FANDOM


Premium-Eras-legendsPremium-Era-impPremium-FeaturedIcon
Tab-canon-black  Tab-leyendas-white 
«Supongo que uno jamás tendrá suficientes ratas de laboratorio.»
―Nuvo Vindi[fuente]

Nuvo Vindi fue un doctor faust del planeta Adana que vivió durante los últimos años de la República Galáctica. Vindi era inestable mentalmente, y usaba su talento como científico e investigador para lograr su visión de una galaxia perfecta. Originalmente empleado como el médico principal de las criminales Familias Perma, Vindi desapareció en el 32 ABY y fue dado por muerto. Reapareció en Naboo como un científico de la Confederación de Sistemas Independientes durante las Guerras Clon, y se obsesionó con recrear el extinto Virus Sombra Azul, una plaga transmitida por el agua que causaba la muerte instantánea y no tenía cura conocida. Vindi trabajó en un laboratorio subterráneo en los pantanos orientales de Naboo, junto con droides de batalla y LEP-86C8, un droide sirviente LEP. En el 22 ABY, Vindi no sólo pudo recrear el virus, sino también una versión evaporada que planeaba soltar en los sistemas estelares más importantes de la República Galáctica.

Cuando las Reales Fuerzas de Seguridad de Naboo encontraron a varios de sus droides de batalla, el complot de Vindi fue descubierto por la senadora de Naboo Padmé Amidala y el Representante Jar Jar Binks, que entonces contactaron a la Orden Jedi para pedir ayuda. Vindi capturó a Amidala y a Binks antes de la llegada de los Jedi y los mantuvo como sus rehenes en su laboratorio, hasta que poco después éste fuese atacado por el Maestro Jedi Obi-Wan Kenobi, el Caballero Anakin Skywalker, la padawan Ahsoka Tano y varios soldados clones de la República. Tras torturar brevemente a Amidala y a Binks, Vindi trató de escapar de Naboo y reintroducir el virus en la galaxia. En lugar de cumplir su deseo, Vindi fue capturado por Skywalker y Kenobi fuera de su laboratorio y trasladado a Theed, la capital de Naboo. Aunque el virus fue esparcido durante la batalla, Kenobi y Skywalker no tardaron en encontrar una cura en el planeta Iego, finalizando con la amenaza. Posteriormente Vindi fue transportado a la capital galáctica de Coruscant para que fuese juzgado por sus actos.

Biografía

Actividad criminal

«El doctor Nuvo Vindi, médico principal de las familias Perma. Lleva diez años desaparecido.»
Gregar Typho[fuente]
Nuvo Vindis laboratory

El dr. Vindi examina su reserva del Virus Sombra Azul.

Nuvo Vindi fue un doctor faust natal del planeta Adana[1] que vivió durante la Era Clásica de la República. Aunque fue conocido como un científico brillante, Vindi tenía un historial de insania mental que se manifestaba en una filosofía ortodoxa que sostenía que los virus eran las mayores formas de vida en la galaxia. De los virus que Vindi consideraba sagrados, el Virus Sombra Azul causaba en él un interés particular.[3] Responsable de la antigua Plaga Candoriana que resurgió en el 42 ABY y despobló Candoria y sus colonias, el Virus Sombra Azul era mortal para todas las especies conocidas. La República Galáctica promulgó cuarentenas estrictas que contuvieron al Virus Sombra Azul en los mundos afectados, impidiendo que se esparciera hasta que finalmente fuera destruido.[3] Vindi pensó que la erradicación del virus era equivalente a un genocidio y eventualmente se dedicó a recrearlo.[2]

En algún momento, el doctor prestó sus talentos a las operaciones de la organización criminal conocida como las familias Perma. Vindi se volvió infame como el médico y doctor principal de las familias, operando en el Mundo del Núcleo Perma.[3] En el 32 ABY, fue dado por desaparecido,[2] y se creyó que había sido despachado por las mismas familias Perma.[3] En realidad, el doctor estaba con vida y en buen estado, y para el estallido de las Guerras Clon en el 22 ABY,[4] se asoció con la recién formada Confederación de Sistemas Independientes del Conde Dooku. Los Confederados, esperando hacer un buen uso del intelecto inusual de Vindi en su guerra contra la República, le prometieron a Vindi que lo ayudarían a conformar una era en donde los virus dominaran la galaxia.[3]

La Confederación asignó a Vindi al mundo de Naboo en el Borde Medio, donde le dieron un laboratorio subterráneo que había sido construido por la Federación de Comercio diez años antes. Nute Gunray, el Virrey de la Federación de Comercio y miembro del Consejo Separatista, estaba resentido con tras la fallida invasión que lanzó contra el planeta, por lo que financió a Vindi y le permitió usar el laboratorio, el cual estaba debajo de los pantanos orientales de ese mundo. Dentro de este laboratorio, el doctor trabajó para recrear el Virus Sombra Azul y soltarlo contra la República. Asistido en su trabajo por un batallón de droides de batalla y el droide sirviente LEP LEP-86C8,[3] Vindi logró recrear el Virus Sombra Azul en su forma líquida original que podía matar a sus víctimas casi al instante. Entonces comenzó a trabajar en la creación de una versión respirable del virus que podía ser depositada en frascos y así colocarse dentro de bombas y ser enviada a sistemas estelares cruciales de la República a lo largo de la galaxia.[2]

Reaparición

«¿Qué hace una forma de vida como tú en un hermoso pantano como este?»
«Estaba a punto de preguntarle a usted lo mismo.
»
―Vindi y la Senadora Padmé Amidala[fuente]
Nuvo holo

Las fuerzas de la República observan un holograma donde Vindi explica su complot.

Aunque el doctor lo desconocía, los naboo habían empezado a investigar la reaparición de droides de batalla en su planeta. Tras recibir información de que el rebaño de la pastora gungan de shaaks Peppi Bow, había detectado la presencia de droides, la Reina Neeyutnee envió al capitán Gregar Typho de las Reales Fuerzas de Seguridad de Naboo a investigar. El equipo de Typho pudo localizar y destruir a una patrulla de exploración de droides de batalla y extraer la memoria intacta de un droide táctico.[5] Debido a la aparición de droides de batalla en el planeta, la senadora Padmé Amidala y el Representante Jar Jar Binks de Naboo regresaron a su mundo natal para ayudar en la investigación. Los dos presenciaron una robolobotomía en el droide táctico, por medio de la cual descubrieron el virus, lo que llevó a los naboo a contactar al Alto Consejo Jedi para pedir ayuda. Poco después, Amidala y Binks comenzaron a investigar la fuente del virus en las tierras gungan en los pantanos orientales, ya que uno de los droides de batalla destruidos fue encontrado con un escarabajo babosa nativo de la zona. No muy lejos de los pantanos, ambos se encontraron con Peppi Bow, cuyo rebaño de shaaks había muerto recientemente por ingerir un poco del Virus Sombra Azul que había sido soltado en un río de Naboo. Peppi les dio la dirección de los pantanos donde el virus podía haber llegado al río, una zona monitoreada por las fuerzas droides del Dr. Vindi.[2]

Vindi descubrió y capturó a Amidala y a Binks, pero no antes de que ambos pudieran enviarle sus coordenadas al capitán Typho. Deteniendo a los dos prisioneros en su laboratorio, Vindi demostró su habilidad para crear una nueva versión respirable del Virus Sombra Azul utilizando maquinaria que generaba arcos de electricidad.[2] Aunque esta nueva forma viral era más fácil de contagiar, tardaba más tiempo en matar a sus víctimas que la antigua versión líquida e ingerible, pues provocaba la muerte en cuarenta y ocho horas.[6] Vindi explicó su plan para esparcir el virus a lo largo de la República a sus prisioneros antes de preparar su última bomba y dársela a LEP-86C8 para que la guardara.[2]

Desatando el virus

«Una vez que el primer droide abandone el complejo, ¡todo Naboo estará condenado!»
―Nuvo Vindi[fuente]
Después de ser enviados a Naboo por órdenes del Alto Consejo Jedi, el Maestro Jedi Obi-Wan Kenobi, el Caballero Anakin Skywalker y la pádawan de éste, Ahsoka Tano, llegaron a la capital de Naboo, Theed, y prepararon un asalto al laboratorio de Vindi. Lograron averiguar la identidad del doctor y sus planes para desatar el virus gracias a un holograma extraído de un droide de batalla destruido. Después de que Peppi Bow y Tano hicieran un reconocimiento en las coordenadas que Amidala le había enviado a Typho, los tres Jedi entraron furtivamente en el complejo y prosiguieron sus respectivas misiones: Tano y el Capitán Clon Rex tomaron miembros del Gran Ejército de la República para distraer a los droides de batalla, mientras Kenobi desactivaba las bombas. A Skywalker se le encargó rescatar a Amidala y Binks y capturar a Vindi.[2]

Al ser alertado de la incursión al laboratorio, el doctor le ordenó a sus droides de batalla combatir a los intrusos, mientras él se quedaba con Amidala y Binks. Preparándose para la llegada de los Jedi, Vindi ató a sus dos prisioneros al generador de electricidad que había usado para alterar el virus. Cuando llegó Skywalker el doctor activó la máquina, que comenzó a darle choques eléctricos a los rehenes, y les ordenó al Jedi y a sus tropas que soltaran sus armas a menos que desearan ver morir a la senadora y al representante. Skywalker accedió y arrojó su sable de luz mientras sus soldados clones soltaban sus blasters. Aunque Vindi desactivó la máquina, sabía de que no podía detener al Jedi por mucho tiempo, de modo que le ofreció dos opciones: capturarlo a él o salvar a los rehenes. Vindi comenzó a dale choques nuevamente a los prisioneros y escapó con varios contenedores del virus mientras Skywalker fue a rescatar a Amidala y Binks.[2] Cuando Vindi salió corriendo de la habitación, derribó varios frascos que contenían el virus, pero Skywalker usó la Fuerza y los detuvo antes de que cayeran al suelo y se rompieran.[3]

Vindihastheruns

Vindi escapa de su laboratorio durante el asalto de la República.

Durante su escape hacia el transporte en el hangar subterráneo del laboratorio, Vindi activó mediante control remoto la cuenta regresiva de sus bombas, las cuales amenazaban con destruir el laboratorio y esparcir el virus. Los soldados del escuadrón clon de bombas de Kenobi estuvieron encargados de desactivar los explosivos, y trabajaron arduamente para desconectarlos antes de que explotaran. Mientras la plataforma de aterrizaje de Vindi ascendía desde el hangar subterráneo, Kenobi, Skywalker y el Capitán Rex lograron escabullirse a través de la puerta del hangar y persiguieron al doctor antes de que huyera. El doctor los retrasó al lanzarles varios frascos del virus, obligando a Kenobi a atrapar los contenedores antes de que se rompieran. Vindi logró salir de su laboratorio, pero pronto lo enfrentó Skywalker, que había trepado hasta la cima de la plataforma. Aunque amenazó con lanzar otro frasco, Vindi fue derribado por Peppi Bow, que había permanecido fuera del complejo durante la incursión.[2]

No obstante, el doctor se rehusó a darse por vencido, y proclamó que sus bombas estaban a punto de estallar. Sin embargo, no hubo tal explosión, pues el escuadrón clon de bombas logró desactivar a todas menos una—que estaba todavía en posesión del droide asistencial de Nuvo Vindi. Poco después, el droide fue descubierto por la senadora Amidala, y la bomba fue desactivada.[2]

Nuvo Vindi blaster

Vindi luchando contra la República luego de que su fuga fuese evitada.

Mientras Skywalker y Kenobi llevaban al doctor Vindi a su transporte en la plataforma, con la intención de llevarlo a la capital de la República Coruscant para que enfrentara a la Suprema Corte por sus crímenes, los tres escucharon la ruidosa alarma de alerta roja proveniente del laboratorio subterráneo. Para satisfacción de Vindi, su droide asistencial pudo extraer el último contenedor del virus dentro de la última bomba, y había huido con éste antes de que las bombas fueran desactivadas. El droide regresó a la bodega donde se encontraban las demás bombas y reactivó uno de los explosivos, destruyéndose a sí mismo y a dos soldados clones en el proceso. La explosión liberó al virus por todo el laboratorio, y Amidala, Binks, Tano, los clones y los droides sobrevivientes quedaron atrapados adentro. Aunque Skywalker amenazó a Vindi con su sable de luz en la garganta, el doctor se rehusó a ayudar a los Jedi a buscar el antídoto, pues dijo que su trabajo había sido crear el virus, no curarlo. Vindi entonces fue llevado a Theed y puesto en prisión, mientras los Jedi buscaron una cura para el virus.[6]

Skywalker y Kenobi descubrieron que la raíz de la planta reeksa del planeta Iego podía contrarrestar los efectos del virus, y ambos pudieron asegurar una muestra antes de que el virus matara a todos los que estaban atrapados en el laboratorio o escapara para devastar Naboo. Los dos Jedi regrearon a Naboo con la raíz de reeksa, y poco después Vindi fue llevado a Coruscant para ser enjuiciado.[6]

Personalidad y rasgos

Vindi mad scientist

El Dr. Vindi se enorgullece del aspecto del Virus Sombra que ha regresado.

«¡Ahora mismo, mientras conversamos, miles y miles de las mal llamadas formas de vida 'superiores' esparcen la epidemia de una guerra civil por toda la Galaxia! ¿Quizá deberían ser estos los erradicados?»
―Nuvo Vindi a Padmé Amidala[fuente]

Nuvo Vindi era un individuo de una especie con piel de color azul y párpados dobles. Vindi tenía grandes marcas color púrpura alrededor de sus ojos y hablaba Básico con un acento pesado.[2] Comunmente usaba una bata blanca de doctor, así como anteojos de vidrios permés y botas herméticas. Cuando llegaba el momento de exponerse a sustancias peligrosas, Vindi se ponía un traje de protección contra gérmenes.[3]

Un científico talentoso, Vindi tenía un conocimiento instintivo de la biología y la bioquímica. A pesar de esto, el doctor era inestable mentalmente y creía que los virus eran las formas de vida más evolucionadas de la galaxia. Esta filosofía preocupó y asustó incluso a las familias Perma, y cuando Vindi desapareció se creyó que las familias habían orquestado su asesinato. Tras su erradicación, Vindi se obsesionó con el Virus Sombra Azul, al que consideraba hermoso. Era firme en su creencia de que el Virus Sombra Azul era una forma de vida que había sido asesinada y estaba dispuesto a torturar y matar para recuperarla. Su complot para volverlo a soltar en la galaxia hubiera resultado en incontables muertes, y Vindi no mostraba remordimiento alguno ante esto. En lugar de eso, el doctor estaba genuinamente emocionado y creyó que eso llevaría paz y pureza al universo.[3]

Vindi podía mostrarse grosero con los droides bajo su mando, como le gritó a LEP-86C8 después de la captura de Amidala y Binks. También permaneció impávido, incluso con un sable de luz dirigido a su cuello tras su derrota a manos de los Jedi.[2] El doctor se deleitaba al pensar que el virus escaparía del laboratorio y destruiría Naboo, incluso si no conseguía salir del planeta. Además, disfrutaba el prospecto de la muerte no sólo de los Jedi, sino de la suya propia.[6]

Entre bastidores

«Michael York estuvo a cargo de darle la voz al Doctor Vindi, y simplemente se volvió loco. Cuando dice "Yes, yes yes yes yes" creo que es muy gracioso y muestra a este bizarro villano que a uno le da la impresión de que se ha vuelto un poquito loco por pasar tanto tiempo encerrado en el laboratorio.»
―Director de la serie Dave Filoni, hablando de la actuación que York hace de Vindi[fuente]
El Dr. Nuvo Vindi apareció por primera vez en el episodio de la serie de televisión The Clone Wars "Blue Shadow Virus" como el antagonista principal, y una vez más—aunque casi no participó en él—apareció en el siguiente episodio, "Mystery of a Thousand Moons". Nuvo Vindi fue interpretado en inglés por el famoso actor de voz de ciencia-ficción Michael York en la serie televisiva.[7]

El diseño de Vindi se basó en sketches abandonados de personajes de un alienígena para la película Star Wars: Episodio II El Ataque de los Clones que George Lucas le dio al equipo de producción de The Clone Wars, quien específicamente pidió que la apariencia de Vindi correspondiera con el alienígena. Jackson Sze, normalmente un artista de entorno y paisajes, diseñó la versión definitiva del personaje.[8] El director de "Blue Shadow Virus" Giancarlo Volpe planeó que Vindi tuviera apariencia "extra rara", por lo que al personaje se le dieron párpados dobles.[9]

Apariciones

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.