FANDOM


Premium-Eras-canon
VaderFather

No. ¡Yo soy tu padre!

¡Peligro! Esta página contiene IMPORTANTES spoilers de The Mandalorian. Estás avisado del peligro.


«Sabes, no eres tan malo. Para ser un droide.»
«Concuerdo.»
―El Mandaloriano e IG-11[fuente]

IG-11 (pronunciado como Igé-Once) fue un droide de Serie IG que trabajó como cazarrecompensas alrededor del 9 DBY. Parte de una serie de droides asesinos desbocados por la galaxia, IG-11 fue programado para seguir los protocolos del Gremio de Cazarrecompensas, y poseía constructos explosivos en su interior que prevenían que fuese capturado mientras trabajaba.[4]

El droide tenía un cuerpo delgado construido sobre un sustrato blindado que podría resistir repetidos ataques, y que era fiable y duradero.[4] Era directo, desconocedor del sarcasmo, y no sabía cómo mentir, lo que le hacía algo infantil.[5] A menudo era confundido con IG-88, un famoso cazarrecompensas droide.[6]

Biografía

«¿Eres miembro del Gremio? Pensaba que era el único con el encargo.»
«Eso nos convierte en dos.»
―IG-11 y El Mandaloriano[fuente]

Alrededor del 9 DBY, IG-11 fue enviado al planeta Arvala-7 para eliminar al activo. Llegando a un puesto de avanzada fuertemente custodiado, IG-11 eliminó a un gran número de mercenarios nikto después de que se negaran a cumplir con el subpárrafo dieciséis de la exención del protocolo Bondsmon, que declaraba que estaban obligados a entregar el activo a IG-11. Tras deshacerse de un cierto número de guardias, el droide se encontró con otro cazarrecompensas, conocido como El Mandaloriano, con quien IG-11 aceptó repartir la recompensa de la misión siempre que él se quedara con la reputación asociada al éxito de la misión. Mientras hablaba con El Mandaloriano, el par fue emboscado por más mercenarios, que consiguieron acorralar a los cazarrecompensas y superarlos. En cumplimiento de su programación, IG-11 intentó iniciar su secuencia de autodestrucción para asegurar que no caería en manos enemigas.[1]

El Mandaloriano consiguió convencer a IG-11 para que continuase luchando, usando eventualmente al droide para distraer al nikto que manejaba una torreta, de modo que pudo apoderarse de ella y usarla para eliminar a los mercenarios restantes. Con las defensas del puesto de avanzada eliminadas, IG-11 y El Mandaloriano procedieron a usar la torreta para derribar la entrada y entrar en el edificio. Dentro, localizaron al activo, que resultó ser un bebé de la misma especie que el famoso Gran Maestro Jedi Yoda. A pesar de que El Mandaloriano insistió en mantener al niño con vida, IG-11 protestó, afirmando que su misión le dictaba claramente eliminar a su objetivo, al contrario que la misión del Mandaloriano en la que se prefería al objetivo vivo. Alzando su bláster para completar la tarea, IG-11 fue disparado y destruido por El Mandaloriano, salvando al niño.[1]

Entre bastidores

«[IG-11] es muy inocente y directo, y no sabe nada sobre el sarcasmo ni cómo mentir. Es como un niño con una pistola.»
―Taika Waititi[fuente]

IG-11 fue un personaje creado para la serie de televisión "The Mandalorian". Una imagen de IG-11 fue revelada en el instagram de Jon Favreau el 25 de diciembre de 2018.[7]

La voz del personaje fue dada por Taika Waititi,[6] quien afirmó que su personaje era muy inocente y como un niño armado con una pistola.[5] Su captura de movimiento fue hecha por Rio Hackford.

Dave Filoni escogió deliberadamente crear un nuevo droide asesino Serie IG para no contradecir las historias de Star Wars Legends acerca de IG-88.[8]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

Enlaces externos

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.