Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era de la Antigua República.

«Éstos dieron todo lo que recibieron, y las guerras "frías" y "calientes" se alternaron durante mil años—mientras la República se flagelaba con inquisiciones—hasta que el gobierno del Pius Dea llegó a su fin en ese famoso encuentro que difícilmente necesita ser narrado aquí.»
―Gabrel Treon, Gitano, Sastre, Soldado, Praji: Un cartel de genes[fuente]

El Séptimo Conflicto Alsakano, también conocido como la Renuncia o la Guerra Civil Pius Dea, fue uno de varios conflictos entre los planetas Alsakan y Coruscant, y sus respectivos aliados. El séptimo fue una guerra entre la República Galáctica, bajo el control del grupo religioso Pius Dea, y sus enemigos, incluida la Orden Jedi, Alsakan y muchas especies alienígenas que habían sido perseguidas por el culto Pius Dea. El conflicto resultó en una victoria Alsakani-Jedi, con la remoción del Pius Dea del poder y el reemplazo del líder Pius Dea Contispex XIX con el Gran Maestro Jedi Biel Ductavis como Canciller Supremo.

Preludio

El Pius Dea era un culto religioso que había controlado la República Galáctica desde que el humano Contispex I fue elegido Canciller Supremo en el 11.987 ABY. Sus descendientes formaron la dinastía Contispex, consolidando su control de la República durante más de mil años. Durante su reinado, una época conocida más tarde como la Era Pius Dea, el Pius Dea lanzó una serie de treinta y cuatro cruzadas contra especies alienígenas y presuntos simpatizantes alienígenas.[1]

Los puntos de vista humanocéntricos del culto y sus acciones agresivas contra los no humanos enfurecieron a muchas especies alienígenas, lo que llevó a grupos como los duros, herglics, hutts y caamasi a oponerse a su gobierno. La Orden Jedi se había separado durante mucho tiempo de la República controlada por el Pius Dea, habiéndose retirado a su mundo académico de Ossus en el 11.933 ABY.[1]

El conflicto

Coruscant, la capital de la República controlada por el Pius Dea

Alrededor del 10.967 ABY, los pacíficos caamasi finalmente convencieron a los Jedi para que pusieran fin a su Recusación y actuaran contra el Pius Dea. Los caamasi también convencieron a los habitantes del planeta Alsakan y sus aliados de unirse a la lucha, y comenzaron a hacer alianzas con especies alienígenas que habían sido perseguidas por el Pius Dea. Durante los meses siguientes, los dos grupos instigaron en secreto una revolución religiosa entre el Pius Dea. Sin saberlo, influenciados por los Jedi, muchos creyentes se unieron al movimiento y renunciaron a la fe tradicional del Pius Dea en favor de una más favorable a las especies alienígenas. Aquellos Pius Dea que siguieron esa nueva fe se llamaron secretamente Renunciantes, reuniendo nuevos miembros en toda la República.[1]

El cisma desató una brutal guerra civil entre las Renunciantes y los que permanecieron leales a su fe, conocidos como los Fieles. Renunciantes y Fieles lucharon en toda la República, devastando los Depósitos de Artillería Regional, las naves de generación, las oficinas gubernamentales y una miríada de otros lugares. Las fuerzas alsakani atacaron las fortalezas del Pius Dea en Fondor, Cyrillia, Ixtlar, Ord Mirit y Ord Carida, con el apoyo de la Orden Jedi y las fuerzas combinadas de sus aliados, principalmente los duros, herglics y hutts.[1] La Unidad de Avance de Élite Saltacohetes de la República también vio acción contra las fuerzas del Pius Dea en Ord Carida.[2]

El conflicto pronto estalló en una guerra total, cuando la República, dirigida por el Pius Dea, comenzó a atacar a los Renunciantes y a la alianza dirigida por los Jedi. Sin embargo, gran parte de la Armada de la República decidió desertar de la República, uniéndose a los Jedi y alsakani contra los fanáticos religiosos. Si bien el Pius Dea estaba muy debilitado por la deserción, todavía tenía una flota completa de naves catedral en la que confiar y continuo librando la guerra contra aquellos que consideraba impuros.[1]

No fue hasta un año después que el Buró de Naves y Servicios (BoSS) decidió hacer su movimiento. Coordinando con las Renunciantes y la alianza, el BoSS sembró en secreto la flota de naves catedral del Pius Dea con códigos de navegación poco confiables. La Orden y sus aliados reunieron sus fuerzas en el planeta Uquine, incitando a los Fieles a atacar a la flota Renunciante que se encontraba allí. Justo antes de que la flota del Pius Dea saltara al hiperespacio, la BoSS envió una señal a cada nave de la flota que activó el código implantado.[1]

Más de la mitad de la flota desapareció y se perdió en el hiperespacio. Muchas de esas naves catedral desaparecidas se encontraron varadas en el espacio profundo, con sus computadoras de navegación limpias y sus hipermotores y sistemas de comunicaciones inutilizados. Aquellos a bordo no podrían regresar y eventualmente morirían por falta de suministros. Las naves restantes llegaron a Uquine para encontrarse bajo el ataque de las fuerzas combinadas de las Renunciantes y la alianza liderada por los Jedi.[1]

Un equipo de ataque de Caballeros Jedi abordó la nave insignia del Pius Dea Fuego de Sinthara y capturó al Canciller Supremo Contispex XIX, poniendo fin al gobierno del Pius Dea sobre la República. Contispex fue llevado al planeta Caamas, donde fue declarado culpable de crímenes contra la galaxia y encarcelado por el resto de su vida. Sin su líder, la fe del Pius Dea se derrumbó después de su derrota en Uquine. Todos y cada uno de los miembros de la fe fueron destituidos de su cargo y el Gran Maestro Jedi Biel Ductavis sucedió a Contispex XIX como Canciller Supremo.[1]

Consecuencias

El Séptimo Conflicto Alsakano puso fin a un milenio de miedo generalizado y persecución patrocinada por el estado, marcando el comienzo de un periodo de reconstrucción y restauración conocido como la Era Ductavis. La fe hacia el Pius Dea se extinguió poco después del final del conflicto, ya que la galaxia se volvió contra ella en venganza por los milenios de persecución que había causado.[1] Sin embargo, los puntos de vista humanocéntricos de la fe permanecerían justo debajo de la superficie de la sociedad; con la caída de la República, la idea de la Alta Cultura Humana fue una vez más ampliamente aceptada en los Mundos del Núcleo. El Lord Sith Darth Sidious usó la actitud humanocentrista del Núcleo para ayudar a cimentar su control sobre el nuevo Imperio Galáctico milenios más tarde en el 19 ABY.[3] A pesar de que Alsakan había ayudado a los Jedi a sacar al Pius Dea del poder, esto no evitaría que el planeta se revelara contra Coruscant y la República más adelante. Alsakan y sus aliados continuarían intentando usurpar a Coruscant como la capital de la República en diez conflictos más, y el conflicto final terminaría casi ocho mil años después.[1]

Biel Ductavis fue uno de los primeros Jedi en asumir el cargo de Canciller Supremo, y comenzó la tendencia de que los Jedi asumieran el poder en tiempos de confusión. Durante la segunda mitad de las Nuevas Guerras Sith, cada líder de la Orden Jedi también sirvió como Canciller Supremo, una práctica que terminó con la elección del Canciller Supremo Tarsus Valorum y la Reforma de Ruusan.[4]

Entre bastidores

El Séptimo Conflicto Alsakano se mencionó indirectamente por primera vez en el artículo de historia exclusivo de Hyperspace Gitano, Sastre, Soldado, Praji, como el "famoso encuentro" que puso fin a la Era Pius Dea.[5] Más tarde se amplió en la guía de referencia de 2012 The Essential Guide to Warfare, junto con el resto de la era Pius Dea y las cruzadas Pius Dea.[1]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias


Los Conflictos Alsakanos
Primero · Segundo · Tercero · Cuarto · Quinto
Sexto · Séptimo · Décimo · Decimoséptimo
[editar]
Las Cruzadas Pius Dea
Primera · Segunda · Tercera · Cuarta · Séptima · Décima · Undécima
Duodécima · Decimoquinta · Vigésimo Tercera · Trigésima Cuarta
Guerra Civil Pius Dea
[editar]
Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.