte de la galaxia; una vez que los mandalorianos capturaron el planeta Essien, atrajo a la República a un ataque allí. Como la República carecía de un ejército regular en esa región, se vio obligada a depender de las milicias locales para luchar, y la milicia del planeta Phaeda fue puesta bajo el mando del capitán Morvis y se le encargo liberar Essien. La República no estaba al tanto de la deserción de Kace, y él y sus Caballeros Mandalorianos lideraron a los hombres de Morvis, incluido Zayne Carrick, quien había sido reclutado para la milicia, en una carga contra el bastión mandaloriano debajo del Monte Salvaje. Después de "asegurar" la playa al pie de la montaña, Kace ordenó a las fuerzas de Morvis que erradicaran a los mandalorianos en los bosques, aunque Morvis decidió quemarlos con proyectiles Tibanna Seis. Carrick intentó advertir a los mandalorianos, ya que su naturaleza pacifista no le permitiría quedarse al margen y permitir que los mandalorianos en retirada fueran masacrados, pero descubrió que era una trampa, justo cuando un enjambre de droides de guerra Basilisco descendió por orden de Morvis y los capturó con los Caballeros Mandalorianos de Kace a la cabeza.[10]

La milicia de Morvis fue reclutada por los Neo-Cruzados a pesar de las protestas de sus hombres, y los Caballeros Mandalorianos de Kace lideraron sus fuerzas en una campaña hacia el norte hacia Dantooine. El planeta Halthor fue uno de los primeros objetivos, y los Caballeros Mandalorianos lideraron un asalto a una estación de señales tripulada por miembros de la especie gran.[48] Kace chantajeó a Carrick para que lo ayudara en sus planes; Carrick podría ayudar a Kace a capturar la estación de retransmisión Phaedacomm o ver a los mandalorianos devastar su planeta natal, Phaeda. Carrick desarrolló una estrategia para que los mandalorianos subieran a la estación mediante la puesta en escena de un brote viral falso a bordo de la nave capturada por Morvis, la fragata Reciprocidad, que se desvió a Phaedacomm, y los mandalorianos capturaron rápidamente la estación. Al descubrir el objetivo de Kace,[43] Carrick reclutó a la tripulación de Morvis para que lo ayudara a robar el acorazado mandaloriano Parjai mientras los Caballeros Mandalorianos de Kace llevaban la Reciprocidad a Dantooine. Carrick engaño al mariscal de campo Garon Borm y a la tripulación del Parjai para que huyeran del acorazado repitiendo la estrategia del brote viral, y llevó al Parjai incautado a Dantooine.[11]

Los Caballeros Mandalorianos rápidamente tomaron el control del Enclave y aseguraron a los estudiantes, y el intento de Carrick de convencer a Kace para que se fuera terminó en un fracaso. Expuesto, Carrick destruyó la nave en la que Kace tenía la intención de extraer a los jóvenes, y las tropas de Morvis evacuaron a los jóvenes a la Reciprocidad. Carrick y Kace se batieron en duelo en el Enclave cuando este último intentó detener a los jóvenes que escapaban, pero cuando Kace se enteró de que los mandalorianos habían retirado el apoyo a sus planes, Carrick logró convencer al antiguo Maestro Jedi de que se rindiera. Kace y sus Caballeros fueron llevados a juicio, donde el ex Jedi predicó durante nueve horas seguidas sobre la justicia de su causa; con la pérdida de los Caballeros Mandalorianos, Mandalore el Máximo abandonó la ofensiva del norte y retiró sus fuerzas de Halthor. A raíz de la campaña, Carrick consiguió un puesto como teniente y agente diplomático especial adjunto en la Reciprocidad de Morvis. En su nuevo puesto, Carrick buscó servir como una "conciencia oficial" para la República, enseñando la moderación militar con la esperanza de salvar vidas y traer un final pacífico al conflicto.[47]

Vinculado al Núcleo

«Estabas en Serroco, cuando convirtieron las ciudades stereb en cráteres de cristal. En Duro, cuando los droides de guerra Basilisco llovieron como meteoros sobre las ciudades en órbita, y cuando los mandalorianos prendieron fuego a las llanuras de Xoxin en Eres III—los fuegos que aún arden.»
―Atton Rand, a Meetra Surik[fuente]

Una batalla naval durante el conflicto.

Mientras tanto, en el resto de la galaxia, las Guerras Mandalorianas entraron en una fase conocida como el Triunfo Mandaloriano, una campaña que vio por primera vez a los mandalorianos conquistar el mundo fronterizo de Eres III[9] y prender fuego a las llanuras de Xoxin del planeta, haciendo retroceder a las fuerzas de Meetra Surik del planeta. Las llanuras continuaron ardiendo más de una década después, lo que le valió la infamia de la batalla.[13] También durante este tiempo, los mandalorianos continuaron su ofensiva desde el sistema Dernatine, dirigiéndose a lo largo de la Ruta Lantilliana Menor para conquistar el sistema Charros, y luego a lo largo de la Gran Rama Kashyyyk y el Corredor Randon en un intento de conquistar el valioso sistema Randon. Sin embargo, el intento de los mandalorianos de conquistar Randon, que se encontraba en la intersección de numerosas rutas, fue detenido por la República. Desde Eres, los mandalorianos asaltaron Azure y posteriormente el planeta Contruum, y luego se dirigieron hacia el sur a lo largo del Corredor Comercial Vaathkree para tomar el sistema Gizer. El sistema Nazzri fue el siguiente en caer, seguido por el sistema Vena;[9] después de reunirse con fuerzas adicionales en Dxun,[3] los mandalorianos tomaron el sistema Ambria y luego el sistema Zel.[9]

Con el advenimiento de la participación de los Jedi en la guerra, la República dio a conocer la multitud de naves de guerra que habían estado construyendo en los astilleros de los Sectores Finales y el Núcleo, como los cruceros de batalla clase Centurión y los cruceros clase Cabeza de Martillo. El crucero clase Interdictor también se introdujo en este momento, un concepto que había sido pionero en el difunto almirante Veltraa.[3] Varias empresas de fabricación diseñaron y comercializaron varios modelos nuevos de droides de batalla con la esperanza de sacar provecho del esfuerzo bélico, pero los droides no tuvieron el éxito que esperaban las empresas.[49] Desde el sistema Zel, los mandalorianos se dirigieron del borde del Núcleo a Commenor, donde aplastaron un grupo de ataque de la República[3] y luego conquistaron el sistema Quellor. Después de tomar el sistema Exodeen, los mandalorianos se trasladaron al mundo de astilleros de Duro,[9] cuyas ciudades orbitales y astilleros fueron bombardeados por droides de guerra Basilisco.[13] En algún momento por entonces, los mandalorianos también atacaron el sistema Lantillies, aunque la República repelió su asalto.[9]

La infraestructura de Duro fue devastada por los atacantes, quienes destruyeron muchas de las plataformas espaciales orbitales para cortar la Espina Comercial Corelliana.[2] Sin embargo, Revan, Malak[3] y Meetra Surik[13] lograron evitar que la Batalla de Duro se convirtiera en un desastre aún mayor. Llegaron con una flota de cruceros clase Interdictor, impidiendo así que los mandalorianos escaparan con material de guerra robado de los astilleros de Duro. Cediendo a la presión pública, el Canciller Supremo Tol Cressa nombró a Revan Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de la República.[3] En algún momento durante el transcurso del conflicto, una flota de naves de guerra mandalorianas atacó el planeta Bespin, un mundo productor de tibanna, que albergaba una infraestructura minera construida por el distante y rico planeta Emperatriz Teta, rico en carbonita. Los atacantes destruyeron la mayoría de las operaciones mineras en órbita de Bespin, con la esperanza de romper el suministro de gas tibanna de la República.[2]

Contraofensiva de la República

Haciéndolos retroceder

«No fueron sus naves o sus hombres o su tan cacareada 'lucha por la libertad' lo que ganó esta, la batalla final de la guerra. Fue por las acciones de una persona–el Jedi Revan–que prevalecieron. Las estrategias y tácticas de Revan derrotaron a lo mejor de nosotros. Incluso el propio Mandalore se sorprendió por la ferocidad, la tenacidad y la sutileza de los planes de Revan.»
―Canderous Ordo[fuente]

Los Jedi lideran la lucha.

En el transcurso del 3.961 ABY y del 3.960 ABY, Revan dirigió a la Armada de la República a tomar la ofensiva contra los mandalorianos. Durante ese período, la República liberó Taris, poniendo fin al prolongado asedio y ocupación del planeta. El propio Revan encabezó la carga, llevando a un grupo de Jedi a la batalla en la Ciudad Subterránea de Taris. Mientras estaba allí, Revan liberó a un grupo de esclavos que estaban a punto de ser vendidos en el mercado de esclavos, y uno de ellos, una cathar sensible a la Fuerza llamada Juhani, fue alentada por uno de los compatriotas de Revan a unirse a la Orden Jedi. La destreza táctica de Revan hizo que la República lograra victoria tras victoria, pero no sin un costo: Revan estaba cada vez más dispuesto a sacrificar poblaciones y planetas clave para obtener victorias en otros lugares,[5] y Revan entendió que el poder industrial de la República era la clave para la victoria.[3]

Los "atajos morales" se hicieron comunes bajo el liderazgo de Revan cuando él y Malak comenzaron a adoptar una política de victoria a toda costa. A principios del 3.961 ABY, la pareja descubrió una antigua ruina de la especie rakata en Dantooine, donde encontraron un Mapa Estelar, una reliquia de los rakata que mostraba parte de la ubicación de la estación espacial rakata conocida como Forja Estelar.[5] Revan pronto descubrió otro Mapa Estelar en el planeta Kashyyyk[2] y, poco después, visitó brevemente el mundo sepulcral Sith de Korriban. La visita de Revan al planeta Malachor V vio a los Jedi descubrir la Academia Trayus, un templo de aprendizaje Sith, y Revan comenzó a ser seducido por el lado oscuro de la Fuerza a medida que aprendía del conocimiento de la Academia.[5]

Aunque bajo la esclavitud del lado oscuro, Revan y Malak no renunciaron a los caminos Jedi inicialmente, y él y Malak continuaron liderando a la República contra los mandalorianos.[5] Desde la Perlemiana, las fuerzas de la República atacaron planetas en el Espacio Mandaloriano; el sistema Vorzyd fue el primero en caer, y desde allí la República dividió sus fuerzas en dos ofensivas. El ataque al sistema Lucazec hizo retroceder a la República, pero la República tuvo éxito al tomar el sistema Stenos y luego el sistema Elom. Desde el sistema Elom, la República se trasladó al Cúmulo de Jaga.[9]

Tropas terrestres de la República durante la guerra

Sin embargo, la Batalla del Cúmulo de Jaga terminó en un desastre; a pesar de la presencia de Revan y Malak, las fuerzas de Cassus Fett aún lograron salir victoriosas, y Fett ganó notoriedad por abordar personalmente una de las naves insignia de la República y matar al propio capitán.[50] No mucho después, en la Batalla de Althir, las fuerzas bajo el mando de Revan aniquilaron a la mayoría de las fuerzas terrestres mandalorianas, recuperando el mundo industrial después de unos veinticinco años de control mandaloriano.[9] Al final de las Guerras Mandalorianas, Revan ordenó a sus fuerzas que retomaran el planeta Onderon y su luna Dxun, que era una fortaleza mandaloriana fuertemente fortificada. Se organizó un asalto a gran escala para tomar Dxun, aunque la ofensiva fue increíblemente costosa para la República: el enemigo tuvo décadas para fortificar la luna, con defensas que incluían campos de minas, trampas, torretas antiaéreas y las propias bestias de la jungla.[13]

El plan de batalla de Revan requería que se desplegaran droides de batalla en la luna para eliminar las torretas antiaéreas, y luego sus fuerzas, bajo el mando de la General Jedi Meetra Surik, emprendieron cientos de fintas de unidades pequeñas para sondear las defensas mandalorianas. Surik perdió la mayoría de sus fuerzas cuando cargaron a través de un campo minado en un intento de atacar los emplazamientos mandalorianos, pero llevó a cabo los planes de Revan independientemente. La batalla duró meses mientras los mandalorianos se negaban a ceder, lo que resultó en un número increíble de bajas; los veteranos de la batalla afirmaron que la República perdía diez soldados por cada mandaloriano asesinado. A pesar del costo, la República finalmente capturó la luna, conduciendo a los mandalorianos hacia el Borde Exterior.[13]

Confrontación

«Recuerdo las naves. La última resistencia de la República. Los restos andrajosos de nuestra flota, los más grandes que pudimos reunir, pero estaban dañados, debilitados y vulnerables. Los mandalorianos no pudieron resistir. Se lanzaron contra nosotros como bestias, destrozando nuestras naves en pedazos mientras luchábamos. Recuerdo la mirada que tenías cuando te volviste hacia mí. Fue lo más largo que jamás me miraste. No dijiste nada—solo asentiste. Los eventos se mueven rápidamente entonces, incluso en mis sueños. Destellos, explosiones, tú—cayendo. Podía sentir el dolor a mi alrededor. Y luego el recuerdo. Los cascos a la deriva de las naves mandalorianas, los muertos—aliados, amigos, extraños. Y luego el eco. Constante. El sonido que me despierta en mis pesadillas.»
―Bao-Dur[fuente]

Mandalore y Revan duel.

En el 3.960 ABY, Revan hizo retroceder a los mandalorianos cada vez más, y la República retomó el sistema Lianna.[9] Revan luego forzó una confrontación final en Malachor V, desplegando una flota masiva en el planeta para atraer a los mandalorianos a atacar. Revan también desplegó una superarma que había preparado en secreto: el Generador de Masas Sombra, un arma gravitacional diseñada por el ingeniero zabrak Bao-Dur. El generador estaba destinado a ser la pieza central de la trampa en Malachor, donde Revan esperaba poner fin al conflicto. Revan dividió sus fuerzas en dos, dándole la mitad a Meetra Surik para atraer a los mandalorianos al alcance de la superarma y encargándole que activara el Generador de Masas Sombra. Sin embargo, el propio Revan fue retrasado fuera del sistema Malachor por un grupo de exploración mandaloriano, y cuando llegó al sistema, una batalla naval masiva estaba en marcha entre la flota de Mandalore el Máximo y las naves de Surik.[19]

Mandalore, al darse cuenta de que la derrota era inevitable debido a los refuerzos de la República, desafió a Revan a un combate singular a bordo de su nave insignia. Revan aceptó su desafío y abordó la nave, donde se enfrentó a un duelo a muerte con el cacique guerrero. A pesar de la fuerza de Mandalore, finalmente fue vencido por su oponente Jedi; Revan derribó a Mandalore, quien terminó muriendo a los pies del Jedi. Mientras el taung tosía sangre, se quitó la máscara y comenzó a hablar con Revan sobre cómo lo habían traicionado. Mandalore explicó cómo los Sith lo habían manipulado, ya que el hechizo de los Sith se había roto en los últimos momentos de Mandalore, y para probar su historia, le dio las coordenadas del planeta Rekkiad a Revan. Cuando Mandalore murió, Revan recogió la Máscara de Mandalore, el símbolo del liderazgo mandaloriano, y la tomó como su botín de guerra, evitando que se eligiera un nuevo Mandalore.[19]

Con la victoria de Revan sobre Mandalore, las fuerzas de la República comenzaron a presionar a la flota mandaloriana cada vez más cerca de Malachor V, pero también sufrieron grandes bajas en el proceso, lo que llevó a Surik a ordenarle a Bao-Dur que activara el Generador de Masas Sombra. Tanto las naves de Revan como las de Surik estaban fuera del alcance del arma, y vieron con horror cómo la mayor parte de la flota mandaloriana y una gran parte de la flota de la República se veían atraídas hacia el planeta en un vórtice de gravedad masivo. Decenas de miles murieron cuando cientos de naves chocaron con la superficie de Malachor, devastando el otrora exuberante mundo y fracturando su núcleo cuando las naves fueron aplastadas contra el planeta. La República sufrió bajas increíbles, aunque ni mucho menos tantas como los mandalorianos, y la gran cantidad de muertes causó una herida sustancial en la Fuerza. Surik fue la Jedi más cercana al vórtice en sobrevivir, e instintivamente cortó su propia conexión con la Fuerza para evitar ser asesinada por la onda de choque resultante. A raíz de la devastación total, los mandalorianos restantes transmitieron su rendición incondicional a la República.[13]

Consecuencias

La República

«Cuando se fueron después de que terminaron las Guerras Mandalorianas, eran Jedi. Cuando regresaron… eran otra cosa.»
―Carth Onasi, refiriendose a Revan y Malak[fuente]

Darth Revan y Darth Malak, antiguos héroes de las Guerras Mandalorianas

A raíz de la guerra, el Consejo Jedi exigió que los Revanchistas restantes, es decir, Revan, Malak y Surik, regresaran a Coruscant y enfrentaran el juicio por sus acciones durante el final de la guerra. Revan y Malak se negaron y llevaron al resto de sus fuerzas a las Regiones Desconocidas al norte, alegando estar persiguiendo a los mandalorianos restantes. Surik eligió regresar al Consejo, ya que estaba privada de la Fuerza;[5] Malak instó a Revan a usar su nuevo droide asesino HK-47 para eliminar a Surik, pero Revan se negó, alegando que ella "ya estaba muerta".[13] Revan había creado el HK-47 para asesinar a oponentes selectivos, ya que buscaba evitar la necesidad de batallas como Malachor.[5] Revan y Malak pronto dejaron atrás sus fuerzas mientras viajaban a Rekkiad solos, buscando confirmar la historia de Mandalore. Allí, los dos Jedi descubrieron la tumba de Dramath y un datacron que describe la historia de Dramath y la existencia de un Imperio Sith oculto; antes de partir de Rekkiad, Revan decidió dejar la Máscara de Mandalore en la tumba de Dramath.[19]

Revan y Malak siguieron el rastro de los Sith ocultos hasta la capital del Imperio, Dromund Kaas, donde intentaron matar al Emperador Sith y evitar que invadiera la República; sin embargo, el Emperador dominó sus mentes y los volvió completamente hacia el lado oscuro, convirtiéndolos en sus sirvientes. Ungiéndolos respetuosamente como Darth Revan y Darth Malak, Señores Oscuros de los Sith, el Emperador envió a los dos de regreso como sus agentes de avanzada para invadir la República, asignándoles la tarea de localizar la Forja Estelar. Sin el conocimiento del Emperador, los dos se liberaron del control del Emperador poco después de dejar Dromund Kaas, y sin saberlo adoptaron las órdenes del Emperador como sus propios deseos.[19] Al ubicar la Forja Estelar en las Regiones Desconocidas, Revan y Malak usaron la estación espacial para producir una flota masiva de naves de guerra, que combinaron con sus seguidores de las Guerras Mandalorianas, y formaron un nuevo Imperio Sith. El almirante Karath fue uno de los oficiales de alto rango de la República que se unieron a los nuevos Sith, y en el 3.959 ABY, Revan lideró su Imperio para invadir la República. Este conflicto posterior, que se conoció como la Guerra Civil Jedi, duró hasta el 3.956 ABY, cuando un Revan redimido derrotó a su antiguo aprendiz en la Batalla de Rakata Prime.[5]

Un grupo de refugiados, incluido un número de ricos hombres de negocios, aterrizó de manera forzada su transporte en el planeta Makeb mientras huían de los asaltantes mandalorianos durante la guerra. Makeb se encontraba fuera de las principales rutas hiperespaciales y, durante los siguientes cincuenta años, los supervivientes, liderados por el magnate empresarial Semako Thalien, construyeron asentamientos y restablecieron el contacto con la galaxia, utilizando los ricos depósitos minerales del planeta y sus propios créditos e influencia para convertir a Makeb en un mundo inmensamente rentable. Siendo en gran parte independiente de la República, Makeb atrajo a líderes corporativos, empresas bancarias y turistas adinerados, y pronto desarrolló una serie de complejos turísticos de lujo.[51] La tecnología Interdictor, la base del crucero clase Interdictor y del Generador de Masas Sombra, fue desarrollada por ingenieros zabrak durante el conflicto, y se convirtió en una táctica de uso frecuente en los milenios posteriores a las Guerras Mandalorianas. La tecnología de Interdictor, particularmente los pozos de gravedad basados en naves, dio lugar a una espiral de avances y contramedidas a lo largo de miles de años; los Interdictores relativamente débiles de las Guerras Mandalorianas pronto se volvieron ineficaces por mejores conjuntos de sensores de hipermotores y unidades de campo nulo multifase, y durante las Guerras Clon, casi cuatro mil años después, se desarrollaron nuevas investigaciones sobre la tecnología. Los blásters de iones también vieron un mayor uso durante y después de las Guerras Mandalorianas, ya que demostraron ser efectivos para desactivar el armamento de los asaltantes mandalorianos.[3] Miles de años después,[1] en la era del Imperio Galáctico, el científico Bevel Lemelisk incluyó el Generador de Masas Sombras en una lista de superarmas históricas en el Manual Imperial: Guía del Comandante. Sin embargo, en ese momento se desconocían los detalles exactos del efecto del arma en Malachor V, aunque el planeta había sido destruido hacía mucho tiempo.[52]

Los mandalorianos

«Se suponía que la guerra que tuvimos con la República sería la batalla más gloriosa de nuestra historia, pero… fue muy costosa. Supongo que no pensamos en cuánto podríamos perder.»
―Canderous Ordo[fuente]

Mandalore el Preservador

En las semanas que siguieron a la Batalla de Malachor V, que se conoció como Ani'la Akaan, o la Gran Última Batalla, en Mando'a, Revan ordenó que los mandalorianos restantes fueran despojados de sus armas y armaduras, y también que desmantelaran sus droides de guerra Basiliscos. Sabiendo que solo reanudarían la pelea si surgía un nuevo líder, Revan se quedó con la Máscara de Mandalore, su pérdida desmoralizó enormemente a los mandalorianos. La mayoría de los guerreros pronto se convirtieron en mercenarios o cazarrecompensas a medida que los clanes se fragmentaron en gran medida; sin la Máscara, los distintos clanes lucharon entre sí por el poder. Durante los años siguientes, algunos clanes mandalorianos, como el Clan Ordo, comenzaron a buscar la Máscara, identificando todos los mundos posibles que Revan podría haber alcanzado en los tres días durante los cuales él y Malak desaparecieron después de Malachor. Menos de cincuenta mandalorianos fueron parte de la búsqueda en el primer mundo, lo que les llevó dos años, pero a medida que se movían de planeta en planeta, su número creció a medida que se unían más clanes. La búsqueda de la Máscara unió a los clanes mandalorianos detrás de una causa común, y cuando comenzaron a buscar a Rekkiad en el 3.954 ABY, más de cien clanes se habían unido a la búsqueda.[19]

Revan, quien había perdido sus recuerdos durante la Guerra Civil Jedi, buscó la ayuda de su amigo Canderous Ordo, quien había luchado junto a Revan como uno de sus compañeros durante la Guerra Civil Jedi, para investigar sus recuerdos que regresaban en el 3.954 ABY, y los dos viajaron a Rekkiad para unirse a la búsqueda. Con la ayuda de Revan, el Clan Ordo descubrió la Máscara en la tumba de Dramath, y Revan convenció a Ordo para que tomara la Máscara como Mandalore el Preservador. Antes de partir para volver sobre sus pasos y los de Malak hacia las Regiones Desconocidas, Revan le pidió al nuevo Mandalore que restaurara la fuerza de los mandalorianos para proteger a la República de la misteriosa amenaza Sith.[19] El Preservador pasó los siguientes años reuniendo a los clanes y reconstruyendo su fuerza militar, estableciendo una sede en Dxun mientras restauraba el movimiento Neo-Cruzado. En las Guerras Oscuras que siguieron al final de la Guerra Civil Jedi, uno de los nuevos Señores Sith que subió al poder fue Darth Nihilus, un sobreviviente de la Batalla de Malachor que fue transformado por la experiencia, convirtiéndose en un ser que ansiaba la energía de la Fuerza así como una herida viva en la Fuerza. Nihilus sacó el Devastador, uno de los cruceros de batalla clase Centurión destruidos en la Batalla de Malachor V, de la superficie del planeta usando la Fuerza y se lo apropió como su propia nave insignia. El Devastador fue finalmente destruido tanto por las fuerzas de la República como por las mandalorianas, con Mandalore el Preservador acompañando a Meetra Surik, entonces conocida como la Jedi Exiliada, en un asalto final a la nave mientras sus fuerzas luchaban junto a la República.[13]

A pesar del fracaso de las Guerras Mandalorianas, las reformas de Mandalore el Máximo tuvieron efectos duraderos en la sociedad mandaloriana: la especie taung se extinguió virtualmente, y los clanes se volvieron dominados por humanos y aceptaron a aquellos guerreros que demostraron ser dignos.[3] En la cultura mandaloriana, un ritual conocido como Geroya be Haran, o "juego de aniquilación", se desarrolló en los siglos posteriores a las Guerras Mandalorianas. Al perdedor se le borraría todo su legado, y muchos creían que la tradición era un recuento simbólico de las mayores victorias de los Neo-Cruzados durante las Guerras Mandalorianas.[53] Sin embargo, Mandalore el Preservador fue el último Mandalore conocido en usar la Máscara de Mandalore, que desapareció después de la muerte del Preservador.[21]

Entre bastidores

«Entonces hay guerra, y luego está la guerra — y algo así está sucediendo aquí. La gente de Taris, cerca de la frontera donde #0 estableció que la República y los mandalorianos han estado discutiendo sin consecuencias durante más de un año, sienten que están en guerra. ¿La gente común en Coruscant? No tanto. El resultado es una imagen más matizada para aquellos que buscan poner los eventos en una línea de tiempo simple — como ocurre con muchas guerras terrestres, hay más de una fecha de inicio. Fue entonces cuando los mandalorianos empezaron a atacar mundos que no pertenecían a la República; ahí fue cuando la República intervino en uno de esos ataques; y, es ahora, cuando los mandalorianos atacaron la República con toda su fuerza.»
―John Jackson Miller, en sus notas de producción para el número 8 de la serie de cómics Star Wars: Knights of the Old Republic[fuente]

El mapa de The Essential Atlas de las Guerras Mandalorianas

Las Guerras Mandalorianas se mencionaron por primera vez en el videojuego Star Wars: Caballeros de la Antigua República, que fue lanzado por BioWare en 2003. El conflicto se creó como una historia de fondo para varios de los personajes principales del juego, como Darth Malak, Revan y Canderous Ordo,[5] y se amplió en la secuela de 2004 del juego, Star Wars: Caballeros de la Antigua República II: Los Señores Sith.[13] Aparte del material relacionado con el videojuego, el conflicto no se mencionó en muchas fuentes hasta finales de 2005, cuando se discutió en The New Essential Chronology.[1] La serie de cómics de Caballeros de la Antigua República, que comenzó en 2006, fue la primera en representar visualmente el conflicto; Varias batallas aparecieron en diferentes arcos de la historia de la serie, comenzando con la primera aparición del conflicto en el número 6.[27] John Jackson Miller, el autor de la serie, usó los cómics para desarrollar a los mandalorianos como una fuerza de combate, evolucionándolos de los guerreros individualistas que aparecieron en la serie de cómics Star Wars: Tales of the Jedi y los soldados uniformes codificados por colores que aparecieron en los videojuegos de Caballeros de la Antigua República.[54]

La fecha de inicio del conflicto ha variado entre las fuentes: el juego Caballeros de la Antigua República en sí da dos fechas para el inicio del conflicto, con las Guerras Mandalorianas comenzando en el 3.976 ABY, según los mandalorianos, y el 3.963 ABY, según la República.[5] Sin embargo, The New Essential Chronology y The Ultimate Visual Guide colocaron respectivamente los puntos finales en el 3.995 ABY[1] y el 3.961 ABY.[55] La serie de cómics Caballeros de la Antigua República reconcilió los relatos conflictivos de los mandalorianos y la República de la fecha de inicio, explicando que los mandalorianos habían estado atacando durante años antes de la "Guerra Falsa" del 3.965–3.964 ABY, después de la cual estalló un conflicto armado entre la República y los mandalorianos en el 3.963 ABY.[56] Knights of the Old Republic Campaign Guide, publicada en 2008, colocó la Batalla de Malachor V en el 3.956 ABY en lugar del 3.961 ABY, y también incluyó la Guerra Falsa en las principales batallas de las Guerras Mandalorianas al colocar la fecha de inicio en el 3.965 ABY. Campaign Guide explicó que los mandalorianos habían estado atacando los mundos del Borde Exterior desde el 3.976 ABY, aunque la República no se enfrentó a los invasores hasta el 3.965 ABY, y la verdadera invasión de la República comenzó a finales del 3.964 ABY.[2] La guía de referencia de 2009 The Essential Atlas reafirmó la datación de Campaign Guide y también dio un desglose adicional de los principales puntos de inflección de las Guerras Mandalorianas, presentando una serie de nuevas batallas en un mapa del conflicto.[9]

Los tres corredores de invasión que usan los mandalorianos durante la Embestida han sido objeto de cierta confusión entre varias fuentes. The Essential Atlas presenta un mapa de las Guerras Mandalorianas, y se muestra que los tres corredores de invasión son tres campañas que se extienden desde Taris, coincidiendo con la declaración de Canderous Ordo de que los mandalorianos invadieron la República a través de tres sectores adyacentes.[9] La guía de referencia de 2012 The Essential Guide to Warfare identifica los corredores como la campaña del norte, la campaña del Núcleo que incluye a Serroco y la campaña del sur que comienza con Eres II.[3] Sin embargo, Eres es parte del Triunfo Mandaloriano, que no comienza hasta el 3.962 ABY.[9] Como la sección de Warfare sobre el conflicto se presenta como una presentación oral in-universe dada miles de años después, el relato no es necesariamente perfectamente exacto.[3] El mapa del Atlas también presenta una campaña en el borde este de la galaxia, ambientada en el 3.963 ABY, que no se mencionó en ninguna otra fuente. Sin embargo, el texto indica que esas batallas en realidad ocurrieron de antemano, durante la década de preparación del conflicto principal,[9] y el texto está respaldado por Warfare[3] y The New Essential Chronology.[1]

The Complete Star Wars Encyclopedia, publicada en 2008, menciona el conflicto en una variedad de entradas,[50][57] aunque hay algunos errores.[58] La entrada de Cassus Fett afirma erróneamente que la Batalla del Cúmulo de Jaga ocurrió antes de las Guerras Mandalorianas, lo que se contradice con las otras entradas y el material en el que se menciona la batalla.[59] Otro problema de citas se centra en cuando los Revanchistas se unieron activamente a las Fuerzas Armadas de la República. Según el diálogo de Bastila Shan en el primer videojuego, los Revanchistas se unieron a la República cinco años antes del juego, que se desarrolla en el 3.956 ABY, colocando así la entrada de los Revanchistas en la guerra en el 3.961 ABY.[5] Sin embargo, fuentes posteriores han colocado la entrada de los Revanchistas en el 3.963 ABY.[2][6] The Essential Guide to Warfare intentó reconciliar la contradicción, explicando que Revan fue nombrado Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de la República en el 3.962 ABY.[3]

Apariciones

Wiki.png
Star Wars Wiki tiene 0 imágenes relacionadas con Guerras Mandalorianas.

Fuentes

Notas y referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 1,7 The New Essential Chronology
  2. 2,00 2,01 2,02 2,03 2,04 2,05 2,06 2,07 2,08 2,09 2,10 2,11 2,12 2,13 2,14 2,15 2,16 2,17 Knights of the Old Republic Campaign Guide
  3. 3,00 3,01 3,02 3,03 3,04 3,05 3,06 3,07 3,08 3,09 3,10 3,11 3,12 3,13 3,14 3,15 3,16 3,17 3,18 3,19 3,20 3,21 3,22 3,23 3,24 3,25 3,26 3,27 3,28 The Essential Guide to Warfare
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 4,4 4,5 4,6 4,7 4,8 Caballeros de la Antigua República 8: Punto de ignición, parte 2
  5. 5,00 5,01 5,02 5,03 5,04 5,05 5,06 5,07 5,08 5,09 5,10 5,11 5,12 5,13 5,14 5,15 5,16 5,17 5,18 5,19 5,20 5,21 5,22 5,23 5,24 5,25 Star Wars: Caballeros de la Antigua República
  6. 6,0 6,1 6,2 6,3 6,4 6,5 6,6 6,7 6,8 Caballeros de la Antigua República 42: El casco
  7. 7,0 7,1 7,2 Caballeros de la Antigua República 15: Días de miedo, parte 3
  8. 8,0 8,1 Caballeros de la Antigua República 28: Vector, parte 4
  9. 9,00 9,01 9,02 9,03 9,04 9,05 9,06 9,07 9,08 9,09 9,10 9,11 9,12 9,13 9,14 9,15 9,16 9,17 9,18 9,19 9,20 9,21 9,22 9,23 The Essential Atlas
  10. 10,0 10,1 10,2 Knights of the Old Republic: War 1
  11. 11,0 11,1 Knights of the Old Republic: War 4
  12. 12,0 12,1 12,2 Caballeros de la Antigua República 47: Demonio, parte 1
  13. 13,00 13,01 13,02 13,03 13,04 13,05 13,06 13,07 13,08 13,09 13,10 Star Wars: Caballeros de la Antigua República II: Los Señores Sith
  14. 14,0 14,1 Plantilla:KOTORbackups
  15. 15,0 15,1 15,2 15,3 15,4 15,5 Plantilla:KOTORbackups
  16. 16,0 16,1 16,2 16,3 Star Wars: Knights of the Old Republic Handbook
  17. 17,0 17,1 17,2 17,3 Caballeros de la Antigua República 48: Demonio, parte 2
  18. Caballeros de la Antigua República 46: Destructora, parte 2
  19. 19,0 19,1 19,2 19,3 19,4 19,5 19,6 The Old Republic: Revan
  20. 20,0 20,1 20,2 20,3 Caballeros de la Antigua República 20: Bruma de odio, parte 2
  21. 21,0 21,1 Star Wars: The Old Republic Encyclopedia
  22. The Unknown Regions
  23. Galaxy of Intrigue
  24. 24,0 24,1 Plantilla:KOTORbackups
  25. 25,0 25,1 25,2 Plantilla:KOTORbackups
  26. Caballeros de la Antigua República 0: Encrucijadas
  27. 27,0 27,1 27,2 Caballeros de la Antigua República 6: Graduación, parte 6
  28. Caballeros de la Antigua República 22: Caballeros del dolor, parte 1
  29. 29,0 29,1 Caballeros de la Antigua República 10: Punto de ignición, parte 3
  30. WizardsoftheCoast.png Iridonian Darkness en Wizards.com (enlace al artículo original, enlace backup en Archive.org)
  31. 31,0 31,1 Caballeros de la Antigua República 23: Caballeros del dolor, parte 2
  32. 32,0 32,1 Caballeros de la Antigua República 25: Vector, parte 1
  33. 33,0 33,1 Caballeros de la Antigua República 14: Días de miedo, parte 2
  34. En Star Wars: Caballeros de la Antigua República II: Los Señores Sith, se menciona que el personaje principal, la Jedi Meetra Surik, estuvo en Serroco en el momento del ataque mandaloriano. Dado que la participación de los Jedi en la guerra aún no había comenzado, esto fue rectificado por Galactic Republic Defense Ministry Daily Brief KD0092, que establece que había Jedi en una asignación regular a Serroco y que uno pudo escapar en una de las pocas naves para escapar. Este artículo llega a la conclusión natural de que este Jedi era Surik.
  35. 35,0 35,1 35,2 Plantilla:KOTORbackups
  36. 36,0 36,1 Caballeros de la Antigua República 18: Noches de ira, parte 3
  37. Caballeros de la Antigua República 19: Bruma de odio, parte 1
  38. 38,0 38,1 Caballeros de la Antigua República 21: Bruma de odio, parte 3
  39. Plantilla:KOTORbackups
  40. Caballeros de la Antigua República 24: Caballeros del dolor, parte 3
  41. 41,0 41,1 Caballeros de la Antigua República 26: Vector, parte 2
  42. Caballeros de la Antigua República 27: Vector, parte 3
  43. 43,0 43,1 43,2 Knights of the Old Republic: War 3
  44. Caballeros de la Antigua República 29: Exaltado, parte 1
  45. Caballeros de la Antigua República 32: Vindicación, parte 1
  46. Caballeros de la Antigua República 35: Vindicación, parte 4
  47. 47,0 47,1 Knights of the Old Republic: War 5
  48. Knights of the Old Republic: War 2
  49. Scavenger's Guide to Droids
  50. 50,0 50,1 The Complete Star Wars Encyclopedia, Vol. II, p. 133 ("Cúmulo de Jaga, Batalla de")
  51. SWTOR mini.png Star Wars: The Old Republic—Codex Entry: "History of Makeb"
  52. Star Wars: Manual Imperial: Guía del Comandante
  53. SWTOR mini.png Star Wars: The Old Republic—Codex Entry: "Geroya Be Haran"
  54. Plantilla:Faraway
  55. Star Wars: The Ultimate Visual Guide
  56. Plantilla:Faraway
  57. The Complete Star Wars Encyclopedia, Vol. II, p. 285 ("Guerras Mandalorianas")
  58. The Complete Star Wars Encyclopedia
  59. The Complete Star Wars Encyclopedia, Vol. I, p. 267 ("Fett, Cassus")
Guerras Mandalorianas
(3.976 ABY3.960 ABY)
Cronología galáctica

Anterior: Gran Guerra Sith
(3.996 ABY)

Concurrente: Desórdenes Kanz
(3.9703.670 ABY)

Siguiente: Guerra Civil Jedi
(3.9593.956 ABY)

Asedios al Borde Exterior
(3.9763.964 ABY)
Primera de Althir · Cathar · Corsin · Primera de Azure
Primera de Lianna · Makem · Quermia · Kaelta · Florn
Jaminere · Sy Myrth · Taskeed · Dennogra · Dernatine
Estación Flashpoint · Primera de Suurja · Segunda de Suurja
Tercera de Suurja · Cuarta de Suurja · Emboscada en Suurja
Invasión
(3.963)
Vanquo · Asedio de Taris · Primera de Onderon
Primera de Jebble · Serroco · Nouane · Dagary Minor
Primera de Omonoth · Wayland · Segunda de Omonoth · Myrkr
Thustra · Obroa · Segunda de Jebble
Zongorlu · Ithor · Ord Mantell · Colonias zabrak
Primera de Iridonia · Segunda de Iridonia
Triunfo Mandaloriano
(3.962 ABY)
Essien · Halthor · Phaedacomm · Dantooine
Charros · Randon · Eres III · Segunda de Azure · Contruum
Gizer · Nazzri · Vena · Ambria · Zel
Commenor · Quellor · Exodeen · Duro
Contraofensiva de la República
(3.9613.960 ABY)
Segunda de Taris · Segunda de Althir
Vorzyd · Lucazec · Stenos · Elom
Cúmulo de Jaga · Segunda de Onderon · Dxun
Segunda de Lianna · Malachor V
Ubicaciones inciertas Bespin · Lantillies · Quelii
Temas y artículos relacionados
República Galáctica · Neo-Cruzados Mandalorianos · Caballeros Mandalorianos · Consejo Jedi · Revanchistas
Mandalore el Máximo · Cassus Fett · Demagol · Jimas Veltraa · Noma Sommos · Saul Karath
Revan · Malak · Meetra Surik · Generador de Masas Sombra · Línea Jebble-Vanquo-Tarnith
  [Fuente]
Conflictos de las Antiguas Guerras Sith
Gran Guerra Sith · Gran Cacería · Purificación de las Nueve Casas
Desórdenes Kanz · Guerras Mandalorianas · Guerra Civil Jedi
Invasión de Korriban · Guerra Civil Sith · Guerras Oscuras · Primera Purga Jedi


Historia de la Orden Jedi
Guerras de Unificación · Primer Gran Cisma · Recusación
Segundo Gran Cisma · Gran Guerra Hiperespacial · Gran Guerra Sith
Guerras Mandalorianas · Guerra Civil Jedi · Primera Purga Jedi
Gran Guerra Galáctica · Guerra Fría · Guerra Galáctica
Tercera Guerra Galáctica · Nuevas Guerras Sith · Edad Oscura de la República
Reforma de Ruusan · Gran Purga Jedi · Nueva Orden Jedi
Guerra Yuuzhan Vong · Resurgimiento de la Tribu Perdida de los Sith · Guerra Sith-Imperial
Segunda Guerra Civil Imperial/Tercera Purga Jedi
[editar]
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
Advertisement