FANDOM


Premium-Eras-canon
«He viajado muy lejos y visto demasiado para ignorar la desesperación en la galaxia. Sin los Jedi, no habrá equilibrio en la Fuerza.»
―Lor San Tekka al Comandante Poe Dameron[fuente]

Lor San Tekka fue un hombre humano explorador y miembro de la Iglesia de la Fuerza que nació en los últimos años de la República Galáctica. Se convirtió en un creyente en los ideales de la Orden Jedi durante las Guerras Clon, a pesar de no ser sensible a la Fuerza, y siguió la fe clandestina de su iglesia durante los tiempos oscuros del Imperio Galáctico en la galaxia. San Tekka descubrió la tradición Jedi que el Imperio intentaba suprimir, y su conocimiento de la galaxia además de su historia fue útil para la Nueva República después de que prevaleció sobre el Imperio durante la Batalla de Endor y comenzó un período de reconstrucción galáctica. Lor San Tekka también ayudó a Luke Skywalker, el último Caballero Jedi conocido de la época, a buscar la tradición Jedi que el Imperio había intentado destruir. En algún momento, San Tekka vivió con el Crèche y aprendió sobre su cultura espiritual.

Después de que la nueva generación de Jedi de Luke Skywalker fuera destruida por su sobrino y aprendiz, Kylo Ren, Skywalker se exilió y buscó el primer Templo Jedi en Ahch-To. San Tekka, quien se había retirado a una aldea espiritual en el planeta Jakku, descubrió un fragmento de un mapa que podría conducir a Ahch-To. Fue buscado por la Resistencia, liderada por la hermana de Skywalker, la General Leia Organa, así como por la fuerza Imperial renacida conocida como la Primera Orden. Él le dio el fragmento del mapa al comandante de la Resistencia Poe Dameron y pronto fue capturado por Kylo Ren, quien exigió saber dónde estaba el mapa. Cuando San Tekka se negó a decirle, Ren lo mató. El sacrificio de San Tekka no fue en vano; el mapa fue entregado a la Resistencia, y una joven usuario de la Fuerza llamada Rey fue hasta Ahch-To y encontró al Maestro Jedi exiliado.

Biografía

Explorador galáctico

«Ese… ese es el explorador.»
«Así es. Estuvo aquí, a menos que haya otro templo de huevo gigante por aquí cerca. Solo tengo que hablar con él, y luego no los molestaré más, lo prometo. ¿Dónde está?»
«Se ha ido. Hace mucho tiempo.»
―Una anciana Crèche y Poe Dameron, sobre el paradero de Lor San Tekka[fuente]

Lor San Tekka nació en los últimos años de la República Galáctica. Cuando era joven, llegó a tener un gran respeto por la Orden Jedi y conocía las acciones de los Caballeros Jedi durante las Guerras Clon. Después del ascenso del Imperio Galáctico y la destrucción de los Jedi, San Tekka nunca creyó al Emperador cuando marcó a los Jedi como traidores. Él fue miembro de la Iglesia de la Fuerza durante los tiempos oscuros del gobierno Imperial, siguiendo la fe clandestina que creía en los ideales Jedi a pesar de no ser sensible a la Fuerza. Descubrió gran parte de la historia de los Caballeros Jedi que el Imperio intentó enterrar, lo que llevó a muchas personas a buscarlo por su conocimiento de la tradición Jedi.[1]

Luke Skywalker Jedi Master VII

San Tekka tenía un mapa que podría llevar al Maestro Jedi Luke Skywalker, quien se exilió después de la destrucción de sus Jedi.

San Tekka era un viajero y explorador experimentado en los confines remotos de la galaxia. Tras la derrota del Imperio en la Batalla de Endor, ayudó a la Nueva República en ciernes al proporcionar a los burócratas información sobre los mundos de la galaxia. Esto ayudó mucho a la Nueva República, ya que el Imperio destruyó muchos documentos que podrían haber sido útiles para la reconstrucción galáctica.[1] Como aliado del Caballero Jedi Luke Skywalker y su hermana, la Princesa Leia Organa, San Tekka ayudó al último Jedi a recuperar los secretos Jedi que el Imperio había tratado de borrar.[3] También llegó a conocer a Ben Solo, el hijo de Organa y el contrabandista Han Solo, que luego descubrió que se ido hacia el lado oscuro de la Fuerza y ​​se convirtió en Kylo Ren después de destruir la nueva generación de Jedi de su tío. Skywalker desapareció en el exilio después de que sus Jedi fueran destruidos y se marchó al exilio en busca del primer Templo Jedi[2] en el planeta Ahch-To.[4] Después de muchos años, San Tekka descubrió un mapa parcial que revelaba la ubicación del primer templo Jedi.[2]

En algún momento, San Tekka vivió junto al Crèche en Ovanis, donde guardaban un huevo sagrado que creían que eclosionaría a un salvador que traería la salvación a la galaxia. Allí vivió durante dos años para aprender sobre el Crèche, que era una gente muy protectora. Ganó su confianza debido a la cantidad de tiempo que pasó aprendiendo sus costumbres, y se refirieron a él como "el explorador".[5]

El mapa a Luke Skywalker

La Resistencia, una fuerza militar liderada por la actual General Organa, y la Primera Orden, una fuerza Imperial resurgida liderada por el misterioso Líder Supremo Snoke, se enteraron de que San Tekka tenía el mapa de Skywalker en su poder.[2] Con la esperanza de que su hermano pudiera ayudar a derrotar a la Primera Orden, Organa envió al Comandante Poe Dameron, un piloto de la Resistencia, a buscar a San Tekka.[5]

Siguiendo el rastro de San Tekka, Poe y el Escuadrón Negro viajaron a Ovanis. Allí, Dameron se reunió con el Crèche, a quien el explorador había conocido hacía mucho tiempo.[5] El piloto fue seguido por el agente de la Primera Orden, Terex,[6] quien se enteró de su presencia a través de un espía.[7] Después de la escaramuza en Ovanis, el Escuadrón Negro viajó a la prisión del mundo de Megalox Beta para interrogar a Grakkus el Hutt sobre su encuentro con San Tekka.[8] A pesar de enfrentarse a la oposición de Terex, el Escuadrón Negro logró rescatar a Grakkus, quien le dio información sobre los lugares que San Tekka había visitado.[7]

Capturado en Cato Neimoidia

Lor San Tekka imprisoned

Lor San Tekka encarcelado en Cato Neimoidia.

Más tarde, San Tekka viajó a Cato Neimoidia donde se disfrazó y realizó una visita guiada en el palacio del Barón Paw Maccon. Se separó del grupo y se dirigió a las bóvedas. Usando una capa especial, logró caminar a través del láser y entrar en una de las bóvedas. Dentro había una caja de oro. San Tekka lo abrió y encontró un antiguo objeto creado utilizando tanto el lado luminoso como el lado oscuro de la Fuerza. Sin embargo, su robo no paso desapercibido, y aparecieron guardias que arrestaron a San Tekka.[9]

Luego fue puesto en cadenas de oro dentro de una celda de prisión. San Tekka afirmó que no tenían derecho a retenerlo y que solo había mirado el objeto, sin la intención de robarlo. Sus súplicas fueron ignoradas por Maccon, pero al mismo tiempo, una importante nave aterrizó en la plataforma del Barón Reya. Maccon preguntó con furia qué trucos había utilizado Reya para conseguir un cliente tan importante. Cuando la persona se alejó unos pasos de la nave, Maccon no la reconoció, pero San Tekka le informó que era Leia Organa.[10]

Lor San Tekka and Leia

Lor San Tekka y Leia Organa en D'Qar.

Durante su juicio, San Tekka le explicó a Maccon por qué había actuado como lo hizo, pero Maccon no escuchó y en cambio declaró que San Tekka sería ejecutado. Él se sorprendió, pero fue entonces que se lo llevaron.[10]

Estando en su celda, Poe Dameron irrumpió repentinamente para rescatarlo. Él se escondió en los vestidos de Organa que ella quería almacenar en las bóvedas de Maccon. Todo fue un gran plan para salvar a San Tekka. Luego se escondieron dentro de los mismos vestidos, que ahora estaban siendo llevados a la nave de Organa debido a que ella no sentía que sus vestidos estuvieran a salvo. Dameron luego salió para ayudar al Escuadrón Negro en el cielo, luchando contra viejos droides buitre. Desconocidos para ellos, la Comandante Malarus y Terex se habían colado a bordo de la nave y despegaron con San Tekka a bordo.[11]

Malarus abandonó la nave para participar en el combate aéreo mientras dejaba a Terex a cargo de la nave. Terex dejó Cato Neimoidia y se dirigió al hiperespacio con San Tekka a bordo. Terex abrió la puerta de los vestidos de Organa y dejó salir al anciano. San Tekka, sin saber quién era Terex, le preguntó si estaba en la compañía de Dameron. Él respondió que lo conocía demasiado bien. Cuando Terex estaba cargando un bastón de control de disturbios Z6 en su propia cabeza, San Tekka sugirió que podría ser peligroso para el agente de la Primera Orden. Terex se contactó con la Capitán Phasma y le ofreció a San Tekka a cambio de quitarle los implantes en la cabeza.[12]

Luego, Terex se acerco a los vestidos de Organa y los tiró al hiperespacio, creyendo que podían albergar explosivos, venenos o rastreadores. Cuando Terex continuó cargando el bastón en su cabeza, San Tekka le aconsejó que se detuviera o, de lo contrario, moriría. Luego compartieron una conversación amistosa y Terex dijo que le agradaba a San Tekka y que sería casi una pena entregarlo a la Primera Orden. Para el momento que Terex se presentó ante Phasma, no llevaba consigo a San Tekka, diciendo que no les daría al anciano hasta que la Primera Orden le quitara los implantes. Una vez que le quitaron los implantes, se dirigió al espacio, dando a la Primera Orden la ubicación de San Tekka. Pero al mismo tiempo, llamó a la Resistencia y les dio la ubicación de San Tekka porque no le importaba, si la Primera Orden o la Resistencia llegaban primero a San Tekka y que él sería feliz de cualquier manera. Luego envió las coordenadas y reveló que San Tekka flotaba en un traje espacial[13] en la Gran Nebulosa Forveen. Fue rescatado por el Escuadrón Negro, quien lo llevó a su base secreta en D'Qar. San Tekka le dijo a Leia Organa que, aunque no sabía dónde estaba Skywalker, tenía sus sospechas, y pidió una nave estelar para poder investigar un poco. Una vez que tuviera la ubicación de Skywalker, San Tekka enviaría un mensaje de dónde podrían reunirse con él y obtener la información.[14] Poco después de la partida de San Tekka, Organa se reunió con Dameron, informándole de su misión y de que San Tekka tenía el mapa para su hermano, señalando que el Imperio cayó en Jakku y que ahora el fin de la Primera Orden vendría del mismo lugar.[15]

Muerte en Jakku

«Sabes a que he venido.»
«Sé de dónde vienes también, antes de que usaras el nombre Kylo Ren.»
―Kylo Ren y Lor San Tekka[fuente]
Kylo and Lor San Tekka

San Tekka fue llevado ante Kylo Ren y se negó a ayudar al guerrero oscuro en su búsqueda a Skywalker.

Siguiendo algunos sucesos, la búsqueda de Dameron por Lor San Tekka lo llevó al planeta Jakku. Sabiendo que el regreso de los Jedi era esencial para el equilibrio de la Fuerza, San Tekka le dio el mapa a Dameron justo antes de que llegara la Primera Orden. Dameron huyó cuando Ren llegó con sus fuerzas y asaltó la aldea, durante la cual San Tekka fue capturado por soldados de asalto y llevado ante Ren. El guerrero oscuro exigió el mapa a Skywalker, mientras que San Tekka lamentaba en qué se había convertido el joven. Al no cumplir con lo que quería y aludiendo a la herencia de Ren como Skywalker, Ren, estuvo de acuerdo con la afirmación de Tekka de que el caballero oscuro no podía escapar de la verdad con respecto a su familia, fue entonces, que procedió a matarlo con su sable láser y ordenó la destrucción de la aldea.[2]

Legado

El mapa que San Tekka dio su vida para protegerlo finalmente se abrió camino hacia la Resistencia.[2] Dameron, quien logró escapar de Jakku, luego informó a Organa, diciéndole que perdió el mapa y que mataron a San Tekka, pero ella le aseguró que BB-8 estaba en Takodana, lo que los llevó a ir allí y rescatar al droide.[15] Pero luego Rey, una joven usuaria de la Fuerza que era de Jakku y había ayudado a llevar el mapa a la Resistencia, fue enviada por Organa a Ahch-To. Allí, ella descubrió al Maestro Jedi exiliado y le ofreció el sable de luz que una vez le había pertenecido a él y a su padre, un signo de la única esperanza que le quedaba a la galaxia.[2]

Personalidad y rasgos

«Esto comenzará a enmendar las cosas.»
―Lor San Tekka, mientras le entregaba el mapa a Luke Skywalker a Poe Dameron[fuente]
LorSanTekkaGivesPoeMap

San Tekka creyó en los ideales de los Jedi y le dio a Poe Dameron el mapa a Luke Skywalker con la esperanza de salvar la galaxia.

Lor San Tekka era un hombre humano. Medía 1,85 metros[3] y tenía el cabello blanco, ojos azules y piel clara.[2] San Tekka era un explorador experimentado, tenía conocimiento y sabiduría de toda la galaxia, incluida la historia oculta de la Orden Jedi que el Imperio Galáctico intentó suprimir a raíz de las Guerras Clon. Fue miembro de la Iglesia de la Fuerza y ​​creyente en los ideales de los Caballeros Jedi.[1] Creía que los Jedi eran esenciales para el equilibrio de la Fuerza y ​​ayudó a la Resistencia a encontrar al desaparecido Maestro Jedi Luke Skywalker, incapaz de permanecer ajeno mientras la desesperación y la oscuridad crecían en la galaxia.[2]

San Tekka viajó a la ligera en sus últimos años y mostró sabiduría con los pocos artefactos que llevaba de un lugar a otro. A menudo usaba un abrigo de lana fantabu hilada manualmente, junto con una túnica de lino teñida con baya tuanul y un cinturón de supervivencia de piel de gundark. Alrededor de su cuello llevaba lo que se llamaba la Cadena de la Sabiduría, mientras que su artefacto más preciado era la unidad de almacenamiento de datos anticuada en un simple saco de cuero que contenía el mapa de Luke Skywalker.[1]

Entre bastidores

Lor San Tekka es un personaje creado para la película de 2015 Star Wars: Episodio VII El Despertar de la Fuerza, dirigida por J.J. Abrams y coescrita por Abrams y Lawrence Kasdan. El personaje fue interpretado por Max von Sydow.[2]

El miembro del Lucasfilm Ltd. Story Group y autor de Star Wars: El Despertar de la Fuerza: Diccionario Visual, Pablo Hidalgo, reveló en una entrevista que estaban considerando convertir a San Tekka en sacerdote de la Iglesia de la Fuerza. También reveló que la iglesia fue concebida originalmente por George Lucas para la serie de acción real de Star Wars. Se llevó a cabo entre bastidores antes de que la historia de fondo se agregara a El Despertar de la Fuerza.[16]

Tekka también apareció en el videojuego de 2016 LEGO Star Wars: The Force Awakens. Aunque su papel en el juego es más grande que el de la película, Tekka no es asesinado por Ren y, en cambio, como el sable de luz de Ren funciona mal, Tekka se ríe de él, lo que hace que Ren, furioso, lo lance al espacio. En el siguiente nivel, se muestra que Tekka sigue vivo flotando en el espacio. El juego también presenta una misión adicional titulada "El regreso de Lor San Tekka", que detalla la llegada de Tekka a Jakku poco antes de la reunión con Dameron. El nivel muestra a Tekka como un amigo cercano del cazarrecompensas Athgar Heece, quien primero lo ayuda a llegar a la aldea de Tuanul, pero luego se le da a entender que debe ser quien traicione la ubicación de Tekka a la Primera Orden.[17]

Apariciones

Apariciones no canónicas

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores