Star Wars Wiki
Advertisement
Star Wars Wiki
Este artículo trata sobre un tema considerado Canon.
Este artículo cubre la versión Canon.  Clic aquí para la versión del artículo de las Leyendas. 

«Permítame presentarle a Lama Su, Primer Ministro de Kamino.»
Taun We, presentando a Lama Su a Obi-Wan Kenobi[fuente]

Lama Su fue un jefe de estado kaminoano que lideró el Consejo Regente de Kamino—un planeta extragaláctico—durante los últimos años de la República Galáctica. Su gobierno fue responsable del crecimiento de los soldados clon que formaron el Gran Ejército de la República durante las Guerras Clon. Lama Su trabajó con los Generales Jedi que comandaron el ejército clon durante el conflicto a escala galáctica con la Confederación de Sistemas Independientes, aunque también estaba aliado con los Lores Sith que conspiraban para destruir la Orden Jedi a través de la Orden 66.

Lama Su en última instancia lamentaría su asociación con los Sith y su implicación en la destrucción de los Jedi y la República, puesto que el naciente Imperio Galáctico que se alzó en su lugar no vio utilidad en los soldados clonados de Kamino, poniendo más valor y fe en el reclutamiento de soldados no clones leales al nuevo régimen y poniendo en peligro el futuro económico y político de Kamino. Viendo cómo la situación se escapaba de las manos de los kaminoanos, Lama Su trabajó para mantener la importancia de Kamino en el nuevo orden pero a la vez hizo planes para evacuar de Kamino a su personal científico y médico más valioso, como prevención por si el Imperio decidía que eran superfluos. Sin embargo, sus planes fueron descubiertos por el Vicealmirante Rampart, quien en consecuencia hizo detener al Primer Ministro por traición.

Biografía

Solicitud de un ejército

«El Maestro Sifo-Dyas fue asesinado hace casi diez años.»
«Oh, siento mucho escuchar eso. Pero estoy seguro de que habría estado orgulloso de el ejército que hemos construido para él.»
―Obi-Wan Kenobi y Lama Su[fuente]

Antes de la Invasión de Naboo, el gobierno kaminoano liderado por el Primer Ministro Lama Su recibió el encargo del Maestro Jedi Sifo-Dyas de crear un ejército clon para la República Galáctica. Sifo-Dyas fue asesinado poco después por miembros del Sindicato Pyke, y Lama Su se vio aliado con el Lord Sith Darth Tyranus.[8] De Tyranus, recibió la plantilla genética para los clones: un cazarrecompensas llamado Jango Fett. También recibió un biochip que debía ser implantado en cada soldado clon como garantía contra la traición de Jedi renegados.[6]

Visita de un Jedi

«¿Magníficos, no cree?»
―Lama Su, mostrando el Gran Ejército de la República a Obi-Wan Kenobi[fuente]

El Primer Ministro Lama Su presenta a Obi-Wan Kenobi el ejército clon que los kaminoanos han creado para la República Galáctica.

Una década después de la muerte de Sifo-Dyas, Lama Su fue visitado por el Caballero Jedi Obi-Wan Kenobi, quien había venido a Kamino persiguiendo a Jango Fett y había descubierto su paradero identificando un dardo venenoso kaminoano. Taun We le presentó a Lama Su y comenzaron a conversar. El Primer Ministro asumió que el propósito de Kenobi era inspeccionar el ejército clon, y aseguró al Jedi que sería completado en el tiempo previsto. Él habló a Kenobi de Sifo-Dyas y supo de su muerte gracias a Kenobi. Deseoso de impresionar a su invitado, Lama Su procedió a mostrar a Obi-Wan el entrenamiento de combate kaminoano y las instalaciones educacionales de Ciudad Tipoca. Entonces le habló de Jango Fett y dijo que lo único que había perdido a cambio de ser la plantilla genética del ejército era un hijo sin crecimiento acelerado.[3]

Guerras Clon

«Desde la desafortunada muerte de Jango Fett, hemos tenido que estirar su ADN para producir más clones.»
―Lama Su, a Shaak Ti[fuente]

El inicio de las Guerras Clon y la muerte de Jango Fett a manos de Mace Windu[3] dejó a Lama Su con un suministro limitado de material genético para usarlo en la producción de nuevos clones. Por eso, el primer ministro kaminoano se vio obligado a encontrar nuevas formas de reabastecer al Gran Ejército de la República, incluido estirar la plantilla genética de Fett.[9]

El fracaso del Escuadrón Dominó

«Los Jedi mostráis demasiada compasión.»
―Lama Su, reprendiendo a Shaak Ti[fuente]

Lama Su mantiene una conversación con Shaak Ti.

Su estuvo muy decepcionado con los soldados que sus métodos alternativos de clonación producían. Cuando la Maestra Jedi Shaak Ti se le acercó para discutir con él el fracaso del Escuadrón Dominó en su prueba final, él sugirió sacrificar a sus miembros. También habló de cómo clonaban a los soldados tras la muerte de Jango Fett. Ti se negó, argumentando que eran formas de vida, no animales. Lama Su expresó su opinión de que los Jedi mostraban demasiada compasión, pero dijo que la decisión no era suya, puesto que la República era su empleador. Esperando crear soldados más exitosos en el futuro, Lama Su solicitó una nueva plantilla genética para poderla utilizar.[9]

Ataque en Kamino

«Desearía que nuestra llegada no se produjera en estas circunstancias. Creemos que Grievous planeta un ataque Separatista sobre Kamino.»
«Pero el bloqueo de la República es muy fuerte. No se atreverán.»
―Obi-Wan Kenobi y Lama Su[fuente]

Más adelante Lama Su partió con Shaak Ti para recibir a Obi-Wan Kenobi, Anakin Skywalker, y la Legión 501 en Ciudad Tipoca. El primer ministro se sorprendió al saber que la Confederación de Sistemas Independientes planeaba atacar Kamino, a pesar del bloqueo de las Fuerzas Armadas de la República que rodeaban su planeta natal. En preparación para el futuro combate, Su se posicionó en el centro de mando central de Ciudad Tipoca.[10]

Conspiración del Protocolo 66

«Debemos contactar con Lord Tyranus.»
―Lama Su, a Nala Se[fuente]

Lama Su y Shaak Ti despliegan el destacamento de Ciudad Tipoca para capturar al soldado CAR renegado CT-5555.

Hacia el final de las Guerras Clon, Lama Su fue abordado por Nala Se, quien le informó de que el Protocolo 66 se había activado prematuramente en el soldado clon CT-5385. Lama Su contactó con Darth Tyranus para compartir estas noticias con él y recibió la orden de sacrificar al clon defectuoso para llevar a cabo una autopsia de su cuerpo. También recibió la orden de extraer el biochip del clon y enviárselo a Tyranus antes de que la Orden Jedi pudiera descubrir la verdadera naturaleza del chip.[6]

Orden 66

Eventualmente, en el 19 ABY, al final de las Guerras Clon, tras un duelo contra Mace Windu en su oficina, el Canciller Supremo Sheev Palpatine—la identidad pública del Lord Sith Darth Sidious—sedujo a Skywalker al lado oscuro de la Fuerza y ejecutó la Orden 66, por la que la mayoría de Jedi fueron traicionados o asesinados por sus soldados clon. El ejército clon de Lama Su resultó ser en última instancia un factor vital no sólo para el complot de los Sith para destruir la Orden Jedi, sino también para el ascenso de Palpatine al poder como Emperador del primer Imperio Galáctico.[11]

Era Imperial

Un cambio de prioridades

«Almirante Tarkin, estas noticias son sorprendentes. El Canciller Palpatine siempre ha apoyado nuestros avances de clonación en el pasado.»
«Las prioridades del Emperador Palpatine han cambiado. Con la guerra acabada, la necesidad de futuros clones está en cuestión.»
―Lama Su y Tarkin[fuente]

Lama Su y Taun We se reúnen con el Almirante Imperial Wilhuff Tarkin.

En el 19 ABY, Lama Su, acompañado de su ayudante Taun We, acogió una visita de inspección del Almirante Wilhuff Tarkin en Ciudad Tipoca. El objetivo de Tarkin durante la visita era determinar la necesidad de nuevos soldados clon por parte del Imperio Galáctico tras la Proclamación del Nuevo Orden por parte del Emperador Sheev Palpatine al final de las Guerras Clon. Cuando Su protestó, argumentando que el Imperio necesitaría más soldados clon para mantener el orden por toda la galaxia, Tarkin respondió que soldados reclutados podían cumplir ese cometido por la mitad de precio que los clones. Su insistió en que ningún recluta podía ser tan habilidoso o eficiente en combate como los clones,[7] quienes eran entrenados desde su nacimiento para ser soldados efectivos y obedientes.[12] Sin estar convencido, Tarkin informó al Primer Ministro de que evaluaría personalmente las habilidades de los clones para ver si su coste merecía la pena.[7]

A lo largo de la visita, Lama Su intentó convencer a Tarkin de los méritos de los clones entrenados frente a soldados reclutados, usando a la Fuerza Clon 99, conocida como Lote Malo, para demostrar la superioridad de los clones. Durante un ejercicio de entrenamiento del Lote Malo, Tarkin instruyó a Lama Su para que usara fuego real contra el Lote Malo, y aunque Lama Su eventualmente obedeció, expresó sus reservas acerca de usar munición real debido a su preocupación por la seguridad de los clones y de las instalaciones. En última instancia, el Lote Malo consiguió sobrevivir al ejercicio mediante la improvisación.[7]

Lama Su y Nala Se intentan convencer a Tarkin de la valía de su programa de soldados clon.

Después, Su, acompañado por Nala Se y su ayudante Omega, habló con Tarkin en una de las salas de incubación de clones para discutir acerca de los clones mejorados de los kaminoanos. Aunque el Primer Ministro sugirió que la Fuerza Clon 99 podía se un potencial activo para el Imperio Galáctico, Tarkin estaba más preocupado por su tendencia a desobedecer órdenes. Se explicó que ese era un efecto secundario de sus mutaciones genéticas, aunque Su afirmó que eso no había impedido el éxito de sus misiones, lo que hizo que Tarkin preguntara si habían cumplido con la Orden 66. Dado que los informes afirmaban que la Maestra Jedi Depa Billaba y su Padawan Caleb Dume habían muerto en Kaller, Su asumió que sí habían ejecutado la Orden 66, pero Tarkin reveló la existencia de otro informe emitido por un miembro de la Fuerza Clon 99 en el que afirmaba que el Padawan había escapado.[7]

Deserción de la Fuerza Clon 99

«¿Se ha rectificado el asunto?»
«La potenciación del chip inhibidor ha sido un éxito. Sin embargo, los clones restantes del escuadrón noventa y nueve han escapado, junto con Omega.»
«Debemos ser cautos. Hasta que el Imperio deje claras sus intenciones, no digas nada.»
―Lama Su y Nala Se[fuente]

Más adelante, cuando la Fuerza Clon 99 desertó del Imperio Galáctico y regresó a Kamino para recuperar a Omega, Nala Se ayudó en su huida evitando por vía remota que las puertas del hangar de Ciudad Tipoca se cerraran. Después de que la Fuerza Clon 99 escapara con éxito, Nala Se informó a Su de su huida así como de la pérdida de Omega. Bajo las órdenes de Lama Su, Se aceptó no informar al Imperio de lo que había ocurrido debido a su preocupación acerca de las intenciones del Imperio.[7]

Tensiones con el Imperio Galáctico

«Los soldados reclutados nunca podrán alcanzar el mismo nivel de eficacia militar. Nuestros clones han sido entrenados desde su creación.»
―Lama Su[fuente]

Lama Su debate con Wilhuff Tarkin y Rampart acerca del Proyecto Manto Bélico.

Más adelante, tras la puesta en marcha del Proyecto Manto de Guerra por parte del Gobernador Wilhuff Tarkin y el Almirante Rampart, consistente en la creación de unidades militares de élite compuestas por soldados reclutados y soldados clon, el Primer Ministro Lama Su se reunió con ambos y ensalzó las virtudes de sus clones en detrimento de las de los soldados reclutados. Sin embargo, Rampart y Tarkin no se dejaron convencer por los argumentos de Su, y decidieron poner a prueba a su nuevo escuadrón de élite compuesto por reclutas y dirigido por el comando clon Crosshair, enviándolo a Onderon para eliminar a los rebeldes de Saw Gerrera.[12]

Lama Su abandonó la reunión con Tarkin y Rampart enfurecido y partió a encontrarse con la doctora Nala Se. Consciente de que existía el riesgo de que los soldados reclutados reemplazaran a los clones, Lama Su expresó su temor por el futuro de Kamino, mostrándose decidido a demostrar que los clones seguían siendo esenciales. Nala Se informó de que el material genético original de Jango Fett seguía degradándose, y por eso, Lama Su decidió pasar a la siguiente fase e intentar producir un clon superior, asegurando así su relación con el Imperio Galáctico. Para ello, Lama Su decidió recuperar a Omega afirmando que ella era propiedad kaminoana y su supervivencia dependía de ello.[12]

Transcurridas unas semanas, Lama Su se reunió con Rampart en Ciudad Tipoca y recibió la orden de informarle de todos los asuntos. Pronto la reunión fue interrumpida por Crosshair, quien comunicó que la Fuerza Clon 99 había sido descubierta en el planeta Bracca. Rampart ordenó su ejecución inmediata, y Lama Su, consciente del valor que suponía Omega para sus planes, afirmó que los miembros de la Fuerza Clon 99 constituían un activo muy valioso que les podría ser de gran utilidad si los recuperaban con vida. No obstante, Rampart afirmó que no tenía ningún interés en un grupo de clones desertores. Entonces, aunque Nala Se ya había contratado a la cazarrecompensas Fennec Shand para recuperar a Omega,[13] Lama Su contrató al cazarrecompensas Cad Bane y a su droide técnico Todo 360 para el mismo fin.[14] Nala Se cuestionó la necesidad de contratar a más cazarrecompensas, pero Lama Su respondió que su plan se estaba viendo amenazado por la presencia del Imperio Galáctico en Bracca y que mientras cualquiera de los cazarrecompensas contratados le entregara a Omega, él ya estaría satisfecho.[13]

Lama Su acuerda la entrega de Omega con Cad Bane.

Finalmente, Cad Bane consiguió capturar a Omega en Bracca, e informó de su captura con vida a Lama Su, que le pidió que asegurara que la niña continuara con vida, acordando con el cazarrecompensas la entrega de una gran suma de créditos en unas instalaciones kaminoanas abandonadas en Bora Vio a cambio de Omega. Sabiendo del vínculo emocional de Nala Se con Omega, Lama Su le prohibió acudir al encuentro con Cad Bane y envió a su ayudante Taun We en su lugar. Después, Lama Su ordenó a Nala Se que en cuanto hubieran recibido a Omega, la encerrara en las instalaciones del subnivel del Complejo Militar de Ciudad Tipoca, le extrajera el material genético necesario, y finalmente la eliminara. No obstante, sin que Lama Su lo supiera, Nala Se encargó a la cazarrecompensas Fennec Shand que liberara a Omega de la custodia de Cad Bane y que se deshiciera de Taun We, lo cual ella cumplió.[14]

Traicionado

«Una científica resulta útil—un político, para nada. Me temo que sus servicios ya no son necesarios.»
―Rampart, al Primer Ministro Lama Su[fuente]

Lama Su es arrestado por el escuadrón de soldados de élite de Rampart antes de poder llevar a cabo sus planes de evacuar Kamino.

Con la posibilidad de poder recuperar a Omega desvanecida, el plan de contingencia de los kaminoanos se esfumó junto a sus esperanzas de prolongar su relación con el Imperio Galáctico, que zanjó todos sus contratos con Kamino. Tras presenciar la operación del Imperio de sacar a todos los soldados clon viables de las instalaciones kaminoanas de Ciudad Tipoca, Lama Su confesó a Nala Se su temor a que el Imperio pretendiera destruir a su gente en lugar de permitirles seguir trabajando como clonadores. Por eso planeó evacuar al personal médico clave de Kamino con la esperanza de continuar con su programa en otro sitio. Confió esa tarea a Nala Se, pero ella fue arrestada por el Vicealmirante Rampart mientras seguía las instrucciones del Primer Ministro. Fingiendo ignorar las acciones de Nala Se, Lama Su prometió que sería castigada, pero Rampart en lugar de eso valoró las habilidades de la científica kaminoana, a pesar de que los clones no le impresionaban. Mientras que Nala Se fue puesta bajo el cuidado de Rampart al servicio del Imperio, Rampart afirmó que no tenía interés en un político e hizo que dos de sus soldados de élite avanzaran amenazadoramente hacia Lama Su en la sala de recepciones del Primer Ministro.[15]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
Advertisement