FANDOM


Premium-Eras-canon
Tab-canon-white  Tab-leyendas-black 
Este artículo es sobre la flota Imperial. Quizá estés buscando Séptima Flota de la República Galáctica.


«La Séptima Flota también cuenta con gran capacidad de fuego. Se le envía a los conflictos más importantes, donde hay enemigos poderosos y desesperados. Si usted no la comanda, alguien más lo hará.»
―Arihnda Pryce, a Mitth'raw'nuruodo[fuente]

La Séptima Flota era una flota de la Armada Imperial durante el reinado del Imperio Galáctico. Años antes del estallido de la Guerra Civil Galáctica, la flota se consideraba una fuerza efectiva y poderosa, ya que había resuelto conflictos importantes en nombre del Imperio. La flota fue comandada por el Almirante de Flota Sartan, hasta que Sartan fue reemplazado por el Gran Almirante Thrawn alrededor del 2 ABY. En este momento, la Gobernadora Arihnda Pryce de Lothal solicitó la ayuda de la Séptima Flota para tratar con la célula rebelde Fénix.

Thrawn usó la Séptima Flota para crear un bloqueo en Lothal, donde había establecido su fábrica de Defensores TIE, y luego expulsó al Grupo Fénix de su base en Atollon. La gran mayoría de la flota fue destruida en el 1 ABY durante la Liberación de Lothal, donde el Jedi Ezra Bridger llamó a varios purrgil a destruir la flota sobre Lothal, y luego al Quimera, nave insignia de Thrawn, con él y el almirante en su puente saltaron al hiperespacio.

Descripción

Seventh Fleet Star Destroyer SWA

El despliegue de la Séptima Flota.

Siendo una flota en la Armada Imperial, la nave insignia de la Séptima Flota era el Quimera, consistía en al menos nueve Destructores Estelares clase Imperial I,[5] así como al menos dieciséis Destructores Estelares clase Imperial II.[11] También poseía al menos doce cruceros de mando clase Arquitens, al menos nueve cruceros clase Gozanti,[5] y al menos cuatro naves de apoyo Imperial.[12] Además, se utilizaron al menos dos Destructores Estelares clase Interdictor, incluido el Destructor Estelar clase Interdictor de Konstantine.[8] Durante las operaciones de la flota en Lothal, al menos cinco módulos de construcción ICM-092792 se colocaron en la órbita del planeta.[13]

Historia

Campañas iniciales

«Mis fuentes me indican que pronto será reemplazado el Almirante de Flota Sartan de la Séptima Flota. Batonn es justo el tipo de victoria que podría enfilarlo para ese mando.»
―Arihnda Pryce, a Mitth'raw'nuruodo[fuente]
Chimaera Exp Pack box art Darren Tan

El Quimera, nave insignia de la Séptima Flota.

La Séptima Flota del Imperio Galáctico tenía una capacidad de fuego superior contra sus enemigos y participó en varios conflictos importantes. El Almirante de Flota Sartan actuó como el oficial al mando de la flota[3] hasta que fue reemplazado por el Gran Almirante Thrawn, luego de que la Gobernadora Arihnda Pryce aconsejara al ex almirante de la Fuerza Operativa Nonagésima Sexta que se ofreciera como voluntario para el puesto luego de su victoria en Batonn.[3] En este momento, la flota estaba encabezada por el Destructora Estelar clase Imperial I Quimera,[2] que lleva el nombre de una criatura del mismo nombre. Tanto en la parte inferior de la nave[14] como el emblema de la flota tenían una versión estilizada de la quimera.[15]

Cazando al Grupo Fénix

«Quiero la Séptima Flota.»
―Arihnda Pryce, a Wilhuff Tarkin[fuente]

Algún tiempo después de la batalla de Batonn, la Gobernadora Arihnda Pryce de Lothal solicitó la ayuda de la Séptima Flota para enfrentar la creciente rebelión contra el Imperio, que fue otorgada por el Gran Moff Wilhuff Tarkin.[1] Después de que un grupo de rebeldes viajara a Mykapo para extraer a otro grupo de rebeldes, el Quimera viajó al planeta para apoyar al Almirante Kassius Konstantine, sin embargo, los rebeldes pudieron escapar de la batalla.[2]

Imperial fleet above Lothal-Sw Rebels S3-Iron Squadron

La Séptima Flota sobre el planeta Lothal.

Mientras Thrawn continuaba la caza, envió droides infiltradores E-XD para buscar la base rebelde. Uno de los droides se infiltró en la base, pero fue reprogramado por los rebeldes para autodestruirse al regresar a la flota. Después de que los técnicos de armas Imperiales descubrieron que había sido secuestrado, el droide autodestruyó su bomba de protones, destruyendo al Destructor Estelar clase Imperial con el que había atracado. El Quimera estuvo presente para esto, y como resultado, el Agente Kallus abordó la nave para informar a Thrawn de este suceso. El Gran Almirante estaba relativamente poco preocupado por eso, ya que el sabotaje solo redujo su búsqueda de mil sistemas a solo noventa y cuatro.[16]

Mientras la Séptima Flota continuaba bloqueando Lothal, el Gran Almirante Thrawn solicitó la presencia de algunos oficiales Imperiales a la flota para tratar de descubrir la identidad del espía rebelde Fulcrum. El espía, quien era Kallus, intentó ser rescatado por Ezra Bridger. Sin embargo, Kallus finalmente se negó, ya que entendió que podía inculpar al Teniente Yogar Lyste, quien ya era sospechoso de ser el espía rebelde, y continuar alimentando la información de la rebelión. Sin embargo, Thrawn captó el engaño cuidadosamente orquestado que Kallus implementó y finalmente confirmó quién era en realidad.[9]

Seventh Fleet Atollon

La Séptima Flota bombardea Atollon.

Tras capturar al Agente Kallus al tratar de advertir a los rebeldes, Thrawn pudo deducir la ubicación de la Base de Chopper calculando las trayectorias del Grupo Massassi del General Jan Dodonna y la transmisión de Fulcrum. Thrawn ordenó al Almirante Kassius Konstantine desplegar la Séptima Flota en el planeta Atollon. Durante la Batalla de Atollon, la flota de Thrawn infligió grandes bajas en la Célula Fénix y el Grupo Massassi, destruyendo numerosas naves y cazas estelares. Esto permitió a las fuerzas terrestres Imperiales atacar la Base de Chopper. Sin embargo, los Imperiales también perdieron dos naves Interdictor, lo que permitió que las fuerzas rebeldes sobrevivientes huyeran al hiperespacio.[8]

A pesar de las fallas de Thrawn en Atollon, la Séptima Flota no le fue quitada por el Emperador Palpatine, debido a que los factores de la falla no estaban bajo su control. Sin embargo, el Gran Almirante fue convocado por el Emperador a Coruscant en el Quimera, después de lo cual fue enviado a Batuu junto con Darth Vader para lidiar con una perturbación en la Fuerza que Palpatine sintió. Mientras Thrawn estaba fuera, la flota estaba dirigida por el Comandante Woldar, quien trabajó en el rastreo de los rebeldes que escaparon de Atollon junto con el Gran Moff Tarkin, hasta que se preparaba su nueva misión.[4]

Regreso a Lothal

Polluted Lothal

La Séptima Flota sobre Lothal.

Finalmente, Thrawn y la Séptima Flota regresaron a Lothal. Allí, la flota continuó bloqueando el planeta, que estaba siendo fuertemente explotado en busca de recursos.[10] A pesar del bloqueo, los rebeldes lograron abrirse paso a través del bloqueo, con la intención de interrumpir los planes de Thrawn allí. Algunos intentaron escapar de la flota en un caza estelar/nave auxiliar UT-60D Ala-U. A pesar del bombardeo de tres Destructores Estelares clase Imperial I, incluyendo el Quimera, la nave logró escapar saltando al hiperespacio a través de un módulo de construcción Imperial.[13]

Tras la huida de la nave, los rebeldes regresaron con una fuerza de cazas estelares T-65B Ala-X y cazas estelares de asalto/bombarderos BTL-A4 Ala-Y para atacar a la flota y bombardear el Complejo de Armería Imperial en la superficie. Al principio parecían tener una ventaja, ya que lograron destruir un Defensor TIE de Élite, su piloto Vult Skerris, un crucero de mando clase Arquitens y un Destructor Estelar clase Imperial I. Sin embargo, Thrawn, desde el puente del Quimera, permitió que los rebeldes entraran en la atmósfera del planeta, donde el escuadrón fue derribado por una gran fuerza oculta de cazas estelares de superioridad espacial TIE/ln. Más tarde, Thrawn envió a su agente Rukh para capturar al líder rebelde, Hera Syndulla, de su nave estrellada, realizándolo con éxito.[5]

Consecuencias del ataque

Lothal Blockade

El Espíritu escabulléndose a través del bloqueo de la Séptima Flota.

Durante el interrogatorio de Syndulla, el Gran Moff Tarkin le pidió a Thrawn que se presentara en Coruscant, para que pudiera presentar su caso directamente al Emperador sobre el futuro del programa Defensor TIE, en relación con el aumento de la competencia del Director Orson Krennic y su proyecto Estrella de la Muerte. Tras esta conversación, Thrawn partió de inmediato a Coruscant en el Quimera.[17]

Mientras Thrawn estaba fuera, la Gobernador Pryce logró matar al Jedi Kanan Jarrus durante el intento de rescate de Syndulla, aunque el resto de los Espectros lograron escapar y como consecuencia el depósito de combustible de Ciudad Lothal fue destruido, lo que detuvo por completo la producción del Defensor TIE.[18] Poco después, Pryce lanzó un ataque a la base de los rebeldes para evitar que Thrawn la ejecutara. Aunque el ataque fue casi una victoria, la nave rebelde Espíritu logró escabullirse a través del bloqueo de la Séptima Flota al unirse a un transporte de contenedores de clase cuatro, lo que le permitió destruir las fuerzas de Pryce. Los rebeldes luego capturaron a la gobernadora y pusieron sus miras en la toma del complejo Imperial de Lothal. Sin embargo, Rukh sobrevivió y advirtió a Thrawn sobre las intenciones de los rebeldes.[12]

Bombardando Lothal

«La Gobernadora Pryce es nuestra prisionera, y tenemos el control total del domo Imperial. Con todos los soldados, pilotos y oficiales atrapados adentro. Fracasó, Thrawn. Abandone Lothal y tal vez dejemos salir a sus tropas antes volar el domo en pedazos.»
«¿Puedo comenzar a hablar? Si en realidad desea salvar Lothal, Comandante Bridger, el único término que aceptaré es su rendición inmediata e incondicional.»
«¿Por qué me rendiría si todo su ejército es mi prisionero?»
«No. Simplemente lo moviste a una posición segura, para que yo pueda bombardear a los civiles de tu planeta sin causar bajas Imperiales.»
―Ezra Bridger y Thrawn, ante el regreso a Lothal[fuente]
Chimaera bombardment

El Quimera bombardea Ciudad Capital.

El grupo logró infiltrarse en la instalación e inició el protocolo 13, que convocaba a todas las fuerzas Imperiales al complejo para su evacuación. Luego, los rebeldes planearon lanzar al aire la Instalación de Ocupación Planetaria Imperial y luego activar su mecanismo de autodestrucción para matar a todos los Imperiales a bordo. Sin embargo, antes de que esto pudiera ser llevado a cabo, Thrawn regresó de Coruscant en el Quimera y mantuvo su posición directamente sobre el complejo, lo que obligó a los rebeldes a abortar su lanzamiento por temor a estrellarse contra el Destructor Estelar y destruir Ciudad Capital.[7]

Luego Thrawn se contactó con los rebeldes y reveló que, inadvertidamente, le habían permitido comenzar un bombardeo orbital en la ciudad sin tener que preocuparse por dañar los activos Imperiales, ya que todos estaban dentro del complejo Imperial. Aunque los rebeldes luego intentaron activar el escudo de la ciudad en toda la instalación, esto falló, ya que Rukh lo había desactivado. Luego, para demostrar su poder y obligar a los rebeldes a rendirse, Thrawn comenzó a atacar Ciudad Capital desde el Quimera.[7]

Sin embargo, el Gran Almirante dejó de disparar una vez que el Comandante Ezra Bridger se rindió, aunque solo con la condición de que subiera solo a bordo del Quimera. Una vez que Bridger había sido acompañado a la oficina de Thrawn, el Gran Almirante reveló que nunca tuvo la intención de destruir por completo a Lothal, aunque eso se había vuelto inevitable. Luego de su discusión, Thrawn llevó a Bridger a un holograma del Emperador, quien intentó seducir al Jedi al lado oscuro de la Fuerza. Una vez que Thrawn había regresado al puente del Quimera, ordenó que continuara el bombardeo de Ciudad Capital. Sin embargo, los rebeldes en el Complejo Imperial habían logrado matar a Rukh y activar el escudo de toda la ciudad, haciendo que el ataque de Thrawn fuera redundante.[7]

Fin del bloqueo

Oficial Imperial: «Señor, muchos objetos no identificados entraron en órbita.»
Thrawn: «Mi bloqueo los va a interceptar.»
Oficial Imperial: «El bloqueo ha sido destruido. Nuestras naves no…están.»
Thrawn: «Llama al Capitán Pellaeon.»
Pellaeon: «¡Señor, salieron del hiperespacio! Jamás había visto…»
Oficial Imperial: «Almirante, van a atacarnos.»
―Un oficial Imperial, el Gran Almirante Thrawn y el Capitán Pellaeon, ante la llegada de purrgil [fuente]
Purrgil attack

Un Destructor Estelar clase Imperial I es destruido por un purrgil.

Mientras tanto, Bridger había logrado escapar del Emperador y logró infiltrarse en el puente del Quimera, eliminando a la guardia de soldados de la muerte de Thrawn y manteniendo al resto de la tripulación a punta de pistola. Luego, un oficial informó a Thrawn que varios objetos no identificados habían entrado en órbita. Aunque Thrawn estaba convencido de que la Séptima Flota los interceptaría, el oficial le dijo que el bloqueo había sido destruido. Luego, Thrawn contactó al Capitán Gilad Pellaeon, quien confirmó que los objetos habían salido del hiperespacio. Los objetos eran en realidad purrgil, una especie de criaturas que habitan en el espacio capaces de viajar a través del hiperespacio, a los que Mart Mattin había llamado en el Espíritu, que lideraba el asalto. Cuando los animales empezaron a destruir los dos Destructores Estelares que acompañaban al Quimera en la atmósfera inferior de Lothal, Thrawn le dijo a Bridger que lo que sucedería a continuación les sucedería a ambos. Luego, los tentáculos de un purrgil se estrellaron contra las ventanas delanteras del puente, derribando a varios soldados de asalto y atrapando a Thrawn, aunque logró disparar a Bridger en la espalda, lo que provocó que el Jedi lo empujara contra la pared. Finalmente, tres purrgil se adhirieron al casco del Quimera y saltaron al hiperespacio con la nave.[7]

Con la Séptima Flota desaparecida de Lothal, los rebeldes restantes lograron destruir el Complejo Imperial, eliminando por completo la presencia Imperial del planeta. El Imperio nunca regresó, poco después de la liberación de Lothal, se produjo la Batalla de Scarif,[19] que marcó el inicio oficial de la Guerra Civil Galáctica,[20] que eventualmente vería la derrota del Imperio.[21]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.