FANDOM


Premium-Eras-canon
Tab-canon-white  Tab-leyendas-black 
«Wat Tambor despoja a los demás de aquello que no puede poseer. »
―Cham Syndulla[fuente]

Wat Tambor fue un skakoano capataz de la Tecno Unión y un ejecutivo de Talleres de Blindaje Baktoid. Durante la Crisis Separatista, prometió darle los recursos de la Tecno Unión a la Confederación de Sistemas Independientes, ganándose un asiento en el Consejo Separatista durante las Guerras Clon. En las primeras etapas del conflicto, Tambor fue nombrado Emir de Ryloth y supervisó su ocupación por parte de los separatistas, que fue ferozmente resistida por los locales luchadores por la libertad twi'lek liderados por Cham Syndulla. Después de desafiar las órdenes de abandonar Ryloth cuando la batalla se volvió contra los separatistas, Tambor fue dejado atrás y capturado por la República Galáctica. Fue encarcelado brevemente en Coruscant hasta que fue liberado más tarde en el conflicto.

A medida que las Guerras Clon se intensificaron, Wat Tambor se interesó en el cautivo soldado ARC CT-1409, que había sido capturado durante una batalla en la Ciudadela, pero se presumía muerto por la República. Tambor mantuvo a Echo inconsciente en una cámara de éstasis y logró extraer información de la mente de Echo sobre un algoritmo de estrategia ideado por el capitán clon CT-7567. Mientras profesaba oficialmente la neutralidad de la Tecno Unión, Tambor secretamente vendió el algoritmo al Almirante separatista Trench, quien lo utilizó con gran efecto durante una campaña para invadir el mundo de la República Anaxes. Los tratos de Tambor con los separatistas fueron expuestos por un equipo de infiltración de la República compuesto por Rex, la Fuerza Clon 99 y el Caballero Jedi Anakin Skywalker.

Durante los últimos días de las Guerras Clon, Wat Tambor y el resto del Consejo Separatista se trasladaron del planeta Utapau a Mustafar, donde fueron asesinados por Darth Vader. Tras su fallecimiento, el recién formado Imperio Galáctico asumió el control de los activos de la Tecno Unión.

Biografía

Vida temprana

Un skakoano del planeta Skako, Wat Tambor dejó su mundo natal a una edad temprana y comenzó su carrera en la tecnología en el duro planeta industrial de Metalorn. Eventualmente se convirtió en el capataz de la Tecno Unión, un cuerpo comercial que obtenía enormes beneficios por desarrollar nuevas tecnologías, y en ejecutivo de Talleres de Blindaje Baktoid, fabricantes de armas.

Interés en 0-0-0

«E-está todo aquí. Wat Tambor adquirió tu matriz de personalidad hace casi un siglo. Quería estudiarla. Creo que estaba obsesionado contigo. »
―La doctora Aphra, a 0-0-0[fuente]
Casi un siglo antes de la Guerra Civil Galáctica, Wat Tambor adquirió la matriz de personalidad del droide Triple-Cero en un intento de estudiarla.

La Crisis Separatista

«El ejército de la Tecno Unión... está a vuestra disposición, conde.»
―Wat Tambor, durante una reunión secreta separatista en Geonosis[fuente]
Warroom2

Wat Tambor y el resto del Consejo Separatista se reúnen en Geonosis.

Durante los últimos años de la República Galáctica, Tambor apoyó al Movimiento Secesionista, que eventualmente se convirtió en la Confederación de Sistemas Independientes. Durante la Crisis Separatista, Wat Tambor y otros líderes de corporaciones pro-separatistas, incluyendo al virrey de la Federación de Comercio Nute Gunray, el presidente del Clan Bancario InterGaláctico San Hill, y la presidenta del Gremio de Comercio Shu Mai; asistieron a una reunión secreta en el planeta Geonosis organizada por el líder separatista Conde Dooku y el archiduque geonosiano Poggle el Menor, quien supervisaba la producción de droides de combate para la Tecno Unión. En la reunión, Tambor prometió los recursos de la Tecno Unión para la causa separatista. Durante la subsiguiente Batalla de Geonosis, la primera batalla de las Guerras Clon, Wat Tambor y los demás líderes separatistas abandonaron Geonosis para huir del avance del Gran Ejército de la República. A pesar del apoyo de la Tecno Unión a la causa separatista, la compañía todavía proclamaba su neutralidad e incluso estaba representada en el Senado Galáctico por el senador Gume Saam.

Guerras Clon

Emir de Ryloth

Tambor on Ryloth

Tambor inspeccionando a las fuerzas separatistas en Ryloth.

Al inicio del conflicto en el 22 ABY, Tambor dirigió la invasión separatista de Ryloth, el planeta natal de la especie twi'lek, y supervisó su subsecuente ocupación tras ser nombrado emir del planeta por el Conde Dooku. Estableciendo su cuartel general en la capital Lessu, el skakoano y su droide táctico TA-175 gobernaron el planeta con puño de hierro y muchos twi'leks murieron de hambre como consecuencia de la ocupación separatista. Ryloth también sufrió el bloqueo de una gran flota separatista para bloquear los intentos de la República Galáctica de retomar Ryloth. Cuando el Senado Galáctico envió refuerzos para recuperar Ryloth, Tambor ordenó al capitán neimoidiano Mar Tuuk prevenir la invasión del planeta por parte de la Repúbica.

Poco después, tres Destructores Estelares clase Venator de la Armada de la República bajo el mando del General Jedi Anakin Skywalker y el Almirante Wullf Yularen emergieron del hiperespacio. Sin embargo, Tuuk atrapó a los Destructores Estelares enviando cuatro Fragatas estelares clase Munificente para interceptarlos. Como resultado de ese contraataque, uno de los Destructores fue destruido mientras que otra nave, el Defensor, fue seriamente dañada. Vía holograma, Tambor felicitó a Tuuk por su éxito pero le advirtió de no subestimar a Skywalker. A pesar del fracaso inicial, Skywalker usó al dañado Defensor para chocarlo contra la nave insignia de Tuuk, una Nave de Control de Droides clase Lucrehulk.

Los refuerzos de la República llegaron de la mano de los Maestros Jedi Obi-Wan Kenobi y Mace Windu, en la forma de tres Naves de asalto militar transgaláctico clase Acclamator que transportaban suficientes fuerzas terrestres como para liberar Ryloth. En respuesta a los aterrizajes planeados por la República en la ciudad de Nabat, Tambor ordenó al droide táctico TX-20 usar a los twi'leks cautivos como escudos humanos para impedir a los soldados clon y sus comandantes Jedi lanzar un ataque pesado. Mientras la Compañía Fantasma de la República avanzaba por Nabat, TX-20 liberó varios gutkurrs hambrientos, pero Kenobi y sus clones consiguieron frustrar el ataque. La captura de Nabat permitió al Ejército Clon marchar hacia Lessu.

Windu corners Tambor

El Emir Tambor es arrestado por Mace Windu.

En respuesta al avance del Maestro Windu hacia Lessu, el Emir Tambor hizo planes con TA-175. A pesar de que las probabilidades estaban en su contra, rechazó la orden de retirarse y afirmó que Windu no tenía suficientes tropas para retomar la ciudad. Tambor también ordenó que todos los droides de combate fuesen llevados a Lessu para asegurar su fortín y un puente de plasma estratégicamente importante. Para entonces, el general Skywalker ya había asegurado el espacio alrededor de Ryloth y el general Kenobi había tomado el desierto Jixuan, permitiendo al hemisferio sur del planeta caer bajo el control de la República. En respuesta a la presencia militar de Tambor en Lessu, Mace Windu decidió pedir ayuda a la Resistencia Twi'lek bajo el mando de Cham Syndulla.

Más tarde, Wat Tambor y TA-175 hablaron con el Conde Dooku, que ordenó al capataz de la Tecno Unión retirarse con todo aquello que fuese valioso y destruir todo lo demás. Como Tambor estaba alarmado por la orden de Dooku, el Conde le explicó que quería usar a Ryloth como ejemplo del coste de una victoria de la República a la galaxia. Mientras las fuerzas de la República se acercaban a Lessu, Tambor ordenó a TA-175 preparar su lanzadera para el despegue. Tambor se negó a irse hasta que el último de los tesoros de Ryloth estuviera a bordo de su lanzadera. Eso enfureció al Conde Dooku quien le quería fuera de la ciudad antes de que llegaran los refuerzos de la República. El líder separatista pretendía usar varios Bombarderos clase Hiena para bombardear Lessu y no quería que la República obtuviera un importante prisionero.

En un intento desesperado por ralentizar el avance de Windu y Cham Syndulla, Tambor intentó usar civiles como escudos vivos. A pesar de sus mejores esfuerzos, la República y sus aliados twi'leks consiguieron asegurar el control del puente de plasma y liberar la ciudad. Antes de que Tambor pudiera alcanzar su lanzadera, TA-175 se marchó en la nave con los tesoros saqueados; dejando a Tambor en tierra para ser capturado por el Maestro Windu y las fuerzas de Cham. A pesar de la captura de Tambor, el Conde Dooku dio la orden de desplegar a los Bombarderos Hiena para atacar Lessu. Cuando Windu le hizo frente, el cautivo Tambor le dijo que todos perecerían por la gloria de la causa separatista. No obstante, los bombarderos fueron destruidos por Anakin Skywalker y su Padawan Ahsoka Tano. Derrotado, Tambor se rindió sin condiciones ante las fuerzas de la República y la Resistencia Twi'lek.

Lidiando con la Fuerza Clon 99

RexStrategyAlgorithm-TBB

El Caballero Jedi Anakin Skywalker, Rex y Cody discuten la posesión de un algoritmo estratégico por parte de los separatistas.

Tras su captura en Ryloth, Wat Tambor fue encarcelado en el Centro de Operaciones Militares de la República en Coruscant. Sin embargo, fue más tarde liberado de la custodia de la República Galáctica y se unió de nuevo al esfuerzo de guerra separatista, retirándose a los cuarteles generales de la Tecno Unión en Purkoll, una ciudad del planeta Skako Menor. En algún momento, Tambor obtuvo un CAR capturado designado CT-1409 "Echo", a quien se había dado por muerto durante una misión en la Ciudadela. Tambor supo que Echo conocía un algoritmo estratégico desarrollado por el capitán clon CT-7567 "Rex". Manteniendo a Echo en una cámara de éstasis, Tambor usó al soldado clon inconsciente para proporcionar al Almirante separatista Trench información acerca de las tácticas de la República durante la invasión separatista de Anaxes.

Usando el algoritmo estratégico obtenido de la mente de Echo, el Almirante Trench obtuvo varias victorias en Anaxes y parecía a punto de conquistar el planeta. En respuesta, Rex y un grupo de soldados clon conocido como la Fuerza Clon 99 se infiltraron en un centro separatista. Durante la misión, descubrieron una señal procedente de Skako Menor, un mundo que se había declarado a sí mismo neutral en las Guerras Clon. También reconocieron la voz de Echo y dedujeron que estaba vivo.

Después del ataque de los clones en el centro, el Almirante Trench contactó con Tambor para advertirle de que la República había rastreado la señal del algoritmo hasta Skako Menor, aconsejando al capataz de la Tecno Unión estar atento. El skakoano decidió detener a los clones rescatadores.

Como se esperaba, Rex, la Fuerza Clon 99 y el Caballero Jedi Anakin Skywalker se infiltraron en Skako Menor. Tras aterrizar en el planeta y establecer contacto con los nativos poletecs, el grupo de la República siguió la señal de Echo hasta Purkoll. Dentro de las instalaciones de Tambor, lucharon contra un grupo de droides aéreos ala-D de Tambor, y una vez superados encontraron a Echo en la sala de sistemas central. Antes de poder acceder a la sala, los clones fueron contactados vía holograma por un burlón Wat Tambor, quien les informó de que habían caído en su trampa. Les dijo que había usado el algoritmo de Rex para predecir todos sus movimientos desde su llegada a Skako Menor. Cuando Tambor acusó a los clones de violar la neutralidad de Skako Menor, Rex respondió que la Tecno Unión ya había violado la neutralidad del planeta al poseer un prisionero de la República. Antes de marcharse, Tambor elogió a los clones por cumplir su cometido y ordenó a varios droides aéreos ala-D ejecutar a los intrusos.

Skakoantechnician

Wat Tambor se percata de la existencia de intrusos en Skako Menor.

Los clones consiguieron liberar a Echo de la cámara de éstasis pero se encontraron atrapados en una torre. Para entonces, Wat Tambor y varios ayudantes habían llegado a la planta baja de las instalaciones. Tambor ordenó a sus droides preparar un diezmador orgánico, un dispositivo esférico capaz de desintegrar formas de vida orgánicas. Cuando Skywalker contactó con Tambor para negociar por Echo, el capataz de la Tecno Unión rechazó su oferta y ejecutó a un prisionero poletec vía holograma. Entonces, Tambor lanzó un último ultimátum al Jedi: rendirse o ser destruido. Skywalker y los clones rechazaron el ultimátum de Tambor y consiguieron escapar de la sala de sistemas central por un túnel de escape antes de que el diezmador orgánico pudiera acceder al lugar. Como acción final, los intrusos colocaron detonadores que destruyeron las máquinas de investigación de Tambor. El capataz se enfureció por la liberación de Echo y la destrucción de sus máquinas y años de investigación.

A pesar de los mejores esfuerzos de Tambor por capturar a los intrusos, Skywalker y los clones consiguieron domar a varios keeradaks y escapar volando a la aldea de los poletecs. En respuesta, Tambor envió a una fuerza de droides aéreos ala-D y Tri-droides Octuptarra para destruirlos. No obstante, los clones y sus aliados poletecs consiguieron atrapar y derrotar a los droides en un valle. Los droides aéreos supervivientes se retiraron e informaron a Tambor de la derrota. El capataz consideró la pérdida de Echo como un golpe devastador para los beneficios de la Tecno Unión y prometió encontrar el modo de recuperar las pérdidas de la compañía. Mientras tanto, Skywalker y los clones consiguieron regresar con Echo a Anaxes donde la República diseñó un plan para derrotar la invasión de Trench.

A pesar de la seria brecha en la seguridad de Skako Menor, Tambor decidió no informar al Almirante Trench sobre la pérdida de Echo. Razonó que admitir su fracaso dañaría los potenciales beneficios de la Tecno Unión. Esa decisión tuvo un efecto catastrófico para los esfuerzos separatistas en Anaxes. Con la ayuda de Skywalker, Rex y la Fuerza Clon 99; Echo consiguió simular una señal procedente de Skako Menor y proporcionar a Trench falsas estrategias. El Almirante separatista envió a la mayoría de sus fuerzas a asegurar la planta de ensamblaje principal de la República en Anaxes. Eso permitió a Echo desactivar a todas sus fuerzas. La República y los Jedi consiguieron desactivar todas las bombas de Trench, matar al Almirante y destruir su flota. Como resultado, la República alcanzó la victoria en Anaxes, que continuó produciendo naves de guerra para el esfuerzo bélico de la República.

Últimos días de la Confederación

Vader and Tambor DB

Tambor, segundos antes de ser asesinado por Darth Vader.

Tras la Batalla de Coruscant que vio la muerte del Conde Dooku en el 19 ABY, Wat Tambor y el Consejo Separatista se reunieron con el líder militar separatista general Grievous en el planeta Utapau. Tambor y el Consejo Separatista se dirigieron más tarde al mundo volcánico de Mustafar, cuyos nativos tenían un trato de negocios con la Tecno Unión y extraían minerales únicos y valiosos de los ríos de lava del planeta para ella. Poco después, Darth Sidious informó al Consejo Separatista de que su nuevo aprendiz Darth Vader vendría para aceptar su rendición. Sin embargo, Vader ejecutó al Consejo Separatista. Tambor se escondió en la sala de conferencias, pero fue empalado por Darth Vader. Después de su muerte, el recién-formado Imperio Galáctico asumió el control de los bienes de la antigua Tecno Unión.

Era del Imperio

En el 0 DBY, durante la Guerra Civil Galáctica, la doctora Aphra y el Orgullo de Son-tuul asaltaron el taller de Wat Tambor para averiguar si había adquirido la matriz de personalidad de Triple-Cero casi un siglo antes. Tambor se interesó en estudiarla, descubrió que era demasiado peligrosa para ser activada, y la envió a Quarantine World III para mantenerla en cuarentena. Tambor mantuvo las memorias de 0-0-0 almacenadas en las bases de datos de la Tecno Unión como parte del departamento de investigación y desarrollo separatistas. Tras las Guerras Clon, las bases de datos fueron transferidas al Imperio Galáctico y trasladadas a Hivebase-1.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.