FANDOM


Premium-Eras-canon
Tab-canon-white  Tab-leyendas-black 
«¡Cazas enemigos delante!»
―Ric Olié[fuente]

Ric Olié fue un piloto humano que sirvió en las Fuerzas de Seguridad Reales de Naboo. Era el comandante del Cuerpo de Cazas Estelares Reales de Naboo, y el líder del Escuadrón Bravo. Los talentos de Olié hicieron que fuese designado piloto personal de la reina de Naboo, a menudo pilotando la Nave Real de Naboo al servicio de la reina Padmé Amidala. Debido a la naturaleza pacifista de Naboo, las habilidades de Olié rara vez fueron puestas en uso, aunque finalmente las puso en práctica militarmente durante la Invasión de Naboo.

Biografía

Invasión de Naboo

«¡Han alcanzado los generadores de escudo!»
―Ric Olié[fuente]
En el 32 ABY, en tiempos de la Invasión de Naboo por parte de la Federación de Comercio, Olié formaba parte de las Fuerzas de Seguridad Reales de Naboo, siendo su único superior el capitán Quarsh Panaka.


Olieandanakin.JPG

Olié enseña a Anakin Skywalker.

El Cuerpo de Cazas Estelares Reales de Naboo no tuvo muchas opciones de defender Naboo cuando la Federación de Comercio decidió bloquear el planeta como protesta por la imposición de tasas a las nuevas rutas comerciales por parte de la República Galáctica. Olié y el resto de pilotos, fueron capturados y arrestados por las fuerzas de la Federación de Comercio cuando invadieron Theed. La reina Padmé Amidala también fue arrestada, y Naboo fue rápidamente subyugado por las fuerzas de OOM-9. Sin embargo, no anticiparon la intervención de dos Jedi, el Maestro Jedi Qui-Gon Jinn y su Padawan Obi-Wan Kenobi, quienes consiguieron rescatar a la reina, su séquito, a Olié y a sus pilotos. Olié no tuvo tiempo de comprender qué estaba pasando, y rápidamente se dirigió a la Nave Real de Naboo, y ordenó poner rumbo a Coruscant.

El escape no sería fácil, puesto que el bloqueo de la Federación de Comercio fue un desafío significativo para Olié. Estaba pilotando un transporte desarmado contra toda una flota de naves fuertemente armadas. Aunque hizo todo lo que pudo, la nave sufrió daños serios durante el escape, y perdió su generador de escudos. R2-D2, uno de los droides astromecánicos de la nave, reparó los escudos, lo que permitió a Olié atravesar el bloqueo hasta un sitio seguro.

Durante la huida, el hiperimpulsor sufrió suficientes daños como para impedir que la nave pudiese llegar a Coruscant. Kenobi sugirió aterrizar en Tatooine, un planeta desértico, y comprar las partes necesarias para reparar la nave. Qui-Gon Jinn, la reina Amidala disfrazada, el gungan Jar Jar Binks y R2-D2 partieron a buscar las partes. Tras varios días, regresaron con las partes y un nuevo miembro para el grupo — un niño de nueve años llamado Anakin Skywalker, un aspirante a piloto. Olié acogió al chico y le ofreció unas clases cortas acerca del pilotaje de la nave. En Coruscant, cuando las súplicas de la reina Amidala ante el Senado Galáctico para ayudar ante el bloqueo no dieron sus frutos, ella decidió regresar y ocuparse ella misma del asunto. Olié pilotó de vuelta a Naboo para enfrentarse a la Federación de Comercio. Las habilidades de Olié, combinadas con la disminuida presencia de la Federación de Comercio en el espacio, les permitieron aterrizar en el planeta con tiempo suficiente como para que Amidala contactara con los nativos gungans para lograr su ayuda.

La batalla por Naboo

«¡No lo hemos alcanzado!»
―Ric Olié[fuente]
RicOliePilot-SWE

Ric Olié durante la batalla espacial sobre Naboo.

La reina Padmé Amidala tenía un plan — el Gran Ejército Gungan atraería a las fuerzas droides enemigas hacia fuera de Theed, ella y el capitán Quarsh Panaka se infiltrarían en la ciudad y capturarían al virrey de la Federación de Comercio, Nute Gunray, y Olié y sus pilotos intentarían destruir la Nave de Control de Droides. Destruir la nave era clave para desactivar a todos los droides de combate de la Federación de Comercio, que superarían en número de los gungans.

Cuando la reina Amidala y los Jedi liberaron el hangar de Theed, Olié y los pilotos pasaron a la acción, pilotando sus Cazas estelares N-1 y dirigiéndose a la Nave de Control de Droides. La Federación de Comercio desplegó droides buitre en un intento de responder a la ofensiva de Naboo, y tuvo éxito en destruir numerosos cazas N-1. Sólo al alcanzar la nave enemiga Olié se dio cuenta de que su escudo deflector era muy fuerte, y que parecía no haber esperanza. Justo cuando parecía que los pilotos de Naboo fracasarían en su misión, Anakin Skywalker consiguió introducirse dentro de la Nave de Control de Droides y la destruyó. Entonces, el Escuadrón Bravo regresó con júbilo a su planeta natal liberado. A continuación, asistió al Funeral de Qui-Gon Jinn.

Vida posterior

Tiempo después de la batalla, Olié sufrió una herida interna en la oreja que le hizo difícil dejar la atmósfera, aunque aún era capaz de volar bajo las nubes. En el 28 ABY, la doncella Sabé adquirió una nave de carga de alcance medio sin ninguna marca identificadora para llevar a cabo la tarea de liberar a los esclavos de Tatooine tras pedir el consejo de Olié.

Apariciones


Fuentes

Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores