Star Wars Wiki
Advertisement
Star Wars Wiki
Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.
Este artículo es sobre la segunda guerra de este tipo. Quizá estés buscando la primera Guerra Civil Galáctica, entre el Imperio Galáctico y la Alianza Rebelde.

«Es una estupidez decir que la Alianza Galáctica es como el Imperio y Corellia como la Alianza Rebelde. Porque eso podría llegar a suponer una rebelión estúpida e innecesaria.»
Luke Skywalker, 40 DBY[fuente]

La Segunda Guerra Civil Galáctica, también conocida como la Guerra Corellia-AG, la Guerra Alianza-Confederación, la Guerra Confederación-Alianza Galáctica, la Guerra Alianza Galáctica-Corelliana, la Nueva Guerra de la Alianza Galáctica, la Nueva Guerra Civil Galáctica, la Segunda Insurrección Corelliana, o simplemente la Segunda Guerra Civil, que duró del 40 DBY al 41 DBY, fue un conflicto originalmente entre los Cinco Mundos, que luego creció hasta convertirse en una alianza interestelar conocida como la Confederación, y la Federación Galáctica de Alianzas Libres. El conflicto comenzó cuando el sistema Corelliano se separó de la Alianza debido a las limitaciones de la defensa local y el aumento de los impuestos para pagar la reconstrucción después de la Guerra Yuuzhan Vong, y ganó aliados como Bothawui, Bespin y Fondor, formando la Confederación. A medida que el conflicto se intensificó rápidamente, la Nueva Orden Jedi luchó contra los rebeldes junto con la Alianza. Muchos de los que alguna vez habían sido aliados durante la Primera Guerra Civil Galáctica y la Guerra Yuuzhan Vong se encontraron en bandos opuestos durante el conflicto.

Eventualmente, muchos eventos en la guerra se volvieron incontrolables, con una victoria decisiva de la flota que resultó imposible. En medio de meses de inconexas escaramuzas navales, la Guardia de la Alianza Galáctica se formó en nombre de la seguridad del estado, y bajo el mando de Jacen Solo cometió actos como el internamiento y asesinato de disidentes que se consideraban cada vez más dictatoriales. En un golpe, la almirante Cha Niathal y el coronel Jacen Solo derrocaron al Jefe de Estado Cal Omas y tomaron su lugar en Coruscant. Corrompido y aprendiz de la Dama Sith Lumiya, Jacen se convirtió en secreto en Darth Caedus, el nuevo Señor Oscuro de los Sith después de matar a Mara Jade Skywalker. Un intento de la Confederación de entrar en los Mundos del Núcleo se detuvo en las Batallas de Kuat y Balmorra, pero el creciente autoritarismo del gobierno de la AG llevó a la Nueva Orden Jedi a retirarse de la Alianza, y como consecuencia de las acciones de Caedus en la Batalla de Kashyyyk, formaron la Coalición Jedi. Después de esta batalla, la guerra se convirtió en un conflicto de tres bandos.

La guerra continuó con la Alianza Galáctica ahora enfrentándose a dos facciones rebeldes. Los Jedi destruyeron la Estación Centralia para evitar que cayera en manos de la Alianza, pero no lograron capturar a Caedus. Este último se alió con el Remanente Imperial y se produjo una gran batalla en Fondor, el astillero más grande de la Confederación. Durante la Segunda Batalla de Fondor, el Gran Almirante Gilad Pellaeon fue ejecutado después de negarse a obedecer las órdenes de Caedus, y Niathal y sus aliados se unieron a la Coalición Jedi como la Alianza en exilio después de negarse a bombardear centros de población civil. Al mismo tiempo, la Caballero Jedi Jaina Solo se entrenó con Boba Fett, líder de los mandalorianos, para acabar con su hermano, que en ese momento estaba completamente consumido por el lado oscuro. Mientras Caedus, Niathal y las fuerzas de la Confederación continuaban luchando, Luke Skywalker planeó crear una trampa que permitiría a Jaina matar a su hermano. En un duelo culminante, Jaina derrotó a Darth Caedus y a su Nueva Orden Sith. Con la facción de Niathal de la Alianza Galáctica, los Jedi recuperaron el control de Coruscant y derrotaron a la Alianza de Caedus y la facción Imperial, colocando a Jagged Fel como el líder del Remanente Imperial. Las tensas relaciones entre la Alianza y los Jedi resultantes de la guerra continuaron después, y la Confederación se negó a reunirse formalmente con la Alianza Galáctica. Para empeorar las cosas, las acciones de Darth Caedus habían despertado accidentalmente a Abeloth, la Madre del Caos.

La Segunda Guerra Civil Galáctica fue solo la primera de varias guerras galácticas que perturbaron la paz en el cosmos durante cien años (40 DBY-140 DBY). Las siguientes guerras fueron la Guerra de la Tribu Perdida, la Segunda Guerra Fría de la galaxia, la Guerra Sith-Imperial, la Segunda Guerra Civil Imperial y la Insurgencia de Darth Wredd.

Preludio

Después de los vong

«Hay momentos en que el fin justifica los medios. Pero cuando construyes un argumento basado en toda una serie de momentos así, puedes encontrar que has construido toda una filosofía del mal.»
―Luke Skywalker[fuente]

Tras la conclusión de la Guerra Yuuzhan Vong, gran parte de la galaxia había sido devastada por los yuuzhan vong. Sin embargo, Corellia había salido relativamente ilesa, lo que la colocaba en posición de aumentar su ya impresionante poder económico y ofrecer préstamos para la reconstrucción a planetas menos afortunados. Casi una década después de la derrota de los yuuzhan vong, las economías de la mayoría de los sectores y sistemas se estaban recuperando: los mundos más ricos estaban ayudando a los más pobres y las poblaciones que habían escapado del daño se comprometieron a ayudar a los que no lo habían hecho.[12][13]

Corellia fue recompensada por la Alianza Galáctica con la remoción de la oficina del Gobernador-General. Los Cinco Hermanos se unieron a través de un sistema de gobierno, con cada planeta eligiendo su propio Jefe de Estado y el sistema dirigido por la Primera Ministra Aidel Saxan. A medida que prosperaban los Cinco Mundos, posteriormente perdonaron a los criminales en tiempos de guerra como Thrackan Sal-Solo, quien posteriormente fue elegido Ministro de Guerra del sistema y Jefe de Estado de Corellia.[4]

Sin embargo, en esta paz relativa vino el regreso de las tensiones históricas entre el gobierno central y los mundos periféricos: la destrucción de la economía galáctica durante la guerra condujo a la pobreza y el malestar, mientras que los esfuerzos de reconstrucción de la Alianza Galáctica se vieron obstaculizados por la ineficiencia y la corrupción. Las ganancias económicas en algunos sistemas se reflejaron en pérdidas en otros, lo que generó resentimiento y acusaciones de favoritismo. Corellia comenzó a irritarse bajo la Alianza Galáctica como lo había hecho anteriormente bajo la Nueva República y la República Galáctica: el dinero corelliano y las naves de la Fuerza de Defensa Corelliana estaban siendo utilizadas por la Alianza Galáctica para la reconstrucción en toda la galaxia, aparentemente con poco a cambio para Corellia excepto por restricciones sobre su flota y su capacidad para llegar a acuerdos comerciales con otros sistemas.[12][13]

La Guerra del Enjambre

En el 35 DBY, la Alianza Galáctica se vio envuelta en la Guerra del Enjambre entre los killiks y los chiss. El conflicto reveló que la Fuerza de Defensa de la Alianza Galáctica estaba mal preparada para una guerra importante, y el Senado de la Alianza Galáctica aprobó medidas que requerían más impuestos de reconstrucción y recursos militares de los estados miembros de la AG. Algunos sistemas y sectores se opusieron a la idea de entregar más dinero y naves de guerra al control centralizado, y esto se vio agravado por los Límites de Defensa Sectoriales del 37 DBY. Las diversas Fuerzas de Seguridad Planetaria de la galaxia estaban siendo expandidas dramáticamente por gobiernos que temían la piratería, las amenazas de las Regiones Desconocidas u otros conflictos en la galaxia desestabilizada. Los Límites de Defensa Sectoriales pusieron límites a las fuerzas militares y sus capacidades, pero la aplicación resultó difícil y poco se pudo hacer para evitar que determinados sectores se rearmaran.[12][13]

La Guerra del Enjambre coincidió con el regreso de Jacen Solo a la Nueva Orden Jedi. Solo había dejado a los Jedi después de haber sido expuesto a la filosofía de la mística Jedi Vergere durante la Guerra Yuuzhan Vong, quien sostenía que el lado oscuro de la Fuerza no era inherentemente corruptor o maligno, como creían los Jedi. Mientras realizaba una odisea de cinco años aprendiendo de diferentes tradiciones de la Fuerza en toda la galaxia, Solo experimentó una terrible visión de una figura oscura y amurallada gobernando la galaxia. Decidido a alterar este futuro, llegó a creer que cualquier nivel de sacrificio estaba justificado en nombre del bien mayor.[14] Durante la Guerra del Enjambre, incluso abogó por el exterminio de los killiks en nombre de preservar la paz galáctica.[1] Esta filosofía vendría a informar muchas de sus decisiones durante la Segunda Guerra Civil Galáctica.[4]

Rearmamento corelliano

«Dependiendo de la interpretación que usted crea, la Segunda Guerra Civil Galáctica se libró porque la Fuerza de Defensa de la Alianza Galáctica quería tomar el control de todos los activos militares en la galaxia, o porque el gobierno corelliano estaba tratando de reactivar la superama Centralia.»
Thull Kabanard, Retratos en la Historia Galáctica Tardía, 81 DBY[fuente]

El principal motor a medida que aumentaban las tensiones contra el gobierno de la Alianza Galáctica fue Corellia, que tenía una larga historia de oposición a la autoridad central. Corellia comenzó a retrasar sus contribuciones militares y pagos de impuestos a la Alianza, mientras que al mismo tiempo hacía uso de la infraestructura de la Alianza y los beneficios comerciales. También se opuso sistemáticamente a un mayor control central sobre los sistemas y sectores. Lentamente, otros planetas industrializados como Commenor, Fondor y Bespin comenzaron a mostrar vetas igualmente rebeldes. Si bien Corellia no hizo ningún desafío público abierto en este momento, en secreto comenzó a construir una flota comparable a una fuerza de asalto planetario, con naves equipadas con capacidades de ataque rápido y armas de largo alcance, suministradas por planetas como Adumar.[4][12][13]

En el 40 DBY, los contadores de la Alianza habían localizado registros de la flota secreta de Corellia, mientras que el Caballero Jedi Jacen Solo y su aprendiz Ben Skywalker habían descubierto un fabricante de armas adumari que producía misiles de concusión y torpedos de protones en violación de la Orden OAG-B11333B. Corellia afirmó que la galaxia era demasiado peligrosa para justificar los Límites de Defensa Sectoriales y que la Alianza Galáctica se estaba aprovechando de su riqueza. Mientras tanto, los científicos corellianos trabajaron para poner la Estación Centralia en línea, con la esperanza de usar una vez más el poder del artefacto Celestial inductor de supernovas como palanca en cualquier negociación con la AG. A medida que aumentaban las tensiones, la suave rebelión de Corellia llevó al encarcelamiento de corellianos clave como el héroe de la Guerra Civil Galáctica Wedge Antilles, a quien el Servicio de Inteligencia de la Alianza Galáctica percibió como amenazas potenciales.[4]

La guerra

El curso de la guerra.

Tensiones

Operación Rodeo

«No pudimos golpearles la cabeza—la llegada de la flota corelliana lo impidió—pero les quitamos su bláster gigante.»
Cal Omas[fuente]

A medida que se intensificaba la crisis y el dilema de seguridad entre Corellia y la AG, la Alianza Galáctica decidió persuadir a la rebelde Corellia y sus seguidores con una demostración de fuerza militar. El almirante Matric Klauskin fue colocado a la cabeza de los elementos de la Segunda Flota, incluidos varios equipos Jedi que llevarían a cabo un plan, con nombre en código Operación Rodeo, para neutralizar al gobierno y al ejército corelliano, incluida la Estación Centralia. Mientras tanto, Wedge Antilles había logrado escapar del complejo de Inteligencia de la Alianza Galáctica donde había estado confinado y se instaló como enlace entre Sal-Solo y Saxan.[4]

Cuando el Dodonna, la nave insignia de Klauskin, llegó al espacio sobre Corellia, se pusieron en acción cinco operaciones Jedi: Slashrat, Purella, Tauntaun, Rata womp y Mynock. Mientras los equipos Jedi se dirigían a la superficie, Klauskin, que estaba obsesionado por la voz fantasmal de su esposa muerta, se enfrentó a una flota de guerra corelliana bien preparada, que incluía fragatas Nebulón-B y Defensores Estelares clase Estridente. Una colisión provocó un agudo combate de cazas estelares.[4]

Mientras tanto, las operaciones Jedi en la superficie de Corellia encontraron una gran resistencia. El equipo Purella, liderado por Jaina Solo e incluyendo a Zekk, Kolir Hu'lya y Thann Mithric, tendieron una emboscada a la caravana de la Primer Ministro Saxan, pero se enfrentaron a la explosión de droides YVH. La Fuerza de Ataque Tauntaun, que incluía a Tahiri Veila, Doran Tainer y Tiu Zax, lograron penetrar en la mansión de Thrackan Sal-Solo, pero también fueron atacados. Zax logró quedarse atrás en Corellia y permanecer oculto, actuando luego como una fuente invaluable de inteligencia. Ambos equipos fueron rescatados por el Escuadrón Punto de Carga de Luke Skywalker, incluido en la Fuerza de Ataque Rata womp. El equipo Slashrat, una operación de dos personas que vigilaba el espaciopuerto de Behareh, no fue necesaria debido a la llegada de la flota de asalto y la falta de lanzamientos. Pero cuando las fuerzas de cazas estelares de Klauskin, que incluían a Syal Antilles disfrazada, se vieron obligadas a enfrentarse, Ben Skywalker y Jacen Solo, o el equipo Mynock, se infiltraron en la Estación Centralia e intentaron desactivarla. Después de días de entrenamiento con el científico de Centralia Toval Seyah, Ben Skywalker logró convencer a un droide que creía que era Anakin Solo para apagar la capacidad destructiva de la estación, mientras Jacen distraía a Thrackan Sal-Solo.[4]

Thrackan Sal-Solo, quien llevó a su sistema a la guerra civil

El almirante Klauskin luchó contra la flota corelliana hasta que dio en lo que pensó que era un golpe de genialidad: Klauskin ordenó a todas las fuerzas de la Alianza que se prepararan para retirarse. Mientras Syal Antilles, sin saberlo, se enfrentó a su padre, sus tácticas permitieron que el Escuadrón Vibroespada desactivara una fragata Nebulón-B antes de regresar a la flota de Klauskin. Las fuerzas de la Alianza, incluido el crucero mon calamari, Buzo Azul, saltaron a Tralus, el quinto mundo habitado del sistema, y dos horas después, Rellidir, la capital de Tralus, estaba de forma segura bajo el control de la Alianza. La Alianza había salvado las apariencias, desactivado la Estación Centralia y afianzándose en el sistema Corelliano.[4]

Ataque a la Estación Toryaz

A medida que la relación entre la Alianza Galáctica y Corellia se vio sometida a una tensión cada vez mayor, los líderes de ambas partes decidieron entablar conversaciones de paz. La Alianza Galáctica decidió reabrir las negociaciones en un entorno neutral en el sistema Kuat. Sin embargo, tras un ataque a los delegados que se cobró la vida de la Primer Ministro Saxan, las conversaciones fracasaron. La Dama Oscura de los Sith Lumiya, con la esperanza de provocar un conflicto Corelliano-AG, fue el conspirador detrás de estos ataques.[4]

Batalla de Tralus

« Esto no es como la Guerra Yuuzhan Vong, luchada con un salvajismo sin sentido. Ambos lados… somos nosotros.»
Leia Organa Solo[fuente]

La Batalla de Tralus fue el enfrentamiento inicial de la Segunda Guerra Civil Galáctica. Wedge Antilles, después de escuchar un plan devastador para retomar Tralus elaborado por Thrackan Sal-Solo, le presentó otro plan: la Operación Noble Salvaje. La Alianza Galáctica había establecido una base en un museo de artes de Tralus. Debajo de esta base había un escudo que protegía el edificio. En el borde de la esfera del escudo, había un edificio a medio construir que tenía suficiente área abierta para que un caza volara a través de él. Este edificio también proporcionó un espacio en los escudos de la Alianza. El plan de Wedge era que dos de los nuevos bombarderos YT-5100 Grito volaran a través del edificio y lo destruyeran, eliminando por completo la cabeza de playa de la AG en Tralus. El plan fue aprobado, por lo que Han Solo fue elegido en secreto para pilotar uno de los bombarderos y Wedge el otro.

Al día siguiente, con la flota de la Alianza junto con la nave insignia Dodonna en órbita sobre Tralus, los corellianos enviaron escuadrones de cazas a Tralus para distraer a las naves de la Alianza Galáctica. Durante el caos, Wedge y Han Solo se lanzaron a la superficie en los bombarderos Grito y volaron con mucha dificultad a través de la estructura, llegando finalmente al interior del escudo. Juntos, destruyeron el museo y el generador de escudos, y los cazas corellianos restantes cubrieron su escape. Después de esto, la flota de la Alianza Galáctica también se retiró del sistema.[4]

Giro hacia el lado oscuro

Después del asesinato de Aidel Saxan, Jacen y Ben intentaron rastrear a sus asesinos. Fueron a Lorrd y se reunieron con la antigua aprendiz de Jacen, Nelani Dinn. Fue en Lorrd donde fueron contactados por personas que decían estar bajo la influencia de un Fantasma de la Fuerza. Se reveló que este fantasma era Brisha Syo, la Dama Oscura Lumiya.[4]

Lumiya llevó a los tres Jedi a su casa de asteroides y les dijo que era la guarida de un Lord Sith llamado Darth Vectivus. Los cuatro bajaron a las cavernas para enfrentarse a Vectivus, donde Lumiya los separó. Ben y Nelani lucharon contra los fantasmas de la Fuerza mientras Jacen y Lumiya se enfrentaban a Vectivus.[4]

Lumiya le dijo a Jacen que Vergere la había entrenado para terminar el entrenamiento de Jacen después de su muerte. Arrastro a Jacen hacia el lado oscuro, pero Nelani atacó primero. Lumiya y Nelani se batieron en un breve duelo, pero Jacen intervino y mató a Nelani. Jacen, ahora al servicio de los Sith, encubrió la existencia de Lumiya borrando la memoria de Ben.[4]

La recién formada Guardia de la Alianza Galáctica

La crisis se intensifica

La Guardia de la Alianza Galáctica

«El Imperio ha vuelto! El Imperio ha vuelto!»
―Protestas en Coruscant[fuente]

En las semanas posteriores a la Batalla de Tralus, Jacen Solo presionó con éxito a Cal Omas y al Senado para que crearan una nueva organización destinada a contrarrestar la creciente amenaza de terroristas que simpatizaban con Corellia. Esto se produjo después del bombardeo del Hotel Elite en Ciudad Galáctica, que se descubrió que estaba relacionado con terroristas corellianos. El bombardeo dejó cientos de muertos y muchos heridos.[6]

Después de que Mara Jade Skywalker rechazara el trabajo, Omas le preguntó a Jacen si estaría dispuesto a liderar la nueva organización paramilitar en Coruscant. Jacen estuvo de acuerdo y alcanzó el rango de coronel. Con la incorporación de operadores de la Fuerza de Seguridad de Coruscant, ex agentes del Servicio de Inteligencia de la Nueva República y miembros de las fuerzas especiales, la Guardia de la Alianza Galáctica, o GAG, utilizó métodos públicos y extremadamente efectivos para tomar medidas enérgicas contra los corellianos insurgentes. La medida llevó al Comandante Supremo Pellaeon a renunciar como líder de la Fuerza de Defensa de la Alianza Galáctica, siendo reemplazado por la ambiciosa y severa Cha Niathal.[6]

Para consternación de Luke Skywalker y el Consejo Jedi, las imágenes de alto perfil de Jacen y Ben Skywalker liderando la Guardia de la Alianza Galáctica en sus incursiones comenzaron a marcar el comienzo de las disputas de que la Alianza Galáctica se estaba transformando en el Imperio una vez más y que otro miembro más del linaje Skywalker estaba al mando.[6]

Bajo la tutela del capitán Lon Shevu, Ben Skywalker encontró a la Guardia como un lugar de refugio. Su entusiasmo por aprender y hacer una diferencia en situaciones "adultas" añadió aún más tensión entre el joven Jedi y sus padres,[6] y cuando Jacen convenció a Omas para que procediera con el internamiento de los corellianos en Coruscant, el destacamento del Comando 967 de la Guardia de la Alianza Galáctica se hizo conocido como "tormentas" entre sus miembros y la población. Este movimiento agregó más leña al fuego, rechazando los disturbios y provocando movimientos de secesión en docenas de mundos. Lo peor de todo, Han Solo, enfurecido porque su hijo estaba liderando el esfuerzo de internar a miles y posiblemente millones de corellianos, se dio cuenta de que ya no reconocía al niño que había criado.[6]

El Bloqueo de Corellia

La Guardia de la Alianza Galáctica se había convertido en el "puño" de Jacen Solo, reflejando a su abuelo, Darth Vader y la Legión 501 (también conocida como "Puño de Vader"). Con el GAG a su completa disposición, Jacen lideró el Bloqueo de Corellia, dando el primer golpe abierto contra los Cinco Mundos en un nuevo esfuerzo por obligarlos a rendirse.[6]

Siguieron meses de escaramuzas inconexas mientras la Flota Hogar Corelliana intentaba salir de la Zona de Exclusión Corelliana. Muchos gobiernos de sistemas estaban indignados por el bloqueo, y cuando la agenda de las Fuerzas de Defensa de la Alianza Galáctica de centralizar todos los recursos militares se hizo clara, planetas como Bothawui, Atzerri y Commenor se vieron envueltos en la guerra del lado de Corellia.[13][12]

El asesinato de Thrackan Sal-Solo

Boba Fett, contratado para asesinar a Sal-Solo.

Simultáneamente a los eventos en Coruscant, Han y Leia Solo fueron contactados por Dur Gejjen, un miembro de la Alianza Democrática de Corellia, quien secretamente quería que Thrackan Sal-Solo fuera removido de su cargo permanentemente. Gejjen mencionó la idea de matar a Sal-Solo, algo que los Solos necesitaban tiempo para considerar.[6]

Sin estar completamente seguro de que los Solos cumplirían su tarea, Gejjen también contrató a Boba Fett para matar a Sal-Solo. Fett ya estaba considerando aceptar un trabajo de Thrackan para proteger la Estación Centralia del bloqueo de la Alianza Galáctica. Sin embargo, Boba aceptó el contrato de Gejjen.[6]

Antes de llegar a la oficina de Sal-Solo, Boba (junto con su nieta Mirta Gev) se enfrentó a Han Solo. Solo, quien ya tenía una recompensa por su cabeza (junto con su familia) por Sal-Solo, estaba siendo atacado por la hija separada de Fett, Ailyn Vel. Fett vio esto como una oportunidad para reunirse con la hija que no había visto desde que era un bebé. Han le informó a Fett que Jacen ya había capturado a Ailyn (que se escondía con los insurgentes corellianos en Coruscant). Solo y Fett hicieron un trato. Si a Han se le permitía matar a su primo, convencería a Jacen de que liberara a Ailyn (más tarde se reveló que Jacen mató a Ailyn durante el interrogatorio).[6]

Boba, Mirta y Han (disfrazados con una armadura mandaloriano) llegaron a la oficina de Sal-Solo. Boba discutió brevemente su trato con Sal-Solo antes de que Han revelara su identidad e intentara matar al presidente corelliano. Sal-Solo reveló que atrajo a Ailyn a Coruscant intencionalmente. Quería que la atraparan y ocultara la amenaza de los otros cazarrecompensas que Sal-Solo contrató para matar a la familia Solo. En un ataque de rabia, Mirta le disparó a Sal-Solo en la frente. Fett luego le disparó en el pecho para asegurarse de que estaba muerto. Han, que necesitaba algún tipo de venganza, puso lentamente un último rayo láser en el cuerpo sin vida de su primo.[6]

Tras el asesinato de Sal-Solo (que se atribuyó a la Alianza Galáctica), Gejjen asumió el control del gobierno corelliano. Bajo el liderazgo de Gejjen, el gobierno corelliano continuó rechazando conversaciones con la Alianza. El Jefe de Estado Omas declaró oficialmente el estado de guerra entre la Alianza Galáctica y Corellia.[6]

Tenel Ka durante la Segunda Guerra Civil Galáctica.

El regreso de Alema Rar

A medida que la crisis se intensificaba, Jacen se vio obligado cada vez más a confiar en el Cerebro Planetario de Coruscant para ayudarlo a localizar a los terroristas. Este era un dhuryam yuuzhan vong que quedó de la ocupación del planeta por parte de los invasores durante la Guerra Yuuzhan Vong, que creció para coordinar la terraformación. Sin embargo, temiendo el asesinato por parte de los bothans del Partido de la Verdadera Victoria con la intención de continuar el genocidio ar'krai contra los yuuzhan vong, el Cerebro huyó del Pozo Planetario y Jacen tuvo que perseguirlo hasta las profundidades de Coruscant. No se dio cuenta de que también lo estaba siguiendo, la ex Heraldo de la Noche killik Alema Rar. Ella deseaba matar a Jacen en venganza por la percepción de que la familia Solo la había abandonado en la Batalla de Tenupe durante la Guerra del Enjambre.[7]

Jacen finalmente encontró el Cerebro Planetario e intentó traerlo de vuelta al redil. Sin embargo, Alema intentó matar a Jacen con un dardo envenenado, pero Lumiya alertó a Jacen y el dardo golpeó y mató al Cerebro Planetario.[7] Jacen, enojado por la muerte del Cerebro Planetario y convencido de que los bothans eran los responsables, ordenó la muerte de muchos bothans en Coruscant, lo que llevó a Bothawui a unirse a Corellia. Mientras tanto, Alema continuó siguiéndolo a él y a Lumiya.[7] Alema finalmente se reveló a Lumiya cuando la Jedi Tresina Lobi estaba a punto de revelarla a los Jedi. Juntas, Alema y Lumiya mataron a Lobi y Alema se comprometió al servicio de Lumiya.[7]

Cuando la noticia de la muerte de Lobi llegó al Consejo Jedi, Luke creyó que era obra de Lumiya. Junto con Mara, siguió el rastro desde el cuerpo de Lobi hasta Lumiya en el Depósito Roqoo. Allí lucharon contra Lumiya y Alema por separado. Mara derrotó a Alema y descubrió que llevaba un chaleco bomba. Desarmándolo, fue tras Luke, a quien encontró disparándole a Lumiya. Mara le contó a Luke sobre las bombas y abandonó el edificio antes de que explotara, dejando a Lumiya y Alema supuestamente muertas.[7]

Intento de golpe en Hapes

Durante la guerra, el liderazgo corelliano planeó atraer al Consorcio de Hapes a la guerra de su lado asesinando a la Reina Madre Tenel Ka Djo y a su hija Allana, y reemplazándolas con una facción pro-corelliana. Los corellianos se aliaron con nobles hapanos descontentos, que operaban bajo el nombre de Consejo de la Herencia, y enviaron una fuerza secreta de nuevos acorazados corellianos para ayudar a las fuerzas de estos rebeldes hapanos. Al final, ambas partes del plan fracasaron, ya que los rebeldes hapanos y sus aliados corellianos fueron derrotados en la Batalla de Hapes y la Reina Madre y su hija sobrevivieron a los intentos de asesinato. Aparentemente, la mayoría de los hapanos aliados con los Cinco Mundos fueron capturados o asesinados.[7] Sin embargo, el fallido intento de golpe solo expandió aún más las tensiones.[13][12]

Guerra total

Rompiendo el bloqueo

Leia y Han Solo huyen después de que su hijo ordenó su arresto.

En la segunda mitad del 40 DBY, el bloqueo de Corellia por parte de la Alianza Galáctica todavía estaba en marcha. Sin embargo, Bothawui, furioso por el asesinato de varios miembros prominentes del Partido de la Verdadera Victoria en Coruscant y sospechando que la AG estaba casi con certeza detrás, había comenzado a reunir una flota de batalla. La Alianza sabía de esto y había tomado precauciones para asegurarse de que la flota no pudiera abandonar el Espacio Bothan sin que la AG lo supiera. Sin embargo, el sabotaje de los observadores de la Alianza por el almirante Matric Klauskin bajo la influencia de Lumiya permitió a los bothans saltar al sistema Corelliano, donde ayudaron a Corellia a romper el bloqueo. La Alianza se vio obligada a retirarse, intentando dañar la Estación Centralia sin posibilidad de reparación antes de irse.[8]

Misión a Ziost

A medida que la guerra se intensificaba, Ben, que había sido separado de Jacen cuando Luke temía que Jacen se llevara a Ben con él al lado oscuro, recibió un mensaje a través de Seha Dorvald, un aprendiz que trabajaba con Jacen. Se le dijo que rastreara el Amuleto de Kalara en la luna almaniana de Drewwa. Hizo esto, pero descubrió que ya había sido robado por un hombre llamado Faskus y llevado a Ziost.[8]

Ben descubrió un Faskus moribundo en el planeta luego de un ataque de agentes liderados por el bothan Byalfin Dyur que fueron enviados por la Dama Oscura Lumiya, quien estaba probando si Ben estaba listo para convertirse en el aprendiz de Jacen. Ben, junto con una unidad R2 llamada Agitador, rescató a la hija de Faskus, Kiara, y la llevó con él donde descubrieron una Esfera de Meditación Sith y la usaron para escapar del planeta, destruyendo la nave de Dyur en el proceso.[8]

Ben devolvió a Kiara y a Agitador a Drewwa y le devolvió la nave a Jacen y le dio tanto la nave como el amuleto.[15] Sin embargo, sus ordalías habían sacudido su confianza en su primo, mientras que Lumiya creía que Ben nunca podría convertirse en el aprendiz de Jacen.[8]

La Confederación

Poco después de la ruptura del bloqueo, Commenor y Bothawui se unieron a Corellia y se formó la Confederación. Pronto siguieron otros planetas; Fondor, Bespin y Adumar se destacan entre ellos. Durante varias semanas, la AG y la Confederación estuvieron atrapados en un estado de enfrentamiento, con ambos lados concentrados más en prepararse para una guerra inevitable que en un asalto directo; en su lugar, realizaban incursiones esporádicas y menores entre sí.[8]

La Inteligencia de la Alianza Galáctica recibió la noticia de que la Confederación estaba planeando una reunión en Gilatter VIII para elegir un nuevo Comandante Supremo. En respuesta a esta nueva información, Jacen Solo presentó un plan de cuatro pasos para emboscar a la Confederación y poner fin a la supuesta reunión. El intento de la Alianza de sabotear esa reunión terminó en la Batalla de Gilatter VIII, cuando la reunión resultó ser una trampa de la Confederación, ya que la elección se celebró el día anterior. La batalla terminó en empate y ambos bandos se retiraron para hacer más preparativos para la guerra.[8]

Las flotas individuales se reorganizaron para convertirse en la Flota de la Confederación unida con el ex General Imperial Turr Phennir como Comandante Supremo de las Fuerzas armadas de la Confederación.[8]

Luz contra oscuridad

Mara Jade Skywalker durante la Segunda Guerra Civil Galáctica.

Mientras la batalla se desarrollaba en el planeta, Jacen y Lumiya, que habían viajado con él, fueron atacados por Luke, Mara, Han y Leia. En la pelea que siguió, Mara luchó contra los corellianos mientras Lumiya nuevamente se unió a Alema para luchar contra los otros tres.[8]

Los duelos terminaron con Leia obligando a Alema a huir y Lumiya ofreciendo la paz con Luke antes de irse. Con el duelo terminado, Lumiya y Alema fueron a recoger la nave Sith de manos de Ben, quien lo había recogido en Ziost, mientras que los demás escaparon de una colisión de cargueros.[8]

Escalada y crisis política

Después de los eventos de Gilatter VIII, la guerra continuó escalando, con mundos adicionales separándose de la Alianza, incluidos Beris y Las Lagon. Si bien tales pérdidas fueron menores en términos de efecto general, representaron un empeoramiento continuo del conflicto, así como un paso más hacia la guerra civil galáctica a gran escala.[15]

Las acciones se intensificaron en el Espacio Bothan, ya que las unidades de la flota de la Alianza se enfrentaron a una flotilla bothan durante la Batalla de Bothawui. Al mismo tiempo, numerosos mundos de la galaxia comenzaron a perseguir viejas venganzas con mundos rivales, lo que obligó al gobierno de la Alianza a extender aún más sus flotas para mantener la paz. Cal Omas, una voz cada vez más minoritaria a favor de la paz en las altas esferas del gobierno, luchó por mantener unida a la mayoría de la Alianza.[15]

En un esfuerzo por adormecer a Coruscant en una falsa sensación de paz, con el fin de ganar tiempo para un ataque masivo de la Confederación en la capital galáctica, Dur Gejjen se acercó a Cal Omas para entablar conversaciones secretas de paz. Omas, ansioso por tener la oportunidad de poner fin a la guerra y preservar la Alianza, fue al mundo neutral de Vulpter para tener conversaciones directas. Debido a la intervención de líderes de alto nivel de la Alianza por parte de la Guardia de la Alianza Galáctica, Jacen pudo enviar varias unidades de la GAG al lugar de la reunión.[15]

Durante la reunión, Omas se sintió atraído por la posibilidad de que la Confederación pidiera un alto el fuego y regresara a los pliegues de la Alianza Galáctica. La única demanda de Gejjen fue la eliminación de Jacen y Cha Niathal, ya sea políticamente (preferencia de Omas) o permanentemente (de Gejjen). La reunión tuvo micrófonos, lo que le permitió a Jacen la historia que necesitaba para arrestar a Cal Omas y destituirlo de su cargo. Además, Dur Gejjen fue asesinado por Ben Skywalker por orden de Jacen, lo que afectó mucho a la Confederación.[15]

El alzamiento de Darth Caedus

«Crees…que has ganado. Pero Luke te aplastará…y yo me niego…a dejarte…destruir el futuro…por mi Ben.»
―Las últimas palabras de Mara Jade Skywalker[fuente]

La almirante Cha Niathal, quien tomó el control de la Alianza junto a Jacen Solo

Después de manipular con éxito la ley galáctica para permitirle poderes que no se veían desde el final de la Antigua República, Jacen Solo se movió para hacerse con el control de la Alianza. Usando las imágenes de Omas aparentemente aceptando las demandas del enemigo por el bien de la paz, Jacen y la almirante Niathal dieron un golpe de estado silencioso y sin sangre. Al poner a Omas bajo arresto domiciliario, el dúo se convirtió en un duumvirato, gobernando la Alianza como codirectores de Estado. Si bien la almirante Niathal creía genuinamente que el golpe militar era solo por la duración de la guerra, Jacen comenzó a trazar los planes para su eventual gobierno de toda la galaxia como Lord Sith.[15]

Ahora que era Co-Jefe de Estado de la Alianza Galáctica, Jacen Solo estaba listo para su ascensión a Señor Oscuro de los Sith. Sin embargo, primero tuvo que hacer su sacrificio para demostrar su compromiso.[15]

Ben Skywalker, angustiado por el asesinato de Dur Gejjen, le confeso a su madre Mara sobre Jacen y Lumiya. Después de no poder matar a Lumiya en Hesperidium, Mara la persiguió hasta Kavan, pero se encontró con Jacen y se enzarzaron en un feroz duelo. Mara pudo derribar a Jacen y estaba a punto de matarlo cuando usó una ilusión de la Fuerza de Ben para distraerla antes de apuñalarla con un dardo venenoso y matarla.[15]

Habiendo hecho su sacrificio, Jacen ahora estaba listo para convertirse en un verdadero Sith. Lumiya se dio cuenta de esto y se fue a cumplir con su parte del plan y comprarle algo de tiempo a Jacen. Fue a Luke y afirmó que había matado a Mara. Luke la persiguió hasta Terephon y la derribó antes de batirse en duelo y decapitarla. Con la muerte de Lumiya, Jacen estaba listo para convertirse en Darth Caedus, el Señor Oscuro de los Sith.[15]

Empuje al Núcleo

Kuat y Balmorra

Luke se enfrenta a Lumiya en Terephon después de la muerte de Mara Jade.

«La Confederación hará lo que siempre hacen los bárbaros—dividir el botín»
Jacen Solo, a Tenel Ka Djo[fuente]

Con el fracaso de las conversaciones de paz, la guerra continuó y se extendió por toda la galaxia. La Confederación inició un avance hacia el Núcleo Galáctico. Reforzada por una flota commenoriana y hutt, la Confederación monto un asedio a Balmorra. Jacen Solo, ahora Darth Caedus, dirigió la Cuarta Flota de la Alianza Galáctica en un contraataque. Aunque Balmorra se perdió, la Confederación sufrió grandes pérdidas y se les impidió reforzar su propia flota en la Batalla de Kuat.[9]

La Batalla de Kuat duró casi una semana. Darth Caedus lideró el ataque a la Flota de la Confederación desde el Destructor Estelar Anakin Solo. Caedus dependía de los Jedi para terminar rápidamente la batalla, y ya había enviado una gran fuerza de la GAG para mantener como rehén a la Academia Jedi en Ossus. Luke Skywalker, todavía afligido por la muerte de su esposa, dirigió la fuerza Jedi, pero después de descubrir que Jacen había usado a Ben para asesinar a Cal Omas, se detuvo y saltó a Kashyyyk, donde su hermana fugitiva y su esposo estaban tratando de convencer al Consejo de la Roca para ayudar a los Jedi, y finalmente pudieron convencer a los wookiees de unirse a su lado, privando tanto a la Alianza como a la Confederación de una flota considerable. Incapaz de terminar rápidamente la Batalla en Kuat, Caedus decidió atacar Kashyyyk y convertirlo en un ejemplo para otros sistemas estelares rebeldes.[9]

La muerte de Omas

Habiéndose convertido en Darth Caedus después de matar a Mara Jade Skywalker, Jacen estaba decidido a convertir al joven Ben Skywalker en el lado oscuro de la Fuerza. Durante una breve conversación con Ben durante la Batalla de Kuat, Caedus reveló una conversación falsa unida a partir de palabras tomadas de reuniones grabadas con Cal Omas, que ordenó el asesinato de Mara Jade. Aunque no estaba totalmente convencido de que el ex Jefe de Estado fuera responsable de la muerte de su madre, Ben se coló en la casa de Omas en Coruscant, preparado para matarlo. Sin embargo, Omas ya lo estaba esperando.

En un estándar similar al de su predecesor, Borsk Fey'lya, había manipulado una bomba de protones que sería activada por el cese de los latidos de su corazón. Al enterarse de la verdad de Omas, Ben trató de convencer al ex Jefe de que fingiera su propia muerte. Omas se negó y se empaló con el sable de luz de Ben. Ben escapó antes de que explotara la bomba, pero, al conocer la identidad del asesino de su madre, estaba preparado para matar a Caedus.[9]

Traición en Ossus

Para mantener a la Orden Jedi del lado de la Alianza, Jacen instaló un batallón en Ossus ya que los maestros se habían ido al funeral de Mara Jade en Coruscant. Este batallón estaba al mando del mayor Salle Serpa, un oficial al borde de la locura y dispuesto a asesinar a los ocupantes de la Academia para mantener el orden. Solo los Maestros Kam Solusar y Tionne Solusar quedaron para proteger a los niños junto con un puñado de Caballeros Jedi.[9]

El funeral de Mara Jade Skywalker

Sin embargo, Jaina Solo, Jagged Fel y Zekk habían cazado a Alema Rar hasta Ossus, creyendo que ella había matado a Mara. Aunque Alema escapó, los tres se quedaron para ayudar a proteger a los niños. Tras la retirada de los Jedi de la Batalla de Kuat, Serpa hizo su movimiento en la Academia.[9]

Serpa usó gas coma para eliminar rápidamente a los dos Maestros Jedi mientras tomaban a los niños como rehenes. Sin embargo, Ben Skywalker advirtió a Jaina y ella alertó a los otros maestros. Sin embargo, las tropas de la GAG ya habían matado a muchos de los Jedi en la Academia y Tionne fue herida por Serpa y capturada. Serpa luego usó a Tionne como cebo, disparándole a su brazo y pierna frente a los niños y los otros Jedi.[9] Kam Solusar no pudo más y junto con otros dos Caballeros Jedi, fueron derribados por francotiradores. Los dos Caballeros murieron y Kam Solusar resultó herido. Jaina y Fel lograron matar a los francotiradores y Jaina se enfrentó a Serpa, quien luego intentó dispararle. Sin embargo, Zekk llegó y desarmó a Serpa, dos veces, y lo llevaron cautivo. Luego, los Jedi se vieron obligados a abandonar Ossus por temor a represalias.[9]

Revelación en Korriban

Tras la muerte de Lumiya, Alema tomó la nave Sith para buscar un artefacto Sith para ayudar al nuevo Lord Sith, Darth Caedus. Se infiltró en el Templo Jedi en Ossus y descargó algunos datos antes de viajar al asteroide de Vectivus, lo que la llevó a los Un Sith en Korriban.[9]

Al reunirse con la líder Sith conocida por ella misma como "Ojos Blancos", Alema descubrió el significado de los planes de Vergere y Lumiya. "Ojos Blancos" le dio un holocrón Sith que intentó llevar a Jacen durante la Batalla de Kashyyyk. Se reveló que el holocrón contenía datos inútiles que mostraban a Jacen lo poco que pensaban los Sith de Korriban de él.[9]

Devastación de Kashyyyk

«Nadie más puede hacer esto. Nadie más está dispuesto a hacer los sacrificios necesarios.»
Darth Caedus[fuente]

Decidido a castigar Kashyyyk y reclamar su flota para la Alianza Galáctica, Caedus dirigió la Quinta Flota de la Alianza Galáctica al planeta y procedió a quemar sus bosques con los turboláseres de largo alcance del Anakin Solo. Un escuadrón de interceptores comenzó a atacar al Anakin, momento en el que Ben Skywalker marchó hacia el puente e intentó matar a Caedus. Una bomba sombra Jedi golpeó el puente, matando a gran parte de la tripulación del puente y provocando que Ben no pudiera ver a Jacen con su sable de luz y accidentalmente dividiera al comandante Twizzl. Caedus llevó a Ben a una cámara de tortura en las profundidades de la nave y lo encerró en un Abrazo del Dolor, un dispositivo de tortura yuuzhan vong. Mientras tanto, una gran flota de la Confederación y Bothan ingresó al sistema y se enfrentó a las fuerzas de la Alianza Galáctica. Luke Skywalker abordó el Anakin Solo y se enfrentó a Caedus en un duelo con sables de luz. Al mismo tiempo, llegó la Armada Real Hapana, liderada por la amante de Caedus, Tenel Ka. En lugar de ayudar a la Alianza, los hapanos se unieron a las fuerzas Jedi, wookiees y Confederación para atacar a la Quinta Flota. A bordo del Anakin Solo, Luke superó a Caedus en un duelo, y Ben estaba decidido a acabar con él. Caedus escapó, pero resultó gravemente herido. La Quinta Flota solo escapó explotando un agujero en las líneas Bothan, que había sido creado por Alema Rar, manipulando a los bothans desde una Esfera de Meditación Sith. Debido a la amenaza de Jacen Solo, la Nueva Orden Jedi, el Consorcio de Hapes y la Confederación concluyeron un pacto de neutralidad.[9]

Formación de la Coalición Jedi

Retirada del Consorcio de Hapes

«Tenel Ka, no puedes creer que me voy a rendir–ni ante ti ni ante nadie más."
"Espero que lo hagas. Porque me va a romper el corazón abrirte fuego.
»
Tenel Ka Djo molesta a Darth Caedus[fuente]

La Batalla de Kashyyyk fue un gran golpe para la Alianza Galáctica. La Nueva Orden Jedi y el Consorcio de Hapes se separaron de la Alianza, eliminando el veinte por ciento de la fuerza de la flota de la AG.[10]

Luke Skywalker en la Batalla de Kashyyyk.

Las fuerzas de la Alianza Galáctica atacaron Commenor para contener sus fuerzas, no para ocupar el planeta. Durante la batalla, elementos de la Tercera Flota de la Alianza Galáctica lanzaron un asteroide camuflado en Commenor. Esto resultó en que los commenorianos liberaran el virus affliceria en Coruscant que infectó a muchos civiles y personal militar.[10]

Después de que Tenel Ka se volvió contra él, Caedus se sintió desconsolado y traicionado. Admitió que mataría a Tenel Ka y a cualquier otra persona que se interpusiera entre él y Allana, su hija. También planeaba hacer que el Consorcio de Hapes regresara a la Alianza alejando a Allana de Tenel Ka. La secuestró, dejando un mensaje de que mataría a Allana a menos que el Consorcio de Hapes volviera a dar apoyo militar a la Alianza.[10]

Ataque a Jacen Solo

Después de la devastación de Kashyyyk, Luke Skywalker decidió que era hora de que se su sobrino, Jacen Solo, fuera retirado del cargo. Siguiendo un plan formulado por Kyp Durron, un equipo de Jedi liderado por Kyle Katarn viajó a Coruscant para enfrentarse a Jacen. El equipo estaba formado por Katarn, Valin Horn hijo del Maestro Jedi Corran Horn, Thann Mithric, Kolir Hu'lya y Seha Dorvald, quien una vez fue un espía de Jacen.[10]

Aunque el equipo logró enfrentarse a Jacen, la misión fue un desastre. Jacen, ahora con los poderes de un Lord Sith, logró ser un gran rival para el equipo Jedi y la llegada de un escuadrón de soldados de la GAG inclinó las probabilidades a su favor. Jacen apuñaló a Katarn en el pecho, sacándolo de la pelea y mientras Seha y Horn lo arrastraban a un lugar seguro, Mithric fue decapitado por Jacen. El resto del equipo Jedi escapó con Katarn y aunque parecía que la misión había fallado, fue solo una distracción para que Seha pudiera colocar un dispositivo de rastreo en el Lord Sith, lo que les permitió a los Jedi rastrear sus movimientos.[10]

Aniquilación de la Segunda Flota de la Alianza

Poco después del atentado contra su vida, Jacen se reunió con Cha Niathal, quien le dijo que el Primer Ministro de los Cinco Mundos, Sadras Koyan, quería desertar a la Alianza y que ella quería entablar negociaciones con él. Jacen fue enviado con una pequeña fuerza para abrir el espacio entre Corellia y Coruscant, donde se encontró con un pequeño grupo de naves comandadas por el capitán Hoclaw.[10]

El debate continuó y Hoclaw no estaba dispuesto a revelar demasiado. La fuerza de la Alianza comenzó a sospechar cuando descubrieron que solo había una tripulación esquelética a bordo de las naves corellianas. Tras la llegada de Leia Organa Solo, Jacen llevó a Allana en su caza al espacio. Llegó una fuerza corelliana y Jacen ordenó a la Segunda Flota al mando de la almirante Tarla Limpan que se enfrentara a ellos.[10]

Sin embargo, todo esto era parte de la trampa corelliana, ya que el liderazgo corelliano ordenó que se disparara la Estación Centralia. La explosión destruyó gran parte de la Segunda Flota, matando a Limpan, pero Jacen y el Anakin Solo escaparon. Este movimiento también fue contraproducente para los corellianos y condujo a un embargo del sistema Corelliano por orden de Turr Phennir, comandante de las fuerzas de la Confederación.[10]

Alema Rar, quién fue cazada por los Jedi

El fin de Alema Rar

Después de la Batalla de Kashyyyk, Alema Rar huyó a la guarida de Darth Vectivus y la usó como su base de operaciones. A partir de aquí, aprendió la habilidad de Fantasma de la Fuerza y la usó para intentar matar a Leia y Han en Kashyyyk. Sin embargo, esto falló y Han, Leia, Jaina, Zekk y Jag la siguieron hasta su nueva guarida.[10]

Debido al uso de los Fantasmas de la Fuerza por parte de Alema y la llegada de una fragata enemiga, la Luna Venenosa, comandada por el Sith Dician, se separaron, con Han intentando escapar de los Sith, mientras Leia se batía en duelo con un fantasma de Alema. Jaina también se enfrentó a otro fantasma de Alema en la superficie, mientras que Zekk se enfrentó a la nave Sith de Alema.[10]

Zekk convenció a la nave Sith de que se fuera, y esto distrajo a Alema, y los fantasmas de la Fuerza desaparecieron. Dician decidió perseguir a la nave Sith y abandonó el campo de asteroides, no sin antes detonar las bombas que había colocado en la superficie. Jaina se enfrentó a la verdadera Alema y la persiguió hacia la superficie del asteroide.[10]

Jag llegó y le dijo a Jaina que fuera a ayudar a Zekk, quien estaba en estado de shock después de usar el lado oscuro para convencer a la nave Sith de que se fuera. Jag luchó contra Alema y resultó herido y Alema tomó su bláster. Cuando estaba a punto de acabar con él, el bláster explotó cuando ya no estaba en las manos de Jag y le arrancó el brazo a Alema. Jag luego usó sus crushgaunts para romper la columna vertebral de Alema y matarla, poniendo fin a su amenaza. Jaina, Zekk y Jag lograron escapar del asteroide cuando explotó.[10]

Destrucción de la Estación Centralia

Tras la destrucción de la Segunda Flota, Jacen viajó a Centralia a la cabeza de un grupo de ataque para capturar la estación y usarla contra la Confederación. Al ver que inclinaría la balanza de poder en gran medida a favor de cualquiera que poseyera su enorme fuerza destructiva, el Gran Maestro Luke Skywalker y la Nueva Orden Jedi llevaron a cabo una incursión en la estación para finalmente destruirla. El Maestro Jedi Kyp Durron dirigió la incursión, con Toval Seyah, un científico de la Alianza Galáctica y ex espía que había trabajado en la estación. Seyah pudo modificar las reservas de datos galácticos de Centralia de tal manera que todas las coordenadas de la galaxia se alteraron para convertirse en las de la estación.[10]

Durante la batalla campal entre las fuerzas de la Confederación y la Alianza Galáctica, un técnico llamado Rikel que había perdido a su esposa en la capital galáctica de Coruscant quedó a cargo de la estación de tiro de la estación. Estableció las coordenadas para apuntar a Coruscant, y cuando disparó Centralia, la enorme construcción se apuntó a sí misma. El pulso gravítico resultante detonó la estación, borrando todo rastro de la enigmática estructura del sistema, matando a todos a bordo y destruyendo innumerables naves en su radio de explosión.[10]

Durante la batalla, un equipo de ataque abordó el Anakin Solo y rescató a Allana de Caedus, quitándole la única ventaja que tenía Caedus sobre Tenel Ka y el Consorcio de Hapes. Mientras tanto, Sadras Koyan fue asesinado por un agente de la Alianza mientras huía de la batalla.[10]

Ben Skywalker en la Batalla de la Estación Centralia.

División de la Alianza Galáctica

Entrada del Remanente Imperial

«Pellaeon a la Flota. Flota, este es el almirante Pellaeon. Les ordeno que pongan sus naves a completa disposición de la almirante Niathal y derribes a Jacen Solo, por el honor del Imperio—»
―Gilad Pellaeon[fuente]

Poco después de la ruptura del Bloqueo de Corellia, el planeta Fondor se declaró independiente de la Alianza Galáctica y comenzó a suministrar naves a la Confederación. Al reconocer la necesidad de traer de vuelta a Fondor y sus extensos astilleros al redil de la AG, Caedus comenzó a planificar la invasión de Fondor.[11]

Sin naves y necesitando nuevos aliados, Caedus envió a Tahiri Veila (ahora su aprendiz Sith) al Remanente Imperial para negociar una alianza con el Gran Almirante Gilad Pellaeon. Sabiendo que Pellaeon nunca aceptaría, Caedus ofreció los planetas Bilbringi y Borleias al Consejo de Moffs encabezado por el Gran Moff Quille, el principal rival de Pellaeon. Bilbringi poseía amplias instalaciones de construcción naval y Borleias era un importante centro financiero. Aunque Pellaeon poseía una influencia considerable entre los Moffs, el Consejo acordó unirse a Caedus en la lucha.[11]

Aparentemente, Caedus se había olvidado de decirles a los dos planetas que los estaría vendiendo al Remanente. Esta información fue suficiente para que la almirante Niathal comenzara a planear desertar a la Resistencia a Jacen Solo. Pellaeon, mientras tanto, llamó a la almirante Natasi Daala al Remanente para ayudar en su lucha contra Caedus.[11]

Entrenando con Boba Fett

Gilad Pellaeon, líder del Remanente Imperial

Al darse cuenta de que ella era la única que podía derribar a Caedus, Jaina viajó a Mandalore en un intento de aprender las habilidades que le permitirían hacerlo. Boba Fett acordó entrenarla en artes marciales mandalorianas y habilidades con armas y comenzó a instruirla. En el camino, Jaina aprendió duras lecciones del legendario cazarrecompensas.[11]

Jaina aprendió mucho sobre la cultura mandaloriana y ayudó a sanar la mente de Sintas Vel, la esposa de Fett que se creía muerta durante mucho tiempo. Jaina más tarde asistiría a la boda de Mirta Gev, la nieta de Fett y se incorporaría a la sociedad mandaloriana. Ella también comenzó a entrenar en la guerra total y se dio cuenta de que sería la única dispuesta a matar a Caedus.[11]

Más tarde acompañaría a los mandalorianos a Fondor cuando fueron contratados por la almirante Natasi Daala. Más tarde, Jaina escucharía una conversación entre Daala y Fett donde ambos expresaron su deseo de deshacerse de los Jedi y los Sith.[11]

Asalto a Fondor

«Así que esa es la nueva Orden Sith de Jacen. Eliminando civiles…desde una distancia segura, y consiguiendo…que un niño…mate a un anciano…solo asegúrate…de poder desmontar de ese…aleta de sangre tuya…»
Gilad Pellaeon[fuente]

La Alianza Galáctica lanzó un ataque sobre Fondor. Cuando llegó la flota, Caedus descubrió que los mineros que había enviado para plantar un enorme campo de minas alrededor de Fondor habían desaparecido. Tampoco había señales del campo minado, ni ninguna señal de la flota enemiga. Más tarde se supo que Niathal le había contado a Luke Skywalker el plan de Caedus, y que los mineros habían sido destruidos en el momento en que salieron del hiperespacio.[11]

Después de ordenar la rendición del planeta, a lo que los fondorianos se negaron, Caedus avanzó sobre el planeta. En ese momento, toda la flota de defensa de Fondor, escondida dentro de los astilleros, abrió fuego. Caedus se abrió paso a la fuerza y ordenó el bombardeo de su ciudad capital.[11]

La almirante Niathal indicó al planeta que se rindiera, lo que hizo, pero Caedus continuó bombardeándolo. Niathal relevó a Caedus de su mando debido a esto, pero Caedus no reconoció su autoridad y continuó. Una gran parte de la flota de la Alianza se puso del lado de Caedus, pero Pellaeon decidió apoyar a Niathal y le ordenó a sus naves que la protegieran.[11]

Golpe a bordo del Aleta de sangre

Cuando la batalla comenzó a volverse contra Caedus, Pellaeon se retiró a su cabina para hablar con Daala. Sin embargo, fue seguido por Tahiri Veila, quien intentó convencerlo de que se uniera a Caedus. Pellaeon se negó, por lo que Tahiri le disparó y los Moffs liderados por Quille vieron morir a Pellaeon. Mientras Pellaeon agonizaba, se enteró de la traición de los Moff y le susurró el nombre de Quille a Daala antes de ordenarle que atacara mientras él moría.[11]

Sin embargo, el golpe no fue favorable para los Moffs. Aunque convencieron a la flota Imperial de ponerse del lado de Caedus, la tripulación del Aleta de sangre se rebeló, atrapando a los Moffs. Daala atacó la flota de Caedus y los mandalorianos que contrató bajo Boba Fett mataron a Quille y los otros Moffs antes de obligar a Caedus y a Veila a huir de la nave. Recuperaron el cuerpo de Pellaeon y lo llevaron a Corellia para un funeral.[11]

Con la ayuda de la Coalición Jedi, la Flota Irregular de Las Fauces liderada por Daala y un equipo de mandalorianos liderados por Boba Fett y Jaina Solo, las fuerzas de Niathal pudieron expulsar a Caedus. Más tarde, Niathal ocupó Fondor y lo usó como la capital de su facción de la Alianza Galáctica.[11]

Natasi Daala, quien se alió con la Coalición Jedi luego de la Segunda Batalla de Fondor

Un asesino revelado

Durante este tiempo, Ben decidió demostrar que su primo Jacen había asesinado a Mara. Viajando con Lon Shevu a Kavan, vio el fantasma de su madre que le dijo que buscara algunos cabellos perdidos. Después de llevar a cabo una investigación sobre el InvisibleX de Jacen, Ben descubrió un mechón de cabello de Mara, que coincidía con uno que Luke todavía tenía en su poder.[11]

Esto, junto con la confesión de Jacen a Shevu, fue suficiente para convencer a los Jedi de que Jacen había matado a Mara. Este descubrimiento hizo que Luke estuviera más decidido a eliminar a Jacen como una amenaza.[11]

Los movimientos finales

Asalto a Roche

El Remanente Imperial, habiéndose aliado con Caedus, atacó a los verpine en los asteroides Roche en un intento de obtener su tecnología avanzada y cambiar el rumbo de la guerra. Los mandalorianos, bajo un acuerdo con los verpine, se apresuraron en su ayuda con la ayuda de Jaina Solo. Los Imperiales utilizaron un nanovirus para acabar con la casta de soldados verpine y dejar la fuerza laboral para el servicio de la Alianza. Sin embargo, los mandalorianos y verpine derrotaron a esta primera fuerza Imperial y destruyeron su nave insignia, un Superdestructor Estelar llamado Dominio, pero los Imperiales tomaron el planeta de todos modos. El Consejo de Moffs aterrizó en Níquel Uno, luego se unió a Darth Caedus, quien supuestamente había viajado allí para protegerlos.[5]

Más tarde, la Coalición Jedi respondió al ataque a Roche contraatacando a Níquel Uno. Más tarde se les unió una flota de la Confederación y fuerzas de la Alianza en exilio al mando de Cha Niathal. Sin embargo, el almirante Nek Bwua'tu pudo maniobrarlos, causando muchas bajas y trayendo la victoria a la Alianza Galáctica.[5]

Mientras tanto, Jaina Solo aterrizó en Níquel Uno, con la intención de matar a Caedus. Unida a un grupo de comandos mandalorianos, incluida la nieta de Boba Fett, Mirta Gev, Jaina se abrió paso a través de los túneles del asteroide, sin que Caedus la notara, quien tenía su atención centrada en la presencia de Luke Skywalker en la batalla de arriba. Después de que los mandalorianos intentaron asesinar al Consejo de Moffs, sin embargo, Caedus entró en la refriega, matando a todos los mandalorianos menos a Mirta. Jaina y su hermano entablaron un duelo que resultó en que Caedus perdiera su brazo. El duelo terminó cuando Jaina se vio obligada a retirarse con el resto de la Coalición.

Jaina Solo se enfrenta a su hermano gemelo, Darth Caedus, en la Segunda Batalla de Roche.

Al mismo tiempo, el almirante Atoko y los restos de la Quinta Flota de la Alianza Galáctica atacaron Mandalore en un intento de sacar a los mandalorianos de la guerra. Lanzó una segunda cepa del nanovirus que acabó con muchos de los viejos clones y sus descendientes.[5]

Sucesión Sith

«Entonces, ¿quién sucede a Jacen Solo cuando alguien finalmente lo deja caer por el pozo de un reactor, cuando llegue el glorioso día? Porque no será ese venenoso cebo vong de Tahiri, sobre mi cadáver. Y el de ella, por supuesto.»
Natasi Daala[fuente]

Mientras ambos bandos se preparaban para su enfrentamiento final en Shedu Maad, Jacen envió a Tahiri Veila para descubrir la ubicación de la base oculta de los Jedi. Tahiri capturó tanto a Ben como a Lon Shevu y torturó a este último en un intento de hacer que Ben traicionara a los Jedi. Sin embargo, Shevu murió bajo tortura y Ben escapó, dejando inconsciente a Tahiri en el proceso.[5]

Sin embargo, Jacen ya se había enterado de la ubicación de la base en Shedu Maad. Después de perder su brazo a manos de Jaina en Níquel Uno, la sangre de Caedus había salpicado la cara y el cuello de Jaina. Usando un hechizo arcano dathomiri de la Fuerza conocido como Rastro de Sangre de las Hermanas de la Noche, pudo rastrear a su hermana hasta la ubicación remota.

La Alianza también capturó a Isolder, padre de Tenel Ka y Caedus intentó torturarlo para que revelara la ubicación de la base Jedi en las Nieblas Transitorias. Sin embargo, sin que Caedus lo supiera, el Consejo de Moffs había tomado parte del ADN de Isolder para crear un nanovirus para atacar a la familia real hapana. Cuando Caedus descubrió esto, intentó liberar a Isolder, pero Isolder se negó a confiar en él, por lo que Caedus le rompió el cuello. El nanovirus se liberó de todos modos y Caedus no tuvo tiempo de advertirle a Tenel Ka.[5]

La batalla final

«Realmente no importa. Ya ganamos.»
―Darth Caedus, a Tahiri Veila[fuente]

La Alianza Galáctica y el Remanente Imperial atacaron a la Coalición Jedi en Shedu Maad, en lo que resultaría ser un punto de inflexión en la guerra. Antes de la batalla, los miembros del Consejo de Moffs habían terminado el nanovirus que habían desarrollado a partir del ADN de Isolder y lo habían liberado a bordo del Reina Dragón, la nave insignia de Tenel Ka. El brote resultante mató a la mayoría de la tripulación, ya que la mayoría de las personas que trabajaban en la Reina Dragón estaban relacionadas con Isolder de alguna manera. Hasta donde el público sabía, la Chume'da hapana Allana también sucumbió al nanovirus, pero esta fue una táctica desarrollada por Tenel Ka. La Reina Madre y Allana permanecieron ilesas, posiblemente debido a una advertencia inesperada que Tenel Ka recibió a través de la Fuerza de Darth Caedus.[5]

Mientras la batalla se desarrollaba, Ben Skywalker se enfrentó a Tahiri Veila en Shedu Maad y la convenció de que se rindiera a él. Mientras tanto, Jaina Solo abordó el Anakin Solo para batirse en duelo con su hermano. El duelo resultante terminó con la muerte de Caedus cuando permitió que Jaina lo golpeara para salvar a Tenel Ka y Allana del nanovirus de los Moffs advirtiendo a Tenel Ka a través de la Fuerza de la amenaza para ella y su hija. Jaina Solo resultó gravemente herida en el proceso y pasó varias semanas recuperándose en un centro médico.[5]

Victoria

La Coalición salió victoriosa, el Remanente Imperial se vio obligado a cambiar de bando y unirse a ellos y la Confederación se rindió. Jagged Fel fue nombrado líder del Remanente Imperial. La guerra terminó, con la ex almirante Imperial Natasi Daala siendo nombrado Jefe de Estado de la Alianza Galáctica después de que el almirante Nek Bwua'tu rechazara el puesto. Tenel Ka, para proteger a Allana, les pidió a Han y Leia que la adoptaran, lo cual hicieron.[5]

Consecuencias

El gobierno de la AG se volvió contra los Jedi, especialmente contra Luke Skywalker, después del final de la guerra.

«La última guerra fue un desastre.»
Senador Fost Bramsin[fuente]

Aunque la guerra había terminado, la Confederación, el Remanente Imperial y el Consorcio de Hapes se negaron a unirse a la Alianza, lo que llevó a Daala a convocar la Cumbre de Unificación en el 43 DBY en un intento por unir la galaxia. Sin embargo, la culpa del poder de Darth Caedus finalmente recaería en los Jedi, particularmente en Luke Skywalker, quien fue arrestado y luego exiliado por Daala.

Tras el final de la guerra, Jaina Solo creía que Jacen había logrado su sueño de paz galáctica, sacrificando su nombre, su reputación y, en última instancia, su vida para hacerlo. Pero sin que nadie lo supiera, había otros Sith en Korriban, escondidos en las sombras, creciendo en número y esperando atacar cuando la galaxia estuviera lista para atacar a los Jedi una vez más, en 86 años.

Aunque se requirió un período de estabilidad para permitir que la galaxia se recuperara, esta guerra estalló y resultó ser uno de los mayores flagelos del último eón. Aunque la duración de esta guerra palideció en comparación con la primera Guerra Civil Galáctica, este conflicto, en un sentido de ironía, destruyó la paz y el orden incipientes en toda la galaxia en poco más de un año (40-41.5 DBY), aunque la Jefa Daala prometió paz en toda la galaxia durante su toma de posesión, la paz fue destruida cuando Daala y la Orden Jedi comenzaron a participar en una guerra de voluntades, guerra que fue impulsada por los oficiales militares que habían llegado al poder después de la guerra y que albergaban la ambición de destruir a los Jedi. En el 44 DBY, la paz fue destruida cuando los movimientos contra la esclavitud comenzaron a surgir alrededor de la galaxia y Daala ordenó una represión rápida y despiadada. La Orden Jedi se volvió completamente contra ella para apoyar a los rebeldes.

Entre bastidores

La Segunda Guerra Civil Galáctica abarca toda la serie de libros Star Wars: Legado de la Fuerza. Fue introducida en Legado de la Fuerza: Traición por Aaron Allston y terminó en Legado de la Fuerza: Invencible de Troy Denning. Las novelas muestran una progresión de la guerra, así como las mentalidades cambiantes de los personajes principales. Las novelas Destino de los Jedi tratan de las secuelas de la guerra en los años siguientes, en particular el exilio de Luke Skywalker. La guerra se llamó por primera vez la "Segunda Guerra Civil Galáctica" en Invencible. The Essential Atlas proporcionó una gran cantidad de información sobre la guerra, incluidos retratos de Darth Caedus, Lumiya, Mara Jade Skywalker, Ben Skywalker, Tenel Ka Djo y Boba Fett, así como un mapa y una explicación detallada de la guerra.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

Segunda Guerra Civil Galáctica
(40 DBY41 DBY)
Cronología galáctica

Anterior: Guerra del Enjambre
(36 DBY)

Siguiente: Resurgimiento de la Tribu Perdida de los Sith
(41 DBY44 DBY)

Insurrección de Corellia
(40 DBY)
Adumar · Primera de Corellia · Estación Toryaz · Tralus · El Hogar
Segunda de Corellia · Primera de Coruscant · Segunda de Coruscant
Tercera de Coruscant · Primera de Hapes · Depósito Roqoo · Tercera de Corellia
Cuarta de Corellia · Gyndine · Gilatter VIII
Guerra total
(40 DBY)
Bothawui · Hesperidium · Vulpter · Kavan · Terephon · Balmorra
Kuat · Cuarta de Coruscant · Ossus · Kashyyyk · Segunda de Hapes
Tercera de Hapes · Commenor · Quinta de Coruscant · Punto de encuentro
Segunda de El Hogar · Estación Centralia
Final
(41 DBY)
Primera de Fondor · Segunda de Fondor · Primera de Roche · Sexta Coruscant
Segunda de Roche · Carbos Trece · Mandalore · Estación Uroro
Temas y artículos relacionados
Alianza Galáctica · Confederación · Corellia · Cinco Mundos · Coalición Jedi · Consorcio de Hapes
Remanente Imperial · Alianza en exilio · Flota Irregular de Las Fauces · Mandalorianos · Nueva Orden Jedi
Sith de Lumiya · Límites de Defensa Sectoriales · Golpe Solo-Niathal · Darth Caedus · Cha Niathal · Cal Omas
Nek Bwua'tu · Turr Phennir · Dur Gejjen · Denjax Teppler · Thrackan Sal-Solo · Wedge Antilles
Tenel Ka Djo · Gilad Pellaeon · Jagged Fel · Natasi Daala · Boba Fett · Luke Skywalker · Ben Skywalker
Mara Jade Skywalker · Jaina Solo · Han Solo · Leia Organa Solo · Lumiya · Tahiri Veila · Alema Rar
  [Fuente]
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
Advertisement