Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece antes de la República.


«Por definición, el Imperio Infinito no puede "caer".»
―Un monumento Rakata[fuente]

El Imperio Infinito, también conocido como el Imperio Rakata, era un gobierno muy poderoso. Fue el primer gran gobierno galáctico conocido. El imperio fue fundado y gobernado por los rakata, una especie científicamente avanzada que utilizó su conocimiento para conquistar y esclavizar a otras especies en toda la galaxia conocida, desde humanos hasta moradores de las arenas.

El Imperio Infinito fue uno de los gobiernos predecesores de la República Galáctica.

Historia

Orígenes

«Los rakata son una peste sobre la galaxia que, para nuestra vergüenza, nosotros, los Kwa, desencadenamos.»
A'nang[fuente]

Muchos años antes del 36.453 ABY, los kwa, una especie reptil sensible a la Fuerza del planeta Dathomir, llegaron a Lehon, el planeta natal de la especie rakata, a través de su tecnología conocida como la Puerta del Infinito, que le permitía a los kwa viajar instantáneamente a través de la galaxia. Como lo habían hecho en muchos mundos antes, los kwa se convirtieron en los benefactores de los rakata, enseñándoles sobre la Fuerza y dándoles tecnología avanzada. Sin embargo, los kwa se horrorizaron al darse cuenta de que los rakata eran una raza caníbal que ignoraba las enseñanzas de equilibrio de los kwa, basándose solo en el lado oscuro de la Fuerza. Combinando su agresión y deseo de conquista con la tecnología kwa, los rakata se expandieron desde Lehon y comenzaron a conquistar otros mundos en las Regiones Desconocidas.[4]

Los kwa luchan contra los rakata.

El Imperio Infinito, como se llamaban a sí mismos los rakata, atacó mundos ricos en la Fuerza, conquistando y luego esclavizando a sus pobladores. Los rakata desarrollaron tecnología que les permitió inducir miedo y odio en los seres sensibles a la Fuerza, y utilizaron esclavos sensibles a la Fuerza entre las poblaciones que conquistaron para alimentar sus naves de guerra y tecnología al colocarlos en máquinas que convertían las emociones del lado oscuro de los esclavos en energía. Deseando la tecnología de la Puerta del Infinito de los kwa, se volvieron contra sus benefactores cuando los kwa se negaron, y en la batalla resultante en Lehon, muchos kwa murieron deteniendo a los guerreros rakata para que pudieran destruir la puerta en Lehon.[4]

Sin embargo, los rakata no debían detenerse. Construyendo una enorme estación espacial conocida como la Forja Estelar sobre la estrella Abo en el sistema Lehon, una fábrica impulsada por el lado oscuro que produjo naves de guerra y tecnología para el Imperio, los rakata se extendieron sobre las Regiones Desconocidas y en la galaxia occidental por el 35.000 ABY. El planeta forestal de Kashyyyk fue un mundo capturado por el Imperio, y los rakata instalaron una computadora terraformadora en el planeta para manipular los árboles wroshyr de Kashyyyk. Sin embargo, la computadora perdió contacto con los rakata en el 33.598 ABY, y más de doscientos años después no funcionó correctamente, causando una hiperaceleración en el crecimiento de los wroshyrs.[1]

Era de conquista

«Hace mucho tiempo, los rakata gobernaban toda la galaxia conocida; Todas las especies se postraron ante nosotros.»
―Guardián Orsaa[fuente]

La flota del Imperio Infinito.

En el 30.000 ABY,[6] el Imperio Infinito había alcanzado su cenit, uniendo más de quinientos mundos ricos en Fuerza en toda la galaxia. Cuando los rakata se encontraron con Dathomir, el planeta natal de los kwa,[7] sometieron brutalmente al mundo en venganza[6] por la destrucción de los kwa de sus Puertas del Infinito a través de la galaxia,[4] y como resultado, los kwa finalmente se convirtieron en los lagartos kwi de mente simple.[5] Intrigados por los enormes rancors nativos de Dathomir, el Imperio Infinito transportó a varios de ellos de regreso a Lehon como curiosidades, y también lograron conducir a los gree, otra especie de viajeros estelares en ese momento, de regreso a su cúmulo de origen.[6] El Imperio Infinito introdujo un rancor en el planeta Gamorr, donde se convirtió en una criatura mitológica en la cultura de los nativos gamorreanos.[8]

El Imperio Infinito convirtió el planeta Belsavis en un mundo carcelario, utilizando tecnología de estasis para sepultar monstruos, señores de la guerra y otras entidades poderosas.[9] El primer prisionero de Belsavis, y la razón por la que se construyó la prisión, fue el Mundo Razer, un ser misterioso cuyo hambre supuestamente consumió mil mundos. Según las inscripciones en la Tumba, que era el término de la República Galáctica para el complejo principal de la prisión rakata, se necesitó todo el Imperio Infinito para someter al Mundo Razer.[10]

Alrededor del 27.700 ABY, los rakata descubrieron el planeta Korriban y la especie sith. Los rakata le mostraron al rey sith Adas la tecnología de los holocrones, pero Adas pronto se dio cuenta de las intenciones de conquista del Imperio y llevó a su gente a expulsar a los rakata de Korriban.[11] Los rakata conquistaron varios mundos en la región que luego se conoció como los Mundos del Núcleo, incluido el planeta Coruscant, que albergaba a la especie humana. Sin embargo, a pesar de su esclavitud por parte de los rakata, los humanos experimentaron con naves durmientes alrededor del 27.500 ABY, sembrando varios planetas en los Mundos del Núcleo y el Cúmulo Tion, muchos de los cuales también fueron conquistados por los rakata.[6]

Durante el reinado del Imperio Infinito, la especie esh-kha comenzó a invadir varios mundos esclavizados por los rakata, lo que llevó al Imperio a atacar a los esh-kha. Un esh-kha llamado Voz Sagrada hizo un llamamiento a los rakata para que perdonaran a su especie, pero los rakata entablaron negociaciones hasta que hubieron contenido a los esh-kha y luego capturaron a Voz Sagrada.[12] Todos los esh-kha fueron encarcelados en Belsavis, encerrados en bóvedas de estasis. El señor de la guerra rakata, Soa, también conocido como el Infernal, fue uno de los gobernantes del Imperio Infinito, aunque finalmente fue encarcelado en Belsavis en lo que se conoció como la Bóveda de la Eternidad.[13]

Colapso

La tecnología basada en la Fuerza de los rakata tuvo profundas consecuencias que llevaron al colapso total del Imperio Infinito. La Forja Estelar comenzó a alimentarse de las tendencias agresivas de sus maestros rakata y creó energías del lado oscuro que corrompieron aún más a sus creadores. Después de generaciones de supremacía y control galáctico, el Imperio Infinito comenzó a fracturarse. Enormes revueltas de esclavos estallaron a lo largo de las fronteras del Imperio junto con varias facciones que competían por el control. Esto condujo a una guerra civil en todo el espacio controlado por los rakata. Ya debilitados por la guerra, los rakata fueron golpeados repentinamente por una plaga mortal en el 25.200 ABY (posiblemente creada por una de las especies esclavas) que se extendió rápidamente a través de sus filas debido a su uniformidad genética creada por ellos mismos. La virulenta enfermedad casi exterminó a los rakata y puso de rodillas al Imperio Infinito, pero lo peor aún estaba por llegar.

Rakatas del Imperio Infinito.

Una mutación en la enfermedad causó que los rakata perdieran su conexión y poder en la Fuerza. A medida que los adeptos de la Fuerza fueron eliminados de la población general, los rakata perdieron su capacidad de manipular su propia tecnología avanzada. Los rakata se vieron obligados a adaptarse al uso de la tecnología inferior. Con sus amos esclavos debilitados, la población de muchos mundos esclavizados se rebeló. El Imperio Infinito comenzó a colapsar a medida que mundos miembros como Korriban comenzaron a expulsar a sus maestros rakata. Los casi destruidos rakata no podían hacer nada más que abandonar sus conquistas y retirarse a la seguridad de su planeta natal.

Varias facciones en el planeta natal rakata compitieron por el dominio sobre lo que quedaba del Imperio y comenzaron una devastadora guerra civil que destruyó todas las ciudades y transformó la superficie del planeta en cadenas de islas. La guerra casi condujo a la extinción de la especie rakata y condujo a la mayoría de los rakata supervivientes a la clandestinidad, donde se convirtieron en grupos tribales primitivos. Solo una facción conocida como Los Ancianos, que descendía de la casta de sacerdotes del Imperio Infinito, recordó la verdadera historia y la posterior caída de su pueblo. En los siglos siguientes, el difunto Imperio Infinito fue borrado de los registros de sus antiguas fuerzas laborales. Se perdió de las páginas de la historia galáctica hasta su redescubrimiento durante la Guerra Civil Jedi, unos pocos miles de años después de la supuesta extinción de los rakata.

Cultura

El Imperio produjo innovaciones tecnológicas tales como maquinaria de terraformación, Mapas Estelares semi-inteligentes y computadoras, y la transfigurante Forja Estelar (construida en el 30.000 ABY). Entre sus muchos crímenes estaban los de guerra agresiva, la esclavitud a gran escala y la destrucción casual de mundos miembros como Tatooine.

Esclavitud

Como necesitaban muchos seres sensibles a la Fuerza para alimentar sus naves estelares y perseguir su conquista de la galaxia, los rakata se convirtieron en conocidos practicantes de la esclavitud que no solo se construyeron sobre ella sino que también dependían de ella. También usaron a muchos de sus esclavos como mano de obra para construir sus mayores logros, como la Forja Estelar, un astillero masivo que usaba la energía de las estrellas para alimentarse. Algunas de las razas que usaron incluyeron a los niktos, duros, hutts, humanos, selkath y muchos más. Finalmente, la esclavitud derrocó a su Imperio cuando sus súbditos se unieron en revueltas masivas.

Los esclavos fueron despojados de sus identidades y se les asignó una letra del alfabeto aurebesh a cada uno de ellos, y luego se tatuaron en varios lugares de sus cuerpos en caso de que fueran desmembrados. Los esclavos que disgustaban a los Rakata a menudo eran comidos por sus despiadados amos.

Además, cuando un Predor rakata descubria un esclavo particularmente fuerte en la Fuerza, este último podría entrenarlo como un Sabueso de Fuerza. Se convertirían en poderosos usuarios del lado oscuro, entrenados para descubrir planetas altamente sintonizados con la Fuerza.

Astrografía

Mapa del Imperio Infinito.

Debido a las limitaciones de la tecnología del hipermotor rakata, el Imperio Infinito constaba de solo 500 mundos, a pesar de su nombre. Sin embargo, estaban dispersos por todas partes a lo largo de la galaxia conocida. Todos los planetas mencionados a continuación tienen un ecosistema grande y exuberante (como Kashyyyk o Honoghr) o una conexión con la Fuerza (como Korriban, Dantooine o Dathomir), ya que el hipermotor de los rakata solo podía llegar a planetas con estas características.

Mundos miembros conocidos

Entre bastidores

En Star Wars: Caballeros de la Antigua República, el droide guardián de Dantooine lo hace explícito, el idioma principal de los humanos, el Básico Galáctico, no fue hablabo, y los humanos tampoco figuraban entre las especies esclavas. Sin embargo, los humanos todavía se encuentran en otros puntos como esclavos de los rakata. Además, en Star Wars: Caballeros de la Antigua República II: Los Señores Sith, el símbolo de la bandera del Clan Ordo en Dxun curiosamente se parece al del Imperio Infinito y la Forja Estelar.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.