FANDOM


Premium-Eras-legendsPremium-Era-imp
Tab-canon-black  Tab-leyendas-white 
Para otros usos, véase Orden 66 (desambiguación).


«Ejecute la Orden 66.»
Darth Sidious a numerosos comandantes clon — Gnome-speakernotesEscuchar (archivo)[fuente]

La Orden 66, también conocida como el Protocolo Clon 66, fue una de una serie de órdenes de contingencia que los soldados clon del Gran Ejército de la República fueron entrenados para obedecer sin dudarlo. La orden calificó a los miembros de la Orden Jedi como traidores a la República y pidió su ejecución inmediata sin ninguna duda. La emisión de la orden por parte del Canciller Supremo Palpatine marcó el comienzo formal de la Gran Purga Jedi, y significó el surgimiento del Imperio Galáctico. Fue la principal de las atrocidades que llevaron a la Guerra Civil Galáctica.

Casi todos los Jedi fueron asesinados por la Orden 66, y la mayoría de los sobrevivientes fueron eliminados en la subsiguiente Gran Purga Jedi. La Orden Jedi sobrevivió a través de los actos de los Jedi sobrevivientes, como Obi-Wan Kenobi y Yoda, enseñándole a Luke Skywalker los caminos de la Fuerza.

Historia

«Declaración: Las probabilidades abrumadoras también son una buena táctica, maestro. Hay pocos Jedi que pueden mantenerse firmes contra un centenar de atacantes, todos disparando a la vez… o siendo atacados por sus propias tropas.»
HK-47[fuente]

Preludio a la Orden 66

«Siento un complot para destruir a los Jedi. El lado oscuro de la Fuerza rodea al Canciller.»
Mace Windu[fuente]

La Orden 66 se puede encontrar en el documento titulado Órdenes de Contingencia del Gran Ejército de la República: Orden de Iniciación, Órdenes 1 a 150, GER Documento OC (CL) 56-95, un documento que contiene una serie de órdenes especiales de contingencia que cubrieron cualquiera y todas las situaciones de emergencia, que los clones que conformaban el Gran Ejército de la República (GER) estaban preparados para ejecutar, de forma inmediata y sin dudas, y solo en casos específicos de extrema necesidad. Originalmente fue diseñado como a prueba de fallas por el Maestro Jedi Sifo-Dyas contra los Jedi rebeldes.[1] Algunas de estas órdenes se referían a contingencias que cualquier fuerza armada podría enfrentar. Muchas lidiaron con contingencias que involucraban específicamente al Comandante Supremo del GER, en este caso, el Canciller Supremo Palpatine, y el efecto en la cadena de mando si alguna vez se incapacitaba o se declaraba incapaz de emitir órdenes. En particular, la Orden 65 se ocupó de la detención y posible ejecución del Canciller Supremo por parte de la República si no era apto para el cargo, ocultando aún más la verdadera intención de la Orden 66. Suficientemente enterrado entre las otras ciento cuarenta y nueve órdenes para casi escapar de la atención, la Orden de Contingencia 66 específicamente se ocupó del efecto en la cadena de mando si surgían problemas relacionados con los Jedi. El texto de la orden decía:

Fuente:  Republic Commando: True ColorsAtribución:  Republic Commando: True Colors

Orden 66: En el caso de que los oficiales Jedi actúen en contra de los intereses de la República, y después de recibir órdenes específicas verificadas como provenientes directamente del Comandante Supremo (Canciller), los comandantes del GER eliminarán a esos oficiales por fuerza letal, y el mando del GER volverá al Comandante Supremo (Canciller) hasta que se establezca una nueva estructura de mando.

Éste trabajo tiene copyright. El individuo que subió éste trabajo afirma que ésto califica como uso justo del material bajo la ley de copyright de los Estados Unidos.

Bajo un examen minucioso, el texto de la Orden 66 expuso varias distinciones que lo diferencian de las otras órdenes de contingencia. Primero, la mayoría de las otras órdenes de contingencia conocidas tuvieron en cuenta otras fuentes de autoridad de mando: el Vicepresidente Mas Amedda, el Comité de Seguridad del Senado, el Consejo Jedi, el Alto Mando del GER, mientras que la Orden 66 solo podía ser emitida por el Comandante Supremo del GER, en este caso, Palpatine. Segundo, no se requería que el Consejo de Seguridad o una mayoría del Senado declararan que los Jedi estaban actuando en contra de los intereses de la República; Palpatine solo tenía el poder de tomar esa determinación. Tercero, los comandantes del GER no estaban obligados a autenticar la orden, ni siquiera a informarla a ninguna otra autoridad de mando. Si la orden venía directamente de Palpatine, usando frases de comandos específicos y canales de comunicación específicos aprobados previamente por él para este propósito expreso, esa era toda la autenticación que los comandantes clon parecen haber necesitado. Cuarto, no había un mecanismo aparente para rescindir la orden. Una vez dada, tenía que ser obedecida.

Finalmente, no había ninguna condición, como había en otras órdenes de contingencia conocidas, de que los Jedi debían ser detenidos y que la fuerza letal debería usarse si fuera necesario; La orden especificaba explícitamente que debían ser eliminados por la fuerza letal. Aunque el verdadero propósito de este comando específico era satisfacer el deseo de Darth Sidious de eliminar a los Jedi como una amenaza a su poder, la insistencia en la fuerza letal podría haberse racionalizado en términos generales, es decir, no Sith: podría argumentarse que cualquier intento de detener a un Jedi que no quisiera ser detenido fracasaría, excepto en el caso de que dicho Jedi se enfrentara a un número abrumador del GER, e incluso entonces, tal intento probablemente resultaría en numerosas bajas innecesarias del GER. Por lo tanto, el uso de la fuerza letal se consideraría necesario para preservar la vida de los soldados y oficiales del GER.

Para garantizar aún más que varios soldados clon llevaran a cabo el plan cuando llegara el momento, la orden se programó en un biochip implantado en sus cerebros durante el desarrollo.

PrematureExecution-TU

Tiplar murió cuando el Protocolo 66 se activó prematuramente dentro de Tup.

Sin embargo, en el 20 ABY, la Orden fue expuesta casi prematuramente debido a un mal funcionamiento en el biochip de Tup que resultó en su alternancia entre su estado normal y un estado de trance, el último de los cuales resultó en dispararle a una Maestra Jedi llamada Tiplar durante una batalla y forzó una retirada de la República del planeta.[2] Darth Sidious, el alter ego de Palpatine, así como su Aprendiz Sith Darth Tyranus, también conocido como el Conde Dooku, se enteró de esto por el Almirante Trench, y planearon secuestrar a Tup durante su transporte a Kamino para investigar su comportamiento errático, dándose cuenta de que su estado actual probablemente resultaría en que sus verdaderos planes para la guerra, incluida la orden de contingencia, estuvieran expuestos a los Jedi. El soldado ARC Cincos junto con Rex lograron recuperar a Tup, aunque esto también resultó en que el primero descubriera la orden y, por lo tanto, la conspiración. Más tarde, Fox mató a Cincos debido a que Palpatine lo incriminó por un intento de asesinato, y no pudo contarle a Anakin Skywalker ni a Rex sobre la orden de contingencia, la conspiración general o la participación del Canciller Supremo en ella debido a que fue drogado antes.

En el 19 ABY, la Orden 66 fue emitida por Palpatine hacia el final de las Guerras Clon. La razón oficial dada para su ejecución fue el inicio de un intento de golpe de estado Jedi contra la República; en realidad, fue la culminación de una cadena de eventos orquestados por Palpatine durante un período de décadas, todos diseñados para poner fin a la Orden Jedi y provocar el dominio de los Sith. Solo unos días antes, el Senado aprobó la enmienda de la Ley de Seguridad, que le dio a Palpatine la autoridad para disolver la Orden Jedi.

Después de la muerte del General Grievous a manos de Obi-Wan Kenobi, los Maestros Jedi Mace Windu, Kit Fisto, Agen Kolar y Saesee Tiin irrumpieron en la oficina del Canciller Supremo, con la intención de arrestar a Palpatine, ya que habían sido informados por Anakin Skywalker que él era Darth Sidious, el Lord Sith que buscaban. Kolar, Tiin y Fisto fueron rápidamente derrotados por Sidious, pero Windu pudo detenerlo y finalmente desarmarlo. Skywalker luego llegó para encontrar al Canciller Supremo, luciendo derrotado, intentando rendirse a cambio de su vida. Cuando se hizo evidente que Windu iba a matar a Sidious, Skywalker intervino, lo que le dio al Lord Sith la oportunidad de destruir al Maestro Jedi. El "intento de asesinato" de Windu proporcionó al Canciller el pretexto necesario para promulgar la Orden 66.

Anakin Skywalker, por su parte, estaba en estado de shock y confusión. Sidious, ahora marcado por el "atentado contra su vida", aprovechó la angustia emocional de Skywalker y lo presionó para que se volviera hacia el lado oscuro de la Fuerza. Inseguro de qué hacer y sintiendo que nunca podría ser perdonado por lo que había hecho, así como desesperado por salvar a su esposa, Padmé Amidala, de la posibilidad de un fallecimiento presagiado, Skywalker acepto y fue "nombrado caballero" por Sidious como su nuevo aprendiz, Darth Vader, Señor de los Sith. Vader tendría un papel importante que desempeñar en la realización de su nuevo plan maestro.

Ejecución de la Orden

«Así se hará, mi señor.»
―Comandante Gree cumpliendo la Orden 66[fuente]

A las 21.00 horas, hora local, del día mil novecientos noventa de las Guerras Clon,[3] Palpatine se retiró a su oficina privada en el Edificio Ejecutivo de la República, activó su unidad de comunicaciones y emitió la Orden 66. Empleó un canal que hacía incuestionable la autenticidad de la orden, pero irónicamente, la señal fue encriptada usando un código Separatista, una de las raras pistas de que él era, de hecho, la mano oculta detrás de ambos lados de la guerra.[4]

Palpatine envió un mensaje a través de la oficina del Canciller a todos los comandantes clon del ejército. Los comandantes mostraron una variedad de reacciones ante la sorprendente orden, pero como provenía del propio Canciller, casi todos la llevaron a cabo sin pensar ni dudarlo. En innumerables planetas, los Jedi fueron derribados por sus soldados. Los Jedi, que se habían extendido por toda la galaxia a través de campos de batalla dispares, fueron atrapados casi totalmente inconscientes y fácilmente asesinados. Tres años de guerra galáctica sin parar contaminaron a la Fuerza con el lado oscuro, nublando aún más la percepción de los Jedi. Debido a que los clones no albergaban malicia ni odio, sino que simplemente seguían una orden legal, no tenían malas intenciones en su corazón, lo que podría haber dado alguna advertencia a los Jedi a través de la Fuerza.

Yoda-heartache

Yoda siente los efectos de la Orden 66 en la Fuerza.

Aunque era imposible para Palpatine haber emitido la orden a cada comandante individualmente, se tomó el tiempo de contactar a varios personalmente antes de que la Orden se transmitiera a todo el ejército en su conjunto. En los primeros minutos de la Orden, varios miembros del Consejo Jedi habían sido asesinados, incluido Plo Koon en Cato Neimoidia, derribado por el capitán Jag; Stass Allie en Saleucami, a manos del Comandante Neyo y CT-3423; Aayla Secura en Felucia cayó ante el Comandante Bly y los miembros del 327º Cuerpo Estelar; y Ki-Adi-Mundi en Mygeeto, que logró desviar algunos disparos antes de ser abrumado por el Comandante Bacara y los Marines Galácticos. En Utapau, Obi-Wan Kenobi estaba montando un varáctilo llamado Boga cuando el Comandante Cody ejecutó la Orden, ordenándole a un AT-TE que disparara sobre él, pero Kenobi logró sobrevivir y escapar del planeta. Pronto se reunió con el Gran Maestro Yoda, quien también había escapado de un ataque furtivo del Comandante Gree y un segundo soldado clon en Kashyyyk, decapitando tanto al comandante clon como al soldado en el proceso.

Aunque la Orden 66 solo se emitió al Gran Ejército de la República, un droide MagnaGuardia en Utapau implicaba, al ser reactivado, que se implementó una orden similar para destruir a todos los Jedi, al menos para ese droide.[5]

Sin embargo, no todos los soldados clon obedecieron la Orden. En Murkhana, los miembros del Equipo Ión rescataron a Roan Shryne y Olee Starstone de la Orden 66. Dirigidos por Trepador, inicialmente cuestionaron la validez de la orden, e incluso después de la confirmación, se negaron a ponerse del lado del gobierno sobre aquellos que habían luchado junto a ellos, habiendo desarrollado una afinidad por los Jedi. Los Escuadrones Omega, Delta y Ordo Skirata ni siquiera dudaron en desobedecer la orden, aunque todos fingieron cumplirla para evitar sospechas, ya que ya habían formado dudas sobre Palpatine y sus nuevos clones Centax. El capitán Maze tampoco ejecutó a Arligan Zey. En todos los demás casos registrados, los comandos y los soldados ARC la obedecieron.[6]

Incursión en el Templo Jedi

«Vi miles de tropas atacar el Templo Jedi. Por eso fui a buscar a Yoda.»
Bail Organa[fuente]
ShaKoonOrder66-STD

En los Archivos Jedi, Sha Koon evade el ataque de la Legión 501

En Coruscant, la Respuesta de Emergencia del Senado anunció un estado de ley marcial sobre el planeta y declaró el Templo Jedi bajo bloqueo militar. La Orden 66 autorizó al recién bautizado Darth Vader y la Legión 501 a atacar el Templo Jedi; sin embargo, al decidir adoptar un enfoque de ataque más sorpresivo, se ideó una misión llamada Operación: Caída del Caballero, donde la 501 atacó a cualquier Jedi que encontraron en el Templo: Maestros, Padawan, incluso jóvenes. También masacraron al personal no Jedi, incluidos administradores, entrenadores y guardias. Ningún Jedi dentro del edificio se salvó, pero algunos escaparon, incluidos Shaak Ti, Sha Koon, Kazdan Paratus y Jin-Lo Rayce.

Consecuencias

«¿Habría sido demasiado pedir que se hubiera recibido la orden antes de devolverle el sangriento sable de luz?»
―El Comandante Cody, hablando de Obi-Wan Kenobi, después de recibir la Orden 66[fuente]

Aunque la Orden 66 redujo enormemente las filas de la Orden Jedi, con un estimado de menos de 100 Jedi sobreviviendo, fue solo el comienzo de la Gran Purga Jedi, que se prolongó durante años y reclamó la vida de muchos de los sobrevivientes del ataque inicial. Casi todos los Caballeros Jedi sobrevivientes fueron perseguidos y asesinados por Darth Vader, mientras que la Orden 66 permaneció en vigencia indefinidamente entre las filas de los nuevos soldados de asalto del Imperio Galáctico. Los Maestros Kenobi y Yoda, como muchos otros, optaron por exiliarse, en Tatooine y Dagobah, respectivamente. Allí eludieron a las fuerzas Imperiales durante muchos años, una hazaña que pocos de sus contemporáneos podrían reclamar.

Víctimas documentadas

«Todos los Jedi, incluido tu amigo, Obi-Wan Kenobi, ahora son enemigos de la República.»
―Darth Sidious a Darth Vader[fuente]
Order 66 001

Un Jedi a punto de ser asesinado durante la Orden 66.

La mayoría de los Jedi en toda la galaxia fueron víctimas de la Orden 66. Los objetivos específicos fueron los líderes de la Orden: el Consejo Jedi. Los Maestros debían ser ejecutados inmediatamente, los Caballeros detenidos o ejecutados, y los Padawan detenidos para ser interrogados.

BlyShootsAayla

Aayla Secura es asesinada en Felucia

  • Caballero Nem Bees: estacionado en Orto; asesinado por el comandante Deviss.[13]
  • Caballero Aayla Secura: estacionada en Felucia; asesinada por el comandante Bly y miembros del 327º Cuerpo Estelar.[7]
  • Caballero Olana Chion: estacionada en el Templo Jedi; asesinada por la Legión 501.
  • Caballero Serra Keto: estacionada en el Templo Jedi; asesinada por Darth Vader.
  • Caballero Barriss Offee: estacionada en Felucia; asesinada por el teniente Galle.[12]
  • Caballero Etain Tur-Mukan: estacionada en Coruscant; asesinada indirectamente por otro Jedi mientras protegía a un soldado clon.[3]
  • Caballero Tru Veld: estacionado en el Templo Jedi; asesinado por la Legión 501.
  • Dos Caballeros no identificados: estacionados en Murkhana; asesinados por soldados clon.[6]
  • Entre 3 y 7 Padawans (2 niños, una niña y 4 Jedi no especificados): tratando de escapar de Coruscant, fueron descubiertos por un puesto de control de la 501 y murieron en el combate cuerpo a cuerpo. Uno de ellos mató accidentalmente al Caballero Jedi Etain Tur-Mukan en el combate cuerpo a cuerpo.[3]
  • Padawan Bene: estacionada en el Templo Jedi; asesinada por Darth Vader.[7]
  • Padawan Zett Jukassa: estacionado en el Templo Jedi; asesinado por el sargento Fox y miembros de la Legión 501.[7]
  • Padawan Whie Malreaux: estacionado en el Templo Jedi; asesinado por Darth Vader.[7]
  • Iniciado Sors Bandeam: estacionado en el Templo Jedi; asesinado por Darth Vader.[7]
  • Iniciada Jeswi Ele: estacionada en el Templo Jedi; asesinada por Darth Vader.[7]
  • Iniciada Shia Letap: estacionada en el Templo Jedi; asesinada por Darth Vader.[7]
  • Clan no identificado: al menos varios iniciados escondidos en la Torre del Alto Consejo.[7]
  • Varios miembros del Clan del Gigantesco Murcielalcón: estacionados en la sala capitular Jedi de Bogden; asesinado por soldados clon.[7]
  • Cientos de otros Jedi

Supervivientes conocidos

Se decía que menos de cien Jedi, aproximadamente el uno por ciento de toda la Orden, sobrevivieron a la Orden 66.[14] Sin embargo, el número parecía más cercano a doscientos.[15] El sentimiento anti-Jedi que Palpatine había fomentado durante las Guerras Clon y los informes falsos de un intento de golpe Jedi habían calificado a los Jedi como traidores belicistas. Odiados por la galaxia en general e incapaces de desafiar directamente al nuevo gobierno de Palpatine, estos sobrevivientes se vieron obligados a esconderse. Muchos de ellos fueron perseguidos y asesinados en las siguientes dos décadas por Vader y sus agentes.

Zao survivor

Maestro Jedi Zao después de la Orden 66.

Inicialmente, cuatro Jedi en Dellalt escaparon con sus vidas: Klossi Anno, Deran Nalual, Siadem Forte e Iwo Kulka. Un grupo que estaba luchando en Murkhana fue salvado por sus tropas, pero uno de ellos, Bol Chatak, fue asesinado por Vader.[6] Los otros Jedi, Roan Shryne y Olee Starstone, huyeron y se encontraron con el grupo que huía de Dellalt. Forte y Kulka murieron a manos de Darth Vader, junto con Shryne, mientras que los demás escaparon para intentar atacar al Imperio en frentes más pequeños.[6] Un grupo de varios combatientes Jedi en la Batalla de Shumari,[16] a excepción del joven Tao, fueron perseguidos por los Sith. Dass Jennir dirigió su propia lucha contra los Sith junto con un grupo de rebeldes, mientras que sus compañeros Jedi Kai Hudorra y Noirah Na fueron a la Ciudad Imperial para tratar de convertirse en ciudadanos "normales".[10] Kai Justiss intentó esconderse de los cazarrecompensas. Ekria, Zonder, y Drake Lo'gaan escaparon vivos de Felucia, aunque Zonder murió en un duelo contra Vader.[4] Chase Piru observó a los jóvenes del Clan del Gigantesco Murcielalcón, incluidos Seddwia, Jiro y Kennan Taanzer.[17] Tholme murió en algún momento y tuvo una pira funeraria en anzat.[18] Beyghor Sahdett mató a los clones que lo atacaron, y una Jedi fue capaz de esconderse de sus clones.[10]

Obi-Wan Kenobi, Yoda[7] y Shaak Ti fueron los únicos miembros del Alto Consejo que sobrevivieron a la purga inicial.[19] Maris Brood sobrevivió y se escondió junto con Shaak Ti en Felucia, mientras que Kento Marek se escondió entre los wookiees en Kashyyyk. Aven Rolk sobrevivió, ya que estuvo congelado en estasis durante décadas en una cápsula de escape, y planeó reconstruir la Orden Jedi, pero luego murió en una cueva de hielo en el planeta Zissh.

Celeste Morne escapó de la orden inicial ya que había dormido en una Mazmorra desde las Guerras Mandalorianas. Sobrevivió a su enfrentamiento con Vader a bordo de la nave contrabandista Uhumele, pero murió casi cien años después a manos de Cade Skywalker, en un acto de piedad, en Had Abbadon.

En una reunión sobre Kessel, los Sith ejecutaron a Koffi Arana, Tsui Choi, Roblio Darté, Jastus Farr, Ma'kis'shaalas, Shadday Potkin, Bultar Swan y Sia-Lan Wezz. Morvet Storm fue asesinado poco después, cuando Vader atacó su casa; sin embargo, su hijo escapó de Vader.[20]

Falon GreyX2

Falon Grey se escondió en Dantooine.

Aqinos y sus Caballeros de Hierro se escondieron en Dweem, mientras que Lady Caryn tomó un Padawan, Ana Tathis, y luego huyó a las Regiones Desconocidas. Mientras que Ana Tathis finalmente se unió a la Alianza Rebelde, el destino final de Caryn sigue siendo desconocido. Minos Fel'Kona y su padre, Jonas Fel'Kona, huyeron del devastado sistema Cularin y desaparecieron. Geith Eris, Callista Ming, y Plett se escondieron en Belsavis lejos de la lucha, aunque finalmente fueron encontrados. Sin embargo, Plett escapó y estableció un santuario en Belsavis para otros Jedi sobrevivientes[21] Bon y Nia fueron encontrados por un viajero y escaparon de la Purga. Darrus Jeht engañó a sus soldados clon y huyó a partes desconocidas. Ylenic It'kla murió más tarde en Alderaan durante su destrucción,[22] mientras que Bardan Jusik huyó a Mandalore.[23] Drakka Judarrl, Bre'ano Umakk y su maestro se escondieron en Dantooine, Matarmeno Krahnn fue exiliado a Corellia, Antaria Wellos permaneció en Rori hasta la época de la Guerra Civil Galáctica, y Quinlan Vos presumiblemente se escondió en Kashyyyk con Khaleen Hentz y su hijo, Korto Vos.[18] Tallisibeth Enwandung-Esterhazy, Arligan Zey, Kina Ha sobrevivieron y fueron llevados a Mandalore por Nyreen Vollen.[3] El Maestro Jedi Hylon y su aprendiz, Dendro, fueron atacados por Vader durante un feroz enfrentamiento en Otavon XII.

Darrin Arkanian fue asesinado por el Alto Inquisidor Antinnis Tremayne, pero su aprendiz, Corwin Shelvay, escapó. Para escapar de un destino similar, Neth Enasteri dejó a su familia y huyó al Borde Exterior. Ydra Kilwallen y su esposo vivieron en paz durante varios años hasta que se perdieron en los ssi-ruu. Niebur Boton, Dama Montalvo, un Jedi gotal[10] y Halagad Ventor fueron torturados por Vader, con Ventor dando las ubicaciones de varios Jedi sobrevivientes, junto con el escondite de su amigo Ashka Boda. Mientras que Boton fue torturado hasta la muerte y mutilado por Vader, Ventor fue liberado y se volvió loco por las muertes que había causado, aunque finalmente fue redimido. Ameesa Darys fue asesinada por Arden Lyn, mientras que el Último Curador de Registros, Aidan Bok, Axton Tredway (aunque algunos de los familiares de Tredway sobrevivieron), y otro Jedi en Talasea fue cazado y asesinado por el Lord Sith.

Kaoln, Rorr'hn, Gruu Dunrik, Drun Cairnwick, Dorn Tavers, Tyneir Renz, Rachi Sitra, Fable Astin, Qu Rahn, Echuu Shen-Jon, Rahm Kota, Fable Astin, Corwin Shelvay, Drakka Judarrl, Ana Tathis e Ylenic It 'kla fueron algunos de los pocos Jedi restantes que se habían unido a la Alianza Rebelde y lucharon con el legendario Luke Skywalker contra el Imperio, aunque Ylenic pereció durante la destrucción de Alderaan. Un Jedi que fue capturado por el Imperio dirigió el Levantamiento en la Estrella de la Muerte, durante el cual fue asesinado.[24] Fable Astin y su madre se unieron a la Alianza y ayudaron a combatir el Imperio. Ranik Solusar y su hijo fueron cazados, y Kam finalmente se unió a la Nueva Orden Jedi. Qu Rahn finalmente fue asesinado por un Inquisidor Imperial poco después de la Batalla de Endor. Sin embargo, su espíritu trascendió el plano físico y ayudaría a Kyle Katarn en su búsqueda del Valle de los Jedi. Vima-Da-Boda se escondió avergonzada en el Borde Exterior después de la caída de la Orden.[25] Echuu Shen-Jon se había escondido temprano en las Guerras Clon en Krant, debido al hecho de que había caído en el lado oscuro. Más tarde resurgió y salvó a Leia Organa de un escuadrón de soldados de asalto. Más tarde fue derrotado por Vader después de un feroz duelo, pero vivió como un espíritu de la Fuerza.[26]

Vima-Da-Boba, Empatojayos Brand,[27] T'ra Saa,[18] K'Kruhk, así como posibles estudiantes suyos,[28] Nichos Marr, Aqinos y la mayoría de los miembros de los Caballeros de Hierro, y Ephaan Kenzon, incluidos algunos de sus estudiantes, más tarde se unieron a la Nueva Orden Jedi de Luke Skywalker. Brand había sido gravemente herido por Vader durante una pelea de cazas estelares cerca del Espacio Ganathan durante la Purga, pero fue rescatado y equipado con un traje de soporte vital cibernético. Más tarde se sacrificó para ayudar a derrotar a un Palpatine renacido.

Ikrit entró en trance de hibernación en el 378 ABY en Yavin 4, permaneciendo sin descubrir durante la Purga.[29] Se unió a la Nueva Orden Jedi después de despertarse en el 22 DBY,[30] y murió cuatro años después durante la Guerra Yuuzhan Vong sacrificándose para cubrir la fuga de varios otros Jedi.[31]

Beldorion,[32] Jerec, Danaan Kerr, Maw, Travgen, Antinnis Tremayne, Dray, Quarmall, Sardoth, Jedgar y Sarcev Quest cayeron al lado oscuro y finalmente fueron asesinados por otros Jedi o Vader; Travgen finalmente fue redimido. A'Sharad Hett finalmente cayó al lado oscuro, se renombró como Darth Krayt y creó el Un Sith; Irónicamente se convirtió en el principal culpable de la Tercera Purga Jedi.[28]

Shaak Ti, Rahm Kota y Kazdan Paratus fueron confrontados por el aprendiz secreto de Darth Vader, Galen Marek, durante la Purga como parte del entrenamiento de este último. Solo Kota sobrevivió y aprendió a los jóvenes engañados a la luz, lo que condujo a la redención de Maris Brood. Kota se unió a la Alianza Rebelde y dirigió la misión para capturar los planos de la Estrella de la Muerte, a pesar de su ceguera. Jax Pavan[33] y Laranth Tarak intentaron deshacer el Imperio en Coruscant. K'Kruhk finalmente llevó a un Padawan[28] al Templo Oculto.

Obi-Wan Kenobi

Ben Kenobi en exilio en Tatooine.

Fy-Tor-Ana y Garen Muln se escondieron en Ilum y finalmente fueron asesinados cuando se encontraron en el asteroide secreto Jedi.[34] Ry-Gaul fue encubierto durante la Orden 66 pero también huyó al asteroide Jedi, donde fue asesinado.[35] Un Jedi intentó atacar a un escuadrón de clones en el Templo y fue asesinado. Taj Junak se sacrificó para salvar su academia y fue asesinado por soldados de asalto. Nos'lyn se escondió en Tatooine y ayudó a los sensibles a la Fuerza a aprender los caminos de la Fuerza. Qid Proko trabajó como técnico, y Urootar fue asesinado en Kashyyyk por un cazarrecompensas.[10]

El Maestro Jedi Falon Gray se escondió en Dantooine. Durante el Periodo Imperial, lideró una rebelión contra los soldados de asalto Imperiales locales. El clon de élite X2, que había dejado el servicio Imperial, ayudó a Gray en la batalla, pero finalmente, X1 llegó y mató a Gray.[9]

El Maestro Jedi Iri Camas fue rastreado por la Legión 501 en Celen. Atrayendo a un grupo de cuatro comandos clon al edificio, encendió una línea de gas, haciendo que el edificio detonase. Mientras tres de los clones escaparon, Camas y Bry murieron en la explosión; su sable de luz fue encontrado luego medio derretido en una pared opuesta a la explosión.

Valara Saar, Ood Bnar,[27] Ferus Olin, Thracia Cho Leem, Codi Ty y Zao[10] no estaban activos en la Orden Jedi y, por lo tanto, no fueron cazados por los Sith. Vergere no estaba en la galaxia en ese momento y, por lo tanto, no se vio afectada.

An'ya Kuro, un enigmática y poderosa Maestra Jedi, pereció a manos de Vader en lo que Palpatine denominó la acción final de la Gran Purga Jedi.[36] Un pequeño grupo de Padawans Jedi sobrevivió a la orden al navegar a bordo de un carguero.[37]

Perdido en acción

Había muchos Jedi cuyo destino después de la Orden 66 seguía siendo desconocido. En los caóticos primeros días del Imperio, había muchas razones por las cuales el destino de ciertos miembros de la Orden seguía sin estar claro, el principal de ellos era que no se descubrió ningún cuerpo o que los soldados encargados de la ejecución habían sido asesinados. Entre los desaparecidos estaban Depa Billaba, quien se creía que se estaba recuperando de heridas pasadas en el momento del ataque al Templo Jedi, y el Maestro Coleman Kcaj, un miembro del Consejo Jedi, que también se creía que había estado en Coruscant durante la Operación : Caída del Caballero. Otro Maestro desaparecido fue Eeth Koth, un ex miembro del Consejo. Obi-Wan Kenobi asumió que su viejo amigo Bant Eerin fue asesinado. Otros Jedi cuyos destinos se perdieron en la confusión fueron Joc Sah, Ahsoka Tano, Glynn-Beti, Ulu Ulix, Voolvif Monn, Pix, Saldith y Tera Sinube.

Entre bastidores

Quinlanvosdeath

La aparente muerte de Vos, excluida de la versión final de La venganza de los Sith.

La primera mención indirecta de la Orden 66 fue en la novelización de Una Nueva Esperanza, escrita por Alan Dean Foster y publicada en 1976, que declaraba que los Jedi fueron "exterminados por traición y engaño".

Originalmente, la Orden 66 iba a suceder en Star Wars: Episodio II El Ataque de los Clones, de ahí el subtítulo para hacerlo más preciso, pero se retrasó una película.[38]

En el primer borrador de Star Wars: Episodio III La Venganza de los Sith (13 de abril de 2003), el número de Jedi que fueron asesinados fue "más extenso".[39] El siguiente extracto de este borrador está tomado del libro The Making of Star Wars Revenge of the Sith:

En Mygeeto, los clones le disparán a KI-ADI-MUNDI y SAESEE TIIN. En Saleucami, matan a KIT FISTO, BARRISS OFFEE y ADI GALLIA. En Kashyyyk, MINA PODIA es asesinada a tiros—pero YODA se salva. En Cato Neimoidia, PLO KOON es derribado en el cielo, mientras que un Jedi sin nombre yace muerto en la superficie del planeta. En Felucia, AAYLA SECURA y QUINLAN VOS están silenciados para siempre.[39]

Cuando se lanzó La Venganza de los Sith, algunas fuentes declararon que la Orden 66 estaba preprogramada en los soldados clon. Sin embargo, George Lucas ha declarado que era una orden de "último recurso", no preprogramada. La orden que precede a la Orden 66 es la Orden 65, que declaró que el Canciller Supremo (si Palpatine no hubiera ganado el asiento) sería removido de su cargo por el GER si el Senado Galáctico lo declaraba no apto para el servicio.

En el set de Blu-ray Star Wars: The Complete Saga, el disco de características especiales muestra la prueba de animación para la Orden 66. Tiene más Jedi asesinados y diferentes muertes para algunos. Por ejemplo, Ki-Adi-Mundi está en una torre. Un ascensor llega a la cima con un gran grupo de soldados clon dentro, que lo matan. Otro ejemplo es la muerte de Aayla Secura en Felucia con un gran grupo de clones. Todos se arrodillan mientras los droides pasan por delante. Secura pregunta si son droides. Bly simplemente dice "no" y la mata. Otra escena eliminada del set se establece durante la Operación: Caída del Caballero; Shaak Ti se muestra meditando, y pregunta "¿Qué pasa, Skywalker?" cuando Skywalker entra a la habitación. Skywalker no responde y simplemente apuñala a la Maestra Jedi.

No está claro si la Orden 66 fue "programada" en los clones o si las Órdenes fueron enseñadas a todos los clones. Las novelas Republic Commando de Karen Traviss han mencionado que las órdenes de contingencia se enseñaron y no se programaron, lo que resultó en que varios clones ignoraran la orden y/o se negaran a seguirla directamente, incluso "normal" (es decir, un ARC que no es de comando, o cualquier otro clon de fuerzas especiales) clones como RC-5108/8843 "Corr". La novela Darth Vader: El Señor Oscuro también apoya esto, ya que el Equipo Ión se negó a ejecutar la Orden. Además, George Lucas dio a entender que la orden se enseñó al explicar que era una orden de último recurso en lugar de preprogramada. Sin embargo, la sexta temporada de Star Wars: The Clone Wars reveló que las Órdenes de Contingencia se plantaron (supuestamente) en la mente de todos los soldados clon durante su desarrollo a través de un biochip orgánico que activa las Órdenes de forma inconsciente cuando se ordenan. Esta discrepancia aún no se ha explicado.

Apariciones

Wiki
Star Wars Wiki tiene 7 imágenes relacionadas con Orden 66.

Apariciones no canónicas

Fuentes

I find your lack of faith disturbing Su falta de fuentes resulta molesta.

Se necesitan aportar más fuentes y/o apariciones para poder mantener un alto nivel de la calidad del artículo.

Notas y referencias

  1. TCW mini logo Star Wars: The Clone Wars – «Conspiracy»
  2. TCW mini logo Star Wars: The Clone Wars – «The Unknown»
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 Order 66: A Republic Commando Novel
  4. 4,0 4,1 Reversal of Fortune
  5. Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith juego de GBA/DS
  6. 6,0 6,1 6,2 6,3 6,4 Darth Vader: El Señor Oscuro
  7. 7,00 7,01 7,02 7,03 7,04 7,05 7,06 7,07 7,08 7,09 7,10 7,11 7,12 7,13 Star Wars: Episodio III La Venganza de los Sith
  8. 8,0 8,1 Dark Times 6: Parallels, Part 1
  9. 9,0 9,1 Star Wars Battlefront: Elite Squadron
  10. 10,0 10,1 10,2 10,3 10,4 10,5 Star Wars: Republic: Into the Unknown
  11. The Order of Outcasts
  12. 12,0 12,1 Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith (cómics)
  13. Databank title Bees, Nem en el Databank (contenido actualmente obsoleto; links de los backups 1 2 en Archive.org)
  14. Order 66: Destroy All Jedi
  15. Randy Stradley on the DarkHorse.com Message Boards
  16. Perfect Evil
  17. Star Wars: Dark Times: Parallels
  18. 18,0 18,1 18,2 Star Wars: Republic: Hidden Enemy
  19. Star Wars: The Force Unleashed
  20. Star Wars: Purga
  21. Los Hijos de los Jedi
  22. Amanecer Rebelde
  23. Legado de la Fuerza: Sacrificio
  24. Star Wars: Battlefront II
  25. Imperio Oscuro
  26. Star Wars: Galactic Battlegrounds
  27. 27,0 27,1 Imperio Oscuro II
  28. 28,0 28,1 28,2 The New Essential Chronology
  29. Junior Jedi Knights: The Golden Globe
  30. Junior Jedi Knights: Promises
  31. La Nueva Orden Jedi: Al Filo de la Victoria I: Conquista
  32. Planeta de Penumbra
  33. Coruscant Nights I: Jedi Twilight
  34. The Last of the Jedi: Underworld
  35. The Last of the Jedi: Against the Empire
  36. "Extinction"
  37. CWACite "Salvaged"—Star Wars: Clone Wars Adventures Volume 9
  38. STAR WARS EPISODE III REVENGE OF THE SITH (2005) at Imaginary Cinema (Web archive)
  39. 39,0 39,1 The Making of Star Wars Revenge of the Sith

Enlaces externos

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+