FANDOM


Premium-Eras-legendsPremium-Era-rebPremium-Era-new
Este artículo es sobre el oficial Imperial. Quizá estés buscando su padre o el vendedor de chatarra llamado Klev.
«¡Escoria rebelde! ¿Realmente creen que pueden penetrar nuestras defensas con estas nuevas naves?»
―Titus Klev, durante la batalla de Mon Calamari[fuente]

Titus Klev era un oficial humano de la Armada Imperial. Siendo un miembro activo del Grupo SubAdulto, fue aceptado en la FuerzaComp a pesar de su corta edad y más tarde se convirtió en la trigésimo séptima generación de Klevs en ingresar a la Academia Naval Imperial luego de ser rechazado una vez. Tras la derrota Imperial en Endor, Klev fue asignado a Operaciones de Estaciones de Batalla. Mientras estaba a bordo de una Plataforma de Asedio Dedicada en el asedio de Wann Tsir, descubrió a un agente Rebelde que intentaba sabotear la plataforma. Klev fue elogiado por su descubrimiento y recibió un ascenso, y muchos creyeron que estaba en camino de convertirse en un Moff.

En el 10 DBY, Klev, siendo un general, era miembro de las fuerzas del renacido Emperador Palpatine. Dirigió la fuerza de ataque de Devastadores de Mundos desde el Silenciador-7 en un asalto a Mon Calamari, en el que su fuerza infligió un gran daño en el planeta natal de los mon calamari. Su camino hacia el título de Moff terminó en los océanos de Dac, donde murió cuando los Devastadores de Mundos fueron saboteados por el droide astromecánico R2-D2, haciendo que chocaran entre sí.

Biografía

«Envia un mensaje a Byss. Informale al Comandante Supremo Skywalker de su presencia… Mientras tanto, ¡demosle a la Alianza una idea de a qué se enfrentan!»
―Klev, abordo del Silenciador-7 en Mon Calamari[fuente]

Titus Klev era un hombre humano nacido en el planeta Alsakan por privilegio, su padre era un veterano de alto rango en las Guerras Clon y su madre era la rica heredera de una empresa comercial. En sus primeros años, Titus Klev fue un participante activo en el Grupo SubAdulto, la rama más grande de la Comisión para la Preservación del Nuevo Orden del Imperio Galáctico. Fue uno de los primeros inscritos en el Grupo SA; mientras era miembro, demostró ser experto en el deporte competitivo conocido como Wegsfera, en el que dos equipos que jugaban en un pozo de baja gravedad intentaban colocar una bola en la portería del oponente. A los 13 años, Klev fue enviado a un campo de entrenamiento especial en el planeta Ibanjji y, después de salvar a un instructor de un grupo de varns salvajes, fue aceptado en la FuerzaComp a pesar de que le faltaban cuatro años.[1]

TitusKlev

Klev abordo del Silenciador-7 durante la Batalla de Mon Calamari.

Aunque Klev se ofreció como voluntario para FuerzaComp de Asalto, sus padres hicieron arreglos para que él entrara en Observación, donde se convirtió en Jefe del Monitor Ideológico. Queriendo algo de emoción, él solicitó ingresar a la Academia Naval Imperial, aunque una vez fue rechazado por calificaciones insuficientes. Sin embargo, un miembro del Grupo SA dobló las reglas para permitirle entrar. Como resultado, Titus Klev se convirtió en la 37ª generación de Klevs en ingresar a la Academia. Mientras estuvo allí, se notó que era el tipo de humano que usualmente aparecía en la propaganda Imperial, y se graduó primero en su clase.[1]

Klev nunca tuvo la oportunidad de servir a bordo de la estación de combate Estrella de la Muerte II, pero después de la derrota Imperial en Endor, fue asignado a Operaciones de Estaciones de Batalla, sirviendo a bordo de una Plataforma de Asedio Dedicada. Klev participó en el asedio de Wann Tsir a bordo de dicha plataforma y, durante la batalla, descubrió a un agente Rebelde que intentaba sabotear los escudos de su nave. El descubrimiento del infiltrado le valió a Klev un reconocimiento y una promoción, y sus compañeros pensaron que eventualmente alcanzaría el rango de Moff.[1]

En el momento del resurgimiento de Palpatine en el 10 DBY,[4] Klev había sido ascendido a general[5] y fue puesto a cargo del Devastador de Mundos Silenciador-7 mientras lideraba las fuerzas Imperiales durante el asalto de Mon Calamari, reportándole al Caballero Jedi convertido en Comandante Supremo Imperial Luke Skywalker. En el transcurso de la batalla, Klev envió una ola de cazas estelares autómatas TIE/D para atacar al Destructor Estelar clase Imperial II Emancipador[4] de la Nueva República y ordenó la destrucción de las cápsulas de escape del Destructor Estelar mientras su tripulación intentaba huir de la moribunda nave.[6] Skywalker, sin embargo, no había desertado realmente al Imperio, manteniéndose leal a la Nueva República. Como resultado, le encargó a su droide astromecánico, R2-D2, que transmitiera el código de apagado de los Devastadores de Mundos a través de la computadora de control central ubicada en el planeta Imperial Byss.[7] Cuando la tripulación a bordo del Silenciador-7 descubrió este sabotaje, Klev ordenó que todos los sistemas se pusieran en anulación; sin embargo, la señal de control previno cualquier ocurrencia de este tipo.[8] Siendo incapaces de moverse, las superarmas cayeron en picado a los océanos. Klev fue una de las víctimas.[1]

Personalidad y rasgos

«Señor, ambos sabemos que esos Alas-X no son más que antigüedades. No tienen la menor posibilidad de penetrar nuestras defensas."
"Sí. Y apenas pueden darse cuenta del poder destructivo que tenemos a nuestro mando… Su juego ha terminado.»
―Un oficial Imperial y Titus Klev, durante la batalla de Mon Calamari[fuente]

Como adolescente, Titus Klev era bastante hábil, sobresaliendo en el deporte de Wegsfera. Sus habilidades excepcionales, combinadas con el rescate de un instructor Imperial de unos Varns salvajes en Ibanjji, le permitieron acceder a la FuerzaComp aunque era menor de edad. Sus calificaciones originalmente le impidieron ingresar a la Academia Naval, pero después de ser admitido, se graduó como el mejor de su clase.[1] Se sabía que era un buen comandante, que tenía conocimiento tanto en el combate de nave a nave como en las tácticas de asalto planetario.[2]

La participación de Klev en el asedio de Wann Tsir le ganó respeto a los ojos de sus compañeros, y junto con este respeto llegaron las promociones. Muchos supusieron que Klev finalmente alcanzaría el rango de Moff.[1] Un paso en ese camino fue el comando del Silenciador-7 durante la batalla de Mon Calamari.[4] Sus tácticas fueron despiadadas contra la oposición de la Nueva República, y llegó a ordenar la destrucción de las indefensas cápsulas de escape durante la batalla.[6] Durante el intento de subyugación del planeta, estaba demasiado confiado, creyendo que la armada de Devastadores de Mundos era imparable, y que los Alas-X de la Nueva República no podían hacerle daño.[4] Al final, sin embargo, su exceso de confianza demostró ser fatalmente incorrecto.[8]

Entre bastidores

Titus Klev hizo su primera aparición en el tercer y cuarto número de la serie de cómics Imperio Oscuro de 1992, escrita por Tom Veitch e ilustrada por Cam Kennedy. Nick Jameson lo expresó en la adaptación de audio de Dark Empire de 1994. Klev aparecería más tarde en Star Wars: Rebellion de 1998, donde fue uno de los NPC Imperiales que podrían ser reclutados para las fuerzas del jugador. Su biografía fue suministrada en Dark Empire Sourcebook de West End Games, publicado en 1993. Los resúmenes de la biografía han aparecido en numerosas fuentes enciclopédicas a lo largo de los años, incluidas la segunda y tercera edición de A Guide to the Star Wars Universe, Star Wars Encyclopedia y, The Complete Star Wars Encyclopedia.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.