FANDOM


Premium-Eras-canon
Tab-canon-white  Tab-leyendas-black 
«Ella es mi señuelo, mi protección…mi leal guardaespaldas.»
―Padmé Amidala, presentando a Sabé a Rugor Nass[fuente]

Sabé (pronunciado /sɑ'beɪ/), previamente conocida como Tsabin, fue una mujer humana que provenía del planeta Naboo durante la última era de la República Galáctica. Sirviendo como doncella en la Casa Real de Naboo, Sabé tenía el deber de proteger a la Reina Padmé Amidala, la gobernante elegida del pueblo de Naboo, contra cualquier amenaza. Como tal, ella se hacía pasar por Amidala durante la Invasión de Naboo para mantenerla a salvo de la Federación de Comercio.

Sabé continuó actuando como una reina señuelo después de que los embajadores Jedi Qui-Gon Jinn y Obi-Wan Kenobi rescataran a la verdadera Amidala, así como a su séquito real. Al regresar a Naboo desde Coruscant, la capital galáctica de la República, Sabé fue presentada como la Reina Amidala al pueblo gungan. Con la esperanza de forjar una alianza entre los gungans y los Naboo, la verdadera Amidala se identificó con el Jefe Rugor Nass, líder de los gungans, y de ese modo reveló el verdadero papel de Sabé como la doncella, señuelo y leal guardaespaldas de la reina.

Seguiría con empleando su disfraz durante la Batalla de Naboo. Asaltando el Palacio Real en Theed, llamando la atención del Virrey Nute Gunray, quien ordenó a sus droides de combate que persiguieran a Sabé, creyendo que ella era la verdadera reina. Como resultado, Amidala y el Capitán Quarsh Panaka pudieron asegurar la sala del trono y capturar a Gunray. Finalmente, la batalla concluyó en victoria tanto para las Fuerzas de Seguridad Reales de Naboo como para el Gran Ejército Gungan.

Tras la muerte de Amidala al final de las Guerras Clon, Sabé y el Capitán Tonra cambiaron sus identidades y comenzaron una investigación para descubrir cómo había muerto.

Biografía

Vida temprana

Tsabin nació en Naboo alrededor del 46 ABY, en una familia de músicos que tocaban el hallisket.[2] Por tradición familiar, fue enviada a estudiar música en el Conservatorio de Theed, una escuela conocida por entrenar a músicos tradicionales, puesto que sus hermanos mayores habían estudiado allí, aunque a ella le desagradaba mucho. En el 32 ABY, el año en el que cumplía catorce y se esperaba que emprendiera un aprendizaje bajo tutela directa, Tsabin fue contactada por el Capitán Quarsh Panaka de las Fuerzas de Seguridad Reales de Naboo, quien le pidió que no aceptara un aprendizaje hasta después de las próximas elecciones, aunque no proporcionó detalles. Tsabin, buscando entre las candidatas a reina, descubrió que guardaba un gran parecido con una de las candidatas, Padmé Amidala, y sospechó lo que Panaka podría tener en mente. Después de que Amidala ganara las elecciones, Tsabin aceptó la oferta de Panaka de convertirse en su doble físico, siendo presentada a Amidala y convirtiéndose en la primera doncella de la Reina. Dos semanas después de la elección de Amidala, Panaka le presentó a cuatro chicas más, Rabene Tonsort, Eirtama Ballory, Suyan Higin y Sashah Adova, como potenciales doncellas, y la Reina convocó a todas ellas a sus aposentos en el Palacio Real de Theed para discutir ciertos asuntos. Allí, las chicas decidieron qué papel tendría cada una al servicio de Amidala y, a petición de Tonsort, cambiaron sus nombres para concordar con el de Amidala por privacidad, prestigio, y por que si Amidala iba de incógnito como una doncella pasaría más desapercibida. Siendo la última en escoger su nuevo nombre, Tsabin se convirtió en Sabé.[6]

Crisis de Naboo

«¡Virrey! Su ocupación ha terminado.»
―Sabé, como Reina Amidala[fuente]

Sabé fue una de las cinco doncellas que sirvieron a la Reina Padmé Amidala durante un bloqueo de la Federación de Comercio y la subsecuente Invasión de Naboo. Cuando las fuerzas de la Federación de Comercio tomaron el Palacio Real de Theed, Sabé intercambió su identidad con la de la reina, quien fingió ser una simple doncella, haciéndose llamar por su nombre menos conocido, Padmé. Sabé, fingiendo ser la reina, rechazó los esfuerzos del Virrey Nute Gunray para que firmara un tratado que convertiría en legal la invasión de la Federación de Comercio. Ella y el resto del séquito real fueron entonces escoltados por droides de combate B1 hasta una instalación de retención separada.[4]

Por el camino, fueron rescatados por el Maestro Jedi Qui-Gon Jinn y su Padawan Obi-Wan Kenobi. Dirigiéndose a un hangar cercano, Jinn insistió en que la reina fuera llevada a Coruscant para presentar su caso ante el Senado Galáctico. Tras consultarlo con su doncella Padmé, la verdadera reina, Sabé aceptó. En consecuencia abandonó Naboo a bordo de la Nave Real con los Jedi, llevando consigo a Padmé, el Capitán Quarsh Panaka, y a otras dos doncellas, Eirtaé y Rabé.[4]

Eventualmente consiguieron atravesar el bloqueo de la Federación de Comercio y abandonar el sistema Naboo. Sabé—como reina—agradeció su labor a R2-D2, el droide astromecánico que había garantizado la huida de la nave, y ordenó a Padmé que lo limpiara. Sin embargo, el hipermotor de la nave estaba dañado. Obligados a aterrizar en el planeta desértico Tatooine, Sabé permaneció en la nave estelar mientras Jinn y Padmé buscaban un nuevo generador de hiperimpulsor T-14.[4]

Cuando llegaron a la capital galáctica de Coruscant, Sabé fue presentada como la reina al Canciller Supremo Finis Valorum y al senador Sheev Palpatine, quien representaba a Naboo en el Senado Galáctico. Luego volvió con la reina y atendió a Amidala antes de ir a hablar ante el Senado Galáctico.[4]

ArmedAndFabulous-TPM

Sabé sirve como señuelo de la Reina Amidala durante la crisis de Naboo.

Sabé se hizo pasar de nuevo por Amidala cuando pidió la ayuda de las fuerzas gungan, e inició negociaciones con su líder, el Jefe Rugor Nass. Sin embargo, Padmé rápidamente reveló el engaño como una medida de seguridad, y los dos bandos finalmente aceptaron trabajar juntos para liberar a su planeta de la Federación de Comercio. A pesar de haber sido expuesta, Sabé permaneció disfrazada de Reina Amidala durante la misión para recuperar el palacio. Cuando Padmé fue capturada, Sabé jugó un papel vital para engañar al Virrey Gunray. Apareciendo de pronto desde una puerta de la sala del trono, Sabé proclamó el fin de la ocupación de Gunray y disparó a dos de sus droides de combate antes de abandonar el lugar con su grupo. Gunray ordenó a sus tropas perseguir a Sabé, creyendo que ella era la verdadera reina. Eso proporcionó a Padmé la oportunidad de recuperar su bláster y poner al neimoidiano bajo custodia, liberando el planeta.[4]

Sabé estuvo luego presente cuando la reina dio la bienvenida al recién nombrado Canciller Supremo Sheev Palpatine y al Consejo Jedi a Naboo, y también estuvo presente en el desfile de celebración de la libertad de Naboo y la reconciliación entre sus poblaciones humana y gungan.[4] Después de que Amidala abandonara el trono, Sabé fue la única doncella que permaneció a su servicio. Entre otras tareas, Amidala envió a Sabé junto al Capitán Tonra de vuelta a Tatooine en un intento de liberar esclavos. Aunque Amidala había solicitado específicamente a Sabé localizar a Shmi Skywalker, la doncella no pudo encontrarla. Luego llevó a los esclavos que pudo liberar a una nueva vida en el planeta Karlinus.[2]

Para el 22 ABY, la doncella Cordé había asumido la posición de señuelo de Amidala.[7]

La muerte de Padmé Amidala

«¡No tiene sentido! Ella no pudo simplemente morir. ¿Y un imperio? ¿Liderado por Sheev Palpatine? ¡Nada de esto tiene sentido!»
―Sabé[fuente]
Frontfuneral

Sabé asistió al funeral de su antigua soberana, Padmé Amidala, que tuvo lugar en Theed.

En el 19 ABY, las Guerras Clon llegaron a su fin después de que Sheev Palpatine transformara la República Galáctica en el Primer Imperio Galáctico. Como resultado de la caída de su marido, Anakin Skywalker, al lado oscuro, Padmé Amidala perdió la voluntad de vivir y murió tras dar a luz a sus dos hijos, Luke y Leia.[8] El funeral de Padmé Amidala tuvo lugar en Theed poco después, al cual asistieron Sabé y el resto de doncellas supervivientes. Todas las doncellas, incluida Sabé, a penas hablaron durante la procesión, puesto que su dolor era profundo y difícil de entender para los extraños.[2]

Tras el funeral de Amidala, Sabé fue a casa para estar sola con sus pensamientos. Sin embargo, fue eventualmente interrumpida por una llamada en la puerta. Aunque inicialmente pensó que podría ser uno de sus muchos enemigos, pronto se dio cuenta de que se trataba del Capitán Tonra de las Fuerzas de Seguridad Reales de Naboo, un buen amigo de Sabé. Tras dejar entrar a Tonra, Sabé finalmente liberó sus emociones, expresando ira y confusión por la muerte de Amidala y la formación del nuevo Imperio Galáctico. Después de su arrebato, Tonra preguntó a Sabé qué haría. Sabé pensó que si la pregunta de Tonra hubiera procedido de sus padres le habrían preguntado qué haría ahora sin Padmé, no obstante, considerando lo bien que Tonra conocía a Sabé, ella entendió que él le estaba preguntando qué haría en memoria de Amidala.[2]

Tras considerarlo, Sabé dijo a Tonra que investigaría qué le había pasado a Amidala, empezando en Coruscant. Ella creía que no podía simplemente relajarse en Naboo ahora que muchos de sus amigos habían muerto. Tonra, queriendo lo mismo que Sabé, le preguntó si podía acompañarla en su camino. Considerando su compatibilidad previa en el campo de batalla, Sabé aceptó la petición de Tonra pero le advirtió de que tendrían que cambiar sus identidades y asegurarse de que nadie conocía que procedían de Naboo. El par comenzó inmediatamente a organizar su viaje. Tonra informó a Sabé de que podía conseguir una nave o al menos un trayecto hacia el exterior del planeta y pidió que Sabé creara unas identidades falsas mientras él preparaba el equipaje. En respuesta, ella le dijo que cobraría todos los favores que le debían, puesto que necesitarían toda la ayuda posible para su investigación.[2]

Declaration

La muerte de Amidala pilló por sorpresa a Sabé, igual que el ascenso del Imperio Galáctico bajo el mando de Sheev Palpatine.

Sabé fue a su estación de trabajo y miró brevemente los archivos que había estado revisando. La mayoría de estos archivos pertenecían a los muchos años de trabajo que Amidala había dedicado a mejorar la galaxia, así como a las políticas que nunca tuvo la oportunidad de aprobar. Mientras los miraba, sus emociones comenzaron a aumentar, y buscó saber más que nunca por qué Amidala había muerto. Sus pensamientos pronto fueron interrumpidos por el sonido de su comunicador, aunque Sabé decidió no responder. Tonra contestó e insistió en que Sabé hablara con la persona que llamaba. Sabé cedió y aceptó la llamada, que estaba siendo enviada por el Senador Bail Organa de Alderaan. Sabé preguntó a Organa qué quería.[2]

Poco después del funeral de Padmé, Sabé irrumpió en el apartamento de Padmé en Coruscant junto a Tonra, el antiguo responsable de la seguridad de Padmé, Gregar Typho, y otros aliados, y robaron las grabaciones de seguridad del lugar. Juntos, crearon los Amidalanos, un grupo cuyo objetivo era descubrir al responsable de la muerte de Amidala y asesinarlo.[5] Creyendo que habría una pista en las grabaciones, Sabé intentó descifrar las imágenes. Sin embargo, antes de poder hacerlo el Imperio Galáctico mostró su verdadera naturaleza, y Sabé partió a luchar en la rebelión. Escondió las grabaciones en Naboo donde estarían a salvo hasta que Sabé pudiera continuar con la investigación.[9] Eventualmente, Sabé y sus compañeros llegaron a la conclusión de que tanto Padmé Amidala como el Caballero Jedi Anakin Skywalker habían muerto en el planeta Mustafar por culpa del Lord Sith Darth Vader, de quien habían oído que Mustafar eran sus dominios. Por eso, decidieron que algún día asesinarían al Lord Sith.[5]

Encuentro con el Señor Oscuro

Reunión en Vendaxa

«Soy Padmé AmidalaReinaSenadoraHija de Naboo…regresada de entre los muertos para perseguirte hasta tu tumba.»
―Sabé a Darth Vader[fuente]
Darth Vader meets Sabé

Darth Vader encuentra a Sabé, quien aún guarda un impactante parecido con Padmé Amidala.

Durante la Guerra Civil Galáctica, algún tiempo después del Duelo en la Ciudad Nube en el 3 DBY, Sabé y su equipo se encontraban en una base en Vendaxa cuando la instalación fue atacada por calamares terrestres vendaxanos. Su equipo fue rápidamente masacrado por las criaturas. El último de los soldados de Sabé, un gungan, solicitó que abandonara la base. Sabé se negó, puesto que no quería irse sin su gente, y como tal tuvo que ver como el soldado gungan también era asesinado por los calamares terrestres. Cuando parecía que Sabé también iba a ser superada, una oscura figura entró en la instalación con un sable de luz en mano. El hombre vestido de negro usó su sable de luz para eliminar a los calamares terrestres, despejando la vecindad inmediata de las criaturas. Al ver a Sabé, el hombre pronunció el nombre «Padmé» incrédulo.[10]

Sabé, quien tenía su bláster apuntando al hombre, exigió saber cómo le había llamado y quién era. Un droide forense que acompañaba al hombre destacó el parecido entre Sabé y la difunta Padmé Amidala, y presentó al hombre como Darth Vader, un agente del Emperador. En respuesta a la revelación de que la figura oscura era un sirviente del Imperio Galáctico, Sabé disparó inmediatamente a Vader. Sin embargo, el Lord Sith desvió el fuego láser con la Fuerza y desarmó telequinéticamente a Sabé, dejándola indefensa ante él. Vader exigió conocer la identidad de Sabé, quien informó a Vader de que de hecho se trataba de Amidala que lo perseguía desde la tumba. Enfadado por la respuesta de Sabé, Vader usó la Fuerza para elevar y estrangular a la rebelde. Sin embargo, al poco tiempo, Vader, quien en secreto era el antiguo Jedi Anakin Skywalker, la liberó tras experimentar memorias de su difunta mujer Amidala.[9]

Sabé cogió su bláster y huyó a las profundidades de la instalación, donde aún había calamares terrestres. Cuando Vader la siguió, los calamares le atacaron, aunque consiguió derrotarlos con relativa facilidad. Esperando que los calamares terrestres pudieran derrotar a Vader en suficiente número, Sabé abrió una puerta en al instalación que lo llevó hasta el nido principal de las criaturas. Vader pronto la alcanzó y usó la Fuerza para evitar que escapara. Vader exigió de nuevo conocer la verdadera identidad de Sabé, asegurándole que no debía tener miedo de él. De nuevo, Sabé evitó la pregunta, contestando a Vader que ella estaba enfadada, no asustada. Por suerte para ella, Vader llegó a la conclusión de que Sabé debía ser una de las antiguas doncellas de Amidala.[9]

Uniéndose a Vader

«Eran buenos soldados…que caminaron a mi lado en el funeral de Padmé. Y serán llorados. No como , Lord Vader. Y no como yo. Ahora ven…para que puedas servir a tu Emperador…y yo pueda tener mi venganza.»
―Sabé a Darth Vader[fuente]

Con esta nueva información, el droide forense que acompañaba a Darth Vader consiguió identificarla como Sabé. Vader preguntó a Sabé por qué había irrumpido en el apartamento de Padmé en Coruscant muchos años atrás y qué había averiguado en su investigación. Sabé preguntó a Vader a qué clase de juego estaba jugando, puesto que tenía la impresión de que el Emperador Sheev Palpatine había asesinado a Padmé Amidala. El droide tomó nota de que Sabé no estaba completamente segura de si su acusación contra el Emperador era verdad o no, y se presentó a sí mismo como ZED-6-7. Cuando el droide comenzó a divagar, Vader le ordenó permanecer en silencio y reveló a Sabé que alguien se había llevado a Padmé poco antes de su muerte y que las personas responsables eran consideradas enemigas del Imperio Galáctico.[9]

Vendaxan squid attack

Sabé y Vader luchan juntos en Vendaxa.

Darth Vader pidió a Sabé que se uniera a él en su investigación de la muerte de Padmé, puesto que sabía que ella también quería vengarse de los responsables de la muerte prematura de la senadora. Sabé, viendo a un calamar terrestre vendaxano acercarse a Vader desde una puerta, disparó al calamar y aceptó ayudar al Lord Sith. Entonces, Sabé y Vader lucharon juntos contra un grupo de calamares terrestres que llegaron al nido principal. Cuando todos los calamares hubieron muerto, Vader alabó a Sabé por sus habilidades de lucha y le urgió a seguirle.[9]

Mientras salían de la instalación, Lord Vader informó a los soldados de la muerte que esperaban en el exterior de que abandonarían el planeta inmediatamente. Sin embargo, Sabé se negó puesto que quería enterrar los cuerpos de sus hombres caídos antes de partir. Vader lo permitió, y encargó a ZED-6-7 ayudar a Sabé a petición de ella. Cuando el entierro fue completado, Sabé remarcó solemnemente que todos ellos habían sido buenos soldados que habían caminado a su lado en el funeral de Padmé. Entonces dijo a Vader y al resto de Imperiales que era el momento de marcharse y subió a bordo de la lanzadera T-4a clase Lambda de Vader. En la lanzadera, Sabé informó a Darth Vader de que ella y sus aliados habían irrumpido en el apartamento de Padmé tras su funeral y habían robado las grabaciones de seguridad del lugar, aunque nunca había podido descifrarlas, por lo que las había escondido en Naboo.[9]

Apariciones

Apariciones no canónicas

Fuentes

Notas y referencias

Enlaces externos

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+